¿Porqué ganó Macron? ¿Y Macri?

No se preocupen. La idea hoy es reflexionar sobre la realidad política argentina algo más abajo de la superficie, como trato de hacer muchos domingos (y otros días también). Entonces, no voy a pontificar sobre las elecciones de hace 7 días en Francia. Ustedes, si estaban interesados en el asunto, habrán leído montañas de palabrerío -alguno inteligente- en los medios y blogs. En este blog habíamos anticipado algo dos semanas atrás Francia: entre la banca y la bronca (sigo pensando que el título es un buen resumen) y lo seguimos aquí (esta columna de comentarios resultó jugosa).

No. La intención es pensar, en voz alta, sobre las condiciones que hicieron posible el triunfo electoral de un Emmanuel Macron en Francia (No basta con decir porque enfrente estaba Le Pen. Antes, quedó primero entre 8 candidatos). Y si esas condiciones tienen algo en común con las que posibilitaron el triunfo de un Mauricio Macri en Argentina. Además, lo que importa: saber si esas condiciones siguen vigentes. Adelanto mi opinión: sí.

Algunas aclaraciones previas sobre este planteo que hago. Una: No comparto la sorpresa del progresismo ingenuo, o del peronismo ingenuo, cuando las mayorías votan, en alguna oportunidad, a alguien de la “derecha” o a algún “liberal”. Sucede con mucha frecuencia en casi todos los países ¿Por qué no aquí? Además, ya fueron votados, para Presidente, un privatizador que nos prometía incorporarnos al “Primer Mundo” -Menem, en 1995- y alguien que prometió continuar la política económica del otro, con un barniz republicano y conservador -De la Rúa, 1999.

Otra, aún más importante: como dije en ese segundo posteo, es posible que Macron, relativamente joven, ajeno a los partidos tradicionales, mirado con simpatía por el capital transnacional, nos haga pensar en Macri. Un Macri con experiencia en el gobierno de su país y con mejor formación intelectual (no es una vara muy alta). Pero no es lo mismo alguien de ese formato en una Gran Potencia -aún deteriorada- que en un país en el que la gran mayoría de sus grandes empresas son extranjeras y una buena parte de sus “autoridades” no siente una especial pulsión por defender los intereses nacionales.

Sobre esa fundamental diferencia, me voy a extender en otros posteos. Ahora quiero ir al dato social visible -casi ausente de los discursos políticos, sin embargo- que ayuda a entender, entre otras cosas, porqué puede ganar un candidato cuya política económica, previsiblemente, no va a ser favorable a la mayoría.
.
El asunto fue tratado en forma muy accesible hace casi 60 años, en un libro de John Kenneth Galbraith, un economista que ahora no está de moda. Natural. Decía, ya en 1952, (“Capitalismo americano”) que las grandes corporaciones habían desplazado a las pequeñas y a las empresas familiares en la economía de EE.UU., y por lo tanto, los modelos de competencia perfecta eran inaplicables.  Una forma para contrarrestar su poder, según Galbraith, era el surgimiento de grandes sindicatos. Una herejía erradicada por la Inquisición del pensamiento aceptado desde hace 40 años.
.
Pero el libro al que me refiero es más reciente, de 1958. Se llama “The affluent society“, y fue editado en castellano, y muy leído en ese tiempo, con el título “La sociedad opulenta“. Creo que es una mala traducción. “Opulencia” se asocia con riqueza y lujo. La palabra en inglés se acerca más a la imagen de una sociedad donde un gran porcentaje de sus miembros tiene acceso a un consumo bastante más allá de la concepción marxista de la supervivencia del proletariado. Productos que son nuevas necesidades y/o símbolos de status de una clase media con aspiraciones. En ese entonces, el auto, el televisor. Hoy serían también por supuesto el auto, el smartphone,…
.
Éste no era el tema central del libro (lo estoy citando de memoria, porque no lo encuentro en mi desordenada biblioteca y no quiero ponerme a leerlo en Internet). La tesis que desarrollaba era cómo el sector privado de la economía, cada vez más rico, miraba con avaricia y hostilidad al sector público (como se darán cuenta, J. K. G. veía con claridad lo que se venía). Pero lo que ha quedado con fuerza en mi memoria, y hoy quiero resaltarlo ante ustedes, es que fue el primer libro que leí de un economista importante y lúcido que asumía un hecho obvio: En los países con una economía más o menos moderna, es decir, diversificada, los pobres, los “proletarios” en la concepción tradicional de los sociólogos clásicos, ya no son la mayoría de la sociedad.
.
Por supuesto, para evitar discusiones idiotas, es necesario recordar que “pobreza” es, para el observador, un tema de definiciones (No para el que la vive, claro). El INDEC tiene un criterio, y la Universidad Católica Argentina otro. Y hay muchos más. Guillermo Moreno, durante su gestión, con más sutileza que la que se le reconoce, sostuvo que “pobre” es el que debe dedicar la mayor parte de sus ingresos a la alimentación. Es un concepto menos arbitrario que otros. Pero, cualquiera que se adopte, debemos aceptar una realidad indiscutible: el hecho de estar debajo de un determinado nivel de ingresos, o con menor acceso a determinados bienes, no crea por sí mismo una identidad común, ni tampoco una conciencia de intereses comunes.
.
Carlos Marx, que -como sus remotos discípulos actuales- se llevó un disgusto cuando el pueblo francés plebiscitó a Luis Napoleón (se desahogó con el 18 Brumario), pensaba que -al contrario del campesino francés, individualista, al que sólo le interesaba conservar las tierras que la Revolución había repartido- el obrero urbano iba a adquirir una conciencia y una disciplina colectiva a través del trabajo en la fábrica. Hay algo de cierto en eso, aunque los ejempos actuales lo habrían desconcertado, creo: En las elecciones del domingo pasado, Le Pen le ganó a Macron 56 a 44 % en el voto de los obreros industriales. Y fue la clase obrera blanca estadounidense la que le dio el triunfo a Trump.
.
Pero eso es irrelevante para nosotros. El elemento central, que cualquiera con compromiso político o vocación de transformar la sociedad debe tomar en cuenta en la situación actual de nuestro país, es que, repito, el hecho de ser perjudicados por una política económica, un hecho que previsiblemente se va a imponer sobre campañas mediáticas, prejuicios culturales y “grietas” varias, no crea solamente por eso una identidad común, ni tampoco una conciencia de intereses comunes.
.
El peronismo, lo he dicho a menudo en el blog, es el “partido de los de abajo”. Y no sólo por su historia: se debe a que es una opción política que está presente y activa entre los trabajadores y entre los excluidos (También lo están la iglesia católica, algunas iglesias evangélicas y partidos de izquierda “dura”. Pero con mucha menos vocación o posibilidad de poder, y los “de abajo” necesitan respuestas concretas). Ahora, sus dirigentes y sus militantes deben esforzarse en convertir esa potencialidad en una voluntad y en un proyecto. Las elecciones de octubre son sólo el primer paso de esta nueva etapa.
Anuncios

18 Responses to ¿Porqué ganó Macron? ¿Y Macri?

  1. Norberto dice:

    Isidoro Blanco Villegas tuvo la suerte del campeón en un partido donde Messi estaba fuera de juego por una sanción de la FIFA.
    Con esto quiero decir que se dieron una serie de circunstancias entre casuales, legales e ilegales para que venciera el peor, pero lo fundamental fue que Cristina no podía jugar.
    Nunca menos y abrazos

    • Mariano T. dice:

      No podía porque Massita le bloqueó el camino a reformar la Constitución. Tenemops la ventaja de que el populismo nunca llegó en elecciones a nivel país al número de votantes que permitieran reforma y reelección indefinida.

      • Politico Aficionado dice:

        Mas que ventaja me parece una verdadera … macana. Así nos va.

    • Rogelio dice:

      Dice Abel:

      “Ahora, sus dirigentes y sus militantes deben esforzarse en convertir esa potencialidad en una voluntad y en un proyecto. Las elecciones de octubre son sólo el primer paso de esta nueva etapa”.

      Norberto:

      Continuidad y Cambio
      Me parece oportuno mencionar un evento del contexto global que va a gravitar en lo que Abel llama “nueva etapa” de Argentina y del peronismo.
      Si bien es un evento puntual, evidencia continuidad en los rasgos que son denominador común de la orientación política del gobierno actual como lo fueron también del anterior: no podemos olvidar que Franco Macri fue el intermediario clave del régimen K con la China => https://goo.gl/JGLS74
      Y por su impacto y efecto perdurables, tampoco podrá pasarlo por alto cualquier proyecto que articulemos como nación en el futuro.

      El evento es el I Foro Belt & Road en China
      ¿Quién está asistiendo al Foro?


      jefes de Estado en rojo, ministros en azul, otra representación en verde, véase => https://goo.gl/Epv8nr

      – El centro de gravedad está en Asia
      – Putín saluda la reunión convocando a la integración de “Eurasia” => https://goo.gl/VkBs9e
      – América también está presente: USA, Brasil y el Cono Sur: Argentina y Chile
      – El proyecto Trans-Pacific Partnership de Obama excluía a China; ahora, sobre las cenizas del TPP, USA no solamente concurre al foro sino que, como signo inmediato de la reunión de Mar-a-Lago, acaba de cerrar con China un acuerdo comercial que incluye carne bovina, gas licuado y carne aviar => https://goo.gl/TvhFLe
      – Los chinos resumen los números del discurso inaugural de Xi Jinping en una infografía panorámica => https://goo.gl/yyVYfd

      Argentina en el foro
      ¿Qué hacemos nosotros en el foro?

      1. Vale como antecedente toda la interacción con China durante los gobiernos de NK y CFK: exportaciones sojeras y de la agroindustria, compra de material ferroviario, acuerdo Swap entre el BCRA y el Bancon Central Chino,…
      2. Bajo la actual administración:
      2.1 “Plan Quinquenal Integrado China-Argentina para la Cooperación en Infraestructura (2017-2021) que incluye 16 proyectos de cooperación de infraestructura prioritaria => https://goo.gl/qSc98y
      – Rehabilitación de los sistemas ferroviarios de la línea San Martín
      – Rehabilitación de los sistemas ferroviarios de la línea Roca
      – Rehabilitación de los sistemas ferroviarios de la línea Mitre
      – Rehabilitación de los sistemas ferroviarios de cargas del ferrocarril Urquiza
      – Rehabilitación de los sistemas ferroviarios de cargas del ferrocarril Belgrano
      – Material rodante para pasajeros de Buenos Aires
      – Centrales nucleares Atucha IV y V
      – Estación de energía fotovoltaica de Jujuy “Cauchari”
      – Planta hidroeléctrica El Tambolar
      – Planta hidroeléctrica “Chihuido”
      – Planta hidroeléctrica “Potrero del Clavillo”
      – Parque eólico “Cerro Arauco”
      – Estación hidroeléctrica “Los Blancos”
      – Dragado del río “El Salado”
      – Sistema de transmisión eléctrica de las represas Kirchner y Cepernic
      – El polo energético Zárate. Centrales elécricas alimentadas por gas CCPP
      2.2 El Complejo Hidroeléctrico La Barrancosa-Cóndor Cliff denominado hoy “Aprovechamiento Hidroeléctrico del Río Santa Cruz”: represas Presidente Néstor Kirchner y Gobernador Jorge Cepernic.
      2.3 Los proyectos mencionados por el embajador argentino en China Diego Guelar que consisten en la firma de acuerdos durante la visita de Macri a China por 30 mil millones de dólares en las áreas de agroindustria, energía, transporte y minería => https://goo.gl/ij4BsE
      2.3.1 la hidrovía que vinculará Argentina, Paraguay, Bolivia, Brasil y Uruguay que va a tener crédito del nuevo banco de inversión asiático al que Argentina se está incorporando en este viaje
      2.3.2 la triangulación con los chinos en sus programas de cooperación con África en dos áreas: aprovisionamiento de alimentos y asistencia tecnológía agropecuaria

      Dice el embajador Guelar: “Nosotros estamos estratégicamente en la agenda china como proveedores. No estamos ni en la norteamericana, ni en la europea, pero sí en la china por los ejes de infraestructura, agroindustria y minería”. Y añade:“Argentina más Brasil, Paraguay, Uruguay y Chile somos el 25% de todo el sumistro de China; segundo está Estados Unidos con el 20%”.. Por otra parte “en este viaje, “estamos lanzando el acuerdo con Shandong Gold Group en Veladero, San Juan”.

      Como parte de un “entramado descentralizado”, dice Guelar, “comenzaremos con el fútbol como nave insignia que incluye a clubes, escuelas, provincias y a la AFA”.
      Obviamente en los planes también están presentes:
      – el turismo (visas con entrada múltiple),
      – se instalará el organismo de control chino de seguridad alimentaria en Argentina
      – y el cierre de acuerdos sobre carne enfriada, miel, arándanos, uvas, arvejas.

      2.3.3 Lo que se me ha pasado por alto.

      ¿Qué queda por agregar?
      Es razonable y conveniente que las instituciones de la Comunidad Organizada tomen conocimiento expreso y puedan fijar posiciones sobre estas cuestiones porque implican decisiones estratégicas en vistas al futuro.

      Saludos

  2. Jose dice:

    Decir que la iglesia católica está con “los de abajo” es una cuestión de fe.
    Recuerdo a Mafalda y Susanita hablando sobre las sociedades de beneficencia.
    Buen domingo.

    • Abel B. dice:

      Decir que la iglesia católica está a favor de “los de abajo” es, cierto, una cuestión de fe. Lo mismo que afirmarlo a propósito de la izquierda “dura”. Hay muchas fes, como vemos en los comentarios políticos.

      Pero que las iglesias, la izquierda “dura” y el peronismo están con “los de abajo”, es un hecho. Tal vez debería visitar alguna vez una villa o u asentamiento, José. Hay agencias que organizan ese tipo de turismo, y los tours son muy seguros.

      • Jose dice:

        Gracias por su consejo Abel, pero ya he trabajado, cómo docente, tanto en muchas zonas complejas (Merlo, Moreno, Varela, Berazategui, Aldo Bonzi, San Isidro-La Cava) cómo en iglesias sede de Cáritas (por ejemplo San Ramón Nonato) y he visto cómo se separan las donaciones y que parte va para los pobres.
        Saludos Cordiales.

  3. Silenoz dice:

    Si, también el cro. Marx se caería de culo (más aún) viendo que los gobiernos de corte socialistas, socialdemócratas anche comunistas, teminaron practicando capitalismo burgués al extremo…. sou las elecciones son entre los, en apariencia, menos derechosos pero relativamente creibles via el discurso de decir a los electorados lo que estos quieren escuchar, y que sólo podrá ganar credibilidad por fuera del espectro tradicional de emergencia de candidatos en los partidos, recayendo así en las jetas nuevas y jóvenes

    Podrá ser dificultosa la “conciencia de intereses” pero no así la “confluencia de intereses”, de este modo, además de ofrecer una propuesta, antes y debido a la coyuntura es necesario parar esta bosta que, independientemente del resultado de, yo diría, Agosto, se va a profundizar, y sin lugar a dudas si los “prestamistas de última instancia” se reducen al Fondo

    O sea, poner palos en la rueda para exacerbar las contradicciones del CEOfascismo, aumentando su desarticulada gestión o, mejor dicho, su plan de negocios. Y dejar a un lado el rol de “oposición responsable” que perjudicó intereses de una mayoría, sobre todo de aquellas que el peronismo representa

  4. Mariano T. dice:

    En Francia los obreros votaron al fascismo en vez de socialismo(o antes de los 80, comunismo). Eso debilitó la izquierda, por eso quedó afuera del ballotage, mirándolo desde la ventana.

    • Mariano T. dice:

      Y por eso el ballotage, diseñado para que la mayoritaria clase media se uniera ante el desastre inminente e impidiera el ascenso de la izquierda al poder (Miterrand derrumbó ese mito en los 70), funcionó para impedir que el fascismo llegara al poder.

      • Casiopea dice:

        Sí, pero no ayudó a mejorar la situación en Francia. Te aseguro que, más allá del alivio reciente, los franceses están de muy mal humor. Hoy, gran asunción, gran, con toda la pompa que los franceses manejan tan bien. La semana que viene, a hablar con Merkel 😦

      • guillermo dice:

        Casiopea, entonces te parece que Marine Le Pen hubiese ayudado a mejorar la situación? Porque esas eran las dos opciones posibles, Melenchon tenía tantas chances de ganar como Corbyn en UK.

    • Casiopea dice:

      Guillermo, no comulgo con Marine Le Pen si esa es su pregunta. De haber ganado ella, Europa estaba en crisis (otra más), una hora después de anunciados los resultados. En ese sentido, que no ganara fue un alivio comprensible. Ahora, a lo que me refiero es que las propuestas de Macron para la UE, si es que no retrocede, lo ponen el “colllision course” directo con Alemania, por lo menos la Alemania de Merkel (presupuesto compartido, bonos europeos, etc.). Macron no quiere salir del euro, cierto, pero sí quiere “desparramar” las deudas y también ha hablado bastante claramente de su oposición al superávit alemán. Por eso les digo a mis amigos franceses que el alivio les va a durar poco. Como se lo mire, el sistema europeo está en crisis por más que no agarren la manija los elementos más extremos de cada uno de los países.

      • guillermo dice:

        El sistema europeo entró en crisis por haber adoptado el euro y aumentado el numero de miembros demasiado pronto, en casi coincidencia. Tarde o temprano se va a volver al nucleo original desarrollado, que puede compartir moneda y politica economica con retoque de reglas, probablemente incluir Espana e Irlanda en ese grupo, y aflojarle el corset al resto. Si la disyuntiva es que los originales rompan la union o le cambien el status a Grecia, Rumania, etc, la opcion es clara.

      • Casiopea dice:

        Guillermo, hace rato que me preocupa el destino de la UE, y su pronóstico no hace más que agregar otra opción que no tenía tan presente como posible. Por ahora, déjeme entretenerme con el Brexit que parece sencillo en comparación.

  5. ricardo j.m. dice:

    concentracion o reparto

  6. bruno dice:

    ” para Presidente, un privatizador que nos prometía incorporarnos al “Primer Mundo” -Menem, en 1995- y alguien que prometió continuar la política económica del otro, con un barniz republicano y conservador -De la Rúa, 1999.”

    Creo que a Menem lo votaron la 1ra vez porque mintió (revolución productiva, salariazo) y ocultó sus verdaderos planes; en
    su reelección por el efecto Tequila y los que tenían cuotas o deudas en dólares junto al temor a que desapareciera el 1-1. De la Rúa ganó con una alianza presentada como de centro-izquierda, que al poco tiempo quedó en evidencia que no lo era, y que en Economía también prometió continuar con el 1-1. El caso actual es
    comparable a la 1ra elección de menem. En ningún caso fue
    votado alguien que se presentara sinceramente como neoliberal, conservador o de derechas. Podrás decir que muchos lo sabían o podían suponerlo, es cierto, también muchos otros que no.
    Sin ánimo de menosprecio: Existe un alto porcentaje que no tiene suficientemente claro qué proyecto está votando. Se nota en conversaciones tanto pre como post-electorales, en todos los niveles socio-económicos.
    Son datos que, a mi juicio también, merecen ser considerados.-

  7. Ricardo dice:

    Un artículo interesante para tener otro punto de vista (menos ideologico y moral que pragmatico):

    http://rambletamble.blogspot.com.ar/2017/05/elecciones-en-francia-quienes-son-los.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: