Curso brevísimo de historia económica argentina

mario-rapoport

Este reportaje de Télam de hace algunos meses al autor de “Historia económica, política y social de la Argentina”, Mario Rapoport, lo encontré en el “muro” de un nuevo amigo en Facebook. Quiero compartirlo con ustedes porque -aunque con un enfoque ya incorporado después de un muy largo desarrollo de un pensamiento nacional en la historia económica- es breve, equilibrado y lúcido. Y toca temas que casi siempre se pasan por alto o se panfletea, como la corrupción.

No estoy por completo de acuerdo. Esa cita de una revista francesa, al final, “el capital internacional produce las crisis … porque de esas crisis obtiene grandes beneficios” me parece equivocada. El capital produce crisis porque están implícitas en su estructura. Algunos capitalistas obtienen grandes beneficios.

Más importante, creo que la actividad rural, la agroindustria, y su relación con el Estado merecen un análisis más complejo. Pero, en conjunto, es lo que digo en el título: Un curso brevísimo de historia económica argentina. Conviene repasarlo. Y tener presente la última frase.

Para Mario Rapoport, director del Instituto de Estudios Históricos, Económicos, Sociales e Internacionales de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA, todo este sesgo de identidad en los formatos de propiedad y crisis económicas, que atraviesan pendularmente a la Argentina, comienzan en la época de la colonia, “donde ya existían las Mercedes Reales sistema por el que españoles radicados aquí recibían tierras y producían las vaquerías o criaban animales para los saladeros que exportaban carne para alimentar a negros y esclavos”.
.
Estas primeras experiencias económicas marcaron una impronta primero ganadera y luego agrícola, “pero siempre con perfil terrateniente”, explicó Rapoport a Télam.
.
El investigador recordó que ya en 1876 Vicente López dijo que “no podíamos seguir teniendo sólo una explotación primaria, sino que había que empezar a transformar materias primas y hacer industrias. López advirtió algo que mantiene plena vigencia: que no podíamos pensar un país que algún día tendría 40 millones de habitantes y 240 millones de cabezas de ganado lanar”.
.
Vicente López “entendió que eso no iba a ser un verdadero país, y por eso planteó que había que transformar esa materia prima en una producción con valor agregado y empleo para la población”.
.
A pesar de esa mirada visionaria, “su propuesta no fue aceptada por la Cámara de Diputados porque el gobierno entendió que era fundamental la explotación agropecuaria primaria, un poco la idea que sigue existiendo hoy”.
.
“Si bien hoy no tenemos un desierto con 240 millones de animales, sí hay 40 millones de habitantes que no tienen los productos que merecerían disponer y transformar este país industrialmente como sí lo hicieron Canadá, Australia o Estados Unidos”.
.
Este investigador consideró que la negativa a industrializar fue “por una razón simple: ya desde la época de la colonia se habían comenzado a realizar varias campañas del desierto. Gran parte del país estaba habitado por indígenas y esa presencia impedía la explotación agropecuaria más desarrollada. Pero, al mismo tiempo, esas campañas en la Patagonia permitieron apropiarse de tierras para los futuros terratenientes”.
.
Rapoport también incluyó en su relato el origen de la deuda externa. Al respecto, explicó que una vez concluidos los procesos independentistas americanos, “los europeos -en especial, los ingleses- encontraron una forma moderna de colonización: el endeudamiento económico”.
.
Recordó, entonces, cómo Bernardino Rivadavia negoció un empréstito “con la compañía bancaria de Londres, Baring Brothers, por un millón de libras esterlinas”. Ese primer préstamo se contrató el 1 de julio de 1824 para utilizarlo en la construcción del puerto de Buenos Aires, establecer pueblos en la nueva frontera sur, fundar tres ciudades sobre la costa entre Buenos Aires y Carmen de Patagones e instalar el servicio de agua corriente en la ciudad de Buenos Aires.
.
“Este empréstito fue un fracaso y un anticipo de los actuales fondos buitre porque casi la mitad del crédito quedó en Inglaterra en carácter de amortizaciones y pago adelantado de intereses”, recordó Rapoport, que también explicó que el empréstito se terminó de pagar un siglo después, en 1904.
.
Años más tarde de la toma del crédito, la discusión sobre la ley de Aduanas en el Congreso de la Nación, en 1876, definió -consideró el historiador- aspectos vinculados al proteccionismo sobre los productos argentinos, la futura industrialización del país y el modelo exportador local.
.
Rapoport calificó al debate como “muy interesante” y explicó que “algunos jóvenes diputados como Carlos Pellegrini y Vicente Fidel López discutieron la nueva ley de Aduanas propuesta por el gobierno de Nicolás Avellaneda”.
.
Estos diputados querían construir una Argentina basada en la industria textil con soporte en la lana y recordó que, en ese entonces, “el país era primero exportador de lanas crudas, sin procesar, y luego exportador cárnico”.
.
“La lana se exportaba cruda, como ahora se exporta la soja, sin procesar”, comparó con el presente.
.
En 1867 Estados Unidos -un mercado importante para el país- dictó la ley de Lanas que prohibió la entrada de esta materia prima a su territorio, hecho que “originó una cierta reacción contra el proteccionismo de ese país, y por eso cuando se discutió la ley de Aduanas se planteó la necesidad de tener una producción manufacturera aprovechando ese producto”.
.
¿Por qué no se logró una plena industrialización?, consultó Télam: “Porque la Argentina continuó siendo un país agroexportador con carne vacuna, porque aparecieron los frigoríficos y los cereales, y porque nunca hubo intención de crear empresas agroindustriales que aprovecharan esos productos”, concluyó Rapoport.
.
El contrabando en la Aduana también pareció ser “fundacional y estructural, aunque ayudó a romper el monopolio del comercio con España”.
.
Rapoport también relacionó a las invasiones inglesas de 1806 y 1807 con ese intento de romper el monopolio español.
.
“Había criollos que miraban con simpatía a Gran Bretaña, un gran cliente de productos de contrabando que salían de la Aduana porteña. Sin embargo, el resultado fue opuesto al esperado porque las invasiones británicas revelaron un espíritu favorable a mantener al territorio del Virreinato como un lugar propio e independiente de otros poderes de la época y se produjo un efecto independentista inesperado”.

Rapoport consideró que lo sucedido desde la colonia se reproduce hasta hoy, salvo algunas excepciones como con “Irigoyen, Perón, Frondizi, Illia y otros”.
.
Ya para la década del 70 del siglo pasado explica que se produjo un proceso de industrialización promovido por industrias argentinas creadas por extranjeros como Techint, Di Tella o Bunge y Born, y que la oligarquía local terrateniente “se interesó muy poco en ese tipo de industrias, salvo las que están muy ligadas a sus productos agrícolas”.
.
Rapoport también mencionó a la corrupción, “un hecho también heredado de la época de la colonia” e identificó diferentes momentos y formas de este mal en el país.
.
“La diferencia entre la corrupción de gobiernos populares o no populares, generalmente relacionados con intereses extranjeros, es que la corrupción de los gobiernos populares se canaliza a través del Estado, porque la fuente principal de ingresos de esos sectores es el Estado”.
.
En cambio, “la corrupción de los gobiernos vinculados a sectores conservadores y a las grandes potencias está relacionada al endeudamiento externo”.
.
Para finalizar este diálogo resaltó la importancia de una frase que leyó en una revista francesa: “el capital internacional produce las crisis y las crea, y las crea porque de esas crisis obtiene grandes beneficios”.
.
Cómo impacte esas crisis en el país dependerá, siempre, de los gobiernos de turno y de las reacciones de los ciudadanos.

Anuncios

19 respuestas a Curso brevísimo de historia económica argentina

  1. Capitán Yáñez dice:

    Parece joda… pero no lo es: justamente estoy de recorrida rápida por algunos blogs… en un alto en la lectura de Historia Económica Política y Social de la Argentina (1880 – 2000) ¡de Rapoport!, libro discutible, claro está, pero referencia indispensable para entender nuestra historia y, de paso, deshacerse de unos cuantos mitos. En el libro se desarrolla el “análisis más complejo” que requerís, Abel, y por cierto que es ¡muy! complejo.
    Chau, me voy con Rapoport.

  2. Edu dice:

    Estoy de acuerdo en que, como dice Rapoport, la oligarquía no se interesaba en temas industriales, como así lo hacían los países mas desarrollados. El caso de, por ejemplo, EEUU, tuvo a personas como Andrew Carnegie, Rockefeller, Cornelius Vanderbilt, o J.P. Morgan, que impulsaron el desarrollo industrial de ese país. En nuestro caso, sus impulsores llegaron mucho mas tarde que estos, como ser Mosconi o Savio. La dicotomía agro o industria no tiene validez en estos tiempos, ningún país desarrollado del mundo vive solo del agro.

  3. CV dice:

    De (algunas) revistas francesas no se puede esperar otra cosa, pero qué quiere decir esto?

    “El capital produce crisis porque están implícitas en su estructura.”

    • Silenoz dice:

      Y… no se las razones de la revista francesas pero, por ejemplo tomando a Polanyi (La Gran Trasformación) el capitalismo no sólo es contradictorio sino inclusive auto destructivo y por estas razones el liberalismo, según este autor, es utópico.

      Al sólo efecto de enumerar algunos detalles de su grandilocuente y apabullante obra fijate que en una economía de mercado los derechos aduaneros (para cuidar el mercado interno en general), posteriormente los derechos laborales (para proteger el marcado de trabajo), más tarde la creación de los Bancos Centrales (para cuidar y promover el comercio al comercio y la actividad económica) y la posterior regulación a los capitales (post WWII) son todas medidas intervencionaistas (en términos del liberalismo) adoptadas por ….liberales al sólo efecto de mantener con vida a la “economía de mercado”

    • Abel B. dice:

      Como CV (a quien creo le quedé debiendo otra respuesta) pregunta por una frase mía procedo a contestarle:

      Al decir “El capital produce crisis porque están implícitas en su estructura” me limito a constatar un hecho: desde los primeros desarrollos de una economía de mercado en el mundo occidental hace unos 800 años, en las ciudades italianas y en la Liga Hanseática, periódicamente se han producido crisis.

      Esto no quiere decir que otros sistemas no producen crisis, de distinto tipo. Por ejemplo, el socialismo centralizado al estilo soviético, sufrió una terminal.

      Saludos

    • CV dice:

      Silenoz: conozco lo de Polanyi. Hay críticos (por ejemplo, Deirdre McCloskey). Le puede interesar la reciente nota sobre Minsky: http://www.ieco.clarin.com/economia/guru-crisis-financieras_0_1664233712.html

      Abel: “desde… periódicamente se han producido crisis.” Ojo que puede estar cometiendo la falacia “post hoc, ergo propter hoc”. No había crisis económicas en la Antigua Roma?

      Sólo era un pedido de mayor clarificación. Qué significa exactamente “estructura” en su frase?

      Caveat: si alguien me quiere apuntar la teoría marxista de la crisis (suponiendo, claro está, que haya una sola y sobre esto tb hay discusión) sólo digo que tiene problemas teóricos (creo que acá estp lo debe conocer más de uno):
      https://es.wikipedia.org/wiki/Teorema_de_Okishio

      Saludos y, sí, me debe una respuesta importante!

      • Abel B. dice:

        Estimado:

        Definir la “estructura” del capitalismo me exigiría un esfuerzo importante, y no estoy seguro que pueda hacerlo con precisión.
        SÍ estoy seguro que no puedo hacerlo en una columna de comentarios.

        La noción misma de “causalidad” plantea un problema complejo, al que filósofos, y físicos, no pueden dar una respuesta definitiva.

        Entonces, me refiero a un hecho, no a una teoría. Las crisis han acompañado, siempre, al sistema capitalista.

        Y no entiendo la referencia a la Antigua Roma. Agregué un hecho obvio: todos los sistemas aplicados en la historia -también en la Argentina del primer peronismo, en 1952- han sufrido crisis.

        Saludos

      • Silenoz dice:

        Ahhh mirá… no había a visto esto que pusiste del teorema..

        Y…. a vuelo de pájaro las crisis desde el puntode vista marxista se deben a las caída de la tasa de ganancia por acumulación de capital y sus salidas son explotando aún más a los trabajadores….. Lo cual no es así ya que las recuperaciones vienen por reactivaciones de algún componente de la demanda agregada, además empíricamente los salarios tienen una fuerte resistencia a su baja nominal debido a cuestiones por fuera de lo estrictamente económico, con lo cual no pueden caer sistemática e indifinidamente.

        (Ya que estamos esto cuestiona el mecanismo de sustitución factorial del marginalismo aplicado al trabajo considerado como un factor más)

        Esa ley (Okishio) cuestiona la ley de rendimientos decrecientes y la teoria de valor, más aún alcanza al marginalismo con sus productividades marginales ya que NO HAY LEY de rendimientos, se observan rendimientos decrecientes, constantes y crecientes con lo cual no se puede generalizar su comportamiento

    • Silenoz dice:

      Si claro, hace rato se habla de Minsky y causalmente en la versión 3 las más peligrosa: esquema Ponzi (y en el cual nos estamos metiendo con prisa y sin pausa)

      Pero hablando de contradicciones y auto destrucciones sólo decir lo sgte de un extracto de dicha nota:
      “En un sistema de expectativas racionales, una deuda del tipo Ponzi sólo podría ser el resultado de una estimación equivocada: a la empresa no le fue bien con su inversión y no generó los flujos de caja previstos. “

      En un “sistema de expectativas racionales” NO DBERÍA HABER “estmacion[es] equivocada[s]” ya que los agentes económicos todo lo saben y no puede ser engañados, debido a un “learning by doing” digamos que la misma teoría desecha bai de uei…

      Mala del titular de la nota…

      • CV dice:

        Totalmente de acuerdo, Silenoz (de hecho, en los modelos con expectativas racionales los agentes no aprenden porque “ya saben todo”).

  4. Norberto dice:

    Debo confesar que la nuestra en economía es una historia de corsi y ricorsi de endeudadores contra desendeudadores, y párrafo aparte me merece Alberto Fernandez ayer que sobre la aprobación del infame pago a los buitres sostenía que habían limitado el endeudamiento, cuando solo este año mas que se duplicó ese límite y el futuro presupuesto habla de una cifra similar, y solo hablo de la Administración Central.
    Y esto viene a cuento porque este Gobierno está abriendo la economía en un momento que por lo menos debería tenerse prudencia, como podemos ver en el interesante artículo de Michael Roberts publicado por Lopez Tamble en su blog

    http://rambletamble.blogspot.com.ar/2016/10/sobre-los-brotes-verdes-nos-espera-una.html

    del cual extraigo estos tres gráficos que si uno los enlaza con las recientes crisis mundiales lo dicen todo

    http://www.sinpermiso.info/sites/default/files/styles/large/public/us-fixed-investment_1.png?itok=VEcX5YOb

    http://www.sinpermiso.info/sites/default/files/styles/large/public/non-consumer-economy.jpg?itok=7HlUWJvV

    http://www.sinpermiso.info/sites/default/files/styles/large/public/us-profits-and-investment_4.png?itok=T0-l-qzV

    cuando además se da lujo como estos con un Ministro que parece operar para una potencia de segundo orden en lugar que para nuestro país, como es el rabino Bergman, según un periodista bastante informado en este área como es Néstor Restivo

    “La famosa paciencia china tambaleó entonces, o bien ya se cumplió por diez meses. Pero, ¿cuánto más? La obra son las represas de Santa Cruz, a cargo de la china Gezhouba y la argentina Electroingeniería, que sigue parada pese a que el gobierno, como vino informando Dang Dai, tras un primer amague de paralizarlas las renegoció en cuanto al monto, cantidad de turbinas, plazo de entrega, propiedad estatal y no provincial y algunas cuestiones técnicas más (ver aquí).

    Cancillería y el ministro de Energía, Juan José Aranguren, ya dieron el ok. Pero el de Medio Ambiente, el rabino Sergio Bergman, sigue empecinado en demorarla. Para muchos, la suspensión de compras de aceite de soja por parte de China (uno de los principales rubros de la canasta exportable argentina, de por sí muy poco variada, y el que al menos tiene algún valor agregado sobre el poroto que se exporta a granel), es una represalia china por la demora en las represas. Alimenta esa teoría el hecho de que los importadores chinos son estatales, o sea, siguen órdenes de arriba.”

    http://rambletamble.blogspot.com.ar/2016/10/puto-cross-default-la-vendetta-china.html

    Nunca menos y abrazos

    • Silenoz dice:

      Ja ja…

      Don Michel Roberts…. acá un clarísimo ejemplo de cómo pueden surgir coincidencias desde vertientes, a priori, tan extremas como son el marxismo y la ortodoxia….

      Fijate lo que dice el cro. Roberts:
      “En mi opinión, no se debe a “la falta de demanda de los consumidores” que impide a las empresas mayores inversiones(….)La mala o incluso negativa inversión tampoco es debida a la “incertidumbre” o la regulación etc. Sólo se debe a la rentabilidad. He citado un número creciente de estudios que lo confirman”

      Si es así, lo que se debe hacer es garantizar altas tasas de rentabilidad a los industriales y yasta’, o sea, implícitamente da por válida la ley de Say (vetusta y convenientemente reconvertida posteriormente)…. listo el pollo y pelada la gallina… como hizo la revolución tilinga de la alegría por estos pagos…

      Como es un off topic leí por arriba alguna nota pero por lo poco que vi, su desarrollo es corto por que fija correlaciones sin probar al menos cercanamente la causalidad que él indica. Es un problema de algunos marxistas… analizan dando por sentado criterios ortodoxos y esto es así por Marx fue continuidad y ruptura del capitalismo…

      Pero ojo, el problema no es Marx sino sus dogmáticos que no intentan corregir, re adaptar y desechar sus criterios o teorías a más de un siglo de sus fascinante obra…. me parece que algo cambió ¿no?

      Saludos

  5. Alcides Acevedo dice:

    Por favor…. es patético que no entiendan cosas tan simples.

    ¿Por qué no se industrializó Argentina? fácil, porque la oligarquía no tenía vocación industrial.

    Bárbaro, la pregunta es ¿realmente piensan eso?

    Argentina no se “industrializó” tempranamente porque, a saber:

    1) tenía escasa población, esto es, reducido mercado interno y una limitada oferta de mano de obra, los inmigrantes era basicamente población rural expulsada de Europa que venían a la Argentina por un ingreso superior y mejores condiciones de vida que los del trabajador industrial europeo promedio, ergo, alto costo laboral.

    2) Carecíamos de capital e infraestructura

    3) No disponíamos de energía y minerales como sí tenían los primeros países en industrializarse, había que importar el 100% del hierro y el carbón, de hecho hoy en día se importa el 100% del carbón y el hierro.

    4) Ni hablar que no existía el dominio de la técnica

    Resumiendo, nadie iba a poner un sólo peso en un desarrollo inviable a todas luces, los costos eran estructuralmente altos y no me imagino a los ingleses financiando nuestro desarrollo industrial como ocurrió con la infraestructura orientada a la producción de materias primas, si hasta trajeron la genética de sus vacas.

    No sé si se entiende, es fácil.

    • Silenoz dice:

      Ja ja que peludo ingnorante

      1) Falso
      2) Igual que Japón, Corea, Alemania, Canadá y un largo etc… “iven” UK podría meter
      3) Idem arriba además nosotros tenemos recursos minerales desde la Mesozoica (elevación de la cordillera Andina) y el macizo de Brasilia y el Patagónico son unas de las formaciones más antiguas del planeta ya que viene del precámbrico
      4) Idem 2…

      De deformaciones lobulares por exceso de mamertismo agudo por intoxicación de “espalda plateadismo” del tipo prejuicioso opa

  6. guillermo dice:

    El endeudamiento estatal a banqueros existe desde que los Sieneses inventaron la banca en 1200, con implicaciones políticas desde siempre. Fugger fue el Baring de 1500 con Carlos V de Rivadavia, Francia de Luis XVI cayó por crisis de deuda. Decir que los préstamos fueron una herramienta neo-colonial creada para sojuzgar a los paises latinomericanos es de miope.

    La industria argentina empezó a morirse, no a ser creada, en los 70s.Cualquiera que haya nacido antes de 1970 sabe que Techint existia en Argentina desde bastante antes, que para 1970 SIAM/di Tella (creado en los 1930s) estaba en crisis terminal, el (para Argentina) enorme grupo industrial de Bunge y Born, creado en los 1920s por Alfredo Hirsch, fue vendido a partir del secuestro en 1974, cuando el grupo dejó Argentina como base. El grupo industrial de Bemberg fue expropiado/cerrado por Perón alrededor de 1950, solo sobrevivió Quilmes (ahora extranjera). Desde principios del siglo XX hubo industria argentina relacionada con la producción agropecuaria (Magnasco, Canale, Terrabusi entre muchas) o textiles, vidrio (Rigolleau, Soulas, etc) creada por inmigrantes. Hubo industria creada por miembros de la oligarquia terrateniente (Acindar, Plavinil), seguros y bancos tambien. Hubo industrias argentinas importantes financiadas por capital inglés (Alpargatas, la fabrica metalurgica Vasena de la Semana Trágica). En ningún país industrializado el desarrollo industrial fue creado por la clase terrateniente.

    La historia contada como historieta o caricatura, con heroes y malísimos y ZAAM! Y WHAAM!como diálogo es mas divertida que la real, pero no dice mucho de Rapoport como historiador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: