Algo de geopolítica, después de los cohetes de Trump

Hace cuatro días el Presidente de los Estados Unidos ordenó el lanzamiento de 59 misiles crucero Tomahawk contra la base aérea de Shayrat, del ejército sirio. Según anunció, fue en represalia por un ataque con armas químicas ocurrido en la localidad de Khan Sheikhoun, al sur de la ciudad de Idlib, controlada casi en su totalidad por la oposición al gobierno de Al Assad.

Y eso es todo lo que sabemos con razonable certeza hasta ahora. Las especulaciones que hice en este blog a horas del asunto siguen siendo válidas. No porque hayan sido especialmente lúcidas, sino porque no han surgido hechos que las desmientan, o confirmen (entonces dejarían de ser especulaciones).

El número de 58 víctimas de ese ataque químico fue proporcionado por la oposición a Al Assad. No hay motivos para dudar, ni tampoco para creerles. Todos los que participan en la guerra en Siria hacen propaganda, y, como en todas, el objetivo es ganar, no investigar. Hay en Internet un video que muestra un niño que habría sido víctima de gases, pero es más emotivo que preciso.

No sabemos quién usó las armas químicas: el ejército de Al Assad las ha usado en el pasado. Pero no tenía motivo racional para emplearlas ahora, que está ganando la guerra. Especialmente cuando la Casa Blanca había hecho declaraciones públicas aceptando su permanencia en el poder “si el pueblo sirio así lo decide”. Su versión oficial sobre el episodio, “Gases almacenados por las fuerzas opositoras, liberados accidentalmente por un ataque aéreo nuestro”, suena débil, como siempre que la explicación incluye un accidente. Pero no es imposible, en ausencia de análisis técnicos confiables.

Los que se enfrentan a su gobierno, especialmente ISIS, o Daesh, pero no sólo ellos, han dado muestras que usarán cualquier medio, aún los más sanguinarios, si creen que favorece su causa. Por eso, entre los que se oponen a EE.UU. surgió de inmediato la acusación: era un hecho de “false flag”: El ataque químico habría sido lanzado -o inventado- para provocar el ataque estadounidense.

Esta hipótesis -hecha creíble por la historia de las “armas de destrucción masiva” que le atribuyeron falsamente a Saddam Hussein- tiene una consecuencia… sugestiva. Los autores debían tener motivos para suponer que Trump iba a reaccionar como lo hizo, a pesar que en la campaña electoral, y también desde mucho antes, había criticado a Obama por entrometerse en Siria, y planteaba que ISIS era el verdadero enemigo.

Es decir, tenemos un dato cierto, sea cuál sea la verdad en todo el asunto: Trump cambió bruscamente su posición. Los motivos… siguen siendo tema de especulación. Es difícil creer que haya sido su indignación moral frente al uso de gases en la guerra.

En cuanto al ataque a la base Shayrat, todavía no se sabe cuántos de esos 59 cohetes llegaron a su destino. Hay diferentes versiones, según si los medios son favorables a EE.UU. o a Rusia: desde la destrucción de un 20 % de la fuerza aérea siria (aparece en la CNN) hasta que sólo 23 de los 59 cayeron en la base, varios de ellos en “lugares inocuos” (aparece en Russia Today).

También aquí podemos encontrar un hecho, por la naturaleza del arma empleada: Los Tomahawk, como todos los misiles crucero, son relativamente lentos. Eso hace más creíble una información que está en la mayoría de los medios que informan con amplitud sobre el tema: EE.UU. informó previamente a los mandos rusos del ataque que iba a hacer, siguiendo la práctica que se había desarrollado durante el breve período en que coordinaron, informalmente, sus ataques a ISIS. ¿Hubo interferencia electrónica con los Tomahawk? Quizás, pero Rusia no empleó cohetes antimisiles

Hasta aquí, lo militar, en lo que no soy experto. Para los aficionados a coleccionar tanto información bélica como teorías conspirativas (no las más delirantes), recomiendo el blog de Jerry Pournelle (en inglés): veterano de la Guerra Fría y paleoconservador, que -por eso mismo- es muy escéptico de la intervención de su país en Siria y en el Medio Oriente en general. Es decir, la posición que sostenía Trump hasta este jueves 6.

Sobre la política internacional, la lucha por el poder global -el Gran Juego de Kipling- antes de ir a las pocas conclusiones que me animo a sacar- empiezo por compartir una inquietud, que me puso en la cabeza el más grande de los detectives:  En uno de sus casos, Sherlock Holmes le menciona al Dr. Watson la extraña conducta del perro de la casa durante esa noche. El buen doctor dice “Pero Holmes, el perro no hizo nada durante la noche!“. “Esa fue la extraña conducta, Watson“.

Estamos en el quinto día después del incidente, que marcó dramáticamente un viraje fundamental e inesperado en la política internacional del nuevo presidente de los EE.UU., y el asunto ha desaparecido de las portadas de los medios internacionales y sus repetidoras locales. Aún de la “portada” de Google News, versión U.S. Aunque Rusia, como respuesta al lanzamiento de cohetes yanqui, ha enviado una modernísima nave de guerra a la zona, los medios no están usando la posibilidad de un dramático y peligroso enfrentamiento para vender diarios o minutos de publicidad. Extraño.

Paso a mis pocas conclusiones. Bastante obvias, me temo. En la política estadounidense, se ha impuesto, por ahora, el sector que favorece el enfrentamiento con Rusia y con Irán en el Medio Oriente. También, por ahora, es un enfrentamiento verbal. El secretario de Estado, Tillerson, visita Moscú, para tratar de convencer a los rusos que abandonen su apoyo a Al Assad. Le vaticino poco éxito. En cuanto a Teherán, ha sido extraordinariamente discreto y cauteloso en sus pronunciamientos sobre el asunto. Como ha sido en general su práctica desde el final del mandato del bocón Ahmadinejad. Pero el hecho es que, en una región “fértil en guerras” y notoriamente volátil como el Medio Oriente, el nivel de violencia y amenazas no ha aumentado a partir de este bombardeo. Se puede decir que la guerra global sigue en cómodas cuotas, como hasta ahora.

Esto no significa que los cohetes de Trump no tienen consecuencias. En lo local, los sectores, las monarquías sunnitas de la península arábiga y los grupos yihadistas, entre ellos el ISIS, que combaten a Al Assad han ganado aliento. Hasta hace unos días su derrota parecía asegurada. Esto significa, estimo, que Rusia no disminuirá su intervención militar en la zona. E introduce más incertidumbre para el futuro en la ambigua posición de Turquía.

En el plano global, asistimos a una derrota de la apuesta de Putin en la presidencia de Trump. Esto le resultará difícil de aceptar a los admiradores del mandatario ruso, que no pueden admitir que sus ídolos no ganen siempre. Pero hay pocas dudas de eso. Todavía hace tres días Thierry Meyssan, lo más parecido a un propagandista extraoficial de Putin y de Al Assad, trataba de convencer que todo era una maniobra astutísima de Trump para lograr que sus opositores internos terminaran por aceptar su acercamiento con Rusia! El problema de los aficionados a las teorías conspirativas…

Mucho más importante, se ha descartado un insinuado cambio estratégico en la balanza de poder global. Que EE.UU. pudiese convencer a Rusia que abandone su actual alianza estrecha con China. Como hace algo más de 40 años logró que China se ubicase más cerca de ellos que de la URSS. El anciano Dr. Kissinger debe estar puteando en arameo.

Hay otro hecho, que es necesario tomar en cuenta y que seguramente todas las cancillerías serias lo han hecho. El Presidente Trump es tan imprevisible en política internacional como fue su irrupción en la estadounidense. Como dice el New York Times, la “doctrina Trump” es: no tener doctrina. Es un dato peligroso, sobre el presidente de un país que maneja la máquina militar más grande de todos los tiempos.

Así, desde una mirada geopolítica, me veo forzado a coincidir con el analista James Palmer, en Foreign Policy: La República Popular China debe estar muy contenta con esta nueva situación. Que Trump, que los EE.UU. tienen como un objetivo estratégico impedir que el Reino del Medio se convierta en un poder hegemónico en el Pacífico y/o Eurasia, es un dato estructural. Pero el socio comercial y adversario geopolítico de China se ha vuelto a meter, con ambos pies, en el pantano del Medio Oriente.

Palmer atribuye a los chinos esta reflexión: La decisión de George Bush jr., después de 2001, de emprender una serie de guerras en Afganistán, Irak, les dio una década de gracia para aumentar y consolidar su poder. Ahora, pueden estar consiguiendo otros diez años, gratis.

Y también -porque el enfoque principal es y debe ser en lo nuestro- no puedo menos que tener presente que, como señalé en el blog años atrás, esa absorción de política y recursos yanquis en el Arco Islámico, ayudó a que en la América del Sur se desarrollasen gobiernos… insumisos a las políticas del Departamento de Estado, después del fracaso de los experimentos “neoliberales”. Actualmente, ese ciclo de Chávez, Evo, Correa y especialmente de los gobiernos de los dos países más grandes de la región, Lula y Dilma, y los Kirchner, aparece concluido.

Pero la “restauración neoliberal” en marcha en ambos países parece tener bases débiles. Es necesario preguntarse si hay nuevos procesos en nuestros pueblos que puedan “cabalgar” la etapa que se abre.

Anuncios

17 respuestas a Algo de geopolítica, después de los cohetes de Trump

  1. Nico dice:

    2001, no 2011.

    Pero al margen. Sobre el tema de Siria, me quedo con esto:

    If the Iraq war and its fall out has shown the West anything, it is that military action alone cannot achieve stability and war has unexpected consequences. As Napoleon once said of the limitations of war, “you can do anything with bayonets except sit on them”. War can be the continuation of politics by other means if there is a plausible political settlement at the end of it. Clausewitz in reverse does not work.
    Perhaps all this explains the almost apoplectic Western response to Syria, including that of western liberals and former radicals. It is a response born of their frustration about the absence of a military or political solution they can be in charge of, rather than a willingness to go to war.
    Susil Gupta (http://economicsofimperialism.blogspot.com.ar/)

    El problema de todo este espectaculo es que es dificil entender que es lo que se pretende hacer. No hay soluciones a la vista, y hay que pensar que es probable pensar que la mejor acción es no hacer nada y dejar que el conflicto se agote por si mismo (lo que le daría la razón a Obama, no?).

    • Abel B. dice:

      Gracias por señalar el typo, Nico. Ya lo corregí.

      Pero en mi opinión, creo que el problema básico es la convicción de esa elite de “liberales y anteriores izquierdistas de Occidente” que Ellos deben proporcionar la solución y estar a cargo de su implementación.

      Curiosamente, creo que Kissinger estaría de acuerdo conmigo.

  2. Cine Braille dice:

    Trump y su doctrina de no tener doctrina previsible puede empeorar la situación en una zona alejada de Siria: en la península de Corea. Ahí se enfrenta a una dinastía de líderes que hizo de la imprevisibilidad un culto y una fortaleza. No sé cómo se juega ese juego entre iguales sin arriesgarse a confundir bluffs y amenazas reales.
    Saludos

    • Rogelio dice:

      Estimados Abel y Cine Braille:

      Lucha interna
      No me parece que lo determinante sea la falta de doctrina previsible. Parece evidente que se está dando una dura lucha interna en los puestos de comando de USA con una cadena cotidiana de relevo de funcionarios. ¿ Les parece extraño ? En realidad, es mucho lo que se juega tanto en el plano doméstico como geo-político.

      El mapa es importante porque ayuda a ponerle contexto a la situación que se está desenvolviendo, con foco en Eurasia.

      Eurasia cuenta con:
      – el 70% de la población mundial;
      – el 75% de los recursos energéticos globales;
      – el 70% del PB mundial

      Europa es una península de Eurasia y depende en gran medida de los recursos energéticos asiáticos.
      Algunas líneas de aprovisionamiento de energía a Europa – alternativas al gas ruso – pasan por Siria, tal cual planteabas en un post anterior.

      Rusia ha alineado sus objetivos geopolíticos y económicos con China y con el desarrollo de la vision estratégica “Nueva Ruta de la Seda”.
      Los corredores vertebrales de la “Nueva Ruta de la Seda” integran el espacio euroasiático de Este a Oeste; en líneas que corren por el Norte, por el Centro y por el Sur.

      Las Reformas 2010 del FMI avanzan paso firme y afianzan al RMB (Renminbi chino) como moneda internacional.
      La habilidad de USA para usar el U$S dólar como mecanismo de control global disminuirá sensiblemente en el naciente marco monetario internacional de múltiples monedas.

      ¿ Y nosotros ?
      Este punto importante al que quería llegar.
      A fines de abril el presidente Macri hará sendas visitas de estado a USA, China y Japón.
      Durante el año 2018 Argentina ejercerá la presidencia del G20: los temas de la agenda del grupo en 2018 serán la generación de trabajo y la educación.
      Argentina asumirá también la presidencia pro-témpore de UNASUR a partir del 17 de abril próximo.

      Son todas referencias que conviene tener presente, incluso a la hora de trazar las estrategias electorales.

      Saludos

      • Silenoz dice:

        ”La habilidad de USA para usar el U$S dólar como mecanismo de control global ”

        Esto que comentás concuerda con una teoría que sostienen muchos yanquis, sobre todo antropólogos, historiadores y similares en los cuales predomina una visión en perspectiva histórica de mecanismos antiquísimos que a pesar de su evolución, sin embargo, no pierden su esencia primordial.

        Resumidamente esta teoría dice que el verdadero poder del “hegemón” no está en su arsenal sino en dos pilares: la emisión de deuda y la moneda en que se emite. Estos son los verdaderos instrumentos de dominación, las armas son el apoyo necesario y aleccionador cuando alguno de estos pilares se perciben (con o sin razón) amenazados en cualquier parte del mundo, de aquí la diseminación de las bases militares. No sólo cuentan con el mayor poder de fuego sino además, es el único país con capacidad de bombardear cualquier punto del planeta en muy poco tiempo a cargo su formidable poder aéreo que es el que cuenta con la mayor velocidad de desplazamiento por sobre cualqueir otra arma.

        Bajo esta perspectiva se entiende por qué los yanquis sostengan alegremente y sin inmutarse grandes déficits con determinados países de acuerdo a su relativa importancia geopolítica. Si los principales o más relevantes países de acuerdo a su peso en el comercio mundial financian a los yanquis bancándoles sus rojos comerciales, estos se encuentran con una liquidez relativa importante en dólares ¿y qué hacemos con esa guita? Y…. se la devolvemos a los yanquis comprándole bonos, de aquí su condición de “valor de reserva”. Es más o menos como aquel empresario que trabaja para un solo cliente de talla importante, al tener todos los huevos en la misma canasta cambia su rol: de proveedor a subordinado proveedor .

        Esto es funcional al poder financiero por que si bien la FED es la que emite los dolarios sin embargo los que los crean casi de la nada son los grandes bancos en el mismo momento de conceder un préstamo o financiamiento.
        Teniendo en cuenta esto último tiene sentido ciertos cambios bruscos del tilingo del norte que cita don Abel, la única política de estado por encima de cualquier presidente es el gasto militar que sirve de sostenimiento al negocio del sector financiero cada más liberado. O sea estamos presentes y a merced de una “sociedad” entre financistas y militares. El segundo como guardaespaldas del primero

        Por ej. el antropólogo cro. Graeber dice en un libro que cité en un comentario en un posteo anterior y cito textualmente: ”When Saddam Hussein made the bold move of singlehandedly switching from the dollar to the euro in 2ooo , followed by Iran in 2001, this was quickly followed by American bombing and military occupation. 14 ”

        La referencia 14 dice:”14. As many have remarked, the three countries that switched to the euro around this time-Iraq, Iran, and North Korea were precisely those singled out by Bush as his “Axis of Evil.” Of course we can argue about cause and effect here. It’s also significant that the core euro-using states such as France and Germany uniformly opposed the war, while U.S. allies were drawn from euro-skeptics like the UK.

        El autor mismo aclara que nunca sabremos si esta decisión tuvo el peso que se le intenta dar pero como andamos como turco en la neblina, como dato adicional vale, más aún cuando sabemos que el arsenal atómico de Irak no existía y da también una explicación razonable de la actitud de las voces cantantes de Europa.

        Don Abel cita que este giro del tilingo envalentona a los árabes, y el cro. Graeber dice:
        ”What’s more, the global status of the dollar is maintained in large part by the fact that it is, again since 1971 , the only currency used to buy and sell petroleum, with any attempt by OPEC countries to begin trading in any currency stubbornly resisted by OPEC members Saudi Arabia and Kuwait-also U . S . military protectorates

        En esta visión, la mano de los yanquis para con los árabes, se lavará con la otra mano vía su terca resistencia en comercializar el crudo en otras monedas ponele. Otro pasito más para resguardar uno de los instrumentos de dominación

        En definitiva después de todo esta perolata, podemos agregar a los análisis que, esta guerra en cuotas, pueden verse como reacciones y advertencias ante amenazas (o sus sospechas) de socavar los instrumentos de dominación del hegemón: su moneda y deuda

        En cuanto a nosotros… y con estos tilingos no se puede esperar mucho más que el cumplimiento a rajatabla de lo que dicte la embajada, nada bueno para nosotros sospecho

        Saludos

  3. Casiopea dice:

    Sólo faltaba que el presidente de EEUU cambie toda su postura de campaña sobre un tema en menos de 24 horas y básicamente “porque sí” como para comprobar que vivimos tiempos interesantes. De acá a la Tercera Guerra Mundial no hay más que un paso en falso, una llamada perdida y se armó la rosca. Hasta hace pocas semanas se suponía que el asesino de Assad había entregado todo su stock de armas químicas a entidades internacionales, gracias a la supuesta “línea roja” de Obama que al final se puso amarilla, y después verde, en fin, con tal de no mojarle la oreja a Putin, lo cual es comprensible. Después de todo, que USA bombardee posiciones sirias es más o menos como que Rusia bombardee posiciones en Israel. Personalmente, yo hubiese estado de acuerdo con cualquier presidente de EEUU que dijera que ese conflicto no lo toca “ni con un palito” y sanseacabó. Que se arreglen entre asesinos, porque la verdad es que Assad y ISIS se merecen el uno al otro. Pero no, Obama decidió jugar a aliarse con grupos cercanos a AlQaeda en Siria mientras los combate en Irak, armar a los kurdos mientras Turquía, su aliado de la OTAN, los quiere borrar de la faz de la tierra, dejar que Francia se meta con sus aviones y otros menjunjes que para qué hablar. Eso ya era de por sí bastante horroroso, y ahora viene Trump jugando a ser “impredecible”. ¿Qué cuernos quiere decir eso? ¿Que va a retirarse de la alianza atlántica si Rusia se cansa del juego turco de amparar rebeldes y les manda un bombazo o que de la noche a la mañana se va a transformar en defensor de la OTAN que tanto execró en campaña? Hagan sus apuestas. Si era para bombardear el Medio Oriente la podrían haber votado a Hillary.

  4. No entiendo Casiopea en que se basa para decir que ASsad se merece a Daesh. Tiene informacion precisa de que el pueblo Sirio piense y sienta como
    Usted? O solo se basa en la informacion de los medios occidentales?

  5. http://pajarorojo.com.ar/?p=33096

    A fuer de pegar links me estoy pareciendo a Manolo..

  6. Calderón dice:

    Hay una extendida confusión entre lo que es Trump persona -impredecible- con lo que es el Gobierno de Trump: predecible. Trump es el traje y peluca del complejo industrial-militar que tiene muy claro sus objetivos geopolíticos, con o sin Trump.
    Como contraposición, impredecible es Kim Jong-un, pues cualquier acción que tome descansa en su autocrática persona. No tiene nada que perder.
    Creo que lo de Siria se va a terminar por disolver. Si Bergoglio se pusiera las pilas…podría influir en alguna cosita.

    • ricardo j.m. dice:

      son igual de predecilbles los dos, los yanquis bombardean paises extranjeros todos los años desde siempre, los coreanos nunca

  7. Norberto dice:

    Hay algo que me resulta raro, ¿alguno vio los efectos de esos Tomahawk sobre las instalaciones y las pistas.
    En mi opinión parecen ser muy leves para los antecedentes, además de la poca eficiencia en alcanzar los objetivos. Ambas cosas son muy extrañas.
    Nunca menos y abrazos

    • Calderón dice:

      Más extraño es que ya habían desalojado las instalaciones, avisados del bombardeo. Se insinúa por ahí que además fueron desviados electrónicamente por los rusos. Es cierto, mucho misíl para tan poco: 60 millones de dolares quemados a la marchanta.
      Parece una puesta en escena para alguien. ¿Para un sector del pentágono? Puede ser que algunos estén testeando hasta donde llega la supuesta alianza TrumPutin y lo del gas Sarín sea una acción de falsa bandera…

      Si necesitan ideas para complots, me avisan. Gustosamente me ofrezco para proporcionarlas.

  8. ram dice:

    Si uno se deja llevar por la abundante folletería (en revistas y medios especializados), el Tomahawk es un misil para tomar en serio, mucho más si son 59, y por ejemplo, la foto publicada a lo sumo debería ser un gran agujero negro, sin que queden rastros de las instalaciones previas al ataque….. las alternativas no son muchas, o fueron muchos misiles menos de los declarados, o fueron interceptados (o sea, son un fracaso estruendoso pero silenciado) o son muy imprecisos, lo que sería mucho peor, considerando los recursos empeñados en vender su infalibilidad. Como al tío sam no le preocupan los daños colaterales, esa foto sí es jodida, la base aérea parece una base aérea y el gran agujero negro brilla por su ausencia… y fueron 59!!.
    Ya ha pasado más de un año y durante ese tiempo vimos cómo fueron efectivos los misiles rusos para desarticular al ISIS e incluso, esa efectividad llamó la atención en la propia USA y no faltó el desaforado (con jinetas) que dijera: “Hemos perdido la guerra electrónica”….. y también notas pintorescas acerca del “Raptor”, el F-35 como carísimos fiascos (na´que ver con los otros “35”, de Sukhoi y MiG), la obsolescencia del tanque “Abrams” ( lo chiquito que queda con el nuevo “Armata” ruso), los portaaviones en construcción rusos y chinos, las nuevas generaciones de misiles rusos y chinos… hay mucho suelto por ahí, acerca de cómo progresan los malos y cómo se está quedando el tío sam…. en fin, uno que es mal pensado por hábito, tiene ideas raras como que hay toda una puesta en escena para liquidar stocks de juguetes y orientar los dolaritos a renovar y por supuesto si pueden unir lo útil y lo bello, mucho mejor. Malas noticias para sirios, yemenitas, coreanos y tanto descartable. Con rusos y chinos, el tío sam va a ser prudente, no parecen tan facilitos como la Panamá de Noriega, no?.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: