Putin mueve el tablero

putin

Este jueves 1°, el presidente de Rusia Vladímir Putin dio su discurso anual (por 13° vez) ante la Asamblea Federal, en la sala San Jorge del Gran Palacio del Kremlin. A los que les interesa escuchar su discurso completo (en un doblaje desafortunado, como la mayoría de los doblajes) pueden hacerlo aquí.

En este posteo quiero plantear -como ya hacen otros- que es posible que en ese discurso Putin haya dado una señal de que se está operando un reposicionamiento decisivo en el tablero global.

Esto es, aclaro, una especulación. Los medios “formadores de opinión”, en EE.UU. y en Rusia, no están haciendo, todavía, hipótesis sobre el asunto (lo que a uno, suspicaz, le hace pensar que puede ser real). Los medios locales, tomando materia de EFE y DPA, se animan a más. Vean este resumen que hacen del discurso -la parte de política internacional- bastante correcto. (Está en Prensa de la cancillería; el portal de noticias de Clarín ha mejorado visualmente, pero el mecanismo para acceder a noticias determinadas sigue siendo un desastre):

Rusia le propone construir una alianza estratégica al EE.UU. de Donald Trump

 El presidente Vladimir Putin lanzó ayer el nuevo lineamiento de Rusia en materia de política exterior, marcando dos ejes básicos en los cuales dejó en claro su rol como potencia mundial. En el primero destacó la necesidad de conformar una alianza con Estados Unidos para combatir el terrorismo internacional. En el segundo plantea abiertamente la cuestión de respetar las divisiones mundiales, y especialmente el lugar que detenta Moscú.

En su discurso anual a la Nación, Putin sostuvo que “uno de los mayores peligros de nuestro tiempo es el reforzamiento de la amenaza del terrorismo internacional”. Mencionó al ISIS entre los grupos extremistas que han llevado la violencia “a un nivel de crueldad sin precedentes”. En ese sentido, llamó a Washington a combatirlos juntos. “Confiamos en aunar fuerzas con EE.UU. en la lucha contra una amenaza real y no inventada: el terrorismo internacional”, dijo. Y agregó que se debe crear “una coalición internacional sobre una base legal sólida, que no esté politizada ni tenga una doble moral”.

El mandatario ruso destacó que su gobierno no está interesado en “antagonismos”, “ni busca enemigos” y quiere normalizar las relaciones con su viejo rival, Estados Unidos, donde en sólo siete semanas asumirá el multimillonario Donald Trump y su equipo conservador.

El líder del Kremlin tiende la mano a Trump justo cuando el gobierno sirio de Bashar al Assad logró reconquistar, con su ayuda, casi la mitad de los barrios del este de Aleppo y varias ciudades centrales que estaban bajo control de los extremistas.

El mandatario ruso ya le había ofrecido a Washington un amplio frente internacional contra el terrorismo en Siria en septiembre del 2015, cuando regresó a la ONU tras diez años de ausencia. Pero la administración de Barack Obama lo rechazó porque no quiso separar sus milicias de los yihadistas que Damasco y Moscu consideran terroristas.

El discurso de ayer de Putin tiene una contracara para el nuevo gobierno de Trump: que acepte la continuidad del régimen de Bashar al Assad, y de esa manera el triunfo que está consiguiendo la triple alianza en la región, compuesta por Rusia, Irán y Siria. Por eso el presidente ruso advirtió que las relaciones con Washington deben ser “en un plano de igualdad”, ya que ambos tienen la “responsabilidad común” de “garantizar la seguridad y la estabilidad internacional”.

En el tramo más duro de su discurso, resaltó que “no acepta la jurisdicción estadounidense extra-territorial”, así como las “presiones políticas, económicas y militares” que Washington intenta ejercer, y se reserva el derecho de “actuar en modo firme” ante las acciones “no amistosas” a través del reforzamiento “de la defensa nacional” y del uso de “medidas simétricas o asimétricas”. Antes había recordado que en los últimos años el país se ha enfrentado a intentos de presión externa, en particular a “los mitos sobre la agresión rusa, la propaganda y la interferencia en elecciones ajenas”. De esa manera se refirió a las sanciones que le aplicaron las potencias occidentales tras la anexión de la península ucraniana de Crimea, las críticas que recibió por dar apoyo aéreo a las tropas sirias, y las denuncias de interferencias en las elecciones estadounidenses de noviembre pasado.

Putin aboga por cooperar con EE.UU. en la solución de los problemas mundiales, pero considera el escudo antimisiles norteamericano en Europa una amenaza directa para su seguridad. En cuanto a la Unión Europea (UE), se mostró dispuesto a entablar un diálogo para la creación de una asociación eurasiática que use de puente a la Federación Rusa, desde el enclave báltico de Kaliningrado hasta el puerto de Vladivostok, en el Océano Pacífico.

El discurso que dio ayer refuerza los dos planteos que viene haciendo Putin. Primero, el hecho de que los bloques militares existentes son incapaces de hacer frente a las nuevas amenazas. Y segundo, mostrar a Rusia como una potencia mundial: los medios de comunicación que responden al Kremlin vienen remarcando que Rusia es el país que más ojivas nucleares detenta, y el único que puede darse el lujo de mantener una campaña militar tan extensa como la que lleva adelante en Siria, para proteger a su aliado“.

.

Atención: Esta propuesta de “alianza contra el terrorismo” no es nueva, y está enmarcada en una refirmación de objetivos previos de Rusia. Obvio. Las potencias no cambian sus políticas de un día para el otro. Por eso son potencias. Pero… es visible que también está enmarcada en el “romance” que durante la campaña presidencial de Donald Trump se manifestó entre él y Putin. Del que yo les había contado algunos detalles aquí.

Natural, también. Hillary Clinton, buena parte del “establishment” demócrata en el área de defensa, inclusive algunos “neocons” que habían acompañado a Bush jr y ahora apoyaban a la candidata, mantenían una línea dura con Rusia. Trump, en cambio, cabalgó el malestar con la globalización y desindustrialización parcial en los EE.UU.

Si este desarrollo se afirma, representa un cambio como no se ha visto desde hace 45 años, cuando Henry Kissinger viaja en secreto a China y se reúne con Zhou Enlai, preparando el acuerdo que firmarían Mao y Nixon.

En ese entonces, EE.UU. y la Unión Soviética eran los dos gigantes que se enfrentaban -siempre a través de terceros- en la lucha por la hegemonía global en la Guerra Fría. El vuelco de China en su política internacional hacia una posición paulatinamente más favorable a la estrategia de los Estados Unidos … no causó el posterior derrumbe de la URSS, pero si desbalanceó la relación de fuerzas global.

El de hoy es un escenario distinto, eh. La competencia entre EE.UU. y China no es el enfrentamiento ideológico de la Guerra Fría, ni tiene componentes bélicos… salvo en los preparativos militares. Y hay muchos aspectos, sobre todo en los organismos internacionales, en que ambos gigantes son socios. Rusia quedó muy debilitada después de ese derrumbe soviético, pero sigue siendo el tercer jugador global, por su extensión en Eurasia, sus recursos, y su potencial militar. Que incluye un arsenal nuclear que es todavía el segundo, sino el primero.

Ayer, un gesto de Trump parece venir a confirmar este escenario:

El presidente electo estadounidense, Donald Trump, rompió décadas de política diplomáticas al hablar con la mandataria de Taiwán, Tsai Ing Wen. Es la primera vez que un presidente de los EE.UU. dialoga con un mandatario taiwanés desde que rompieron relaciones en 1979. Se arriesga a provocar una seria controversia con China, en un tema muy delicado para ese país“. (También sería una violación del protocolo diplomático, pero esa no parece ser una preocupación del Donald).

En cuanto a nosotros, lo único que podemos decir con alguna certeza es que la cancillería Malcorra y su discurso no parece ser el más adecuado para enfrentar los posibles escenarios que se abren. También, es cierto, el discurso de la cancillería Timerman habría quedado desactualizado.

Anuncios

6 respuestas a Putin mueve el tablero

  1. vale dice:

    Mientras el tema sea la distribución del tablero del teg, a espaldas de la voluntad de los pueblos, me seguirá pareciendo detestable….aunque a veces me desconcierta, confieso, porque yo creo que el fin justifica los medios en algunos casos y en otros no, espero mejor conocer el fin para emitir una opinión.

  2. David (idu) dice:

    Pareciera ser que el terrorismo global que le preocupa a Putin es el mismo que le preocupa a Occidente.

    Que tal vez no haya sido (todo) invento de la CIA y el Mossad.

    Felizmente la base china que logramos (lograron) instalar en Neuquen, y donde no pueden ingresar argentinos no es estadounidense.

    Hubiese sido una intromisión inaceptable del Imperio avasallando nuestra soberanía. ..

  3. Capitán Yáñez dice:

    Mi siempre muy estimado blogger no más en jefe, sabido es que la legendaria hipocresía anglosajona es muy (pero muy) difícil de empardar… pero este muchacho está por lograrlo. Un coronel de la KGB hablando de “crueldad sin precedentes” es… bueno, yo qué sé. La Lubianka ya es historia, y al fin y al cabo, el tipo se recibió de abogado con honores… lo cual es más que explícito (“Si querés terminar con los delincuentes… primero mandá a la cárcel a sus abogados” dijo alguna vez… un abogado).
    En fin, más allá de cuestiones geopolíticas, imperiales y leguleyas, la mirada del compañero Vladimir… francamente mete miedo.
    ¿O no?
    La Malcorra también mete miedo… pero por cuestiones muy distintas, por cierto. No caza un fulbo la dagor, bah (para no empezar a hablar de su jefe).
    Timerman nunca fue santo de mi devoción, pero acá no tiene nada que ver. El cataclismo desatado en Wall Street años ha sigue obligando a ir “paso a paso”, como diría el Mostaza, y un año equivale a muchos pasos. El hijo de Jacobo, por lo tanto, ya está completa y definitivamente fuera de foco.

  4. Rogelio dice:

    “Rusia le propone construir una alianza estratégica al (hegemon) EE.UU.”

    Una oportunidad excepcional para que se luzca Silenoz !!!

  5. […] sábado, especulando en el blog sobre un posible acercamiento entre Rusia y EE.UU., mencioné como un indicio sugestivo la llamada telefónica de Trump a la presidente de Taiwán, […]

  6. […] la versión en castellano. Pero como éste es un blog de reflexión, quiero acercarlos algo que ya dije a principios de este mes, cuando especulé sobre la “alianza contra el terrorismo” que Putin ofreció a los EE.UU., y […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: