Dólar “barato”. Otra vez

dolaresvolando dolaresvolando

Leo esta noticia -de rutina- en Ámbito: “Efecto dólar barato: salida de argentinos al exterior trepó 21,3% y arribo de turistas bajó 2,6%. La llegada de turistas disminuyó a 188,4 mil en julio mientras que las salidas al exterior de argentinos aumentó hasta las 284 mil personas, informó este jueves el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC).

De esta manera, el saldo de los turistas internacionales resultó negativo en 95,6 mil, como consecuencia del menor flujo de llegadas de turistas no residentes respecto a las salidas al exterior de turistas residentes“.

Digo que esta es una noticia de rutina porque el fenómeno es, en todo caso, un efecto menor de una determinada relación entre el peso y el dólar. Y no tiene nada de nuevo. Il commendatore Ratazzi, CEO de Fiat, viene diciendo que el dólar “está retrasado hace mucho“. Podemos recordar que éste ha sido uno de los (pocos) cuestionamientos serios que los entonces opositores hacían al manejo económico en la última parte de la gestión de Cristina Kirchner.

Los entonces oficialistas salían con sesudas notas y bonitos gráficos para argumentar que un dólar “barato” no tiene nada de malo, es nacional y popular y permitía mostrar que los sueldos de los trabajadores argentinos eran los más altos de América Latina (En realidad, eso es así -salvo breves lapsos durante algunas crisis- desde 1890, aproximadamente. La América Latina no se ha caracterizado por sueldos altos).

No sé si los actuales oficialistas harán lo mismo. Las huestes de Marcos Peña siguen los consejos de Durán Barba y evitan discutir de economía. Y el Grupo Clarín sólo es oficialista de sí mismo.

Hay algo incoherente en esas defensas y ataques. Los mejores años de las gestiones kirchneristas, donde se registraron la mayor recuperación del empleo y los mayores aumentos en la producción -las “tasas chinas”- fueron de 2003 a 2006, inclusive, cuando existía un dólar (muy) “alto”. Recordemos también que Néstor Kirchner reivindicaba con firmeza los “superávits gemelos”: el fiscal y el comercial. Para el segundo es necesario un tipo de cambio favorable o tener la tecnología industrial de Alemania, una de dos.

(Incoherente pero no raro. En nuestra política, se vive como una obligación del buen oficialista el defender cualquier cosa que haga nuestro gobierno, y si algo sale mal siempre es culpa de otros. Así lo hacían dirigentes políticos que hoy son notorios “autocríticos” de CFK).

Dejen de lado ese comentario. Fue un impulso irresistible. El punto de este posteo es señalar que el tipo de cambio -un dato fundamental de la economía, para un país que debe importar energía e insumos industriales- no es una “decisión política” sujeta a la decisión de un gobierno. Puede decirse -aunque requiera un estudio profundo para fundamentarlo- que la estructura socioeconómica argentina -las limitaciones de su desarrollo industrial, los modelos de consumo de su población- se inclina a provocar que el valor de su moneda se vea “alto” en relación a lo que sería conveniente para estimular exportaciones y turismo del extranjero… salvo cuando estallan las crisis.

El que describió mejor este fenómeno fue Marcelo Diamand, hace medio siglo. Aunque la solución que proponía -dos tipos de cambio, uno para el agro y otro para la industria- es demasiado poco sofisticada para las condiciones de la economía actual.

Tengamos presente que el dólar “alto” que utilizó Néstor Kirchner para estimular el empleo y el mercado interno -en lugar de alentar solamente la extranjerización de la economía, como sucedió después de otras crisis- fue producto de la Gran Devaluación de Duhalde-Remes Lesnicov de 2002. Que no se trasladó a los precios por la feroz depresión en que estaba inmersa Argentina entonces.

Entonces, los economistas y técnicos del peronismo -de toda la oposición- se deben un debate profundo sobre las herramientas para lograr una relación entre el peso y el dólar (y el yuan, el real, el euro y la libra) que sea funcional para el bienestar de su población y el crecimiento de la economía.

En cuanto al gobierno actual, el que debe enfrentar la situación ahora… no le envidio el problema (aunque los sueldos, gastos de representación y otros beneficios de los altos funcionarios ayudan a soportarlo). Todos los sectores de la producción -rural e industrial urbana, salvo los sojeros- están entre descontentos y desesperados con este tipo de cambio.

Ha gastado su “bala de plata” política con la devaluación que ya realizó, que, por supuesto, se trasladó a los precios. Ha provocado una disminución del consumo… pero no la suficiente para frenar la demanda de dólares de la industria y del sector de la población donde están sus apoyos. Cualquier modificación del tipo de cambio se trasladará a los precios, volviendo en pocas semanas a la situación actual (esto tampoco es nuevo. Sucedió una y otra vez en la década del ´60, cuando el desarrollismo impulsaba las devaluaciones). Y una nueva escalada inflacionaria… destruiría la base de apoyo que todavía le queda a Macri en la sociedad.

Anuncios

55 respuestas a Dólar “barato”. Otra vez

  1. eduardo dice:

    A esta altura de los acontecimientos voy a tener que darle la derecha a los que dicen que historicamente el endeudamiento fue para facilitar la fuga de divisas, la unica ventaja que se ve de este tipo de cambio es para los fugadores de divisas , las provincias se estan endeudando a un ritmo acelerado a un tipo de cambio que vuelve a todos los costos de la argentina carisimos en comparación a cualquier pais de europa , van a sudar sangre a la hora de pagar esos prestamos. Quién va a venir a invertir un mango con este tipo de cambio ? quien va a contruir una fabrica en la argentina si con los mismos dolares construye por ejemplo un 1,3 fabricas en Brasil .
    Hablan de tarifas de gas en dolares, quieren concesionar un 50 % más de rutas con tarifas en dolares ( por supuesto primero pagaremos despues invertiran ) . Nos inundan los productos importados , eso si a diferencia de los 90 no somos los consumidores los que nos beneficiamos de las importaciones baratas y el tipo de cambio atrasado. esta pelicula ya la vi con el agravante que es peor que las anteriores.

    • David (idu) dice:

      Las importaciones NO son libres.

      Ni los respuestos de autos para que los seguros cubran los siniestros.

      Ni innumerables bienes de “importación no automática”, que dependen del burócrata de turno, y sus larguísimos plazos de decisión.

      Ni las de los envíos puerta a puerta, con puras limitaciones.

      Ni los componentes requeridos para la industria electrónica “no Tierra del Fuego”

      Todo es muy parecido a lo anterior. Salvo el “cepo”

      Dolar barato, continuar con la alta presión fiscal, seguir con el endeudamiento a cambio de reducir la emisión y con eso la esperanza de bajar la inflación (parece).

      Todo lo necesario para NO TOCAR el déficit fiscal.

      Que seguirá, o más probablemente, aumentará.

      Porque tienen que ganar las elecciones del 2017

  2. David (idu) dice:

    Uf, otra vez el dolar barato.

    Hace 41 años que vengo analizando el tema en profundidad, ya que mis productos compiten con importados.

    SIEMPRE se tendió al dolar “barato”. No hay populismo que se le resista.

    O sea que ocurrió con todos los gobiernos de las últimas décadas, en especial con los milicos, los peronistas neoliberales, los peronistas nac&pop, y por supuesto el macrismo.

    Y dado que este esquema de “deme dos”, los viajes al exterior, los fideos italianos y los progresistas “salarios altos en dólares”, en algún momento colapsa, entonces “alguien” hace el “trabajo sucio”, se devalúa (con más o menos “relato” de apoyo) y luego el dolar va abaratándose sin prisa pero sin pausa.

    Como ahora.

    ¿Adivinan lo que viene?

  3. nada de no les envidio!

    vinieron a sacar tajada, hacer negocios, y cdo se acabe lo fácil se irán.

    corridos por el pueblo, en parte, pero cdo ya no quede nada para embolsar.

    con todo destruido, los burgueses y aspirantes al nicho llorarán como siempre, por un salvador.

    al que después patean.

    procesos siniestros, midiotas que asquean.

  4. Mariano T. dice:

    Es preocupante, ya estamos por llegar al nivel de 2015 o 2013.
    Pero hay muchos que vienen defendiendo el dolar barato los últimos años, en comentarios de este blog,. Vendrán a bancar el macrismo?

    • eduardo dice:

      Para nuestras economia el retraso cambiario es siempre perjudicial, ahora no es lo mismo el retraso cambiario con cepo , con algunos precios cuidados , con actividad economica local , con restricción de importaciones, endeudamiento restringido ,que retraso cambiario con ligereza para permitir importar, libertad de compar y fugar dolares que con permitir liquidar la exportaciones a 5 o 10 años, aumento de endeudamiento a mansalva , etc . Estos pibes vinieron a romper todo si excepción, lo que estaba mal lo empeoraron y lo que más o menos funcionaba lo rompieron.

    • Rogelio dice:

      Mariano:

      Es imposible comprender y mucho menos manejar las variaciones en el tipo de cambio sin situar la cuestión en el marco del sistema monetario unipolar del U$S.
      Y en los desequilibrios monetarios sistémicos que provoca no solamente en Argentina sino en todos los mercados emergentes.

      De nada sirve buscar como “chivo emisario” al gobierno – sea el actual, el anterior o el futuro – porque la situación estuvo, está y estará en mayor medida fuera del alcance de cualquiera de ellos.

      La crisis de 2008
      No podemos olvidar que en 2008 se manifestó una crisis financiera global que ha dado lugar a una sucesión de cambios económicos, financieros y monetarios que van evolucionando lentamente y en forma bastante negociada.

      En buena medida los desequilibrios y debilidades del sistema monetario global se originan en el exceso de dólares atesorados como reserva por los bancos centrales de todo el mundo a partir de los efectos combinados de 2 políticas aplicadas por la Reserva Federal de USA para la superación de la crisis:
      1) la política de flexibilización cuantitativa (QE)
      2) el nivel de tasas de interés virtualmente nulo que aplicó durante varios años.
      Esta políticas han alcanzado su techo y ya no aportan más soluciones ni siquiera para sus promotores habida cuenta de los mega-déficits comerciales y de cuenta corriente que sufre USA que, además, le causan los problemas internos que hoy tienen y explican los cambios de que seremos testigos en su política interior.

      “El Consenso de Hangzhou”
      Se esta edificando un nuevo sistema monetario multilateral como surge de los acuerdos alcanzados en la última reunión del G20, comunicado final => http://goo.gl/40LheJ
      Transcribo abajo un párrafo de ese Comunicado Final:

      Siguiendo la decisión del FMI, damos la bienvenida a la inclusión del RMB en la canasta de monedas de Derechos Especiales de Giro (DEG) a partir del próximo 1° de octubre. Apoyamos el seguimiento continuo sobre la utilización ampliada de los DEG, tal como la presentación de informes más amplios sobre la emisión de bonos denominados en DEG, como una forma de mejorar la resiliencia. En este contexto, tomamos nota de la reciente emisión por el Banco Mundial de bonos denominados en DEG en el mercado interbancario de China. Acogemos con satisfacción los trabajos futuros de las organizaciones internacionales que apoyen el desarrollo de los mercados de bonos en moneda local, incluyendo la intensificación de los esfuerzos para apoyar a los países de bajos ingresos.

      Significa que la moneda china, el Yuan o RMB, ha alcanzado ya la categoría de moneda global de reserva (“Reserve Currency”) como lo demuestra el hecho que los bancos centrales de más de 40 países hayan concretado acuerdos bilaterales de intercambio con las autoridades monetarias chinas por un monto superior a los 3 trillones de yuanes.
      Entre los países que lo han hecho también está Argentina, por decisión del anterior gobierno, posteriormente ratificada por el gobierno actual, como no podía ser de otro modo: Argentina ya acumula sus reservas en yuanes.
      Y también nos dice que en el mundo se han comenzado a emitir bonos denominados en DEG (una forma del Bancor de Keynes).

      La obsesión por el dólar en Argentina y la región sudamericana
      Como queda evidenciado con claridad después de leer con atención el post de Abel, la obsesión “excluyente” por el dólar NO conducirá a ninguna parte.
      ¿Será un reflejo del pasado?

      Tomando en cuenta la situación general de nuestra región sudamericana y los cambios globales que estamos viendo, puede ocurrir durante un tiempo prolongado que el dólar siga siendo la principal moneda regional en un contexto global más diverso, pero… en ese contexto: ¿ cuál será para nosotros argentinos la mejor política monetaria ?

      Saludos

      • Mariano T. dice:

        No es un tema del dolar, sino del peso. Para tener industria hay que mantener un peso que no sea muy fuerte en relación con una canasta de monedas de los países con los que comerciamos.
        Por supuesto es más complicado con un cepo que favorece sobrefacturación de importaciones y subfacturación de exportaciones, que aumentan la restricción externa, además de restricción de importaciones de tal manera que los costos de la industria se eleven varias veces respecto a los otros países, sobre todo los vecinos, con aumento de contrabando, etc, etc. Estas cosas solo empeoran el efecto dañino del peso caro.

  5. guillermo p dice:

    De qué se asombran? Estos animales creen que todo es un problema monetario.
    Para lograr un tipo de cambio real multilateral alto pero que no golpee a los menos favorecidos hay que tener una política de protección y un Estado gendarme que vigile.
    Les parecerá fascista? Es una excusa para no salir del ajuste y sangría permanentes.
    Son 30 años como Política de Estado, por lo menos. Así lo hicieron TODOS lo que hoy tallan en el mundo.

  6. Charrua dice:

    Yo no creo mucho en la idea de Diamand (o mejor dicho, creo que sólo tiene sentido como problema dentro de un proyecto de industrialización) y en este caso, la referencia debería ser Mundell-Fleming, de todos modos.
    Resulta que el trilema funciona para todos, no sólo para los K: si querés tener tasas de interés altas para frenar la inflación y libre movimiento de capitales, tu moneda se va a apreciar. No hay magia. Es la cara inversa del problema que hizo a Cristina imponer el cepo:

    • Silenoz dice:

      Es que durante los 12 años K las tasas fueron negativas y si bien había libre flujo de capitales estos no venián o lo hacián a cuenta gotas. Es más, en promedio salió más de lo que entró.

      La apreciación cambiaria sobreviene por la inflación que era mayor a la depreciación del peso. El fenómeno que vos citas (usual en esquemas de metas de inflación que acá el kernerismo NO aplicó y que el Prat Grasa quería aplicar por 2003/4 haciendose acreedor de un merecido shot en el toor) muy probablemente suceda a partir de este momento (tal como fuera en el mendeznismo y milicos) y como lo fue en Brasil con su Superselic

      • Silenoz dice:

        Agrego una cuestión importantísima más:
        Si la apreciación cambiaria sobreviniera por una fluida entrada de dólares, no deberíamos haber entrado en la consuetudinaria restricción externa.

        Que es el caso de Brasil, por que estos están en una profunda crisis político económico pero que, casualmente, NO se debe a un estrangulamiento en la balanza de pagos, motivo por antonomasía de todas y cada una de las crisis economícas de toooodos los países de AL

      • Charrua dice:

        Pero justamente, para mantener esas tasas reales negativas y no devaluar es que se terminó en el cepo.
        Es cierto que la apreciación del peso durante el kirchnerismo se dio sobre todo via inflación y por eso es que la (inevitable) devaluación se volvió un problema; no había manera de dejar caer el peso sin alimentar la infla.

      • Silenoz dice:

        Discrepo casi en todo cro.:

        -No todo es “inevitable” y la “pesada herencia” tampoco requería esa “inevitabilidad”, además si nos referimos a competitividad, tampoco es la variable principal, es un mero paliativo transitorio. Más abajo aclaro un poco que la competitividad se debe primeramente a la inversión.

        -El “cepo” es la consecuencia de la restricción externa, y la devaluación puede llegar a solucionarla si sus porcentajes son muy importantes a costa por supuesto de meter en recesión a 3/4 de la población, en el mejor de los casos logran superavit en la balanza comercial por la consecuente caída de la actividad pero NO por un aumento de las expos.

        -La restricción externa se debe las distintas elasticidades expos/impos relativo al ingreso.
        En el alza del ciclo por cada punto de aumento del UCI las importaciones aumentan un 1,2%,

        Los distintos ritmos de variación de expos e impos (éstas aumentan en mayor proporción a las expos) originan la restricción externa.
        Fijate en el gráfico que viene de este comentario

        Ésta es la causa primordial de las restricciones, por supuesto, crecientes remesas de dólares x turismo y déficit energético agravan el cuadro, pero nuestro país ha entrado anteriormente en el fenómeno restrictivo sin que estos dos sucesos se presentaran.

        – En nuestro país, NO HAY FORMA –por el momento- QUE LAS DEVALUACIONES NO SE TRASLADEN A PRECIOS, el pass-through depende del nivel de actividad, empleo. Ojo esto es así para toda AL, en mayor o menor medida.

        -Las devaluciones no reactivan las exportaciones, sólo permiten mejorar la tasa de ganancia de los exportadores planchando el costo salarial.O sea los exportadores NO se tornan más competitivos, sino que ganan más con el mismo o menor volumen de ventas sin poner un mango

    • Mariano T. dice:

      Diamand se autocontradice. Clama que la restricción externa es el principal problema, y a la vez diseña mecanismos para asegurar su perpetuación. Solo se explica por la idea que había en los 60 de que el agro no reaccionaba a precio, después desmentida por los hechos.

      • Silenoz dice:

        En realidad vos con semejante nivel acadámico y de rigor, insultás al opinar sobre tipos como Diamand

        Sin embargo a pesar de las retenciones tenés razón, mirá como “cayó” la producción de yuyos

        No paraban de rematarse los campos durante la década depredada… Ahhh no… pará…. eso fue ehhh… ¿cuándo? ¿volverá? ¿qué dirá el productor chico o las “economías regionales” del “sinceramiento”?

        ·#YoNoLeoASilenoz

        PD: ¿qué pasó…marquitos levanto la factura del milintonteo del mes pasado? (ja ja…)

      • Mariano T. dice:

        Muy sobrevalorado Neil Diamand. Solo la pegó con September Morn.
        En tu gráfico, solo indica que tuvimos la década de mayores precios de la historia, el famoso viento de cola, por eso se puede hablar de la década perdida.

  7. Capitán Yáñez dice:

    Parafraseo un comentario a la nota de Ratazzi en Ámbito: signor commendatore, por cuestiones que no vienen al caso hace unos días me he hecho de un billete de cien dólares. A $17,50 (usted habla de un dólar entre $ 17 y 18) se lo vendo ya mismo. ¿Me lo compra?
    En fin, mi siempre muy estimado blogger no más en jefe… fue allá por 1953 cuando Perón largó aquello de “¿Acaso alguno de ustedes vio un dólar alguna vez?”. Las “fuerzas vivas” (a las que Perón llamaba “los vivos de las fuerzas”) clamaban, por entonces, por una devaluación. Hace 63 años. Cansa ya el asunto.
    Para el caso, habrá que esperar que el gay Prat vuelva de su viaje de fin de curso…

  8. Leandro dice:

    Y veremos que pasa cuando alla por diciembre los colegas de tractorcito se pongan a generar corridas porque se viene la cosecha y necesitan un dolar mas alto, como hacen todos los benditos años, y el gobierno se de cuenta que como saco toda traba a la compra de dolares, elimino cualquier limite a cantidad a comprar, voló toda regulacion, papeleo, pateo a un año la obligacion de liquidar los dolares, y demas bellezas, no tiene NINGUNA, repito, NINGUNA herramienta para frenar la corrida salvo desangrar las reservas en forma masiva. Habra que apechugar y bancarse el cimbronazo.

    • Raúl C. dice:

      Hay algo peor, Leandro. Hace algo más de una semana, ‘para fortalecer la competitividad de las exportaciones’ subieron el plazo para liquidar los dólares de la soja y afines a 1825 días corridos, o sea 5 AÑOS. Es decir, nunca… si así se les antoja a los exportadores. Mucho peor.

      • Mariano T. dice:

        Quedate tranquilo. Salvo que pongas un dique, los movimientos financieros son más fuertes que los comerciales. Así que todas esas cosas no van a pasar, al menos en 2018. Me preocuparía mucho más que el dolar se quedara quieto hasta las elecciones, generando tensiones y sensación de que puede haber corrección post electoral. Sería muy sabio que llegara a fin de año en torno a 17, y a Octubre de 2017 cerca de 19.
        Mis colegas no provocan corridas. Solo se resisten a pasarse a pesos cuando ven probable que el peso va a perder valor. Pasa lo mismo en toda la economía argentina. Desde el empleado que compraba dólares “ahorro” el año pasado y que ahora no, hasta el industrial y el comerciante.

  9. Silenoz dice:

    Ja ja…
    Algunas citas del posteo me obligan, lamentablemente, a hacer unos comentarios que haré después, porque se repiten “consignas” que no tienen un poder explicativo de la bonanza de los primeros años K. Sólo diré por ahora que teniendo en cuenta las características descriptas de los primeros años, para volver a crecer a “tasa chinas” habría, entonces, 2 soluciones:

    1- esperamos una nueva alineación de astros celestes
    2- o hacemos lo que hizo la asociación ilícita tilinga de gobierno actual pero de forma correcta, independientemente de lo que se entienda por “correcta”…

    En fin….

    Creo yo que cuando se habla de atraso cambiario se recurre a un eufemismo y se es funcional a los intereses de determinados sectores: específicamente la agro industria, minería y algún sector industrial.

    Cuando se levante el bendito tema del “atraso cambiario” en realidad lo que se quiere decir es que se están teniendo problemas de costos

    Cuando aumentan fundamentalmente los salarios, comienzan las presiones en la tasa de ganancia o mark up del empresario al no poder trasladar esas variaciones a precios ya que somos tomadores de precios en todos (o casi) nuestros productos exportables.

    Bajo esta circunstancia se requiere bajar los costos SÍ o SÍ. La forma genuina es a través de la inversión para conseguir mayor productividad que permita bajar el costo unitario y NO por una medida de escritorio.

    El tipo de cambio es una medida transitoria, que no alcanza per se y, en circunstancias de bajo desempleo, es problemático de conseguir.

    Al encontrarnos en la situación indicada arriba, como se ha visto, las devaluaciones no solucionan nada, al contrario, quedarón más culo para arriba que antes.

    Por eso, si se quiere tener un tipo de cambio competitivo, sin que se acelere la inflación (a la postre éste el motivos del “atraso camnbiario”) y con “todos adentro” no queda otra que los llamados acuerdos de salarios y precios. Nosotros tenemos un antecedente relativamente exitoso, del “keynesiano chabón” Pocho cuando Gómez Morales….

    Pero bueno…. reconozco que NO cualquiera está en condiciones de juntar cabezas como fuera en esa oportunidad para lograr algo similar, lo más cercano fue en su momento CFK (para inicios de su segundo mandato) pero buehhhh… ya pasó… Y ahora…. que lo arregle (si puede) el mejor equipo tilingo de los últimos 50 años

    Saludos

    PD:¿y los 40 000, y si hago juicio, y la energía, y si hace calor en verano, y la efedrina y candela? jaja…

    • Silenoz dice:

      Como había adelantado en mi comentario de arriba, cumplo (a mi mismo debo reconocer) por que, casualmente a mi también algunas citas del posteo me provocó ”un impulso irresistible” (no se puede contra natura ja ja..)

      Yo insisto en cuidarse de algunas afirmaciones que dan la apariencia al menos de ser (muy) ligeras:

      Que las mayores tasa de crecimiento se hayan dado bajo determinadas circunstancias NO SIGNIFICAN QUE ÉSTAS FUERON LAS QUE LE DIERON ORIGEN , de hecho primero HAY QUE PROBARLO.

      Sin prejuicio de lo anterior hay algunas cosas que se deben tener en claro:

      1- las exportaciones son INELÁSTICAS al tipo de cambio, el boom exportador tuvo que ver CON LA DINÁMICA DE LOS MERCADOS INTERNOS DE NUESTROS SOCIOS COMERCIALES, incluido las manufacturas.

      2- Los precios de nuestras commodities dependen del consumo mundial principalmente (en la década depredada hubo un fuerte componente especulativo que levantó aún más sus precios)

      Los dos componente son exógenos, con lo cual NO tenemos forma de revertirlos a la baja del ciclo, como está sucediendo con esta dada a llamar “secular stagnation”

      La importancia de los superavits gemelos:

      1- El saldo positivo de la cta. cte. es vital por que es la forma GENUINA de obtener dólares, más necesario aún por estar fuera de los mercados debido al “grandioso” default del 2002. De ahí su importancia en la coyuntura

      2- El superavit fiscal se pierde posteriormente a la crisis del 2008 y fundamentalmente debido al gasto público involucrado para sostener el nivel de actividad y, sobre todo, el empleo que es lo que al menos a los peronistas –entre otros- nos interesa.

      Y NO….. para mantener el primero (saldo favorable comercial) es necesario exportar más de lo que se importa.

      Por la exogeneidad de las expos, mucho no podemos hacer (Brasil y la política económica de la cra. Dilma) pero SÍ podemos (y mucho, que no se hizo o se hizo en forma incompleta. chabona o algo así) propiciar menores importaciones vía una política sustentable de ISI.

      En cuanto al déficit fiscal, lo importante es para o por qué se incurrió en él. Si el mismo se debe para sostener el nivel de actividad y empleo es correcto siempre y cuando NO se vulneren sus criterios de sustentabilidad, dentro de los cuáles el crecimiento (el año pasado: 1,9 de déficit con crecimiento de 2,3) y la restricción externa son los más cruciables

      Un “cavit”: ojo que NK apreció el dólar un 10% maso y CFK1 y 2 devaluó un 8 y 145% respectivamenteehhhh….. OJOTA ACÁ con el “tipo de cambio competitivo” de NK

      Algunas conclusiones:
      Lo que provocó el crecimiento del producto y el empleo fueron las políticas económicas implementadas por ambos K (creciente gasto público –transferencias y obra pública-, redistribución del ingreso -vía políticas fiscales progresivas- y los mecanismos de fortalecimiento del poder de negociación de los sindicatos (paritarias libres, aumentos discrecionales del SMVM, etc).

      La preponderancia conferida a estas herramientas son las que explican un mayor crecimiento respecto a otros países de AL a pesar que todos ellos contaron con el mismo “viento de cola”.

      Y no se debieron al ” dólar “alto”” (que NK aprecio) y menos aún a la ” Gran Devaluación de Duhalde-Remes Lesnicov de 2002”, tampoco al “viento de cola”

      -Hay que entender de una buena vez que medidas recesivas NO PROVOCAN CRECIMIENTO, la devaluación como tal no favoreció EN NADA el crecimiento posterior.

      Y por último una cuestión o problema que se suma en la coyuntura con un relativo bajo desempleo:

      Durante CFK 2 y cualquiera que la hubiese sucedido, tendría una gran dificultad para sostener al mismo ritmo de disminución del desempleo ya que al acercarse a niveles cercanos del pleno empleo técnico se requieren tasas de crecimiento del producto mayores a las que necesitó NK o CFK 1 inclusive.

      A modo de ejemplo, suponiendo que durante NK, para aumentar un punto el empleo se necesitó un crecimiento del PBI del 2 por ej., para cuando CFK 2 o ahora, ese mismo punto de aumento necesita bastante más del 2% de crecimiento del PBI (ley de Okun)

      Este comportamiento o relación entre producto/productividad/empleo merece una explicación más amplia, Maxi en un posteo anterior comentó algo al respecto pero, a mi entender, debería incorporar otras cuestiones fácticas… buehhh.. después porái agrego algo al respecto

  10. ATG68 dice:

    Hola Abel Disculpe lo basico de mi pregunta El dilema de Macri es que si devalua suben los precios y si no, no hay “competitividad” y ademas se pierden dolares por balanza de pagos y por compra directa? Abrazo Atilio Gualtruzzi

    • David (idu) dice:

      Efectivamente: se llama “El Mal Holandés”:

      https://es.wikipedia.org/wiki/Mal_holand%C3%A9s

      Cuando un producto competitivo internacionalmente digamos la soja, trae grandes cantidades de dólares, y este tiende a la baja, entonces la producción industrial, que no tiene la misma competitividad, se encuentra con un dolar que no solo no permite exportar productos manufacturados, sino tampoco competir con esos mismos productos importados.

      Lo que repito desde siempre: la abundancia telúrica nos condiciona en nuestro desarrollo fuera de los commodities primarios.

      Ergo, hay que ir pensando en saltear la etapa “industrial” (eso ya quedó para los chinos, bye bye Diamand y otros maestros míos de los inicios), y pasar directamente a la generación de valor agregado de conocimiento exportable.

      Bah, es lo que haría Sarmiento hoy.

      Pero era un cipayo derechista, que obligaría a todos los jóvenes a terminar la secundaria (sin pegarles a los maestros y profesores), así que olvidémoslo.

      • ATG68 dice:

        No se si sera a lo que se referira Abel, pero gracias por darme tu opinion sobre un tema que desconozco

    • Silenoz dice:

      Estimado le doy mi respuesta:
      La competitividad se logra fundamentalmente con inversión por que mejora la productividad bajando el costo unitario del producto fabricado.

      Ante esta situación aumenta la tasa de ganancia (diferencia entre costos y precio de venta) permitiendo así mantener o bajar inclusive el precio del bien exportado.

      Acá es cuando te hacés competitivo, el tipo de cambio es una ayuda pero NO ES la condición principal, la inversión lo es. Por supuesto, hay dos condiciones básicas de competitividad: por precio o por diferenciación, la primera es tratar de ser el más barato; y la segunda tener un mayor precio pero con otros “beneficios adicionales”. Ésta última es la que la gran mayoría busca por que permite mejores o más altas tasas de ganancia.

      Saludos

    • Abel B. dice:

      Estimado Atilio: Se puede responder a su pregunta “Sí”. Pero hay un problema: para que tenga sentido, se debe definir antes “competitividad”. Y eso tiene una respuesta diferente según la escuela de economía que elija, y según el sector de la producción que la promueva.

      Tengo mi posición, por supuesto, y la puede ver en este posteo, y en otros a lo largo de los años. Se basa en que TODOS los países con una industria exportadora importante pasaron por largos años de un tipo de cambio muy “alto”=una moneda propia subvaluada (Con la posible excepción de Inglaterra, porque fue el primero).

      Pero estas decisiones, en el corto plazo, las toma la Sra. Realidad. Más y más sectores están presionando por otra devaluación; eso crea una expectativa, que influye sobre las decisiones de inversión. Sumado al hecho objetivo que el dólar está “barato”, o no habrían viajado al exterior en un sólo mes casi 300 mil argentinos.

      Cuando devalúe, o cuando el dinero que hoy va a las Lebacs y similares se vuelque al dólar. habrá otro gran salto en los precios. Pasó en esta devaluación de Prat Gay, pasó antes con la de Kicillof, y pasó en todas las que se hicieron en medio siglo (Con la excepción parcial de la de 2002, porque la economía estaba destruida).

      • Norberto dice:

        Como ex empleado de transportes le puedo decir que esa gente viaja siempre Gran Jefe, amen del efecto arrastre que tienen los pasajes comprados en cuotas por precaución durante los últimos meses del anterior Gobierno, y en cuotas, de mi último viaje tengo una anécdota sobre el tema, porque además cuando al resto le va muy mal, ese grupo la “levanta en pala”, piense que para el año estamos hablando del 1,5% de los habitantes y que muchos repiten, tienen propiedades donde vivir o familiares que los refugian.
        Y cuando las diferencias se agrandan, es por concentración del dinero en pocas manos, como viene sucediendo en USA donde hoy el 0,1% posee lo mismo que el ¡90%! mas bajo.
        Y otra parte la experiencia es que no solo viaja siempre, sino que lo hace con mayor frecuencia, porque ademas aprovecha para llevar su plata, ahora legalmente, e invertirla tanto en propiedades, como lo muestra Rosario son muy ladrilleros, o en esquemas Ponzi. o en marrocos bancarios en cuevas de Miami con carteles de tales.
        El dólar está barato para este esquema económico y los ganadores del mismo, pero caro para nuestro pueblo, si lo que queremos es latinoamericanizar la economía, sigamos con el dólar alto o más alto, en los noventas iba a Panamá, donde los precios eran similares a Miami, pero los salarios normales de USA eran de veinte veces mayores, y en los super pasaba lo que hoy en nuestro país, ayer día de ofertas en COTO de un barrio paquete como Ramos, había poquísima gente.
        Nunca menos y abrazos

      • ATG68 dice:

        Le agradezco Abel, la gentileza de haberme contestado, siendo mi pregunta no muy sofisticada. Entiendo que hay distintas visiones y yo, finalmente, tengo mis simpatías históricas, mas alejadas del dia a dia y del conocimiento especifico en una determinada disciplina. Pero tomando a “la Sra realidad” como punto a no perder de vista y siendo la economía parte importante de esta, me interesan (también) sus opiniónes en temas mas coyunturales y “tecnicos”, pues las encuentro siempre prudentes y con “realismo político” Me pondré a buscar mas posteos suyos relacionados Abrazo y suerte Atilio Gualtruzzi

    • Mariano T. dice:

      Estas equivocado David. En la Argentina no hay ni hubo mal holandés, porque los movimientos de capital y financiero de divisas son siempre mucho más potentes que el comercial. Cuando se atrasa el dolar es porque estamos recibiendo dólares de afuera (inversiones, bicicletas y préstamos), cuando la dirección de ese flujo se revierte, es síntoma de que la devaluación viene en breve.

      • David (idu) dice:

        Si. Pero los dólares financieros no son “genuinos”. Los de la producción si.

        Que es lo que define la competitividad.

      • Mariano T. dice:

        Genuinos o no genuinos, si no hay apreciación consistente del peso, no hay enfermedad holandesa. Y eso lo determinan los flujos financieros.

      • Mariano T. dice:

        La productividad de cada país no es uniforme. Todos los países tienen sectores más y menos competitivos. De los q exportan cómodos, exportan a gatas, compiten bien en mercado interno, o piden la escupidera enseguida.
        Acá con alimentos tenemos la situación de que con tanta tierra y tan baja población, o se exporta a como de lugar, o se abandona la producción. Es el dilema de Rio Negro. O se reconvierten y modernizan, o cambian a un rubro mejor, o se abandonan las chacras a que se llenen de yuyos. Con el 20% de la producción se abastece al mercado interno.
        Y en industria hay sectores muy competitivos.
        También esta la competitividad comercial, que depende del comportamiento comercial de cada país. Chile hace años que es un gran exportador de cerdo, comprando maíz y soja argentinos. Energía más cara, salarios un poco menores pero no gran diferencia. La clave es la gran cantidad de tratados comerciales bilaterales y la agresividad para vender y competir con el lider mundial (Brasil). Con costos mayores nos pasan el trapo, y acá lloran por las importaciones de Brasil ni bien el maíz recuperó los valores normales de cualquier país exportador(igual es + barato q en Chile).
        Después de la perorata, nunca una producción competitiva perjudica a otra menos competitiva, salvo que le planche el dolar. Y eso nunca pasó acá por exportaciones.

  11. Norberto dice:

    ¿Dólar barato para quien y qué?
    Yo creo que más que afirmar, debe ser pregunta, y Néstor podía mantener un dólar alto porque las condiciones de los mercados internacionales permitían las exportación es y suplantar las importaciones mediante esa HERRAMIENTA, y hoy el dólar está demasiado alto para los bienes y servicios del común, por más alto que se ponga el dólar, el comercio mundial está moribundo y con exceso de oferta, y los remedios liberales para ambos problemas son matar al enfermo.
    La consecuencia es que como se dijo en un momento, hay que restringir la fuga de divisas y reemplazar exportaciones para mantener andando la rueda interna, buscando la forma de ingresar las divisas necesarias mediante la financiación externa de la obra pública, y no usar los créditos externos para financiar la fuga de las mismas.
    ¿Les suena familiar?
    Nunca menos y abrazos

  12. ricardo j.m. dice:

    barato con respecto a que? a la facilidad de afanar que hay ahora con el blanqueo?

    porque al respecto de los salarios de los que producen dolares esta mas que caro irrelevante. a nadie le sobra para comprar uno.

    los parasitos de la plusvalia tienen problemas para mantener su standard de vida?

    que vuerlva el 1 a 1 que parece que no existio

  13. claudio Maxl dice:

    A ver, otro cinico relato neoliberal es q la competitividad se logra pulverizando salarios via megadeva: en Argentina los pass through son plenos y toda deva se traslada a precios con una unica excepcion, tener hiperdesocupacion en sintonia con ingresos d asalariados congelados, ergo: nivel d vida africano como los experimentados en todos los gobiernos pre K, el d Duhalde es la clasica experiencia d pauperizacion d asalariados y jubilados via megadeva con paritarias erradicadas.
    Contrariamente, la competitividad se consigue x incremento d productividad via incorporacion d bienes d capital x parte d empresarios.
    Ahora bien, en este escenario internacional d estancamiento economico , serviria d algo incrementar competitividad en un contexto d demanda mundial planchada?, es obvio q no se convertiria en un driver d crecimiento.
    Respecto a las tasas chinas d Nestor: no se explico x arrastre d la megadeva del zabeca, se debio en gran parte al extraordinario incremento d ingresos reales d trabajadores y jubilados en un contexto d elevada capacidad ociosa d industrias heredada d la depresion neoliberal q permitio satisfacer el exponencial incremento d demanda resultante d las nestornomics, je.
    Y a partir d 2006 lograda la reactivacion industrial “nuestros” empresarios volvieron a demostrar q para seguir apropiandose d los billetes q Nestor volcaba a los bolsillos via incremento real d ingresos aumentaron precios en lugar d invertir lo necesario para incrementar oferta q satisfaciera la creciente demanda estimulada x Nestor.
    No obstante no invertir en sintonia al crecimiento d la demanda, en la decada K se logro el record historico d inversiones, 21% PBI promedio con pico d cuasi 25 puntos 2011 y un nada desdeñable 20,5 en 2015. Para poder comparar: en ningun año menemista la inversion ni sikiera araño los 20 puntos.
    Kedo demostrado en la era K q el driver q impulsa inversiones es el consumo.
    Lo q estan demandando estos HDP con una nueva deva es seguir pulverizando salarios para transferir ingresos d asalariados al poder economico, saben q no lograran competitividad externa con otra megadepreciacion del peso.

    • Politico Aficionado dice:

      Encuentro muy convincente su análisis, claudio Maxl. Lo que no tengo muy claro es como se podría estimular una mayor propensión a la inversión en nuestro empresariado (cuando volvamos al gobierno, of course).

      • Norberto dice:

        Si volvemos la inversión deberá ser manejada por el Estado en las áreas que se consideren de mayor eficiencia y necesidad, direcciónando tanto la pública como el crédito para la privada.
        Y como dice Erkekjetter, es muy claro que la diferencia entre la productividad de un obrero alemán y uno criollo, está en la inversión que ha realizado el empresario.
        Nunca menos y abrazos

      • claudio Maxl dice:

        A ver: nuestro retorno sera justificado historicamente si se resuelven los baches del modelo. El modelo se kedo a medio camino: o no se kiso, o no se supo ( se confio demasiado en la creacion d una burguesia nacional) o no se pudo (creo q Cristina kiso y supo, no pudo x la resistencia d la derecha, empezando con la rebelion d los agrogarcas en 2008). Cuales fueron los errores del modelo: a) permitir la existencia d hecho d un BCRA virtual en silobolsas ( la restriccion externa no fue en esencia endogena, se debio a ese Banco Central agrogarca paralelo q regulo los flujos d verdes, para muestra basta este boton: http://www.ambito.com/811407-habra-us-13000-m-del-agro-esperando-al-nuevo-gobierno). b) No avanzar en la desconcentracion, permitiendo q monopolios y oligopolios cartelizados fueran apropiandose paulatinamente del incremento d ingresos reales d asalariados y jubilados via inflacion a traves del incremento d los margenes d ganancias (basta con analizar esto:
        LACTEOS – En el país operan alrededor de 15.000 tambos, pero Mastellone (La
        Serenísima) concentra cerca del 60% de las ventas de leche fresca. Se trata de un
        mercado concentrado desde los dos lados: oligopólico (pocos productores industriales) y
        oligopsónico (pocos compradores de leche a los tamberos). Los actores controlantes son los
        mismos, y ejercen prácticas anticompetitivas que encarecen el precio del producto final, pero
        también perjudican a los productores primarios.
        YERBA MATE – Es un mercado de características oligopólicas conformado por pocos
        molinos industriales (tres concentran el 50% del mercado) y cerca de 18.000 productores (el
        95% minifundistas), atomizados y con escaso poder de negociación. Los molinos que
        dominan el mercado son: Las Marías (Taragüí, Unión, La merced y Mañanita), Molinos Río de
        la Plata (Nobleza Gaucha, Chamigo y Pico de Oro), y Larangeira Mendes (Cruz de Malta).
        GASEOSAS – Es un sector altamente concentrado. A fines de los ´90, las multinacionales
        Coca-Cola y Pepsi (comercializada por Quilmes Industrial) controlaban el 80% del mercado.
        Luego de una pérdida de terreno frente a gaseosas de bajo costo, con el estallido de la crisis,
        volvieron a recuperar posiciones y lograr fuertes incrementos de precios.
        AZUCAR – En el país operan alrededor de 23 ingenios, pero sólo cuatro controlan el 52,9%
        de la producción. Ledesma (20,2%), Concepción (16%) San Martín de Tabacal (10,2%)
        propiedad del grupo norteamericano Seaboard, y La Providencia (5,5%), de Arcor.
        PDF created with pdfFactory Pro trial version http://www.pdffactory.com
        16
        CIGARRILLOS – El 99% del mercado es controlado por las multinacionales Phillip Morris
        (Massalín Particulares), que acapara el 64% del total, y British American Tobacco (Nobleza
        Picardo) que acumula el 35% restante.
        ARTICULOS DE TOCADOR, COSMETICA Y PERFUMERIA – A pesar de la convivencia
        de pymes y de multinacionales, estas últimas ejercen un amplio dominio, sobre todo en
        artículos de tocador, capitales, higiene descartable e higiene personal (Procter & Gamble,
        Kimberly Clark, Johnson y Johnson, etc). En cremas dentales, la norteamericana ColgatePalmolive,
        Gillette-P&G, y la anglo-holandesa Unilever, concentran el 85% del mercado.
        ENVASES – Los distintos mercados están dominados por una o dos empresas. En envases
        plásticos para gaseosas (PET), el único productor local es Voridian (los norteamericanos
        Eastman), que concentra el 50% de las ventas (el resto es importado). La producción de
        botellas de aceite y agua mineral (PVC) es controlada por el grupo belga Indupa Solvay (72%
        del mercado y único productor local. El tetra-brik y los envases para leche y yogures los
        fabrica exclusivamente la compañía sueca Tetra Pack, y en envases de vidrio Cattorini
        Hermanos controla el 50%.
        ACERO – Acindar, propiedad de la multinacional Belgo Mineira, controla más del 50% de la
        producción de hierro redondo, pues Siderar, el otro gran productor de acero, se especializa en
        laminados planos.
        CEMENTO Tres empresas controlan el 97% del mercado, y mantienen circuitos de
        comercialización diferenciados, con pocas zonas en las que se planteen competencia por
        precios.
        Y en cuanto a las megacadenas d comercializacion: COTO, Carrefour, Jumbo y Wallmart controlan mas del 70% del mercado).
        Solucion: creacion d empresas mixtas con control accionario estatal (simil a YPF) para akellos monopolios controlantes del mercado y d una d las empresas q conforman oligopolios para kebrar el cartel, d esta manera el Estado podria fijar d hecho precios con margenes d ganancias compatibles con inflacion d 1 digito anual, precios a las q las otras empresas en manos privadas deberian acoplarse para poder competir y no desaparecer del mercado (obviamente un giro d 180 grados respecto a la estrategia Moreno d transar con ellas para moderar precios, kedando sujeto a la permanente amenaza d una rebelion x parte d ellas q dinamite toda la estrategia d precios del Estado). Ademas el Estado con su control accionario estaria en condiciones d decidir volcar ganancias a inversiones para incrementar oferta q satisfaga una demanda creciente x incremento reales d salarios y jubilaciones.
        Respecto al Banco Central paralelo agrogarca: RESTITUIR EL IAPI PERONISTA. (control estatal del comercio exterior: todo verde proveniente d expo al BCRA, se logra un abastecimiento d dolares para el pago d deuda y administracion d impo estrategicas, ademas se erradica d hecho la fuga d verdes con un control absoluto d cambios, Kien vio un dolar? diria el general, je).
        Sintetizando: ES EL ESTADO, estupido. Como se puede ver, nada nuevo. TODO PERONISMO. NADA D MENEMISMO.

      • David (idu) dice:

        Si Sarmiento te leyera, Maxl, se suicidaria, para tu beneplácito…

        Saludos ortográficos!!!

      • Abel B. dice:

        Está equivocado, David. Sarmiento estaba muy a favor de simplificar la ortografía del castellano. Sus experimentos eran visualmente tan horribles como los de Claudio.

      • David (idu) dice:

        Ignorábalo, Abel:

        Es verdad, algo habló el Padre del Aula sobre el tema.

        ¡Se me cae el ídolo!

        Aunque sus libros están escritos de acuerdo a las reglas del idioma…

        Y bueno, habrá que acostumbrarse a la jerigonza, las faltas de ortografía, los horrores de puntuación y sintaxis incomprensible de las jóvenes generaciones.

      • Mariano T. dice:

        Para mí es al revés. Las inversiones generan(o generarían) ganancias en productividad de las que los obreros se apropian en parte, pero por sobre todo generarían saldo positivo de balanza comercial (por expos), que revaluaría el peso, y aumentarían la calidad de vida de los consumidores.No creo que empezar por la consecuencia (o sea al revés) provoque ese proceso.

  14. ricardo j.m. dice:

    dolar a 8 fuga de 2000m al año dolar a 15 fuga de 7000 en la mitad del tiempo.

    hay algo que no cierra a menos que claro tengas 10m fugados y con tus amigos del gobierno quieras hacer el negocito de traerlos a 18 y recompralos a 17 para volver a fugarlos, total el precio del dolar es una desicion. no tiene nada que ver con la economia.

    como la de ahorrar en dolares no tiene nada que ver con el ahorro y si con ser complice bobo.

    pero yo entiendo asi como hay pobres con plata hay millonarios de la mente.
    mas preocupante es una sociedad en linea y dispuesta a que la estafen otra vez

  15. Silenoz dice:

    Sobre un tipo de cambio alto que gozaron todos los países hoy desarrollados que le comenta don Abel al comentarista ATG68 mmmmm….. no estoy seguro. Y menos aún que exista una ”escuela de economía” que desde lo teórico aporte un fundamento favorable o contundente a favor del tipo de cambio. Y si la hay es, como siempre, “pour la galerie” y bajo fundamentos entre gaseosos y inexistentes

    Respecto a la experiencia histórica respecto al tipo de cambio competitivo, a mi entender esas condiciones al día de hoy no parecen ser relevantes ya que hubo una sofistificación y cambio tanto en productos, consumidores, marketing, etc. que se hace muy difícil esa comparación con nuestra actualidad, sobre todo en un mundo que “creía” comerciar bajo el patrón oro.

    La cuestión es que a la fecha los comportamientos de las exportaciones respecto a la variación del tipo de cambio no parecen ser relevantes en la mayoría de los países.

    Veamos……

    • Silenoz dice:

      LO EMPÍRICO
      Por ej. en Fighting ‘currency wars’ with blanks: The limited role of exchange rates in export competitiveness

      Los tipos analizan las cuotas de mercados ganadas y perdidas a partir de un grupo de factores como:

      1) Precios (barras en rojo)
      2) Cambio en los grupos de competidores (barras en amarillo)
      3) Otros factores vs. excluido precios (barras en azul)
      4) Cambios en la demanda global (barras en gris)
      5) Margen extensivo: acá se consideran elementos tales como estrategias de penetración en los mercados (barras en verde claro)

      Los países analizados son:
      Europa: Alemania, Francia, Italia y España
      Asia desarrollada: Japón y Singapur
      Asia emergente 1: China e India
      Asia emergente 2: Indonesia y Malasia

      Se analiza las perdidas y ganancias de cuotas de mercados ponderando los 5 factores de arriba

      Es ilustrativo ver conjuntamente las barras azules con las rojas que indican la incidencia del factor precio

      Para el caso europeo:

      Todos estos países han perdido cuota de mercado y, como se puede apreciar la barra azul, que se debe a Otros factores vs. excluido precios (barras en azul), fue el más explicativo, pasando a ser bastante mayor que el factor precio.

      El grupo Asia desarrollada:

      Como se puede apreciar el factor explicativo principal de la perdidas de cuotas de mercado se debe a, devuelta, otros factores excluido precio (barras en azul) siendo mayor que el grupo europeo excepto para Singapur en el 2014

      Para el caso de Asia emergente 1: la historia es completamente distinta ya que tanto China como India han ganado cuotas de mercado, sin embargo estas ganancias se deben principalmente a otros factores excluido precios (barra azul) y en forma muy notoria

      Para Asia emergente 2 la situación es caída y amesetamiento y, en ambos casos, el factor principal es otros factores excluido precio (barras en azul).

      Hay otra cuestión muy importante que no incidía de forma relevante antes de los ’80 del siglo pasado: las cadenas globales de valor (su incidencia en barra de color naranja o algo así ja ja..)

      Su aparición y desarrollo han cambiado ciertas configuraciones del comercio mundial ya que el comercio intra firmas ha desplazado el que se realizaban entre países digamos.
      Teniendo en cuenta esta nueva reconfiguración, en la nota se estudia la incidencia del valor agregado propiciado por esos eslabones y en países como Japón y algunos europeos ha cambiado (perdido cuotas de mercado) por cuestiones de relocalizaciones de ciertos eslabones, mientras que en China el rol de fomento de las expos debida a estas relocaciones, es menor a lo que sucede en India aunque en ambos casos ellas inciden en menor forma que Otros factores vs. excepto precio (barra azul)

      Conclusión:
      Como dice la nota en una libre traducción de mi parte:
      ”The message remains clear, however: price factors are not the only driving force behind export market share changes, and there is a need to get deeper into non-price components”

      El factor precio NO ES el único–y menos aún el principal- promotor o “driver” (© claudio Maxi) de los cambios en las cuotas de mercado, hay causas mucho más profundas dentro de factores que se encuentran por fuera de los precios

      Esto estaría indicando además que, al día de hoy, antes que ser competitivo por precio se prefiere y busca ser competitivo por diferenciación.

      Un apéndice:
      ¿qué pasa con USA? [1]

      No hay correlación entre las exportaciones y el tipo de cambio ponderado con el comercio
      [1] The Dollar, Oil Prices and Exports: Lessons of Recent History

      Por último: nadie explica coherentemente por qué la industria de nuestro país habrá de ganar más cuotas de mercado con la ventaja del precio, que es exactamente todo lo contrario de lo que viene sucediendo con economías mucho más industrializadas que la nuestra….

      ¿Será que seremos idiotas que no podemos hacer 4Km de subte por año? Ahhh no para…. ¿y candela?

      • Mariano T. dice:

        Las barras azules son “otros factores”. No tiene ningún valor explicativo. Si no sabemos que cuernos es, hay que sacarla del análisis y considerar el segundo factor en importancia. En análisis más finos, los “otros” se identificarían, tendrían su propia barrita, y el pedazo del cual no se podría concluir un soto(barras azules) sería más chiquito.
        En el segundo gráfico vemos una tendencia general creciente. Sobre esa tendencia, las anomalías más pronunciadas para arriba y abajo parecen tener bastante que ver con el dollar index.

      • Silenoz dice:

        Ja ja ja..

        ¡Mirá vo’! ¿’D’enserio bolo’?

        Bueno fijate las rojas contras las azules…..

        Hasta leer hay que enseñarte

        Sigue más abajo

      • Mariano T. dice:

        Las azules son “otros”, o sea que factores no identificados.
        Como no se puede analizar la importancia de “otros”, analicemos la importancia de lo que si esta identificado, como precios. No parecen tener una influencia despreciable.

    • Silenoz dice:

      DESDE LA TEORÍA

      Hay que hacer una distinción por boba que parezca, porque se puede llegar a perder: ser competitivo por el tipo de cambio implica competir por precio. En este aspecto no hay necesidad de ninguna teoría que lo justifique, con el sentido común alcanza y sobra. La dificultad se reduce a tener el más bajo costo posible
      De ser así NO HAY dos escuelas sino tan sólo una cuya dificultad reside en que pone a prueba las capacidades schumpeterianas. Y esta “escuela” dice que la inversión es la condición primordial para ser competitivo ya que la anterior mejor la productividad vía caída del costo unitario.

      Veamos que dice desde la ¿teoría? un CEO de Bridgestone al respecto, en un posteo de don hache que levantó parte de una entrevista en The Nation: [1]

      ” -Con el tipo de cambio actual, ¿el país es competitivo para exportar neumáticos?
      -Sí, definitivamente. Pero depende mucho del tipo de producto que uno genera. Si nos concentramos en los neumáticos de muy baja gama no vamos a ser competitivos; la Argentina, como país, no es competitiva en productos de baja gama y alto volumen. Ahora, si nos centramos en gama media-alta y alta podemos competir; la mano de obra argentina es buena y está calificada, hay procesos y equipos para hacerlo……”

      O sea sí pero no tanto o maso o no es lo que estamos haciendo o algo así, pero lo más importante es la parte restante de la respuesta, y dice don Pedroni
      ”(cont.) Entonces, la pregunta no es solamente si el tipo de cambio ayuda o no. El tipo de cambio es una variable coyuntural y hay que ver cómo se es sustentable como empresa productora a lo largo del tiempo. Y eso se logra con tecnología, productividad, entrenamiento y capacitación de tu gente. La Argentina por eso se está convirtiendo en un centro global de producción de pickups de alta generación.”

      Una conclusión “teórica” que bien podría derivarse de la “expertise” de acuerdo a los grafiquitos mata superticiosos de arriba

      Pero levantemos un poco más la vara “teórica” y que veamos que dice cierta “escuela”: [2]:

      Según un tal Sala Rodríguez ”solo por un problema de pudor y cálculo político es que los economistas de derecha postulan que su fin [el de la devaluación] es hacer más competitivas a las economías. Y eso no lo dijo Chávez ni ningún economista populista de esos que no sabe nada de las leyes del mercado, ni mucho menos yo: lo dijo nada menos que Ludwing von Mises, gurú y guía intelectual-espiritual de todos los neoliberales de izquierda y derecha incluyendo a Friedman, en su Opus Magnum de 1949 titulada La Acción Humana.

      Y ¿qué dijo el cro. von Mises?
      Y bueno, a raíz de los despelotes sociales que aparejaban las devaluaciones para el ’30 tanto en Alemania como Austria, con las pujas distributivas y los despidos al efecto de mantener la tasa de ganancia empresarial que afectaban la gobernabilidad, se encontró una respuesta convencional que es la misma que se utiliza hoy día, dice von Mises:
      ”“En esta situación los asustados gobernantes pensaron en un recurso recomendado desde hacía mucho por los doctrinarios inflacionistas. Como los sindicatos protestaban ante la posibilidad un ajuste de los salarios, decidieron ajustar la relación monetaria y los precios de los productos a la altura de los niveles salariales. Tal y como plantearon el asunto, no eran los niveles salariales los que estaban demasiado altos: era su propia unidad monetaria nacional estaba sobrevalorada en términos de oro y cambio de moneda y tenía que reajustarse. De esta manera, la devaluación era la solución.

      A continuación sigue con las recomendaciones usuales como:
      ”-Preservar el nivel de los salarios nominales o incluso crear las condiciones requeridas para su posterior aumento, mientras que los niveles salariales reales deberían más bien hundirse.
      -Hacer que los precios de los productos, especialmente los agrícolas y ganaderos, aumenten en términos de moneda nacional o, al menos, impedir que caigan más.
      -Favorecer a los deudores a costa de los acreedores.
      -Estimular las exportaciones y reducir las importaciones.
      -Atraer a más turistas extranjeros y hacer más caro (en términos de moneda local) que los propios ciudadanos del país visiten el extranjero.”

      Notable las coincidencias a pesar de haber transcurrido casi 100 años

      Pero ahora viene lo mejor y von Mises sentencia:
      ”Sin embargo, ni los gobiernos ni los defensores de su política eran lo suficientemente francos como para admitir abiertamente que uno de los principales propósitos de la devaluación era una reducción del nivel de los salarios reales. Preferían en su mayor parte describir el objetivo de la devaluación como la eliminación de un supuesto “desequilibrio fundamental” entre el “nivel” nacional e internacional de los precios. Hablaban de la necesidad de rebajar los costes internos de producción. Pero ansiaban no mencionar que uno de los dos costes que esperaban rebajar por la devaluación eran los salarios reales, siendo el otro el interés estipulado en las deudas empresariales a largo plazo y el principal de dichas deudas.”

      Notable el cro. von Mises ¿quién lo hubiese dicho?

      En d’finitiva:

      Desde lo empírico la evidencia es bastante clara sobre la incidencia del tipo de cambio apuntalando a las exportaciones. En el mejor de los casos NO ES LA PRINCIPAL

      Y desde lo téórico o de acuerdo a la “escuela”, menos aún.

      Teniendo en cuenta entonces nuestra estructura productiva, el schumpeterianismo de nuestros “animals spirits”, como dice el cro. citado ”ut supra”, las devaluaciones sólo tienen por objeto aumentar la tasa de ganancia a costa del salario y sin poner un mango….. típico de los rentistas bai de uei

      [1] Las multis no son de Perón

      [2] ¿Hacen las devaluaciones más competitivas a las economías? ¿Qué dice Von Mises?

      • Mariano T. dice:

        En cierto modo los salarios relativos de cada país tienen relación con la productividad del trabajo de esos países.
        Una anomalía eran los maestros griegos que ganaban un poco menos que los maestros alemanes, en vez de ganar 1/3. Los trabajadores privados tenían una relación más adecuada, pero no los públicos.
        Para mal de los griegos, no tenían moneda propia que devaluar, así que se les vino encima el desastre. Porque hacen falta grandes catástrofes financieras para mover los salarios nominales.
        Es mucho más facil tener moneda propia. Devaluar o revaluar es lo más útil de ese hecho.

      • Silenoz dice:

        La producividad a grosso modo es la ralación entre producto y cant. de trabajadores…. NO ENTRAN LOS SALARIOS.

        Los salarios entran en la determinación de precios, como costo y relacionándose en forma lineal y negativa respecto a la tasa de ganancia (Sraffa)

        Ahora sí, finalización de la hora de “educando al supersticioso”

        ¿#YoNoLeoASilenoz? (je je…).

      • Mariano T. dice:

        Vos leés, pero no entendés lo que digo, porque contestás a algo que no digo. Nunca dije que los salarios entren en la fórmula de la productividad, sinó que están relacionados. Podemos comparar productividad del trabajo, digamos industrial para homogeneizar un poco más, en EEUU, Alemania, Francia, Hungría, Birmania, Argentina, Perú y Lesotho. Y hacer un gráfico de 8 puntos, y ver si correlacionan, como yo digo, o no, como decís vos.

      • Mariano T. dice:

        Una vez que te leo y ya estas enchufando gráficos que indican lo contrario a lo que ponés en el texto. Y encima te hacés el compadrito con tan poca sustancia. Un chanta más. Cansador y esteril.
        vuelvo al hashtag anterior
        #noleoaSilenoz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: