Definiendo los bordes del peronismo

1547-manifestacion-de-gremios-marplatenses-en-s-martin-y-cordoba-en-apoyo-a-la-candidadatura-de-peron-y-eva-duarte-para-las-elecciones-de-1951

De vez en cuando aparecen entre los comentarios en el blog, algunos que no son la repetición obsesiva de lo que el autor cree que son verdades fundamentales -como hace el bloguero, bah. Aportan pensamiento, información, o -lo más interesante, si bien exigente- preguntas.

Ayer preguntaron esto: “¿Cuáles serian los “bordes” ideológicos del peronismo? Con Perón en el poder era mas simple. Fuera del poder pero vivo supongo que ordenaba (con sus problemas) de alguna manera la cuestión, pero ya sin él ¿cualquiera puede definirse como peronista?

Personas que se identifican como peronistas parece que se sienten mas cómodas con dirigentes como Sabatella (por dar un ejemplo) que con otros peronistas. Y otras sienten más afinidad con Macri que con otros “compañeros” (0 no los reconocen como tales).

Sé que no es algo nuevo. Pero en los ´70 era entre “fachos y zurdos”, pero ninguno representaba las ideas liberales (ahora neo). ¿Se puede identificarse como peronista y trabajar para llevar a presidente a un Macri? ¿Puede considerarse alguien peronista y estar mas cerca de las ideas mas o menos permanentes del liberalismo argentino?” (Resumí el comentario, pero no dejé afuera nada de lo que plantea).

Vale la pena dejar de seguir un rato la coyuntura y tratar de responder. No sé si soy capaz de hacerlo. Pero en un posteo tengo como excusa que debo ser breve. Me animo.

Ante todo, el peronismo -como conjunto de ideas, un sistema de valores y una forma de apreciar (¿definir?) la realidad- está descripto en forma muy completa. No como se puede describir una función matemática, o un accidente geográfico. Como todo lo que está vivo, cambia, por su propia evolución y también porque cambia la realidad en que está inserto. Pero cualquiera, aún sin ser peronista, ni simpatizante, que encare con seriedad su estudio, puede reconocer la identidad. Como sucede con el marxismo -en todas sus muy distintas variantes, de Lenin a Giddens. O, algo aún más abarcador, el pensamiento católico.

Recomiendo un paso muy básico: leer a Perón. “La comunidad organizada”, “Conducción política”,… En el Instituto Nacional Juan Domingo Perón -organismo oficial- se accede a todo el material que pueda pretender el estudioso más obsesivo. Me han dicho -yo no los leí todos- que sus discursos del año 1949 son el compendio más completo de su pensamiento. A mí me gusta mucho éste de 1947, porque introduce también los problemas prácticos y las soluciones improvisadas que son inseparables de la tarea de gobierno, aunque se hable de filosofía.

También están los pensadores que trabajaron en esa huella, en direcciones muy distintas: Sampay, Jauretche, Cooke,… y una laaarga lista. Como a mi me gusta lo inconvencional y un lenguaje actualizado, hace unos tres años subí al blog, y mantuve en la portada como una página separada, un trabajo de Alejandro Romero. Me sigue pareciendo bastante adecuado. Como un esfuerzo colectivo actual, recomiendo la Declaración de Formosa.

Ahora, todo esto no responde a la pregunta del comentarista. Es necesario para entender de qué estamos hablando cuando decimos “peronismo”. Pero el pensamiento filosófico, aún la doctrina misma, no es un almacén de “soluciones”, no es una lista de las medidas y las alianzas, a menudo imprevisibles, que un gobernante o un político debe tomar y hacer. Si es sincero, en particular consigo mismo, la doctrina le ayudará a elegir el camino. No los pasos a dar en él.

Para hacer claro esto que digo, no conviene empezar con las transformaciones -a veces opuestas, que tuvo el peronismo en su historia. Como el Partido Republicano de Abraham Lincoln, o el Socialismo Obrero Español de Pablo Iglesias. Pensemos en Perón, que -como repiten los que quieren definir al peronismo desde afuera- “echó a los Montoneros de la Plaza” (más precisamente, creó las condiciones para que se fueran) después que el asesinato de Rucci le mostró que no podía tolerar su desafío. Pero menos de dos años antes los había “traído a la Plaza”, al nombrar al hermano de Fernando Abal Medina secretario general del Movimiento y a Rodolfo Galimberti delegado por la Juventud. ¿Decisiones equivocadas? Con el diario del lunes, acertamos todos.

Entonces, ¿estoy diciendo que todo vale, si parece que sirve para ganar o conservar el poder o, en el mejor de los casos, si el gobernante cree honestamente que es necesario hacerlo? No. Para mí, hay una forma para juzgar si una política está dentro o fuera de los “bordes” ideológicos del peronismo. No es el análisis teórico de los intelectuales, ni tampoco las emociones de los militantes (aunque a éstas las respeto un poco más).

Es el voto de los peronistas. De los que, afiliados o no, son los que por 70 años han votado consistentemente por el peronismo. Los trabajadores, los pobres. ¿Se equivocaron y se pueden volver a equivocar? Seguro! Tener menos plata no lo hace a uno más sabio ni más bueno que tenerla, o por lo menos así le parece a un escéptico como yo.

Pasa que el peronismo, además de un pensamiento, es una realidad. Esa realidad no es un hombre, su fundador, que nació en 1895 o por ahí y murió en 1974. El peronismo son los peronistas. Que son, además una gran parte de otra realidad mayor, la Argentina. No es posible “acertar” sin ellos, o por fuera de ellos.

19 respuestas a Definiendo los bordes del peronismo

  1. gcorach dice:

    Estimado Abel:
    me da la impresión de que eludió elegantemente responder las preguntas en cuestión. El peronismo “es el voto de los peronistas.” Es una definición circular. A las preguntas que le hicieron, su respuesta parece ser afirmativa: se puede ser peronista desde el macrismo, se puede ser peronista desde todo lugar donde haya votos peronistas. Hable más sobre los bordes del peronismo, por favor, porque si no vamos a afirmar que este gobierno lo hemos elegido los peronistas. Cordialmente, Gustavo Corach

  2. Abel B. dice:

    Estimado Corach:
    Me da la impresión que no ha leído lo que escribí.

  3. eduardo dice:

    ¿Se puede identificarse como peronista y trabajar para llevar a presidente a un Macri? , hablar de cercenar derechos de los trabajadores , definir al salario como un costo y como tal hay que bajarlo lo más posible , yo no soy peronologo pero eso de peronista no tiene nada.

  4. Daniel Eduardo Arias dice:

    Abel: me queda clara tu pregunta -que se la hacen muchos-, pero no tu respuesta a la misma.

  5. Capitán Medibacha dice:

    Desconfío de las generalizaciones respecto del peronismo.- En realidad respecto de casi todas las cosas.-

    No creo que hoy -ni en el pasado- haya habido un único peronismo.- Me enorgullezco como argentino del primer peronismo de Perón y Evita.- Me da vergüenza el Perón de Isabelita, López Rega y las 3 A.-

    En 1983 me pareció mucho mejor la alternativa radical de Alfonsín a la peronista de Luder y Lorenzo Miguel.-

    El “peronismo” de Menem me pareció un desastre y un retroceso similar al que hoy vivimos con Macri: ¿puede uno ser peronista, cipayo y neoliberal a la vez? Parece que para algunos sí.-

    El peronismo de los Kirchner desde 2003 me tiene de vuelta como peronista.- He criticado muchas cosas que hicieron (y que no hicieron) pero hoy, viendo los puntos que calzaban muchos Bozios y Pichettos que parecían ser del mismo bando, no puedo menos que admirarme más por lo mucho que, pese a esa gente, se pudo hacer en los 12 años K.- Es que para poder ganar elecciones y llegar al Poder hay que juntar y unir voluntades lo que implica comer sapos y tragar culebras.-

    No creo que haya que establecer peronómetros y criterios de exclusión.- Por el contrario, como afiliado peronista, me parece que ha llegado el momento de definir las cosas por el voto de los afiliados en las primarias/internas del año que viene.-

    Seguramente no será fácil, pero creo que los desastres que hace el gobierno de Macri ayudará a generar unidad en su contra.-

    Saludos.

  6. Silenoz dice:

    Sin ánimo de crítica en honor a la complejidad aludida sobre el asunto, creo que tampoco se acerca al meollo de la cuestión.

    La cuestión de la elasticidad de los “bordes peronistas” no deja un esquema sospechoso siquiera de cómo sortear si la evaluación y ponderación tamizada por ciertos tufos de moda respecto a alguna necesidad soberana , es contradictoria o cae por fuera de algunos ideales expresados en el Documento de Formosa por ej.

    A la vez deja sin abordar un tema crucial que es la conducta y orientación de algunos de nuestros dirigentes porque me parece que hay un (gran) descalce entre las necesidades de los votantes peronistas y la “realpolitik” de los primeros

    Casualmente con la cuestión de la elasticidad de bordes, ayer Felipillo Solá (uno de los “perfiles que en Buenos Aires están en condiciones de responder – “mejor que cualquier paracaidista” – a los intereses provinciales y locales” de la PBA según un estimado comentarista) en lo de Zloto, ante la pregunta de si podían ampliar su base de alianzas con otros sectores del peronismo fuera de su agrupación “opositora responsable”, decía que con cualquier excepto los cristinistas……. Rápido de reflejos el cro. Zloto ¡lo corrío por peronismo! al decirle algo así como: “¿estás excluyendo a otros peronistas?”. Y en una pirueta digna de un tramoyista húngaro, el Felipillo le responde: “yo no los excluyo….. ¡ellos son los que se excluyen!” ja ja….. desopilante este “perfil”

    El Pocho hablaba de organización, bueno creo que es hora que nos organicemos como para que nuestros dirigentes no pierdan los objetivos y, principalmente, NO tomen hojas de ruta ya probadas y con resultados entre equivocados y perversos

    Creo que el problema sigue en pie: ¿es posible llegar a esa “tercera posición” que indica Romero?

    Y si de tanta unidad en la acción y que se ió hablamos, pregunto por que desconozco: ¿cuántos dirigentes peronistas del ala Reovandora, la del peluquín mediterraneo o “infernales” del esposo de Macedo estuvieron para cuando el Documento de Formosa?

  7. pintxo dice:

    El peronismo es un rejunte de patrones de estancia (o Caciques Territoriales como se los llama ahora) que deja hacer al zurdaje para ganar elecciones y despues que llega al poder los acusa de *imberbes* y se los saca de encima. En el fondo nada ha cambiado y nada cambiara.

    Doctrina ? Filosofia ? Estrategia Politica ?
    Solo para justificar el paso de la etapa 1 a la etapa 2
    y luego volver a empezar.

  8. José Mercado dice:

    Foto: “Manifestación de gremios marplatenses en pleno centro en apoyo a la candidadatura de Perón y Eva Duarte para las elecciones de 1951.
    Diversas referencias nos permiten ubicar a los manifestantes de diversos gremios en la calle San Martín entre Santiago del Estero y Córdoba.
    En la parte superior izquierda puede verse el campanario de la Catedral, emergiendo detrás de un edificio ya inexistente situado en la esquina de San Martín y Córdoba (hoy, café La Fonte D`Oro).
    A la derecha se observa el edificio del Banco Provincia (San Martín y Córdoba) en plena construcción. Debe recordarse que en mayo de 1947 -cuando el presidente de la entidad era Arturo Jauretche- se creó la oficina técnica del Banco y se le encomendó como primer trabajo el proyecto para el nuevo edificio de la sucursal Mar del Plata con 20.000 metros cubiertos. Con sus 14 pisos fue el edificio más alto de la ciudad y la primera obra en altura realizada por el Banco. En su diseño se introdujeron conceptos de avanzada: tenía su planta baja liberada en gran parte al paso peatonal, con galería comercial y escaleras mecánicas para acceder a los salones operativos. Su construcción se hizo entre 1948 y 1954 durante la presidencia de Juan Domingo Perón. En ese período, Jauretche fue sucedido por dos presidentes en el Banco: Pedro Fiorito y Octavio Vivas. (Datos obtenidos de la Página del Banco de la Provincia de Buenos Aires).
    Entre los andamios del banco en construcción puede observarse el Palacio Arabe, que afortunadamente perdura. Fue construído en 1940 por el arquitecto Valentín Brodsky a requerimiento de Julián Galli.
    A la derecha se ve un palco ubicado en la calle San Martín entre Córdoba y Santiago del Estero, con la inscripción Perón 1952-1958. Las fechas mencionadas -tanto de la construcción del banco como las que figuran en el cartel- llevan a inferir que la movilización forma parte de la campaña proselitista que culminó el 11 de noviembre de 1951, cuando Perón ganó las elecciones para su segundo período presidencial (1952-1958) que se tronchó con el derrocamiento del 16 de septiembre de 1955.
    En el vallado protector de la construcción del banco se observan dos afiches que rezan: Perón-Evita, inscripción que -aunque interrumpida por yuxtaposiciones- figura en las pancartas. Obviamente, se refiere a la frustrada candidatura de Eva Perón a la vicepresidencia ya que, jaqueada por problemas de salud que derivaron en su fallecimiento, renunció a esa postulación en agosto de 1951.
    La foto ofrece, además, un muestrario de conocidos comercios de la época: perfumería Ivonne, “A los Mandarines” (cafés), zapatería Grimoldi con su slogan: “la marca del medio punto”, imprenta Rey (varias de cuyas postales se exhiben en este blog), alfajores Gran Casino (precursores en la industria de ese tipo de productos en la ciudad) y tienda La Fama.
    A la izquierda, un reloj da las 17.50 de lo que aparenta ser, a juzgar por la indumentaria de la gente. una cálida tarde marplatense. Fotografía enviada por Guillermo Bianchi (Sindicato de Empleados de Comercio).”

  9. Norberto dice:

    Yo diría que entre los límites muy precisos que definen el peronismo, que los tiene, es como dicen quienes me anteceden, no ser cipayo, no cercenar derechos, en principio de los trabajadores y ahora extendidos a la sociedad, y que para ello utiliza herramientas como el desarrollo, años antes que se dijeran desarrollistas los seguidores de Frondizi, que por otra parte usó maquinaria arrumbada en el puerto por la Fusiladora para darse lustre de industria pesada.
    Decir que se es peronista y estar al servicio de un Empleado de La Embajada se da de bruces con ese primer postulado, o aceptar una megadevaluación que significó una transferencia brutal de recursos de las clases medias y trabajadoras a los grandes grupos exportadores, y no estoy hablando del ’16 sino del ’02, sumergiendo al país en la más absoluta miseria con el cierre generalizado de PYMEs y comercios, llevando la desocupación abierta a más del 25%, con más del 50% con problemas de trabajo, con el consiguiente aumento a cifras semejantes de indigencia y pobreza, claro compensadas por la SuperSopa, y decir que esa devaluación fue exitosa, en principio lo hace con el segundo postulado, sin contar con que esa megadevaluación obedeció a las órdenes del FMI, Krueger mediante, y a los intereses de los mismos que hoy son los sponsors del Empleado, la eterna pelea entre las elites de la patria contratista/capitanes de industria/patria concesionaria y la patria financiera, ello individualizado en el Pálido y sus satélites como Mendicurren, con Techint y los Rocca a la cabeza.
    Si quieren recordemos las medidas que con el Ministro de Economía y el Presidente del Central heredados tomó Néstor para ver las diferencias entre junio del ’03 y enero del ’02 para ver las diferencias entre un conservador y un peronista. Del comportamiento neoliberal del riojano no creo necesario hablar, conservar solo los malos instrumentos políticos que alguna vez necesitó utilizar el peronismo, no te hace peronista sino conservador o neoliberal usando esas herramientas.
    Nunca menos y abrazos

  10. David dice:

    Estimado. Haciendo frente a una pregunta importante usted intentó responder y eso lo aprecio. Interpreto su escrito con toda mi buena intención. Pero usted puede darse cuenta si se vuelve a leer, verá que no respondió su propia pregunta. Ni lejos. Determinar que el límite ideologico del peronismo lo definene “los votos” de los peronistas es por decirlo cordialmente, insuficiente. Como ya se ha dicho aquí. Los votantes dos veces al gorila Musulman, los define como peronistas ( por ejemplo). Flaco favor le hace al peronismo lo expresado en su nota. Corialmente.

  11. julio. dice:

    Cuando la Obra es fraterna y
    llena de realizaciones a la comunidad,
    su magnitud es hacia los 4 puntos cardinales -sin límites-,
    solía argumentar José Ingenieros;
    es decir,
    el peronismo tiene alma, un centro vital y es ilimitado (semillas y acciones);
    como la flor del cardo ruso.

    Saludos muchachos y muchachas lindas.

  12. claudia dice:

    La mera definición de “bordes” ya subalterniza. Y en los hechos, suele derivar, infelizmente, en dos concepciones todavía más enrarecidas: borde como estribación (desestimable en tanto lejana heterodoxia) o borde como excrecencia (extrañamiento orgánico que debe extirparse en acto reflejo y rápido).

    En verdad, el artículo de Romero viene en auxilio de muchas cuestiones irresueltas y su índice de características diferenciales del Peronismo termina explicando el desembarco de cada uno de sus problemas; una enumeración que ya despierta suspicacias acerca de quiénes y cuántos cumplieron con ella ( antielitismo plebeyo / identidad de corte nacional y geográfico / sentimiento de comunidad no contractual ni teorética sino socio-existencial / sentimiento de lealtad hacia conjunto y exigible a cada miembro / identificación con liderazgos corporizantes de proyecto / proyecto constructivo dialéctico-existencial / estímulo de auto-representaciones sectoriales / conducción política orientada a conciliación de intereses en pugna / vocación de representación absoluta de los intereses nacionales / enunciación de tres básicos axiomas /subordinación de la economía al cuidado de la socialidad humana).

    Y es cierto, como dice Romero, que el Peronismo osciló entre el costado ideológico (proyectos con fijación dialéctica) y el costado antropológico-político (los valores comunitarios más extensos y ambiguos administrados por cascarones vacíos). Acierta también, cuando dice que el Peronismo no puede pensarse desde categorías modernas (menos, desde el iluminismo continental y el liberalismo anglo-sajón que hasta moldea percepciones dentro de sus propias filas). Un Peronismo que entró en crisis cuando el ideal prometeico de los 70 (ojo,no olvidemos el ideal “homo robustus” de la pesada), la disciplinante dictadura y la domesticación menemista.
    Me complace que el autor reconozca que la oxigenación viene de los bordes. Por eso, cuando por única vez, “los bordes” constituyeron vocación de gobierno y sobrevivieron 12 años a su funcionalidad protótipica (dar aire y luego perecer), vino el despelote. Y la nueva pretensión quirúrgica, esta vez disfrazada detrás del “son unos sectarios y quieren irse”. Sí, claro.
    Saludos y gracias por el post (del cual nunca esperé resolución de las cuestión de los bordes y los centros; no te pediría tamaño milagro).

  13. Leandro dice:

    El peronometro es bien simple.

    Cualquiera que busque (EN LOS HECHOS, NO EN LAS PALABRAS): Soberania política, independencia económica y justicia social, ES PERONISTA.

    Gente que se DIGA peronista, hay a montones, de todos lados. No importa si son mas de derecha o mas de izquierda, mas de centro, mas moderados. Lo que importa es que, en los momentos donde les toca tener INCIDENCIA en que nuestro pais busque o logre avanzar un poco hacia esos objetivos, ACTUEN en consecuencia, y en forma de hacer la consecucion de esos objetivos mas cercana.

    Cualquiera que tome acciones CONTRA esos objetivos, NO ES PERONISTA. No importa que se diga peronista, que haya llegado con votos peronistas, que cante la marcha o compre el saco del pocho para usarlo en las noches de pasion.

    Ejemplo obvio: menem. Habra sido votado por peronistas (en su primer mandato, en el segundo la mayoria fueron los liberales hoy nucleo duro de macri), pero a la hora de PLASMAR en ACCIONES su gobierno, hizo en los 3 aspectos TODO LO CONTRARIO, nos hizo retroceder kilometros en la consecucion de los 3 objetivos. Puede ser peronista por el solo hecho de cantar la marcha, despues de ese accionar?

    Para ponerlo en terminos futboleros. Un hicha de river, aunque suene redundante, hace todo lo que puede por que gane river. Suena a perogrullada, pero parece que hay que explicitarlo, porque eso que es tan obvio, paece que al hablar de peronismo no seria tan obvio.
    Ahora, si viene un tipo, que fue electo ponele presidente de river, y cada vez que puede, hace algo para facilitar que le vaya mejor a boca, puede decirse que es realmente de river? ponele que cada vez que hay una discusion en cuanto a en que cancha jugar, cuantas entradas le corresponden a cada uno, objeciones arbitrales, etc., va el tipo y concede lo que quiere boca, todas y cada una de las veces. Al margen de que a la segunda vez le matan hasta el perro, con lo cual no podria hacerlo, NADIE en su sano juicio insistiría con que el tipo es de river. Por que? simple, porque el tipo EVIDENTEMENTE atenta contra el objetivo primordial de todo hincha de river, que es (o deberia ser) que river gane y que boca pierda.

    Bueno, aca pasa lo mismo. Los tres ojetivos primordiales del peronismo son las tres banderas. Cualquiera que sistematicamente atente contra esos tres objetivos, no es peronista, de la misma forma que cualquiera que atente contra los objetivos de river no es de river.

    Parece tan obvio, tan estupidamente claro, que hasta da impresión tener que explicarlo. Si no te gustan las 3 banderas, macanudo. Llamate como quieras. Bautizate a vos mismo y a tus secuaces, hace lo que quieras, pero peronista NO SOS. Es obvio para cualquier ser pensante. Tambien es obvio que gente que claramente no se identifica con esos objetivos intentará aun así disfrazarse de peronista, porque el peronismo es una gran maquinaria aceitada de poder, entonces lo verán como un medio para llegar al poder, y ya sabemos que la gente de mierda inescrupulosa no duda en usar lo que haga falta para satisfacer sus objetivos propios. Eso tambien es obvio. Pero lo que realmente sorprende es que haya tantos y tantos peronistas que no sean capaces de ver AMBAS verdades irrefutables, sumar 2 + 2, y darse cuenta al instante quienes son aquellos que satisfacen ambos aspectos, es decir, no creer en las 3 banderas peronistas y evidentemente querer usar la “herramienta” peronismo para llegar al poder (y bastardearlo en el proceso). Que miembros de un colectivo sean tan miopes ante los que persiguen objetivos ABIERTAMENTE contrarios a los de ese colectivo, y se dejen cooptar su “herramienta” tan alegremente, es en si el mayor dilema politico que nunca podre entender. Es un dilema de simple resolucion. No hay que discutir tanto. Basta una definicion clara.

    “Peronista es el que defiende en cada situacion que tenga a mano, las 3 banderas peronistas”. Listo. Definido, es obvio quien es y quien no, se acabo el problema.

    La discusión se origina cuando viene uno y dice “No, peronista es todo aquel que se sienta peronista y siga la doctrina y sin ser sectario blablabla….” Bueno, ese tipo, que diga eso, evidentemente no es peronista. Esta evadiendo, evita definir la identidad. El que evita definir la identidad lo hace pura y exclusivamente porque quiere que en la bolsa entre cualquier cosa (incluido el, obvio). Es evidentemente uno del segundo tipo: no cree una mierda en ninguna doctrina, ni 3 banderas, ni 20 verdades ni un carajo, sólo quiere poder. Mas test que ese no hace falta. Saltan a la vista instantaneamente. El que se niega a definir los limites SIEMPRE es el que no ENCAJA dentro de los limites obvios que todos saben pero muchos quieren ocultar.

    • claudia dice:

      Creo que lo que antecede al incumplimiento de 1 o más banderas, es la dilución definitiva de la vocación de transformación social ; un triunfo, a lo largo de décadas, de un aparato glotón cuyo único reflejo creativo es lanzarse a abortar corrientes que pretenden llevar el proyecto más lejos que el control de materialidades básicas; interrupción intermitente de las evoluciones que revela indisimulada y generalizada discrepancia respecto del sueño transformador.
      Si, como se queja Romero, no hubo profundización ideológica ni mejores praxis derivadas, es porque no se deseaba – ni se desea – tocar esas endiabladas contradicciones capital-trabajo / centro-periferia de las que habla Romero y que Perón sí tuvo el valor de cuestionar. Es decir, Leandro, que antes que la traición de banderas, aconteció la discrepancia hacia lo que Perón planteaba. Saludos.

    • Politico Aficionado dice:

      Comparto y aplaudo el claro planteo que hace Leandro. El peronismo es una construcción conceptual, política, ideológica y anche emocional, que de algún modo expresan, el objetivo de Felicidad del Pueblo y Grandeza de la Nación, las tres banderas, las 20 verdades y la propia marcha peronista.

      A estos elementos se agregan escritos y discursos de Perón, Evita, Cooke y otros intelectuales del palo.

      Puede haber, y de hecho hay, compatriotas que, en lo esencial, adhieren a este corpus, pero no se consideran peronistas. Por otra parte, quienes no adhieren, por mas que lo digan o crean, no son peronistas.

      Por ejemplo, nadie podrá convencerme de que Menem es Peronista. El propio General nos da un criterio con su “Mejor que decir es hacer, mejor que prometer es realizar.” O Mateo cuando define: “Por sus frutos los conoceréis.”

      Ciertamente los peronistas nos podemos equivocar, muchos fuimos engañados por el poncho y el “gaucho look” del innombrable.

      Un buen peronista debe ser capaz de reconocer sus errores.En mi caso esta convicción me llevó a desafiliarme del PJ.

  14. Juan el Bautismo dice:

    que tal si vamos sector por sector. Por ejemplo es tipico del taoismo, y por influencia del taoismo, de los taoperonistas en general, una doble pauta reconocible: total adaptacion externa a los acontecimientos, aceptando todo su valor, pero sin llegar a dejarse influir en lo profundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: