En Buenos Aires, el peronismo para la mano

El peronismo -no sólo el peronismo, toda fuerza política de masas- está frente a un dilema estructural: las listas de candidatos “de unidad” reflejan, naturalmente, las relaciones de poder que existen en ese momento. Y las refuerzan. El problema con eso es que hace más difícil que surjan nuevas figuras y, sobre todo, nuevas propuestas.

Otra posibilidad es que las internas se vacíen de contenido. Pero eso sucede cuando no se disputa el poder real. Pasó en el peronismo porteño en abril de 2015, con 7 postulantes para disputar la candidatura a jefe de gobierno. Es que cuando el gobierno nacional está en manos peronistas, la política local gira por completo en su órbita. No es el caso actualmente.

Es por eso que, generalmente, estoy en favor de las internas. Pero no hay que creer que esa es la solución ideal, a la Rousseau (o Lousteau). Porque la lucha exigente y amarga de las elecciones internas no la llevan adelante idealistas enamorados de una teoría económica, por ejemplo, sino hombres y mujeres que deben sumar las ambiciones de muchos otros, y que se juegan en ellas su lugar en la política. Y casi siempre, su nivel de ingresos. Los que las conocemos, sabemos que es más feroz la pelea cuanto más cerca del barro se dan. Las internas por candidaturas a diputados son duelos entre caballeros comparadas con las que se dan en las listas de concejales. Y no es que sean muy caballerosas, eh.

Un político bonaerense con mucha calle, de las asfaltadas y de las otras, me dijo “Me preocupa una interna ahora, sin el manejo del gobierno de la provincia. Porque en los distritos el tema no es Cristina, Randazzo… Es quién va. Saca a relucir lo peor de nosotros“. Es por eso que sus dirigentes, los que conservan sus distritos, que no tienen afición a comer vidrio, están tratando de encauzar -no suprimir, que sería fatal- las ambiciones particulares. Este artículo de Letra P informa acerca de eso (Y espero que en la Capital tomemos nota).

El peronismo no quiere repetir el desborde de hostilidad de la interna 2015

“Fue un encuentro que podría describirse como la antesala de las definiciones”, señaló uno de los jefes comunales que el martes por la noche participó de un encuentro que reunió a alrededor de cuarenta intendentes, dirigentes del PJ y diputados nacionales. En un escenario de muchas especulaciones, el encuentro apuntó a “una suerte de disciplinamiento partidario”. Mientras se amasa la estrategia para avanzar en el armado electoral, acordaron que de, no alcanzar la unidad, evitarán astillar al peronismo como sucedió en la previa de la última experiencia electoral que enfrentó a Randazzo con Scioli.

Atrás parecen haber quedado los asados en el quincho del referente de La Cámpora Juan Cabandié, quien durante varios encuentros ofició de anfitrión y su casa se mostró como el búnker político del kirchnerismo. De hecho, a uno de los convites se sumó la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Desde el martes por la noche se acordó que los próximos encuentros se desarrollarán en el edificio de Bolivar 400, sede durante muchos años del Frente Nacional Peronista, cercano al Hotel NH, reducto donde los randazzista tienen su centro de encuentros.

Sin asado mediante, la convocatoria tuvo una amplia participación. La encargada de cursar telefónicamente las invitaciones fue la jefa comunal de La Matanza, Verónica Magario, quien en línea con lo conversado con sus pares bonaerenses, señaló en una entrevista en C5N que “el peronismo está unido“e incluyó en el mismo espacio a “Cristina, Scioli y Randazzo”.

Con la última experiencia electoral como telón de fondo, el peronismo no quiere repetir el desborde de hostilidad de las elecciones de 2015, cuando Florencio Randazzo y Daniel Scioli libraron una batalla sangrienta, antes y después que CFK desestimara la posibilidad de ir a internas a nivel nacional. El adversario “no está adentro del partido, está afuera y es Cambiemos“, describieron.

El mandato de la reunión, en la que muchos jefes comunales tomaron la palabra, fue “trabajar por la unidad o mantener una interna respetuosa”. El mensaje fue leído como “una suerte de disciplinamiento partidario”, señaló uno de los participantes, en la que se incluye que el discurso comunicacional debe estar unificado y apuntar contra Cambiemos.

De llegar a interna a nivel nacional, algunos intendentes, sobre todo del interior, apuntaron a la necesidad distrital “de trabajar por la unidad”. “En el territorio desgasta la interna”, indicó un dirigente que tomó nota de lo conversado, por lo que solo se habilitarán varias listas en los pagos chico donde el peronismo no gobierna o donde no haya diálogo entre los distintos sectores.

Durante la exposición, algunos jefes comunales insistieron con la necesidad de definir “nombres, empezar a mostrarlos y hacerlos caminar la Provincia”. Sin embargo, todos coincidieron en que lo prioritario es consensuar la estrategia para enfrentar a Cambiemos.

“Se dejó de definir a Sergio Massa como adversario. El único adversario es Cambiemos y hacia ahí hay que apuntar”, diferenciando el escenario al de otras reuniones donde la mira también se ponía sobre el Frente Renovador.

“Fue un encuentro que podría describirse como la antesala de las definiciones. Lo más importantes es definir la estrategia para enfrentar a Cambiemos”, indicó el intendente de 25 de Mayo, Hernán Ralinqueo, es decir, si el peronismo irá todo junto o se medirá en las PASO, tal como viene pregonando entre distintos dirigentes el ex ministro Randazzo.

Durante la reunión se definió mantener encuentros con sindicatos y organizaciones sociales “para discutir lo que está pasando en el país. La intención es tener en cuenta lo ellos perciben, para tener un programa de acción concreta sabiendo cuáles son los reclamos puntuales de cada sector”, completó Ralinqueo

En la misma línea se expresó su par de Saavedra, Hugo Corvatta, quien indicó que se organizaron “cuestiones que tienen que ver con lo comunicacional, por ejemplo unificar el slogan, el discurso en términos de programa y en remarcar que el principal adversario es Cambiemos”.

Corvatta, si bien participó de los anteriores encuentros que organizó Randazzo, se despegó del previsto para el miércoles por la noche y fue más allá al señalar que en este del martes participaron “intendentes que juegan dentro del PJ” y que no “visualizó” a “ninguno que esté apoyando a Randazzo”. Aunque varios de los asistentes, como Ricardo “Pito” Casi, de Colón, ya anticiparon su asistencia y otros, como el enigmático Martín Insaurralde y su par de Roque Pérez, Juan Carlos Gasparini, deslizaron la posibilidad.

Del encuentro, además de los mencionados, participaron Jorge Ferraresi (Avellaneda), Patricio Mussi (Berazategui), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Mario Secco (Ensenada), Alberto Descalzo (Ituzaingó), Juan Ustarroz (Mercedes), Walter Festa (Moreno), Ariel Sujarchuck (Escobar), Gustavo Menéndez (Merlo), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas), Fernando Gray (Esteban Echeverría), Hernán Y Zurieta (Punta Indio), Ricardo Curutchet (Marcos Paz), Julio Pereyra (Florencio Varela) y Santiago Maggiotti (Navarro).

También, los representantes del interior Gustavo Barrera (Villa Gesell), Juan Pablo De Jesús (La Costa), Juan Carlos Veramendi (General Paz), Alberto Conocchiari (Leandro Alem), Alejandro Acerbo (Daireaux), Gustavo Cocconi (Tapalqué), Oscar Ostoich (Capitán Sarmiento), Néstor Alvarez (Guaminí), Francisco Durańona (San Antonio de Areco), Adrián Sánchez (E. de la Cruz), y Héctor Olivera (Tordillo).

De la reunión participó el presidente del PJ de la Provincia, Fernando Espinoza, y los legisladores nacionales Eduardo De Pedro, Andrés Larroque, Gustavo Arrieta, Mayra Mendoza y Fernanda Raverta; además del diputado provincial Juan José Mussi, quien se encarga de conducir las mesas de acción política durante las reuniones en el PJ“.

Anuncios

5 Responses to En Buenos Aires, el peronismo para la mano

  1. Rogelio dice:

    – “… acordaron que de, no alcanzar la unidad, evitarán astillar al peronismo como sucedió en la previa de la última experiencia electoral…”
    – … fue leído como “una suerte de disciplinamiento partidario…”
    – De llegar a interna a nivel nacional
    [sic], algunos intendentes, sobre todo del interior, apuntaron a la necesidad distrital “de trabajar por la unidad”.
    – “En el territorio desgasta la interna”.

    —–
    Estimado Abel:

    La realización de las PASO en cualquiera de los niveles de la elección bonaerense NO conspira en absoluto contra la unidad.
    Por el contrario, la posibilidad de que sea el único soberano con su sufragio quien decida cuáles son los mejores candidatos es una condición esencial para garantizar la construcción de la unidad genuina.

    Otra vez sopa, ni lo sueñen !!!
    El soberano quiere votar y elegir.
    Si cierran, anulan o desvirtúan las PASO como ocurrió en 2015, los bonaerenses encontraremos otras formas y medios para expresar libremente nuestra voluntad.

    Saludos cordiales

  2. claudio Maxl dice:

    PASO no, es preferible q Randazzo se abra antes q una interna con el. X afuera pierde a los intendentes PBA q aun le responden y sale a disputar los votos d Massita ya sea en interna del FR o presentandose x otro espacio. Se imaginan una interna tirandole mierda a Scioli x un aborto, con Dominguez y su operacion contra Anibal seria d boludos prestarse a PASO contra ellos.

    • Norberto dice:

      No creo que ahora hagan cosas semejantes, porque ya están quienes las hacen por ellos en sus ataques a Cristina, y la presencia de Alberto Fernández como jefe de campaña de Florencio es una relativa garantía de eso ande mejor.
      Y por otra parte, institucionalizar la herramienta electoral puede ser un paso adelante, y atractivo para una porción de votantes con arandela donde todos sabemos y que hoy están en el FR, vaciar ese instrumento divisor del voto puede llegar a ser importante, piense Claudio en una interna de entre el 50 y el 60% del electorado y su impacto en los adversarios y enemigos, aunque después algunos votos emigren.
      Nunca menos y abrazos

  3. horca dice:

    ¿Macri libera genocidas y nosotros vamos a internas? Es un delirio y, desde un punto de vista histórico, es una frivolidad.

    Preguntémonos: ¿Clarín quiere internas en el FPV? Sí.

    ¿Por qué las haríamos, entonces?

    Estoy muycansado de la gente que cree que vive en un mundo teórico, donde los malos no interfieren en nuestras plácidas hipótesis politológicas.

    • Raúl C. dice:

      Yo también percibo que Clarín quiere internas en el FPV.

      Si alguien tiene dudas, no tiene más que preguntarse qué hace Alberto Fernández saltando de Massa a Randazzo: la respuesta sale sola.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: