“Cristina no cambió su estilo, pero ya no habla desde una tarima”

mm-stm-cfk

Ayer jueves al mediodía Enrique de la Calle, de la agencia Paco Urondo, me hizo una serie de preguntas. Supongo que cuenta como un reportaje, pero desde mí fue una conversación desordenada, a partir de los temas que él planteaba.

En menos de 3 horas lo subió al portal de la APU (muy visitado), así que es probable que ya lo hayan leído. Igual, quiero subirlo aquí. No es uno de mis posteos, pero Quique logró algo que a mí me cuesta: síntesis. Aquí estoy diciendo lo que pienso sobre los temas centrales de la escena política a hoy: Cristina, Massa, Macri. Sin matices, sin contexto, pero viene bien esa poda. Total, el follaje siempre vuelve a crecer.

Quedaron afuera dos temas tocados: los intendentes bonaerenses, y que habrá otras 23 elecciones el año que viene, además de en provincia de Buenos Aires. Y el título es de él. No es el que yo habría puesto, pero creo que acertó con que le toca más de cerca a los que van a leerlo.

“APU: ¿Cómo ve el debate en el peronismo después de la derrota y a 9 meses de un nuevo gobierno?

Abel Fernández: No sé si es un debate, pero veo dos bandos. Los que “autocritican” a Cristina y los que “autocritican” a Scioli. Esos son los dos lineamientos principales. Unos dicen que se debió ser más kirchnerista, más auténtico, y los otros apuntan contra Cristina porque “tiene mala imagen” después de 12 años, etc. Más que debate, tiene que ver con algo emocional. Digo siempre: el problema que tiene Cristina son los cristinistas entusiastas. Pero también tiene que ver con poder asumir el golpe de una derrota inesperada. Hoy ese escenario de “autocritiquemos” al otro está cambiando, porque ya empezó la campaña del 2017.

APU: Una discusión central va a estar en provincia de Buenos Aires. ¿Qué escenario ve? Algunos análisis sostienen que tal vez no sea una elección definitoria.

AF: Ahí están Cristina y Sergio Massa en campaña, más allá de que después sean o no candidatos. Pero ya están en campaña. La campaña de 2017 no será definitoria, pero va a ser influyente para el 2019. El que no gane en 2017 se tiene que olvidar del 2019. Te lo digo con todo el dogmatismo que se puede tener en política.

APU: ¿Cómo ve al massismo?

AF: El antimacrismo y el antikirchnerismo siguen siendo los dos elementos emocionales de la política. Sin emociones, la política no existe. Los medios contribuyen a esto, pero operan sobre una realidad que existe. El voto antiperonista no lo inventaron los medios. Ahora, Massa demostró en 2013 y 2015 que había un voto potencialmente peronista que votaba contra el kirchnerismo, el garantismo, los “negros planeros”. Un bloguero hizo una excelente descripción del votante massista que yo tomo: el pibe Gol. Es decir, el flaco que se compró un auto Volkswagen Gol. Está contra los “negros” pero no tiene nada que ver con el votante macrista. Ese voto lo conservó Massa hasta 2015. ¿Ese voto permanecerá ahí? Tengo mis dudas.

APU: ¿Ese clivaje antimacrismo / antikirchnerismo puede dejarlo afuera a Massa?

AF: Todavía no, todos los datos que manejo me dicen que mantiene su lugar. Pero le puede pasar lo de De Narváez. No lo sé. Es un lugar difícil para Massa.

APU: Decía recién que Cristina está haciendo campaña. ¿Cómo es eso?

AF: Cuando Cristina volvió en abril, reapareció como la presidente. Era escéptico sobre el desarrollo político de Cristina. Porque durante 12 años ella fue la mujer del jefe o la jefa. Es difícil salir del poder. Por eso era escéptico. Pero Cristina decidió cambiar su posicionamiento, manteniendo su estilo. No es la presidente la que habla ahora. Es alguien que está haciendo campaña. Hace lo que es la esencia de la política: suma voluntades, ambiciones, temores. Es lo que tiene que hacer cualquier político: hablarle al otro, al que no es propio.

APU: ¿Tiene futuro electoral Cristina?

AF: Tiene, claro. Es la única dirigente del peronismo que está haciendo campaña. Y la está haciendo en la provincia de Buenos Aires. Creo que el primero que percibió esto fue Daniel Scioli, y por eso se sacaron esa foto. Él percibe esa realidad política. Además, Scioli siempre hizo política acompañando realidades políticas. Es difícil que un político cambie su estilo. Cristina no cambió su estilo, pero ya no habla desde una tarima. Arma mesas y se reúne con otros actores. Por supuesto que elige con qué actores sentarse. Todavía no se reunió con los muchachos de la CGT.

APU: ¿Cuál es su análisis sobre el macrismo? ¿Qué es?

AF: Voy a escribir un posteo que va a decir: “Menem y Macri, esta cosa no es aquella cosa”. Son dos cosas diferentes aunque su propuesta es similar. No me refiero a la política económica, porque el contexto es muy distinto. Veo similitudes en ese planteo de integración con el mundo. Antes era integrarse al mundo libre, ahora tiene que ver con los países serios. Es una cosa muy constante en Argentina. Que tiene un arrastre muy profundo. Además, hoy hay una actitud antiperonista que se expresa de otro modo, contra el “negro cabeza”, ese discurso. El PRO es el que articula a toda esa coalición antiperonista. Que también incluye a sectores progresistas. La verdadera grieta es un enfrentamiento al interior de los sectores progresistas: algunos se hicieron kirchneristas y otros apoyan a Cambiemos. Como sea, el PRO sigue siendo un partido de la clase media-alta, alta, de los sectores urbanos. Un partido vecinal con base en Capital Federal. En ese punto es acotado.

APU: Se suele hacer una comparación con otras experiencias no peronistas…

AF: Esto no es el 2001, ni hay un 2001 cercano. Los sectores de abajo están muy jodidos pero es una cosa acotada. El 2001 estalla cuando los vecinos de clase media salieron a golpear las puertas de los bancos. Esos están tranquilos hoy, porque tienen un resto. Por eso mi resumen es el siguiente: acá nadie ganó. Todos los proyectos están en disputa”.

Anuncios

25 respuestas a “Cristina no cambió su estilo, pero ya no habla desde una tarima”

  1. mem dice:

    Me gusto mucho esta entrevista. Gracias por compartirla. Me quede pensando en aquello de que el antimacrismo y el antikirchnerismo son hoy los dos elementos de la politica y pensaba que otro elemento debe ser la apatia. Diria incluso que hasta es posible que sea la idea predominante en esta coyuntura: por ejemplo, no me importa que Macri tenga cuentas en paraisos fiscales, no me importa que la Michetti mienta sobre el origen de los fondos que le robaron, no me importa que el pais se este nuevamente endeudando. Creo que la palabra apatia describe hoy a la mayoria de los argentinos y que Cristina tiene un estilo demasiado pasional para esa sensibilidad predominante por eso si yo soy esceptica sobre su proyeccion politica, no se en la Pcia. de Buenos Aires, quizas ahí le vaya bien. Saludos

    • claudia dice:

      Comparto el tema de la apatía como tercer elemento fuerte. Pero ésta no deja de ser una toma de posición, de por sí, elocuente. Refleja una acción por omisión, deliberada o involuntaria, pero que habla desde sí. Y muy fuerte. Puede estar debidamente fundada (hartazgo por frustraciones político-sociales reiteradas) o puede anclarse en un sentimiento tributario de lo mágico, sin pretensión de fundamento alguno.
      En otro orden, contemplar este escenario de emoción extrema (kirchnerista o antikirchnerista) tiende a implicar que en otras vertientes de la política existe emoción más acotada. Personalmente, no creo en la existencia de bastiones políticos donde prime el equilibrio emocional no contaminado por los “anti” porque toda la sociedad está transitando sensibilidades exorbitantes y, ya los calificativos sobre el Otro, siempre aproximativos, apuntan sesgo emotivo. Algo que emparenta con ese contexto epocal (nacional y mundial) del cual es imposible excluirse y en el cual permanentemente estallan conclusiones cuya construcción siempre será relativa. Porque estamos en tránsito de presente, sin el beneficio de perspectiva. Saludos.

      • mem dice:

        Yo tampoco eh, no creo en la existencia de bastiones políticos equilibrados y no contaminados por los “anti”, pero definitivamente no creo que toda la sociedad este transitando sensibilidades exorbitantes no, creo justo lo contrario y voy a explicarme con una noticia que leí hoy: “Randazzo se toma dos meses para definir si es candidato. Confia en su buena imagen, que sostiene incluso mejoro por no haber sido un “tirapiedras antigobierno”. La noticia fue publicada en La Política Online. Se entiende que no haber “tirado piedras” contra el gobierno, no haber sido un opositor decidido le permitio mejorar su imagen e incluso pensar en una candidatura que modificaría todas las previsiones respecto a lo que podría pasar en la elección el año que viene en la Provincia de Buenos Aires… Así como Abel habla de antikirchnerismo y antimacrismo como los dos elementos de la política yo estuve pensando en ideas. Si predominara la idea de que el ajuste es brutal las preferencias irian a Cristina, si lo hiciera la idea de que se observan aciertos y errores irían a Massa… Y si Randazzo jugara?
        Saludos.

      • claudia dice:

        Mem, no puedo hacer futurología, pero sí recuerdo pasados inmediatos y Randazzo dio muestras de inconveniente dubitación tras su negativa a la candidatura bonaerense que se le ofreció como compensación por el encumbramiento negociado de Scioli. De cara a elecciones, Randazzo le dio un tiro de gracia al Peronismo todo, al retirarse con rumbo al infinito (porque está claro que con su popularidad intacta en esos momentos, podría haber ganado la PBA y otra historia nacional estaríamos viviendo hoy día). Derrota bonaerense que afectó a todos los intereses peronistas, no sólo al Kirchnerismo. Así que el daño fue extenso. Y si bien no es el único responsable de lo ocurrido en PBA, ayudó a ese resultado con su retiro intempestivo a cuarteles de invierno (dejando huérfana, por si fuera poco, a la dedicada militancia que se había batido por él).
        A mi parecer, Randazzo replica con variaciones de tono y color, esa dinámica zigzagueante e indefinida de Massa que, si bien al principio da rédito, con el correr del tiempo puede desdibujar perfil político. Por otra parte, yo no confiaría demasiado en la automaticidad de la memoria popular respecto de gestiones (ver, si no, la evaluación popular de los 12 años precedentes en los que una mayoría obtuvo palpables beneficios y sin embargo se expresó en contra).
        En cuanto a sensibilidades exorbitadas, que Randazzo te parezca mesurado (a mí no me lo parece quien se encaprichó en Presidenciales y dejó de observar el cuadro completo de situación) no implica que su electorado participe esa misma hipotética característica: la identificación simbólica no necesariamente se corresponde con la realidad actitudinal de cada individuo.

      • vale dice:

        Coincido con claudia en dos cosas:
        – El sentimiento “tributario de lo mágico” del votante argentino
        – el sesgo emotivo del votante argentino
        El sentido que le doy, se relaciona con la motivación del votante a la hora de sufragar.
        A su vez, lo relaciono con sentirnos políticamente depositarios como ” depositantes” de un voto pero no protagonistas de la historia que se escribe a partir de este y reaccionamos, por ende con sesgo emotivo : enojo o alegría.
        Esto habilita la manipulación por parte de los que sí hacen política, el fraude democrático y la estafa ética que implica, prometer una cosa y hacer absolutamente lo contrario.
        La aceptación de esto, lejos de significar resignación, implica comodidad y apatía, como si el votante no tuviese ninguna responsabilidad en el voto que emitió,.
        Estoy convencida que si se pudiera generar conciencia alrededor de esto, los resultados serían diferentes, claro que en el fondo de la cuestión, en una burocracia donde votar es un trámite engorroso, es imposible.
        Un abrazo Claudia y gracias por ayudarme a pensar siempre “un poco más allá” ( equivocada o no) con tus mensajes.
        (Aunque a diferencia tuya, creo que los hartazgos por ” frustaciones político-sociales reiteradas” se debe más a la irresponsabilidad en la consideración de nuestro voto que a los sesgos emocionales que derivan de aquella a posteriori y a nuestra pereza de asumir las responsabilidades políticas que eso implica.).

      • claudia dice:

        Vale: el agradecimiento es mío porque generalmente aportás fundamento teórico a meras impresiones personales mías. Abrazo para vos, también.
        Mem: la noción de Progresismo viró ambigua en tanto todas las fuerzas políticas contrapuestas, dicen representarlo.
        En cuanto al Peronismo, yo no le llamaría anarquía al proceso que transita sino elemental medición de magnitudes. Medición que puede resultar precisa o imprecisa dependiendo de las herramientas que se empleen (si se registran interdicciones, las magnitudes resultantes no serán reales y esto afectará efectividades estratégicas). .
        Pero hasta tanto no se consensúe una conducción unificada (vital, no de sello de goma y por sobre todo, no excluyente), no se ganará el ámbito nacional (creo que en eso coincidimos). Mucho me temo que no pueda resolverse ese dilema de conducción para Legislativas 2017 (entre otras razones, porque con la labor parlamentaria reducida a franquiciado no representativo, no se necesita de conducciones generales para traficar, lo que fuere, con efectividad). Saludos.

    • vale dice:

      En cuanto al comportamiento de Randazzo, me parece ética y politicamente deleznable por falto de convicciones politicas, que desembocan en un comportamiento politicamente errático, además de consecuentemente peligroso porque claro está que estaba ahí por casualidad o conveniencia, se basa más en la egolatría que en una verdadera militancia, que incluye abrazo a las ideas con el respaldo de las emociones.
      El posicionamiento político es pensamiento, encuadre, emoción y acción consecuente.
      Jamás lo votaría, un peronista auténtico no piensa primero en sí mismo y luego en los demás, si él está ahí, es porque se tomó de la mano del peronismo para llegar ahí, ergo si no es tirapiedras al neo liberalismo como acontecimiento posterior con las consecuencias a ojos vista para el pueblo trabajador, no sé quién es ni qué hace ahí.
      .Recordemos que en junio del año 2014 sostenía esto en una nota del diario clarín:
      “”Se puede ser kirchnerista sin ser peronista, pero no se puede ser peronista sin ser kirchnerista. Este es el gobierno más peronista de los últimos 50 años. Esto es así y no implica descalificar a ninguno. Lo importante es en qué lugar se pone cada candidato y qué representa cada uno. El grueso del peronismo acompaña este proceso de transformación que lleva adelante Cristina Fernández de Kirchner”, marcó.”

    • mem dice:

      Claudia y Vale. Independientemente de lo que me parezca Randazzo u opine de su comportamiento si aceptara la propuesta de ser candidato por la provincia de Buenos Aires de los intendentes del Grupo Esmeralda el voto peronista se dividiría mucho mucho mucho lo cual beneficiaría a Cambiemos que podría salir primero, aun con la imagen de Macri cayendo alli… Ese es el análisis que hay que hacer. En realidad Randazzo ostenta una alta popularidad en la provincia de Buenos Aires, igual que Massa. Políticamente no son lo mismo, Randazzo es un peronista progresista, Massa me parece que no. De confirmarse su candidatura se confirmaría en primer lugar la ANARQUIA que hay en el Peronismo que da por superada la etapa de Cristina y que hay aspirantes a ocupar ese liderazgo que esta vacante…
      Saludos!

  2. “Massa demostró en 2013 y 2015 que había un voto potencialmente peronista que votaba contra el kirchnerismo, el garantismo, los “negros planeros””.

    Jaaaaa. Abel, se le van a enojar los amigos que tenga en el FR 🙂 .

  3. Carlos G. dice:

    “La verdadera grieta es un enfrentamiento al interior de los sectores progresistas: algunos se hicieron kirchneristas y otros apoyan a Cambiemos.”
    Me resulta muy creible que haya progresistas que reniegan del kirchnerismo e increible que existan progresistas que apoyen a Cambiemos.
    Aunque sí creo que muchos progresistas e intelectuales de ese palo se sientan mejor, más cómodos, como oposición de un gobierno conservador.

    • Norberto dice:

      Mire Carlos, en Ciudad Jardín donde resido, tenemos un grupo de reuniones muy frecuentes con personalidades que van desde Moreno pasando por Filmus, Gollan, Saffaroni, Parrili, Victoria Montenegro, gente de Nuevo Encuentro, etc a Leandro Santoro y Moreau, la mayoría no es peroncha pero cantamos Vamos a Volver y si la visita lo amerita, la Marcha, y lo hacemos todos.
      Diría que casi todos somos clase media media y alta, y solemos llegar a ser varios cientos si el tiempo acompaña.
      Ah, y hay un único referente indiscutible, imagine Ud cual.
      Nunca menos y abrazos

    • Abel B. dice:

      Tiene razón, Carlos G. Debí haber dicho: “La grieta más profunda es entre progres K y progres anti K”. Pero fue una conversación desordenada la mía

      • ricardo j.m. dice:

        pero como seria, los progres no k son mas anti k o anti keynesianismo chabon que anti medievalismo precapitalista como el de hoy?

        por favor que sea una pelicula.

        como se describe una filosofia politica como progre sin una posicion clara con respeto a los monopolios de la informacion mundiales , porque todo lo anti se define ahi , en esa desicion, todo lo demas sale de ahi.

        serian los prgres anti k como el preadolecente que va a visitar al primo y le da verguenza decir de que equipo es por que el primo y los amigos son de otro y todavia le faltan un par de sinapseadas en torbellino hormonal para definir su personalidad?

        o seria un progresismo de subclase nepotista.

        hoy ya estan los numeros puestos y los dichos consumados como mentira o como verdad segun corresponda.

        hoy grieta esta donde estuvo siempre en realidad y no donde decian en el relato de los que la pusieron ahi.

        el que no la ve no la quiere ver.

        y lo incereible es que desde cualquier optica progre se pueda renegar del kirchnerismo , porque si tambien va a ser posible cualquier conceptualizacion de progresismo sin proceso historico que tienen hasta las peliculas de marvel, que se yo. es como vivir en la novela que p.k. dick nunca escribio.

  4. Marcelo dice:

    Muy linda nota, Abel.
    Sociólogos y psicólogos sociales, se develaron durante un siglo los sesos para tratar de encontrar leyes que pudieran predecir el comportamiento de la sociedad y -paralelamente- otras leyes que pudieran justificar los errores de sus predicciones.
    Sin embargo, los caminos que elige el “soberano” continúan siendo un misterio.
    Es sobre la base de esa presunción, que admiro y escucho atentamente a los que tratan de mirar un pelin por encima de la coyuntura, arriesgando siempre algo, algunas veces mucho y otras, arriesgándolo todo. Sin esos imprescindibles, todavía estaríamos discutiendo la jornada de 8 horas y las leyes previsionales.
    Eso si, los posicionamientos son definiciones políticas, y aquellos “progres” que prefirieron ser la oposición republicana de un gobierno antiobrero y no parte del movimiento popular, son la misma cosa que aquellos.
    Al pan pan y al vino, vino, porque estamos ante un montón de buenos ejemplos, acerca de como invertir más tiempo en justificar los errores y eventualmente la reconversión, que en arriesgar el futuro.
    Entre esos tipos y yo hay algo personal.

  5. Norberto dice:

    Esto aclara un post anterior con referencia a LPO, que como todo lo relacionado con el pasquín mitrista, o es mentira o no es verdad.

    “Un sitio de noticias había dejado trascender que CFK le había dicho a un grupo de dirigentes que Massa no es lo mismo que el presidente Mauricio Macri. “Es uno de los nuestros que se fue”, fue la supuesta descripción que Cristina habría hecho de su ex jefe de Gabinete.

    Sin embargo, Marcelo Koening y Gastón Harispe, dos de los dirigentes que estuvieron en la reunión con CFK desmintieron que ella haya dicho que “Massa era uno de los nuestros”. Según sus versiones, Cristina definió a Macri como “perteneciente al stablishment” y que el candidato de ese sector era “otro”, en una referencia que apuntaría a Sergio Massa”.

    La nota es un poco más extensa, pero ambos testigos demuestran que los periodistas ocultos detrás de las cortinas, que brindan sus informes a las firmas, sicarios, del multimierdos, sus cómplices y secuaces, evidentemente tienen todas las malas características de las chismosas de barrio y ninguna de sus virtudes.
    Nunca menos y abrazos

  6. vale dice:

    A pesar de todo abel, coincido con cristina, el verdadero enemigo en esta coyuntura no es massa, por el momento es solamente un adversario, cristina “habla” también detrás de lo que dice. Quizá esté diciendo, que el dueño de la cantina no es = a un parroquiano ( por el momento…)
    Decir que no es un enemigo, no equivale a afirmar que “es uno de los nuestros”.
    Mi vecina no es mi enemiga, sin embargo no es mi amiga.

  7. vale dice:

    jajaj ay lüstig Lüstig te veo perdidoso….

  8. victorlustig dice:

    vale
    en lo absoluto, la sonrisa me dura aun, el haber visto a los camporistas ahogarse me hizo feliz muy feliz, el comisariato perdido, los iluminados/as que no entienden que el pueblo no quiso votarlos, por eso, cuando vuelva el peronismo veremos
    Ana
    Muy educado y con muchos argumentos lo suyo, quizas, sabe, el uso de epitetos es la ultima razon que pueden esgrimir los que, como le decia a su amiga vale, es de los iluminados.

    Sras, estos seran buenos, seran malos, seran prepotentes, pero, sabe, no lo esconden bajo el manto de somos la vanguardia progresista que conduciremos al pueblo a su destino manifiesto (esto ultimo es de Mitre, veran que los extremos se tocan, son lo mismo)
    La verdad, dan lastima, con el debido respeto, quizas, como a todos, lo etario nos trae problemas, son el prototipo, junto con alguna fauna mas variada, del revolucionario de la rive gauche

    saludos cordiales

    PS estos tambien me dejaron sin trabajo, pero, las reglas eran claras, asi que no lo tomo personal, no se muestran como la vanguardia esclarecida y progresista, y, en el fondo, son stalinistas

    • Ricardo dice:

      ….cuando vuelva el peronismo……¿?

      cuando en el 73/74 no se respetó el proyecto ni la conducción de Perón, por la que se había luchado 18 años, ¿se puede pensar que esa fue responsabilidad de uno de los sectores en pugna? ¿o es más acertado concluir que todos los sectores cometieron la misma barbaridad? Me inclino por lo último…..no hubo en ninguna de las posiciones una actitud de lealtad y/o de servicio al pueblo peronista y a su conductor.

  9. […] y si corresponde apoyo, el bloque del FpV en la legislatura porteña. Es una muestra más de algo que planteé en el blog y en el reportaje de la Paco Urondo: los representantes del sector del peronismo más referenciado en Cristina, como la misma CFK, […]

  10. […] el reportaje que me hizo hace poco tiempo De la Calle para la Paco Urondo mencioné al pibe Gol. No es un aporte mío; hizo el trabajo de campo ¡hace […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: