Y si mandamos los voluntarios a China?

chinese-wages

Sé que la propuesta puede sonar desubicada. Pero la desubicación se extiende por el mundo, amigos. Leo en el serio, y preocupado, Financial Times:

Los salarios en China superan a los de Brasil, Argentina y México

En el sector manufacturero de China, la hora de trabajo se triplicó entre 2005 y 2016 hasta u$s 3,60. En Brasil bajó de u$s 2,90 a 2,70 y en México de 2,20 a 2,10.

Los salarios promedio del sector manufacturero de China se han disparado y ahora superan los de países como Brasil y México y están acercándose rápidamente a los de Grecia y Portugal, después de una década de crecimiento vertiginoso durante la cual los paquetes salariales chinos se han triplicado.

Generalmente en la fuerza laboral de China, los ingresos por hora superan a los de todos países grandes de Latinoamérica excepto Chile, y son cercanos al 70% del nivel de los países más débiles de la eurozona, según datos de Euromonitor International, un grupo de investigación.

Las cifras reflejan el progreso logrado por China en la mejora del estándar de vida de sus 1400 millones de habitantes, y algunos analistas aseguran que el incremento de la productividad podría llevar los sueldos industriales incluso más allá de los que tradicionalmente se consideran países de medianos ingresos. Pero el rápido aumento de los salarios promedio de China también podría contribuir a la pérdida de empleos ante otros países dispuestos a ofrecer pagas inferiores.

Los datos también ponen de manifiesto los problemas que enfrentan los países de América Latina, donde los salarios se han estancado y, a veces, bajaron en términos reales, y en Grecia, donde el promedio de salario por hora se redujo a más de la mitad desde 2009, según Euromonitor.

Euromonitor compiló sus datos a partir de información proporcionada por la Organización Internacional del Trabajo, por organismos nacionales de estadística y por Eurostat, y posteriormente los convirtió a términos de dólar y los ajustó según la inflación. Pero los datos no toman en cuenta los diferentes costos de la vida.

El aumento de las remuneraciones en el sector manufacturero chino contrasta con la disminución de los sueldos en otros países, como Argentina y Brasil. Incluso en India, que ha experimentado un rápido crecimiento económico, los salarios industriales han permanecido sin cambios desde 2007 a sólo u$s 0,70 por hora.

Los sueldos del sector manufacturero en Portugal disminuyeron de u$s 6,30 por hora a u$s 4,50 el año pasado, poniendo los niveles salariales por debajo de los registrados en algunas partes de Europa del este, y dejándolos sólo 25% superiores a los de China.

Los trabajadores de la industria manufacturera en China se encuentran entre los mejores pagos en un país donde la distribución salarial es cada vez más desigual. Pero los niveles de ingresos están aumentando en toda la economía en general, y la remuneración promedio chino para todos los sectores aumentó de u$s 1,50 en 2005 a u$s 3,30 el año pasado. Ese nivel es superior al de los salarios medios de Brasil, México, Colombia, Tailandia y Filipinas.

Oru Mohiuddin, analista estrategia de Euromonitor, observó que los niveles de productividad de los trabajadores chinos han mejorado incluso más rápido que sus sueldos. “Los fabricantes aún se benefician en China”, dijo.

Es probable que el tamaño del mercado interno de China ayude a los trabajadores del sector manufacturo del país, a pesar del aumento de los costos de mano de obra. “En una serie de sectores China representará el 20% del mercado en 2020, similar a América del Norte y Europa occidental”, dijo Mohiuddin.

Agregó que puesto que esa proporción del mercado es muy superior al 4,8% de India y 3,3% de Brasil, “tiene sentido que los fabricantes tengan plantas en China”.

Pero Charles Robertson, economista en jefe global de Renaissance Capital, señaló que el envejecimiento de la población china, y la esperada reducción del número de personas en edad laboral, podría generar mayores presiones salariales en los próximos años.

(La traducción es de El Cronista, que imagino -dada su postura en tomas laborales- debe simpatizar con el problema que enfrentan los empleadores en China. Tal vez deberían sugerir a la gobernadora Vidal que ofrezca los servicios de los voluntarios dispuestos a reemplazar a los codiciosos docentes locales).

En serio: esto demuestra -por si hiciera falta demostrar algo tan obvio- que la productividad de los trabajadores -como colectivo- está en relación directa con la tecnología a su disposición. El “alto costo laboral argentino”, que repite obsesivamente el sector más estúpido del empresariado, y de sus economistas de cabecera, simplemente refleja la ausencia de inversión.

Anuncios

12 Responses to Y si mandamos los voluntarios a China?

  1. Alcides Acevedo dice:

    Frases como esta explican la total falta de comprensión del problema:

    El “alto costo laboral argentino”, que repite obsesivamente el sector más estúpido del empresariado, y de sus economistas de cabecera, simplemente refleja la ausencia de inversión.

    Tiene gracia, a ver: ¿por qué un empresario chino invertiría en tecnología más que un argentino siendo que el incentivo por el lado del costo salarial indicaría que las cosas deberían ser al revés?

    El costo salarial argentino está muy por encima del que dice la nota, pero es cierto que los chinos desde hace tiempo dejaron de ser esclavos que trabajan por monedas.

    La paradoja no se debe a la “estupidez” del empresario nacional que no entiende que invirtiendo se puede enriquecer, en realidad es mucho más rentable para ellos salir a los gritos denunciando la avalancha de importaciones y pidiendo por el empleo de sus muchos y muy poco productivos trabajadores, así de fácil, por otra parte invertir en Argentina es bien difícil, no hay crédito y la inestabilidad económica no permite pensar siquiera en el mediano plazo.

    Desgraciadamente la productividad china se debe a muchos factores que van más allá de la mano de obra: los chinos tienen muy buena infraestructura, costos de logística muy bajos, grandes cadenas de valor, costos de financiamiento bajos y una escala de producción enorme, todo esto les permite invertir a lo grande en la última tecnología y amortizarla rápidamente sin la necesidad de márgenes de comercialización ridículos como en Argentina.

    Pero mejor con quedamos tranquilos tratando de “estúpidos” a los empresarios y queriendo tapar el sol con las manos.

    • Abel B. dice:

      Alcides A es uno de los comentaristas compulsivos más interesantes, en el sentido antropológico.

      Sus supuestos básicos: que los inversores son flores delicadas, que deben ser tratados con exquisito cuidado, y, sobre todo, no agobiados con impuestos y regulaciones; y que los obreros locales ganan mucho, más de lo que se merecen, son, después de todo, compartidos por una mayoría de los empresarios (y sus opinadores).

      Pero no son su mensaje fundamental, que repite obsesivamente. Es “AQUÍ NO PODEMOS HACERLO”. Este mensaje no es exclusivo de él; por eso es interesante. En él es más notorio, pero resuena a lo largo de la historia argentina, durante los últimos 150 años.

      • Raúl C. dice:

        Directo al punto fundamental.

      • David (idu) dice:

        Coincidimos en que los inversores no son flores delicadas (los grandes de verdad).

        Miran la compu y dicen: “Che, hoy bajó 2 centavos de dolar la hora hombre en Malasia, cerramos la fábrica de jeans de Vietnam ya mismo y la levantamos allá”.

        Aquí no lo hará ni el empresario (imprevisibilidad política y económica), ni nosotros lo aceptaríamos (dignidad del trabajador).

        Como bien decís, Abel, la historia de los últimos 150 años, tal vez los últimos 70.

        Saludos

    • Silenoz dice:

      Lo que pasa es que el ”“AQUÍ NO PODEMOS HACERLO” (que no es exclusivo del susodicho espécimen observación tampoco hagamo’ leña del caido) se debe a que repiten “letanías” de los tiramierdas sin un ejercicio previo de ver si a ellos les pasa en su cotidianeidad.

      El sujeto que se muestra como empresario –parece- cree que la inflación es un fenómeno monetario sin percatarse que, en su vida diaria de “schumpeteriano” de buena cepa, el tipo aumenta por que sus costos aumentan, no logra pregutnarse o al menos que alguien le explique cómo es el mecanismo por el cual más circulante en la calle le generan aumentos en sus insumos y/o salarios….

      El punto es que en lugar de reconocer las regularidades empíricas se morfan acríticamente –por que no les dá el artefacto en más de las veces de las que puedan reconocer- las lecturas de los distópicos.

      Y no me canso de repetirlo: la razón principal del aumento de la productividad está explicada por la Ley de Kaldor-Verdoorn (ver segunda Ley)

      Devuelta para los ortodoxos distópicos y los marxistas dogmáticos:
      La productividad está en función, depende del producto a mayor producto (producción) mayor productividad

      Para lograr una mayor y mejor producción, se requiere invertir en más y mejores fierros pero con ello también ocurre un proceso de mejora, optimización de los procesos productivoa internos: “Learning by doing” (punto 2)

      Estas dos cuestiones determinan la tendencia (crecimiento de la productividad) del ciclo a largo plazo, que es lo que estamos viendo por que no olvidar que “Chaina” anda metido en este depelote de la industrialización hace un poco más de 40 años ehhhhh (para los supersticiosos de los ciclos de 12 años o menos y que deberían alcanzar y sobrar para llegar a ser Noruega ehhh… si vo’ te digo comisario)

      Todo lo demás (infraestructura, acceso al crédito, logística, escala) son de segundo orden, Kaldor NO habla de ellos. Es más, ni siquiera cita como primordial la ganancia tema tan caro para orto’s y (algunos) marxistas

      Además, en sus comienzos los chinos no contaban con nada de eso sino que se fue haciendo uno a la par de los otros. Y no está demás decir que el capitalismo chino es conducido, planificado y controlado por el Estado no hay “expectativas racionales”, confianza, finanzas sanas y todas esas sartas de huevadas ortodoxas

      Otra cuestión importante pero que afecta al ciclo de corto plazo es la ley de Okun

      Más allá de la predicción de las tasas de crecimiento del producto y empleo, el ñato destaca que la productividad es pro-cíclica.

      En el corto plazo ante un boom de demanda el empleo aumento a una tasa menor que el producto, y esto se debe a que hasta que ese shock no se considere pleno (que no sea percibido como temporal, aleatorio, estacional) los empresarios difieren la contratación de personal., se arreglan con lo que tienen.

      A la baja del ciclo, la productividad cae debido a que es costoso despedir empleados, no sólo por las indemnizaciones sino por el tiempo/guita invertido para capacitar a ese empleados.

      Y algo muy importante relacionado con lo que está pasando acá: por lo anterior si los despidos son inminentes, se efectivizan, es por que no se ven expectativas de reactivación….. para los gilazos que viven de ventear expectativas de un futuro venturoso cercano que se retacea en venir … igual que “el mundo” al cual entramos pero resulta que se fue…

      Pero bueno… sigamos con al baja de costos indirectos aka propiciarles mayores ganancias sin poner un mango

      • Alberto dice:

        No se gaste Silenoz: estos todavía no llegaron a la ley de Newton, y Ud. quiere que conozcan las leyes de desarrollo económico de Kaldor. Por lo que se ve, y especialmente por lo que no se ve, el post les pegó bajo la línea de flotación a varios. Claro, es más fácil escribir pavadas sobre lenovo, bangho etc. (como hicieron en un post anterior) que discutir con fundamentos. A propósito: supongo que ahora en Conectar Igualdad van a distribuir lenovo no?

  2. Capitán Yáñez dice:

    Según la leyenda los chinos comen ratas, así que les darían la bienvenida.

  3. […] dejo. Creo que los posteos anteriores son más importantes, al menos. El último, por ejemplo: la transformación de la economía china es un dato que cualquier análisis realista […]

  4. Coincido en ambos posteos (qué palabra más fea!) y ese al que le respondés no es uno de los trolls que te sigue? Ja!Ja!Ja! Abrazo.

  5. Daniel Eduardo Arias dice:

    No conozco las leyes de Kaldor-Verdoorn, Silenoz. Lo que sí vengo comprobando es que toda vez que nos quedamos sin aduanas, los empresarios argentinos se desesperan mucho más de lo que les resulta habitual en bajar los salarios, reducir sus planteles obreros y hablar del “alto costo laboral argentino” como origen de todos sus males.

    La explicación que me doy a mí mismo es que saben que todo aumento salarial que concedan no les vuelve en forma de compras. Como el mercado interno está perforado, esa guita obrera se exporta en forma de compra de importaciones. Pasó con Martínez de Hoz, pasó con Cavallo, pasa con los actuales vendepatria/vendehumo.

    La angurria patronal se ha agigantado con la pérdida progresiva de sectores enteros de la industria a lo largo de las décadas. Antes de Martínez de Hoz y Cavallo teníamos unos 260 fabricantes nac & pop de máquinas agrícolas. Hoy quedarán 60, remándola muy duramente pese a que el campo rebosa de guita, y algunos de los sobrevivientes son fábricas autogestionadas por sus laburantes, como Pauny, antes Paunero.

    Como cada vez es menor la “biodiversidad” industrial argentina, crece y crece el catálogo de lo que antes fabricábamos pero hoy importamos. Hace unos días conté la pequeña gesta de las calculadoras CIFRA de FATE, pero hay muchos otros ejemplos. Y todo lo que importamos es guita que se va del ispa. Joder, si nos comparamos con la Argentina de los ’60, cuando aquí se fabricaba de todo, nos hemos caído desde muy alto. En aquel país que fuimos, la consigna de Aldo Ferrer, “vivamos con lo nuestro”, era bastante practicable.

    Lo que no se puede discutir es la imbecilidad del empresariado nacional. Es infalible para apoyar a sus verdugos, como lo hizo con Martínez de Hoz, Cavallo y los actuales comemierdas. Y es también infalible para comprar sus relatos, como el del “alto costo laboral argentino”. Uno esperaría cierto nivel de realismo político y económico entre gente de bastante calificación educativa y experta en fabricar y vender, pero la verdad es que nuestra burguesía, la chica, la mediana y la grande, sufren históricamente de una especie de “síndrome de Estocolmo”: hacen suyas las consignas de sus secuestradores.

    El “aquí no se puede” es otra de esas consignas que toman del enemigo. Conrado “El Petiso” Varotto, fundador de INVAP y hoy presidente de la CONAE, a esos tipos los llama “colonizados mentales”. Y Abel no se equivoca: son fundacionales. Están con nosotros incluso desde antes de 1810. Tienen ciudades, calles, plazas y pueblos con sus apellidos.

    ¿Para cuándo la Plaza Acevedo?

    • David (idu) dice:

      Hola Daniel:

      Los “empresarios argentinos” son los que aparecen en los diarios y en las fotos de Caras, rodeados de bellas féminas rubias operadas de las tetas y tan tostadas que parecen cuasi-cánceres de piel.

      Bueno. Hay otra clase de “empresarios”, que son la inmensa mayoría, y que en conjunto producen el 75% del PBI.

      El costo laboral argentino es alto. Y no porque ganen mucho dinero, sino porque la política de casi TODOS los gobiernos, ha sido el DOLAR SUBVALUADO. El invento de Martinez de Hoz, Menem-Cavallo, el tontuelo delarruismo, el kirchnerismo y obviamente el macrismo, abrevan de las mismas leyes, se llamen Kaldor o Verdoorn o Newton, o Einstein, que en castellano básico podríamos llamar “atraso cambiario para que no se dispare la inflación” (que se dispara igual, salvo recesión extrema como ahora)

      La conclusión es obvia: perder mercados de productos lenta pero inexorablemente, caerán los empresarios más jovatos, más cansados y menos aptos para los cambios de paradigma.

      La industrialización ya fue. Una linda fantasía con final triste, pero inexorable.

      La oportunidad es pegar el salto a las tecnologías del conocimiento, o la pobreza endémica que supimos conseguir.

      Vendrán tiempos mejores. O tal vez, seremos acreedores al Reino de los Cielos.

      Salutes.

    • Silenoz dice:

      “Lo que no se puede discutir es la imbecilidad del empresariado nacional. Es infalible para apoyar a sus verdugos”

      Ja ja ja….

      Hablando de Roma, Davidenko se asoma….
      Ahí tiene cro. Arias, indágelo al “Idu(s)”, fiel prospecto de esa “imbecilidad” que cita….. .

      “Gud lak”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: