Tarifazo: después de la audiencia

contra-el-tarifazo

Concluída la Audiencia Pública por el aumento del gas en la Capital y las realizadas -con mucha menos publicidad- en capitales de provincia, donde el manipuleo de los oradores fue aún más alevoso (extiendo aquí mi solidaridad a mi sobrina Caro, en Córdoba), corresponde un balance del asunto.

En cuanto a los argumentos, no puedo mejorar el alegato de Federico Bernal, que reproduce en su integridad el bloguero Nando Bonatto. Por la evaluación de las consecuencias políticas, más en la costumbre de este blog, tengo que decir que, según me comunicaron informados amigos porteños, la movilización fue “acotada”, ahí en el mostrador de Dios. El escenario más frecuente, y más mediático de estas batallas.

Dejo de lado -bah, nunca tomo muy en serio- los señalamientos con el dedito de los militantes convencidos que si todos fueran tan sinceros y leales como ellos mismos, Macri, y probablemente Obama, caerían en horas. Pienso que, salvo con los muchos dolorosamente afectados en sus bolisillos, se había perdido previamente una batalla por el “sentido común”. Muchos argentinos creen firmemente que las tarifas de los servicios públicos de gestión privada, gas, luz, agua, eran “baratas”.

Confusamente, comparan los precios de otros bienes, o de los mismos servicios en otras provincias u otros países (criterio que, reconozcamos, el gobierno anterior también usaba). No se tiene en cuenta que los servicios no se importan ni exportan: no hay un “mercado” para fijar esos precios. No se informa sobre el costo de producción, o el de amortización de futuras inversiones, o su influencia como insumo en otras actividades, o la canasta de consumo de sus usuarios… Todos criterios relevantes y posibles de ser tomados en cuenta, salvo en el discurso periodístico.

Como sea, la batalla ha sido dada. Le toca mover al gobierno, ahora en octubre. No en el vacío, ni con la inconciencia conque lo hizo antes. Ya conoce del costo político que le provocó el “tarifazo”. Lo que quiero hacer ahora es un pronóstico.

El próximo, y muy importante en lo estratégico, costo político que pagará el gobierno y su “discurso” será cuando los consumidores y usuarios perciban con claridad -a partir del próximo año, probablemente- que, con tarifas más altas, siguen recibiendo un servicio de mierda.

Me arriesgo a pronosticar basado en la teoría económica más ortodoxa: no existe, no puede existir, por la naturaleza del servicio, un proveedor alternativo que compita con los actuales prestadores. Entonces ¿por qué van a inmovilizar capital en infraestructura, si pueden distribuir sus ganancias originadas en precios más altos en dividendos, “compensaciones” a sus directivos, y otros destinos menos inciertos? Esta conclusión teórica está apoyada en la experiencia práctica. No sólo la argentina, eh. Recientemente, las compañías de electricidad de California, EE.UU., proporcionaron un luminoso ejemplo de esto.

El discurso del gobierno actual no concibe obligarlas a hacer inversiones. Y aunque llegue a pensarlo, el Estado argentino no tiene los mecanismos eficaces para hacerlo. Esto también es cierto de un posible futuro gobierno. Por eso, creo que debemos empezar a pensar que algún tipo de estatización de los servicios públicos resulte factible e inevitable en el futuro mediato.

Anuncios

12 Responses to Tarifazo: después de la audiencia

  1. Raúl C. dice:

    La lógica del argumento es inatacable.

    No hay forma de obligar a los monopolios privados a hacer lo que no les conviene (o que simplemente no quieren, aunque les pudiese convenir de algún modo).

    Además… He escuchado respecto a la electricidad que ‘ahora que las tarifas se sinceraron, desde el ENRE vamos a exigir fuertemente a las empresas que etc, etc.’.
    Y en el ENRE nombraron a algunos de los principales lobbystas de Edenor y Edesur…

    El problema es que con el asesinato de la lógica, con la abolición del hemisferio izquierdo del cerebro, los tipos ganaron.

    Y siguen ganando porque la mayoría de (lo que creíamos que iba a ser) la ‘oposición’ comparte su visión en lo más fundamental: dejar actuar libremente a la ‘iniciativa privada’.
    Si alguna vez dicen algo en contrario, son cuestiones puntuales que no hacen al tema de fondo.

  2. Norberto dice:

    Me permito disentir en eso que no hay forma de incidir en las mejoras necesarias, el fideicomiso para mejoras del servicio en el AMBA demostró ser eficiente, si bien su extensión en el tiempo no alcanzó para reparar los veinte años de saqueo de Edenor y Edesur.
    Y en hidrocarburos, la YPF con control estatal ha demostrado ser un factor importante en la recuperación de la producción de los mismos, revirtiendo la declinación de producción y reservas de las décadas anteriores, quien quiera puede ver la serie de artículos de la OETEC publicados por el compañero Artemio en su blog.
    Son una cantidad importante y despejan cualquier duda sobre todo el tema, pero baste decir que en 2015 se produjo más gas a nivel país que al momento de la toma de control y que eso se logró a pesar de la falta de inversión e incremento de la producción de las consecionarias privadas.
    Con respecto al tema tarifario, debe decirse que es un tema de economía política, que prácticamente ningún país paga por esos servicios su valor, que casí todos los subvencionan como parte de los incentivos para el desarrollo, que la visión que debe pagarse el valor de lo que se consume es arcaico cuando Argentina en términos de PBI está hubicada al 2015 en el puesto 60 detrás de países como Chile y USA en subsidios a la energía y/o carbón, gas y petróleo para dar por tierra las argumentaciones de Isidoro y su runfla.
    Nunca menos y abrazos

    • victorlustig dice:

      Norberto
      disculpe, como le dije en algun comentario anterior, no es verdad lo que Ud dice de los subsidios, y, repetir una mentira no la hace verdad

      Si quiere discutir energia, sea serio, con todo respeto, pero, no sarasee

      PD en esa discusion le deje el link de origen de todos los que sarasean

      • Norberto dice:

        Mire, si en energía hay algo serio es lo que se ve ve hizo el Gobierno Nacional durante los mas de doce años K luego de años de abandono y entrega, lo que revelan los documentos emitidos sobre el tema por los organismos multilaterales y lo mucho que sobre ella se puede leer en la serie de artículos de la OETEC publicadas en el blog de Artemio.
        Que Ud no crea que la gran crisis mundial en desarrollo desde 2007 el país la atravesó relativamente indemne gracias a que esa política de subsidios permitió ventajas de producción y consumo, repito que Ud no lo crea, es cosa que solo le importa a Ud, chinos, rusos , europeo, los States y hasta los chilenos hacen lo mismo, y lo que es peor, en los momentos que Ud añora nosotros hemos subvencionado a nuestros hermanos allende la cordillera, restando esa contribución a nuestros hermanos de las provincias inviables según sus nuevos amigos.
        Gracias pero no le creo a esos nuevos amigos suyos, viejos enemigos míos.
        Nunca menos y abrazos

      • victorlustig dice:

        Norberto
        Lo que usa OETEC, viene de FMI y viene de OCDE, me refiero a los datos de subsidios

        Lo que ud dice no es correcto, ya que, como le dije, la definicion de subsidio de OCDE incluye muchas mas cosas que aca, asi que lo
        que dice FMI, que, correctamente cita la fuente, es loque OETEC repite citando al FMI, y, en el sentido que Ud y OETEC lo dicen es MENTIRA, Son los datos, no el relato, lamento que la realidad perturbe sus creencias, cambiamos la realidad?

        Lo que el kircherismo hizo en los ultimos 12 años fue comerse el stock, como le dije mily una vez en el 2003 se sabia que en el 2008 habia lio, que hicieron? nada hasta el lio,

        La crisis del 2008, que tiene que ver con los subsidios de energia, que, por otro lado, y Ud NO LO DICE, solo eran AMBA, el resto, dado que el precio nacional, salvo detalles, era uniforme, habria que preguntarle a las pcias (inclusive PBA) que hicieron con la diferencia de plata, ya que, evidentemente usando su argumento debian estar en la pobreza mas abyecta debido a la falta de subsidios, no era asi, su argumento no sirve, nuevamente, lo lamento

        El subsidio a nuestros hermanos de la cordillera termino rapido, lo que si duro mas fue el subsidio a Repsol

        De nuevo, repetir una mentira no la hace verdad

        asi que agradezcale a 40000 palos tirados el rompimiento del modelo, tirados por inutiles, recuerdelo

  3. Capitán Yáñez dice:

    El problema de fondo, mi siempre muy estimado blogger no más en jefe, es qué Estado. Tengo para mí (tendría que ponerme a sacar cuentas… cosa que no tengo, por ahora, ganas de hacer) que el aumento más escandaloso de “los servicios públicos” aquí en el mostrador de Dios se ha dado en el agua, provista por la estatal Aysa. O sea…
    ¡Ojo con las empanadas salteñas! Recordá que chorrean en abundancia, de modo que se las deglute con las gambas bien abiertas. Y… ¡ojo con las salteñas!…
    Saludos a la Macedo.

    • pintxo dice:

      Me lo saco de la boca Yañez. Todos hacen cuentas sobre el gas pero a nadie parece molestarle 1.4 dolares el litro de nafta de una muy estatal YPF cuando en los EEUU -ya que tanto comparan con el boca de pozo alli-, cuesta 0.60 de dolar el litro. (usd 2.29 el galon de 3.78 litros)

      • Norberto dice:

        Es que los tan denostados subsidios allí se aplican, sobre todo en los combustibles, y los impuestos en general se pagan, entonces no es necesario cargar con grandes impuestos los consumos, como aquí donde la mayor carga es sobre ese tipo de impuestos, por ejemplo, IVA, Ingresos Brutos y combustibles.
        Nunca menos y abrazos

  4. David (idu) dice:

    “Por eso, creo que debemos empezar a pensar que algún tipo de estatización de los servicios públicos resulte factible e inevitable en el futuro mediato.”

    ————————–

    Caramba! y yo que creía que los servicios públicos eran estatales…

    Bueno, está bien, hay algunos intermediarios llamados Edesur o Metrogas, pero la tarasca (sean o no inversiones), la pone la gilada.

    Eso los convierte en estatales por definición.

    Ahora bien, que algunos “privados” sin responsabilidad alguna en la gestión ni en la inversión, se lleven su bien merecidos morlacos, no hace más que confirmar lo dicho:

    Los servicios son (y seguirán siendo) estatales.

    ¡Un farolito ahí!

  5. guillermo dice:

    ESTO NO ES PARA PUBLICACION. No solo porque me echaste, a lo que tenés derecho (y no hace falta que tengas razón para tenerlo), sino porque no me interesa intercambiar con la enorme mayoria de quienes te siguen. Pero si me alarma que seas tan talibán en tu causa pro gobierno anterior que decís cosas que se caen solas. …

    Muchos argentinos creen firmemente que las tarifas de los servicios públicos de gestión privada, gas, luz, agua, eran “baratas”.

    Confusamente, comparan los precios de otros bienes, o de los mismos servicios en otras provincias u otros países (criterio que, reconozcamos, el gobierno anterior también usaba). No se tiene en cuenta que los servicios no se importan ni exportan: no hay un “mercado” para fijar esos precios.

    El gas y el petroleo, los dos productos claves en el tema servicios, son eminentemente exportables/sujetos a precio del mercado internacional. Si no existiera, la historia del mundo actual seria bien distinta.

    Hacete el favor de aceptar tu inteligencia.

    • Abel B. dice:

      ESTO NO ES UN ANTECEDENTE. Mi costumbre es no publicar lo que me piden no haga. Además, rara vez tengo tiempo o motivación para contestar personalmente los comentarios.

      Sucede que su coment. despertó mi interés (lo edité, suprimiendo agresiones a otros comentaristas). Y la casilla de mail con la que lo envía no acepta recibir mails.

      No sé si Ud. tiene, o no, la inteligencia que me adjudica a mí. Pero ciertamente su obsesión con el peronismo no lo reduce al nivel que muestran los foristas de La Nación. Es articulado y a veces presenta buenos argumentos.

      Entonces, no me explico su insistencia en discutir con gente cuyas opiniones desprecia. Para debatir, es necesario que la posición del adversario sea digna de interés, aunque sea rechazada, o hasta considerada diabólica.

      Su observación -en este caso- muestra que su obsesión la lleva a malinterpretar lo que estaba escrito con bastante claridad, me parece. Y -el motivo que más me ha movido para autorizar y responder- me permite insistir en lo que creo es una asignatura pendiente de los gobiernos populares.

      Es cierto que el petróleo -sus diversas clases, en realidad- son commodities (El gas es más limitado: su transporte a grandes distancias es más caro). Pero ¿qué tienen que ver esos insumos con el hecho que no hay un mercado para los servicios aludidos en el post? La distribución domiciliaria de electricidad, de gas, de agua, son los casos clásicos de “monopolios naturales” estudiados hasta el cansancio en la literatura económica. El Estado debe supervisarlos, o hacerse cargo directamente. Dadas las experiencias de los últimos 25 años en supervisión, tiene que hacerse cargo.

      Esta intervención es un impulso de mi parte. No espero nada de la discusión. Pero no lo “echo” del blog. Sus coments. no son más de “talibán” que algunos de los del “otro lado”. Eso sí, si no tiene nada más que aportar que insistir en que el peronismo en su versión K, y anteriores, ha hecho cosas muy malas… me aburre. Ya lo sabía. Si no lo necesito para equilibrar pavadas, o para llenar espacio, no se los autorizaré.

      Saludos

  6. Carpe Diem dice:

    Está bien: los servicios públicos tienen su prestación concesionada en rubros tan importantes como el gas y la energía eléctrica.
    En otros, como el agua potable y cloacas, la prestación la brinda en el AMBA, una sociedad anónima controlada por el Estado. Desde 2007 acreditó esa experiencia ser útil para extender el servicio, bajando enormemente la conflictividad, ya que los reclamos por excesos en la tarifa, tan habitual en la Aguas Argentinas francesa, declinaron dramáticamente con AySA, mientras se hacían obras de envergadura, y gran proyección para la universalización del servicio, como Paraná de las Palmas.
    El aumento de la tarifa del agua potable practicado por AySA nos pone ante un escenario, normativa y operacionalmente distinto al de los otros servicios, pues no se trata de darle privilegios a operadores privados, sino de evjtarle al Tesoro sostener el déficit que le causaba mantener operativa a la concesionaria estatal. Es otro caso de planilla de Excel, que determinó cuanto ponía el Estado y cuanto había que aumentar para que los usuarios pagaran hasta el último peso de lo que insume hoy AySA.
    Juega a favor de AySA la existencia de un programa de tarifa social de larga data, que se fue perfeccionando y que hace que los sectores de menos ingresos pagen poco o, eventualmente, nada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: