Luis Juez, embajador

Leo que Luis Juez, el conocido político cordobés al que pusieron de embajador en Ecuador, cuestionó la distinción que el Gobierno de ese país otorgó a la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner porque, aseguró, los argentinos no somos “bandidos, corruptos, atorrantes ni sinvergüenzas”. Y que tiene “el deber” de “decirles a los ecuatorianos que no sintetiza a los argentinos”.

Me impulsó a decir algo en el blog, aunque no está entre mis temas.

No es que esos insultos no se han convertido en una parte habitual del discurso político corriente. Lamentable, pero … Ya dije hace mucho que los argentinos tenemos el odio fácil. Y a un montón de políticos, de 3° y 4° nivel, les resulta fácil montarse en esa pasión de odio para hacerse de un espacio.

Por eso, no voy a hablar de ese tipo. Se lo dejo a la elocuente labia de mi amigo Fernández Baraibar, que en su página de Facebook dice “Este payaso desangelado, este enano espiritual, este corto de cuerpo y de alma, este resto de un pedazo de dudosa humanidad, es embajador de nuestro país en Ecuador“.

Embajadores pintorescos tienen todos los países, y EE.UU. se ha destacado en eso (Sin alusiones locales; los que ha nombrado en Argentina en los últimos tiempos no son papeloneros, al menos). Pero tengo claro qué sucedería si un embajador yanqui, vinculado al Partido Demócrata, opinara así en el país al que está acreditado de una visita de Trump.

El problema no es Luis Juez, entonces. Es si también nuestra cancillería es bananera.

Anuncios

12 respuestas a Luis Juez, embajador

  1. Raúl C. dice:

    Uno se pregunta si el país anfitrión no debería sentirse ofendido y pedir que saquen al payaso.

    • Norberto dice:

      No hace falta pedir, basta con retirarle el placet y declararlo persona no grata, pero eso es un incidente demasiado grave entre países y no creo que se quiera generar un incidente con Argentina.
      Nunca menos y abrazos

  2. Marcelo dice:

    Me parece coherente con la tónica que viene proponiendo esta versión de la restauración conserva, para mandar al freezer lo que se construyo todo este tiempo.
    Un ignorante gracioso en la tierra de Torrijos, un cana en lo de Mujica y un “busca” pintoresco en lo de Rafael. Es una caricatura fiel que muestra con claridad la visión que tienen los cosos estos de Latinoamérica, ¿a quien querías que manden?

  3. Carpe Diem dice:

    Del Sel debe haber reaccionado con indignación. Su presencia en Panamá resultaba prometedora, pero Juez le demostró que a la hora de perforar el piso lo deja a la altura de, no sé…de un estadista?

  4. Politico Aficionado dice:

    Coincido con Raúl C. el gobierno ecuatoriano debería solicitar la remoción de este embajador por su grosera e inadmisible intromisión en los asuntos internos de ese país.

  5. José dice:

    El utilizar aspectos físicos de una persona para riducularizarlo implica tener una “estatura” más baja.

    • vale dice:

      Quizá José tenga razón, digamos que del sel es un ….enano mental, pero no debemos mofarnos de su discapacidad espíritu-intelectual porque eso no está bien.
      Y de paso también coincido con Raúl porque no es un representante digno de Argentina
      abrazo

  6. Raúl C. dice:

    Abel: aparte de que nuestra cancillería sea bananera, también cabe la posibilidad de que Juez reporte más al Padrino mediático que a Cancillería.

  7. Daniel Eduardo Arias dice:

    Protesto en nombre de los petisos. No somos Juez, aunque seamos parte.

    Creo que Correa no va a dejársela pasar, porque sería abrirle el juego de la intromisión abierta a otros embajadores peligrosos, por no decir “de temer” o “de Temer”.

    Veamos qué pasa.

  8. Carlos G. dice:

    A mí me parece que expresiones como:
    “payaso desangelado”
    “enano espiritual”
    “corto de alma”
    “resto de un pedazo de dudosa humanidad”
    No pretenden ridiculizar al embajador argentino en Ecuador; sólo lo describen.
    Por otra parte coincido con el párrafo final del post: la culpa no del chancho.

  9. cancillería bananera sí, como la del brasil golpista; pero a la vez tan siniestra como ésa.

    serra y malcorra entregan todo, ganando mucho, claro, y el petróleo es el motivo (aún hoy el principal; el agua viene detrás).

  10. Esther dice:

    La Cancillería argentina es la que debería sacar a patadas a Luis Juez. Primero, porque sus dichos van en contra del tan mentado slogan de campaña “venimos a unir al país”. No es que ese slogan haya sido o sea creíble, ni tampoco que sea lo único que el macrismo usó para mentir, pero por lo menos es un caso en el que les resulta sencillo mostrarse como buenas y honestas personas. Segundo, porque un embajador tan bruto es como tener la espada de Damocles suspendida encima.
    Digo yo, a los que nombran como cargos políticos en las Embajadas, ¿no les dan, aunque sea, un minicursillo de qué decir o hacer y qué no decir o hacer? Por lo menos, ¿no les enseñan que nunca de los nunca jamases tienen que emitir opiniones en público sin que primero hayan sido aprobadas por algún empleado de carrera?

    Abrazos,
    Esther

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: