Elecciones en Irán

Ayer hubo elecciones en la República Islámica de Irán, un país con 83 millones de habitantes, una historia y una identidad cultural de miles de años y -vamos a la realpolitik– mucho petróleo y Potencia regional en el Medio Oriente. Y que en algunos momentos ha sido un cliente importante de nuestras exportaciones. Por eso me siento obligado, en este blog en el que insisto en la necesidad de estar conscientes de la política internacional, de acercarles un pantallazo, aunque sea superficial,

Unos 56 millones de votantes -dos millones y medio de ellos en el exterior-  fueron convocados a elegir entre cuatro candidatos a presidente. Según la información que llega -en Buenos Aires son las 2 de la mañana- encabeza los votos Hasan Rohani, que va por la reelección y expresa, naturalmente la continuidad. Detrás habría quedado Ibrahim Reisi, a quien el periodismo occidental ubica como “conservador”. Los medios argentinos le dedicaron al estas elecciones muy poco espacio, pero supongo que cuando la mayoría de ustedes lean esto, a la mañana, ya tendrán datos definitivos y abundante palabrerío.

Con el respeto debido, tengo que decir que les va a mostrar más las simpatías del medio que la realidad iraní. Los de tendencia progresista moderada -mayoría en los columnistas internacionales- se felicitarán porque ganó alguien que pueden decirse que se parece a ellos. Los más afines al actual gobierno de Israel y al sector más intervencionista de los EE.UU., dirán que no cambia nada, que los que mandan son clérigos reaccionarios que quieren construir la Bomba y que ese país es el “Gran Satán” (en un homenaje inconsciente al Ayatollah Khomeini).

Tienen razón en un punto: en estas elecciones no se jugaba un cambio decisivo. Porque el sistema político iraní es un ejemplo original de poder bicéfalo. Uno es el teocrático, liderado por el Líder Supremo, Alí Khamenei, responsable de proteger los valores del Islam. Controla la judicatura y tiene la última palabra en cuestiones cruciales como la seguridad o la política exterior. El gobierno, encabezado por un presidente, se ocupa del manejo cotidiano del Estado, de la economía y las relaciones internacionales”.

En la práctica, cada uno de estos dos focos de poder reúne en torno suyo grupos de intereses, y organizaciones de la sociedad civil iraní. En realidad, la mayoría de debates políticos toman la forma de tensiones entre esas dos realidades. Y, a pesar de la estructura relativamente jerárquica de la versión persa del chíismo -lo que más se acerca a una iglesia occidental en el mundo islámico- ambos se apoyan, finalmente, en el respaldo popular (Aún los miembros de la Asamblea de Expertos son elegidos cada ocho años). En las elecciones, las campañas son agresivas, y la participación es alta.

No existen, eso sí, partidos políticos del modelo occidental, ni tampoco del leninista. En estos comicios, Rohani tuvo el respaldo de 19 asociaciones políticas, civiles y religiosas; Reisi, de 10 asociaciones clericales. Son coaliciones circunstanciales, reunidas en dos grandes campos: el reformista y el principista. Estos se definen por los principios fundacionales de la República Islámica; los reformistas no los rechazan, pero piden se actualización de los mismos según el contexto doméstico y el internacional. Rohani iba por el reformismo; Raisi, por el principismo.

Reitero: las diferencias no son profundas, en cuanto a lo que nos importa a los que no somos iraníes. El pacto nuclear que firmó Irán con las seis Potencias -el tema mas delicado de su política exterior- fue avalado por el Líder Supremo, y ninguno de los candidatos lo cuestionó en público. Más sugerente, todavía, la candidatura de Ahmadinejad, que buscaba ser nuevamente elegido, fue vetada por la Asamblea de Expertos. Aparentemente, las enseñanzas del duodécimo Imán son muy claras acerca de los bocones.

¿Y nosotros? La única señal que ha dado en estos días el estado argentino fue de parte de un juez, Canicoba Corral, que ratificó la vigencia de las alertas rojas de Interpol para la captura de cinco ciudadanos iraníes buscados por el atentado a la AMIA. Una medida simbólica -para la galería pro israelí- sin ningún resultado práctico. Pero también es cierto que el esfuerzo del gobierno anterior por encontrar un mecanismo para resolver ese pleito, fracasó ruidosamente -debido a la hostilidad de los propios servicios argentinos… y a la indiferencia de Irán.

El problema es que hace 12 años el Estado argentino hizo suya la acusación de unos fiscales sobre la culpabilidad de Irán -sin ninguna prueba conocida en un sentido o en el otro. Ahora, la carga política sobre el asunto -y la muerte de uno de esos fiscales, Nisman- hace imposible que se haga algo, también en un sentido o en el otro. De todos modos, las exportaciones argentinas a Irán son comercializadas por firmas estadounidenses y chinas, a las que ese tema no les preocupa.

 

 

Anuncios

14 Responses to Elecciones en Irán

  1. elepou dice:

    Abel. Gracias. Me desasnaste en una serie de cuestiones sobre Irán. El mapa buenísimo! Tus comentarios sobre todo lo extra Patria me sirven muchísimo. Te admiro profundamente por compartir tus conocimientos. Gracias otra vez.

  2. ¡Muy interesante ,Abel!

  3. Mariano T. dice:

    Más allá de las consideraciones políticas, o de las elucubraciones relacionadas con el atentado, el triunfo de un reformista sobre un clericalista(encima relacionado con las masacres de 1988), es siempre una buena noticia para los demócratas y los liberales(en todos los sentidos de la palabra) de cualquier rincón del planeta.
    A pesar del multiculturalismo y demás patrañas, una sociedad totalmente laica es un avance(por ende + avanzada) que una sociedad religiosa con gobierno semiteocrático)(por ende + atrasada). En ese contexto, estas elecciones han impedido un retroceso, lo que en cierto modo es avanzar.
    No tenemos bomba atómica, y como sociedad y sistema político tenemos muchos defectos, pero podemos mirar a estos togados con merecida condescendencia. El opio de los pueblos les pone un techo que nosotros no tenemos.

    • Daniel Eduardo Arias dice:

      No nos faltan otros opios, Mariano T.

      Nuestro Ministro de Filosofía de Café y Bienestar Individual, Alejandro Rozitchner, acaba de declarar al Flaco Spinetta, supuestamente su gran amigo, un ignorante y un resentido.

      Te lo cambio a este opio del pueblo por tres iraníes togados cuando quieras. Hacemos el 3×1, y ganamos plata. Ni la Highton se atrevería a tanto, mirá.

      Por lo demás, desconfío del pluralismo religioso de un país que paga el 100% de los gastos de la Iglesia amén de los salarios docentes de todos los colegios católicos, bombardea plazas llenas de gente con la consigna de “Viva Cristo Rey”, tiene toda una plana de egresados del Cardenal Newman en los puestos más altos del estado, y un estado que desatiende a los pibes con intoxicación crónica de plomo en las orillas del Riachuelo, pero logra meter en cana a chicas adolescentes pobres que entran a hospitales públicos con abortos espontáneos.

      • Mariano T. dice:

        Allá usted con sus cambios, los tres togados los quiero lejos, y lo mismo la versión católica de los mismos, por suerte la restauración de la enseñanza religiosa de 1945 duró solo 10 años.
        El hecho de que seamos abrumadoramente superiores a los iraníes por el solo hecho de tener una constitución laica, no implica de que sea obligatorio ser ateo, el laicismo es independiente de la religión de cada uno.
        No solo es el tema libertad religiosa(te ahorcan por ser “apóstata”), que genera una represión social (te ahorcan por ser gay o transexual). El tema es que el poder religioso es superior al poder civil. Eso es la teocracia. Eso los pone en la situación de Occidente en el siglo 16, o más atrás. Junto con tecnología del siglo 21. Un haitiano podría ser condescendiente con ellos, aunque estuvieran llenos de guita.

  4. Daniel Eduardo Arias dice:

    Excelente síntesis del Troesma Abel.

    Cabe añadir que tras la caída de la URSS -con grandes problemas de pago- como principal cliente exterior del trigo argentino, Irán llenó totalmente su lugar. En 1986 ya éramos el granero iraní.

    Alfonsín supo explotar bien ese mercado sin dejar que los EEUU le embalurdaran el comercio exterior. Su embajador en Teherán (ya olvidé su nombre) era un morocho que se sentaba en la calle delante de las mantas de los vendedores ambulantes, les aceptaba un té y les regateaba cualquier compra, bien al estilo local, y hablando un persa aceptable. Una diferencia enorme con los embajadores “línea Revlon” (Londres, París, Nueva York).

    Las relaciones nucleares entre Argentina e Irán venían desde épocas del Shah allá y de Illia aquí, no se interrumpieron por la revolución que destronó a Rehza Palevi, y la autoridad nuclear iraní era un cliente más que agradecido por sucesivas transferencias horizontales de tecnología por parte de la CNEA.

    La principal hasta 1989 había sido la reconversión, bajo pedido de la CNEA -es decir de los EEUU-, del núcleo del reactor TRR (Tehran Research Reactor). INVAP extrajo el viejo núcleo de uranio enriquecido al 90%, es decir de grado casi militar, y rehizo totalmente la arquitectura de los internos de la planta para que funcionara con un núcleo de enriquecimiento militarmente inútil (20%) sin perder potencia ni capacidad de fabricación de radioisótopos.

    Como el laburo se hizo rápido, bien y en tiempo, forma y costo (típico de INVAP), y además los iraníes se capacitaron en neutrónica y diseño de núcleo, estaban contentos y más que dispuestos a pasar a mayores, es decir irnos comprando sistemas para fabricar sus propios combustibles nucleares.

    Pero ya no pensaban en combustibles para reactores, tipo “placa metálica” de reactores, sino los de “bundles” o mazos de túbos de circaloy que usan las centrales nucleoeléctricas, llenos de pastillas cerámicas o “pellets” hechas de dióxido de uranio sinterizado. Querían ir entendiendo cómo funcionan y, a la hora de la compra de la primera, tener decisión propia sobre el “fuelling”, es decir el ciclo de combustibles.

    Irán en 1986 era cliente muy interesado en una central PWR diseñada en ENACE, una sociedad mixta (75% CNEA + 25% SIEMENS) creada por Castro Madero para hacer Atucha II y probablemente la siguiente línea de centrales argentinas de uranio natural. Ese plan B Castro Madero lo adoptó ante la evidencia de que Canadá, forzado por los EEUU, no se movería de la posición de no darnos ni un besito sin que firmáramos el TNP.

    Mientras ENACE dirigía como mejor podía la obra de Atucha II con los centavitos que se le caían del bolsillo a Brodersohn, en el abundante tiempo libre generado por los “parate” de la construcción, hizo los planos de un rediseño radical (en todo sentido) de Atucha I para sacarle no 320 sino 360 MW sin cambiar de combustible. Eso se presentó internacionalmente como ARGOS 360 y seguramente los iraníes y quizás también Argelia lo habrían comprado de no ser porque se rompió Atucha I y la propuesta alemana por reparar la central fue de U$ 200 millones. Equivalía a la mitad de su costo “cero kilómetro”.

    Emma Pérez Ferreira, a la sazón presidente de la CNEA, la hizo reparar por INVAP (y Techint) por U$ 17 millones, pero los posibles compradores del ARGOS concluyeron sanamente que con los alemanes preferían no hacer negocio.

    Luego desgraciadamente llegó El Calos con su política de relaciones carnales, mandó fragatas argentinas a la Guerra del Golfo, con lo que nos abonó para las voladuras de la Embajada de Israel y luego la de la AMIA, y nuestro comercio en general con Teherán empezó a irse al diablo. Por una parte, el nuevo cultivo estrella, la soja, empezaba a desplazar al trigo e iba para China, no para Irán. Por otra, los aparatos argentinos de inteligencia y de justicia adoptaron la postura, algo pro-norteamericana, de sospechar de Irán.

    Aún así, los iraníes trataron de preservar las relaciones nucleares a toda costa. Cuando en 2001 Di Tella recibió la orden (de la Embajada) de atajar dos cargamentos ya embarcados de caños y maquinaria para montar en Irán una planta piloto de fabricación de combustibles para centrales (U$ 15 millones), estuvieron tres años más tratando de lograr que fueran entregados. Y a la hora de hacernos juicio, optaron por cobrar una reparación simbólica de U$ 5 millones, con tal de no pelearse.

    En realidad, fuera del ARGOS, los iraníes tenían una prioridad mayor: completar una central de 1300 MW de uranio enriquecido empezada por la SIEMENS en tiempos del Shah. Cuando éste se cayó y la Guardia Revolucionaria miró los libros de cuentas de la obra, los alemanes a cargo de la obra hicieron secretamente sus valijas y se rajaron en autos vía Siria, para no caer sopres. La idea iraní era que los ayudáramos a completar este aparato monumental. ¿Acaso no éramos socios de la SIEMENS y buenos conocedores de la tecnología alemana?

    Bueno, un PHWR como Atucha II puede tener un parecido bastante general con un PWR del doble de potencia y combustible enriquecido. La Argentina sabía enriquecer y además abastecía sus centrales con combustibles propios, de modo que aunque no les pudiéramos vender materiales, sí les podíamos dar una capacitación para saber cómo se fabrican. Pero respecto de la obra en sí, la cosa no era fácil; había que juntar de algún modo las 80.000 piezas y componentes que quedaron regadas en el sitio de la construcción (nada fácil, porque la atmósfera marina y caliente de Bushehr corroe hasta el acero inoxidable). Por otro lado, los planos de la ingeniería de detalle habían desaparecido junto con los alemanes. Bushehr, de todos modos, era una tentación irresistible. Si terminás una obra así, te transformás en otra cosa ante los demás países, pero también internamente.

    En esas perplejidades de todos modos no hubo tiempo de meterse, porque la orden de Di Tella fue hacer las valijas y romper toda relación con los iraníes, que venían durando ya casi 30 años bastante fructíferos para ambas partes. Los rusos (Atomstroyexport) tomaron rápidamente la obra exactamente el año en que oficializamos el divorcio pagando U$ 5 palos verdes a la parte ofendida, 1995.

    No debe haber sido fácil, eso, aunque los rusos saben bocha de centrales PWR. Recién en 2011 el aparato empezó su puesta en marcha, con idas y vueltas, y aparentemente tomó a los rusos tres años más alcanzar el 100% de la potencia de diseño (950 MW), y se conectó a red en 2014. Se cree que la gauchada rusa le salió entre U$ 4 y 5 mil millones a los iraníes.

    No están descontentos. En 2016 firmaron con Rosatom para un complejo de dos centrales más más en Bushehr, y en marzo de este año empezaron las obras. Obviamente, con el emputecimiento de la relación bilateral que viene generando la Argentina, con las operaciones mediáticas y los hechos generados por su Judicial y sus servicios desde 1989, ahí no aparecemos ni vendiendo pochoclo.

    Es cierto, como dice Abel, que Irán es un país con doble comando institucionalizado. También es cierto que ambos integrantes de ese doble comando están igualmente hartos de nosotros.

    Decididamente, tener la Cancillería dominada por el Departamento de Estado (y por ende, por el lobby del complejo militar-industrial yanqui) le ha costado un huevo a nuestro país. Y no hablo solo de fierros perdidos. Incluyo también al plácido campo argenchino: de haber persistido la relación con Teherán, hoy probablemente seríamos un país más triguero y menos monocultivador de soja.

    ¿Y a cambio de qué carajo perdimos a un cliente de 85 palos de habitantes y pagos apalancados por petróleo del bueno?

    • Mariano T. dice:

      No hable de lo que no sabe. El retroceso del trigo durante el kirchnerismo no fue por falta de compradores, sino por la política antiexportadora del gobierno.

      • Daniel Eduardo Arias dice:

        ¿Antiexportadora? ¿Con lo que creció la frontera agropecuaria durante el kirchnerismo, a costa de deforestación y de cagar a palos y eventuales balazos a pilagás, qoms, mataguayos y eventuales criollos también?

        De haber sido por el gobierno anterior, y el anterior al anterior, y los anteriores a todos ellos también, y si el clima y la biología lo permitieran, se habría sembrado soja hasta en la base Marambio.

        Antiexportadora my left foot, como dicen en Palermo Soho.

      • Mariano T. dice:

        Antiexportadora de trigo. Con respecto a soja fue un gobierno promotor de la misma. De hecho pronostico una leve declinación de acá en más, para ser reemplazada parcialmente por otros cultivos.

  5. Luis dice:

    No sé si realmente está vinculado directamente con Iran pero en la 1ra guerra del golfo(contra Iraq) hubo algo parecido.
    “Durante la visita de Trump también podría cerrarse un acuerdo armamentístico por más de 100.000 millones de dólares entre ambos países. (USA – Arabia Saudita)”
    http://www.ambito.com/883529-trump-inicio-en-medio-oriente-su-primera-gira-como-presidente

  6. David (idu) dice:

    ¡Era una ficción, Abel! ¡Un poco de sentido del humor, amigo!

    • Abel B. dice:

      Tengo (algo) de humor, David. Si no fuera así, no habría dato por terminada tan pronto su suspensión de tareas (comentariles). A pesar que sigue repitiendo exactamente lo mismo…

      A veces pienso q la obligación de un bloguero consciente sería eliminar todos los coments q no aporten algo y solo repitan estupideces.

      Pero sería mucho trabajo el evaluar cada coment. Por eso me dedico a la poda casual.

      Pero el largo coment. a que se refiere, David, está en otra categoría. No es una tontería casual. Es una pieza de propaganda. Y, como socio de una agencia, no puedo permitir que mi blog se use para propaganda que no dirija yo. Y, encima, gratis.

  7. Juan el Bautismo dice:

    la indiferencia irani se movio en funcion de observar que pasaba acá. Ya eramos fallutos, no hicimos nada cuando los griegos invadieron.
    Tened en cuenta que:

    a) aceptaron firmar un documento donde el mecanismo propagandistico que mas les interesaba, la “Comision de la Verdad”, iba a estar “controlada” por nosotros por la sencilla razon que el escenario de los hechos es nuestro territorio nacional…

    Y no enumero mas detalles porque no vale la pena.

    Pero bueno, era obvio que Abel estaba recontrajugado desde el primer momento. Estuvo mal asesorado, algun amigote le metio vulevu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: