Menem y Macri: esta cosa no es esa cosa

rene-magritte-la-trahison-des-images

Uno supone que Plutarco se habría interesado en el desafío de escribir una de sus Vidas Paralelas con personajes tan distintos pero con una identidad profunda en sus propuestas (Bueno, Spengler postulaba idéntica función para sus respectivas Culturas en Pitágoras, Mahoma y Cromwell). En un plano más riguroso, ahí hay material para montones de tesinas y libros que pueden usar politólogos y el resto de esa fauna.

Pero este es un posteo, nada más. No se preocupen. Se me ocurrió que ver algunas cosas en qué se parecen y otras en qué se diferencian esos dos puede servir para echar luz sobre lo que pasa. Y lo que puede pasar.

Empiezo por la diferencia profunda en su historia personal y social, que sirven para mostrar qué cosas distintas forman esta desgarrada unidad, la Argentina. Carlos Saúl Menem viene de una familia próspera y de una provincia donde se mezclaron, en proporciones distintas, tres viejas culturas: la andina, la española y la siria. De la última es el estilo de su cualidad personal más distintiva: la seducción.

Mauricio Macri, también un argentino de primera generación por el lado paterno,  viene de una familia mucho más próspera, y es parte y producto de la Argentina “del Atlántico”, tallada por la inmigración europea. Nada de seductor, por más que se aplique concienzudamente a seguir las instrucciones de sus asesores de imagen.

Menem se incorpora al peronismo y a la política al mismo tiempo de muy joven (defendió a presos políticos durante la “Libertadora”). Participó de todos los avatares del Movimiento. Me han dicho -tal vez alguien de la conducción de la orga pueda confirmarlo- que era el único de los gobernadores del ´73, cuando volvió, por un rato, la democracia, vinculado orgánicamente a Montoneros. Los otros cuatro de la Tendencia, Bidegain, Obregón Cano, Cepernic, Ragone, eran aliados políticos. Lo cierto es que estuvo confinado por años, aunque no fue asesinado ni tuvo que exilarse como los otros.

Después, fue “isabelista” y aliado de don Vicente Saadi, que encabezaba Intransigencia y Movilización, los sobrevivientes de la Tendencia y el ala más combativa del peronismo; una combinación extraña, pero muy en su estilo. Sin abandonar esas banderas -aunque Isabel se desvanecía en España- pasó a ser uno de los tres referentes de la Renovación, con Cafiero y con Grosso. También una combinación extraña, pero muy en el estilo del peronismo.

Macri fue desde joven y por la mayor parte de su vida adulta un empresario. Más exactamente, el hijo de un gran empresario. Como tal, siempre estuvo muy cerca de la política y de los políticos (las grandes fortunas en Argentina se han hecho o aumentado, todas, al calor del Estado. Esto es cierto en casi todos los casos en los demás países, dicho sea de paso). Pero no mostró vocación por la política hasta el nuevo siglo, a menos que se cuente la presidencia de Boca desde 1995.

Don Raúl Alfonsín decía con crudeza, en privado, que a coger y a hacer política no se aprende de grande. Hay algo de cierto en eso, pero dedicarse a la política por más de diez años, ganar el gobierno de la Capital y la Presidencia de la Nación, no puede considerarse el capricho de un millonario aburrido, salvo por los que quieran engañarse a sí mismos.

Como sea, los dos tipos son bien distintos. Ahora, hay un parecido no superficial, muy profundo, en su proyecto. El tipo de país que uno quería y el otro quiere. Y, aunque les pese a los teóricos de la “excepcionalidad peronista”, como mi amigo Manuel Barge, ese es el dato fundamental. Porque tiene que ver con las vidas de cada uno de nosotros.

Quiero ser preciso en esto. La palabra “neoliberal”, que tiene un significado concreto, va camino a convertirse, como “fascista” o “nazi”, en un término que significa “algo que no me gusta”. Las políticas económicas que aplicó Menem-Cavallo y las de Macri y su equipo de CEOs son distintas. Inevitable. Más de un cuarto de siglo en el que la economía, el mundo y la Argentina cambiaron. Para dar un ejemplo: Macri tiene poco para privatizar, porque Menem ya privatizó casi todo, y los Kirchner reestatizaron muy poco. El Mauricio no puede financiarse de ese modo.

También las coaliciones políticas que los apoyaron -aún si consideramos solamente para Menem la de su reelección en 1995, cuando estaba muy claro su proyecto- han sido distintas. Pero aquí ya nos acercamos a algo decisivo en común, que determinó y determina el proyecto.

No me refiero al “establishment”, ni al “imperialismo yanqui”. Son factores que, como el sol, “siempre están”. Tratan de influir en todos los gobiernos, y todos los gobiernos deben considerarlos, negociar con ellos. Hay una diferencia entre la debilidad de un Alfonsín y la firmeza de un Kirchner -como había diferencia en los recursos con que contaban- pero eso no determina el proyecto de un gobierno.

El proyecto que encarnó en una forma Menem y en otra Macri es cómo se manifiesta una tendencia presente en toda nuestra historia y que tiene raíces en una parte importante de nuestro pueblo (No, no es una invasión de paracaidistas húngaros, si pensaban eso). Este posteo no es el lugar para analizar hipótesis sobre su origen. Tal vez un sentimiento de inferioridad porque Argentina, como el resto de la América Latina, surge como nación cuando se derrumba, corroído, el Imperio Español… No importa. El asunto es buscar afuera las recetas, y desconfiar de nuestras posibilidades de elaborar propias o transformar las ajenas.

En la época de Mayo la expresión era “las luces del siglo”. Un par de generaciones después fue “la civilización europea”. Después… “las democracias”, “el mundo libre”,… Esas entidades tenían elementos valiosos, por supuesto. Lo negativo es que en vez de incorporarlas, que siempre lleva un proceso de transformación, se las quería copiar, disfrazándonos.

Con Menem ya tenía un elemento de chafalonía, pero fue comprado con entusiasmo: “el Primer Mundo”. Como Macri y el macrismo son aún menos articulados, no acuñaron una expresión propia, aunque se da por hecho que están como ejemplo “los países serios”. Y en buena parte de nuestra gente -un porcentaje grande aunque impreciso del 51 % que le dio el triunfo a Cambiemos– está la convicción que debemos hacer como ellos (esos países serios) dicen que debe hacerse: tratados de libre comercio, desregulación financiera,…

Aquí vuelve a aparecer una diferencia fundamental. Ya no en el proyecto, sino en las circunstancias en que se desarrolla. La fantasía del ingreso rápido al Primer Mundo, que compró y vendió Menem, se daba en el contexto del derrumbe del “Segundo Mundo”, la Unión Soviética y sus satélites. Y fue comprada también por la gran mayoría de los países llamados desde entonces “emergentes”, incluida la Rusia de Yeltsin y esas naciones de la Europa Oriental. Coincidió con el punto más alto de la experiencia de globalización financiera y la complementación de las economías de EE.UU. y China, con la desindustrialización de “Occidente”.

Es difícil definir la etapa actual, pero resulta evidente que la globalización financiera está en problemas, y el mercado estadounidense ya no es la gran aspiradora que mantiene el comercio internacional. La principal diferencia no es, entonces, en la realidad política sino en la economía cotidiana.

Porque sería un error menosprecias ese anhelo, aunque sea ingenuo, por “un país normal”. Después de todo, esa fue la promesa de Néstor Kirchner, político astuto si los hubo, en 2003. Y la campaña de CFK en 2007, que incluyó el deseo de llegar a ser un país como Alemania, también enfatizaba el deseo de normalidad “Con Cristina, Cobos y vos“, recuerdan?

Lo definitorio, en mi opinión, es que el “proyecto Macri” tiene aún menos viabilidad que el “proyecto Menem”. El necesario apoyo de una parte, mayoritaria o no pero considerable de la población, le durará menos.

28 respuestas a Menem y Macri: esta cosa no es esa cosa

  1. Ñandú dice:

    Se olvidó de Martínez Baca compañero!!

  2. julio dice:

    el tipo larga con Plutarco,
    y después te dice: esto es un posteo, nada más.
    Genial!

    Saludos muchachos y alegrías sabias.

  3. horca dice:

    Totalmente de acuerdo. La gran diferencia es el consumo, la “economía doméstica”. Propongo una teoría general de la durabilidad de los gobiernos de ajuste.

    Neoliberalismo con consumo: dos mandatos (Menem).

    Neoliberalismo sin consumo: medio mandato (De la Rúa).

    Neoliberalismo sin consumo, pero con colchón populista: un mandato (Macri).

  4. David (idu) dice:

    Me parece excelente, Abel, cuando te corrés del dogmatismo populista – peronista – kirchnerista, y escribís piezas como la actual.

    Resultaste un tipo con pensamiento propio. Bien!

    Y ya que de Macri se trata, debo confesar que siempre me pareció un pibe concheto metido en política a través de la mafia futbolera, encima con antecedentes familiares de todo menos “sanctos”.

    Votado que lo hube en el ballotage, con resignación y tristeza, estoy descubriendo, para mi propio asombro, algunas virtudes del Niño Rico de Barrio Parque, algunas de las cuales son tomadas como defectos por otros, no necesariamente opositores.

    Por ejemplo, que dice lo que piensa de Malvinas aunque la Malcorra le pegue con un palo. ¡Eso no se dice, nene!

    Y él parece responderle: “Me chupa un huevo nena”.

    Y hasta Pablo Sirvén en La Nación (de hoy) lo critica por “falto de profundidad en sus ideas”.

    Porque hay cosas que un político “no debería decir”. o sea, traducido al castellano: hay que ser mentiroso, hipócrita, y demagogo.

    O sea, populista, pero que además, se note.

    Bueno, parece que el bueno de Macri tiene todas esas falencias – virtudes (cuasi budistas) que me gustan.

    A las que podría agregar:

    *) Se ganó a la mina más delicada y linda de por estos lares
    *) ¡Juega con la nena, y hasta se fisura una costilla en la acción!
    *) Tiene problemas cardiológicos, tal vez por tener algo de sensibilidad culpógena y no ser solo un cara de piedra, como lo exige la alta política. Además se le nota en la cara, a pocos meses de asumir: envejecido.
    *) Francisco no lo quiere.
    *) Para colmo “no quiere influir en la Justicia” (¿Le creemos?). Bah, las malas lenguas dicen que no quiere que Ex-Reina vaya presa, y que la prefiere como opositora antes que a Massita…

    Si este tipo no sale eyectado en helicóptero antes de un año, hasta es probable que lo vote en 2017.

    Y que a los 4 (¿8?) años se vaya a su casa, dejándonos un panorama político al menos sin tanta crispación. (ni cris-pasión).

    Amén!

    • Norberto dice:

      Debo decir que su declaración de principios no merece respuesta, pero en lo suyo hay un error que merece ser rectificado, no se trata de “antecedentes familiares”, como Ud los denomina, se trata de un prontuario, y no de familia sino propio, esmeradamente construido en sus múltiples andanzas por fuera de la Ley.
      Nunca menos y abrazos

    • David (idu) dice:

      Ah no, Borensztein: cualquiera diría que te inspiraste en mi comment…. http://www.clarin.com/opinion/Educating-Mr-Macri_0_1657034282.html

      • Norberto dice:

        Puede ser, pero Ud sabe que los delincuentes, tienen el delito en mente desde jóvenes, y parece que este es el caso, hace cerca de cuarenta años, cuando tenía alrededor de veinticinco

        “En algún momento, la negociación fracasó. Trump no se sumó al proyecto sino que volvió a comprar la parte de Macri con ese cheque en esa reunión. Franco siempre creyó que había un acuerdo entre Mauricio y Trump para que ellos llevaran adelante todo el trabajo y la inversión para conseguir la aprobación del proyecto y la rezonificación y devolvérselo al ahora candidato republicano.”

        http://www.nuestrasvoces.com.ar/entendiendo-las-noticias/buenos-muchachos/

        como ve, el don Franco piensa que su hijo obtuvo alguna ventaja, cometa, a expensas de la famiglia, en un negocio que pagamos Ud y yo con la estatización de la deuda externa del ’82, Cavallo mediante.
        Y si lee el artículo verá que cuando hablo de famiglia, estoy hablando de algo muy concreto.
        Nunca menos y abrazos

      • David (idu) dice:

        Claro Norberto:

        Corresponde la correcta investigación judicial sobre el Presidente, su padre, y demás parentela.

        No sé si en 40 años un delincuente (o hijo de delincuente), se redime, esperemos las sentencias respectivas, y no prejuzguemos, porque la progresía insiste en que quienes nacen delincuentes son en realidad víctimas…

        ¿O era solo para los delincuentes pobres y de gatillo fácil?

        Qué lío.

        Bueno, resta que vayan apareciendo bolsos de dólares, carabinas, dragones con cajas fuertes, dinero enterrado, dólares en cajas de seguridad…

        Y se va a poner interesante la cosa.

        Ah, hablando de Cavallo: ¿Es el mismo que le dió los 500 millones verdes a Santa K Cruz en agradecimiento por haber apoyado al menemato en la privatización de YPF?

        Se habrán evaporado hacia las cuentas offshore del Niño Rico?

        ¡Qué productiva es la política, caramba!

      • victorlustig dice:

        Norberto
        No fue Cavallo es de la estatizacion, es un mito urbano (tampoco esto y muy de acuerdo con el Mingo, pero al Cesar etc)

      • Norberto dice:

        Jordi, averigüe quien dejó todo preparado para ello, y David, es inútil, lo suyo es una fijación con el multimierdos, sus cómplices, secuaces y sicarios, en la primera privatización de YPF, el Estado conservaba gran parte del capital accionario y otra parte era propiedad de las provincias petroleras, cuando se decide el ingreso de Repsol, Santa Cruz decide vender sus acciones, como lo hace el resto, y es por alrededor de mil cien millones de pesos dólares, quinientos se usan en obra pública en la provincia, y ante el giro del endeudamiento desaforado de la vieja Alianza, eso me recuerda algo,de la nueva Alianza, Nestor decide poner lo restante a salvo fuera del país, seiscientos millones que luego la provincia con otros gobernadores utilizó.
        Nunca menos y abrazos

      • victorlustig dice:

        pero, no fue Cavallo, que BTW, fue el asesor de Nestor (el mismo lo dijo eh)

      • David (idu) dice:

        A ver, Norberto:

        Creo que decimos lo mismo, pero de otro modo.

        Para mí, y tal vez para la mayoría de las personas (aunque millones de moscas sí pueden equivocarse) creía que la privatización de YPF fue cuando llegó Repsol.

        Claro, tiempo antes, la muchachada ya hablaba de “Upstream” y “Downstream”, pero eso no significa privatización, sino solo ir calentando la máquina del Capitalismo y su maldito idioma sajón.

        Sobre la candidez de “mandó la plata afuera por seguridad”

        ¿¡¿¡¿¡¿¡¿¡¿ COOOOOMOOOOOO?!?!?!?!?!

        ¡Eso no se hace, la platita es de los santacruceños, y no debió jamás ir afuera y menos ponerla en cuentas a su propio nombre, por buenazo que haya sido el hombre!

        Y mirar los videos de Néstor explicando cómo “regresó” esa plata, da un poquito de vergüencita ajena.

        Y bueno, es lo que (no) hay.

        Aunque algunos ven miles de obras públicas: Río Gallegos igualita a Manhattan.

        Otros malhablados pensamos que evaporóse, la platita, parece…

  5. Carlos G. dice:

    Me imagino que la situaciòn heredada por Menem y por Macri tambièn juega, no?
    Con Macri parece que hubo unos cuantos que pensaban en mantener lo obtenido y mejorar a partir de allí.
    Menem asumiò con el paìs a punto de prenderse fuego.
    Proyectos diferentes y situaciones previas muy diferentes.

  6. Norberto dice:

    No me parece que haya casualidades Gran Jefe, se trata de causalidades, y todas se centran en la personalidad de ambos y, por qué no en los volti y rivolti de los dichos sobre tragedia y comedia tan populares, sino mire esto de Wainfeld

    “Menem fue el primer presidente comunicador que captó la lógica de la tevé, adaptándose con soltura a sus formatos. Supo mostrarse como un tipo hedonista, bailó tangos o danzas árabes, jugó al fútbol o al básquet con las estrellas deportivas. Su cuarto de hora se prolongó casi una década en la que esas características embellecieron su imagen o, por lo menos, no la hicieron insoportable.

    Macri aspira a emularlo, en muchos sentidos, empezando por el sesgo ideológico y la perduración en el poder. En el manejo mediático el riojano le sacaba una ventaja colosal: tenía calle, experiencia política, desenfado, simpatía, sentido del humor. Las comparaciones, se alega, son odiosas… con frecuencia son instructivas.

    La política y la economía fueron limando la estrella de Menem. Al verlo hoy cuesta rememorar cuán entrador y garboso era, por ahí jamás fue igualado.

    Con diferencias enormes, todo fue probado alguna vez, en otros estadios. Fernando de la Rúa se subió a una bicicleta para inaugurar una bici senda y cayó de bruces. A veces las imágenes son proféticas.

    El macrismo llega en la era de las redes sociales, que cultiva con fruición. El Snapchat es una herramienta apreciada: apeló a su gracejo para transmitir el cónclave amigable entre Macri y el presidente de San Lorenzo Marcelo Tinelli. Proponerlos como si fueran dos tipos simpáticos propiciaba el recurso a la caricatura y a la broma.

    Cuando de Malvinas se trata, la estudiantina fracasa, como se corroboró en esta semana. Con el tiempo se verá si las buenas ondas y el discurso zen alcanzan para contrapesar la malaria colectiva. Se abren apuestas.”

    Nunca menos y abrazos

  7. Marcelo dice:

    Como soy aficionado al análisis político, tengo incorporado el vicio de darle mucha importancia a las conclusiones, porque a ellas apuntaron todos los argumentos que les preceden (coincidamos o no, sean correctos o no). En ese sentido, debo decir que no creo que ni Macri ni lo que él representa “duren poco”.
    De hecho y hasta donde se, la salida argentina típica para las crisis -políticas o de humor como está última- es por derecha (para ponerle un nombre).
    Y esto es una obviedad, ya que no hace falta ser vecino de David (idu) para saber que la oligarquía tuvo, tiene y tendrá proyecto político.
    Así que en el peor de los casos y llegado el momento, la máquina recicladora sabrá poner rápidamente en el “mercado” una opción a la altura de las circunstancias.
    El arco es lungo, reúne un variopinto conjunto de póngidos que va desde la socialdemocracia hasta la cosa rancia y en muchos casos sus slogan de campaña son internacionales, como la consigna “un país normal” (usada por los socialistas en las elecciones de Francia, Costa Rica, Portugal, etc.)
    Concluyo con algo relacionado con la pregunta que diera inicio a posteo: a) Entre Saulito y Mauricio existen -como dice Abel- muchas diferencias. La mayor, creo, reside en que el primero fue siempre un jugador de la política, nunca la negó, algo que resulta evidente, pues Menem es el referente con el que se lo compara al presidente Mau. b) Aún tomando por otra avenida, porque entendía de procesos legalizó la política de quienes todavía estaban en las catacumbas. No espero que se digiera con facilidad esto último, pero no es poco. Como hecho menudo se podría decir que Norman Brisky no estaría dando clases de teatro en Buenos Aires y Pino ni el Bona hubieran sido legisladores, Obregón y Cepernic hubieran muerto en el exterior y miles de presos políticos no hubieran sido reconocidos efectivamente como víctimas. c) Menem pudo haber ido por una calle y eligió viajar por otra. Mau no tiene estos dilemas, la única calle que conoce es la que transita. ¿Poca cosa?

    • David (idu) dice:

      Sobre mis vecinos oligárquicos, solo puedo decir que no vivo ni en Puerto Madero ni en Recoleta.

      Ni un mísero terrenito en Santa Cruz, vea…

      • Leandro dice:

        La vecindad aludida creo que no era distancia geografica sino en términos de, digamos para ponerlo bien explicito, distancia de “soretez”. Podria poner terminos mas educaditos, distancia oligarquica, distancia de desprecio al pueblo, distancia de supremacia del rico, distancia de darwinismo social, pero creo que el termino elegido es mas gráfico, explicito y elimina toda ambiguedad.

  8. claudio Maxl dice:

    “los Kirchner reestatizaron muy poco”. La unica verdad es la realidad: AA, Fondos AFJP, control accionario YPF, Correo, AYSA, gestion Ferrocarriles Argentinos, Tandanor, Fabrica Militar aviones, espectro radioelectrico. Pocas empresas privatizadas lograron evitar la renacionalizacion: telefonicas,canales TV y distribuidoras electricas y d gas, como vemos el grueso d las empresas privatizadas fueron transferidas a la orbita estatal SIGUIENDO UNA D LAS GRANDES LINEAS DEL PERONISMO. Me caga d risa escuchar a menemistas residuales (Frente Reo_Vandor y PJotismo) q se autodefinen como peronistas confrontando a un kirchenrismo al q no consideran como peronismo. El kirchnerismo fue el retorno al poder del nucleo d las politicas peronistas tras 5 decadas: empresas d servicios publicos gestionadas x el Estado, control d cambios (cepo), BCRA interviniendo en los mercados. Como dijera Nestor: nos llaman kirchnerismo para bajarnos el precio, somos peronistas.

    • victorlustig dice:

      error Claudio
      AA la tomaron por que no les quedo remedio, despues de pasar por una de las pocas aerolineas del mundo sin aviones (LAFSA era no?) pero con mucho personal
      AFJP si, y bien hecho que estuvo
      YPF, la saga Esqunazi? y, el 51%, contratos con Chevron y Soros
      FFAA idem AA
      Espectro idem
      el resto se las tiraron por la cabeza, y, mucho avion no hicieron, idem reparaciones barcos

      Ahora, de lo que importa, Energia, etc, ni se les paso por la cabeza hacer una regasificadora, Chile hizo 2 en 8 años y ahora nos vende gas

      inutiles?

      • Norberto dice:

        Que mal que hicieron todo los Gobiernos K!!!!!!!
        Y claro, por eso el kirchnerismo esta morido, y bien morido por malo, malo, malo………malo.
        Gracias Jordi por preocuparse por nosotros. pobres análfabetos en política y economía, Ud si tiene la precisa, y ya cotiza cientos de miles camporistas, muy bien echados de sus trabajos, perdón, quise decir como Ud dice “becas”.
        Nunca menos y abrazos

      • Silenoz dice:

        Nos venden gas NO por mérito propio (de ellos) sino por la gran hdputez de un ¿inutil? como el ministro de la Shell don Energumen….

        En fin, yo pensaba que sobraría energía por la caída del consumo debido a la auto-crisis infligida, pero así y todo parece que encima vamos a estar en problemas todos aquellos que en el verano se nos ocurra prender el aire….

        En fin… los militontos del ajuste lo que deben hacer es justificar las cagadas de SU gobierno…. ¿se dificulta no lustig? el tema es que la “pesada herencia ” acá no funca ni pa’trás ni pa’delante ja ja…

        ¿Y los 40 000, Arbus y la puerta de tu casa, y la 520 y Balcarce… y Candela?

    • vale dice:


      saludos claudio maxl

  9. ricardo j.m. dice:

    chile no tiene gas , hace gasificadoras porque vive de la importacion
    argentina si tiene gas que es gratis para el que lo explota porque es un sub producto pero kakas.

    argentina no tiene un contubernio limitrofe con bolivia por lo tanto entre su capacidad propia y le de exportacion de bolivia no necesita una gasificadora, porque a menos que sea una emergencia que se puede suplir alquilando un barco que haga el trabajo de regasificar y siendo mucho mas barato, para que? sirve solamente para que los imbeciles que se creen sabios hablan pavadas por internet

    para los resentidos los inutiles no son los que pagan el gas en chile al doble de lo que lo pagaban los k en bolivia.

    porque marquitos peña no paga para pensar paga para decir boludeces.

    darian verguenza ajena si no fueran tan infantiles y se notara tanto como los lustramos aca durante años y teniamos razon prefieren comer mierda a dar el brazo a torcer ante las pruebas empiricas de que estan equivocados en todo, bien de bruto lo tuyo.

    tengan un poco de dignidad y diganle a peña que los mande a comentar a taringa.

    y al respecto del post no, no son lo mismo ni son iguales. asi como el boca de potente no es el boca de riqulme y un pequines no es un gran danes pero son perros y es boca.

  10. mem dice:

    Me parecio interesante esta entrada, no comente porque en general comento obsesivamente lo mismo -estoy cayendo en la cuenta- y en los mismos posts… Casualmente en otro post comente acerca de la apatía de la sociedad que tolera a Macri y pensaba que ese es el paralelismo que me interesa: entre la sociedad que viajaba a Miami, los argentinos del “deme dos” o que simplemente toleraban a Menem porque todavía no les había tocado y esta sociedad que no castiga los despidos ni el tarifazo ni la recesión ni el ajuste ni que Macri tenga cuentas en paraisos fiscales ni las mentiras de Michetti sobre el origen del dinero robado en su casa ni los bolazos de todos los días en los que mechan mentiras (como cuando se informa que el aumento del costo de vida de agosto fue el más bajo en doce años -y se quejaban del Indec del kirchnerismo… ) con boludeces. Durante el kirchnerismo la sociedad que ahora se revela tan apatica -no se rebela- se politizo como nunca y ahora está tan impavida ante este nuevo avance de la injusticia y la desigualdad…

  11. […] “si decía lo que iba a hacer, no me votaba nadie”. Y hablando de comparar a Macri con Menem: éste posteo de Abel Fernández señalando las diferencias entre ambos y -especialmente- de los contextos en los que le tocó […]

  12. manu dice:

    El gran problema de Argentina es que aquí no hubo un definidor total y absoluto en la guerra civil, quedaron dos bandos, en EEUU el norte industrialista arrasó totalmente al sur algodonero o agricultor, No les quedó ni ganas ni fuerzas para oponerse al proyecto de Nación desarrollada y tecnológicamente mas avanzada. Al Sur no lo tuvieron en cuenta para nada tuvieron que adaptarse a nuevos cambios para mejor y sobrevivir. Aquí el cobarde y personalista de Urquiza perdió y nos hizo perder la oportunidad de tener un país fundamentalmente industrializado al retirarse de la batalla en Pavón(sus mezquinos intereses pudieron mas que proyectos de avanzada) llevar la Capital a cualquier provincia especialmente muy alejada debería de ser el primer paso para sacar de las comodidades,placeres,el medio de la TV, rameras y empresarios que los políticos obtienen con obscena complacencia pareciéndose a vedettes que a honorables? servidores públicos-

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: