Macri, Cristina, Massa: el triángulo de 4 lados

ma01

Mientras programo este posteo, no tengo idea qué pontificarán hoy domingo los columnistas de los medios. Ni qué subirán los colegas blogueros. En mi modesta opinión, el hecho político más impactante de la semana -y de unas cuantas otras- es el volantazo de nuestro Presidente Mau: después de haberlo llevado a Sergio Massa a Davos y negociado con sus legisladores la mayoría de sus leyes importantes, lo trató de “impostor”, lo culpó por el reciente fracaso en Diputados, lo señaló como ideólogo del acuerdo opositor y recordó su paso por el gabinete kirchnerista. “Nuestro amor es amor fugitivo” decía una canción.

No estoy seguro de cuántos lo van a encarar en sus comentarios. Para el “círculo rojo” (grandes empresarios no entusiasmados con Macri, como por ejemplo el Grupo Clarín) y los numerosos “macristas por default” (“antes que Cristina Kirchner, cualquier cosa”), apoyar a Massa, si “esto” no camina, es una opción no descartable. Mi impresión es que este arranque “purista” del Presidente y su equipo los incomoda.

Por el otro lado, el massismo cobra existencia, e identidad, a partir de enfrentar, y diferenciarse, del kirchnerismo realmente existente. Los massistas pueden sospechar que cualquier acercamiento público con los K (los privados son otra cosa, por supuesto), los diluye como opción política (Los más memoriosos entre ellos recordarán que eso es lo que le pasó a Roberto Lavagna después de su pacto con Néstor Kirchner en febrero 2008).

Y no hablemos de los kirchneristas de corazón puro. Su rechazo a Massa es anterior, y más profundo e instintivo que el que le tienen a Macri. El Mauricio recién fue percibido por la mayoría de ellos como un contendiente serio por la presidencia en 2015. El Sergio es desde 2013 un rival por la identidad peronista, un “neoliberal” infiltrado. Alevosamente, el portal Letra P puso ayer como título de una de sus notas online: Máximo K: “De repente Massa va a Davos y después es un terrible impostor”, y sacudió su alma militante (la de los massistas también).

Sugiero no tomar tan en serio la cosa. Las estrategias políticas no las deciden ni los operadores ni los militantes, aunque influyen, claro. Estas declaraciones de Macri deben verse en el marco de una posible estrategia oficialista para el 2017. Asumiendo que un grado de polarización es inevitable -yo también lo creo así- quiere que sea en los términos que le dieron el triunfo, por poco, en noviembre del año pasado.

Si la decisión se mantiene -es decir, si las encuestas y los focus groups de Durán Barba y Marcos Peña les siguen indicando que es el camino aconsejable- la pretensión será que la alianza Cambiemos, con algunos ajustes menores, sea la expresión del genuino antikirchnerismo. Con algún toque, un poco más disimulado, del tradicional antiperonismo. No creo -tampoco sus autores lo creen, seguramente- que eso sume el 51%; las encuestas, hasta donde son relevantes a esta distancia de las elecciones, indican que no. Pero sí es plausible que esperen que les ayude a mantener un porcentaje importante “propio”. Ignacio Zuleta – que últimamente se especializa en informar de las expectativas macristas- se lo decía el sábado a Ari Paluch.

En cuanto al resto de las fuerzas políticas, es aparentemente razonable que el gobierno confíe que el avasallador protagonismo de Cristina Kirchner, la demostrada ambición de Sergio Massa, el recelo de gobernadores e intendentes peronistas ante una conducción vertical, la falta de vocación por un rol político que muestra hasta ahora la mayoría del sindicalismo, más -como dato permanente de fondo- las ambiciones personales de dirigentes y aspirantes (motor de la política, después de todo), hagan imposible la articulación de un frente que pueda disputar la hegemonía que brinda el Poder Ejecutivo nacional.

Digo que es aparentemente razonable porque es lo que le ha funcionado en este primer año de gobierno. Mi opinión sobre el asunto se las daré en un próximo posteo. Donde, espero, quedará claro al menos porqué elegí poner en el título de éste una novela corta publicada en la vieja revista Más Allá.

Anuncios

7 respuestas a Macri, Cristina, Massa: el triángulo de 4 lados

  1. Raúl C. dice:

    Un indicio de cuánto menos del 51% puede sacar Cambiemos el año que viene:
    Alrededor del 60% de los votantes de Massa en 1ª vuelta votó a Macri en el ballotage. Eso le aportó algo así como un 12-13%. No creo que haya muchos de ellos que sigan acompañando a Cambiemos (y mucho menos, que haya votantes de Scioli que vayan a Cambiemos).
    Eso muestra un techo de entre el 34% (Macri en primera vuelta) y algo cercano al 40%.
    Y en condiciones “ideales”: considerando una fidelidad perfecta del votante “puro” de Cambiemos.

  2. Norberto dice:

    Si bien coincido con que es demasiado pronto, ya estoy empezando a comprar el vino por el asado que dijeron pagarían, y advierto que los datos publicados de Dicen, que parecen bastante serios, excluyendo los NC/NS dan porcentajes superiores al 45%

    “El presidente Mauricio Macri reunió en las últimas horas a su grupo más cercano aterrado por una encuesta realizada por la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) que le da a Cristina Kirchner un crecimiento exponencial en los tres últimos meses, superando el 40 por ciento de intención de votos en la provincia de Buenos Aires. El gobierno no puede entender que la campaña virulenta de los medios concentrados de comunicación y el partido Judicial no lograr hacer mella en la ex presidenta. A esta campaña virulenta se sumó la figura de Daniel Scioli y de su jefe de Gabinete, Alberto Pérez.

    En otra encuesta, recién finalizada, que se conocerá en los próximos días, a la que tuvo acceso Info135, la fórmula Cristina-Scioli supera los 41 puntos, con un crecimiento sostenido mes a mes, donde hace unos cinco meses media sólo un 34 por ciento. Lo llamativo de esta encuesta es que la fórmula del FpV/peronismo duplica a la de Massa que está cerca de los 23 puntos y a la de Cambiemos que sólo logra un 21 por ciento.”

    http://info135.com.ar/2016/12/08/aterrados-en-cambiemos-dos-encuestas-le-dan-mas-de-40-puntos-a-cristina-en-buenos-aires/

    http://www.eldestapeweb.com/cristina-y-scioli-cierran-el-ano-como-la-dupla-que-mas-mide-provincia-cara-las-elecciones-2017-n23481

    Cualquiera que conozca un poco acerca de la asignación de bancas en representación de la PBA tiene en claro que toda cifra superior al 40% tiene mucho peso posterior en la conformación de la bancada en el Congreso, el arrastre que significa y la debilidad del Gobierno en los periódos legislativos posteriores, además de la presencia ordenadora de la Jefa.
    Nunca menos y abrazos

  3. Politico Aficionado dice:

    Por ahora lo único nubarrón que veo en el horizonte es la posibilidad de una alianza Vidal-Massa.

  4. ricardo j.m. dice:

    la agencia federal de inteligencia hace encuestas, todo normal

  5. Eugenia mem dice:

    Macri sacado con Massa me parecio tristisimo. Obviamente Cambiemos quiere mantener la polarizacion en los terminos que le dieron la victoria (antikirchnerismo vs. kirchnerismo) por eso esta idea de que Massa seria un “impostor” (no es un antikirchnerista posta, genuino) y Marcos Pena diciendo que Cristina era una referencia muy importante… Personalmente a mi me hace muchisimo ruido este Antikirchnerista genuino vs. kirchnerismo (idealmente para Macri) o este Frente Ciudadano en construccion vs. la Derecha (idealmente para el kirchnerismo, que ya se entusiasma con los resultados de las encuestas). Es bastante posible que me este equivocando pero si la gente se desilusiona con Macri sin que eso signifique un cambio en la sensibilidad que tienen con Cristina, el Cristina vs. Macri no seria algo asi como una guerra entre dos impopularidades? Quien de todos los politicos tendria en ese caso la necesaria empatia con la sociedad? Esto mismo intente expresar en otro comentario pero quizas no me supe explicar. Espero que ahora se haya comprendido. Saludos.

    • vale dice:

      La diferencia sería me parece a mi, que los votos que llevaron segundo al fpv en 2015, son votos genuinos del fpv y volverán al fpv ( casi casi el 50%), mientras que el partido gobernante va perdiendo cada día más voluntades de voto entre los ciudadanos, ( las razones son tan evidentes como obvias) y ese 53 % se dividiría entoces entre los votos “en blanco” de la izquierda purista inmanente, los anticristina, el massismo, la otra izquierda y varios.
      Cristina se llevará los laureles y si representa dignamente al pueblo argentino en las cámaras, en el 2019, seguramente será presidente el candidato del fpv, que posiblemente no sea cristina. A lo que le temo es al mientras tanto, porque macri no es de los tipos que renuncian al poder dócilmente ni sus acompañantes nacionales e importados, tampoco….y no son niños de pecho, según dice la gente…porque yo no los conozco, pero los porteños si parece.
      Por lo pronto en una encuensta realizada en la nueva.com acerca de las opiniones de los bahienses sobre el gobierno, casi un 59 % refiere que es horrible, un 10 % malo y un resto repartido entre mejorable y bueno.. Aquí no solo no arreglaron las calles sino que las rompeiron a martilllazos para arreglarlas y hace un año que esperan los baches para ser rellenados, pero los autos que usas para laburar gratis a costa tuya no te los arreglan.
      En fin, el 2015 era una historia, el 2016 es otra bastante diferente.
      saludos

    • Norberto dice:

      No se preocupe que se expresa muuuuy bien y todos entendemos que quiere y a donde va, para su mejor entender, es claro que el Gobierno buscó, busca y buscará demonizar los K, pero al ver que a pesar de ello, la fortaleza y el cariño puede todavía bastante, decidió que debe sostenerse dentro de los anti K como la fuerza predominante, y si es posible hegemónica, y su competidor dentro de ese grupo de personas es el Empleado, si Ud se fija verá que aparece casi congelado el resultado de diciembre, y mientras la situación se mantenga, lo que gane uno lo perderá el otro.
      Entonces de momento y para mantener subordinada la tropa auxiliar de látigo, sanguchito y órdenes de La Embajada, necesita hacer un buen papel entre esos pares el año próximo, cosa que habían arreglado y tenían cocinada con el fraude, digo, voto, electrónico de la nueva Concordancia, tanto que las máquinas están en un depósito fiscal del sur de la CABA.
      Entonces eso obliga al patroncito a polarizar con el guachito, en el sentido criollo del término, que llevó para exhibir y se exhibiera en Davos, y que no supo reconocer su magnaminidad, como hubiera hecho por años cualquier otro peón de su campo.
      Que va a hacer, la vida tiene esas cosas.
      Nunca menos y abrazos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: