Rafael Grossi, India y China

rafael-m-grossi-ex-chief-nuclear-suppliers-groupTodos los que han visitado este blog los últimos meses, pueden haberse dado cuenta que un grupo de amigos del embajador Grossi, y de este blog, encabezado por Daniel Arias, están apoyando su candidatura para Director General de la OIEA. Para ser exactos, están tratando que el gobierno argentino se despierte y la apoye. condición necesaria y -creemos- suficiente para que se consiga.

Ahora, es posible que los que no son expertos en la industria nuclear y la diplomacia, duden. En sucesivos posteos se dan los argumentos -además de un curso de historia del tema. Pero se dicen tantas cosas en los blogs…

Por eso, uno de los amigos acercó este artículo publicado hace unas horas en The Economic Times. Es el principal diario de negocios de India -tiene 800.000 lectores- y se publica simultáneamente en 12 ciudades: Mumbai, Bangalore, Delhi, Chennai, Kolkata, Lucknow, Hyderabad, Jaipur, Ahmedabad, Nagpur, Chandigarh, y Pune. Digamos que alguna repercusión allí tiene. Y que seguramente en Beijing y en Viena también es leído por los que toman decisiones.

Les traduzco unos párrafos:

“El contacto directo con China ayudará”, según el ex jefe del Grupo de Proveedores Nucleares Grossi

El anterior presidente del Grupo de Proveedores Nucleares, Rafael M. Grossi de Argentina, que está a cargo de facilitar la entrada de Delhi en ese exclusivo club, evalúa que un contacto bilateral directo entre estados miembros (léase China) y aspirante (India) ayudará, y que el apoyo político de los miembros existentes es clave para el ingreso de India al grupo.

Anticipándose a la decisiva reunión del NSG (Nuclear Suppliers Group) en noviembre en Viena, Grossi, que está actualmente construyendo el consenso entre los miembros para la incorporación de India, dijo a Economic Times por teléfono desde Viena que India es hoy un importante actor en el escenario internacional, y que el NSG debe ajustarse a los desarrollos globales.

Los comentarios de Grossi son significativos en el marco de las primeras conversaciones oficiales chino-indias sobre el tema, adelantándose al viaje del Presidente Xi Jinping a la India.

El diplomático senior (Embajador argentino y Representante Permanente ante las Organizaciones Internacionales en Viena), que fue nombrado en la última reunión del NSG en junio en Séul “facilitador” para sostener las consultas entre los estados miembros sobre el ingreso de India, ha estado viajando de una capital a otra, tratando de forjar un consenso…   (completo aquí)

Anuncios

2 respuestas a Rafael Grossi, India y China

  1. Gracias Abel! No me gusta hacer comentarios personales pero a propósito deldesarrollonuclear de India, en 1971 un familiar, ingeniero químico que estaba haciendo en la CNEA un curso de Elementos Combustibles, en el comienzo del proyecto de. ATUCHA I me contaba que India estaba más o menos al nivel de Argentina. Lo que recuerdo es que algunas cosas las hacían manualmente para emplear más gente. No se cual habrá sido la historia nuclear de India desde entonces pero la relación Grossi y esto que informas me hace llorar por razones encontradas. Perdón por la extensión pero, por favor, seguí insistiendo

  2. Daniel Eduardo Arias dice:

    Lo más relevante del posteo es que el Financial Times toma con toda naturalidad varias cosas:

    1) Que Grossi siga ejerciendo oficiosamente funciones como cabeza del Nuclear Suppliers’ Group (NRG), con 41 países miembro, después del obvio Consejo de Seguridad de la ONU, el núcleo de poder más fuerte dentro del Organismo Internacional de Energía Atómica. Ya no tiene ese cargo, pero el NRG prefiere que siga en funciones.

    2) Que así como Grossi en su función oficial anterior de hacer cumplir el TNP fue duro con Irán, especialmente en lo que toca al cierre del reactor plutonígeno de 40 megavatios de Arak (inutilizado irreversiblemente en 2014 ante la vista de los inspectores), hoy sea extremadamente permisivo con la India, que en 1974 detonó su primera bomba atomica subterránea y creó la primera carrera armamentista entre países pobres, con Pakistán como rival. Creo que el Times entiende bien la diferencia de contextos: los israelíes no aceptarían jamás una carrera nuclear con Irán. Para el caso, los israelíes ya llevan bombardeados dos reactores plutonígenos de menor potencia: el de Osirak, en Irak, en 1981, y muy recientemente (en 2007) el de Al Kibar en Siria. Israel tenía en 1986 -según declaraciones del físico nuclear israelí Mordechai Vanunun- 200 bombas atómicas y 20 de hidrógeno, todas tan ilegales como las aproximadamente 120 de la India. Hoy hay que calcular al menos 400 armas en total.

    3) Pero entre la India y Pakistán hay un “equilibrio del terror” relativamente estable, pese a las intermitentes guerras de frontera por la provincia de Kashmir. En cambio entre Israel e Irán hay una situación de enorme asimetría -en armas nucleares, no tanto así en misiles- que los israelíes están dispuestos a defender como sea y sin detenerse en nada. Como resultado de su historia, jamás permitirán un “equlibrio del terror” o MAD (Mutual Assured Destruction).

    4) Por eso, cuando Grossi contribuyó al desarme nuclear unilateral de Irán, estaba impidiendo ante todo que Tel Aviv terminara transformando a Teherán en una playa de estacionamiento radioactiva. Y al día siguiente 2000 millones de musulmanes en todo el planeta se sumaran a la Yihad. Lo que habría sido una pesadilla global. A Grossi los iraníes le deben una estatua, y el mundo otra bastante mayor.

    5) En suma, que Grossi podrá sentirse bien o mal aplicando “a medida del reo” esa ley asimétrica e injusta que es el TNP, un total esperpento jurídico. Pero el tipo sabe que más vale eso que lo que habría sucedido en caso de que Irán avanzara por la vía del plutonio. Con un reactor bastante potente como el de Arak, los tipos habrían llegado a tener al menos 10 o 15 bombas en un par de años… y los misiles para blanquear Tel Aviv ya los tienen.

    6) Dada la doctrina de atacar primero que los israelíes han hecho oficial desde 1981, eso pintaba para el desastre. Y no regional, global. Añado que Arak estaba defendido por al menos 8 baterías antiaéreas misilísticas fácilmente visibles en las fotos satelitales, de modo que el ataque israelí forzosamente debería haber sido un “stand off job”, sin usar aviones o empleándolos desde mucha distancia, misilístico y muy masivo, de no dejar piedra sobre piedra.

    7) Los israelíes no habrían usado armas nucleares para no volverse un villano global, pero sí suficientes cohetes balísticos y crucero como para borrar Arak del mapa. Y probablemente, para evitar contraataques misilísticos contra su propio y exiguo territorio, se habrían visto forzados hacer lo mismo simultáneamente en cada base misilística iraní, y luego de discapacitar su capacidad antiaérea, ir a fondo y con aviones por los misiles transportables. Un escenario de guerra, no un “hit and run” como los de 1981 contra Irak o 2007 contra Siria. Y es que el enemigo en este caso es mucho mayor en territorio y en capacidades militares y tecnológicas.

    8) El muy británico Financial Times toma como un “fact of life” que este trabajo de incluir a la India en el NSG, que en realidad debería estar haciendo el director general de OIEA, Con su realismo característico, el Times toma el argumento de que la India, el 2do país más habitado del mundo, es simplemente demasiado grande como para tenerlo afuera del redil. Tampoco se inquieta de que un trabajo que debería estar liderando Yukyo Amano lo haga Grossi, sin importar su origen argentino. El Times ya está acostumbrado a que Amano haga la plancha SIEMPRE. Sólo este año salió de su catatonia para ponerse en campaña de compra de votos y salir elegido secretario general de OIEA por tercera vez, lo que -un detalle- es ilegal. A Amano en Viena no le creen ni el saludo.

    9) Entre tanto, el presidente Macri sigue sin proponer a Grossi como candidato al OIEA, cuando para el resto de la ONU -salvo los países ya coimeados por Japón- nuestro compatriota es número puesto. Lo que hace suponer que tal vez estamos entre los países coimeados por Japón. El que viva lo verá, como dice el jefe Abel.

    10) En cuanto a las razones por las que la industria nuclear argentina quiere que Grossi dirija el OIEA, son obvias para cualquiera. Y hablo de unas 130 empresas que alcanzaron calidad nuclear durante la administración anterior, y de 400 ingenieros nucleares nuevos, en general formados para esa “misión imposible” que fue la terminación de Atucha II.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: