De comentarios

Cada tanto vuelvo sobre el asunto. Hay comentarios, y comentaristas, que enriquecen el blog. Y son parte de las satisfacciones del bloguero. Además, para ser sincero, me ahorran trabajo: me dan servido otro posteo, o, mejor todavía, un nuevo enfoque.

En conjunto, son una compensación más que adecuada para los que encuentro aburridos, ofensivos, o estúpidos. Además, pienso que sus autores probablemente reaccionan de la misma forma a mis posteos -sería lógico- y tienen que leerlos, aunque sea el comienzo, para empezar a escribir. Una módica venganza.

Me fastidia más el hecho que un porcentaje muy alto de los comentaristas y de los comentarios tienen el único propósito de pelearse con otro, o bardearlo. Ojo: tengo claro que es la principal motivación de muchos que comentan, y de los que entran a la columna de coments. No es problema. A mí me fastidia simplemente porque me obliga al trabajo de leerlos y borrarlos cuándo se pasan, para evitar que termine en una cloaca como los foros online “moderados” por computadora. O porque está al comienzo de la columna de comentarios de un posteo que pienso vale la pena y la va a volcar a una polémica que no tiene nada que ver.

(Lo digo por el último “Argentina Nuclear”, donde borré un coment. bien argumentado pero irrelevante, y permití la tontería biliosa de Alcides Acevedo. Porque su obsesivo desprecio por cualquier esfuerzo nacional muestra una actitud demasiado extendida entre nosotros, el problema cultural más serio de la sociedad argentina. El Alcides sirve para que tengamos presente que ese auto desprecio está más allá de la política).

Volviendo al punto: Las peleas, en sí, no me molestan. Cuando ponen mucha pasión, me parece que deberían hacerlo personalmente, en el viejo estilo, a trompadas. Lo digital… me parece medio maricón, como se decía antes de las marchas del Orgullo Gay. Pero es una opinión personal. El caso es que tengo poco tiempo para moderar comentarios, y es más fácil borrarlos. Les sugiero que moderen ustedes los ataques en un comentario, si les interesa que lo publique.

Anuncios

10 Responses to De comentarios

  1. Jose dice:

    “Old Fashioned” o “los muchachos de antes no usaban gomina”… de cuando “el fierro” se usaba en las internas y en las pintadas… no hace mucho (1972).

  2. Haris Ana dice:

    Considero estratégico el comentario de hoy del Blog referido al conjunto de eventos y técnicas que construyen destrucción, tensión y confusión. Las tecnologías facilitan y eventualmente fomentan una cierta intensidad muchas veces aparente de comunicación. En este sentido, para mí lo esencial es que estamos dejando de lado lo que supone seguir construyendo nuestra comunidad humana que exige tanto disensos como consensos. Eso no es problema. El tema es el perfil que va desde el narcicismo pasando por los intereses expresados con sordera como lógica suprema son autodestructivos para nosotros como país. Está lo mencionado hoy en el Blog, está la tele de aire y están los medios. Comenzar a encender estos semáforos como el artículo de hoy es comenzar a clarificar y eventualmente encaminarse hacia soluciones eficientes. Gracias! Lo que me surgió más breve y espontáneamente al leerlo fué: POR FIN ALGUIEN!

  3. Lo cortés no quita lo valiente…lugar común, que detesto como a todos ellos, porque resultan un atajo y una excusa para no pensar o cuestionarse y solo confrontar desde el narcisismo. Sigo y cito tu blog desde hace un par de años más o menos. A veces coincido, a veces no, pero tengo cierta empatía general por lo que expresás, que creo trata justamente de escapar de los lugares comunes no sólo de estas redes virtuales, sino también del debate político hoy existente en las mismas. Tus posteos son fuente de inspiración personal y también grupal de un programa de radio que hacemos en Rosario en Radio Universidad, así como algunos otros blogs. Y pienso y siento que tu blog me, nos resulta grato, necesario y nos enriquece tanto en las coincidencias como en las divergencias. Por lo que simplemente me atrevo a decirte: adelante con los faroles!

  4. Anónimo dice:

    Totalmente de acuerdo. Si hemos de ofender, que sea de forma humilde y educada; del mismo modo, nada cuesta insultar con respeto, caracho. Bardear sí, puede ser, pero siempre con la sonrisa afable del que sabe que “la patria es el otro”. Todo dentro de las reglas de la urbanidad y en el marco de la convivencia democrática. Sin embargo, no acuerdo con la bajeza de citarse en una esquina para dirimir a golpes las pasiones motivantes de esa clase de encuentros: significa abrir la caja de Pandora de otras pasiones, quizás menos inocentes que las políticas.
    En fin, la competencia por ver quién orina más lejos pertenece a una Argentina del pasado a la que no queremos volver, caballeros.

  5. guillermo dice:

    Como autor del comentario bien argumentado pero irrelevante, si no permitieses que gente que piensa y opina como vos insulte salvaje,obsesivamente y sin justificación a quienes no los insultan, simplemente desmienten lo que dicen, le harías un favor al blog y, en el principio de grano no hace, etc, a la calidad de vida en general. Vos tenés que vivir en la calidad de vida que crees a tu alrededor, a la mia no la afectás.

    Y si no, dejá el derecho a respuesta. Aplicar ‘reglas’ como convenga a los intereses propios es censura de la peor clase en lo
    que hace opinión, y estafa en general. . Es de caradura pedir a la gente que se modere, pero dejando publicado un comentario insultante cuyo unico proposito es probar lo brillante e informado de su autor. No tiene otro, no contribuye nada al tema nuclear. Si vas a ser censor, primero sé coherente en tus propios argumentos.

    Ya te he dicho varias veces que tu desgracia es ser mucho mas inteligente que muchas de las causas con que elegís asociarte. Si no tuvieses cola de paja por haberme censurado para proteger un ataque innecesario e injustificado de alguien que querés proteger porque toca el bombo en la murga, no hubieses dedicado varios parrafos a explicarlo.

    • Abel B. dice:

      Guillermo, esos párrafos estaban destinados a decirle que, aunque no iba a autorizar ese coment porque no me interesaba desviar la discusión en ese post, no tenía inconveniente con el texto (con un final demasiado ponzoñoso, eso sí). Como sea, voy a impedir que se metan con su madre, pero lo de “troll procesista”… En mi barrio, ni los más pesados lo tomarían a mal, qué quiere que le diga.

      Igual, ud. leerá lo que quiere leer, como siempre. Y, como siempre, me dará pie para un mensaje “urbi et orbi”. Bah, en este caso a la pequeña minoría de comentaristas del palo.

      Soy socio de una agencia de publicidad, con clientes empresarios y políticos. Como tal, puedo ver -de primera mano- cómo gente inteligente e intelectualmente sofisticada, mis socios y colaboradores, a menudo se encierran en la burbuja del discurso que elaboran. El peligro que advertía Tony Montana “Consumir de la propia merca”…

      Por eso, en un blog de análisis político, que sólo leen los ya muy politizados, me parece necesario, y estimulante, que haya voceros opositores a la línea general del blog. El ideal es que fueran críticos agudos y distantes, pero es muy difícil conseguir que comenten… gratis.

      El “second best” es profesionales informados e inteligentes, del otro lado. Hay pocos Mariano T (de los que visitan, sólo me queda él).

      Uno tiene que tomar lo que hay. Después de todo, tampoco los comentaristas del palo, ni el mismo bloguero, fuimos elegidos por concurso público. De “la contra”, Guillermo es de lo mejorcito: Escribe bien, y como se fue de Argentina hace tiempo, su gorilismo es el artículo original, incontaminado por las experiencias posteriores. Con los que se van del país, de un lado u otro, pasa lo mismo: quedarse detenidos en los temas de ese momento. A los que seguimos aquí, nos ayuda a tener presente las versiones anteriores de nuestros enfrentamientos.

      Abrazos

      • Raúl C. dice:

        No sé por qué algunos se dan por aludidos. Es un misterio.

      • Raúl C. dice:

        Me han dicho repetidamente y de manera directa ‘puta ideológica’ y otras cosas.
        Si yo sé que no soy ‘una puta ideológica’, lo ignoro. O le contesto con un diagnóstico.
        Al que sabe que no es un troll procesista, que se lo digan le tendría que resbalar.

      • Mariano T. dice:

        Lo de troll procesista tiene que resbalar sobre todo si viene de Raul C., personaje para el cual todos los que disienten con él son émulos de Videla, y cómplices civiles de la dictadura aunque tengan 20 años.

      • Raúl C. dice:

        Una vez más deforma lo que escribo.
        Evidentemente, no está aquí para defender la verdad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: