El abismo ante Europa. Y ante nosotros

“Europa”, como identidad, es algo tan real y tan difícil de definir como la “civilización latinoamericana” (el término lo acuñó alguien que la veía con reservas y algo de hostilidad, Samuel Huntington). Son muy distintos Holanda y Chipre, tanto como Chile y la República Dominicana. Pero “Europa” y “Latinoamérica” tienen sus identidades, y tratan de tener sus proyectos.

El de ellos parecía hasta hace algunos años mucho más avanzado que el nuestro. Hoy… está más avanzado, sin duda. Pero la Unión Europea de los “28” tiene más contradicciones y enfrentamientos que la CELAC, y sus dirigentes los disimulan menos. Igual, la comparación no sirve. Nuestras realidades son muy distintas, aunque, como mestizos que somos, tenemos parte de la identidad europea, de su historia y cultura.

Pero sí creo que ambos conjuntos de naciones, de sociedades, enfrentan el mismo desafío. El mismo abismo, lo llamé en el título, y creo que no exagero. Hay además un rasgo en el caso argentino, que voy a comentar después.

Pienso que el fin de semana debe tener espacio para la reflexión. Por eso les copio un texto que me hizo pensar en estos temas. Es una nota muy lúcida sobre el drama europeo que escribió Juan Gabriel Tokatlian hace cinco años. Al final, mi comentario:

“El pensamiento antiguo de Oriente y las letras contemporáneas en Occidente pueden entrelazarse y dar algunas pistas del laberinto en que ha ingresado Europa, del cual no parece encontrar salida. No se trata de descontextualizar miradas, autores y argumentos, sino de tender puentes menos convencionales para, con los límites obvios de tiempo y espacio, hacer lecturas más diversas, alternativas o complementarias, sobre la actualidad del viejo continente.

Comencemos por el pasado y el mundo del Islam. Ibn Khaldun (1332-1406), historiador, sociólogo, filósofo, economista, demógrafo y estadista tunecino del siglo XIV, quien según Arnold Toynbee había forjado una filosofía de la historia “el trabajo más grande que jamás haya sido creado“, nos ha legado una notable reflexión que, en tiempos agitados, aporta al entendimiento de la evolución humana, así como de las formas colectivas de organización.

En la que quizá sea su obra más trascendental, el Muqaddimah (o Prolegómenos) a su Historia Universal ( Kitab al Ibar ), Ibn Khaldun narra, entre otros, los ciclos que atraviesan tribus, dinastías y civilizaciones. En su minucioso estudio, analiza el proceso de auge y caída de pueblos, gobiernos e imperios. Destaca cinco fases que cubren tres generaciones. En una primera instancia -que coincide con una primera generación- se manifiesta, con vigor y esfuerzo, la búsqueda del ascenso, que culmina en la obtención del éxito. En un segundo momento se administra el logro alcanzado y se reafirma la energía para preservarlo. Luego se produce el goce de la riqueza acumulada, tiende a revelarse el ocio y se debilita el poder conseguido. En un cuarto estadio, la laxitud conlleva al contentamiento y el conformismo. En la quinta y última época predominan la desproporción, la disipación y el malgasto.

Un hilo conductor recorre el ascenso y el declive de familias, naciones y culturas: la asabiyah, que es la expresión de la solidaridad, de la fortaleza de la cohesión, de la identidad de intereses, del sentimiento de pertenencia. En el comienzo y el apogeo es la existencia de la asabiyah la que da cimiento y moviliza a los grupos humanos (y los Estados) para alcanzar el pináculo (de poder y bienestar); en la decadencia, su ausencia acelera la pérdida (de influencia y prosperidad) y el colapso final.

Ibn Khaldun, que vivió y experimentó la turbulencia que marcó el complejo declinar del mundo islámico, explica históricamente los cambios de la vida social, política y económica mediante un conjunto de observaciones que procuran ser universales, tanto en el espacio como en el tiempo. Comprende las limitaciones que impone el ambiente (interno y externo), así como la relevancia que tienen los factores materiales. Pero al fin le asigna a la asabiyah un lugar decisivo. Ello remite al mundo de los valores: su presencia, vigencia y carencia son esenciales para que en toda época y lugar las sociedades se organicen, se desarrollen o se desintegren.

En estos tiempos, la novela policial del griego Petros Márkaris, Con el agua al cuello, se centra en una serie de asesinatos en Atenas en medio de la tremenda crisis que padece Grecia. En un pasaje de su atrapante texto, se produce una tensa conversación entre un comentarista y una conductora griegos y un señor holandés, Henrik de Moor, quien trabaja en la agencia de calificación de riesgo Wallace and Cheney (y quien después será uno de los asesinados). El comentarista comienza el reportaje y asevera que la sociedad del bienestar griega ha adoptado medidas de ajuste muy dolorosas. Entonces, De Moor le responde: “¿La sociedad del bienestar? ¿Qué sociedad del bienestar? Europa descubrió la sociedad del bienestar después de la Segunda Guerra Mundial bajo la influencia de los países comunistas. Estos hablaban continuamente de esa sociedad y Europa occidental adoptó la idea para contener el avance del comunismo. Las sociedades del bienestar se vinieron abajo en 1989, señor Galanópulos, y créame, no se ha perdido nada. Las sociedades del bienestar no existen. Sólo existen los grupos de presión. Empresarios que luchan para defender sus intereses, trabajadores que luchan por los suyos. La sociedad a la que usted alude es un invento“.

Y continúa: “A mí me parece lógico que los que más invierten, los que crean empresas y los que generan puestos de trabajo obtengan mayores beneficios y privilegios. Nos guste o no, son los poderosos los que impulsan a la sociedad y los débiles los siguen. Para concluir, diré que uno de los factores que provocaron el desmoronamiento de su país es su incapacidad para asentar sobre unas bases sólidas las relaciones entre los distintos grupos sociales“. Y concluye, ante una pregunta final: “Por eso le he dicho, señor Galanópulos, que la sociedad a la que usted alude no existe. Si existiera, sería la Unión Europea“.

Probablemente sin proponérselo, el griego y occidental Márkaris -traductor, dramaturgo, guionista y narrador nacido en Turquía de padre armenio y madre griega- ponía en palabras del hombre de negocios holandés aquello que el tunecino y oriental Ibn Khaldun había discernido como fundamental para explicar el auge y la caída de familias, naciones, Estados y civilizaciones: la existencia o la pérdida de la asabiyah .

Si Europa supo, a fines de los años 40 del siglo XX y después de una desgarradora experiencia bélica, que el secreto de su nueva paz y de su prosperidad en ciernes estaba íntimamente vinculado y directamente fundado en la solidaridad, en la cohesión, en la identidad de intereses, en el sentimiento de pertenencia -en la asabiyah-, la Europa de hoy, ensimismada en su laberinto, parece no darse cuenta de que ha sido el abandono de aquélla lo que la trajo hasta esta encrucijada.

Márkaris, a través de las palabras de Henrik de Moor, sitúa en la fase final de la terminación de la Guerra Fría el desmantelamiento más acelerado del Estado de Bienestar en Europa. La última generación de europeos en los recientes cinco lustros ha ido adoptando políticas que han agrietado los pilares de aquello que le dio su mayor fortaleza: una sociedad solidaria y cohesiva, con más protección social y menos desigualdad económica.

En ese sentido, una parte no irrelevante de las decisiones de la Unión Europea después del fin de la Unión Soviética ha sido errada: entre otras, aisló a Rusia, se subordinó más a Estados Unidos y siguió cobijada bajo el paraguas de la OTAN, sin procurar autonomía militar; prefirió expandirse en número antes que profundizar cualitativamente su proceso integrador; en aras de asegurar una voz en Occidente -que resultaba cada vez menos audible-, careció de una estrategia coordinada hacia China y los países emergentes; burocratizó sus estructuras institucionales en vez de democratizarlas; se concentró más en los negocios que en los ciudadanos; confió en exceso en las virtudes del mercado en desmedro del Estado; abandonó políticas industriales activas y toleró burbujas temporales nada productivas; proyectó una política exterior y defensa común que jamás existió en los temas sustantivos; creó una moneda, el euro, pero en el marco de esquemas de soberanía política tradicionales; se lanzó -en la mayoría de los casos, sin suficiente consenso interno- a aventuras militares (unas belicosas, otras humanitarias) equívocas de las que viene pagando costos domésticos, humanos, diplomáticos, simbólicos y geopolíticos, y pretendió limitar (especialmente Francia) un redespliegue de una Alemania asertiva después de la unidad derivada del derrumbe del bloque soviético y descubrió tardíamente que el eje económico europeo no pasa por muchas capitales sino por Berlín.

Nadie le impuso a Europa esas decisiones; Europa se las autoadministró. En el camino, se agrietó la solidaridad, se debilitó la cohesión, se resintió la identidad y se afectó la pertenencia. En otras palabras, si el ideal original de Europa, luego refrendado a través de la UE, era conformar un gran Arca de Noé fraterna, incluyente y equilibrada, el último cuarto de siglo ha mostrado el eclipse de ese ideal y, con ello, una consecuencia no planeada: la sustitución de aquel navío plural y protector por la creciente consolidación de una nave insignia, Alemania, que sobre-determina el destino y el contenido de la flota europea.

… Un (¿otro?) caso de decisión económica disciplinante y notablemente influida por Berlín fue la celebración de un tratado internacional -que entraría en vigor el 1° de enero de 2013- para consagrar el principio de austeridad en la Unión Europea: nada de revitalizar la capacidad industrial, generar más empleo, elevar la inversión científico-tecnológica, asistir a los más desprotegidos.

… Deterioro económico y regresión democrática van, cada vez más, de la mano; algo que no es privativo de Europa ni de Occidente y que nos debe servir de lección en América latina, en general, y en la Argentina, en particular. Sin embargo, en el viejo continente reflejan algo más hondo que trasciende la cuestión del “modelo económico” que ha ido imperando en los últimos tiempos o los “vicios del progresismo” que no supo, en el gobierno, hacer algo muy diferente de los conservadores y las derechas: se trata de una decadencia que ha ido madurando por años y que tiene en la manipulación y transformación de valores una pista muy interesante para explorar y polemizar. Ibn Khaldun y Petros Márkaris nos ofrecen ciertas luces: si no las vemos, es asunto de nuestra ceguera”.

Mi comentario: En las palabras que Márkaris pone en boca del “hombre de negocios holandés, luego asesinado”, encuentro una buena descripción del “abismo” que menciono en el título. No tiene nada que ver con los de las novelas románticas, ni con un Satán caído desafiando desde su orgullo, eh. Es banal y aburrido, mezcla del discurso “ortodoxo” de la economía con una Ayn Rand para ejecutivos. Pero funcionó, funciona como el pretexto para la destrucción de la solidaridad, de la necesaria asabiyah.

Y la asabiyah, ese concepto fundamental que acuñó Ibn Khaldun ¡cómo se parece al de “densidad nacional”, de nuestro Aldo Ferrer! Pero ese es un tema para muchos posteos. Y mucha reflexión.

Anuncios

30 respuestas a El abismo ante Europa. Y ante nosotros

  1. José Mercado dice:

    Yo, antes de hablar, querría decir unas palabras: el estado de bienestar europeo se construyó, sea para neutralizar al comunismo o no, porque estaban dadas las condiciones materiales para ello. Europa occidental era uno de los dos núcleos del desarrollo industrial de esa época. Y el otro, los EEUU, por motivos políticos era un rival comprensivo. Y bien, esa situación no existe mas. Hoy día hasta los yonis y los tedescos están a la defensiva. Y no veo como podrían volver el mundo sesenta años para atrás (salvo que se invente la máquina del tiempo, se vuelva a la Belle Époque y se impida A CUALQUIER PRECIO la Primera Guerra Mundial que dinamitó el status quo colonial cuyo principal beneficio era bloquear el desarrollo industrial de cuatro quintos o mas de la humanidad).

    • ricardo j.m. dice:

      no es necesario volver a ningun lado, solo con revertir la carga impsitiva resolves la mitad de los problemas sociales de cualquier estado o continente.

      fijate que aca no hay plata para darle un miserable 30& a los docentes cuando la perdida del poder adquisitivo fue del 80% pero si hay para darle a la bicicleta 1500 millones.

      la otra mitad la resolves redirigiendo el gasto.

      problemas va a seguir habiendo pero desde la equidad no son lo mismo que desde la miseriabilidad concheta imbecil que se vive hoy

  2. Silenoz dice:

    No me termina de convencer la cuestión de la “solidaridad”, desde un punto de vista económico no me parece que sea un carácter relevante, Cáritas puede dar fe sobre la medida de solidaridad de nuestro “pueblo” o, mejor dicho, “los vecinos” (donando productos de segundas/terceras marcas que ellos, bai de uei, NO CONSUMIRÍAN… pero buehhh… tampoco neguemos las oportunidades redencionistas auto socialmente construidas para sobrellevar la culpa diaria….)

    El énfasis de la solidaridad implica reconocer virtud en el ahorro, y sobre todo a la austeridad que ¿casualmente o no? nuestras “elites” suelen promoverlas más no (tanto al menos) practicarlas.

    El caso extremo de este pensamiento es el de nuestra asociación ilícita de gobierno que te sicopatea derecho viejo cuando te dice que “el empleado medio” consumía por fuera de sus posibilidades, que sos un derrochador de energía andando en camiseta y en patas y por eso es necesario “sincerar” las tarifas o, mas recientemente, cuando los problemas económicos de una empresa se deben a sus empleados por que ganan fuero de los debido…. En fin, habría que estudiar por qué este nivel de agresión es mansamente aceptado… por algunos….

    Además, a las “cinco fases” le noto un tendencia muy marcada en conceptos morales que, con muchas dudas, podrán influir en la decadencia desde un punto de vista personal o familiar pero que me parecen flojos para generalizarlos a una nación, cuestiono -y en esto no dejo de reconocer algún prejuicio por que no leí al cro. “muslim”- este carácter que intenta explicar un comportamiento macro a partir de observaciones micro. A pesar que académicos prestigiosos resaltan el “racionalismo” (léase no analizar en base al Corán) del cro. Khaldun se me hace que el acervo religioso (extendible a cualquier otra religión ehhhh… no solo al Islam) es difícil de eludir

    Se me ocurre que el concepto de solidaridad en ámbitos con intereses monetarios en juego (como es la búsqueda del desarrollo) es inexistente, lo mismo sucede con el patriotismo o empatía con los pobres y obreros…. si la burguesía schumpeteriana los tiene mejor, pero no se puede esperar y confiar que la bondad y compresión de los cristianos aflore andá a saber cuándo y por qué acontecimiento “lumínico”

    Como sea, propongo hacer “alverre” de lo que solemos:
    Analizar lo del exterior aplicando una teoría vernácula con todo el sincretismo cultural indicado por don Abel, al menos dejamos fuera ciertos rasgos morales y, quizás, religiosos de don Ibn que cité arriba

    • Silenoz dice:

      El concepto de “densidad nacional” se basa en cuatro pilares[1]:
      1- cohesión y movilidad social
      ” proceso de acumulación en sentido amplio e hizo participar a la mayor parte de la sociedad de los frutos del desarrollo”
      2- liderazgos y acumulación de poder
      ” participaciones decisivas de empresas nacionales”
      3- estabilidad institucional
      ” instituciones estables y regímenes políticos” para ”contener y resolver las tensiones emergentes del proceso (….)reglas de juego” aceptadas y consensuadas por la sociedad y que ”ningún sector está en condiciones de romper las normas aceptadas para imponer su voluntad”
      4- el pensamiento crítico
      ”pensamiento crítico fundado en el interés nacional y el rechazo al pensamiento hegemónico de las potencias dominantes”

      [1] Aldo Ferrer y la construcción de la densidad nacional – Por Ricardo Aronskind apartado titulado “El desafío implícito en el concepto de densidad nacional” brillantemente breve y conciso.. cortita y al pie digamos pa’ que se entienda

      • Silenoz dice:

        Intentemos para el caso Uropa:

        1- Y sí, las hordas de excluidos no es trivial….. ¿qué consenso podés lograr si te excluyen del consumismo no sustentable de un empleado medio?

        2- Este pilar no parece haber sufrido un golpe mortal, sin embargo me parece que en éste influye el corrimiento de los estados “dejando hacer” y su lábil regulación. De vuelta, no se puede esperar del privado patriotismo, nacionalismo y valores parecidos

        3- Acá hay un “aujero” que deviene de 1- y, en parte al menos, de la emergencia de un sector que pudo ”imponer su voluntad”

        4- A mi entender el punto es explicar por qué se aceptó sin cuestionamientos el “Wirtschaftsordnung” teutón (que viene del ordoliberalismo), creo que en esto influyó (y mucho) el mito del “milagro alemán” de posguerra y su “independencia del Bundesbank” que funda el milagro anterior a la politica monetaria implmentada bajo la creencia que la baja inflación y las cuentas en orden son condiciones minimas y necesarias para el crecimiento.

        El problema es que no logra entenderse que el sistema euro es funcional a los intereses de Alemania pero en detrimento de los demás estados participantes (beggar thy neighbour un mercantilismo ponele). A la vez, el IV Reich les pide a estos últimos hacer lo que él hace pero aquellos no tienen “vecinos a quien empobrecer”

      • Silenoz dice:

        Para nuestro caso

        1- en esto se puede afirmar que hubo un proceso que permitió una mejora general

        2- este punto apenas despuntó y tardíamente

        3- no se logró contener y resolver las nuevas tensiones, sin embargo evitó que un sector imponga sus intereses por sobre los demás, en cuanto a las reglas de juego hubo un cambio que se debió más a necesidades presupuestarias que estratégicas y en forma un tanto abrupta…. sin consenso… pero bueno…. me pregunto si en las experiencias exitosas de desarrollo sus gobiernos eran tan “consensistas” como se pregona que deben ser… esto no quita la necesidad de explicar algunas medidas –sobre todo a los perjudicados- pero la autonomía de los gobiernos es amplia en su política económica, no se sujetan a plebiscitos y rosca en el congreso

        4- creo que comenzó -afortunadamente- a resurgir un pensamiento de este tipo

        De todas formas, debemos poder explicar por qué nos damos el lujo de votar cambios tan radicales como el actual y en esto creo que hace falta algo más: “educar al soberano” desde el jardín de infantes hasta la universidad (me refiero a rehacer las currículas de todos estos niveles, claro esto supone una “batalla cultural” para desplazar el sarmientismo y el ideario de la generación del ’80 reciclado ), evidentemente no alcanza con la experiencia y la memoria histórica dados que somos casi los únicos animales que tropezamos más de una vez con al misma piedra

      • Silenoz dice:

        Por último y como corolario, yo no creo que la crisis europea sea la consecuencia de la pérdida de “densidad nacional” o “asabiyah”, en todo caso la crisis económica es la que carcome la “densidad nacional” del momento (si es que la hay)

      • Abel B. dice:

        Hola, Sile. Sus comentarios son aportes valiosos, como habitualmente lo son cuando no se dedica a bardear a algún otro.

        Pero… tengo que decirle que me confirma una vieja opinión: todos los economistas a partir de David Ricardo, incluso Marx, Hayek, Friedman, Keynes y por supuesto sus divulgadores locales, son en un aspecto leninistas: creen que la política es economía concentrada.

        Y no. No es así. La economía es importante, por supuesto. Pero es un factor entre otros de la política, de la realidad.

        Es dificil discutir a Ibn Khaldun sin leerlo, pero el mínimo resumen de Tokatlian sirve para darse cuenta de algo: la asabiyah se refiere a “la solidaridad, la fortaleza de la cohesión, la identidad de intereses, el sentimiento de pertenencia”.

        Su autor era un historiador. Lo aplicaba a los pueblos que invadían y construían imperios: hititas, arameos, persas, griegos, romanos, árabes. Por supuesto, también lo aplicaba a las clases dirigentes: los ommayads, los abbasidas, los turcos selyúcidas… Y también le cabe a los grupos revolucionarios (su ideología sea el chiísmo en el siglo IX o el marxismo en el XX, no importa). Hasta a las mafias.

        Pero no quiero hacerle una crítica destructiva. Le agradezco sinceramente lo que trae de Ricardo Aronskind sobre el concepto de densidad nacional de Ferrer. Es un resumen acertado. En nuestro tiempo, y para los objetivos comunes que podemos tener los argentinos, es la mejor “asabiyah” a construir.

        Abrazo

      • Silenoz dice:

        Uhhh no me agradezca tanto por que se me piantó de poner el link de los Aronskind.. ahí vá
        http://www.vocesenelfenix.com/content/aldo-ferrer-y-la-construcci%C3%B3n-de-la-densidad-nacional

        Así no me andan diciendo que hablo sin datos (si.. a vo’ te digo ¿no herr polizeichef?) uooohh la p… se me escapó el “bardeo” (que’ va’ce’…. lo que natura non da salamanca non riporta… ja ja…)

        Ahora yo excluiría de ese leninismo a Smith, Ricardo y Marx, si hay algo bueno de los clásicos era que NO negaban el conflicto, todo lo contrario lo exhibían a cielo. Es más, Ricardo es el que demuestra la existencia -en forma científica digamos- de intereses encontrados entre laburantes-empresarios (los salarios en relación inversa a la ganancia de capitalista)

        Con Keynes matizaría por que no olvidemos que en su obra “The Economic Consequences of the Peace” critica la posición de la alianza victoriosa alertando sobre las consecuencias de sumir a Alemania con gravosas reparaciones económicas… hay un sesgo al menos pseudo sociologico y, sin lugar a dudas, geopolitico

  3. Capitán Yáñez dice:

    Los europeos se han masacrado ferozmente entre ellos desde el origen de los tiempos hasta hace unas pocas décadas. De modo que éstas “décadas (que en términos de “tiempo histórico” vienen a ser algo así como… un minuto… ) solidarias” pueden ser consideradas, por ahora y hasta que pasen unas cuantas más, como una curiosa represión del ADN guerrero europeo. Una excepción… y ni siquiera absoluta: la sangrienta disolución de Yugoslavia ocurrió en plena Pax Europea.
    En cualquier caso, hay señales de que el IV Reich viene tecleando. Una notable es que el arlequín de la Kaiserin pasó de ser el presidente de Francia al de España (el ídolo de nuestro Bartomeu), que lo es con el 35% de los votos y luego de largos meses de mandato vencido presidiendo “en ejercicio”.
    Siempre es bueno aprender de los errores ajenos… pero no parece que la Vieja Europa sea un espejo útil para la Joven Latinoamérica.
    Moraleja: menos Khaldun y Márkaris (ojo: “menos” no es “nada de”) y más San Martín, Bolívar y Perón… y que la Unión Europea y sus “hombres de negocios” se las arreglen como puedan. Una y otros, al fin y al cabo, fueron cómplices y partícipes necesarios del bolonqui desatado en 2008 en Wall Street…

    • Casiopea dice:

      Concuerdo, y la próxima gran convulsión va a venir de Europa, creo, y va a ser grosa. Ver el Target2 de Alemania. Por ahí puede venir la cosa, o quizá por otro lado, pero eso va a ser lo que va a definir las medidas que se tomen. A ver con qué se nos descuelgan esta vez. Europa no funciona. Todavía está por verse si el Brexit va a ser bueno o malo para GB, pero no los culpo por querer zafar.

      https://mishtalk.com/2017/03/09/massive-cascade-of-eurozone-defaults-coming-up/

      • guillermo dice:

        Todavía está por verse si el Brexit va a ser bueno o malo para GB, pero no los culpo por querer zafar… Zafar de qué, Casiopea? La UE funcionó sin grandes problemas hasta el error del Euro, que ha causado y causa la parálisis económica que alimenta troglo-nacionalismos de derecha. Como salen de esa no se, pero por fin han empezado a hablar de Europa a dos niveles.

        GB no está en el Euro, no hay de que zafar a no ser que uno entre en el verso de soberanía, burocracias no elegidas, etc. Favorito entre los que son demasiado inteligentes como para desilusionar a Talleyrand y revelar que votaron Brexit porque son aislacionistas, racistas y xenófobos, principal motor del voto anti EU, por muerte. Pero no tienen problema en vivir en un sistema en que la Justicia, arbitro final de la ley, no es elegida por los ciudadanos. Cosa que a mi no me molesta para nada, pero debería espantar a los presuntos defensores de la soberania popular en GB. No los molesta porque el suenio es sacar negros, pakis, etc (que no tienen nada que ver con la UE), no recuperar soberania que nunca se perdió.

  4. Marcelo J. Tull dice:

    Permítaseme opinar nuevamente sobre el tema de la solidaridad, que ya comenté en otras oportunidades y fui bardeado por algún pequeño empresario.- En eso debería basarse un cambio (perdón por la palabra) para este mundo repugnante en que vivimos.- Los índices que se demuestran desde hace muchos años relacionados al reparto de la riqueza son harto elocuentes.- Que haya centenares de millones de personas comiendo bosta a la intemperie en este momento, mientras otros poquitos viven la vida loca con mega fortunas incalculables, es un síntoma de que la cosa va de mal en peor.- Sé que históricamente ha sido así, pero sería interesante que alguna vez, se intente cambiar.- No digo apelar al comunismo, pero mi ejemplo habitual de: ”somos 10 personas, compramos una pizza y la dividimos lógicamente en partes iguales” debería ser un principio, al menos, para entender que la gran diferencia entre unos y otros es inmoral.- Causa múltiples desgracias y muertes que un paisano se morfe el 99,9999 % de la de muzzarella y los otros 9 el cabito de la aceituna.- ¿Se entiende el ejemplo? Y por algo hay que empezar.- Podría haber sido este país, uno de los pocos de este continente, que en los últimos 20 años comenzó a hacer algo en ese sentido, pero todos sabemos cómo, por qué y gracias a quién terminó con estos delincuentes ineptos en el poder, tirando todo lo poco que se había hecho.- Desde el poder y poniendo el freno y el lazo en el cogote al que se considere necesario, habría que hacer entender al grupete y a sus seguidores (que viven como el pajarito arriba del rinoceronte o el hipopótamo que se come las larvas) que tienen que ceder ALGO de sus inmensas ganancias; que todo tiene que tener un límite.- Conozco un trillonario, muy cerca de mí, que no sabe la guita que tiene y su ambición no tiene límite; sigue y sigue acumulando a costa de otros.- La cuenta es clara.- Si a esa persona se le impusieran límites a su avaricia, habría gran parte de los fondos necesarios para atender muchísimas cosas que antes se atendían y ahora se las pasan por sus bolas neoliberales.- Eso es lo que no soportaban de CFK ni de su marido… ¡qué me vienen con la canzoneta de la corrupción, o la soberbia o las cadenas! A partir de allí todo es modificable, mejorable.- Y ese modo de vida debe partir del sentido de solidaridad que debe sentirse hacia los semejantes.- De lo contrario, solo nos quedamos con la consabida limosna de la Iglesia que no sirve para nada.- Perdón que me embalé con este tema secundario y no con la nota, que está buenísima.-

    • guillermo dice:

      Tus sentimientos son elogiables, tus razonamientos menos. …pero todos sabemos cómo, por qué y gracias a quién terminó con estos delincuentes ineptos en el poder… Como pasaron las cosas: hubo elecciones. Te molestan? Porqué?: ganó quien sacó mas votos, en elecciones limpias. Antes de que contestes: los medios canallas determinaron el resultado, recordemos que hubo tres elecciones presidenciales anteriores en que los medios canallas, diciendo lo mismo, no hicieron diferencia. Gracias a quien?: esa no la sé, aclará por favor.

      • Marcelo J. Tull dice:

        Tu respuesta está allí, Guillermo si la querés ver.- El multimedio Clarín, ariete del empresariado garca contra el peronismo, hizo lo imposible en las 2 elecciones anteriores para que perdiera CFK, CON LO QUE HABÍA: Lavagna, Carrió, Binner con su momia de vice, Alfonsín (h)… .- Para la última, sus esfuerzos para imponer ese rejuntado de FAUNEN, luego a Massa y por último a Macri, fueron más que evidentes.- Todo eso mientras bastardeaban con sus denuncias de corrupción de las cuales todavía no hay un pomo, apoyando a una manga de degenerados que llevan la cucarda de la corruptela y los negociados desde hace 40 años, sumados al multigrupo criminal de Magneto y a todos los otros que te nombré que se juntaron a Macri, mientras gritan “corrupción” por todos lados.- Vergüenza les debería dar a todos esos chantas que enarbolan la bandera de la rectitud, la pureza y el progresismo y se alían con esta runfla de Cambiemos y ahora, ante todo lo que está a la vista, hacen muchos de ellos silencio de radio.- Ya he opinado varias veces que al kirchnerismo hay mucho para reclamarle: por lo hecho y por lo no hecho.- Pero a mí no me cabe duda que ese era y es el rumbo.- ¿Lo entendés ahora? El resultado de la elección lo acepto, como corresponde pero no deja de enervarme y romperme las bolas.- ¿Por qué? Porque demasiado “dormido” eligió “no votar” al peronismo kirchnerista y votó a este fascineroso inepto que nos viene jodiendo desde hace 40 años, junto con su papito y con el agregado de las políticas neoliberales que nos hunden siempre como un Titanic sin fin que se repite ad infinitum.- Yo lo sabía y ya lo hablaba y lo comentaba por allí durante todo el 2015.- ¿Cómo esperar algo diferente de esta bosta? Sin embargo, mucho laburante y jubilado y empresario Pyme optó por el marmota ladrón.-¿Qué te parece a vos, que aborrecés al kirchnerismo, lo sucedido en el ballotage? Siendo peronista o radical de derecha, socialista, progresista, de centro derecha o lo que sea, no hubiera debido haber otra opción que Scioli porque, históricamente, un peronista (aún un salame como él) era 100.000 veces preferible que ESTO.- Ahora, tanto nabolín que conozco y me rodea a diario, ven las noticias y se quejan y se lamentan por lo que les pasa a ellos, a su familia, a su bolsillo y a su país; pero todo estaba allí si lo querían ver.- Lo que probablemente se los impidió (y a vos), fue la TV, el diario y la radio.- Hay kilómetros de bibliografía al respecto, de lo que son estos empresarios y lo que hacen en todo el mundo.- Así que no te creas que a vos no te afecta ver a Morales Solá, a Larrata, a Majul y otros.- No pienses que sos inmune a su bombardeo porque te la están poniendo mientras ves a Tinelli o escuchás a Bonelli.- Salute.-

      • guillermo dice:

        Tratá de leer antes de contestar. Te puse que no me saques el argumento ridículo pero inevitable entre el fanatismo de tu lado sobre ‘los medios’ en gral, y Clarín en particular, para ahorrarme esto. CK estaba en guerra abierta con Clarín en 2011, ganó. Siguió en guerra con Clarín en 2015, perdió. La economía se desinfló entre una elección y otra. Cual podrá ser la razón de la derrota?

        Cuando digas cosas sensatas y que se sostengan, no lo que se corea en rallies de partidarios con banderas, tendrás mejor chance de convencer a otro que no sea ya un talibán de tu causa. Lo de la corrupción: si los 10 millones de dolares en valijas de Lopez y los 6 de Florencia en la caja de seguridad no te bastan, que hace falta para que aceptes que fue un gobierno corrupto?Nestor K, unica fuente declarada de dinero familiar, dejó menos de eso como total, a Florencia le hubiera tocado un cuarto, y no se vendió ninguún bien mayor de la sucesión Kirchner, así que de donde salieron los 6 millones? Ahorro de la mensualidad que le pasa mami?

        Coincido con vos en que deberia haber ganado Scioli. No por apto o hábil politicamente, era aun menos apto que CK (que dejó todos los indicadores económico/sociales mas bajos cuando se fue que cuando asumió) sino para romper el desgraciado ciclo de gobiernos peronistas que dejan la economia mucho peor de lo que la encuentran por armar fiestas de gasto y consumo insostenibles a la larga (sin mejorar la base de produccion real de la economia), y gobiernos no peronistas que enfrentan las consecuencias de esa economia desquiciada, siendo igualmente torpes para enderezarla. Macri (o cualquier aspirante a gobernar no peronista) que ha visto ese ciclo varias veces, debió haber esperado a 2019 y dejado a Scioli, con el peronismo ya envenado en la pelea interna, que fuese responsable por la caida inevitable y que el peronismo asumiese los palos tambien inevitables cuando el bolsillo flaquea.

    • Coincido totalmente. Ya se conoce el camino.

    • Casiopea dice:

      Si bien estoy de acuerdo en que la desigualdad es un problema grave, si hay algo en lo que creo que CFK y MM estarían en un todo de acuerdo, mil por mil, sería en no estar de acuerdo con lo que proponés si se aplicara a sus fortunas personales. Ambos han dado sobradas muestras de su pensamiento al respecto: esto es mío, nada de pizza con mis morlacos, dólares para mí pero no para los otros (NK), o bien en Panamá (MM). Y no es que sea así solamente en la Argentina, es así en todos lados, con algunos atenuantes o agravantes según los casos. Con la plata de otros, todos somos Gardel. Con la propia no tanto. El resultado es que siempre se redistribuye la plata de los “otros”, que por supuesto cambian según quién tenga la manija….y al final tenés Venezuela, donde la gente pasa hambre para que el gobierno socialista revolucionario pueda seguir pagando la deuda externa (???!!!). Chin pum. Es insólito, incomprensible, pero algunas cosas hay que vivirlas hasta el final para comprender cabalmente sus implicancias.

      • Marcelo J. Tull dice:

        Casiopea: por favor, te pido, no pongas a todos en la misma bolsa.- Yo no soy ni he sido funcionario de CFK, ni salí con ella ni fui amigo del marido.- El día que quede cierto que cometió delitos, ya veré como lo tomaré.- Pero desde hace años que todo el empresariado y por supuesto los medios y la justicia (que nunca fueron kirchneristas, aunque muchos empresario ganaron buena guita) joden con ello: Seychelles, los bolsos, la guita enterrada, las cuentas en USA y pelotudeces por el estilo y todo, hasta el día de hoy, es humo, mentiras y patrañas.- Con el odio que la “in”justicia siente por ellos ¿no pensás que si tuvieran lo necesario para apresarla a ella y a todos los funcionarios no lo hubieran hecho ya? En cambio, este infeliz de ahora zafó junto a su papá de la cárcel gracias a un par de jueces de la corte suprema de pollo que luego fueron eyectados.- Amén de sus negociados burdos y conocidos, muchos de ellos los estás viviendo en este año, con IECSA, Shell y la mar en coche.- Y si dejás el corruptómetro un poquito de lado, ¿no te parece que la mayoría de la población vivió medianamente bien en estos años pasados, en comparación con este añito nefasto, la época del turco y De la Ruina y los milicos? Fijate que esa plata que se distribuyó, era en gran parte la que ahora los CEOS y sus empresas NO ponen (retenciones, el pago a los buitres, fuga de divisas, etc.).- Esa fue la forma de cortar la pizza.- ¿Era totalmente equitativa? Seguro que no, pero fue la más justa y que solo se vio en este país, desde la época del Pocho hace 70 años.- Abrazo.-

  5. Silenoz dice:

    Si don Abel pero alguna cuestiones:

    – lo que decía sobre el sesgo: el concepto de densidad nacional es el intento del maestro en no reducir los procesos a cuestiones estrictamente económicas, sin embargo se nota….. de hecho personalmente creo que la economía debería ser interdisciplinaria o, al menos con contribuciones de la sociología, historia y, aunque parezca “friki”, hasta de la antropología. Hay aportes valiosísimos de este campo que son descartados por su relativa eficacia cuestionando mitos ortodoxos… (¡cuándo no!) por eso no se dan a conocer o se los descarta sin más

    – tampoco olvidemos que al menos en la antigüedad, los pueblos conquistados eran fuente de recursos impositivos y de esclavos, fenómeno éste tan viejo, usual y esparcido mundialmente como la prostitución

    Por eso decía sobre mi prejuicio del cro. Ibn, y lo mejor en todo caso pasa por revisar lo de Toklatián y cuestiono esa relevancia que le dá al hacer bastante hincapié en la decadencia moral (derroche, falta de solidaridad entre otros “pecados” citados) en cuanto a la caída de pueblos, naciones, imperios.

    Qué se yo… será que el “Sodoma y Gomorra”-ismo como variante explicativa de la caída de los imperios antiguos y, menos aun los contemporáneos, no me termina de cerrar.

    Yo diría que en lugar de “decadencia” hay “carencias” de los protagonistas de turno que van desde los diagnósticos hasta sucesos relativamente aleatorios sobre los cuales no se tiene ningún tipo de control siquiera al menos de erosionar, los imperios no están solos los contrincantes también juegan. Además me parece que todas las crisis en su mayoría al menos se inician en cuestiones de biyuya… y cuando falta la tarasca, la solidaridad o, mejor dicho, lo más apropiado a mi parecer, los consensos se evaporan.

    Ésta creo que es la relación causal, y no me parece relevante la incidencia del exceso de libertinaje y vidas licenciosas que poseyeron a los pueblos y sus elites transformándolos en leyendas con pasados gloriosos y presentes calamitosos

    • guillermo p dice:

      Y no se olvide Sile de la Psicología; por lo menos así lo pensaron los cráneos del Banco de Suecia cuando dieron “Premios Nobel de Economía” a Psi a pricipios de este siglo, cuando se les caían todos los paradigmas.

  6. guillermo p dice:

    Abel: desde el Sacro Imperio el eje europeo pasa por germania. Napoleón fue una anomalía geográfica.
    Pero La Civilización Latinoamericana (y muy a mi pesar aprecio muchísimo las tesis de Huntington, en especial en lo que refiere a Nuestra América), no puede compararse con Europa ( sin beneficio de inventario por las deudas que tengamos con ella y hasta con Ibn Khaldun que empezó y terminó en Sevilla) y Chile tiene infinitamente más en común con Dominicana que Holanda con Chipre.
    Más aún: las pèqueñas colonias anglofrancoholandesas del caribe y suramérica están experimentando un fulgurante proceso de “latinoamericanización” (y va en comillas porque como a casi todos no me convence el prefijo de “Latino”) para no hablar de la fortaleza de la 1º minoría étnica de USA.
    No sé si será expresión de deseos pero creo que vamos por el fin de la 1º fase (para usar las categorías del sabio bereber) mientras que Europa está entrando en la 5º)
    “El que viva lo verá”

    • guillermo p dice:

      Y como nota de color, la internacional peronista en Francia, la kirchnerista con podemos en España, un peruca en el Vaticano y, a pesar de todo, una Reina de Holanda argenta.
      Antes esto se podía llamar “entrismo”.

  7. La Patria es el otro!!!CFK

  8. Abel: brillante y muy adecuado tu aporte. Hasta las respuestas (aunque a algunos se les desboca el caballo) son muy interesantes y enriquecedoras. Das cátedra en muchas cuestiones, Compañero!!!

  9. Daniel Eduardo Arias dice:

    Es duro, capi Abel, ver cómo rifamos la tibia “asabiyah” inicial del Mercosur. Pero es lógico, porque tanto como -o mucho más- que Brasil, carecemos a una “asabiyah” nacional: nuestros países están aún muy desintegrados internamente, en lo regional. En los ’80 pareció que el Mercosur podría ser el microondas que terminara esa cocción desde afuera.

    Muy buen posteo, aunque Ibn Khaldún y Toynbee compartan esa visión esquinada según la cual las decadencias de las naciones son de raíz moral, lo que para mí es pone el carro delante del caballo. Interesante el resumen puntual y trapartito de la famosa “densidad nacional” del querido Ferrer, tan vagamente citada aquí y allá desde que nos falta.

  10. guillermo p dice:

    Daniel: el proceso de integración empezó hace 5 siglos. La desintegración llevó menos de 2, pero se revirtió a fines del S XX y a pesar de los macri, los temer o los peña nieto ya no se puede detener

  11. Marcelo J. Tull dice:

    Guillermo (de negro): repito que no vengo a ser exégeta de los Kirchner.- Lo de la guita de las Cajas de Seguridad fue suficientemente explicado por CFK cuando antes que el juez hiciera abrirlas, ella ya había detallado lo que había, de dónde venía y pedido que se la investigara.- O sea que el juez, tardíamente, actuó para la TV.- Su abogado ya ha presentado documentación de bienes que se remontan a la década del 70.- El kirchnerismo ( y CFK en particular) han solicitado en varias oportunidades que les investiguen toda la obra pública y la justicia se ha negado.- Pasan 13 años de denuncias de Carriomato y Cía. y solo aparecen un pequeño grupo de funcionarios los cuales están juzgados, después de 12 años de gobierno.- López, si parece ser uno de ellos.- Mientras perdemos tiempo con el corruptómetro se quieren echar por tierra años de buen gobierno a favor de las grandes mayorías y en eso han trabajado (y trabajan a full) las empresas de medios, mientras ignoran las barbaridades que estos delincuentes actuales están pergeñando, día tras día.- Repito: no consumir esa bazofia es lo mejor que se puede hacer.- Si tuvieran pruebas fehacientes, CFK debería estar presa desde hace rato.- Nada les haría más felices que sepultar al kirchnerismo en prisión.- Pero mientras tanto, lo que aparecen son casos de funcionarios aislados en un mundo de corrupción y kilómetros de denuncias mediáticas que no llevan a nada sino a confundir.- Estos personajes que gobiernan hoy, lo hacen con el voto popular (nada que decir al respecto) mintiendo descaradamente sobre las acciones de gobierno que tomarían y con el beneplácito, el ocultamiento de su pasado y el maquillaje necesario que le proveyeron los medios de comunicación.- Aún hoy insisten con su apoyo aunque hay varios que, de a poquito, se van corriendo.- Y todos esos esfuerzos que se realizan aquí y en el extranjero ( y los millones gastados) de los que, repito, hay toneladas de bibliografía al respecto, son para llevar de las narices a la gran masa de consumidores. Algo que convierte a George Orwell en un profeta.- Y siempre son (¡qué raro!) en contra de gobiernos populares, que tienen como bandera una mejor distribución de la riqueza en desmedro de los grupos empresariales millonarios y avaros.- Y aquí en la Argentina, tienen su Cid que es el gordo Lachacra, estrella del grupo Clarín y rey del panqueque.- Todo está allí, para el que quiera ver.- Listo, de mi parte.-

  12. guillermo dice:

    La sucesión declarada de Nestor Kirchner sumaba 60.5 millones de pesos. La reintroduccion del impuesto sucesorio en 2010 fue demorada hasta el anio siguiente, para que la sucesion Kirchner zafara. Por lo tanto, la flia Kirchner no tenía ningún motivo para ocultar bienes, a no ser que fuesen malhabidos. Segun ley, a CK le tocaba la mitad, 30 millones a cada hijo un cuarto, 15 millones. El dolar en 2011 (me imagino que la sucesion salió minimo un anio despues del fallecimiento) estaba a 4 pesos, asi que la totalidad que Florencia recibió (entre inmuebles y plata) fue 3.7 millones de dolares.

    Para 2016 sólo en cash tenía en una caja de seguridad 4,6 millones. Es una enorme proporción de cash improductivo en relación al capital total, sin entrar a que lo excedea un grado sospechoso. Porqué? Ningun asesor financiero le diria que ponga tanto capital en punto muerto. Vos te lo explicás de una forma. Yo, conociendo personalmente a alquien que, a raiz de un contrato de obra pública, le pagó directamente a Néstor Kirchner una coima de pocos millones de dólares, cobrada mensualmente en cash por Uberti durante el período del contrato, me lo explico de otra. No nos vamos a poner de acuerdo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: