Ducler y la campaña

periodismo de guerra

periodismo de guerra1

periodismo de guerra2

Las dos primeras fotos de arriba son de las tapas de Clarín y La Nación de ayer, sábado 3 de junio. Son dos importantes diarios de Buenos Aires, con una gran red de repetidores -sobre todo el primero- en todo el país. Sus tapas de hoy domingo están dedicadas al mismo tema, claro, como pueden ver todavía en los kioskos. Y la 3° la tomé recién del portal online de Clarín, mostrando que tiene toda la intención de seguir con el asunto. Periodismo de guerra, como confesó Julio Blanck y lo clasifica .

Pero el tema tiene su interés. Aldo Ducler era un experto en finanzas. Fue Secretario de Hacienda, hace ya cerca de 40 años, del último gobierno militar. Luego fundó una financiera y casa de cambio, Mercado Abierto. Y desde entonces estuvo vinculado, como técnico, a la política y al movimiento de capitales, dos áreas que en Argentina -como en casi todos los países del mundo- están cerca una de otra. Se hizo visible -probablemente a su pesar- como uno de los asesores económicos de la campaña presidencial de Ramón “Palito” Ortega, allá por 1999. Pero el Palo lo desplazó apenas se supo que su financiera había servido, se decía, para el lavado de 12 millones de dólares del Cartel de Juárez. Algo debía haber, porque Ducler tuvo que llegar a un arreglo con los tribunales de EE.UU. Un periodista imaginativo lo llamó “el primer arrepentido argentino” (ver la historia aquí, si les interesa).

Murió hace dos días. Sufrió una descompensación cuando caminaba por el microcentro porteño. Fue llevado al Hospital Argerich, y allí tuvo un paro cardíaco. Un destino común, que nos recuerda que la muerte no está interesada en finanzas. Pero un periodista amarillo, en la escuela del Crítica de Botana, podía inventar un folletín con la venganza póstuma del supuesto cliente de la financiera, el “Señor de los Cielos”.

No. Vivimos tiempos más pedestres. Entre sus clientes del mundo de la política, estuvo -se decía- el entonces gobernador de Santa Cruz Néstor Kirchner, que decidió enviar al exterior (era “nac&pop” pero no boludo, dirían en mi barrio) los aproximadamente 500 millones de dólares que había recibido su provincia por la privatización de Y.P.F. Alguna usina paraoficial -ambos diarios tienen motivos propios y larga experiencia en atacar al kirchnerismo, pero la coincidencia en los títulos del primer día es too much– decidió usar el tema para reforzar una imagen de corrupción y manejos siniestros en torno a la gestión K.

Como operación, no la armaron bien. Veamos cómo la relata Clarín -el más empeñado en que sea creíble: Un vocero del Gobierno confirmó a Clarín que “en la mesa de entradas de la UIF el dia 30 de mayo a las 11:45 horas, se recibió una nota anónima firma AD. En dicho momento las autoridades de la UIF se encontraban fuera del organismo” “La nota ofrecía aportar cierta información sobre la corrupción kirchnerista a cambio de ingresar en el sistema previsto por la ley 27.319 bajo la figura del informante colaborador. La UIF carece de competencia y no se encuentra habilitada ni para procesar denuncias anónimas, ni para negociar acuerdos con informantes, ni para ofrecer personal de custodia o protección para los denunciantes”. (Se me ocurrió que AD podían ser las iniciales de otra cosa. Anno Domini, por ejemplo. Pero me dicen que también estaba adjunta una tarjeta personal de Ducler. Ah).

La denuncia original que presentó Alberto Nisman era ridícula (por el encubrimiento de los autores inalcanzables de un crimen no probado, con el delictivo propósito de aumentar la exportación de granos). Pero el hecho que lo encontraran muerto con un tiro en la cabeza tiende a darle cierta seriedad al asunto. Un paro cardíaco…

Algunos amigos suponen que el intento de utilizar los sobornos de Odebrecht, como todo hacía suponer, sufrió un inconveniente inesperado. El hecho que el que soborna es tan delincuente ante la ley como el que es sobornado, tal vez?. Y hubo que improvisar algo. Puede ser.

Ahora, todo lo que relaté hasta aquí es de interés de los profesionales de los medios y a los que les preocupa la verdad de algo que no los afecta en lo personal. El punto clave es ¿como parte de la campaña política, funciona?

Hasta donde puedo apreciar ahora -en una semana a diez días espero estar en condiciones de ser más preciso- la respuesta es: Muy poco. Sobre Cristina Kirchner y su círculo más cercano -los que se han mantenido cerca; los que después de estar ahí se alejaron, como Diego Bossio, tuvieron un baño de pureza- han llovido ataques durísimos, en el sentido de eficacia publicitaria, durante un año y medio. Pensemos en el impacto visual de los bolsos de José López, o los videos de “La Rosadita”. Como pruebas judiciales no sirven -por eso los juicios no avanzan. Pero que permanecen en la memoria popular, me consta. Como a cualquiera que lo mida.

Entonces, los que mantienen su intención de voto a CFK o a los candidatos del peronismo en general, son los que tienen motivos más poderosos para decidirse. No los van a cambiar por titulares periodísticos, porque no lo han hecho por más de 500 días.

¿Y los indecisos? El amigo Artemio López dice que los indecisos no existen. No estoy de acuerdo. Existen, y son decisivos, si definimos como indecisos a todos aquellos cuyo voto puede ser influido, y lo será, por la personalidad del candidato/a y por la campaña que haga.

En este numerosísimo sector, opera el efecto saturación. En otros tiempos, una tapa de Clarín, corría la leyenda, podía voltear un gobierno. Van varios miles de tapas de Clarín, y decenas de miles de columnas de La Nación, y ya son parte del ruido ambiente.

¿Entonces, no tienen ningún efecto? No es así. Los que trabajan en comunicación política, especialmente los que nos manejamos en las redes sociales, estamos conscientes -o deberíamos estarlo- de que hay un efecto muy grande de “refuerzo” de las ideas preconcebidas y de los prejuicios del receptor. El ciudadano, en su inmensa mayoría, recibe las noticias que están de acuerdo con lo que ya pensaba. Las otras, tiende a ignorarlas, o a percibirlas como ataques a su persona, sus ideas.

Este tipo de campaña tiene por objetivo “fidelizar” el voto (Según Lanata, ese fue el objetivo de los operadores judiciales del presidente al impulsar que la Corte aprobara el “2×1” en el caso de un represor. Sirve para recordarnos que veces el tiro sale por la culata). En todo caso, no soy entusiasta de esas campañas. Un voto puesto en la urna con decisión y bronca cuenta lo mismo que el de uno más o menos convencido.

Como resumen, tengo que decir que lo que he criticado de la propaganda política kirchnerista -el único sector de la oposición peronista que hasta ahora está haciendo una campaña nacional-, que se concentra en los convencidos y no es eficaz en la tarea de sumar a los que no lo son… es lo mismo que muestra aquí el oficialismo.

Tal vez no sean las agencias de publicidad que están trabajando para los partidos. Tal vez seamos los argentinos.

Anuncios

5 Responses to Ducler y la campaña

  1. jose dice:

    los bolsos eran de jose lopez, julio lopez es otro

  2. Rogelio dice:

    … he criticado de la propaganda política kirchnerista – el único sector de la oposición peronista que hasta ahora está haciendo una campaña nacional -, que se concentra en los convencidos y no es eficaz en la tarea de sumar a los que no lo son…

    Estimado Abel:

    Es muy obvio que el tratamiento reciente que los medios dan a lo de Ducler tanto como la enésima reiteración de lo de Nisman son, efectivamente, “periodismo de guerra”.

    Aunque también es evidente que si un sector “…ahora está haciendo una campaña nacional…”, es porque le interesa regar fuera del tiesto, ya que en 2017 TODO se juega en los niveles distritales: sean éstos provinciales, seccionales o municipales.

    NO se juega absolutamente NADA en el nivel nacional.

    Y mucho menos está en juego ahora un pretendido “liderazgo nacional”.

    Si todavía hiciera falta una demostración, irrefutable, alcanza con leer tus dos posteos posteriores (sobre los resultados de Chaco, Corrientes y La Rioja) donde el “sector de la oposición peronista” diferenciado brilla olímpicamente por su ausencia: hablas exclusivamente de “peronismo” a secas, sin aditamentos.

    Saludos

  3. Mariano T. dice:

    El tipo se murió cerca de su denuncia. Si siguiéramos las máximas de doña Porota “nada es casual” y “todo tiene que ver con todo”, por lo menos nos llamaría la atención. Para los que pensamos que el cosmos no es consistente, puede haber casualidades, y el azar existe, puede o no ser significativo
    El hecho es que hoy su hijo declara con Lijo. Hay acá dos hechgos interesantes en lo que estos personajes tuvieron que ver: Los dineros de Santa Cruz, y la operación Eskenazi-Repsol YPF.
    Veremos dijo Lemos

  4. vale dice:

    Si hubiese que sospechar de alguien, yo buscaría lo más obvio y lo más obvio son SIEMPRE INDEFECTIBLEMENTE, los que saben de antemano qué iba a denunciar el muerto, con qué palabras y suspiros iba a hacerlo, etc. etc. etc y lo publican a los diez minutos en todos sus medios de incomunicación masivos.
    Me llama la atención pero ya es como un deporte, obviamente mucho más atendiendo a un supuesto poder más parecido a la mafia que el poder, (porque el poder verdadero, no se basa en el miedo sino en las convicciones), ese es el poder real, lo otro es cobardía de quien no muestra la cara en medio de la mugre pero siempre se ve reflejada en las carambolas inducidas de la asociación ilícita con otros que por donde pisan generan el caos , la confusión , el conflicto y el desorden para salir gananciosos (y esto sucede desde la caída del imperio romano y aún antes).pero jamás muestran la cara, pero no pueden evitar que se vea reflejada junto a sus lacayos infiltrados a sueldo en el fango que dejan como estela siempre.
    Debemos estar más fuertes y unidos que nunca en nuestras convicciones, porque “las ratas no soportan las alturas”, solo actúan por interés como decía el general y finalmente quedan en evidencia y el interés es rastrero si no lo mueve un ideal.
    saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: