¿Quién le vende aceite de soja a China?

proveedores-de-aceite-de-soja

El jueves pasado La Política Online anunció China bloqueó las importaciones de aceite de soja porque Macri frenó las represas en Santa Cruz. La cadena oficialista de medios privados ignoró el tema, por supuesto. Pero yo mismo, como supongo buena parte de la blogosfera, decidí esperar a tener más datos sobre el asunto. Después de todo, Argentina es el 7° productor mundial y el 3° país exportador. Y el complejo aceitero es un jugador importante en el poder económico local (Durante algunos años en la gestión Kirchner, renuente a incorporar lobbistas en el Estado, y menos en los cuerpos legislativos, tenía un Senador de la Nación).

Hoy, LPO amplía los datos. Y me parece necesario tomarlos en cuenta.

En los últimos días hubo una serie de esfuerzos denodados de algunos sectores con el objetivo de desmentir el anticipo exclusivo sobre el bloqueo de China a las importaciones argentinas de aceite de soja.

Por el lado del gigante asiático se llegó a asegurar que la decisión es producto del alto precio del aceite de soja en la Argentina. “Responde a una situación propia de la lógica del mercado”, dijo a La Nación el funcionario de la Embajada china, Zhai Chengyu.
.

En rigor, ninguna de las dos explicaciones es real. LPO accedió a un informe del Ministerio de Agroindustria en el que se observa claramente que las exportaciones del producto a China se frenan a cero ni bien asumió Mauricio Macri en diciembre pasado.

Es más, dicho documento muestra que en 2015 la Argentina fue el mayor proveedor de aceite de soja de China representando un 65% del total del mercado, muy por encima de Brasil (24%), Ucrania (8%) y Rusia (3%), entre otros países.

“El año pasado la Argentina fue el principal proveedor chino con 525.000 toneladas por un valor de u$s 405 millones”, señala el informe conjunto de la Consejería Agroindustrial de la Embajada argentina en China y la cartera de Ricardo Buryaile.

Pero, tal como lo contó este medio, todo cambió a partir de la asunción de Macri en función de los escasos avances de las obras de las represas Jorge Cepernic y Néstor Kirchner en Santa Cruz (cedidas a una corporación china por parte del kirchnerismo).

Así las cosas, en lo que va de 2016 las importaciones chinas se redirigieron mayormente a Brasil que logró captar en el periodo enero/julio un volumen total de 165.000 toneladas a un valor de u$s 128 millones representando un 59% del mercado.

También se benefició Ucrania captando un 19% del mercado exportando a China unas 53.205 toneladas a un precio total de u$s 44,5 millones, mientras que Rusia se ubicó tercero abarcando un 13% del total de los envíos al país más poblado del mundo.

Tampoco resulta un argumento válido decir que se bloquearon las importaciones argentinas por su alto precio. Según publica el sitio especializado valorsoja.com, durante todo el año el aceite de soja brasileño fue más caro que el nuestro.

Es más, en el mes de julio pasado, por ejemplo, China importó de Brasil 83.257 toneladas de aceite de soja a pesar de que en la Argentina hubiese podido conseguir el mismo producto a 6 dólares menos por tonelada (una diferencia de u$s 500.000).

En el mismo mes, pero de 2015, las importaciones chinas provenientes de la Argentina fueron de 146.926 toneladas, mientras que las originadas en Brasil sumaron apenas 63.250 toneladas con la misma diferencia de precio a favor del aceite de soja local.

En diálogo con LPO, Andrés Alcaraz, gerente de relaciones institucionales de Ciara-CEC, comentó que “desconocemos las razones por las cuales no se está exportando aceite de soja a China, pero nos preocupa y se lo hemos manifestado a las autoridades”.

En este contexto, los que conocen a fondo el comportamiento de los funcionarios diplomáticos chinos cuentan que suelen adoptar todo tipo de represalias en sectores sensibles cuando ocurren hechos que puedan llegar a desfavorecer sus intereses.

Todo esto a pesar de negarlo públicamente y de mostrarse sumamente cordiales en las relaciones diplomáticas (entre abril de 2010 y mayo de 2011 China bloqueó las importaciones de aceite de soja por las medidas anti-dumping del kirchnerismo).

Anuncios

16 Responses to ¿Quién le vende aceite de soja a China?

  1. […] señalarles algo distinto al listado de errores y horrores del gobierno Macri -como el indicado en el post anterior. Eso lo hacen los economistas del palo en artículos y en la blogosfera politizada, y está […]

  2. Silenoz dice:

    ¿Y cómo? ¿no es que se exporta o, mejor dicho, se compite por precio?

    Las razones probablemente nunca las sepamos pero hay algo seguro: el arreglo vendrá vía cancillerías-embajadas o sea la política …. como pasó agunos años atrás.

    Lo importante de nuestro lado, como ocurrió en aquel entonces, es tener en claro que “Argentina es el 7° productor mundial y el 3° país exportador.” y ellos lejos están de comprometernos con estas cifras como para terciar en el precio…. Ahhh y también, que Nidera tiene participación china…. digo… pero la genuflexión gobernante quizás no se de cuenta de esto…. Y si no que le pidan ayuda al pato rengo ya que de neo relaciones carnales vivimos

  3. Daniel Eduardo Arias dice:

    La industria sojera tiene dos escalones de valor agregado, bastante chatitos y poco generadores de empleo: el primero es el crushing (no sé por qué los tilingos no pueden llamarlo “molienda”), que genera dos subproductos: aceite y “torta” de soja, base de harinas para productos de consumo humano, o para fabricar alimento balanceado para animales. El segundo escalón es el alimento balanceado, y el uso del aceite para fabricar biodiesel.

    La cantidad de plata privada que se invirtió en molienda, puertos sobre el Paraná y plantas de biodiesel está siempre en peligro: cuando no son los españoles enojados porque Argentina nacionalizó YPF, son los chinos enojados por algún antidumping de Kiciloff, y ahora por las demoras de Macri para con las represas santacruceñas.

    Y aquí quiero hacer un distingo: a Kiciloff no le parecía mal defender puestos de trabajo argentinos en la industria textil, o la del juguete, y a cambio perder muchos menos en las moliendas o fábricas de biodiesel. Ésas son plantas de proceso prácticamente robotizadas, y emplean muy poca gente.

    Otra cosa es lo de Macri contra las represas Cepernic y Kirchner. Obviamente, el presidente Mau no es un tipo remiso a contraer deuda: piensa emitir U$ 35.000 millones en 2017 sólo para pagar gastos.

    No le gusta tanto, en cambio, endeudarse en fierros y cemento, en este caso hidroeléctricos, o crear empleo -siquiera temporario- en la construcción de las represas. Que no sólo tienen el inconveniente de tener nombres políticamente incorrectos para él, sino de estar en una provincia que quiere mostrar públicamente en la miseria, como ejemplo de mala administración. No dudo de que Santa Cruz hace rato que está administrada para el demonio, y me remito a la imagen de un ministro local de educación atropellando DOS VECES, en marcha adelante y luego en mrcha atrás, a una docente que reclamaba por su sueldo. Pero de todos modos habría que explicar por qué a partir de 1992 triplicó su población con inmigrantes del NOA que venían porque había trabajo.

    Santa Cruz está muy lejos de la zona de mayor consumo eléctrico nacional, el centro, al que lo une una línea de alta tensión (LAT) de 500 kilovolts construida por De Vido. En general, el transporte de electricidad alterna a distancias mayores de 1000 km. puede ser un recurso de última instancia, que aquí se usa intensamente desde que se fueron construyendo las represas de la alta cuenca del Limay – Río Negro. Pero la cosa tiene incovenientes: las LATS son vulnerables al viento, las nevadas y los incendios de pastizal, e incluso en días fríos tienen pérdidas de electricidad que se disipa como calor, sencillamente porque el aluminio de los cables es un excelente conductor, pero no deja de tener resistencia.

    Ahora bien, el modo de justificar represas grandes a una distancia MUCHO mayor que las del Comahue debería ser la instalación de industrias electrointensivas a tiro de las mismas, no la venta al Sistema Interconectado Nacional.

    Y es un proyecto perfectamente factible: Santa Cruz es la provincia donde la estepa a cruzar con LATs se va angostando, y tiene puertos de aguas relativamente profundas como Punta Quilla donde sería excelente instalar plantas de aluminio o de vidrio para exportación. LLegar a aluminio en lingotes a partir de bauxita importada y de bajo valor es un modo muy redituable de exportar electricidad; el aluminio es literalmente, es energía congelada. ALUAR hizo amago de instalarse allí durante el gobierno anterior, pero no hubo entendimiento con los gobiernos que dejaron allí NK y CFK.

    Creo que las represas en sí son una cosa, pero tomadas como fuente de energía de industria en las ciudades puerto de Santa Cruz son otra cosa mucho mejor. Y no se trata de nada que no hayamos hecho antes como país. Para el caso, la represa cordillerana de Futaleufú y su LAT de 300 km. de largo sólo se construyó para dar energía a la instalación de ALUAR en Puerto Madryn. Y ALUAR dio vuelta la ciudad, que estaba desapareciendo por “evaporación”: los jóvenes se iban. Hoy está llena de ingenieros y técnicos, y la bonanza generó dos spin-offs: industria metalúrgica del aluminio (carpintería metálica, llantas, etc.) y suficiente capital y gente con estudios como para armar una industria turística receptiva compleja, que aprovecha la reserva faunística de la Península de Valdés.

    Fue un esquema tan “win-win” para todas las partes que empezó con Lanusse (que quería aluminio para la Fuerza Aérea) y siguió adelante con el FREJULI, con Gelbard y los Madanes empujando con gestión y plata. Una política de estado que garpó.

    No entiendo por qué Macri no puede repetir ese modelo. Y me respondo: más allá de sus visibles limitaciones intelectuales, creo que no quiere. Está dispuesto a hacer de Santa Cruz un escarmiento público para el resto de los gobernas.

    En realidad, tampoco entiendo por qué no se les ocurrió repetir el modelo Futaleufú-ALUAR a los Kirchner. No digo a los que quedaron a cargo de la provincia luego de que ellos se mudaron a Baires, porque a esos se los puede sacudir dos horas por los tobillos sin que se les caiga un pensamiento.

    Lo cierto es que joder con los chinos es mala idea, porque se están volviendo los dueños reales de la agricultura argentina. Cosa que ya no pasa por la propiedad de la tierra, y tampoco por la propiedad de las empresas de servicios al campo (los llamados contratistas, con Grobocotapel a la cabeza).

    La propiedad real del campo pasa por quién tiene la genética de la soja y quien controla los puertos de llegada, que son los que te pueden impedir la descarga de un barco.

    Las respuestas en el caso argentino empieza a ser “China y China”. ¿Por qué piensan, oh lectores, que los chinos se compraron la principal semillera argentina, Nidera, hace ya un par de años? A mí se me pararon un poco los pelos de punta, pero la noticia fue plácidamente subestimada por casi todo el mundo.

    Con esto la termino: esas represas son sumamente necesarias, pero hay que venderlas con industria en la costa. Y de no hacerlas, las sanciones que va a aplicarle China al campo argentino pueden ser mucho peores que dejar de comprar aceite de soja. Hay al menos 10 proveedores más compitiendo con Argentina por el mercado chino. No somos imprescindibles.

    • stopper dice:

      Estimado, leyendo su comentario fui a ver el perfil productivo de Santa Cruz. Hace varios años ya que la producción minera supera a la de hidrocarburos en esta provincia. Y la producción lanar también decayó mucho, tanto que los viejos propietarios de estancias parece que las venden…. a capitales mineros. Desconozco si el procesamiento de la producción de minerales bajo esta modalidad a cielo abierto es tan electrointesivo como el de la bauxita. Pero pienso que estas represas tienen que ver con ese cambio de perfil productivo de Santa Cruz. Y esas obras de infraestructura en nuestro país suelen pasar por vaivenes y negociaciones políticas que pueden llegar a durar más de una década. Una posibilidad que se me ocurre, es que en el nuevo gobierno pesen intereses muy fuertes para impugnar la adjudicación de esa obra a los chinos

    • Norberto dice:

      Respondo a ambos con el artículo de Nestor Restivo a que hago alusión en un comentario anterior, este es un Gobierno que ya fracasó en Chile con alguien bastante mas capaz, no se si inteligente, que Isidoro Blanco Villegas, que es Piñera, un grupo de CEOs que responden cada uno a los intereses de sus dueños, ellos solo son Gerentes Generales, es sencillamente una bolsa de gatos donde todos tiran para lado distinto

      “Cancillería y el ministro de Energía, Juan José Aranguren, ya dieron el ok. Pero el de Medio Ambiente, el rabino Sergio Bergman, sigue empecinado en demorarla. Para muchos, la suspensión de compras de aceite de soja por parte de China (uno de los principales rubros de la canasta exportable argentina, de por sí muy poco variada, y el que al menos tiene algún valor agregado sobre el poroto que se exporta a granel), es una represalia china por la demora en las represas. Alimenta esa teoría el hecho de que los importadores chinos son estatales, o sea, siguen órdenes de arriba. ”

      http://rambletamble.blogspot.com.ar/2016/10/puto-cross-default-la-vendetta-china.html

      No creo necesario decir que el rabino, que domina las dirigencias de las instituciones formales de la comunidad, es evidente que trabaja para una o dos potencias extranjeras, que tienen intereses diferentes pero coincidentes en que dichas represas no avancen, eso sin hablar que el primo Calcaterra perdió la licitación a manos de Electroingeniería y las empresas chinas.
      Nunca menos y abrazos

    • Mariano T. dice:

      Cuál fue el justificativo original de las represas? Por lo que usted dice, nada concreto y coherente. De haber sido otra f´brica de aluminio, el tema debió haberse mencionado. La limitación intelectual, entonces, no es del que heredó el contrato, sino de los que lo firmaron, sin saber que cuernos iban a hacer con la electricidad. Como en el caso del fallido tren bala, sospecho que hay gato encerrado. Porqué están tan enojados los chinos? Habrán hecho algun “aporte” que hoy se les desconoce?
      Por otro lado, lo bueno de los commodities con mercados abiertos es que las ventas son intercambiables. Cuando nos dejaron de comprar aceite en 2011, los exportadores, que por suerte no son el Estado, bajaron un 5% el precio y desalojaron a todos los otros países que le vendían aceite a India,países que a su vez corrieron a venderle más caro a China.
      Argentina es un jugador fuerte. Si China decidiera sancionarnos con la soja, ellos la tendrían que pagar más, y nosotros le venderíamos (un poco más barato, es cierto) al resto del mundo. Un 5% de precio para arriba o para abajo hace milagros.

      • Norberto dice:

        En mi opinión es una imbecilidad decir que no va a haber usuarios de la electricidad, si fuera así para que licitaron parques eólicos en la Patagonia, siempre qué hay energía barata y confiable aparecen los usuarios, y con ellos el desarrollo regional. Un caso típico es Canadá, la capacidad de entregar energía barata lo convirtió en una potencia industrial a pesar de ser un país con destino de proveedor de materias primas.
        Disponer de energía barata y confiable es industria de todo tipo, no sólo aluminio, como lo demuestran los polos industriales desarrolllados alrededor de los grandes aglomerados urbanos del país y de la región, por no decir del mundo.
        Nunca menos y abrazos

      • ricardo j.m. dice:

        y quienes serian esos paise magicos en vez de china que no los nombras que comprarian el volumen que compra china para que cierre la cuenta porque con la india no te alcanza .

      • Mariano T. dice:

        Me remito a lo que escribió Daniel Arias, al que le tengo más confianza que a vos. Fabricar electricidad que no púede ir a la zona central y sin saber adonde va me parece raro. A lo mejor me explican, hasta ahora no vi nada.
        En cuanto a mercados alternativos, Argentina, que domina el 40% de las exportaciones de aceite de soja le vende como a 60 países aparte de China, que solo tiene el 10% de las importaciones(datos de 2013, ahora debe ser menos).

    • Mariano T. dice:

      Tema genética de soja:
      China es un jugador muy menor en genética sojera. Nidera, el semillero que compraron, se basa en genética yanki adaptada a la Argentina, con una base de germoplasma bastante inferior, por ejemplo, a la de Don Mario.
      La genética de soja esta abrumadoramente dominada por empresas privadas y universidades de EEUU, desde siempre, y probablemente por el futuro hoy visible.
      Jugadores grandes en genética de soja, y con biotecnología?
      Monsanto (hoy Bayer) y Dow-Dupont-Pioneer, la megafusión de 2015

  4. Mariano T. dice:

    Pongamos las cosas en contexto.
    China esta abriendo todos los años aceiteras en todos sus puertos. Su propósito es comprar soja, hacer el crushing en China, y distribuir internamente el aceite y la harina proteica, productos con consumo ascendente. Solo esta importando porque si produjera el 100% de su aceite (con soja importada, obvio) le sobraría una cantidad importante, pero decreciente, de harina proteica.
    Veamos en números:
    Deduzco del texto que China en 2015 importó menos de 900.000 toneladas de aceite. Segun faostat (que llega a 2011) China importó en 2007 2,9 millones de toneladas, y en 2011 1,2 millones. O sea que es un mercado en declinación galopante.
    En cambio en soja grano en 2002 importó 13,9 millones de tn, en 2007 33,2 millones y en 2011 54,8. En 2015, por otra fuente, el número trepó a 90 millones. Con 90 millones de toneladas importadas, pueden producir casi 17 millones de toneladas de aceite, 20 veces más que lo que importan como tal.
    En cambio el mercado hindú de aceite,en el que desde 2011 tenemos un participación superior al 60%, esta bastante estabilizado en 1 a 1,2 millones de toneladas, y se espera que crezca. India no importa soja en grano.
    En resumen, China nos estaría excluyendo de un mercado en desaparición. Cuando le aumente la demanda interna de harina de soja (por consumo animal), va a dejar de importar aceite.

    • Mariano T. dice:

      PD: La soja es en volumen 80% harina proteica y 18,5% aceite. En valor es casi mitad y mitad

    • ricardo j.m. dice:

      claro y la viste vos solo. la india le va a comprar el aceite a quien a ver?

      a china que tiene una produccion in cressendo galopante o te crees que te van a poner un dueño de acciones de aceite de soja argentino de ministro.

      no das mas marianote , entraste al mundo y te paso por arriba

      • Mariano T. dice:

        Ricardito. No entendés nada, por desconocimiento y por falta de capacidad intelectual para interpretar textos sencillos,aunque contengan números. Ni siquiera podés hilvanar una contestación coherente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: