Cristina y el futuro

cfk

Después del acto de hoy en el estadio de Arsenal, siento, como pocas otras veces, que me debo registrar mi impresión inmediata. Que es distinta y tal vez más profunda que el análisis reflexivo. Porque me pregunto si lo que estuve analizando es lo que realmente importa.

Hasta ahora enfoqué toda la larga puja de estos meses en el marco de las elecciones legislativas de octubre. Las 24 elecciones, en este país federal en lo político. No porque fueran muy importantes en sí mismas, sino porque es la ocasión -la única ocasión este año- de influir en algo desde la política en las relaciones de poder en nuestro país. Por supuesto, siguen siendo importantes. Y el acto fue un hito ciave en la campaña electoral de la provincia de Buenos Aires.

Pero lo que Cristina Fernández (así la nombraron en varias oportunidades en el escenario) hizo hoy fue (re)lanzar un liderazgo. Nacional, por supuesto, no sólo bonaerense. Y esto trasciende el marco electoral, por más que la dura lógica del peronismo exige ganar para revalidar títulos.

Me dirán que no es nada nuevo. Y no, no lo es. El compromiso emocional de millones de argentinos con ella es un dato, y en estos días lo reconocen, con rabia, aún los periodistas militantes del oficialismo. Tal vez me impactó en especial porque ayer mismo, en un posteo, recordaba que los que habían votado a CFK siempre lo habían hecho con una boleta oficialista (de su provincia, del país).

Y en conversaciones privadas con mis amigos de la fauna política les recordaba que ella había hecho política desde hace muchos años, en su provincia, y luego en Argentina, siempre como la mujer del Jefe o la Jefa. Creo que percibió esto, y en este acto, introdujo en su estilo de comunicación, modificaciones deliberadas. Lo hizo más horizontal. Pero eso lo comentarán los analistas, y yo mismo, en otros posteos.

Lo fundamental no son los estilos, sin embargo. Sino que el pueblo peronista de vez en cuando se enamora de sus líderes. Es la herencia, y tal vez la nostalgia, de esa relación que los de ese tiempo tenían con Perón y Evita (Y hace 100 años pasaba eso con Yrigoyen…) No ocurre con todos, por cierto. Y a veces la historia termina mal (como sucedió con Carlos Menem). Pero es un Hecho de la política, que la trasciende.

Lo que siento entonces es que en Sarandí se refirmó una relación de amor entre Cristina y sus seguidores. Que son la decisiva mayoría del peronismo bonaerense. Como se relacionará esto con el resto del peronismo -donde no hay otro liderazgo comparable-, con el resto de los argentinos, lo sabremos muy pronto. El que viva algunos meses, lo verá.

 

Anuncios

34 Responses to Cristina y el futuro

  1. mem dice:

    Es cierto, lo hizo más horizontal. Me parece que fue estilisticamente acertado por muchas cosas: se escenifico una Cristina cercana a las personas que padecen las consecuencias del ajuste, polarizando con Macri (“para destruir están ellos” creo que fueron sus palabras) pero estrategicamente menos pasional al confrontar, al contrario se la vio casi quebrarse por lo que estamos viviendo los argentinos y contener el llanto con un “hoy no tengo que llorar”. Sí, Cristina también llora, algo que habrá sorprendido a los que creen conocerla por las imitaciones de Tinelli o el retrato que se hace desde los medios. Se podría decir que fue un acto corto (1 hs.) quizás porque estaba afonica (no agónica), en el que el protagonismo lo compartio con las personas víctimas de las políticas de Macri que la acompañaron en el escenario. Una novedad para la duración que tenían los discursos de Cristina (lo que irritaba?). Como sea, Cristina no fue la Jefa (como menciona Abel), egocéntrica, belicosa sino una Cristina cercana, sensible, compartiendo el escenario con la gente sencilla. Una pista de como será su campaña? Saludos.

    • mem dice:

      Creo que, aún ganando, quizás sea muy difícil que Cristina regrese a la presidencia después de la desgraciada experiencia macrista pero sí le alcanzara esta victoria para que no se clausure esta narración que es el kirchnerismo y para que cualquiera que quiera ser Presidente en el 2019 esta narración la tenga que tener en cuenta. Está en juego eso: cómo recordaremos a los gobiernos de Nestor y Cristina y cómo al gobierno de Macri? Cuando toda esta confusión “mierdatica” (como escribe Norberto) haya pasado… Una victoria de Cristina en la provincia de Bs. As. rebatiria un año y medio de laburo de los medios en cuanto a construcción de la consideración del kirchnerismo en la memoria de los argentinos… Aunque no le dejaría a Cristina la cancha allanada para una victoria en el 2019, evitaría que saquen de la cancha a su relato del mundo. Saludos.

      • Oscar Cuervo dice:

        Cristina no esta pensando en una candidatura para 2019 y creo que por varios motivos tiene razón. En primer lugar, porque urge derrotar ahora al macrismo en todos los terrenos en que sea posible. Y con nadie es más posible que con Cristina senadora 2017. También por dinámica política. No se puede planificar 2019 ahora, queda demasiado lejos en los tiempos de la política argentina. Y por ultimo, tengo serias dudas de que Cristina aspire a volver a la presidencia por otros 4 años cuando ella tenga 67, para terminar a los 71. De hecho, cuando ayer se cantaba “Cristina Senadora” ella sonreía, pero cuando se empezó a cantar “Cristina Presidenta” ahí cambió el gesto y les paró el carro.

  2. Luis dice:

    Coincido totalmente. Lo que mas se notó es un cambio importante de una nueva forma de hacer politica. Sin tanto “aparato” y mas directa a la gente. Bien horizontal, donde los problemas de cada uno importa, y mucho.
    Cuando la gente cantó “Cristina Senadora” se mostró alegre. Es lógico que si quiere la unidad por encima de las candidaturas, ella tiene que dar el ejemplo.

  3. Nando Bonatto dice:

    Todos los que observamos a Cristina con esa mezcla de pasión y objetividad vimos lo mismo.
    Una Cristina identica asi misma y sin embargo distinta,.nueva.
    Es al cuete amigo…me sigue enamorando aun con sus errores

  4. Capitán Yáñez dice:

    Bueno, ya que estamos… iba a “comentar” en el post anterior… pero deamoslé (?) en este.
    Hay un “pueblo cristinista”, esto está fuera de duda. Y la Jefa de ese “pueblo”… no está “mirando a 2015”. Esto también está fuera de duda y se reafirmó (por si hiciera -o hiciese- falta) en Arsenal.
    La contracara fue el “acto” de Don Gato rodeado de un doble vallado en Rosario, también el penoso desfile de un millar de vejestorios en Comodoro Py en supuesta “marcha contra la corrupción” (traducido: que la metan en cana a Cristina) mientras una de las convocantes “descansa” en Brasil (lo de Don Gato es contagioso, parece… y ya que estamos: a esa exégeta -de apellido Carrió- de la República… ¿nunca se le dará por “descansar” en la República en lugar de hacerlo en Punta, Cancún o Brasil?). Y también ¿porqué no? el lamento de los ortodoxos porque Moody´s no nos “elevó” a “emergentes”, con lo que, parece, “la bolsa” padecerá pérdidas mañana… A no desesperar: los ciclistas, que la están pasando de maravillas, ya encontrarán la manera de compensar las tales “pérdidas”.
    En fin… nuestro problema (el de los cristinistas… entre los que me incluyo) es que, como escribí hace unos dias, hay broncas y facturas (de las que hay que pagar, no de las que se comen) en el aire entre los que están entre Cristina y el pueblo (verbigracia: dirigentes y militantes) que no es cristinista (el cristinista la va a votar a ella, claro). La Jefa hoy fue clara: subió a su pueblo al escenario y mandó a la tribuna (o a la platea, bah) a los dirigentes y militantes, mientras micrófono por medio mandaba a la m… -sin decirlo, por supuesto- a Urtubey de Macedo (que insiste en disfrazarse de gaucho fashion de Güemes), Schiaretti de De la Sota (que ya no sabe de qué disfrazarse) y personajes semejantes. No está mal: Cristina no “mira” a 2015 sino a 2019, pero las que vienen son legislativas, y por lo tanto, de fuerte tono local. Después… “veremos”… como dijo un ciego.

  5. cmfmaris dice:

    Sin novela no hay historia, sin amor no hay política.

    • Ariel dice:

      Me gusta.

      ¿Es de Hegel eso de la historia y la política? Creo recordar algo semejante en cuanto al relato y la teoría.

      • Ariel dice:

        Perdón, eso de la novela y la historia.

      • Carlos Maris dice:

        En la novela que escribió Hegel (Fenomenología del Espíritu) no caben, me parece, ninguna de mis dos “afirmaciones”. Ni novela ni amor, con la razón desplegada alcanza. Lo que yo escribí se puede encontrar en infinitos lugares, si hubiera una buena mentira no haría falta la verdad, y si hubiera una buena verdad no haría falta la mentira.

  6. Politico Aficionado dice:

    Fue un mensaje para la concurrencia, desde ya. Pero fue tambien un mensaje para quienes no la votaron y empiezan a percibir que les están haciendo el pompis, y que nunca fueron considerados como beneficiarios de la Revolución de la Alegría. Y fue sobre todo un mensaje para la militancia

  7. claudia dice:

    Estrategia preponderantemente sensorial (vista /tacto) y lenguaje llano no ideologizado (el oficialismo y mulettos esperaban a Chávez en calzas, de ahí la falta de anclaje posterior para criticar un mensaje sensorial y potente que no tiene por dónde ser agarrado .
    Este nuevo lenguaje llano hace preguntas casi tautológicas que el sentido común (si no puedes contra él, únetele), contesta. ¿llegan los argentinos a 2019?¿tu factura de luz tiene estampado un escudito partidario?.
    Estrategia sensorial porque el votante a reconquistar es eminentemente visual y auditivo ( así lo constituyó la industria cultural paulatinamente desde los 90 del pum para arriba hasta el día de hoy). Sensorialidad recién ahora comprendida pese a que fue largamente evidenciada a través de los años por la tele y esa internet pedorra de celular empobrecido, nunca laptop de cenáculo de esclarecidos.
    Vista y tacto aunados para un único mensaje: importa presente y futuro, ambos en peligro. La conclusión de la postal sensorial, visual, táctil y agradablemente auditiva es… “Cristina… es la única que puede abrazarte, chango, entendélo de una vez”.
    Cuadros a buen resguardo y guionados (todos con la misma letra y sin buscar protagonismo) repitiendo “la Unidad Ciudadana es un nuevo espacio”.
    No es otra Cristina, es la misma, pero liberada para ejercer su intuición femenina, que la tiene, abriendo una visión igual de profunda pero de mucha mayor proximidad. Esas trazas afectivas ya las tenía, solo que antes se obligaba a recitar datos y hacer conexiones grossas donde estelarizaba su concepción geopolítica. Las imágenes de palcos pasados estaban llenas de científicos y graduados. La gente que subió… es distinta. No pone satélites complejos, viven en un satélite cercano a Urano… los conurbanos.
    La contracara, Macri blindado en Rosario haciendo anacronismo disritmico (Belgrano entrepreneur), Vidal saludando al vacío siempre desde el “oficio mudo” (ellos descubrieron la imagen antes que nosotros, hay que reconocerlo) entre blindajes idénticos a los de su jefe y Rodríguez Larreta saturando con spots que promueven agradeselfies para esas señoras que, solidariamente, hacen cagar a su perrito en la debida bolsa.
    L-A-P-I-D-A-R-I-O.
    Y los que cacareaban por la ancha senda del medio, en silencio de radio hoy. La realidad que viene ya está haciendo relamer a los historiadores. Saludos.

    • claudia dice:

      fe de erratas: votante eminentemente visual, no tan auditivo.
      Como se dijo en el programa de Navarro, el mensaje hacía foco en el espectador que miraba el acto por la tele, previéndose una “cadena nacional” por parte del oficialismo ( cuyos operadores mediáticos mantuvieron la continuidad de la transmisión sin editar, esta vez, obsesionados en encontrar esa patinada discursiva o actitudinal – que nunca llegó – sobre la cual contraargumentar a posteriori). No sé quién diseñó esta estrategia, pero el equipo es bueno. Aleluya.

  8. GABRIEL dice:

    Lo que me dejó:
    *El vínculo emocional que tiene con la gente es único y a años luz de los demás. No se ha modificado en nada, pese al ataque 7/24 que sufre desde el 99% de los medios.
    *Vi a mucha gente llorar en varios pasajes del discurso.
    *El capital político lo tiene ella, no necesita aparato ni sello de goma.
    *Les habló a todos, pero especialmente a la clase media que no la votó, y sufre los rigores del ajuste, creo que frente a esta gente reafirma la característica policlasista del proyecto. Les dijo “no piensen en el peronismo, no piensen si me tienen bronca, piensen en tomar conciencia de la necesidad imperiosa de un frente para parar este modelo de saqueo”
    *Decididamente un cambio de forma y de fondo. A veces me asusta lo sensibilizada que está (al borde del llanto, en varios pasajes de hoy).
    *Fue mucho menos autorreferencial que otras veces, probablemente en línea con una de las cosas que más irrita a la clase media que no la votó.
    Aunque el mensaje fue mucho menos beligerante que otras veces (¿que te caguen de hambre es que te “desorganicen”la vida?) tuvo algunos chispazos a lo Cristina.
    *El contraste con la pobreza verbal, conceptual e ideológica de nuestro presidente es tan abismal, que me da vergüenza ajena. El acto de hoy en Rosario fue lastimoso. Este señor no está capacitado para trabajar de cadete ni siquiera en sus propias empresas
    *Está cada vez más linda.

  9. Norberto dice:

    Hoy escuchaba una reflexión de Navarro, el periodista, y debo decir que estoy de acuerdo, en los noventas el riojano aparte del dinero, cosa de la que después de ver cómo opera el multimierdos no estoy tan seguro, nos había robado algunas instituciones, o mejor dicho había explicitado a quien defendían como en el caso del Poder Judicial, pero lo fundamental que había robado o destruído era la esperanza.
    Ayer el gran mensaje de Cristina no fue poner frente a los ojos de todos los que están siendo desplazados, y en gran contraste sin decirlo con lo que Néstor y ella fueron capaces de hacer, porque todos, aún los antiK, saben que eso sucedió y se prolongó durante más de doce años, el gran mensaje fue el renacer de la esperanza.
    Esa emoción que el neoliberalismo nos había robado antes como hoy trata de hacerlo nuevamente, porque necesita de la resignación para destruir nuestros derechos, y que ayer para muchos que no nos votan, volvió a nacer de la mano de quién no dice “si se puede” como un pastor pentecostal, ella pudo y lo hizo.
    Nunca menos y abrazos

  10. Beatríz Elía dice:

    Si el mundo estuviera en orden, ella estaría dando clases de política. En cambio, está dando explicaciones ante jueces penosos. Ojalá la ciudadanía sepa reconocer, de entre lo que escucha, los cantos de sirena que ocultan los verdaderos motivos del poder actual

  11. Esther dice:

    Leo, pero casi no comento… Igual los sigo, Abel y compañeros (¡gracias a todos!)

    Una breve apostilla. Seguiré votando a Cristina y eso porque tuvimos doce años de un proyecto ideológico y político con el que coincido en gran medida. Y el macrismo me aterroriza cada día que pasa un poco más. Intento pensar en términos políticos, leer acá y allá a gente que tiene cerebro dentro del cráneo, tratar de llenar los huecos enormes que tengo en historia, en politica, en economía.

    Pero ayer, mirando el acto por televisión, Cristina me pegó en las vísceras. Fue un golpe que no esperaba y que me cerró la garganta. Cuando dijo eso de que este gobierno nos había desorganizado la vida, la familia, todo. Porque eso es exactamente lo que me sucede día a día. El primer pensamiento cuando me levanto y el último cuando me duermo es: ¿y cómo diablos pagaré las facturas?; ¿por dónde seguir achicando?; ¿y qué sucederá si una enfermedad, si cualquier gasto extra?; ¿y cómo enfrentaré los próximos dislates del macrismo, que no sé cuáles serán pero que vendrán, puntualmente y sin posibilidad de escaparles?

    En ese momento Cristina me habló a mí, persona que vive un martes detrás de un lunes, un miércoles detrás de un martes y así siguiendo.

    No sé cuántos otros habrán vivido lo mismo. Quizás yo sea una excepción. No sé. Pero aunque sigo siendo una obsesionada por los datos duros, la información, la interpretación política y la fundamentación ideológica —por esas cosas por las que tanto se la criticó en sus largos discursos y que yo escuchaba como en misa—, no dejo de pensar, también, que ayer una mujer flaquita, vestida como cualquier otra mujer, sola en una tarima, me habló a mí.

    Abrazo!
    Esther
    PD: vestida como cualquier otra mujer, pero la pucha, ¡qué elegancia en esa simpleza! Y que los dioses le conserven a su peluquero/estilista/lo que sea ☺☺☺.

    • claudia dice:

      Esa fue la pegada del acto, Esther. TOCARTE.
      TOCAR A DISTANCIA. Y fue un cross a la mandíbula, si me lo permiten.
      La prensa de esta mañana reveló miedo en el mega adversario y perplejidad en los medios ideológicamente afines, quizás demasiado formateados desde la endogamia.
      En la coyuntura incendiaria actual…¿es relevante si se cerró el acto con el himno y no con la marcha ?¿o si las banderas sectoriales mutaron por la nacional, para este evento primero?¿estos símbolos identificatorios, hacen mella diaria, verdaderamente, en la batalla contra el Goliat Oficial y Recargado que estamos padeciendo? Por otra parte…¿alguien nos impide vestirlos diariamente siendo que ya están debidamente inscriptos en nuestra piel y oído? ¿O es que se volvieron un fetiche indispensable y deben superponerse a lo que se está defendiendo urgente, que es la ideología igualitaria insignia del Peronismo al que adscribimos?
      Yo me quedo con la mueca histérica del adversario, que así como nos ganó en inteligente lid antes, ahora se inquietó. No tanto por lo que podamos arrebatarle numéricamente en legislativas sino porque un símbolo unívoco, visualmente demoledor, partió con contundencia hacia todos los puntos cardinales. Y no se lo esperaban.
      El acto no impactó por el número de concurrentes sino por la postal altamente sensorial que reafirmaba “te entiendo e interpreto y puedo tocarte… estoy dispuesta a tocarte”. Quien subió al palco representó a miles. Y, miles, fueron tocados a través de la pantalla del televisor.
      Si Zuleta se asfixia, si Asís minimiza pero se ahoga en bilis, si Mónica Gutiérrez grita desencajada, si la banda de orates de Fantino salen a buscarle las hilachas a los subidos al palco, si Laje evade editorializar y se esconde tras el casamiento de Messi y Burzacco vuelve a reflotar el eje “Morsa”… es que el mensaje en la botella llegó. Ellos saben que llegó.
      ¿Por otra parte, cuál es el problema de hablar sencillo y que se entienda? Si es lo que se precisa. Sería bueno comprender que no hemos salido a batallar por un aparato sino contra la amenaza del final de toda organización, de toda esperanza, de todo individuo y de su colectivo. Si se entiende esto, se apagarán las críticas por los símbolos faltantes, el discurso llano y todas esas elucubraciones pequeñas sobre si los intentendes, si la Cámpora, si los Gobernadores…
      Para el cristinista exquisito faltó la mística habitual y la bajada de línea discursiva inflamada (y redundante, también). Pero para los que padecen en las órbitas extrasolares del conurbano y de todos los conurbanos abandonados del país, alguien les envió algo inesperado y, me atrevo a creer, que entibió de esperanza, más no fuera por una hora, este invierno bestial.
      Como en el film AVATAR, alguien salió a decir… TE VEO. Abrazo.

    • Miguel dice:

      Que bueno Esther!! Que suerte qué volviste a comentar. Seguí haciéndolo.

  12. Carlos Maris dice:

    Ya que aquí muchos nos desplazamos cómodamente y felices en la burbuja cristinista, me atrevo a confesar que no vi ni escuché el discurso. Si lo hago me pongo violento, me vuelvo infinitamente impaciente con cualquier anticristinista, antikirchnerista. Así que para ser un predicador moderado y con mejor recepción, me mantengo informado pero desde lejos y de a poco.

  13. DanideSarandi dice:

    Hillary hizo la campaña solo criticando a Trump. Es el dia de hoy que el americano medio no sabe cuales eran sus propuestas, mas alla de generalidades con las que todo el mundo puede estar de acuerdo. El resultado es conocido.

  14. manolo dice:

    Abrazo

  15. sólo leí el p12 y vi la foto de la multitud y una mujer de espaldas…

    gracias entonces, porque me lo hicieron vivir.

    dos acotaciones, no tan al margen.

    lo de sentirse tocado me hizo acordar del pueblo brasileño (o povao) describiendo a los médicos cubanos: por primera vez los miraban, y tocaban…

    y la etimología de la palabra entusiasmo: tener consigo a los dioses, su fuego. cristina lo tiene.

    y lo transmite.

  16. Luk dice:

    Supongo que después de la derrota de Anibal contra Vidal, hay sospecha de juego extraño del PJ bonaerense en contra.
    Entonces devolución de favor, ahora Cristina va por afuera.
    Me parece una jugada peligrosa de cara al 2019
    Porque en las provincias en donde el kircherismo va solo, por fuera del PJ (tipo Córdoba – Salta) saca entre 5% y 15% de votos
    En Bs.As. con la pieza mayor en juego, va a sacar mucho más. Pero hay que ver como se le asignan bancas en las listas al PJ territorial. No solo a la Campora, Kolina, y el resto del aparato más afín.
    Una cosa es que el kircherismo sea la línea dominante dentro del PJ y otra es que sea un Neofrepaso contra el PJ

  17. Juan el Bautismo dice:

    jejeje muy bien Abel, hay que sacar la perra de adentro.

    En fin, ojala la gente se de cuenta que hay que pisar fuerte, cada uno en su lugarcito por mas chico o aislado que crea ser/estar. Sino todo queda en espalda de Cristina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: