“Votando con los pies”

movimientos_sociales

Esta tarde hubo una manifestación significativa frente al Congreso nacional, como pueden ver en la foto de arriba. Acerco algunas reflexiones como testigo. De esta manifestación y de otras.

La parte más numerosa de la movilización -hasta donde pude apreciar- la aportaron las columnas sindicales. UOCRA, UOM, UPCN, Comercio, Docentes, Bancarios, Dragado y Balizamiento,… Hasta Gastronómicos se hizo presente en fuerza. También hubo una columna importante de Camioneros, por supuesto, pero tal vez lo que marca para los conocedores del mundo sindical el grado al que los sindicatos comprometieron sus aparatos es que por primera vez en largo tiempo no se destacaron en especial. Uno, con la suspicacia que dan años en la política, piensa que esta alianza con los movimientos sociales le ha permitido a la dirigencia gremial hacer una demostración de fuerza imponente, sin llegar -esta vez- al paro.

Con esto no estoy diciendo que las columnas de esos movimientos no fueron masivas. Lo fueron. Del lado de la avenida Rivadavia se ubicaron la CTEP, la Corriente Clasista y Combativa y Barrios de Pie. Se veían más pobres que los del lado de Yrigoyen (no que había muchos Rolex por ahí, tampoco), pero afirmados.

Había bastantes “sueltos”, pero menos de los que fue habitual en las movilizaciones anteriores de los últimos años. Y los que estábamos allí pertenecían -los que uno reconoció- a la fauna política, interesada en medir esta realidad. Muy pocos dirigentes de primera fila, eso sí, y ninguno en el escenario (Aunque se leyó un mensaje de Gioja, el presidente del PJ).

También me llamó la atención -pero esto es muy subjetivo- que el porcentaje de jóvenes entre los manifestantes era, en cambio, mayor del que acostumbraba ver. Aunque siempre son mayoría en las marchas.

Hablando de política, las definiciones fueron explícitas. Todos los oradores cuestionaron las políticas del gobierno actual, y ninguno reivindicó las del gobierno anterior. No es sorpresa. La mayor parte del sindicalismo tiene relaciones de muy frías a distantes con Cristina Kirchner y, sobre todo, con su entorno.

Del otro lado, Barrios de Pie y la CCC vienen de viejos roces con el gobierno kirchnerista. La CTEP, que por sus vínculos estrechos con hombres muy cercanos al Papa Francisco mantiene una actitud cautelosa y abarcadora, se preocupó por aclarar que no podía ni debía considerarse el acto como parte de una movida opositora. Y el Movimiento Evita, el más activo políticamente de los impulsores de la marcha, ha hecho declaraciones “políticamente incorrectas” para cualquier oposición dura, y se ha ganado la hostilidad implacable de la militancia K.

Es cierto que también el “cristinismo oficial”, La Cámpora, se apresuró, sin cuestionar -por supuesto- la marcha en sí, a decir que “Nada hay en la ley que ataque las causas de la denominada “emergencia” que sus propios fundamentos denuncian“. Discutible. Pero no puede haber dudas que una ley, aplicada por un Ejecutivo que no comparte su filosofía ni sus objetivos… es poco realista, por decir lo menos.

Igual, cometió -en mi opinión- un error político: cuando dice “el lugar natural del pueblo para defender el trabajo … fue, es y será la Plaza de Mayo. Y el pueblo lo sabe“. Está diciendo -quizás sin darse cuenta- que los sindicatos y los movimientos podrían convocar allí. Y ellos, hoy no.

Más importante, en realidad, que el chicaneo mutuo, es el hecho que, como voceros de un peronismo en la oposición dura, no dicen otra cosa que “esperen al 10 de diciembre de 2019, cuando seguramente volveremos a ser gobierno y haremos una política maravillosa que solucionará todos los problemas”.

Además de si les creen o no -¿les dije que la práctica de la política estimula el descreimiento?-, es muy difícil que los trabajadores y los desempleados, los más perjudicados por el modelo en curso, se queden esperando a que una “conducción” remota les indique lo que tienen que hacer. Deciden -hoy lo vimos- moverse con sus organizaciones, más allá de la confianza que tengan o no en algunos de sus dirigentes. Votaron con los pies, en la marcha de hoy.

El punto a tomar en cuenta es que -hasta donde puedo apreciarlo, y hay datos objetivos para sostenerlo- la gran mayoría de los que marcharon hoy, si en agosto y en octubre del año que viene encuentran a Cristina Kirchner en sus opciones electorales, la votarán sin dudar. Un proyecto político con vocación de poder tiene que articular estas dos realidades.

14 respuestas a “Votando con los pies”

  1. Carlos G. dice:

    “El punto a tomar en cuenta es que -hasta donde puedo apreciarlo, y hay datos objetivos para sostenerlo- la gran mayoría de los que marcharon hoy, si en agosto y en octubre del año que viene encuentran a Cristina Kirchner en sus opciones electorales, la votarán sin dudar.”
    Tambièn es apreciable còmo algunos “lìderes” como el Chino Navarro o Alberto Fernandez (Picheto y Bossio todavìa no…) van abandonando paulatinamente la postura de la “autocrìtica a Cristina” y empiezan a apuntar sus crìticas hacia el oficialismo.
    O sea que, por màs vueltas que le quieran dar y sin descubrir nada nuevo, hoy hay en Argentina un solo lider polìtico positivo (y propositivo): CFK, todo lo demàs es chamuyo.

  2. Lúcidas apreciaciones, Abel. Esperemos que no termine acá la movilización.

  3. Gabino dice:

    La verdad, que realmente la situación es muy confusa, por lo menos para mí. Tengo 30 años y desde los 18 a los 30 viví en el kirchnerismo. Tendré que leer más a Perón.
    Igualmente, veo ciertas cuestiones que me llaman la atención. Entiendo la rosca de la política, entiendo el ninguneo de ciertos sectores a otros sectores. Pero también veo que viene intensificándose esta cosa de ver quién la tiene más larga. No veo mal que se discuta política, estrategia, lo que sea… pero cuando la crítica tiene el único objetivo de ver quién es el más poronga del conventillo, porque mi orga bla bla y tu orga bla bla… no sé, me quedo afuera de esa. No participo orgánicamente en ninguna, no me siento convocado. Hago desde mi lugar, desde el mundo de los medios comunitarios.
    Es aceptable tal vez el argumento de La Cámpora sobre la ley, ¿pero es estratégico? ¿Que la Plaza de Mayo es el lugar? ¿Qué clase de chicana adolescente es esa? Al mismo tiempo, me cansé de leer cuestionamientos, sobre todo de militantes del Evita, en donde parece que ya hay una idea preconcebida sobre La Cámpora y no importase realmente la discusión política y la construcción de poder, sino que lo que importa es que “mi orga se la banca en el barrio de verdad y ustedes son unos chetos”.
    Yo también fui ayer a la marcha. Veo mucha confusión, mucho rencor entre “compas”. Tal vez soy yo noma’. No me quedan dudas de que “todos unidos triunfaremos”, pero ¿estamos yendo hacia el “todos unidos” o hacia “toditos separados”?

    • ricardo j.m. dice:

      si. la plaza de mayo es el lugar donde ir a manifestar la oposicion porque se va cuando se tiene algo con y desde lo que oponerse, no se va a peticionar se va a exigir con argumentos y politicas que claramente en este caso resuelven los problemas sociales que creo el poder ejecutivo.

      cuando uno es aliado o no tien idea como va a al congreso a peticionar

      adolecente pedirle plata a papa

      adulto inventarse como conseguirla uno mismo

      con el neoliberalismo no hay colores o grises o estas con ellos y te adaptas su darwinismo social o estas en contra y los combatis sin piedad.

    • Rogelio dice:

      Estimado Gabino:

      Para ilustrar un poco más lo que dices, es interesante observar algunos de los comentarios que van apareciendo en el blog.

      Tomemos por ejemplo el comentario de Carlos G., el primero a este posteo.

      1. Comienza con una transcripción “casi” completa del último párrafo de Abel.
      2. Pero por alguna razón que no puede interpretarse como casual, omite la última frase del párrafo (en rigor de todo el post), que dice:

      “Un proyecto político con vocación de poder tiene que articular estas dos realidades”.

      Es evidente que sin esta última frase, se pierde el sentido del desaflío que Abel intenta plantear.

      3, ¿Por qué suprime la última frase? ¿Carlos G. lo hace de mala leche o como vos decís por chicana adolescente ?
      Mi respuesta es que no, porque Carlos G. no es un adolescente y tampoco nos consta que tenga mala voluntad.
      Me parece más bien que se trata de lo que un compañero llama “obstáculo epistemológico”: llega un momento en que se ciegan y son incapaces de comprender.
      El problema está situado en el plano de la inteligencia más que en el plano de la moral.
      Es decir, Gabino, que la cosa es más grave y preocupante de lo que parece porque los problemas del intelecto son mucho más difíciles de superar.

      Saludos

  4. Norberto dice:

    Y con la palabra, aunque tomando la boleta equivocada, a la que además apoyaron y promocionaron durante la campaña, como ahora obedecen al opoficialistas y ni siquiera mencionan a que tiempos quieren volver, tal vez porque es lo acordado con el Gobierno

    “Durante mucho tiempo se criticó a la CGT porque se ocupaba únicamente del trabajo registrado. Algo de razón había en esa crítica. Pero también quiero decir que esa actitud respondía a un tiempo donde la regla general era que había trabajo y la excepción era la desocupación. A ese lugar queremos volver”

    Del discurso de Schmid, del de Acuña mejor ni hablar porque con seguridad por la salud del blog, no serían convenientes tantos insultos a un caradura de tal tamaño.
    Nunca menos y abrazos

  5. manolo dice:

    ¿Quién carajo nada en la Argentina?

    Abel, ante todo un saludo para vos y el resto de los Compañeros por el 17/11.

    Volviendo al tema del post, y la consecuente pregunta que encabeza este comentario, más que el enfoque “politológico” o “ideológico”, estamos ante una “materia” de la “Sociología Militar”.

    Me explico:

    1/Adam Smith, en el capítulo sobre salarios de su clásico, ya esbozaba con claridad las razones de la motivación.

    http://deshonestidadintelectual.blogspot.com.ar/2009/11/sindicatos-segun-adam-smith-traduccion.html

    2/Rosa de Luxemburgo, en su crítica a el texto de Eduard Bernstein sobre el “Revisionismo”; precisa, y reafirma, lo dicho por AS 125 años antes.

    El MOO, incluyendo las Organizaciones Sociales, tiene como prioridad lograr “el más alto salario que las condiciones de Mercado permitan”.

    3/Perón, como Secretario de Trabajo y Previsión Social en 1943, le plateo al MOO tres cuestiones:

    a) “Aprendan” de “mi Gremio”, FFAA.

    b) Nunca reclamen de a uno, como quiere la Patronal y el Estado Liberal, sino que hay que “organizarse” para realizar “Campañas de Esclarecimiento y Difusión” y “Planes de Lucha”, en la “Unidad de Acción”.

    c) Por último, y no menos importante, “integrar” e “integrarse” como Organizaciones a lo que Lasalle denominaba “Poder Organizado” en su clásico de 1865 “¿Qué es una Constitución?”.

    Tanto la “movilización” de Azopardo, como la de Congreso, tienen más de “despliegue preventivo” de FFAA, que de “manifestación” de “ciudadanos atomizados”.

    Quienes fueron, sean activistas sindicales, sociales y/o políticos; son el equivalente a los suboficiales y oficiales, más que a la “tropa rasa sin instrucción”.

    En la tradición prusiana, eso significa “multiplicar” por 10 o 20 su número en las fábricas y los territorios.

    Si les parce “exagerado”, pregúntele a I Zuleta porque denomina al peronismo como “ejercito regular”.

    Con las “nuevas tecnologías”, o sea “monitoreando” la “geo-localización” de los smart, no solo se tiene el número preciso de quienes fueron.

    Además de la “data” personal, sus “relaciones” vía “redes sociales”, y hasta con quienes quieren encamarse.

    Si se marcha, hay que dejar el “tubo” en casa, usando prepagos para la ocasión.

    Ya que el “mar” de la muchedumbre no “oculta” como antes.

    Resumiendo, mas allá de las elecciones, que se verá a partir de Marzo; el “Poder” del Presidente Macri y la Coalición Cambiemos, para los Factores de Poder realmente existentes, esta “fuertemente cuestionado” por los “Cañones” del Poder Organizado.

    Abrazo peronista.

    • Abel B. dice:

      Manolo: Un placer verte por acá (te recuerdo la cerveza pendiente, de largo tiempo atrás).

      Son válidas tus observaciones. Pero evitemos el triunfalismo: Hay un elemento muy importante que le está faltando al “ejército” de las organizaciones populares.

      Para seguir usando tu metáfora militar, digamos que no está claro el tema de las “fuerzas de ocupación”: quiénes van a ocupar los cargos, primero legislativos, luego ejecutivos, en el Estado. Que es el núcleo principal en recursos, por lejos, del Poder Organizado de la sociedad.

      Decidirla llevará a una puja MUY pesada: es necesario ponerle límites y manejarla con inteligencia, o el “ejército” se destruirá en peleas intestinas. Uno de los puntos clave -no el único, por supuesto- lo menciono en mi último párrafo.

      Abrazo

    • ricardo j.m. dice:

      si pero es una pantomima esa tal fuerza cuestionadora, es para los diarios o medios.

      en realidad es petitoria, no cuestiona el sistema cuestiona sus resultados. asume objetivos comunes con el y si, tambien cumple a rajatabla los postulados de peron y lasalle, uno puede usarlos para organizarse para ser esclavos tambien.

      por suerte y para quien quiera verlo. hoy gracias a los ultra k podemos ver las sutiles, o no tanto. diferencias en terminos organizativos.

      en el peronismo y el campo popular, se ve por pirmera vez claramente quienes se organizan para manejar la caja y surfear en la pile y quienes para que la manejemos entre todos los giles.

    • Eugenia mem dice:

      Que placer alguien que cita a Rosa Luxemburgo! Yo ayer justamente pensaba que este debate marcha si – marcha no me recordaba al debate entre Luxemburgo y Kautsky acerca de la huelga general de masas. Y yo estoy con Rosa Luxemburgo, por supuesto. Enfrentando a Kautsky, Trotsky y la ortodoxia del partido. La Campora tristemente me recuerda a la ortodoxia prefiriendo como unica salida la recomendacion de las elecciones.

  6. victorlustig dice:

    el kirchenrismo tiene el grave problema de la existencia de los que vivieron gobiernos peronistas, cuando no existan mas recuerdos vivos de eso, podra cumplir su sueño de decir que el gobierno de CFK fue lo mas mejor desde la revolucion de mayo
    Notese que en los actos habia mucha Evita y poco JDP y, el simil del 17 de octubre que se pretendio hacer en Velez, fue solo ersatz

    Y, dado que no son martires echados como en el 55, la unificacion de las diferentes bandas que componen el ejercito que menciona Manolo (el uso de bandas no es peyorativo, es descriptivo nomas) no tienen un pasado glorioso con un conductor, ni un mito fundante (mas bien seria avergonzante en muchos casos) el pretender ser primus inter pares no va a ser una cosa sencilla (aca insertaria la anecdota de Unamuno).

    Todo este palabrerio para que? y, probablemente los peronistas por imitacion aka camporistas/kirchneristas iran quizas derivando hacia la izquierda rive gauche, los peronistas seguiran siendo peronistas and so on, pero, el punto sera si llegan a 2019 juntos y competitivos, y, creo que salvo catastrofes, el 2017 no sera gran cosa.

    sigue pendiente definir si el peronismo engloba al kirchnerismo como secta a lo Jones este ultimo, y si existe fuera de CABA y GBA, a esta altura separar kirchnerismo de camporismo de CFKismo es irrelevante, tal y como Abal Medina notorio integrante ya hizo la gran
    http://www.vatican.va/news_services/liturgy/2007/via_crucis/sp/station_04.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: