Los viudos de Hillary

mira_que_bonita_era_by_julio_romero_de_torres

Trump ya me tiene un poco cansado. Su campaña es un tema fascinante, por supuesto. Pero desde el martes que estamos hablando de él, y pensemos que hasta el 20 de enero no empezará a gobernar.

Para la reflexión dominical subiré a la mañana un análisis interesante e informado -no mío- sobre el marco global en que tienen que moverse Trump, Xi, Macri, Evo, vos y yo. Ahora, quiero acercarles una nota extranjera sobre una realidad local: Que el gobierno argentino y quienes lo apoyan -como sus similares en Latinoamérica- vivieron el triunfo de Trump como una catástrofe inesperada e impensable. A pesar que el Donald sea un capitalista salvaje de aquellos.

Un dato irónico pero no casual es que fue publicada por El País, de España, la llorona más ruidosa en el sepelio de la carrera política de Hillary Clinton.

“La política argentina lleva un año entero mirando a EEUU para casi todo. La relación se había recompuesto después de años de enfrentamiento durante el kirchnerismo. El apoyo de la administración de Barack Obama, que viajó a Buenos Aires en marzo en una visita histórica, ha sido clave para que Argentina vuelva a los mercados financieros, cierre su pacto con los fondos buitre y para que Mauricio Macri logre un apoyo internacional que supera al que tiene en su propio país. Por eso las elecciones en EEUU tenían para la Casa Rosada, sede del Gobierno argentino, un valor especial. Y la victoria de Donald Trump, al que Macri conocía muy bien porque fueron socios en los 80, generó un desconcierto absoluto.

El Gobierno de Macri apostó claramente por Hillary Clinton, sin disimulo, y su derrota dejó a todos descolocados y sumidos en cálculos económicos y políticos de las consecuencias de un giro que contradice por completo la apuesta de Macri por la ortodoxia y la apertura económica. Macri se limitó a una rápida felicitación diplomática por twitter: “felicito a Donald Trump en su triunfo y espero que podamos trabajar juntos por el bien de nuestros pueblos“. Susana Malcorra, la canciller, que pocas horas antes había insistido en que Argentina estaría “más cómoda” con Clinton, también optó por esta vía pero sin disimular su decepción.

El pueblo americano ha hablado en las urnas. Donald Trump ha triunfado. Felicitaciones por la democracia y sus instituciones”, señalaba Malcorra en twitter, donde a la vez decía “Felicitaciones Hillary Clinton por la gran elección. Una pena no ver una mujer tan capaz elegida para esa importante responsabilidad”. Más tarde, en radio Mitre, admitió su frustración: “nos tendremos que adaptar. Ya estamos estableciendo contactos para que fluya este vínculo”. Malcorra que fracasó recientemente en su intento por ser secretaria general de la ONU, también criticó que no fuera elegida una mujer al frente de este organismo.

Macri es uno de los presidentes que mejor conoce a Trump. Pero no por la política. Ambos mantuvieron una relación intensa y conflictiva cuando quisieron hacer negocios inmobiliarios juntos en Nueva York, a mediados de los 80. Se vieron en infinidad de ocasiones, compartieron golf y diversiones, pero la relación no cuajó y los Macri terminaron vendiendo su parte a los Trump. Desde entonces, cuando se le pregunta por Trump, a Macri se le cambia el rostro al recordar esos años de negocios millonarios y constantes viajes a Nueva York con su padre para ver al magnate. El recuerdo que le quedó del mundo Trump no es en absoluto positivo, a pesar de que su recorrido personal tiene algunas similitudes, ya que son dos millonarios y ricos herederos que llegaron a la política desde el mundo de los negocios.

La inquietud argentina es sobre todo económica. El apoyo de las empresas y especialmente del mundo financiero de EE UU es fundamental para el país austral, que sigue apostando por un fuerte endeudamiento y necesita cuanto antes inversión extranjera. El equipo económico de Macri está muy influido por EEUU, un país al que la mayoría de ellos viaja constantemente y en el que algunos ministros tienen sus ahorros.

La paradoja a la que se enfrenta el Gobierno argentino es que mientras Trump está apostando por limitar el libre comercio, en Latinoamérica presidentes como Macri, el brasileño Michel Temer o el peruano Pedro Pablo Kuczynski encabezan una ola a favor de la apertura comercial y del acercamiento a EE UU que no se veía hace muchos años en la región”.

Una respuesta a Los viudos de Hillary

  1. Silenoz dice:

    Si pero lo que importa en todo este tema está sintética y correctamente expresado por S. Ranieri en su cuenta de “tuiter”

    Iba a bajar mucho dinero del lobby "modernizador" demócrata para ciudades inteligentes, etc. en la Argentina. Y Trump es una incógnita.— Sergio Ranieri (@sergioranieri) 9 de noviembre de 2016

    //platform.twitter.com/widgets.js

    Recuerden la visita de Obama que habló de energías renovables. Los riesgos de creer promesas de un presidente pato rengo. Puede fallar.— Sergio Ranieri (@sergioranieri) 9 de noviembre de 2016

    //platform.twitter.com/widgets.js

    El mejor equipo en 50 años acordó una alianza estratégica con un presidente pato rengo (Obama) y no previó un plan B con Trump. Genios.— Sergio Ranieri (@sergioranieri) 9 de noviembre de 2016

    //platform.twitter.com/widgets.js

    El relanzamiento de Macri al "mundo" dependía de su pacto estratégico con los demócratas. Con Trump eso "fue". Un Gobierno desconcertado.— Sergio Ranieri (@sergioranieri) 9 de noviembre de 2016

    //platform.twitter.com/widgets.js

    Macri, huérfano conceptualmente de política internacional, compró a sobre cerrado el plan "profesional" de Malcorra. Bueno, salió todo mal.— Sergio Ranieri (@sergioranieri) 10 de noviembre de 2016

    //platform.twitter.com/widgets.js

    Macri pensaba gobernar tres años en la zona de confort del lobby demócrata de Washington, obedeciendo amablemente sus sugerencias. Ups.— Sergio Ranieri (@sergioranieri) 10 de noviembre de 2016

    //platform.twitter.com/widgets.js

    ¿Qué pudo haber salido mal?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: