Globalizando: Silicon Valley vs el Estado Nación

global

Este artículo de una revista especializada que me hizo llegar mi amigo Daniel Arias me parece importante. Aclaro que no creo que las empresas de la economía digital sean hoy la fuerza más poderosa en pro de la globalización. Por lejos, lo es el sistema financiero global, hegemónico en esta etapa del capitalismo. Pero… no enamora a nadie. No trabaja sobre las emociones humanas, y es imposible legitimar cambios profundos sin hacerlo. Por eso, los Trump, Marina Le Pen, el Brexit…

Algunas amenazas globales, o percibidas como tales, como lo fue la “explosión demográfica” hace varias décadas, o el calentamiento global hoy operan con el temor (que puede ser justificado, eh), y contribuyen a hacer convincente la necesidad de soluciones transnacionales. Y, por la positiva, la innovación tecnológica recrea la expectativa positiva por cambios y oportunidades.

La nota expone las razones muy concretas por las que la economía digital está en favor de la globalización. Y lo plantea con una franqueza, y hasta un entusiasmo, que no es posible para los bancos. Casi me imagino al compañero Balaji Srinivasan lanzando la consigna “Globalización o Muerte! Venceremos!”.

Trump vs Silicon Valley: en camino a una colisión

La elección (que ganó Donald Trump) anunció un nuevo tipo de populismo. Para Silicon Valley, también marcó la ascensión de una visión abiertamente opuesta a la suya.

El mundo está cambiando más rápido que nunca, y la campaña de Donald Trump hizo hincapié en la preocupación acerca de dónde ese cambio afecta a EEUU. Muchos de los temas centrales de la campaña -empleos, globalización e inmigración- tenían en común que estaban enraizados, en gran parte, en el cambio tecnológico. En consecuencia, la postura de Trump parece estar en un camino de colisión contra la tecnología y las personas que la construyen.

Abundan los ejemplos. Uber Technologies y otras compañías realizan pruebas para camiones auto conducidos. De prosperar, no será una novedad auspiciosa para 3,5 millones de camioneros, que en los EEUU tienen uno de los mejores salarios que no requieren educación universitaria. En tanto, los avances en inteligencia artificial comienzan a incomodar empleos de cuello blanco en campos como medicina y finanzas.

Esta semana, en un blog de la empresa, Brad Smith, presidente y Chief Legal Officer de Microsoft reconoció el problema del empleo. Citó un estudio de la Universidad de Georgetown que dijo haberlo sorprendido. La investigación indicaba que en un cuarto de siglo de crecimiento económico de EEUU bajo Demócratas y Republicanos, el país ha sumado 35 millones de nuevos empleos netos. Pero el número de puestos de trabajo de los estadounidenses con sólo escuela secundaria o menos ha caído en 7,3 millones. El país ha experimentado una duplicación de puestos de trabajo para los estadounidenses con un título universitario de cuatro años, mientras que el número de puestos de trabajo para aquellos con un diploma de escuela secundaria o menos ha disminuido en un 13%.

Smith dice que hay mucho que aprender, con una conclusión muy clara: en tiempos de rápidos cambios, se debe innovar para promover un crecimiento económico inclusivo que ayude a todos a avanzar. La tarea, de acuerdo con el ejecutivo, requiere una responsabilidad compartida entre los gobiernos, el sector privado y los particulares.

La industria de la tecnología defiende la inmigración. Muchos de sus ejecutivos son extranjeros. A su vez, los mercados internacionales representaron el 58% de sus ingresos el año pasado, la segunda mayor participación de cualquier industria de los EEUU después de la energía, de acuerdo con CFRA Research. Y los trabajadores extranjeros construyen la mayoría de los aparatos electrónicos que venden las compañías estadounidenses de tecnología.

Las críticas de Trump hacia el sistema económica se centran en el cierre de fábricas. Sin embargo, los avances en automatización no auspician nuevos puestos de trabajo fabril. Si bien el valor en dólares de lo que hacen los estadounidenses aumenta cada año, la proporción de estadounidenses que fabrican esos bienes sigue disminuyendo: fue el 8,7% de trabajadores locales año pasado, frente a un máximo de más del 30% en tiempos de la posguerra en los años cincuenta. Las fábricas en otros países, donde muchas compañías producen también cambian hacia la automatización.

empleos-y-formacion

Para muchos en Silicon Valley este proceso es inexorable. Consideran que la elección de Trump no protegerá a sus partidarios. Porque, en realidad, los estadounidenses compiten con otros trabajadores del mundo.

Según publica el diario estadounidense, Balaji Srinivasan, socio de la firma de capital riesgo Andreessen Horowitz y CEO de la startups Bitcoin 21, la colisión entre la cultura tecnológica y el movimiento populista del Trump es inevitable y potencialmente tan divisiva que las élites globales de la tecnología deben separarse efectivamente de sus respectivos países, una idea que él llama “la salida definitiva”.

Srinivasan agrega que las élites en Silicon Valley están más conectadas entre sí y con sus pares de todo el mundo, que los no expertos en tecnología entre ellos o en sus cercanías. Y desafía: “habrá un reconocimiento de que si no tenemos el control del Estado-nación, debemos reducir el poder del Estado-nación sobre nosotros”. Por ahora, esos conceptos son inverosímiles, pero las divisiones culturales e ideológicas subyacentes son reales.”

8 respuestas a Globalizando: Silicon Valley vs el Estado Nación

  1. David (idu) dice:

    Con o sin Trump el mundo se encamina hacia la automatización.

    Eso significa cada vez menos empleos industriales.

    Quedan algunas décadas felices para los dueños del Conocimiento, o sea Silicon Valley.

    Luego la Humanidad se encaminará hacia un ingreso universal (digno o no, el que viva lo verá…) sin trabajar.

  2. Rogelio dice:

    Estimado Abel:

    Al mismo tiempo locales y universales
    Luego de la lectura del post y de la exhortación de Srinivasan para que “las élites globales de la tecnología deben separarse efectivamente de sus respectivos países” tiene sentido recordar una referencia que comentamos aquí hace pocos días.

    “El colonialismo ideológico globalizante procura imponer recetas supraculturales que no respetan la identidad de los Pueblos.
    Ustedes van por otro camino que es, al mismo tiempo, local y universal.
    Un camino que me recuerda cómo Jesús pidió organizar a la multitud en grupos de cincuenta para repartir el pan”.

    Papa Francisco en la audiencia a los participantes en el “Tercer Encuentro Mundial de los Movimientos Populares”, en Roma, el 5 de noviembre pasado.
    Completo => https://goo.gl/wTEWk7 (cfr. al final del 6° párrafo)

    La conducción de la tensión entre lo local y lo universal es en buena medida una misión que el movimiento nacional ha afrontado con “entusiasmo juvenil” y con continuidad desde sus origenes.
    Y es una buena noticia percatarnos que cuenta con reservas para seguirlo haciendo.

    Entre Viena y el laboratorio de cabotaje
    No es casual que esta cuestión venga planteada en una referencia que te acerca el autor de la elegía “Argentina Nuclear” porque, tal como comenté en los primeros capítulos, también en ese sector aparecen fuertes desniveles: los fulgores protagónicos en Viena contrastan con letanías, lamentos y frustraciones en casa.

    Quizás sea momento adecuado para poner esos contrastes en el foco del análisis.
    De hecho ya lo están.

    Saludos

  3. Daniel Eduardo Arias dice:

    David (idu): el ingreso universal para los humanos está a algunas generaciones de distancia y no sé por qué estás tan seguro de que se llegará. En el camino, además de muchas naciones, van a morir muchos de sus habitantes.

    Eso sí, muchos morirán peleando por sus estados nacionales. Y probablemente morirán a manos de sus mismos estados nacionales.

    No sé si habrá “Pax Siliconada” alguna vez, pero el camino es espantoso. No es un pronóstico, es una descripción.

    • David (idu) dice:

      Hola Daniel:

      Tal vez mi optimismo tiene que ver con un soleado día de primavera como fue hoy.

      El progreso es imparable: no podemos volver a los libros escritos a mano por monjes ni a las cartas enviadas por chasquis.

      De todos modos, lo mío no excluye tu visión de algunas situaciones apocalípticas que son muy probables.

      Los nacionalismos funcionan así, en sus versiones extremas.

      Lo que imagino puede ser el final de un largo camino. Aunque no estoy seguro para nada.

    • Juan el Bautismo dice:

      “Podemos usar los instrumentos técnicos y al mismo tiempo, con su uso adecuado, podemos mantenernos liberados de ellos. Podemos usarlos como deben ser usados y dejarlos aparte como algo que no afecta a nuestro verdadero y más profundo núcleo… pero, ¿diciendo sí y no de este modo a los mecanismos técnicos, nuestra relación con la técnica no se hará ambivalente e insegura? Al contrario. Nuestra relación con la técnica se hará maravillosamente simple y relajada. Dejaremos que los mecanismos técnicos ocupen nuestra vida diaria, y al mismo tiempo los dejaremos fuera, es decir, los pondremos aislados como cosas que no son absolutas y que dependen de algo superior. A este comportamiento hacia la técnica, que dice sí y no al mismo tiempo, lo designaré con una vieja palabra: desprendimiento.”

      M.Heidegger
      Nueva York, 26 de abril de 1966, por la tarde

  4. Norberto dice:

    Sin embargo yo tengo miedo, parece que el recuento incrementa la ventaja en votos de Hillary a dos millones de votos, y en consecuencia están pidiendo una revisión de todos los distritos porque suponen deficiencias

    Aunque no me cae simpático, creo que es una elección, y por lo tanto elijo lo que considero el mal menor para mí país.
    Nunca menos y abrazos

  5. […] que expresan la elección de Trump y el Brexit, entre otros, y el texto que recién subí sobre la pulsión globalizadora de las empresas de la economía digital, hicieron que me pregunte que está pasando en nuestro rincón del […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: