Los Estados, los paraísos fiscales y los Estados Unidos

pre-fuga

Lo que dicen en público los economistas con responsabilidades, o ambiciones, políticas, no suele ser interesante. Los del “mainstream” suenan como sus colegas en el bloque soviético hace 40, 50 años: hay problemas, e imperfecciones, cierto, pero se solucionarán si se siguen las reglas, porque el sistema es el mejor de todos los sistemas posibles.

Y los heterodoxos muchas veces se limitan a señalar problemas, imperfecciones, errores y horrores, a menudo con agudeza, pero son difusos, o demasiado voluntaristas, en la descripción de lo que proponen.

Roberto Feletti es uno de los pocos que escucho con interés. No porque siempre esté de acuerdo con él, sino porque habla de la realidad, que incluye economía y política, local e internacional. De un largo reportaje que le hacen en la Fundación SES “El capital financiero está reestructurando la capacidad soberana de los Estados” -no recuerdo quien me lo envió- extraigo unos párrafos que tratan del tema tan actual de los paraísos fiscales, las sociedades off shore, las denuncias… y lo que hacen, y no hacen, los Estados.

“… -Muchos pensábamos que, tras la gran crisis económica global del 2008, la comunidad internacional se encaminaba a tomar una serie de medidas precautorias para limitar el poder de actuación de los paraísos fiscales. Esa preocupación apareció, originalmente, en el G20 pero, luego, esa decisión política fue dejándose de lado por presiones del Fondo Monetario. Además, a nivel internacional si se avanzó fue con la instrumentación de medidas muy tímidas como las orientaciones globales conocidas como BEPS (Plan de acción contra la erosión de la base imponible y el traslado de beneficios). Los intercambios de información tributarios nunca se implementaron con la eficiencia y la celeridad que se necesita para limitar la opacidad fiscal. Entonces, tras esa ida y vuelta de los organismos internacionales en su plan contra el lavado de activos, aparecen los famosos arrepentidos.

-Lo dice de una forma irónica. ¿Por qué?

-Para contestar es necesario hacer un cuadro de situación del actual estadio capitalista. En la actualidad, comienza a haber una tensión entre las economías más desarrollados ante la avasallante fuga de capitales hacía las guaridas fiscales. Gobiernos muy poderosos de la eurozona, caso Alemania o Francia, están muy molestos con el rol preponderante que en la Unión Europea están acaparando países como Luxemburgo, Andorra o Suiza, muy laxos en el monitoreo fiscal. Es decir, ese drenaje de dólares hacia zonas offshore no sólo afecta a países en desarrollo sino a naciones que son miembro, incluso, de espacios claves de la economía global como el G7. En síntesis, los países más poderosos de Europa, evidentemente, no van a permitir que sus grandes fortunas no paguen impuestos y giren su renta hacia los paraísos intrarregionales. Conclusión, el poder de circulación y camuflaje del capital financiero está restructurando la capacidad soberana de los Estados como hace mucho tiempo no se veía.

-¿Y cómo se relaciona las grandes filtraciones periodísticas sobre el lavado de activos de los últimos tiempos, LuxLeaks o PanamáPapers, con lo que usted refiere sobre la crisis administrativa global del capital?

-Se vincula porque considero poco casual el surgimiento de los arrepentidos. Creo que hay una intención de Estados Unidos de poner en la agenda internacional la discusión de los paraísos fiscales, no para clausurarlos como opción evasora, sino para controlarlos y monitorearlos más de cerca. Desde la óptica de Washington, las zonas offshore del Caribe comienzan a ser caracterizadas como zonas donde clanes narco o grupos islámicos radicalizados pueden camuflar su dinero. Entonces, Estados Unidos quiere manejar ese mercado porque es un mercado que se ha hecho grande.
Por eso, en la medida que avance la desregulación del mercado, y en la medida que los países emergentes pierdan capacidad de regulación, y sólo sean vistos como escenarios de renta especulativa (tal como posicionó Macri a nuestro país en el llamado mini Foro de Davos), lo que se va a potenciar es la salida de capitales.

-Específicamente, ¿Cuáles son los sectores de poder de Estados Unidos que hacen lobby para rediscutir la arquitectura financiera de las offshore? ¿Entiende que hay un lobby en Wall Street sobre este tema?

-No me parece que haya una puja de un sector interno estadounidense para influenciar en la Casa Blanca. Considero, en todo caso, que Washington lo está tomando como una política de Estado. Su mira está puesta en controlar a los paraísos fiscales y concentrar esa fuga puertas adentro, hacia sus propias guaridas como el Estado de Delaware. Estados Unidos quiere ser el gran paraíso fiscal. El objetivo de la Casa Blanca es que haya menos caudales de dinero opaco depositado en las Islas Caimán, Bahamas o Suiza. Primero, para cortar el financiamiento del terrorismo internacional, así lo plantean oficialmente. Dos, porque pierden el control de varios negocios financieros.

Recapitulando, el surgimiento de las filtraciones y arrepentidos evidencia la necesidad política europea de poner más contralor gubernamental contra la fuga de capitales. Porque, además, ya no pueden justificar más el ajuste interno del gasto público. Si un país da dos pasos en simultáneo, como poner fin al Estado del Bienestar y en paralelo permitir que los capitales tiren manteca al techo en Suiza, lo más probable es que se produzca una severa crisis social y de representación. Además, los países europeos ya no controlan su moneda. Por lo tanto, todo el capital que se migra es moneda pura y dura. Se trata de una sangría financiera importante.

En el caso de Estados Unidos es distinto, porque emerge triunfante de la crisis global del 2008. Por lo tanto, se encuentra en una posición de fuerza para reordenar el tablero de las guaridas fiscales para maximizar su captación de renta financiera global. Su interés, repito, no pasa por regular dicho mercado sino que pasa por controlarlo.

-Según su lectura, los gobiernos sudamericanos, hoy más proclives en seguir los lineamientos de los organismos internacionales, buscarán entonces una salida más reguladora de los capitales tóxicos como está planteando Europa.

-No, todo lo contrario. Si tomamos el caso de Brasil y Argentina, en pos de poner las economías más significativas de la región, y donde se evidenciaron los giros políticos más evidentes, las restricciones que existían a la fuga de capitales se han dejado de lado de una manera muy notoria. Argentina tenía una restricción, no sólo cuantitativa, sino cualitativa al control de cambio. Por eso, durante el gobierno kirchnerista se buscó regular cómo las grandes corporaciones entraban y sacaban sus dólares del país. El presidente Macri lo explicitó muy bien en su discurso ante la Bolsa de Comercio: “Ya no tenemos más necesidad de escondernos”. Y (Michel) Temer va también por ese camino.

6 respuestas a Los Estados, los paraísos fiscales y los Estados Unidos

  1. Silenoz dice:

    “Y los heterodoxos muchas veces se limitan a señalar problemas, imperfecciones, errores y horrores, a menudo con agudeza, pero son difusos, o demasiado voluntaristas, en la descripción de lo que proponen.”

    Mmmmmm.. algunos quizás.. pero ojo que hay muchos, muchísimos “gatopardeados”, con conductas bien identificadas por T. Palley…. sin contar los que intentan serlo sin entender un pomo o bastante poco (como Bein)

    Pero hablando de voluntarismo, “difuso” y demases, el cro. Telechea en un posteo de hace pocos días atrás entitulado 3er Congreso de Economía Política del CCC – UNQ nos da una propuesta de desde el punto de vista macro tendiente al desarrollo, centrándose en la política monetaria y fiscal, una de las tantas aristas para tal fin y que no se reducen a lo económico. Y, ya que estamos, muy lejos de las políticas económicas desplagadas por el cono de sombras de la por la porquería gobernante.

    El documento se puede descargar desde el posteo o desde este enlace

    PD: “e mast” para vos MAGAM que te interesa este tipo de cuestiones, fijate como aborda el “coso” (©Rinconete) el cro. sindicado ut supra ja ja…

  2. Norberto dice:

    Creo haber dicho algo semejante sobre el rol de USA en el tema de las guaridas fiscales, en un comentario reciente, tal vez no haya sido tan explícito, pero esa es la idea, porque si hay algo que el Gobierno Federal no puede hacer es meterse en las legislaciones estaduales, y si no podemos vencerlos, unámonos……..
    Y eso me lleva a algo que está relacionado lejanamente, dado que gran parte de la deuda que ha tomado nuestro Gobierno tiene esas guaridas como destino, mientras hace pocos días escuche a Alberto Fernández justificar haber votadoel pago a los buitres por una claúsula que ponía límite al endeudamiento, siendo que para este año ese límite en términos reales se ha más que duplicado. ¿Dado que ese límite no ha sido respetado, no sería interesante declarar ilegal toda deuda que lo supere?
    Nunca menos y abrazos

  3. Capitán Yáñez dice:

    Así que Estados Unidos quiere controlar “la erosión de la base imponible y el traslado de beneficios” (¡jurujujajujaju!) para cortar el financiamiento del terrorismo internacional.
    ¡Cuánto altruismo! ¡Cuánta razón tuvo McNamara cuando hace ya medio siglo dijo aquello de “Estados Unidos es el buen samaritano del mundo”!

  4. Rogelio dice:

    Estimado Abel:

    No termino de entender si Feletti está confundido o si disimula para “desensillar hasta que aclare” la elección presidencial en USA.

    1) Para explicarme pongo en línea 3 afirmaciones del texto que Feletti publica en su página web personal:

    – “El capital financiero está reestructurando la capacidad soberana de los Estados”.
    – “No me parece que haya una puja de un sector interno estadounidense para influenciar en la Casa Blanca”.
    – “Estados Unidos (…) emerge triunfante de la crisis global del 2008. Estados Unidos quiere ser el gran paraíso fiscal”.

    2) Después intento confrontarlas con una noticia que publica hoy Reuter https://goo.gl/pEvciG

    “El Standard Chartered Bank (Hong Kong) ha obtenido la aprobación del Banco Popular de China para emitir bonos denominados en Derechos Especiales de Giro (DEG) en el mercado de bonos interbancario de China.
    (…)
    Una oferta exitosa sería la primera de una entidad emisora comercial y llega después que el Banco Mundial emitiera el 31 de agosto bonos en DEG a tres años al 0,49 por ciento, la primera vez en 35 años que han sido emitidos valores en esa moneda de reserva sintética.
    (…)
    China ha estado promoviendo los DEG del Fondo Monetario Internacional como una alternativa al dólar de EE.UU. y ha hecho de esa moneda de reserva alternativa un elemento clave de su empuje para la internacionalización del renminbi”.

    3) Para terminar me pregunto cómo considera Feletti que nos fue a los argentinos cuando él mismo “… ocupó roles significativos en el combate contra los flujos ilícitos tanto a nivel doméstico (en la comisión bicamental) como a nivel regional (GTIF de UNASUR)”… ¿triunfamos en el combate, fuimos derrotados o empatamos?

    Saludos

    • Abel B. dice:

      Estimado Rogelio, no soy exégeta del pensamiento de Feletti. Por eso no puedo contestarte. Queda para Roberto, si lee este posteo y decide responderte (dos eventos improbables).

      Pero a mi vez me pregunto porqué vos no considerás otra alternativa: que R. F. tome en cuenta otros datos que los que evaluás?

      Por ejemplo, que EE.UU. sigue siendo la primer potencia en los decisivos planos militar y tecnológico (aunque en este último ya no taaan distante de las otras); que ha vuelto a crecer, aunque débilmente, en contraste con la segunda potencia económica, la Unión Europea; especialmente, que por primera vez en décadas ha conseguido el autoabastecimiento energético…

      La paulatina aceptación del yuan como moneda de reserva, la instalación de los D.E.G., en los que insisten vos y algunas páginas de Internet, son datos importantes, por cierto. Pero las finanzas no son toda la economía.

      • Rogelio dice:

        Abel, mi comentario no es peyorativo hacia RF sino que intenta hacer una lectura del post con elementos tomados de ahí para cruzarlo con otros que a mí me resultan significativos.
        Es decir, aplico el método “conectar puntos sueltos”.

        Entiendo tu observación y para no quedarme con la imagen parcial de los párrafos incluidos en el post, he releído con atención la totalidad del reportaje original a RF.

        Ahora debo decir que:
        1) confirmo mi hipótesis de que RF está bastante desensillado hasta que aclare la elección presidencial en USA y así lo afirma él mismo:
        “¿El resultado de las elecciones en Estados Unidos pueden funcionar como un reordenador de la economía internacional?”
        – “Sí, totalmente.”
        (ver penúltimo párrafo completo).

        2) En ningún momento he dicho que USA dejará de ser una potencia de orden militar, tecnológico y aún económico.
        Tampoco lo dice RF que por el contrario afirma que “… si Estados Unidos prolonga su estadio ganando competitividad comercial, y además profundiza su esquema de sustitución de importaciones, va a ser muy complicado para el resto de las economías del sistema mundo”.

        Y es aquí donde tiene sentido la mención a la nota de Reuters.
        Porque es notorio que se están produciendo cambios en el sistema monetario global cuyos efectos alteran relaciones que fueron muy estables desde fines de la Segunda Guerra.
        El sentido inequívoco de esos cambios apunta a que nos estamos moviendo paulatina y coordinadamente desde un sistema unilateral basado en el dólar USA hacia un sistema multilateral en el que también juegan un papel de importancia otras monedas, entre ellas el RMB que paso a paso se internacionaliza y califica como moneda de reserva global.
        Repito, como ejemplo, que una parte importante de las reservas del BCRA están constituidas en RMB y no desde ahora sino desde hace varios años.
        Lo mismo ocurre con no menos de 40 bancos centrales de otros países.
        Además, se han comenzado a emitir bonos y títulos denominados en DEG para ser colocados en el mercado interno chino, tal como detalla Reuters.
        Es evidente que los emisores de esos bonos y títulos aceptarán a cambio USA Treasury Bonds de los suscriptores chinos y que estos bonos del Tesoro Norteamericano serán “digeridos” finalmente por el FMI.
        Existen múltiples propósitos para hacerlo de este modo, pero por ahora se ve que una primera finalidad positiva es reducir el peso relativo de estos valores en el conjunto de los activos chinos y de los pasivos yanquis.
        Con su correspondiente aspecto negativo: los chinos reducirán en el futuro la suscripción de USA Treasuries y achicarán entonces una de las fuentes importantes de financiamiento del mega déficit fiscal y comercial norteamericano: USA tendrá que ajustarse.
        Claro que todo tienen que hacerlo en una forma coordinada para que nadie salga lastimado: en su momento mencioné la ronda 2016 del ‘Diálogo Estratégico y Económico USA-China’ => https://goo.gl/izKrmy
        Entre ellos negocian.

        Si la situación que descripta se ajusta a lo que realmente está ocurriendo, me parece conveniente considerar cómo nos afectará a nosotros y cuáles son tanto los riesgos como las oportunidades que se nos crean.

        3) En el conjunto del reportaje RF transmite una fuerte conciencia de derrota como evaluación de los resultados que logrados en la última década y media, en particular en materia de lavado y fuga de capitales pero dentro de un balance que en definitiva se extiende también a otras áreas políticas y estratégicas.

        Saludos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: