Díaz Bancalari, y la dirigencia

diaz-bancalari

Ayer murió José Maria Díaz Bancalari. Por cerca de medio siglo formó parte de lo que uno ha llamado -por la necesidad de darle un nombre- la “franja dirigencial” del peronismo. En su caso, del peronismo de la provincia de Buenos Aires, cercano a la UOM. Y vale la pena registrar que en esa tribu bonaerense, no respetuosa de persona ni de pergaminos, él sí era respetado y querido por (casi) todos.

Recién dije en el blog, el posteo anterior, que la necrológica no es mi género favorito. Brotan demasiado fácil las frases vacías. Creo que los que se van deben ser saludados por quienes estuvieron cerca de ellos, porque el ser humano es más que el personaje. Hay muchos que lo acompañaron en esos momentos de definiciones que son parte y esencia de quienes eligieron la política, y podrán hacerlo mucho mejor que yo.

Lo que quiero hacer es apoyarme un momento en él -que puso muchas veces el hombro, en trances más duros- para tratar que ustedes que me leen y yo que escribo entendamos que este mundo digital no es el real. Es importante, porque las ideas son importantes. Pero nos acostumbra fácil a pensar como espectadores, a juzgar la política “desde la tribuna”.

Entonces juzgamos a los que hacen política, criticamos, condenamos, a veces aplaudimos. Vale. Como hombres y mujeres libres, es nuestro derecho. Pero eso no es hacer política. Como tengo alguna experiencia ahí, condeno menos que lo habitual en los blogs comprometidos. Pero eso no quita el dejo de soberbia que lleva juzgar desde afuera.

Díaz Bancalari, su trayectoria, me viene bien para este “baño de humildad”. Porque él estuvo muchos años en lugares importantes, pero nunca llegó a ser el que conducía, salvo en su localidad. No fue uno de los líderes que juntan, para bien o para mal, el amor o la bronca de que los que miran y juzgan desde afuera.

Pero son necesarios. Son el peronismo. O el radicalismo. O cualquier fuerza política que no sea el club de admiradores o de aprovechadores de una figura. Sin esa “franja dirigencial”, el que conduce es un tipo o una tipa que da órdenes que no se cumplen. Los que sólo son aplaudidores… sirven de poco.

Porque en las democracias que funcionan, inclusive en las que no funcionan muy bien, esos dirigentes del nivel medio deben ser votados en los lugares de donde provienen. Lo condicionan a quien conduce en la cúspide, por supuesto. Tienen sus ambiciones, y sus intereses. Pero expresan, tienen que expresar para seguir existiendo, los intereses, los temores y las esperanzas de los que los votan a ellos.

Por eso les sugiero, en este año de elecciones y de internas, que se fijen bien en los nombres que van en las listas, además del que encabeza. Y si tienen chance de emplear algo del tiempo que usan en postear o en comentar, para pelear por estar ahí… háganlo. Será un buen homenaje a Díaz Bancalari, además de servirle más al país. (Esto no corre para mí, claro. Yo ahora juego en categoría “senior”. Y trabajo en comunicación, además).

4 respuestas a Díaz Bancalari, y la dirigencia

  1. Norberto dice:

    Respetado y respetable, es mucho decir, pero es evidente que acomoda muy bien a la persona, y querido por casi todos, una medalla muy bien ganada, de un peronista a otro.
    Nunca menos y abrazos

  2. Gerardo González dice:

    Conocí al Negro es la Facu. Soy de diciembre del 44, él era de setiembre. Teníamos un amigo y compañero, Edgardo Fiori, de Ramallo,que después se extravió en los senderos de la política pueblerina.
    Como señala Abel, fue un gran trencero y equilibrador. Duhalde lo destacó, Kirchner lo sedujo y él se sumó.
    En aquel entonces, éramos muy pocos los abogados peronistas de la UBA. Arslanian, Ruckauf, el Negro, modestamente yo. Nos recibimos antes que llegara Kestelboim a regalar los títulos.
    Díaz Bancalari fue abogado de la UOM en los tiempos que mataron a Rucci.
    Lo despido con respeto y cariño

  3. Capitán Yáñez dice:

    Rosquero nato, insoslayable en los “armados” de la Segunda durante dos décadas.

  4. elepou dice:

    Gracias, Abel, por aprovechar la partida de Díaz Bancalari(Ojalá surjan muchos como el en estos tiempos de lucha dura) para estas reflexiones clarificadoras.Abrazo militante. Sobre todo por las redes…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: