China y su burbuja de la deuda

curva

Este es un posteo largo y técnico. Pero aconsejo a los que manejan algunos conceptos básicos de economía, que aprovechen parte del tiempo libre del finde para leerlo. Porque, a pesar de la fascinación con nuestras internas, hay pocos temas más importantes que tratar de saber qué puede pasar con la Gran Potencia en ascenso que se ha convertido en un inversor clave en escala global. Y que tanto los gobiernos Kirchner como el de Macri han señalado como “socio estratégico” de la Argentina.

Durante más de 30 años “Chimérica” como lo bautizó alguien, fue el eje en torno al cual giró la economía mundial. Los EE.UU. aportaban el mercado, y China era el taller. Atención: esos todavía siguen siendo dos factores fundamentales. Pero es evidente que hay problemas. El ascenso de Trump ha dejado claro que una porción importante de la población estadounidense no está conforme con el esquema. Y China…

Desde hace más o menos 5 años los medios especializados más influyentes del Atlántico Norte advierten sobre una crisis de sobreproducción y de endeudamiento en la República Popular. Uno descuenta el previsible sesgo, y además pregunta ¿y por casa como están? Pero los problemas existen.

Y hace pocos días mi amigo Juan Chingo me acercó este artículo suyo en La Izquierda Diario. No comparto su ideología, como ya dije. Pero no cabe duda -hay muchos ejemplos de esto- que los hombres con formación troskista hacen lúcidas disecciones del capitalismo. Entonces, los invito a leerlo. Al final, agrego un breve comentario.

“Aunque sin generar una reacción en los mercados a corto plazo, el mes pasado la agencia de calificación crediticia estadounidense Moody’s rebajó un peldaño la calificación de la deuda a largo plazo de China. Lo hizo, según un comunicado, ante las expectativas de que la fortaleza financiera del país se deteriore en los próximos años debido a la peligrosa combinación de una deuda cada vez más abultada y una tasa de crecimiento a la baja. Esta primera degradación de la calificación china desde noviembre de 1989 se da cuando las autoridades chinas no cesan de poner en funcionamiento medidas que buscan preservar la “estabilidad financiera” de China y “reducir los riesgos”. Así, en las últimas semanas, se tomaron muchas medidas para reforzar la regulación financiera, en particular de la llamada banca en la sombra.(1) Pero estas reformas solo podrían a lo sumo “ralentizar, pero no impedir un aumento de la deuda”, advierte Moody’s. Políticamente, esta degradación cae en mal momento para el presidente Xi Jinping que se ve cuestionado por no abordar suficientemente los desequilibrios que enfrenta la economía. Y justo cuando se llevará a cabo en el otoño un Congreso del Partido Comunista crucial para él, que le permita iniciar un segundo mandato en una posición de fuerza.

Un crecimiento meteórico del sobreendeudamiento, expresión de una sobreacumulación que no frena

Durante la última década, el milagro chino fue dopado por el gasto público en grandes proyectos de infraestructura y el apoyo a sectores enteros de la industria. Pekín ha alentado a los bancos a prestar en gran medida dando como resultado que en China el crecimiento del crédito fue el más rápido en el mundo desde la crisis de 2008 – sin contar los préstamos no regulados de la banca en la sombra. Así, la deuda se ha disparado en los últimos años: 277% del PBI en 2016, según los cálculos de UBS, un aumento meteórico de 130 puntos desde la crisis de 2008.En especial, la deuda corporativa concentra las preocupaciones: ésta casi se ha duplicado desde 2008 y ahora está entre las más altas del mundo, muy por delante de los EEUU, la eurozona y Japón. Por encima de todo, el auge del crédito ha fomentado un exceso de inversión en las industrias pesadas y de bienes de capital, lo que lleva a un empeoramiento de la sobreacumulación de capital. Más grave aún, pues con la desaceleración de la demanda, estas empresas se encuentran bajo una montaña de deuda y la dificultad en la generación de beneficios. Dicho de otra manera, la cuestión no es simplemente una alta tasa de crecimiento de la deuda corporativa china desde la crisis de 2008, sino el hecho de que las ganancias corporativas han disminuido constantemente desde 2009, mientras el ratio de apalancamiento se ha incrementado. En este marco, la morosidad está subiendo de nuevo. El FMI considera que el 15% de los préstamos de las empresas podrían estar en riesgo. La realidad es que, si estas empresas no fueran sostenidas por el estado, muchas estatales caerían pues no son rentables.

Frente a esta realidad, Pekín ha prometido reducir drásticamente el exceso de capacidad de producción en el acero y el carbón, sectores de producción muy afectados por la masiva deuda. Pero la reforma de las empresas estatales no avanza cualitativamente: por el contrario, las regiones que han experimentado los niveles más altos de crecimiento del crédito son en gran medida las provincias del noreste y del centro-norte, donde la industria es el principal motor de la economía.

Por su parte, para reducir el nivel de morosidad, Pekín intenta medidas timoratas y parciales, tales como la creación de bancos malos y la conversión de la deuda corporativa de acciones en poder de los bancos, con la consecuencia de que el progreso es demasiado “lento”, como deploró el FMI a principios de enero. Sobre todo, porque no está excluido un riego sistémico para el sistema bancario, en gran medida a través de su exposición a la “banca en la sombra”. A la vez que el flujo abultado de liquidez que se derrama alimenta a industrias envejecidas y la especulación en bienes raíces o materias primas, es decir sectores económicos que no preparan el crecimiento del mañana, por el contrario, aumentan el desperdicio de capital disminuyendo la productividad a largo plazo y aumentando la morosidad.

Un agotamiento estructural del viejo patrón de acumulación sin reemplazo fácil a la vista

La deuda y el crecimiento más lento no son las causas del problema de China sino los síntomas de un problema más profundo: la realidad, es que a pesar de todos los recientes logros vistosos en la robótica y en la industria aeronáutica, desde hace tiempo los factores que dieron lugar al milagro chino se están agotando. El crecimiento chino desde que comenzaron las reformas pro-capitalistas fue más de tipo extensivo que intensivo. Los factores que impulsaron este crecimiento fueron los siguientes. Por un lado China disfrutó de las ganancias de productividad del trabajo que genera el mejor uso de la mano de obra en el campo, la transferencia del excedente de mano de obra de la agricultura a los sectores industrial impulsado por el avance de la productividad agrícola y la industrialización de los años 1980 y 1990. La mayor parte de estas transferencias ya se ha completado y los analistas en demografía anticipan una desaceleración en el crecimiento de la población desde 2015. En otras palabras, este factor jugara un rol decreciente en el crecimiento chino. Por otro lado, China se benefició de las ganancias debidas a la adopción y difusión de nuevas tecnologías a través de la importación de máquinas herramientas o la adquisición de nuevas habilidades de management o de ingeniería como producto de la difusión de las inversiones de las multinacionales en territorio chino. Pero el factor total de productividad, una especie de parámetro que mide el desarrollo tecnológico y el know-how, vienen decreciendo desde de la década de 1990 y comienzos de los 2000. Sin embargo, el factor decisivo en el milagro económico chino en comparación con la mano de obra y la tecnología, es el masivo incremento de las inversiones de capital. El crecimiento chino ha sido impulsado por un nivel extraordinariamente alto de inversión sin parangón en la historia moderna. Con un nivel de inversiones por más de 40 por ciento del PBI, China ha superado el nivel más alto de inversión experimentado en el siglo XX por economías como Japón, Corea del Sur e incluso, aunque tenía otro carácter social, la ex Unión Soviética y su desarrollo brutalmente extensivo. Este excepcional nivel de inversión es posible gracias a la excepcionalmente alta tasa de ahorro en China, tanto de los hogares y las empresas y por un acceso barato al capital debido al sistema financiero respaldado por el Estado. Este costo bajo o negativo del capital para los que acceden a los prestamos explica la aparente paradoja de un crecimiento chino capital-intensivo, más que mano-de-obra-intensivo. Hoy, la multiplicación de las inversiones es responsable de fenómenos de sobreproducción y la competencia en numerosos sectores, que lleva a las empresas a disminuir fuertemente los precios de sus mercancías. Las empresas chinas utilizan mucho capital en detrimento del trabajo, lo que ha llevado a algunas autoridades del Banco Mundial a quejarse de que el modo de acumulación chino es “demasiado capitalista”.

La alta inversión es también el resultado de las políticas industriales tanto de las autoridades locales y centrales que tienen como objetivo aumentar el tamaño de sus campeones locales o nacionales para beneficiarse de más economías de escala y mejor resistir la competencia. Estas a veces conflictivas políticas industriales aplicadas a diferentes niveles del gobierno han generado un exceso de capacidad en muchas de las industrias manufactureras. Las políticas industriales competidoras de las autoridades locales han impedido en muchos casos la racionalización de la capacidad de producción a nivel nacional. Campeones locales ineficientes que utilizan tecnologías obsoletas y contaminantes siguen funcionando gracias al apoyo financiero del gobierno y las barreras técnicas entre las distintas provincias al comercio que continúan fragmentando el mercado interior chino. Esto explica por qué las unidades de producción de las provincias menos avanzadas son los más contaminantes y consumidores de energía. La pérdida de mercados irreparables que se ha producido por la crisis mundial hace imperativo una purga del capital sobrante, lo que no quiere decir que se venga avanzando en este sentido como vimos más arriba. Ya en 2015 un artículo del semanario Caixin afirmaba que: “Los líderes chinos se han puesto el objetivo de reducir la sobrecapacidad durante los últimos dos años, y les han ordenado a los gobiernos locales que así lo hicieran, pero, ¿se siguieron las órdenes de manera estricta? En general, los gobiernos provinciales y de las ciudades, dicen que han completado la tarea adjudicada en nombre, pero no en hechos. Mucho de ellos están con evasivas, aguardando que sus competidores en otras regiones sean los primeros en cortar la producción. Esperan que, si son los últimos en actuar, serán los primeros en beneficiarse cuando la economía se recupere. Con menos competencia, los que queden estarán en condiciones de ganar una participación más grande del mercado. Por ello, en vez de liquidar las compañías ineficientes, los gobiernos locales las ayudan a que salgan del apuro. Mediante la aprobación de proyectos, niveles de préstamos, subsidios y el reintegro de impuestos, ya sea de manera abierta o escondida, los funcionarios locales han hecho todo lo que pudieron para apoyar las compañías “zombis”, en particular si son propiedad del estado… En primer lugar, el problema de la sobrecapacidad, un legado del viejo modelo de desarrollo de China, hoy es más peligroso que nunca. En el pasado, la sobrecapacidad tendía a ser un problema cíclico; desaparecía durante la recuperación económica cuando aumentaba la demanda. Pero una importante porción de la demanda global se redujo debido a la crisis financiera ocurrida hace siete años, para no volver a recuperarse. Muchos estudios llegan a la conclusión de que China llegó tarde a la industrialización. Aunque la urbanización sigue en curso, el país ya cuenta con una infraestructura básica, como las calles, carreteras y viviendas necesarias. Esto sugeriría que las industrias de la construcción y fabricación de edificios relacionadas del sector están cerca de alcanzar su pico histórico, si aún no lo han hecho” (2).

La contracara de la súper excesiva tasa de inversión en que se basa de más en más el modelo de crecimiento chino, que alcanzó el record mundial de un 48% del PBI en 2012, es un enorme desequilibrio, en especial una proporción excepcionalmente baja del nivel de consumo en relación a su PBI. Como dice Michael Pettis: “…una cuota del PBI baja y en declive no fue un accidente; era fundamental para el modelo de crecimiento. En otras palabras, China no creció de manera rápida, a pesar de un crecimiento del nivel de consumo rezagado, creció rápidamente a causa del crecimiento rezagado del nivel de consumo. Si ese era el caso, Pekín no hubiese sido capaz de elevar la cuota de consumo del PBI fácilmente, porque haberlo hecho hubiese requerido abandonar por completo el modelo de crecimiento impulsado con la inversión” (3).

Esto obliga como salida del estructural del exceso de producción que sea descargada en la exportación y en una alta dependencia de los mercados internacionales, en especial de los grandes países imperialistas. Pero frente al salto del sentimiento proteccionista este recurso está encontrando un límite y los mercados de los países semicoloniales no son aún, y es difícil que lo sean, una solución de reemplazo al menos en la misma proporción. Límites y contradicciones (4) que comparte el gran proyecto faraónico de la Nueva Ruta de la Seda presentado sin fundamentos sólidos por las autoridades de Pekín como un nuevo Plan Marshall (5). Frente a estas dificultades estructurales, la mentada reorientación de la economía china hacia el mercado interno declamada en cada Plan Quinquenal desde fines de la década de 1990 tarda en consumarse: la creciente clase media es muy limitada a escala nacional y en total desproporción con el exceso de producción y la población total del país. De ahí que se multiplican las fuerzas de producción ociosos expresión de un grave problema de sobreacumulación de capital. Frente a la caída de rentabilidad que se manifiesta, las empresas huyen hacia adelante, tomando el peligroso camino para el conjunto del sistema de aumentar la masa de ganancia, pero lograda cada vez con inversiones crecientes, agravando de esta forma la sobreacumulación y el sobreendeudamiento, cuenta que más temprano que tarde habrá que pagar, sin hablar del salto al vacío que significa la especulación financiera y en especial inmobiliaria.

Al final, la ley del valor va a terminar por imponerse

Algunos analistas como el semanario de la City de Londres The Economist niegan que haya una tendencia a la sobreacumulación de capital en China, alegando que el país está en sus primeros estadios de desarrollo y que su nivel alto de inversión en relación al PBI es un mal indicador de sobreinversión, ya que aún el stock de capital por persona es un 5% de los EEUU o Japón. Pero desde el punto de vista de la lógica de la ganancia que gobierna al régimen capitalista, la dura realidad es que la inversión en infraestructura y en capital físico debe estar en relación con el desarrollo capitalista del país y la posibilidad de rentabilizar el capital gastado o invertido. Como dice correctamente Pettis: “El problema con este razonamiento, por supuesto, es que se ignora la razón económica para mejorar el stock de capital y asume que el capital y la infraestructura tienen el mismo valor en cualquier parte del mundo. Pero no lo tienen. La productividad laboral y los salarios son mucho más bajos en China que en el mundo desarrollado. Esto significa que el valor económico de la infraestructura en China, basada centralmente en el valor de los salarios que ahorra, es una fracción del valor de una infraestructura idéntica en el mundo desarrollado. No tiene sentido desde el punto de vista económico, es decir, no tiene sentido para China contar con niveles de infraestructura y un stock de capital cercando al de los países mucho más ricos porque esto significaría desperdiciar recursos, sería como intercambiar mano de obra barata por aparatos mucho más caros pero que ahorran trabajo”(6).

Siguiendo este criterio cardinal de la producción y acumulación capitalista, no hay lugar a dudas, que lo que pasa en China tiene todas las características de una crisis de sobreacumulación, es decir: “…una acumulación de capital que se efectúa a un ritmo tal que no puede mantener, en el tiempo, la tasa de ganancia esperada por los detentores del capital. La sobreacumulación es una suerte de acumulación que no ha sabido detenerse a tiempo. Las inversiones realizadas al comienzo de la fase de auge con tasas de ganancias muy altas. Pero, luego, a causa mismo del auge, las cosas se degradan: por ejemplo, los nuevos kilómetros de líneas ferroviarias instaladas son menos rentables que los antiguos, el mercado potencial fue sobreestimado o se agota más rápido que lo previsto, otros países se ponen a producir a bajo precio (7) (y comienzan a captar el mercado), los costos de producción (entre los cuales el salario) aumentan fuertemente(8), etc. La acumulación debería frenar. Pero, animada por las tasas de ganancias elevadas, atraída por el afán de lucro, llevado por la euforia, se continúa invirtiendo, con la esperanza de lo que paso una vez funcionara en el futuro, que uno hará mejor que la competencia, etc. Una parte de las ganancias termina por ser acumulada en total perdida. La oferta se incrementa, mientras que los precios son demasiado bajos para asegurar la rentabilidad esperada de las capacidades ya en funcionamiento. Una coyuntura pasajera favorable, un endeudamiento renovado, las políticas de apoyo gubernamental, etc. pueden durante un tiempo, ocultar la situación y permitir postergar los desafíos. Pero, temprano o tarde, la realidad se impondrá y el ajuste será aún más brutal que la sobreacumulación fue impulsada muy lejos”(9).La definición y descripción hecha por el economista marxista Isaac Joshua para la crisis del sudeste asiático de 1997 pareciera hecha frase por frase para la China actual.

Un crecimiento de la deuda insostenible

Frente al alarmismo que los límites estructurales del patrón de crecimiento chino manifiestan, los analistas más optimistas recuerdan que el nivel global de la deuda en China sigue siendo muy inferior al de Japón, y apenas no muy lejos de los Estados Unidos. También señalan que China no es Grecia y no sufre de un exceso de deuda pública. O que, a diferencia de los tigres asiáticos que colapsaron en 1997-1998, China no está en manos de los acreedores internacionales: el 95% de su deuda es poseída en China, salido de los préstamos de los bancos estatales chinos a las empresas del estado o de las colectividades chinas.

Otros argumentos que regularmente se adelantan, es que China tiene un enorme ahorro en depósitos bancarios, mantiene el control sobre los flujos de capital, el banco central conserva abundantes reservas de divisas, mientras que el gobierno mantiene el control sobre una economía lo que le permite escalonar la reestructuración de su economía y limpiar los balances bancarios, para algunos toda una serie de factores únicos que la protegen contra una crisis de deuda sistémica. Pero si una crisis financiera no parece probable en el corto plazo, la deuda fuera de control es insostenible.

Acostumbrados en el llamado “Sur” a las crisis financieras como producto de la explosión de la deuda externa, los más optimistas van demasiados lejos afirmando que China estaría resguardada de toda tormenta financiera por su enorme posesión de divisas. Efectivamente, la acumulación de reservas de China, en relación al PBI, ha sido sólo superada por Estados Unidos durante la década de 1920. Pero el peso de los Estados Unidos en la economía mundial era entonces de tres a cuatro veces mayor que el de la China contemporánea. El otro gran episodio de la acumulación de reservas fue el de Japón en la década de 1980. Pero como señala Michael Pettis, los Estados Unidos experimentaron una crisis histórica a finales de 1920, y Japón una grave crisis bancaria de principios de 1990. Su conclusión: “Se focaliza demasiado en la deuda externa. Pero cuando hay un problema interno de la economía, las reservas de divisas no pueden hacer absolutamente nada contra la mecánica de la explosión de una burbuja”(10). Digamos a su vez, que de estos dos ejemplos históricos de dos países imperialistas donde también se manifestaban una crisis de sobreacumulación y una desconexión entre la producción y el consumo internos uno pudo dar solución a sus excesos productivos y de capitales mediante la conquista imperialista del mundo; el otro Japón no pudo resolverlo por la ausencia de peso geopolítico autónomo y su rol dependiente en este terreno de los EEUU, pero gracias a su carácter imperialista pudo acolchonar su caída suavemente evitando grandes conflictos sociales durante ya más de dos décadas. China no tiene las capacidades del primero, ni las posibilidades del segundo, mientras la desigualdad de la riqueza es aún extrema. Cientos de millones de personas en las regiones interiores de China no han disfrutado del mismo progreso económico que aquellos de las regiones costeras. Eventualmente, sectores sociales significativos van a tener que pagar.

Ilusión de potencia y consecuencias geopolíticas del hundimiento de la burbuja

Visto desde otro ángulo el hecho de que China tenga una dependencia mínima de la financiación externa y que aun disfrute de 3 billones de dólares de reservas internacionales (aunque sus tenencias disminuyeron en un billón desde junio de 2014) le da ventajas inmediatas, pero acumulando insuperables debilidades estratégicas. Es que este colchón le ha permitido a las autoridades de prolongar la burbuja y retrasar el tipo de medidas duras requeridas para controlar el crédito, la especulación y las euforias desmedidas que explotan en el tiempo de auge. Los inversores chinos están acumulando riquezas que jamás habían soñado, pero respaldados por una economía con graves deficiencias y un sector financiero de dudosa posición. El aterrizaje con la realidad sea cual sea la forma específica (privatización, estatización de la deuda privada, etc.) va ser doloroso.

Mientras tanto Pekín sigue demorando lo más que puede el tiempo de la verdad por la caldera social que podría abrir cuestionando el poder anacrónico del PCCh. Así, mientras muestra o declama una voluntad de reforma ésta actitud se choca con los obstáculos de la realidad y el temor social no solo de la clase trabajadora sino de los sectores recientemente acomodados de la clase media, que la empujan nuevamente al status quo.

A nivel geopolítico, la tensión entre la reforma y la estabilidad dicta los límites de la influencia de China en el este de Asia y su capacidad de construir relaciones estratégicas con sus vecinos. Pekín ha adoptado la herramienta del “soft-power” del dinero (financiación de proyectos, inversiones, negocios) para ampliar su alcance en la región. Pero una crisis económica importante en el país significa menos dinero para las inversiones y por lo tanto menos influencia. Sus emergentes rasgos imperialistas (especialmente dados por la exportación de capitales) arriesgan fuertemente a no consolidarse afectando a la baja las ambiciones externas de la burocracia de Pekín. El fracaso de la clase dirigente en la gran empresa política de recuperar luego de siglos de humillaciones su antiguo cetro de potencia indisputada en su zona de influencia podría tener a su vez consecuencias profundamente desestabilizadoras en el plano interno donde su certeza que ha sonado la hora global de China es una gran argamasa para mantener la cohesión social frente a los cada vez más vacíos discursos “comunistas” de su nuevo Gran Timonel”.

Notas:

1) La banca en la sombra o sistema bancario en la sombra (en inglés, shadow banking system) es el conjunto de entidades financieras, infraestructura y prácticas que sustentan operaciones financieras que ocurren fuera del alcance de las entidades de regulación nacionales. Incluye entidades como hedge funds, fondos del mercado de capitales y vehículos de inversión estructurados (SIV por sus siglas en inglés).

2) “Trim Excess Capacity to Put China on Path to Sustainability”, Caixin 4/3/2015.

3) “The Great Rebalancing: Trade, Conflict, and the Perilous Road Ahead for the World Economy”, Michael Pettis, Princeton University Press, 2013.

4) Tomando solo las económicas y dejando de lado las enormes dificultades políticas y geopolíticas, así como la viabilidad del financiamiento multimillonario que se ventila sin recurso a las fuentes de capital de los países imperialistas con poca factibilidad.

5) Este plan permitió el financiamiento de economías avanzadas después de una enorme purga de capitales y una drástica reducción del salario que dio lugar a un renovado salto de la acumulación capitalista sin parangón en la historia del capitalismo; nada de esto es posible en relación a los países semicoloniales que forman parte de este megaproyecto que podría terminar agravando muchos de las debilidades que aparentemente se propone resolver de la debilitada acumulación de capital en el plano doméstico chino.

6) “The Great Rebalancing: Trade, Conflict, and the Perilous Road Ahead for the World Economy”, Michael Pettis, Princeton University Press, 2013.

7) Este es el caso de Bangladesh, Vietnam o Camboya recientemente ha donde se han deslocalizado gran cantidad de firmas multinacionales, incluido toda una serie de firmas chinas.

8) Este es el caso en el sur costero de China continental.

9) “Une trajectoire du capital: De la crise de 1929 à celle de la nouvelle économie”, Isaac Joshua Editions Syllepse, 2006.

10) Citado en « Chine. Le grand bond dans le brouillard », Gabriel Grésillon, Editions Stock 2015.

curva en s

Algunas observaciones breves:

La primera no tiene que ver con este análisis, sino con la forma en que los humanos tendemos a ver los procesos de crecimiento, cuando no se trata de algo que conozcamos previamente. Por ejemplo, el desarrollo de China, o antes el de Japón, o el de Brasil hace algunas décadas. Hasta algunas etapas del nuestro… En los primeros tiempos, el crecimiento de los índices nos impresiona e inevitablemente calculamos el futuro como si eso fuera a seguir. Una curva como la que puse al comienzo de este posteo.

Pero esas curvas no corresponden a nada en el universo que conocemos. Todo lo que crece, adopta la forma de la curva en S que encabeza estas observaciones. “Los árboles no crecen hasta el cielo”.

Entonces, una crisis de sobreproducción, como -el ejemplo más estudiado- la que afectó a EE.UU. a fines de la década del ´20 y trajo la Gran Depresión global, es posible. Está en las cartas, diría un jugador. Pero el mundo, las sociedades y el mismo capitalismo han cambiado en estos 90 años. Las respuestas a los problemas que hoy enfrenta China no tienen porqué ser ni como el New Deal de Roosevelt ni como la guerra de 1939-45. Probablemente no funcionarían, además.

En todo caso, China cuenta con un Estado fuerte y habituado a dirigir la economía. También tiene una clase numerosa de supermillonarios (muchos de ellos miembros del Partido), pero no parece evidente que la maximización de las ganancias tenga prioridad sobre la supervivencia del régimen. Tendremos que observar atentamente la dirección que tome el compañero Xi.

Ahora, sobre la burbuja de deuda… De la nuestra, que está inflando a velocidad récord el Mauricio y su alegre tripulación, ya hay mucho material, alguno en este blog.

Pero es importante tener en cuenta que lo mismo está pasando en todo el planeta. El Financial Times -el medio especializado más influyente del Atlántico Norte- advertía esta semana que el aumento de la deuda global, y de los EEUU en particular -soberana, de empresas, particular- se está convirtiendo en “una ola gigantesca” (tidal wave). Vamos a necesitar ser buenos surfistas…

Anuncios

35 Responses to China y su burbuja de la deuda

  1. victorlustig dice:

    muy bueno Abel,solo un detalle, importante, el aumento de deuda corporate en USA, y, esta en varios lugares de la prensa (Economist, ft) es debido a la cantidad de plata que las multinacionales tienen afuera en paraisos para no pagar ganancias, lo cual las obliga a tomar plata para pagar dividendos a sus accionistas (Apple es el caso mas tipico).
    Esa plata viene del QE que los bancos guardaron y, por eso una de las propuestas de campaña de Donald fue una especie de tax holiday como la del American Jobs Act que permitio ingresar plata en USA desde paraisos y todos los lugares donde habia ganancias guardadas o capital dispuesto a volver, eso fue en 2008, que btw nuestro gobierno en esa epoca no hizo nada ni para retener ni para que pagaran algo aca, ah cierto.

    El otro importante, y no mencionado aca, fue que el Plan Marshall era para comprar en USA si la memoria no me falla,y fue una consecuencia de corte del lend and lease en 1945 de Truman (lo corto dias despues de la toma de Berlin) y dejoa todos pedaleando en el aire

    • Silenoz dice:

      Cuando el “hegemón” propone fuertes incentivos para “repatriar capitales” no hay nada que pueda parar la fuga

      Sólo queda algún tipo de medidas paliativas que no van más allá de mensurar dicha fuga, y esas son básicamente la tasa de interés y, complementariamente, controles de capitales. Esto les pasa hasta los chinos.

      Si encima cobrás más impuestos, más incentivos das para que se vayan y, no menor haciendo más complejo aún el panorama, comienza a tallar las expectativas devaluatorias….

      Dejo de lado ese típico troskeo corriendo por izquierda ¿justo vo’? ¿y a la energía…. y… y…y a la n ja ja?

      • victorlustig dice:

        dear Silenoz
        la realidad no es ni buena ni mala, solo la realidad, no el relato, por eso la mencion al 2008 (ya que nuestro host menciona lo local)
        Pero, en 2008 no vi controles de capitales, o si?
        besi
        PD ante que digas algo, ahora que te ilustraste de la American Jobs Act, fijate que esto lo dije desde por lo menos mis primeros comentarios en este lugar
        besi

      • victorlustig dice:

        yendo al post, viste que QE no es neutro, vos el de la maquina de imprimir sin consecuencias
        besi

  2. Norberto dice:

    Si se me permite en mi opinión el gran juego de estos tiempos remite al jubileo de las deudas de guerra en los treintas, después del crack del ’29, que por supuesto bajo otras formas parece azomar sobre el horizonte desde la crisis de los derivados del ’07

    “And Germany, penalized under the Treaty of Versailles for war aggression (a much-disputed claim), initially owed $64 billion in gold as reparations, a sum reduced to $27 billion in a 1929 revision. In theory, Germany’s payments to France or Britain could be shipped to the U.S., reducing war-loan balances. But German payments were slow and small, and the arrangement fell apart after the stock-market crash of 1929.

    By mid-1931, fear spread that Germany’s economy and government would collapse. Defaults could spiral across Europe.

    President Herbert Hoover thus proposed in July of that year a “postponement during one year of all payments on intergovernmental debts, reparations, and relief debts, both principal and interest.” Stock prices leapt upward “all around the world.”

    In France, politicians objected loudly, and the Senate overwhelmingly condemned the scheme. Given their depressed economies, France and Britain needed German gold marks to fund payments to the U.S. If Germany was going to cut or postpone reparations to the European victors, the victors’ obligations to the U.S. would need to be rearranged or rescheduled.

    If the U.S. had been willing to forgive war debts, Europe’s crises would have lessened — but this didn’t happen. Congress still agreed with President Calvin Coolidge’s 1922 comment: “They hired the money, didn’t they?”

    Now, with Hoover’s proposal that the U.S. would at least postpone bills due, the French leadership overrode parliamentary objections and signed on. On Aug. 11, 18 nations confirmed the payment suspension.”

    https://www.bloomberg.com/view/articles/2011-12-05/war-reparations-and-the-great-depression-echoes

    Nunca menos y abrazos

    • Silenoz dice:

      Ummmmm
      hay que tener cuidado cumpa por que esos tiempos no se parecen a estos, sobre todo el funcionamiento de los mercados:
      Fijate que en todo ese “spich” ronda la preocupación co fondo en el patrón oro, eso hoy NO PASA, nadie emite con respaldo alguno.
      También habla de duedas “soberanas” y no de los privados

      Lo problemático es que tooooda es masa de riqueza está sostenido por valorizaciones meramente especulativas en la cual participan en forma protagónica los privados, y que se apalancan en deuda para dedicarla a la timba por esto los QE no dan resultados en la economía real

      Un jubileo implica que muchos de estos privados caigan en desgracia…. y sospecho que es lo que quieren evitar… pero buehhh algún día esto debería explotar me pa’…..

  3. Silenoz dice:

    Lo que pasa es que la mayoría de los análisis de los cros. marxistas no pasan de intentar producir “hoyor” por lo hdp que es el capitalismo, con algún resabio tipo ¿vieron como nosotros con los 3 tomos de Das Capital –en su versión del S XIX y en alemán- la tenemos re clara?

    Podrán describir bien lo malísimo del capitalismo (que lo es, sobre todo el actual que es la norma entendiendo los “30 años dorados” como una excepción o anomalía) pero fallan en el diagnóstico lo que producirá malos tratamientos, más allá que les falta vocación para definir propuestas desde su enfoque.

    Insisto, por que malos diagnósticos dan malas explicaciones y el tratamiento NO genera los resultados que se esperan y uno muy grave es la:

    • Silenoz dice:

      INVERSIÓN” veamos:

      ”Por encima de todo, el auge del crédito ha fomentado un exceso de inversión en las industrias pesadas y de bienes de capital”
      Esto es falso, la tasa de interés NO TIENE la gravitación que le intenta dar el cro. Chingo, a menos que sea astronómica operando así en su contra. Para los rigurosos di elementos fácticos que sostienen mi postura.

      Además, es ridículo desde el “sentido común” pensar que por que las tasa de interés es baja entonces vos aprovechás y le das maza comprando máquinas y ladrillos. Sería algo como ¿para qué gastas quita apilando maquinarias? Siendo su respuesta “y…. por que los bancos te regalan la guita” ajahh ¿y la producción aumenta, decrece?… Ahh no sé.. que se yó….
      A ver si queda claro: se compra maquinaria o amplían instalaciones por que aumenta la producción y NO por que esas máquinas, los ladrillos y el crédito están baratos….

      ”Este excepcional nivel de inversión es posible gracias a la excepcionalmente alta tasa de ahorro en China, tanto de los hogares y las empresas y por un acceso barato al capital debido al sistema financiero respaldado por el Estado”
      NO, NO y más NO el ahorro creció por que antes hubo mucha inversión, como fervoroso creyente que soy en la determinación del par ahorro/inversión la inversión determina el nivel de ahorro. A + inversión => + ingresos => + ahorros, debido que éste último es residual: ahorrás neto de consumo.

      Después veo si mando un bonus track de por qué insisto con esta milonga pero sin recurrir a teorías allá en Muspelheim o mundos distópicos similares

      Al tener un mal diagnósticos de los “drivers (© claudioMaxi)” tenés afirmaciones problemáticas y contradictorias:

      • Silenoz dice:

        ”Este costo bajo o negativo del capital para los que acceden a los prestamos explica la aparente paradoja de un crecimiento chino capital-intensivo, más que mano-de-obra-intensivo.”
        O sea que se es capital intensivo por que el crédito es barato, sin tener en cuenta que el fenómeno de maquinización, mejora de procesos y mayor productividad es el resultado del aumento del producto (¡¡¡¡Kaldor…. Kaldor!!! + demanda in crescendo)

        ”Hoy, la multiplicación de las inversiones es responsable de fenómenos de sobreproducción y la competencia en numerosos sectores, que lleva a las empresas a disminuir fuertemente los precios de sus mercancías.
        Digo y pregunto ¿no será que el “fenómeno de sobreproducción” es una falta de demanda debido a una Uropa en Crisis y USA ahí mas’omeno’? Y ¿no será que este proceso “kaldoriano” +costos salariales bajos da lugar a bajos precios?

        ”Las empresas chinas utilizan mucho capital en detrimento del trabajo, lo que ha llevado a algunas autoridades del Banco Mundial a quejarse de que el modo de acumulación chino es “demasiado capitalista”.
        Y sí don Chingo…. ¿qué tipo de economía cree Ud. que tiene China? Por que el capitalismo siempre tendió (y tiende) a una división y rutinización de procesos para bajar costos…. digo…

        ”Las políticas industriales competidoras de las autoridades locales han impedido en muchos casos la racionalización de la capacidad de producción a nivel nacional. Campeones locales ineficientes que utilizan tecnologías obsoletas y contaminantes siguen funcionando gracias al apoyo financiero del gobierno y las barreras técnicas entre las distintas provincias al comercio que continúan fragmentando el mercado interior chino.”
        A ver por un lado tienen una tasa descomunal de inversión lo que supone adelanto tecnológico y mayor productividad (a menos que los chinos sean muy boludos y hayan comprado fierros del siglo pasado a precios de los mejores de ahora…. “ai dont biliv sou”) y por el otro lado sectores a cuerda y tracción animal
        Más racional y elegante es pensar que como economía periférica, emergente a pesar de sus grandes números, conviven sectores de altísima acervo tecnológico y de punta, con sectores no competitivos. Cualquier país emergente presente esta característica, sin ir más lejos nosotros mandamos heladeras al “sspacio” y andamos haciendo mengunjes atómicos mientras empalmamos postes de madera del siglo pasado para la lu’.

        No especifica las razones por las cuales en algunos de ellos todavía andan a vapor. Y las razones pueden ser muchísimas no recayendo en una explicación de tipo rentística como la que alude el autor.

        Y sigue:
        ”Pekín no hubiese sido capaz de elevar la cuota de consumo del PBI fácilmente, porque haberlo hecho hubiese requerido abandonar por completo el modelo de crecimiento impulsado con la inversión”
        Lo que se quiere decir es que el crecimiento NO PUEDE SER TIRONEADO POR EL CONSUMO por que de ser así NO HABRÍA INVERSIÓN. Al igual que la ortodoxia da por sentado que el ahorro genera inversión cuando el mecanismo es inverso. Ojo son las mismas boludeces que creen estos tilingos de acá recordar la tesis del empleado medio del gorílón presidente del Nación ehhhhh….

        Pero precisamente quizás (y arriesgo con seguridad) la ”Nueva Ruta de la Seda (…) ES un nuevo Plan Marshall Al igual que los yanquis en su momento, los tipos cargan sobre su espalda, lideran un proceso de crecimiento generalizado dentro del cual son principales protagonistas. Si la demanda no “ssta´ “=> se crea (Keynes) ¿quién? EL ESTADO papá…. ¿quién va’se’?

      • Silenoz dice:

        ”Frente a la caída de rentabilidad que se manifiesta, las empresas huyen hacia adelante, tomando el peligroso camino para el conjunto del sistema de aumentar la masa de ganancia, pero lograda cada vez con inversiones crecientes, agravando de esta forma la sobreacumulación y el sobreendeudamiento”

        NO, NO y NO… y recontra NO (ja ja…)…. Si se está en un marco recesivo los industriales NO INVIERTEN PARA SER MÁS PRODUCTIVOS buscan una mayor tasa de ganancia pisando costos pero de la peor manera: desenchufan máquinas, cierran plantes, recurren a suspensiones, reducciones de jornadas, retiros anticipados, flexibilizaciones, rebaja de impuestos, mangueos de subsidios y, finalmente, despidos SIN BAJAR SUS PRECIOS. Es más, las grandes empresas a pesar de ella suelen aumentarlos

      • Silenoz dice:

        Digresión: con planes como el Marshall y probablemente la Ruta de la Seda es como se sale,o evitan las crisis y apuntalan crecimientos estimados marxistas y NO EXPLOTANDO AL LABURANTE POR QUE ES AL ÚNICO QUE SE LE PUEDE CURRAR PLUSVALÍA.

        Además NO HAY EXCESIVA ACUMULACIÓN DE CAPITAL, a menos que los empresarios le pifien muy feo con la proyección del consumo que define su nivel producción e inversión. Lo que pasa es que aparecen shocks que detraen el consumo y así entonces te empiezan a sobrar fierros…… la teoría por la cual las cíclicas crisis capitalistas se deben a una excesiva acumulación de capital no parece tener mucho sentido… lo que pasa es que, al igual que la ortodoxia, no le prestan ni 5 de bola a la demanda

        NO entender el mecanismo de la inversión genera una serie de conclusiones entre problemáticas, erradas hasta ridículas como la de arriba… me hisso calenta’ el cro. Chingo ja ja….

        “Sou” todo lo que sigue en su apartado entitulado ” Al final, la ley del valor va a terminar por imponerse” no tiene sentido más allá de insistir en el dogma marxista sobre su teoría de las cíclicas crisis capitalistas que resumí arriba, más allá que China NO ESTÁ EN CRISIS, tendrá problemas ¿cómo no?.. al igual que cualquier país en una coyuntura determinada

        En resumen:
        1) China NO ESTÁ EN CRISIS (con tasas de crecimientos al 6% ¿¿¿???)
        2) Y sus problemas NO SE DEBEN A UNA SOBRE -EXCESIVA ACUMULACIÓN DE FIERROS…

    • Silenoz dice:

      EN CUANTO A LA DEUDA
      y sí, para un país emergente que no tiene posibilidad de financiarse en los mercados internacionales en su propia moneda esto ES problemático sobre todo por la derivaciones de una crisis en semejante bicho pero antes hay que pasar el peine:
      – cuanto de esa deuda es en moneda china y en otras que no emite
      – quiénes son los tenedores de esas deuda, cuantos de privados y sector público
      – dentro del sector privado también con la salvedad anterior
      – hay que tener presente que China mantiene superavit en cta. cte. de alrededor del 2% del PBI (dólares genuinos que le dicen)
      – pero la monstruosidad de sus reservas también tienen que ver con un superavit en la cuenta capital/financiera
      Y esta afirmación es acertada:
      ” Pero cuando hay un problema interno de la economía, las reservas de divisas no pueden hacer absolutamente nada contra la mecánica de la explosión de una burbuja”
      Y esto es así por que los problemas financiero tiene poco que ver con los valores de las variables reales y mucho con sus valores nominales, ante una burbuja comienzan a tallar las expectativas sobre la devaluación conjuntamente con la política monetaria adoptada

      La corrida contra el yuan/RMB es típico de cualquier país emergente (como nosotros, Brasil, etc), no pasa lo mismo con el dólar, inclusive el euro o yen por el momento ¿se da cuenta don Rogelio por qué le falta a China para llegar al lugar de “hegemón”?

      Como bien dice el cro. Chingo, los chinos tienen todo el gollete controlado, están en las dos partes del mostrador (” China no está en manos de los acreedores internacionales: el 95% de su deuda es poseída en China, salido de los préstamos de los bancos estatales chinos a las empresas del estado o de las colectividades chinas.”)

      • Silenoz dice:

        Y en lo que sigue se lo choreo al cro. De Lucchi [1]
        Se enfatiza en el error del estado chino sobre cómo afrontó su crisis cuando dice ” Es que este colchón le ha permitido a las autoridades de prolongar la burbuja y retrasar el tipo de medidas duras requeridas para controlar el crédito, la especulación y las euforias desmedidas que explotan en el tiempo de auge. Los inversores chinos están acumulando riquezas que jamás habían soñado”

        Sin embargo el cro. De Lucchi da otro punto de vista y cito:
        Primero un resumen del cuadro de situación
        ” En agosto de 2015, luego de devaluar un 3% en tres ruedas consecutivas (…)el PBOC emprendía una reducción gradual de tasas de interés (….) De todas maneras, no hay que perder de vista que en junio de 2015 se había pinchado la burbuja de la bolsas de Shanghai y Shenzhen”

        y ahora ¿qué hicieron los chinos y la interpretación del cro. De Lucchi?
        ” el derrumbe bursátil no fue mayor porque el gobierno salió fuertemente a intervenir el mercado comprando acciones directamente y restringiendo las operaciones en corto. Por tal motivo, una suba de tasas en tal contexto podría haber agravado la situación financiera Pareciera que el gobierno chino siguió las recomendaciones que Keynes desliza en la Teoría General cuando sostiene que el “remedio” al boom financiero no es una suba, sino la baja de tasas para mantener el mercado en un estado de “quasi-boom”. En el mismo sentido, Minsky (1992) aseguraba que, en tales contextos, as subas de tasas aceleran la transformaciones de las unidades especulativas en unidades Ponzi.

      • Silenoz dice:

        Ahora bien ¿dio resultado esta estrategia para parar la corrida cambiaria? NO, como tampoco el control de la compra de dólares por que en China hay cepo ehhhh ojota (compras anuales de dólares de hasta 50 mil yuanes como máximo o, restringiendo los prestamos al exterior)

        Y acá es cuando entra el tema Hong Kong y cito:
        ” Bajo el lema “un país, dos sistemas”, Hong Kong es la principal plaza
        offshore de yuanes y, en tal sentido, la cocina en donde se forman mayormente los comportamientos especulativos y en donde el PBOC enfrenta limitaciones para intervenir. Por ello, en los momentos de estrés cambiario se forma una brecha entre el dólar offshore (CNH/USD), mas alto, y el dólar onshore (CNY/USD). Sin embargo, con el objetivo evitar que la brecha cambiaria refuerce el ataque especulativo, el PBOC fondea e instruye a las filiales de los principales bancos chinos en Hong Kong a que vendan dólares offshore

        para que se entienda: el rol del “offshore” de Hong Kong es como fuera nuestro “contado con liqui” y al igual que nosotros, el lugar del BC lo ocupan los bancos chinos (sería el Nación o la Anses para nuestro caso) participando en lo que se llama el mercado secundario. Una gran razón para que los chinos vean a Hong Kong como un verdadero grano en el toor por que no tiene ingerencia en ese “país” ¿se’ntiende?

        Esta volatilidad y propensión a corridas contra el yuan o RMB es otra característica de los típicos emergentes y que atenta contra la internacionalización de RMB ya que (y cito al cro. De Lucchi) ” las presiones cambiarias que se observan no son para nada despreciables, sobre todo, considerando que la estabilidad de mercado es una precondición para que el RMB pueda consolidarse como moneda internacional.
        ¿Se entiende cuál es uno de los tantos escollos que hay que sortear para llegar a ser “hegemón” don Rogelio? Esto a los yanquis NO LES PASA…

    • Silenoz dice:

      En ‘dfinitiva y muy importante para tener en cuenta ya que andamos con proyectos nac&pop pa’l 2019 y dada nuestra condición de emergente, hay que tener en cuenta lo sgte (y vuelvo a citar):

      Respecto a los controles aka cepo
      ” los controles de capitales chinos han sido un importante “complemento” de política pero no la variable central que pudiera explicar los veinte años de estabilidad cambiaria.
      Como en general el sector privado le teme mas a las devaluaciones que al garrote
      de la ley, no hay control de capitales que pueda parar por sí solo una corrida
      cambiaria
      . Por este motivo, el reforzamiento de los controles chinos difícilmente puedan revertir la tendencia sino son acompañados de otras medidas de mayor profundidad.”

      Tasa de Interés
      ” no cabe duda que la tasa de interés tiene efectos distributivos a considerar con seriedad. Sin embargo, un ajuste a tiempo de las tasas de referencia puede descomprimir el stress cambiario y evitar, en determinadas circunstancias, las maxidevaluaciones que tanto afectan al salario real”

      Ajustes por lapsos no prolongados y puntuales evitan o restringen las grandes fugas por” que la tasa de interés tiene poco efecto sobre la inversión productiva y mucho efecto sobre la composición de las carteras financieras del sector privado (De Lucchi, Guaita y Guaita, 2013; De Lucchi, 2014).”

      Y como China está en tránsito a ser un país central convive con ” la tensión que […] se da entre su política monetaria de “país central” y su política cambiaria de “país periférico”.”

      Como verá cro. Rogelio NO E’TAN FACIL vio’……

      [1] <a href="http://grupolujan-circus.blogspot.com.ar/2017/01/de-aca-la-china-observaciones-de.html” rel=”nofollow”>De acá a la China: Observaciones de política monetaria – Juan Matías De Lucchi

  4. guillermo p dice:

    Interesante. Parece una discusión entre un neokeynesiano (¿no era srafiano,Sile?) y un monetarista.
    Ahora, el tema era China y no USA. Así que parece un diálogo de sordos. Acepto Víctor que usté es bastante más parco.
    Pero ¿le pegó el TOC con el QE?. ¿Será que se ve venir el helicóptero?
    ¿y la moto?.

    PD:
    Me quedó picando eso de “demasiado capitalista” del BM.

    “Lenin, en “Para una caracterización del romanticismo económico” señala: “Sería difícil expresar con más relieve y nitidez la tesis fundamental del romanticismo y de la concepción pequeñoburguesa acerca del capitalismo. Cuanto más rápidamente aumenta la acumulación, es decir, el excedente de la producción sobre el consumo, tanto mejor, enseñaban los clásicos (…) Los románticos sostienen precisamente lo contrario, cifran todas sus esperanzas en el débil desarrollo del capitalismo”.

    http://www.zonaeconomica.com/sismondi

    • victorlustig dice:

      guillermo p

      es que todo es muy similar, en el caso de China, ya que queremos ver el post se conjugan muchas cosas similares (dije similares no iguales)
      Bush 2 le dio maquina con Fannie Mae a la economia via casas baratas, los chinos via plata del estado a las industrias gubernamentales
      Bush 2 via el empaquetado de hipotecas basura a AAA oculto el kilombo, los chinos via estadisticas digamos divertidas (nadie cree mucho las estadisticas chinas).Greespan tuvo algo que ver ahi tambien
      Bush 2 y otros via impresion de papel, aka bonos del tesoro empapelo China, hasta el punto que los chinos si venden de golpe, la cotizacion se cae, son acreedores pero tambien rehenes, por eso estan comprando con dolares todo lo que podian en forma interna (la infra en trenes de alta velocidad, aviones, turbinas de cazas de combate rusas, tecnologia que alguien le venda,por arriba o por abajo de la mesa), pero, tienen muchos, como contrapartida los americanos gozaron una infla muy baja mucho tiempo.

      Y hay mas similitudes, la masa de QE y la masa de Bonos del Tesoro operan quizas en uno y otro mas o menos igual y tarde o temprano van a producir un crash, eso sera la ola que dice nuestro host que habra que surfear.

      PS Silenoz funge de “economista profesional” (o, al menos eso pareceria vista la sarasa) yo solo soy un humilde ingeniero dedicado a Sistemas, en esto le agredecere que no me diga monetarista, no soy creyente de la fe austriaca y la unica cosa en esto que me guia en parte es Scalabrini Ortiz y su frase acerca de la economia, sino entendes, te estan cagando. Fijese que iconos de peronismo como Gomez Morales decia cosas parecidas acerca de la guita y la productividad en 1952 (capaz que dicen que no era peronista)

      PS2 Perdon por la longitud Abel, pero, tenga

      • guillermo p dice:

        Víctor, con todo respeto y siguiendo a nuestro Scalabrini Ortiz, me parecería que me está cagando, porque (será por su particular estilo) no termino de entenderlo (de Silenoz ni hablar) ni aunque me lo repita.
        O será no más que yo soy un modestisimo aficionado con una profesión que naaaada que ver.

        Nunca menos y abrazos.

      • victorlustig dice:

        guillermo
        el crear guita (QE) o garantia de ella (Fannie Mae) sin respaldo o imprimir aca produce quizas en todos lados el mismo efecto
        los receptores de los papeles tratan de sacarselos de arriba lo mas rapido que puedan (los chinos en infra tecnologia o compras afuera) y ahi entra la velocidad, si lo hacen rapido, el papel baja, sino lo hacen, siguen de rehenes
        Yendo a lo domestico, cuando Kici imprimia y Silenoz lo asimilaba a QE todo el que podia se iba de vacaciones dolar barato, compraba verdes o cambiaba lo que podia a bienes durables en cuotas.
        Como las cosas no son eternas, alla exploto sistemicamente en el 2008 ( las hipotecas basuras las juntaban y las calificadoras las tipificaban de buenas) y genero el QE, aca vanoli tiro la soga con los bonos de fin de ciclo.

        es como tu casa, podes pagar con tarjeta y pagar el minimo, en un momento boom, cuanto duras en eso, depende de la tarjeta y tu sueldo, pero, no es eterno

    • Silenoz dice:

      Ja ja ja…

      Mirá cro. Guillermo puede catalogarme como quiera… nou faking problem….
      A diferencia de, por ej, la mayoría de las bandas englobadas dentro de lo conocido como género musical “metal” (¿?) (heavy, thrash, doom, avant-garde… auteva’ ) no tengo problemas con las categorizaciones y/o encasillamientos. Sí debo reconocer que a “lo_que_catzo_sea” + keynesiano le rajo a full por hay mucho “topo” o “entrismo”….
      Remitiéndome a tu comentario creo (ojo creo ehhhh) debería ser pos-keynesiano pero no ‘toy seguro….
      Pero para evitar “gatopardismo” se podría “motear” KKS (keynesiano-kaleckiano-sraffiano) más todo lo que esas tres letras impliquen en el 2.0…. nou problem

      Saludos

      PD: ahhhh.. aprovecho por acá para contestar la inquisitoria del camarada lustig por que, debo reconocer (ojo recuadrá lustig este comentario por que NO hago mea culpa, “ui dont teik prisoners” ja ja ja…), mis torpes y rudimentarios comentarios (escribo para el reverendo tujes bahhh…) y mi carencia absoluta de cualidades pedagógicas

      1) NUNCA aseveré la validez de la “neutralidad del dinero”, ya que recomendas búsquedas de escritos, recuerdo haberle mandado un enlace, no recuerdo a quién, explicando su significado + algún macarteo usual en mi al respecto
      2) Lo que sí afirmé es que los QE no fueron inflacionarios y los daba como ejemplo cuestionando el dogma ortodoxo – monetarista (el cual crees pero no sabés por qué) que afirma que emisión=>inflación.

      “abordar con calma las lecturas de las sagradas escrituras deberás de hacer y comentarios inexactos entonces habrás de evitar, mi estimado padawan” (ja ja ja….)

      • victorlustig dice:

        jajaajaj
        borras con el codo
        usaste de ejemplo el QE en las epocas kicilofianas para asegurar que la inflacion no es un fenomeno monetario, sino culpa dela puja redistribrurubu (como aca arriba). y, te olvidas de la velocidad de circulacion de dinero, pero yo soy el del dogma

        besi, y recorda, en crisis somos todos ortodoxos, hasta el kici devaluando, mas besi

  5. Silenoz dice:

    Ante el clamor popular que se manifiesta fervorosamente en el frente de mi residencia, oblígame a cumplir mi vaga promesa (o al menos así interpretada por la afición presente) cuando dije más arriba que probablemente recurra a un “bonus track”

    Sin más rodeos ‘tons procedo a explicar por qué el grado de inversión determina el grado de ahorro sin recurrir a teorías y mundos distópicos. Pero antes considero necesario hacer las sgtes. aclaraciones:
    1) de tipo pedagógico: de acuerdo a los que la manyan lunga se partirá de un modelo simple el cual se irá complejizando mediante el agregado de variables
    2) lo más importante: como se trabajará con fórmulas esto NO IMPLICA QUE LA REALIDAD SIGUE LO DETERMINADO EN ELLAS, el sentido de las mismas es al sólo efecto de “concretizar” – bajar a tierra- definiciones, en principio, teóricas…..

    Ojo la aclaración en 2) considérola importante y, en segunda instancia menor “ofcors”, para determinados agentes del submundo que, cada tanto, andan tirando chasquibunes vencidos como, por ej., que “matematizo” el funcionamiento de la economía o algo así (tel. MAGAM… con todo respeto ehhh…… jjjjjjjjjjjj)

    • Silenoz dice:

      1) economía cerrada (merda…. ¿vi’te vo’?)
      El ingreso (Y) es la suma del consumo (C) + la inversión (I)
      Y = C + I
      El ahorro se define como los ingresos (Y) menos el consumo (C ):
      S = Y-C

      Combinando las dos cuentitas anteriores tenemo’:
      S = (C + I)-C
      S = I

      De esto se desprenden inevitablemente, dos cosas:
      i) el principio de la demanda efectiva determina el total de ingresos y gastos;
      ii) Por definición, el ahorro es un pedazo de los ingresos que queda después de deducir los gastos en el consumo. (aka es residual)

      Posibilidades
      a) ¿qué pasa si se decide bajar el consumo para aumentar el ahorro?

      ‘tons decae el ingreso (Y) pero el ahorro (S) se mantiene
      (-) Y= (-) C +I como I=S => (-) Y= (-) C +S

      b) ¿qué pasa si aumenta la inversión (I)?
      como la inversión (I) es un gasto => aumenta el ingreso (Y)
      como el ahorro es residual => aumenta el ahorro (S)

      Moraleja de la historia hasta ahora: en términos nominales, la caída en el consumo NO genera, un aumento del ahorro. Además, cualquier aumento de la inversión, independientemente de lo que ocurre con el consumo necesariamente aumenta el ahorro.

    • Silenoz dice:

      2) Vamos a meter al gobierno

      El sector público rompe lo’ pie gastando G (Gi en inversión y Gc en el consumo) y asfixindo al probre y explotado privado con impuestos (T)

      Estos nuevos ”componentes” se agregan a la ecuación de 1)
      C e I es el consumo e inversión privado

      ‘Tons: Y = C + I + Gc + Gi

      El ahorro privado se define como sigue:
      Sp = Y-T-(C + I) (ingresos – impuestos – consumo + inversion)

      El ahorro público
      Sg = T- (Gc + Gi) (impuestos – gastos del estado + gastos en invesrión)

      Por 1) I = S

      ahora acá ( 2))
      S (ahorro privado + publico) = Sp + Sg

      ‘tons:
      Gi + I = [Y-T-C] + [T-GC]

      Posibilidades
      i)
      qué pasaría si redujéramos el consumo privado para aumentar el ahorro agregado en la economía
      lo mismo que el i) del punto 1)

      ii) si reducimos el consumo del gobierno Gc
      – aumentará el ahorro público en la misma cantidad.
      – Pero como Gc es un componente de la demanda agregada que determina Y, su caída => reduce Y => reduce al ahorro privado en la misma cantidad.
      El ahorro total en la economía no cambió.
      Lo que está cambiando es el ingreso que se cae, y la distribución entre el ahorro privado (que cae) y público (que aumenta).

      iii) Si aumentamos los impuestos T
      – el ahorro público aumentaría en la misma cantidad. y la demanda agregada (Y) se mantiene igual.
      – Pero, el ingreso disponible del sector privado (Y-T) inevitablemente cae
      ”Sou” el ahorro privado ( Sp = Y-T- (C+i) ) se reducirá exactamente en la misma cantidad que se redujo los ingresos disponibles del sector privado.
      -’Tons =>no se producen cambios en los ingresos o en el ahorro en la economía

    • Silenoz dice:

      Y dejo acá por que a esto es ne’esario -como diría un filósofo riojano- agregar el sector externo (expos – impos) para llegar así a la ecuación de a demanda agregada (aka economía total con un grado de apertura externa determinado), pero en lo que concierne a la política interna alcanza para razonar la aseveración keynesiana que define al ahorro determinado por la inversión. De todas maneras invito a indagar en [1] para ver la incidencia del sector externo básicamente para desmitificar lo que suele llamarse “ahorro externo” que no lo es “ofcors”, ‘e fácil ehhh…. si “hasssta io lo entendí”

      MORALEJA
      Como por supuesto todos estos enfoques teóricos y pedagógicos en este caso, superan mi elemental sinapsis de aficionado autodidacta rescato la conclusión del cro. brazucca Franklin Serrano [1] (ahhhh mis saludos el cro. Flics)

      ”No sirve reducir el consumo para incrementar el ahorro. Cualquier aumento en algunos componentes de la inversión siempre incrementa el ahorro de alguien (obviamente no necesariamente el ahorro de los que han invertido).”

      Ojo que la causalidad Ahorro ->Inversión (inversa de la que se sostiene en mi comentario) ES una –entre- idiotez e hdputez teórica en la que cree el delincuente presidente del BC, sostenido recientemente por los torpes mugidos del vicepresidente de la Nación más bruta de la historia mundial (algo así como los vecinos –o “laggente”- no consume por que ahorra más”)

      [1] ¿LA SUMA DE LOS AHORROS DETERMINA LA INVERSIÓN? – Franklin Serrano

      • guillermo p dice:

        Bueno Silenoz, resultó Keynesiano de manual.

      • Norberto dice:

        Fuera de los desarrollos teóricos, muy bien expuestos, debo anotar que

        “”laggente” no consume porque ahorra más”

        es lamentablemente cierta entre quienes aún conservan su trabajo e ingresos, y pueden hacerlo porque todavía están por sobre la supervivencia.
        Esto ya lo ví en la España de fines de los ochenta y principios de los noventa, con los contratos basura diseñados diseñados cuando no por el argento Armando Caro Figueroa, que luego trajo al país durante el sultanato riojano, quien tenía un trabajo, normal o basura, ahorraba cuanto podía por la posibilidad de quedar en paro, léase desocupado en Argentina.
        A esto debemos agregar la brutal transferencia de ingresos de los nueve primeros decirles al último de ellos, que consumen según sus necesidades, y el resto lo ahorra, claro que tanto su consumo como su ahorro se hace mayormente con importados y fugando divisas, que en muchos casos ni siquiera pasan por el país sino que se depositan en alguna cuenta offshore.
        Nunca menos y abrazos

      • Silenoz dice:

        Estimados cros:
        El abordaje es inminentemente keynesiano por que, a mi entender, es más sencillo, sin embargo hay que reconocer injusticia en el reconocimiento al cro. Kalecki porque llega a las mismas conclusiones, antes y resulta un poco más rebuscado por que utiliza un sistema de ecuaciones partiendo, como todos, de una economía cerrada y sin ingerencia del estado y la complejiza agregando sectores (estado y sector externo) pero estas ecuaciones parten de la simpleza de considerar a los trabajadores que no ahorran

        Por otro lado Norberto, aquellos asalariados en blanco y con paritarias que emparden la infleta (bancarios, aceiteros, aero navegantes y pará de contar) no creo que les suceda lo que comentás por que a lo sumo mantienen sus gastos y ahorros. Y algunos muchos podrán ahorrar lo mismo pero ajustándose el cinturón. Macroeconómicamente (o sea burdamente como promedio de la economía en un todo ponele) si cae el PBI (Y) es porque caen el consumo y la inversión, se mantiene el ahorro en términos nominales pero aumentará su porcentaje respecto al PBI por que éste, al ser denominador, decrece. En todo caso estamos frente una suerte de “ilusión”

        El esquema puede ser atacado diciendo algo como que, a pesar de ello, aumentás la masa disponible para invertir, pero esto no se verifica por que en situaciones de crisis que normalmente retraen al consumo, la inversión acompaña esa caída en forma más pronunciada pero bueno para demostrar esto tenés que analizar la correlación entre consumo – inversión y su mecanismo de ajuste vía el uso de la capacidad instalada que es otra historia, descuento que habra oportunidad de ver en detalle este coso

        O sea el abordaje teórico es atacabe ¡cómo no! pero no con las pavadas del padawan de acá abajo que me pone el hipotético caso de una jubilada que deja de morfar o alago así para ahorrar e irse no se donde o no se qué… pero buehhh así como su experiencia (incomprobable) se transforma en ley general, ahora con otra experiencia personal (irreal arriesgo) trata de refutar un fenómeno macroeconómico que es general… en fin, basta pa’ mi… planté bandera ja ja…

        Saludos

      • Norberto dice:

        En lo general y lo teórico estamos de acuerdo Sile, en el tema del ahorro personal, lo que digo es que aquel que anteriormente tenía excedente, ante la seguridad del empleo lo gastaba en artículos de necesidad secundaria, mientras que en el presente y ante la inseguridad de la fuente laboral, crisis de PYMEs industriales, comerciales y hasta agrícolas de economías regionales, se paran las inversiones personales, consumo, salvo reparaciones o sustituciones indispensables, se pasa a segundas marcas, menor calidad o granel en los consumos necesarios, y los pesitos que puedan quedar se constituyen en una reserva previsora de futuro desempleo.
        Ud compañero vio que me refiero a Caro Figueroa y sus contratos basura impuestos por el PSOE en las postrimerías de Felipillo, y la preocupación era que la economía española no arrancaba, lo que hizo que se reunieran empresarios y sindicatos, excluyendo a los representantes estatales, que determinaron que esos contratos de termino acotado, no indefinido, generaban temor y le ponían cepo, esta vez real, al bolsillo. El resultado es que aún los que podían gastar, no lo hacían, y suena muy parecido a lo que nos sucede.
        Además hoy se ha transferido mucho dinero a quienes más tienen, y cuyo consumo no aumentará en igual medida, ese dinero se puede considerar ahorrado porque no va a inversiones productivas y la compra de bienes y servicios es acotada, el resultado es la compra de Lebacs por particulares, la timba bah, pero ellos lo consideran ahorro hasta que pasen a dólares que se fuguen, recuerde compañero el gráfico que mostró la Compañera en la entrevista. Como siempre de eso hablan los financistas que que se autotitulan economistas y hoy ocupan muchos asientos ministeriales o de secretario en este Gobierno, como el autor de la frase.
        Nunca menos y abrazos

  6. victorlustig dice:

    ”No sirve reducir el consumo para incrementar el ahorro. Cualquier aumento en algunos componentes de la inversión siempre incrementa el ahorro de alguien (obviamente no necesariamente el ahorro de los que han invertido).”

    esto es genial, le voy a a visar a mi vieja que no salio de vacaciones para juntar guita para cambiar el calefactor, ergo, dejo consumo para inversion en bien durable, o, mejor dicho que cambio la cuota del pasaje por la cuota del calefactor

    repito al genial Scalabrini, sino entendes, te estan cagando

    • guillermo p dice:

      Víctor, tampoco la pavada.
      No estará tratando de refutar a Keynes con la estufa de su vieja.
      Será remanida, pero la paradoja del ahorro (agregado) DADOS LOS SUPUESTOS, es irrefutable.

      Nunca menos y abrazos

      • victorlustig dice:

        obvio, pero todo ahorro es basicamente consumo diferido,y no,no trato (Dios me libre y si parecio disculpas) de refutar a Keynes, para eso lo dejo a Silenoz y Sraffa.

        El punto es otro, antes QE era neutro, ahora parece ser que no, nunca lo fue, Apple es la muestra, como dije al inicio.
        O inyectas guita directamente via impresion sin respaldo (aca) o se la das a los bancos, que la prestaran barato a los que tienen que hacer buy back o pagar dividendos (Apple) y la inyectaran

        Y los chinos tienenun monton de papeles que deben descargar dado que la Fed paga cero de interes,compras, pero tienen que cuidar la velocidad de descarga para no bajar el precio de esos papeles (aca entra el otro factor, velocidad de circulacion)

        Sumale a eso la IPO de Aramco, van a tener mas dolarios dando vueltas, que, los yanquis reciclaron en la ultima venta de armas a Arabia.

        tiempos interesantes, pero, lo de siempre, si debes, sos rehen, sino pagas, igual vas a pagar con tiempo (los rusos y las deudas de la revolucion las pagaron en 1998) y si te sobran papeles, compra activo (los chinos)

        BTW Keynes no queria mucha deuda a los alemanes Versalles,no le dieron bola,luego Dawes etc hicieron milcuotas y mil quitas pre depresion, pero garpar, iban a garpar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: