La estrategia política del gobierno

ejercicio-de-ajedrez

Del tema del título se está hablando bastante en los medios y, en un nivel superior, en los blogs. Pero, a mi entender, hay una confusión en el concepto. En la discusión militante se habla de neoliberalismo, ingreso indefenso en la globalización, o CEOcracia; del otro lado, un “ingreso al mundo” a la Menem, o un proyecto “Australia” cuyo relato elabora, me dicen, Levy Yeyati. Todo eso no tiene que ver con el primer objetivo de una estrategia política: ganar elecciones.

En otro plano, los medios mencionan las charlas inspiracionales de Marcos Peña o los sabios consejos de Jaime Durán Barba. Con el debido respeto al colega que ayudó al rígido y ligeramente fóbico Mauricio Macri a convertirse en un candidato ganador, tengo que señalar que un asesor electoral no decide las estrategias. El (los) que las decide(n) es quién es el dirigente político del proyecto. Siempre es una mesa muy chica, y lo más habitual es que sea de uno.

En resumen, no debe confundirse la filosofía, el relato, ni tampoco las tácticas con la estrategia.

Menciono estas obviedades porque ayer leí en un interesante artículo / crónica / chismes de Ignacio Zuleta, que se ha incorporado a Clarín -los cambios en ese diario son muy sugestivos, y merecen un posteo aparte- lo que me parece la mejor descripción, por ahora, de la estrategia electoral que se da y que puede darse el oficialismo.

El artículo es interesante, como les dije, para los que nos interesamos en la política y en los políticos, fauna pintoresca si las hay. Pero aquí sólo les copio la introducción, que es donde está lo que señalo, y agrego -no puede faltar- mi comentario sobre el asunto:

La Argentina no está gobernada por Cambiemos; la gobierna el Partido del Ballotage, ese pergeño estratégico que formó el arco del voto no-peronista que cerró en 2015 el ciclo del duhaldo-kirchnerismo.

La alianza que encabeza Mauricio Macri tiene asegurada la continuidad en el poder mientras pueda mantener la integridad de esa alianza, amenazada —como todo empeño colectivo— por los jinetes del fracaso. Si no sobrevienen tumultos de gestión –que no aparecen en el horizonte–, y Macri logra saciar las aspiraciones de sus socios, tiene asegurada por de pronto la reelección en 2019.

En los tres años que restan, el peronismo no parece en condiciones de rearmarse y sindicarse detrás de un liderazgo único. Aunque lo hiciera, tampoco presenta las condiciones como para sumar a otras formaciones que le permitan ganar en primera vuelta. Mientras se mantengan las condiciones políticas e institucionales de hoy, el ballotage será el único dador de poder en la Argentina. Eso dicta el lema que guía la estrategia del oficialismo: cuidemos el 2017, porque el 2019 se cuida solo“.   (completo aquí)

Estas breves frases me parecen más relevantes que los sesudos análisis de politólogos: después de todo, toda estrategia exitosa -y esta lo fue- es simple, aunque su ejecución sea compleja (el arte está en la ejecución, decía alguien que de esto sabía).

Macri acertó al percibir que la elección de 2015 iba a terminar siendo un plebiscito sobre la continuidad o no de la experiencia kirchnerista. Y ganó el NO; por poco, pero ganó. Su tarea y la de su equipo consistió en transformarse en la alternativa, y ahí jugaron Durán, Peña, quienes trabajaron en las redes sociales, y el resto de la troupe.

Ahora ¿sigue siendo la estrategia correcta? Tengo mis dudas. Depende de dos elementos: 1) que el rechazo a la experiencia kirchnerista siga siendo un elemento aglutinador decisivo; 2) que el peronismo no encuentre una alternativa al liderazgo -no necesariamente la candidatura, el liderazgo- de Cristina Kirchner.

Debo decir que, hasta ahora, el punto 2) parece acertado. No sólo no aparece esa alternativa; hoy nadie se está planteando en serio ocupar ese lugar (la única dirigente peronista que está haciendo campaña es CFK), con la única excepción de Sergio Massa. Que no termina de definir un perfil, un mensaje aparte del “No soy Cristina”; eso le sirvió, es cierto, de 2013 a 2015, pero no le alcanzó para ganar. No veo porqué le alcanzaría ahora.

En cuanto al punto 1)… ahí está la clave de todo. Es cierto -cualquiera puede tener una percepción directa de esto, si no se ciega- que el rechazo al kirchnerismo / peronismo está vigente todavía en una parte muy numerosa de la sociedad, incentivado por una campaña mediática sostenida y ya un poco aburridora. Pero… está disminuyendo en virulencia, excepto en la minoría politizada, a medida que otras preocupaciones, más inmediatas, ocupan la atención popular.

Y también, además del otro sector numeroso que mantiene su adhesión al kirchnerismo / peronismo, está creciendo otro elemento: el rechazo a Macri. Ya existía, por supuesto: la campaña, la movilización inorgánica, para ser más precisos, entre la primera vuelta y el ballotaje lo demostró. Casi lo derrota el 22 de noviembre.

Hasta donde puedo observar, no es una avalancha (todavía), excepto en lugares muy puntuales. Pero crece, al compás de la recesión. Puede llegar a ser también, probablemente lo sea, el elemento aglutinador, para el otro lado.

64 respuestas a La estrategia política del gobierno

  1. David (idu) dice:

    “…que el rechazo al kirchnerismo / peronismo está vigente todavía en una parte muy numerosa de la sociedad, incentivado por una campaña mediática sostenida y ya un poco aburridora. Pero… está disminuyendo en virulencia, excepto en la minoría politizada, a medida que otras preocupaciones, más inmediatas, ocupan la atención popular.”
    —-

    Es cierto, pero la presencia mediática de Cristina es abrumadora.

    El mismo Leuco se pasó el programa de la semana pasada con una seguidilla de discursos de Cristina, nunca entendí si para criticarla o para ayudar a la estrategia macrista de instalarla como parte de un peronismo dividido.

    Tuve que cambiar de canal. Parecía una (otra) cadena…

    ¡Too much para mí!

  2. Recién empecé a leer, pero lo de “Partido del Ballotage” ya me parece un hallazgo.

  3. Raúl C. dice:

    ¿Alguien puede creer que el discurso de la ‘pesada herencia’ puede seguir más allá de diciembre?
    La realidad se abre camino.

  4. eduardo dice:

    Yo no soy politologo pero me guio por el sentido común , Macri ganó por muy poco,decir que puede sostener esa pequeña ventaja me pregunto como ? , No conozco a nadie que haya votado a Scioli que hoy votaria a Macri por que le gustan sus politicas y les puedo asegurar que conozco varios que votaron a Macri que hoy estan arrepentidisimos y hasta gente que voto en blanco también arrepentida.

    • Miguel dice:

      Coincido plenamente porque percibo lo mismo más allá de seguir todas las encuestas, incluso en lugares como Cordoba donde fue muy fuerte el voto anticristina está declinando el apoyo a Macri pero si es cierto que existe mucha ansiedad de a quién escuchar y seguir pero con mucha confusión. Saludos a todos.

  5. Ezequiel Gaut dice:

    “En los tres años que restan, el peronismo no parece en condiciones de rearmarse y sindicarse detrás de un liderazgo único”.

    Estas frases, y las que siguen hasta el final del párrafo, me parecen más para vender la nota que un análisis serio. Y sobre todo, demasiado contundentes. Luego agrega Zuleta “mientras las condiciones se mantengan”… ¿en serio piensa que se pueden mantener tres años las condiciones?
    Vamos. Cuando el malhumor aumente y las respuestas que da el gobierno no alcancen, va a empezar un antimacrismo que nada tiene que ver con Cristina sí/Cristina no. Y ahí es donde entrará Massa, acumulando sus dos categorías que lo definen: ser no-Cristina (esa la tiene más desarrollada) y la que todavía no se decide a hacer salir con fuerza: ser no-Macri.

    “Sergio Massa. Que no termina de definir un perfil, un mensaje aparte del “No soy Cristina”; eso le sirvió, es cierto, de 2013 a 2015, pero no le alcanzó para ganar. No veo porqué le alcanzaría ahora”.

    Le alcanzaría, justamente, porque acumularía la doble condición que mencioné más arriba. El actor que estamos esperando, el que se tiene que mover, es el público.

    • mem dice:

      Hablando de rearmado del peronismo creo, Ezequiel, que si Massa decidiera hacer extrovertido su “No-Macri” probablemente muchos que hoy estan en el kirchnerismo- peronismo se alinearian con el… Por otro lado, si como opina Abel los dos elementos emocionales de la politica son el rechazo al macrismo y el rechazo al kirchnerismo, si esos son los dos elementos aglutinadores a ambos lados de la grieta, Massa o queda out o se convierte en sintesis de esto de lo que estamos hablando: Ni Macri Ni Cristina…

      • Norberto dice:

        ¿Y también cree en los Reyes Magos y Papá Noel?
        El Empleado está muy bien representado por los suyos en la CGT, en los tres de la cúpula, y lo saben todos, polítizados y no polítizados, y por sus medios corporativos del dúo Vila Manzano, y basta mirar las elecciones, todas hasta aquí, en las que participó para ver que es un sube baja con Isidoro, es muy claro que pelean por la misma gente, con diferentes denunciadoras y apoyos judiciales pero con los mismos métodos y las mismas carpetas, entonces pregúntese ¿podrá construir confianza en aquellos que ya la tienen en alguien que les hizo vivir los días más felices nuevamente?
        No creo que su “peronismo” sepa que es eso, pero quienes votaron en contra de sí mismos, y lo están sufriendo, saben perfectamente que se están quemando con leche, el resto del refrán le calza como un guante al Empleado y su comitiva.
        Nunca menos y abrazos

      • Eugenia (mem) dice:

        A usted Norberto le recomiendo especialmente que lea la entrevista que le hizo Fontevecchia a Mario Wainfeld. Me gusta cuando cuenta que una vez le respondió a Kirchner que “las opciones no son binarias todo el tiempo”… Va para usted también.

      • Norberto dice:

        Parece que Ud entre la realidad y el medio, entiende importante el medio, en este caso el respetable Mario de Palermo, que no por eso deja de ser el medio, cuyo nombre por si no se dio cuenta, proviene de mediar, es decir digerir la realidad y regurgitarla para que Ud la comprenda.
        Yo hace muuuucho tiempo que dejé de ser pichón, y me gusta sentir el real sabor de la comida, por lo que el mediador no me resulta, salvo cuando transmite información, son gustos vio.
        Siga por la ancha avenida, como expresa en cada una de sus entradas, que el camión desbocado ya está llegando.
        Nunca menos y abrazos

      • Capitán Yáñez dice:

        Doña mem… en el peronismo no se le pide certificado de pureza sanguínea a nadie… pero Massita fue presidente de la Juventud de la UCEDE de San Martín… su “No-Macri” sería menos creíble que el gay Prat reivindicando la teoría del valor de Marx.
        De hecho, su baluarte en Lomas de Zamora -entre otros-, un conspicuo dúo duhaldista padre-hijo de Temperley (con célebre apellido rockero), migró al macrismo ni bien Massita quedó fuera del balotashhh.
        Allá por 2013, un massista (duhaldista) de la primera hora, de más al sur que los tales temperleyeños, explicitó -en privado y contundentemente… luego de la primer botella de vino con la que escanció un exquisito cordero al asador- la “ideología” massista: “el límite es Cristina”, dijo el tal dirigente que, además de en su quinta, operaba en la mesa de un bar “del centro” de la cabecera de su distrito… que, a su debido momento, fue clausurado porque estaba “colgado” de la luz…. ¡como los negros de m… salvo que el tal establecimiento mentaba a una célebre ciudad yanqui!
        Podrá argumentar usted que la Carrió dijo alguna vez “el límite es Macri”… para luego arrojarse en brazos del ingeniero (en sentido figurado, claro… si fuera literal ni Apolo sobreviviría). Y es cierto. Pero… ¿sabe qué, doña? Efectivamente… hay “límites”… también en la política.
        Aunque usted no lo crea.

      • Eugenia (mem) dice:

        Además, como señale antes más abajo, Massa está sobreactuando su diferenciación del kirchnerismo y sobretolerando al macrismo. Por ahora. Su posicionamiento no es estático y, como dice Ezequiel, bien puede evolucionar, cuando el malhumor aumente y las respuestas del gobierno no alcancen. Obviamente hay una parte comprometida emocionalmente con la vuelta de Cristina a quien Massa nunca va a interpelar. ¿Para qué? Massa nunca le va a hablar a esa parte. Como hacen todos los políticos le va a hablar a los que lo podrían llegar a votar: los moderadamente kirchneristas/macristas desilusionados con el kirchnerismo/macrismo… Los moderados, bah. Los extremos no son para Massa.

      • Raúl C. dice:

        Davos ES un extremo…

      • Eugenia (mem) dice:

        No se confundan, no estoy haciendo apología de la “moderación extrema” como la llama Artemio Lopez, ni siquiera me gusta Massa, solamente imaginando qué desarrollo podría llegar a tener. Muchos piensan en reconstruir a partir de una equidistancia del macrismo y del kirchnerismo. Randazzo y Dominguez por ejemplo…

      • claudia dice:

        Mem, Ud. se empeña tanto en justificar la supuesta inmovilidad de Massa (a quien, por el contrario, yo veo muy activo esbozando estrategias de poder a través de los diversos frentes en los que tiene actores) que termina enredándose en sub-categorías tan creativas como endebles. Ud. también nos “vende” futuro y nos pide un acto de fe: nos habla de cuando Massa se yerga, de cuando Massa se mueva. Pero del presente en el que Massa juega… ni pío. Y es su juego en tiempo presente el que lo define, Mem. No otra cosa. Algunas de sus categorías resultan, a nivel lógico, verdaderamente deliciosas:
        a) “hacer extrovertido su No-Macri” (esto supera el voto no positivo de Cobos, paténtelo porque se lo roban);
        b) “Massa está sobreactuando su diferenciación del kirchnerismo y sobretolerando al macrismo.” (o sea, es un simulador de aquéllos);
        c) ” Por ahora (…) su posicionamiento no es estático” (¿no era que estaba quieto?)
        d) “hay una parte comprometida emocionalmente con la vuelta de Cristina a quien Massa nunca va a interpelar” (es un tipo que ya descuenta no representar los intereses de todos los argentinos);
        e) “los moderadamente kirchneristas/macristas desilusionados con el kirchnerismo/macrismo” (¿Ud. los tiene mapeados?)
        Massa co-gobierna, no acompaña, Mem. Co-gobierna. Pero es una relación complicada porque el PRO tiene una trayectoria serial de rupturas de pactos con asociados, que debería alertarlo de la precariedad de esa alianza. Porque Massa ya estableció una alianza, anotíciese. Y es por ella que no comandará el Peronismo. Porque no tiene interés en hacerlo ya que coptó al oficialismo por otras vías. que repito, son precarias. Pero que fueron deliberadamente elegidas por él.
        Y acerca de ser moderados… ¿votar leyes recesivas de orden laboral, de seguridad interno/externo, previsional, productivo, o lisa y llanamente contrarias al manejo soberano… le parece moderado? El gobierno actual es claramente conservador. Y Massa vertebra, con sus huestes, a tal gobierno. Entonces… no resulta un moderado, Mem. Claramente, se ubica en un extremo. Y muy impopular, por cierto.

      • Eugenia (mem) dice:

        Claudia, escribí hacer extrovertido su No-Macri porque Ezequiel se refirió a su No-Macri como una categoría a la que Massa aun no se decide a “hacer salir con fuerza”. Después sigo.

      • Eugenia (mem) dice:

        Claudia, por lo poco que aprendí de comunicación política (que Abel me corrija si me equivoco) ningún político le habla a un “a todos” abstracto (de hecho ya vimos como Massa adapta las respuestas según si el televidente/lector es kirchnerista o antikirchnerista). Lo más importante en una campaña política es saber bien a quién le vas a hablar y más importante todavía es hablarle no a quien seguramente te va a votar sino a quien te podría llegar a votar… En ese sentido, y recordando la discusión que tuvimos sobre la preparación del kirchnerismo, si yo fuera Cristina pensaría en cómo volver a atraer a los que dejaron de acompañar porque, como dice Wainfeld, el proyecto perdio frescura y se enamoro de sus herramientas… Para eso sirven la autocritica, la renovación… (Perdón me fui por las ramas, me aburre hablar tanto de Massa)

      • Norberto dice:

        El comentario de 14:36 era para lo expresado por MEM, y de paso agregó a lo de Claudia acerca del cogobierno, el escándalo que ha estallado por la Ley del Ministerio Público Fiscal es justamente producto del nuevo Pacto de Concordancia, o como dice Claudia cogobierno entre PRO y FR, donde éstos dejaban al costado al pollo de Elisa Avelina, Campagnolli, en favor del pollo del Empleado, Marijuan.
        Que lindas flores para un entierro.
        Nunca menos y abrazos

    • Norberto dice:

      Yo que Ud no apostaría por Florencio y sus huestes en esa, pero de Julian y Urtubey no me extrañaría, aunque creo que si juega Cristina en la PBA, buscarán otro rodeo para su juego.
      Después de la reunión de intendentes habrá un panorama mas claro, como se demostró en la FAM.
      Nunca menos y abrazos

  6. Eugenia (mem) dice:

    Leí el artículo de Zuleta en Clarín y sí, es interesante, aunque lo más interesante que leí estos días es la entrevista que le hizo Fontevecchia a Mario Wainfeld para el diario Perfil. Mencionas como elementos aglutinadores el rechazo al kirchnerismo / peronismo y, para el otro lado, el rechazo a Macri. Yo observo que tanto el macrismo como el kirchnerismo tratan estratégicamente de forzar una polarización entre ellos por sentirse cada uno ganador de esa polarización binaria. Se habla cínicamente en los medios de “la grieta” como el balance de doce años de kirchnerismo y no de “la grieta” como estrategia, para muchos de los políticos de las gestiones anterior y actual. Sería como identidades construidas únicamente por negación. Supongo que los ayuda el hecho de que lo único “Ni kirchnerista – Ni macrista” es el massismo, con las limitaciones que tiene (cualquiera que haya leído la entrevista a Massa ayer sabe de qué hablo: me parece que sobreactúa su diferenciación del kirchnerismo y al macrismo, por ahora, lo tolera en exceso). Mario Wainfeld en la entrevista que recomiendo dice con respecto al macrismo lo mismo que yo pienso (Zuleta es optimista para mi gusto): algo así como que no es inexorable que al macrismo le vaya mal (él dice que si lo que se apostara fuera una cena él apostaría a que le va a ir mal, pero si lo que se apostara fuera un departamento ya no apostaría), palabras más palabras menos dice que es muy probable que al macrismo le vaya mal. Está muy buena esa entrevista, es larga, pero interesantísima para los que les gusta la política.

    • Eugenia (mem) dice:

      Donde dice negacion lease oposicion: identidades construidas sobretodo por oposicion…

      • ricardo j.m. dice:

        pero hay otra condicion de construccion de identidades politica fuera de oponerse a un status quo determinado?

        y como? porque hasta donde yo se el mundo ya estaba asi como estaba cuando cada uno llego y la verdad no encuentro lugar ni momento en la historia donde una nueva identidad politica no haya sido fruto de oponerse a algo establecido .
        no es una chicana a pesar de que al vertir mi opinion la pregunta parece retorica

        y lo de massa termino con lo de cristina me llama y le atiendo el telefono que en politica se traduce llamame por favor que segun yo juntos ganamos mas que separados.

      • Eugenia (mem) dice:

        ¿Leimos la misma entrevista? La que yo leí cuando le preguntaban si hablaría con Cristina Massa respondía que al pasado lo juzgaba la sociedad y en este caso también lo juzgaba la justicia… Es interesante que se refiera a Cristina como “el pasado” porque uno de los pasajes que me pareció bastante cierto del artículo de Zuleta es cuando habla de que en política gana quien ofrece futuro y eso hoy lo ofrece Macri. No, las identidades no se construyen sólo por oposición. Mejor dicho, también se construyen por oposición. Del artículo de Zuleta no hay mucho más para comentar, por momentos sentí que leía “Por los pasillos”, otra columna que publica Clarín. En cambio la entrevista a Wainfeld está imperdible.

      • ricardo j.m. dice:

        o sea se construyen en favor u oposicion, el tema es que si se construye es por que no existia , si no se adopta

        http://www.eldestapeweb.com/sergio-massa-si-cristina-kirchner-me-llama-probablemente-la-atenderia-n21840

      • Eugenia (mem) dice:

        Bueno, es evidente que varia la respuesta a la pregunta sobre si hablaría con Cristina según si quien lo entrevista es Navarro o es Clarín…

        Margarita dice que toma café con usted, con María Eugenia Vidal, con muchos. ¿Usted se tomaría un cafecito con Cristina?

        ¿Para hablar de qué…?

        Yo pregunto, el entrevistado es usted…

        Tengo una teoría. Con mi forma de mirar la vida, creo que al pasado lo juzga la sociedad y además, en este caso, lo juzga la Justicia. Yo no soy quién para juzgar el pasado. No es mi tarea.

      • Norberto dice:

        Otra vez la cabra al monte, denominar Justicia con mayúsculas a un grupo de corruptos manejado por el cappo de la famiglia, que a su vez debe obediencia ciega al cappo dei cappi sin que se caiga la compu e internet, es demasiado, aún en Ud.
        Nunca menos y abrazos

    • Raúl C. dice:

      La entrevista es muy interesante, realmente.
      Fontevecchia, más allá de la pobre opinión que tengo de él por su ideología, hace buenas entrevistas. Eso sí, de arranque lo trata de correr a Wainfeld con el tópico de ‘la corrupción’. MW le contesta con la altura y la clase que él y pocos más tienen.

      No veo forma de que Massa ‘aparezca’ como anti-Macri.
      Massa viene del semillero ‘Ucedé’ y aledaños, y -pocos lo recuerdan- entró al PJ de la mano de Barrionuevo, nada menos.

      Realmente: no hay en su ideología nada que lo diferencie de Macri, más allá de algunas cuestiones puntuales/coyunturales que no son de fondo.

      • Ezequiel Gaut dice:

        Lo que importa es a quien represente, o aspire a representar. La ideología y la procedencia no tiene nada que ver. Scioli fue el candidato del FPV y a nadie se le movió el piso. Votan 25 millones de personas, más o menos, y los que saben qué es la Ucedé no deben llegar al diez por ciento de eso… y de los que lo recuerden, hay que ver a cuántos les importa.

        El tema va a ser dar respuesta a los cosas que el macrismo no podrá resolver y ya se le están acumulando. Ud dice que no lo ve a Massa apareciendo como anti-macri. Yo sí lo veo. De hecho, veo como anti-macri a cualquiera que esté políticamente en pie de acá a un tiempo, porque esa es la dinámica de cualquier gobierno: la oposición va recrudeciendo a medida que al oficialismo le corre el reloj.
        En todo caso, Raúl, veremos quien acierta o, como dice Abel, el que viva lo verá.

        Saludos

      • Raúl C. dice:

        Bueno, puede dejar de lado lo que dije de la Ucedé, que es anecdótico.

        Lo que importa es que Massa está del mismo lado que, por ejemplo, Barrionuevo y Stolbizer. Tanto en cuanto a Cristina como en cuanto a Macri.

        Y si faltara algo más, el viaje inaugural a Davos ya ubicó dónde está parado. Eso representa un compromiso ante los pesos pesados.
        Desde allí ¿puede prometer algo favorable a la gente, algo que repare los males actuales? ¿Va a prometer empleo, consumo, industria, sueldos que venzan a la inflación?

        En lo único que puede posar de Anti-Macri, a lo sumo, es encarnando al ‘Círculo Rojo’ = dólar alto versus el dólar bajo de la bicicleta financiera. Pero sueldos bajos (apoyados en una ‘conveniente’ desocupación).

        Eso sí, no hay duda de que lo van a vender como ‘otra cosa, la cosa nueva’.

      • David (idu) dice:

        “Sueldos que venzan a la inflación” es un oxímoron.

        La inflación es un mecanismo perverso de los gobiernos para bajar los sueldos.

        Por supuesto se puede destrozar el Sistema de Índices para “demostrar” lo contrario.

        Pero eso no cambia la razón de ser de la inflación.

      • Norberto dice:

        Siga con sus absurdos Davis, que mas allá de cualquier índice estaba el consumo para certificar que los sueldos, incluyendo los no devengados, le ganaban y por mucho a la inflación, y por supuesto, exactamente a la inversa ahora.
        Nunca menos y abrazos

      • Raúl C. dice:

        Si la inflación es 20 y las paritarias dan el 23%… los sueldos le ganaron a la inflación.
        Lo mismo ocurrió con las jubilaciones, vía movilidad jubilatoria semestral automática.
        Eso ocurrió realmente. Y fue ‘sustentable’ durante 12 años (sueldos) y 9 años (jubilaciones).
        Es aritmética elemental.

    • Ezequiel Gaut dice:

      Buenas las recomendaciones de la entrevista a Wainfeld y a Massa.

      Saludos!

  7. pintxo dice:

    “…el rechazo al kirchnerismo / peronismo está vigente todavía en una parte muy numerosa de la sociedad, (…)Y también, además del otro sector numeroso que mantiene su adhesión al kirchnerismo / peronismo, está creciendo otro elemento: el rechazo a Macri.”

    Me parece patetico que la esperanza de nuestro futuro politico sea centrada en los rechazos mas que en las adhesiones. Y despues criticamos a los norteamericanos y su triste campaña electoral donde tambien ganara -no el mejor- sino el “menos rechazado” entre Clinton y Trump.

  8. Capitán Yáñez dice:

    ¡Pero mi siempre muy estimado blogger no más en jefe…! ¿En serio te parece que la campaña antiK empieza a aburrir? Muy por el contrario, para mi es cada vez más divertida… ya andan por Andrea del Boca… ¡y el hijo de Porcel denunciando “persecución política del kirchnerismo”! ¡Falta que Lanata -o símil- afirme que Báez -o ídem- tiró las bolsas con guita al mar y allá vaya el fiscal Marijuan a recorrer las profundidades en un submarino!
    En cuanto al peronismo, ha de volver a ser “el hecho maldito”. Como corderito políticamente correcto va al muere. En estas anda el PSOE, por dar un ejemplo (y por no mencionar la CG…).

  9. Norberto dice:

    Ud sabe Big Chief mi respeto con don Ignacio por sus contactos y pluma, como también mi poca confianza en los contactos que tiene en el ¿peronismo?, que lo suelen utilizar como vocero de sus operaciones. Su condición de gorila, muy lúcido eso sí, lo hacen entusiasmarse con la alternancia de la Concordancia, tal vez influido por alguna simpatía vaticana. En mi opinión debería pensar que además de los desaguisados de Isidoro y su pandilla estudiantil, las otras patas de la alternancia han quedado apresadas por su adhesión parlamentaria al conjunto de medidas de sumisión y expoliación implementadas, algunas con consecuencias inmediatas como la llamada Reparación Histórica o el “bonito”, que hará que muchos votantes desilusionados por las migajas recogidas conviertan esa defraudación en rabia contra las promesas de los llamados renovadores.
    El sábado en Vení Cuando Quieras de Radio Del Plata, estuvieron en la misma mesa con Leonardo Greco y Dante Palma, Jorge Ferraresi y Gabriel Katopodis, y al último también lo ví ayer en Economía Política, y allí hubo definiciones, me refiero en ambas ocasiones, el de San Martín, lo digo con pleno conocimiento que nació a la sombra del Empleado, se mostró resignado a la potencia de Cristina en la PBA en la primera entrevista, y en la posibilidad de una interna con Florencio al frente de su corriente en la segunda, pero sin descartar acuerdos que no la hagan necesaria, creo que Ud que conoce más política que yo está interpretando más allá de las palabras.
    Entonces parecen más claro que los movimientos internos son de atracción más que de repulsión y eso ha despertado alarmas, en las que puede inscribirse la nota de referencia, siempre con las salvedades iniciales del comentario.
    Párrafo aparte merece lo de anoche con Roberto Navarro, la cobardía demostrada por algunos de los presentes ante las interpelaciones de Juliana Di Tullio es clara demostración que más allá de eso estamos ante extorsiones, carpetazos, muy importantes. Y déjeme decir que el Alberto de los Fernández no puede sostener que las operaciones políticas de la pata judicial del trípode del Poder deben dirimirse en ella, eso necesita respuesta política y hasta ahora no la hubo con la firmeza que corresponde, y en el caso mencionado, además y por sobre sus afirmaciones de discusiones sobre ese accionar de su difamadora, está el hecho de la campaña de su corporación de medios y sus sicarios que trabaja en sincronía, yo diría complicidad, con la punta de lanza del establishment, es decir el multimierdos.
    En fín, estos días han sido muy jugosos y han dejado mucha más tela para cortar, así que…..VOLVEREMOS.
    Nunca menos y abrazos

    • Capitán Yáñez dice:

      Estimado… por lo de “anoche” pongamos apellidos, así empezamos a conocernos y haremos -como bien mandó el General- cuantitativa la construcción y cualitativo el gobierno. O sea: Navarro (el “Chino”, no Roberto), Abal Medina y Katopodis.
      Coincido: son días muy jugosos… como buen bife de chorizo.

  10. julio dice:

    ..el inicio tumultuoso y fecundo,
    de una nueva era; sentenciaba Getúlio Vargas.

    San Martín dio entidad al argentino;
    Rosas al territorio todo;
    J B Alberdi integró eso con visión del mañana;
    Roca, Justo, Saenz Peña pusieron lo suyo;
    Yrigoyen consustanció a las familias medianeras;
    Perón dio entidad al trabajador con el estadismo de Alberdi
    y algunos dioses más;
    Frondizi, Menem y Duhalde aportaron alguito;
    N Kirchner dio entidad al desocupado y Cristina también aportó algo.
    Entidad es la cualidad de Ser;
    hoy,
    el peronismo -sentencia Miguel A Toma-
    debe darle entidad a ese 40% de trabajadores informales y al pobrerío;
    persuadir + acción criteriosa + unidad de concepción…

    ¿conocen el cuento del santiagueño que esperaba el fruto del algarrobo..

    Saludos Muchachos!

    • Capitán Yáñez dice:

      El del santiagueño que esperaba el fruto del algarrobo no lo conozco…
      Sí conozco el de los dos santiagueños que dormían plácidamente la siesta a la sombra de un algarrobo y por ahí uno abre un ojo y vé una yarará a dos metros de distancia y acercándose. Lo codea al otro y cuando el otro abre un ojo el primero le señala a la vívora amenazante. El segundo se encoje de hombros y dice: “muerte horrible hemos de tener, chango”.
      El humor santiagueño dá para todo.
      El mejor que conozco es el de dos santiagueños que se cruzan en el medio de la Plaza Libertad y uno le pregunta al otro: “¿me puedes decir la hora, chango?”. El aludido mira su reloj pulsera -un Casio- y responde “las cinco”. El inquisidor exclama “¡Pero qué tarde es!”… y el del reloj -Casio- le dice “pues hubieras preguntado antes…”.
      En efecto: el humor santiagueño dá para todo… y en la costanera se ven parrillas humeando y es hora de que el calavera vaya el incendio apagando.
      ¿”sentencia Miguel Ángel Toma”? ¿Es un chiste santiagueño?

      • julio dice:

        -Alfonso, que haces tú debajo del algarrobo, semanas llevas aquí?!
        -espero que caigan las algarrobas (frutos), Osvaldo.

        -pues no caerán sencillamente.
        -pues vendrá un viento.

        -no están pronosticados vientos, Alfonso (prat gay).
        -¡¿será posible un año tan malo!?

  11. claudia dice:

    Se agradece el post y el vínculo. Siempre es saludable que uno de los intelectuales orgánicos del oficialismo blanquee esos comportamientos de asociación regresiva que solo la oposición a dicha alianza mencionó, hundiéndose en inmediato descrédito por la osadía. La pretensión de instalar que esa concurrencia múltiple es un “Partido”, no es más que eso, una instalación (y Zuleta es hábil en eso). En la imposibilidad de hacer corpórea esa famosa nueva derecha en un partido fuerte, es claro que hay que recurrir a otro concepto que dote de cierta estructuración lo que fue circunstancia y un cúmulo de concurrencias entre racionales y aleatorias. Pero las situaciones no se repiten como un calco: apostar a un nuevo balotaje en 2019 pretendiendo la continuidad de una coalición todavía más volátil que la de Cambiemos, es clara expresión de fe.
    Sin embargo, más me preocupan otras partes de ese artículo que dan como naturales del quehacer político ciertas conductas del todo anómalas: las que refieren al “toque” necesario hacia los jueces y la maniobra medianochesca de las 70 bancas. Que exponen el por qué la mayoría de la clase política está convalidando barbaridades. Porque la explicación del eventual carpetazo resulta ya insuficiente. Se trata de genuina convicción corporativa acerca de las dificultades de control social por las vías democráticas de hábito, siendo necesarios todos los mecanismos de vulneración disponibles. No son, entonces, aportes a la gobernabilidad por de grupos faltos de visión de futuros o de aprovechadores circunstanciales. Presenciamos, por el contrario, una coherencia compartida que, más que una danza de alianzas con pretensión eleccionaria apuesta, casi en conjunto, al fraude de los mandatos ciudadanos y se aboca a estructurarlos. Lo que dice que muchos partidos, incluso aquellos centenarios, abandonaron definitivamente la idea de la Igualdad. Saludos.

    • Capitán Yáñez dice:

      Balotashhh, doña. Se dice -o escribe, para el caso- “balotashhh”.
      Partido “centenario” -literalmente- hay uno sólo y… bueno, allá él.
      Nominalmente, bien podemos considerar al PROceso como sucesor del PAN -Partido Autonomista Nacional-, o sea la línea Rivadavia-Caseros-Roca-Rojas-Videla y toda esa lacra…
      El único partido “centenario” realmente existente ignora por completo toda idea de “Igualdad”. Y desde el affaire De la Rúa… los “igualitarios” no pertenecen al tal partido… por simple expulsión.

      • claudia dice:

        ¿Le gusta más balotage, Capitán? Déale, entonces. Como sea, me preocupa que grandes porciones de la población avalen lo que sus representantes están haciendo: demoler diariamente la Constitución y leyes posteriores a ella. Eso no es gobernabilidad. Y menos que menos, hipotético sendero medio. Pero se entiende la pretensión de quienes votaron esos partidos y partidejos nacionales y provinciales hoy lanzados a co-gobierno recesivo: hay que maquillar con “senderismos medios” el desprecio por los Otros. Que es compartido por ellos y sus representantes. Por eso amalgamaron.
        Ahora bien, ya que están tan contentos con este invunche que nos impusieron… ¿por qué no tener los cojones de emular la literalidad de Zuleta blanqueando, de una vez, qué clase de régimen alternativo están proponiendo? Sería hora de que lo sinceren (ya que tanto les gusta la sinceridad). Saludos.

  12. David (idu) dice:

    Efectivamente.

    Con esa aritmética llegamos a tener menos pobres que Alemania

    • David (idu) dice:

      Está fue mi respuesta al 20% de inflación de Raul

    • Norberto dice:

      Hoy está coleccionando todos sus absurdos juntos, las mediciones no son comparables, pero aún así la cantidad de planes sociales y de diferentes contratos laborales en Alemania hace que en su homeland tenga bastante desigualdad para un país de alto desarrollo europeo, ademas de bastantes pobres según su forma de medirla, que es por sueldos inferiores a un porcentaje, 70% creo, del sueldo medio de la PEA.
      Por supuesto que si Ud lo mide con los parámetros del Banco Mundial o la FAO, es muy posible que no haya pobres en ese país, así como eran muy escasos en Argentina, del orden del 5% por qué para que se de una idea, el ingreso del límite es de U$S4 (cuatro) ppa por día y persona, y como la ppa según esos y otros organismos era hasta 2015 de cerca de 1,8 (PBI de U$S500 mil millones de dólares corrientes y U$S900 mil millones ppa), entonces a diciembre del ’15 esos cuatro dólares ppa equivalían a $22 argentinos, es decir $660 al mes, bastante inferior a la AUH por ejemplo.
      Observe que la nueva canasta globular inflada da por resultado U$S8,70 (ocho con setenta), mas del doble de la de ese momento, con lo que gran parte de la clase media en situación de riesgo, es decir con ingresos entre U$S4 y U$S10 ppa por días y persona, cayó por debajo de ese límite.
      Para que no busque la canasta de indigencia para esos organismos está entre U$S1 y U$S2 ppa por día y persona, el de la FAO es ligeramente diferente y se basa en una canasta de alimentos distinta para cada país con determinada cantidad de calorías diarias que van desde las 2200 creo de Chile a las 2800 de nuestro inflado INDEM, pero expresado en dólares eso es bastante cercano a lo determinado por el BM.
      Aunque ya lo repetí y se lo repetí en varias oportunidades, no espero que su degree en ingeniería le de para entenderlo, pero existen tantas formas de medir la pobreza como canastas se puedan armar, o en el caso de la UCA, universos se puedan censar, y cada una de ellas tendrá un sesgo, Ud puede elegir lo que quiera pero lo importante no será la foto sino la película.
      Nunca menos y abrazos

      • David (idu) dice:

        Una explicación de más de 3 renglones para algo tan básico, encierra confusión y falacia.

        Que obviamente, como ingeniero no puedo entender…

        No está mal ser menos pobres que los alemanes: sus villas de emergencia son terroríficas…

    • Raúl C. dice:

      Es increíble la capacidad de tergiversar lo que uno dice… o de hacerse el boludo.
      Di un ejemplo con cualquier número.
      Todos los economistas y consultores de SU ideología (que no es la mía, por cierto) dijeron que los sueldos le ganaron a la inflación todos los años K., excepto quizá en 2009 y 2014.
      Más todavía: LO DIJERON PARA CRITICARLO. Que eso era ‘una fiesta irreal’ y que no podía seguir sosteniéndose.
      Lo dijeron Prat Gay, González Fraga, Espert, Melconian, Bein, FIEL… y siguen las firmas.
      Ninguno de ellos lo negó.
      Solo usted lo hace.
      Lo difícil es entender cómo la gente masivamente consumía más si en realidad ganaba menos.
      Un misterio envuelto en un enigma, como decía Seinfeld.
      O ‘La hora de la pavada’, como decía no me acuerdo quién.

      • David (idu) dice:

        MI ideología no necesariamente coincide con alguno de ellos.

        Todos tienen algún interés político, que no son los míos.

        Si, te comprendo, es difícil de entender.

        Sobre el consumo inflado artificialmente, se han escrito ríos de tinta.

        Y no solo con la emisión y el vaciamiento del BCRA etc, sino especialmente sobre el dinero plástico… que ahora hay que ir pagando.

        Y no todos son sueldos: La mitad de la población vive del Estado, sea como empleado (3 millones) o como subsidiado (17 millones). Que sostienen 7 millones de trabajadores productivos.

        No es ni bueno ni malo: ES. Solo que debe ser sustentable.

      • Raúl C. dice:

        No hay manera de ‘inflar el consumo artificialmente’: a la gente, o le alcanza el sueldo o no le alcanza.

        Me causan gracia las asignaciones de sentido de lo ‘artificial’ y lo ‘natural’.

        Apenas subieron, con unos cuantos decretos pusieron ***decenas de miles de millones de dólares*** en el bolsillo del ‘campo’ y las mineras.

        ¿Eso sí es NATURAL?

        Otra sanata: el vaciamiento del BCRA.
        El 9 de diciembre “ya no quedaban reservas”.
        El 11 de diciembre tenía 25.000 millones de dólares. ¡Su gobierno hizo magia!

      • guillermo dice:

        Si la gente que trabaja en Argentina realmente tuvo 12 años en que los sueldos superaron a la inflación real por 3%, como dice, año tras año (suponiendo un promedio de 10% inflación anual para el período, un aumento efectivo del 13% anual) y en 2015 votó en contra del gobierno que hizo ese milagro posible, solo se puede asumir que el electorado argentino es muy idiota, y vota contra su evidente interés. Es un argumento gorila, ya sé, pero el único que explicaría la cosa.

        Si lo de que se habla es que eso es lo que le pasó a los trabajadores sindicalizados (cada vez menos en Argentina y en cualquier lado) , no al resto, entonces se sacan conclusiones generales en base a la situación de una minoría privilegiada. Argumento parecido a la teoría del derrame, otro argumento gorila.

      • David (idu) dice:

        1) No es mi gobierno
        2) También son populistas: ergo, mienten

        Artificial significa no sustentable.

      • Raúl C. dice:

        Así que un proyecto o modelo o como se lo llame, que:

        – Dura 12 años (con 2 reelecciones con números generosos),
        – Pierde su tercera elección por solamente 2 puntos,
        – No termina en crisis alguna (ni recesión ni desempleo ni endeudamiento ni corralito ni saqueos ni…)*,

        “NO-ERA-SUSTENTABLE”.

        ¿Qué proyecto en el país fue sustentable por un período similar, por lo menos desde 1930 en adelante?

        * Por más esfuerzo de propaganda que hagan, NO terminó en una crisis.
        Como dijo Prat Gay, “estaban los elementos pero no hubo crisis”.
        Es decir: no había incendio pero nosotros ‘veíamos’ humo…
        Son creativos para mentir.

        En cuanto a que ‘no es su gobierno’… es como cuando dice que ‘no le interesa Clarín’…

        Ya dijo que lo votó. Y ya dijo que lo va a volver a votar en 2019. Por favor, aquí ya nos conocemos bastante.

  13. mem dice:

    No se preocupe, Norberto, ya me di cuenta que el comentario ese era para mi. Solamente me parece que concluir que “Massa es Macri” nos hace perder perspectiva. No desconozco todo lo que escribieron sobre Massa: que empezo en la UCEDE, de la mano de Graciela Camano, que es un “opo-oficialista”, etc… A mi podra no gustarme pero le concedo un desarrollo, porque pienso que estas cuestiones ideologicas no importan tanto realmente. Otra cosa seria si la gente entrara en estado de “kirchnerismo-antikirchnerismo” violento… Ahí si Massa no tendria nada que hacer… Saludos

  14. Politico Aficionado dice:

    Como decía cierta señorita, no pretenderá una mera demostración le haga cambiar de idea.

  15. Marcelo dice:

    No lo veo muy preocupado al presidente, aunque a un allegado de él se le escapò “…antes de decretarnos la defunción tendrían que pasar 5 años seguidos de recesión (como pasó en el 2001). Después charlamos”, me dejó pensando.
    La verdad es que esta todo verde. y si me fío de lo que aparece ante mis ojos, solo veo pijoteros y mezquinos en el peronismo de superficie.
    Hoy por hoy, la única que hace el desgaste es mi Chica Valiente ¿Será que tengo debilidad por las cabezas de ratón?

  16. David (idu) dice:

    Efectivamente: 12 años de insustentabilidad.

    Eso se paga.

    De todos modos, Y si leyeras lo que escribí sobre mi voto del 2019, comprobarías que el populismo macrista no es lo mío.

    Salutes!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: