La prehistoria del PRO

Alguna vez dije aquí que Artepolítica era el blog más inteligente entre los dedicados a la política argentina. Lo sigo sosteniendo. No es sólo porque acabo de leer lo que subieron ayer, pero lo refuerza: Una mirada lúcida y original sobre la situación actual. No se podía esperar otra cosa de María Esperanza Casullo, Nicolás Tereschuk y Abelardo Vitale -qué equipo, por Dios!

Igual, mi reacción es tomar lo que dicen… y buscar las contradicciones ¿El pelo en la leche? Algo más. Ellos plantean que la división actual en la sociedad argentina es distinta y más profunda que la vieja “grieta” kirchnerismo / antikirchnerismo que se reflejó en el balotaje de noviembre 2015. Lo desarrollan con elegancia y argumentos muy sólidos. Y estoy convencido que tienen razón. Algo de eso había planteado, con menos claridad, en mi blog.

Pero… hay un elemento que es necesario tomar en cuenta. Y explicar. Es el hecho que la expresión política de esto que ellos describen, el rechazo que una parte creciente de los argentinos siente ante el gobierno de Macri y lo que hace… es una muy tradicional. Tiene 72 años y se llama peronismo.

Ojo: no estoy diciendo que el peronismo tiene una sabiduría intrínseca que le permite expresar y dar respuesta a los reclamos profundos de la sociedad. Los que leen mi blog saben que ese es un discurso demasiado teórico para mi estilo. Lo pueden encontrar en otros blogs, buscándolos en Google: empiecen a escribir desho… y les aparece.

No. Me refiero a un hecho concreto: el peronismo “realmente existente”, con sus gobernadores, sus intendentes, el PJ (“la herramienta electoral”), su militancia- que se identifica en su gran mayoría con la experiencia kirchnerista-, es la alternativa más clara y con mejores posibilidades electorales a este oficialismo. Algunos discutirán el primer punto, pocos el segundo. Pero la mayor parte por lejos de la sociedad -consulten cualquier encuesta- lo ve así, y eso es lo que lo hace real.

La cosa va más lejos: la figura opositora más nítida, la que una mayoría aplastante (otra vez, consulten cualquier encuesta seria) de los argentinos -tanto los que respaldan al gobierno como los que lo cuestionan ve así- es alguien que fue Presidente por dos mandatos y simboliza los doce años anteriores a este gobierno: Cristina Fernández de Kirchner. Más todavía, es la precandidata más mencionada -la única que está haciendo campaña- para disputar este año la elección legislativa en la provincia que reúne un poco menos del 40% del electorado.

¿Aún más todavía? Una conducción gremial vinculada estrechamente por su historia y su discurso al peronismo, pero que es muy cuestionada, hasta rechazada por los sectores no sindicalizados y aún por parte de éstos, peronistas o no,… convoca (sin mucho entusiasmo) a un paro general. Y todas las expresiones políticas y gremiales opositoras terminan acompañándolo.

Reitero: este no es un argumento para mostrar lo maravilloso que es el peronismo. O que no ha habido cambios en lo que pensaba la mayoría de los argentinos desde noviembre 2015. Por supuesto que los hubo. Me inclino a pensar que muestra un rasgo de inercia en lo sociopolítico. Que tiene que ver con el peso de las estructuras. Y -lo que no es lo mismo, por cierto- también con las identidades.

Me hago estas reflexiones desordenadas porque tengo más preguntas que respuestas. Entre ellas, qué es lo que permanece y qué es lo que cambia en el peronismo. No como pensamiento -hace poco participé de un esfuerzo para tratar de actualizar sus definiciones- sino como una proyecto político concreto. Se me ocurrió que podía avanzar haciéndome la misma pregunta sobre su antagonista, el actual oficialismo.

Y en eso también me aportó Artepolítica! En ese blog han señalado que la experiencia macrista tiene raíces profundas en la traticional Derecha argentina. Vale, pero no lo encuentro muy útil. Lo que despertó mi interés – y mi desacuerdo con su enfoque, es un ensayo de Marcos Schiavi, del cual la primera parte es ésta.

Schiavi hace un muy buen resumen de lo que yo llamo aquí la “prehistoria” del PRO. Que se los copio a continuación. Y a continuación, claro, mi cuestionamiento. Que me va a servir para empezar a plantear lo que yo pienso de hacia dónde está yendo.

El PRO, el partido que encabeza la coalición Cambiemos, es un partido joven, un partido del siglo XXI y, sobre todo, un partido 100% porteño. Ese es un dato insoslayable al analizar su vínculo con el Gran Buenos Aires.

Los primeros pasos de lo que luego sería el PRO se dieron en la Ciudad de Buenos Aires, en 2001, con la creación de la Fundación “Creer y Crecer”. Allí compartían cartel y proyecto Mauricio Macri y Francisco De Narváez, una sociedad que tuvo idas y vueltas y que terminó mal. Ambos buscaban conformar equipos de técnicos jóvenes para así darle forma a una nueva manera de hacer política. El proyecto era nacional, pero siempre tuvo como objetivo a mediano plazo gobernar la Ciudad de Buenos Aires. Dentro de las primeras convocatorias de la Fundación estuvieron Alfonso Prat Gay, Martín Lousteau, Alberto Abad, Eugenio Burzaco y Marcos Peña, entre otros. A ese grupo después se le sumaría otro think tank, el Grupo Sophia, a través del cual se acercaron Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal y Sol Acuña, por ejemplo. El objetivo era construir un partido nuevo y exitoso, con métodos inéditos en la política argentina, auto identificado como pos-ideológico y pos-moderno. Primero con “Compromiso con el Cambio” y luego con “Propuesta Republicana” se logró ese objetivo, a partir de una amalgama donde convivieron en un frágil equilibrio onegeístas, peronistas, radicales, conservadores, tecnócratas y empresarios. El punto débil del proyecto partidario es que eso sólo se logró en CABA, lugar en el que desde su creación el PRO perdió sólo una elección (balotaje de 2003). Fuera de ella su devenir fue errático.

La historia del PRO y de su desarrollo a lo largo de la década larga kirchnerista se puede encontrar muy bien descrito en “Mundo PRO. Anatomía de un partido fabricado para ganar” de Gabriel Vommaro, Sergio Morresi y Alejandro Bellotti. Aquí se busca resaltar dos ideas de ese texto, a nuestro entender centrales: la vinculación del PRO con el voto “alto”- republicano y su identificación con la Ciudad de Buenos Aires.

CABA tiene niveles de ingresos y de educación superiores al Conurbano y al resto del país. Tiene mayor concentración de escuelas y universidades. Mayores oportunidades de empleo y mejores servicios públicos. Tiene también una red de transporte densa. Esto le da forma a una sociedad determinada y, en gran medida, atípica. En CABA prima lo que Pierre Ostiguy define como voto alto, voto comprometido con los valores republicanos, que se identifica en gran medida con lo culto y patricio. Ese es el voto PRO, en el cual se hace fuerte. El problema del PRO es que CABA no es Argentina.

La hegemonía que el PRO supo construir en la Capital fidelizando ese voto alto fortaleció la identificación mutua. Hoy es difícil pensar uno escindido del otro. Una identificación hija de triunfos pero también de derrotas, hija también de la reacción que genera el PRO al cruzar el Riachuelo o la General Paz“.

Schiavi apunta enseguida que “los resultados del 2015 relativizaron esa mirada“. Y sí: ganó la gobernación de la provincia de Buenos Aires con una dirigente porteña. Pero vuelve a enfocar al conurbano bonaerense como la “otredad” del PRO. Quizás no lo sepa, pero su mirada es similar en esto a la de Guillermo Moreno, que insiste que el macrismo no es neoliberal, sino oligárquico. Y es cierto que, a pesar de haber ganado intendencias importantes en el Gran Buenos Aires, es allí también donde hoy encuentra el rechazo más fuerte.

Igual, creo que este enfoque es incompleto, y tiende a fortalecer la imagen de un partido expresión de los vecinos prósperos de Barrio Parque, Recoleta y Palermo… aunque Schiavi y Moreno sepan que la Capital no es eso. Lo que olvida este planteo es que el PRO no hubiera ganado todas estas elecciones en la Ciudad si no hubiera sumado buena parte del aparato -y de los votos- del peronismo en la Zona Sur.

Y ese desarrollo no se detuvo en la incorporación de un aparato clientelar -del que no debe sobreestimarse su eficacia; funciona sólo cuando hay algo más que un intercambio de prebendas por votos, cuando existe además la construcción de una identidad. En el nivel de la dirigencia, uno sólo debe tener presente los nombres de Ritondo, Santilli, Frigerio, Monzó,… La lista es larguísima, y crece.

Tampoco aquí hay sólo oportunismo (aunque es un elemento inescapable de la política). Mi planteo es que el PRO -que no es el menemismo, obvio- incorpora la atracción que tuvo éste para una parte de la sociedad argentina. Si estoy en lo cierto, y esto tengo que elaborarlo en futuros posteos, aún si la experiencia Macri estuviera hoy cerca del derrumbe -según dice la abuela Mirtha- no debe confundirnos. La experiencia Menem se derrumbó, y hoy nadie con chances de poder se identifica con ella. Pero una parte no pequeña de los argentinos sí se identifica con esa actitud.

Anuncios

25 Responses to La prehistoria del PRO

  1. Rogelio dice:

    Estimado Abel, sumo una referencia sobre la misma cuestión:

    Defender proyectos y no personas

    Jorge Landau estuvo presente.

    Algo de esto les explicaron los encuestadores Julio Aurelio y Hugo Hayme a los integrantes de la Comisión de Acción Política del PJ de Buenos Aires, que se reunió el martes en la sede de la calle Matheu. Les mostraron encuestas a dirigentes de todas las tribus de ese partido, y les aconsejaron centrar su acción política en la defensa de proyectos y no de personas. En otras palabras, que se despeguen de los liderazgos que pelea primacía en el distrito. Escucharon, entre otros, Fernando Espinosa, Alberto Pérez, Julián Domínguez, Wado de Pedro, Jorge Landau (apoderado) y unos pocos más. Esto quiere decir que se olviden del cristinismo como herramienta política. Es el drama de los moderados en cualquier situación. Los números que mostraron le siguen dando las preferencias del público a la ex Presidente en la Tercera Sección Electoral, mientras que Massa resiste en la Primera y en la Quinta. Cambiemos se refuerza en el interior. Los asistentes a esa reunión retuvieron este dato: Cristina de Kirchner sube cuanto menos aparece en público. Un focus group hizo la experiencia de preguntar por preferencias de imagen y electorales, y dio números cercanos al 30% en el conurbano para ella. Cuando a los mismos consultados se les pasó un video con discursos de la ex presidente, reaccionaron de manera negativa. “- Otra vez ésa, que no vuelva”, etc.

    Completo en “Zuleta sin techo” => https://goo.gl/zcC2HH

    • ricardo j.m. dice:

      o sea segun este craneo todos son idiotas y no saben quien es cristina cuando se la nombras pero cuando la ven la rechazan, es ridiculo.

      • Rogelio dice:

        Ricardo, la paradoja que planteas ha sido explicada con detalle, realismo y respeto: El kirchnerismo voltea castillos de arena => https://goo.gl/0M1pyY

        Si podés tomate unos minutos para leerlo con calma y verás porque la unidad del peronismo es una necesidad imperiosa.

        Saludos

      • ricardo j.m. dice:

        no, mira rogelio es imposible lo que describe chuleta puchero es ridiculo no tiene mas sentido que construir imperiosamente a los malos que a pesar de buenos lo son pero a la vez no cuando los que los entienden como buenos se dan cuenta de quienes son, que son los mismos pero ahi son malos entonces surge la necesidad de union porque y bla bla sobre la unidad.

        o sea vos preguntas a quien votaria te dicen cristina y cuando la escuchan hablar te dicen. ah no, esa no.

        y lo que diga asis con su nick virtual a esta altura es irrelevante como no sea como tips como los de jose maria dominguez pero en vez de para vivir con vos mismo para creerse que te la sabes lunga y le chacas el mote a la realpolitik.

        asis es el pro y siempre lo fue como los son y lo fueron todos los pensadores independientes de la argentina siempre. apenas lo menos chabacano grasiento y miserable de lo chabacano grasiento y miserable como conducta intelectual

      • Marcelo J. Tull dice:

        La verdad, Rogelio, que coincido con ricardo j.m. : ese párrafo del focus group me parece un dato bastante salame.- Lo de la nota de Zuleta, me parece que se asienta demasiado en lo que dice Macri, cuál fue su opinión sobre Lorenzetti , que opinó de esto o de aquello.- Yo, humildemente, no necesito saber lo que Macri opina porque hace 40 años que sé quién es, él y su familia.- Sé de dónde vienen y cómo han hecho sus negocios.- Sé perfectamente lo que está haciendo en la Cueva Rosada: más negocios.- No me interesó saber lo que decía en los spots zen pre electorales (cuando lo oía, era todo sanata), la payasada del debate (que no deja de ser una actuación, aquí , en EEUU o donde sea, donde leen gansadas que después borran con el codo) me hace acordar a las peleas de Titanes en el Ring, donde gente como mi abuelita se creía que se mataban pero muchos sabíamos que era un verso.- A mí, particularmente, no me interesa lo que dice sino lo que hace; con eso es suficiente.- Y sé positivamente, que cada vez que vuelva a querer intervenir en política, no se podrá esperar de él sino más de lo mismo.-Y lo de Oberdan Asís… cada vez se parece más a un cajetilla que en vez de escribir sobre Quilmes, debió escribir sobre la vida en las estancias.- Es lo más parecido a un garca que haya visto, su acompañamiento al saqueo neoliberal de Menen, Duhalde y Cavallo, su pose de estanciero tomando un café y leyendo La Nación en la calle Quintana (donde solía verlo hace varios años) mientras la mersada pasaba a su lado y nos miraba de soslayo… Por favor, amigo: coincido con vos en que la unión del peronismo es crucial.- Pero creo que podríamos filtrar a los degenerados, a los violadores, a los traidores, etc.- O sea, la lacra inmunda, afuera.- Con lo que quede habrá, te aseguro, mucha gente con muchas diferencias para limar y aceptar/soportar/congeniar.- Pero Bossio, Pichetto y similares: a la letrina.- Asís: al Pro de cabeza, que es a donde pertenece.- Abrazo.-

    • Norberto dice:

      Rogelio, entonces vayan sin Cristina, pero también sin nosotros, porqué total solo servimos para votar, pero le aseguramos que no votaremos un muñeco que haga lo mismo que Bossio, Pichetto o Abal Medina a instancias de los sanguchitos o de las necesidades por las que no se pelea.
      Nunca menos y abrazos

      • Rogelio dice:

        Estimadísimo Norberto:

        Plantear la cuestión como si se tratara “ir con o sin Cristina” es una simplificación muy gruesa.

        Justamente ése es el problema central: confundir qué es lo que se discute en 2017.
        Fue la cuestión que se debatió en la Comisión de Acción Política del PJ PBA la semana pasada.

        En la provincia de Buenos Aires se eligen:

        – un montón de Consejeros escolares
        – 1097 Concejales
        – 46 Diputados Provinciales
        – 23 Senadores Provinciales
        – 35 Diputados Nacionales
        – 3 Senadores Nacionales

        Y lo mismo pasará en la CABA y en cada una de las provincias.
        Para cada uno de esos niveles es necesario proponerle a los votantes “un plan y un compromiso de acción razonable” (con arraigo en cada distrito). Y habrá lugar para todos !

        La línea política “Macri es malo, Cristina es buena” es demasiado poco, no le parece ?

        Saludos

      • Jose dice:

        “un montón de Consejeros escolares” En realidad son 1/3 de los concejales.

      • Norberto dice:

        Le vuelvo a proponer que, como dicen esos encuestadores y el periodista Zuleta en una clara operación, vayan sin Cristina.
        Para nosotros hay una sola garantía, y esa es ella, no nos pida que confiemos en los mencionados y algunos mas como Gioja, Romero o su mentor Pignanelli, o algunos de los zombies, muertos políticos que desconocen estarlo, de los colaboracionistas del autodenominado bloque Justicialista, o de los seguidores de los gordos del Evita o del Senador Pichetto.
        Lo que se siente en la calle es muy diferente de lo que han propuesto, ese 30 a 35% es separando el voto a Florencio, pero aún así, sabiendo que no nos votarán a nosotros los votantes arrepentidos, pero tampoco lo harán por otro, análisis que parece haber dejado de lado Ud pero no el Consejo, en votos válidos la presencia de Ella nos daría entre el 40 y 45% de los votos válidos, recuperando además parte de las bancadas fugadas por quienes no renuevan y con probabilidad de aglutinar a los que queden, con entonces otro cantar, por ejemplo en el Consejo de la Magistratura, hoy empleado para domesticar Jueces.
        Nunca menos y abrazos

  2. manolo dice:

    ¿Después de Mauricio QUE inventar?

    Elecciones PBA, octubre 2015 (en millones de votos)
    Vidal 3,6
    Scioli 3,5
    Aníbal 3,2
    Macri 3,1

    Si el peronismo se unifica, gana cualquier elección: los candidatos que se reconocen como tales obtienen sistemáticamente un 60% de los votos.
    http://www.palabras.com.ar/notas/andres-malamud-las-elecciones-intermedias-son-vitales-porque-no-hay-antecedentes-de-un-gobierno-no-peronista-que-haya-terminado-el-mandato/

    La cuestión no es solo para el Establishment y los Republicanos liberales y/o conservadores.

    Sino también para la Izquierda psicológica, grueso de la Academia y comunicadores.

    Disponer de las “Cajas”, y que los clientelizados te voten en contra, implican dos cuestiones que no son excluyentes.

    Incompetencia o las “bibliotecas” defienden el flogisto.

    Abrazo

    PD sobre desh http://www.urbandictionary.com/define.php?term=Desh

  3. Politico Aficionado dice:

    Coincido con su teoría, Abel. Lo que me alarma es que el perfil de Massa es aún mas cercano al de Menem.

  4. Capitán Yáñez dice:

    Según mi amigo el viejo Semilla de Maldad, a los “peronistas en Cambiemos” les están dando carne brasileña.
    Viejo canalla.
    ¡Jurujujajujaju!

  5. Capitán Yáñez dice:

    El filósofo de apellido difícil que confesó no saber para qué le pagan 60 lucas por mes compara a Bartomeu con Rivadavia. Bartomeu, según el filósofo, está “adelantado a su tiempo” y, ergo, teme que el pueblo no lo comprenda. Mitrismo al mango.
    Eso es el PROceso: mitrismo al mango. En la prehistoria, la historia y la recontrahistoria.
    “Lleváis el librecambio en la boca de vuestros fusiles” arengó el Bartolo original -“general” que nunca ganó siquiera una batalla- a las tropas que partían a librar una de las guerras más vergonzosas de la Historia del Homo.
    Awada quebró.

  6. Luis dice:

    Si hablamos de la prehistoria del PRO podemos mencionar “Nueva Fuerza” de Chamizo en el 73, que gastó mucho dinero en publicidad pero cosechó escasos votos. Después reapareció con la UCEDE en el 89 que se acopló inmediatamente al menemato, pero acá hay un hecho importante que generó muchos adeptos y fue la hiperinflación que terminó con el gobierno de Alfonsin, y la población aceptó como “la solución” el plan neoliberal. Ahora es totalmente distinto, CFK se fue del poder con alta aprobación y mostrando otro modelo.
    Macri, tal como De la Rua, solo pudieron mostrar gestión en el distrito mas rico del país que facilita bastante el gobierno. Los dos se parecen en que prometieron “mejora econónima” y “honestidad y/o transparencia”, De la Rua no lo pudo cumplir y Macri va en el mismo camino dilapidando votos de manera increíble. Hasta le entran las balas en programas como la “mesaza” !!!
    Con respecto al Peronismo no creo importante la discusión sobre si va unido o en varias listas (creo que esto último no lo quiere nadie con dos dedos de frente), ni hablaría tanto del “techo” de CFK, primero, porque en estas elecciones lo que importa es la suma de votos, y segundo, la comparación con la actual gestión creo que va elevando el supuesto “techo”

  7. oscar dice:

    hay un problema primigenio y es wue el mitrismo pro no es patricio es oligarcs wue es totalmente diferente.
    En el radicalismo de hirigoyen había patricios. hasta en el peronista hubo también. Pero el mitrismo asesino sólo oligarcas

  8. clemente dice:

    Que impresionantes fantasmagorías pueden leerse en los comentarios de su blog don Abel! Cómo la de dirigentes del conurbano bonaerense escuchando a aurelio o hayme y sus no menos increíbles focus de grupo, si es que tal situación fuera cierta. El grueso de tales elucubraciones consisten en bajarle el precio a Cristina y el kirchnerismo, siempre bajo el ropaje de una supuesta resistencia a la debacle del 2015, a la que le adjudican toda la responsabilidad a la ex presidenta y sus supuestos guards de corps camporistas y adláteres. Invocan a una inmanencia peronista y llaman a una unidad bajo la advocación de un supuesto Proyecto! Cuál? Cómo se expresa en lo económico, en lo político y en lo social? tal supuesto proyecto. Están en bolas y a los gritos, como los gordos cgetianos, y siguen dudando entre seguir dinamitando su propia representatividad, mostrándose como “opositores responsables” o jugar en serio a ser opositores responsables y oponerse en serio a este gobierno de saqueadores y bandidos, que a esta altura solo piensa en perdurar, para cumplir con sus mandantes, sin estar convencido de pagar el costo de reprimir, cuando llegue el momento de los bifes…

    • Rogelio dice:

      Como veterano militante del Patio de las Palmeras que sos, no tendremos inconvenientes en entendernos.

      ¿ Por qué NO queremos que CFK sea candidata a Senadora Nacional por la Provincia de Buenos Aires ?.
      Entendemos que NO reúne las condiciones para afrontar las 2 cuestiones que los bonaerenses necesitamos plantear hoy imperiosamente en el Senado de la Nación, a saber:
      1. recuperar la equidad en la distribución de los recursos fiscales (Buenos Aires desde Alfonsín es el último orejón del tarro);
      2. recuperar la proporcionalidad en la representación política en los órganos legislativos nacionales (Buenos Aires está subrepresentada en una medida que no es aceptable).

      Y ocurre que CFK NO siente ni comprende estas dos urgencias, por diversas razones que en otro momento podemos discutir: CFK las entiende justamente al revés.

      Además, quizás ésta sea una discusión ociosa porque no existen evidencias de que CFK esté haciendo campaña en esa dirección.
      A pesar que Abel diga que es “la única dirigente que está haciendo campaña”, lo que es a todas luces inexacto.
      Una vez dicho lo anterior, no tenemos nada para agregar: punto.

      Porque si CFK quiere ser Senadora Nacional por la Provincia de Santa Cruz o por la CABA, no tenemos otra cosa que hacer que augurarle el mayor de los éxitos.

      Saludos cordiales

      • Silenoz dice:

        Con todo respeto cro… pero me parece que sus amigos del peronismo PRO o algo así, le estan picoteando mal el coco…

        Saludos

      • Rogelio dice:

        Silenoz:

        Con el mismo respeto le pido que deje de leer por un momento a Piero Sraffa y de hacerle el aguante al hegemón para dedicar unos momentos a preguntarse: “¿Qué tiene que ver saber hacer plata con manejar la economía?” => https://goo.gl/UIaykV

        Saludos cordiales

  9. vale dice:

    la prehistoria del pro

  10. vale dice:

    Cualquier semejanza con la realidad actual, no es pura coincidencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: