Una reflexión sobre la Marcha Federal

Marcha-Federal-Plaza-Fernando-Orden_CLAIMA20160902_0286_29

La amiga y compañera Daniela Bambill decía en un mail “Triste alegría de lucha, paradoja de una Argentina que comienza a ponerse de pie. Esperanzadoramente triste la realidad que nos toca“. Y es cierto que la manifestación de ayer ha tenido un eco profundo en una gran mayoría de la militancia peronista y de la opositora a este gobierno, en general.

Para la información: Oscar Cuervo sube una galería de fotos y actualiza la declaración, con todos los firmantes. Artemio sube un video con las dos horas de todos los discursos, incluso el del representante de la Central Única de Trabajadores, la CUT de Brasil. Hay más en los blogs, y me es imposible resumir lo que veo en las redes sociales (incluso los sarcasmos del macrismo, que son otra indicación del impacto).

Por mi parte, y como ya informé por anticipado los preparativos de la Marcha, trataré de hacer un análisis desapasionado (Como es habitual en este blog. La imagen que uso para identificarme en Twitter es un viejo retrato del maestro florentino).

Es inevitable comparar esta manifestación -no hay porqué evitarlo, además- con la del 29 de abril, convocada por las entonces cinco centrales sindicales. Ambas fueron imponentes. La anterior más estructurada, con una proporción mayor de los asistentes organizada en las tradicionales columnas sindicales. En la de ayer las columnas eran más heterogéneas. Por supuesto, venían de toda la Argentina.

Pero la comparación nos puede hacer equivocar, poniendo nuestra atención en las diferencias. Lo más importante de esas manifestaciones es lo que tuvieron en común. Las dos incorporaron un presencia muy grande de agrupaciones políticas y “sueltos” que iban por las suyas para expresar su bronca y su esperanza. Y ambas fueron posibles por la capacidad de planeamiento y organización de los sindicatos.

En la de ayer -el desafío mas grande, por lejos, porque se trataba de coordinar traslados y actos en toda la geografía de nuestro país, y concentrarlos en la Plaza de Mayo- trabajaron las dos CTAs, y varios sindicatos y seccionales de sindicatos grandes que revistan en la CGT unificada.

Hay que tener presente que también comparten la limitación del poder sindical: pueden presionar y negociar, pero no están en condiciones -nunca han llegado a estarlo, en la Argentina moderna- de ofrecer por sí solos una propuesta política. (Al menos, todavía. Agrego esto porque sé que algunos no abandonan esa esperanza).

(En el artículo de estos días de José Natanson, donde tiene la mala suerte de sacar conclusiones de que no había habido un acto de protesta contra Macri en la Plaza de Mayo, hay una afirmación que tiene su habitual agudeza: “De la Revolución Francesa al 2001 argentino, de la primavera árabe al 15-M español, los momentos de auto-representación, en los que la sociedad parece sacudirse las superestructuras institucionales para asumir ella sola su destino, son eso, momentos, que se apagarán indefectiblemente si no encuentran una vía de canalización política“.

Pensando eso, uno vuelve la mirada a las otras grandes manifestaciones masivas de rechazo al actual gobierno y sus medidas: Una, el llamado “ruidazo”, las protestas contra el alevoso aumento de tarifas de servicios públicos en manos privadas. Más espontáneas, sin duda -lo que no quiere decir que no hubo una importante participación militante- y con la participación de sectores que no se “prenden” en actos políticos ni sindicales. Pero por eso mismo aquí se aplica con más fuerza la limitación que apunto arriba: no puede ser capitalizado por ninguna fuerza política, y los intentos de hacerlo son patéticos.

En cambio, los actos que ha provocado en estos meses la presencia de Cristina Fernández de Kirchner -alguno tan masivo como cualquiera de los anteriores- son, obvio, expresiones de la fuerza y pasión de un proyecto político. Opositor, obvio.

¿Puede esto sumarse en una oposición social y política -ambas cosas son necesarias- al gobierno de Macri? Ahora, no. ¿Puede llegar a serlo? Depende.

Hay un obstáculo evidente para cualquier intento de sumar políticamente a los sindicatos -aún los que han tomado una actitud abiertamente enfrentada al gobierno-, a los movimientos sociales y al kirchnerismo -cuya expresión política hoy es CFK. Y es que la gran mayoría de la dirigencia gremial -los movimientos sociales son los sindicatos de los que no tienen trabajo formal- no está dispuesta a aceptar la conducción de Cristina. Hasta que y si ella llegue a ser Presidente otra vez.

Ahora quiero señalar que, en mi opinión, este obstáculo visible no es el problema. Porque como señalé arriba, y también es evidente, esta dirigencia social no disputa la conducción política de la oposición. Pueden tener, algunos, otras preferencias para ese rol, pero no están en condiciones de decidirlo por sí solos, por cierto. Seguramente muchos de ellos aspiran a ocupar o digitar cargos políticos en segundas y terceras líneas ¿Y?

Me inclino a apostar que CFK saludará a la Marcha. Lo hizo con el acto del 29 de abril de las centrales. Si bien hay “cristinistas” que son un collar de melones, la ex Presidente sabe de política, y las organizaciones directamente vinculadas a ella, La Cámpora y Nuevo Encuentro. firmaron el documento leído en la Plaza de Mayo. Y su posible aliado en la provincia de Buenos Aires el año que viene, Daniel Scioli, estuvo presente en la manifestación.

El real obstáculo, siempre en mi opinión, para su fortalecimiento en el espacio que se expresó ayer, es que -por toda la adhesión que tenga su figura en las bases- los cuadros de esas estructuras “cristinistas” provienen en su mayor parte de los sectores medios, con estudios terciarios, sin inserción sindical, de la sociedad. La “pequebusía”, se decía cruelmente en otras décadas. Aún en los sindicatos de clase media -muy numerosos en Argentina- la presencia de esos cuadros es muy minoritaria, salvo, quizás, ATE Capital.

¿Y el resto de la dirigencia de primera línea -o que aspira a serlo- del peronismo? Parece que los estoy omitiendo en este posteo, cuando anteayer informé de la solidaridad que mostraron con la Marcha, entre otros, José Luis Gioja, Víctor Santa María, Jorge Taiana… Sucede que por ahora no se están definiendo por un enfrentamiento frontal con el macrismo. Al menos no en forma pública. Puede ser una estrategia válida o no. Lo sabremos el año que viene. Pero para ganar espacio en la oposición, hay que ser el opositor más eficaz. Y si no es posible, por lo menos el más definido.

Anuncios

10 Responses to Una reflexión sobre la Marcha Federal

  1. horca dice:

    Comparto. Habría que decir que, hoy por hoy, la única fuerza que puede salir a la calle y a la vez tener una propuesta electoral es la que conduce Cristina. Juega en los dos tableros.

    El tablero de la calle es plural, heterogéneo, pero antimacrista. ¿Quién recoge eso desde lo electoral? Massa no. Los intendentes no. ¿Esa energía se pierde? Y, pasa que Cristina habló de empoderamiento, salir a protestar, en fin…

    El tablero de la política está dominado por un novedoso intento gracioso de ser “opositor de veras pero sin Cristina”. Fracasada la vía macri-friendly (ver Urtubey, ver el volantazo de Gioja), ahora todos se golpean el pecho contra Macri. Tienen un problema fatal, ya mentado: CFK habló contra Macri antes que todos ellos. Llegaron tarde porque no tienen un proyecto estratégico, no ven a largo ni mediano plazo… y bien, eso es todo.

    Lo que me interesa es que el PJ no está siendo nada, nada pragmático. Peppo diciendo que CFK es su límite. Magario diciendo que el tiempo de CFK terminó en diciembre, Pero las encuestas le dan alto. Arriba de cualquier candidato peronista. Ergo: ¿por qué se la juegan tanto? Porque se cagan ante Macri. Magario tiene miedo de que le dividan el distrito.

    Pero el elector no le tiene miedo a Macri, ya que no tiene nada que perder (“es el gobierno de los ricos”). Y no va a votar gente que arruga tanto.

    El venerable Manolo suele decir: ante la derrota, las bases echan el lastre de los dirigentes y elige otros. Me atrevo a teorizar que los “echados” pueden no ser Cristina y su tropa sino los Pichetto, Magario, Gioja, los veletas y cagones. Ya Urtubey puede asesorarlos desde su incómodo silencio.

    • Norberto dice:

      Bueno, según Dicen, la consultora, hoy en la PBA, descartando indecisos y ns/nc, es decir tomando solo votos válidos estaríamos con la fórmula Cristina Scioli en 41,5 contra un empate en 27,5 del macrismo oficial y del opificial. Esa diferencia se acorta, mucho si los candidatos de “unidad” serían Florencio y Katopodis.

      http://www.eldestapeweb.com/la-formula-cristina-scioli-despega-cara-las-elecciones-2017-n20506

      Nunca menos y abrazos

    • Raúl C. dice:

      Aparte de que ‘arrugan tanto’ hay otro tema: el elector anti-K ¿para qué va a votar a la copia pudiendo votar al original?

      Esta gente está en un dilema feroz: o se diferencian tajantemente del macrismo, en serio (para atraer a los que votaban K.), o lo único que les queda es diluirse en Cambiemos.

  2. julio dice:

    ..seré largo y aburrido,
    en detrimento de la síntesis del resbalón de enano.

    Probablemente uno se esté equivocando,
    pero el PRO, al contar (mínima e insuficientemente)
    con inversión privada -extranjera y nacional- entró en la etapa del
    autito chocador
    ¿vieron la impotencia desconcertante en el rostro de sus cuadros medios?;
    y por ahora, paró la oreja, miró a los costados y sigue algunas instrucciones radicales y peronistas;
    y por ahora, esos mismos radicales y peronistas (y mucha gente esperanzada, y reaccionaria también),
    lo están apadrinando, lo sostienen;
    más allá de los indicadores económicos, financieros, sociales,
    la marcha de la cgt -350mil almas- , las movidas antitarifas -+500mil en todo el país- (si, si, es quien la tiene más larga y ancha) y
    el proceso natural de la popular de responsabilizar al actual gobierno por ésta realidad,
    fueron las que lo pusieron en la pista chocadora, con autito y todo
    (el PRO tenía un plan y no funcionó);
    ya chocaron esos autitos (cgt, comunidad, iglesia ja ja Durán Barba llenó de curas y monjas la tv)
    y ahora chocaron los autitos de los directorios de bancos, el autito de M. A. Broda y el de E. Monzó;
    nadie sabe como seguirá esto, pero así, seguirá jugando y chocando
    hasta que…
    yo sugiero que tomemos nuestra dimensión Justicialista,
    nuestra obligación social para con el bienestar generacional de nuestro pueblo, y logremos una transición ordenada, un paso de poder ordenado (como en cierta manera lo hizo Cristina);
    ninguna otra fuerza política, ni empresarial, ni religiosa,
    logrará, primero, una instancia normalizadora y luego,
    la justicia social, solo nosotros.
    Y nuestra obligación, es encontrar unificaciones, como la cgt, sectores cristianos, pymes; y también,
    claros líderes que decanten o encaucen a uno solo.
    Jalonando, mostrando luces con soluciones en la gestión(es lo más difícil),
    además de reclamar y jetonear (lo fácil es siniestro), o de escribir esto que escribo yo (más fácil aún, un saludo al periodismo).
    Tan difícil no es.
    Tenemos referentes barriales, fabriles, técnicos de todas las disciplinas, legisladores, gobernadores, intendentes, empresarios peronistas,
    sindicatos, un Papa peroncho…hasta Tinelli nos daría una mano;
    ..ya nos equivocamos en 2015
    (entre jóvenes y ancianos, los que llegan y los que quieren irse, urgentemente victoriosos)..
    Poner un peronista -y a los demás actores sociales-
    a manejar un tractor, un tren (no un autito chocador), a manejar más pymes…

    Saludos.
    p/d:
    si en todas las marchas vamos a llenar de simbología cristiana,
    al menos, al término de cada orador, esbocemos un:
    te alabamos Perón.

  3. Marcelo dice:

    La marcha fue impresionante y nadie pone en duda que hizo un ruido tremendo. Aún así, ojo con subestimar un enemigo que conserva una enorme capacidad de daño, nada de escrúpulos a la hora de poner en marcha la maquina picadora de carne y 265 medios activos para transformar en best seller cualquier evento menor.
    No son pocos los dirigentes que por lo bajo reconocen estar “atrapados en el archivo” y si los liberales logran mantener vivos los fragmentos en que ha quedado disperso el campo popular, el bloque conservador gana con el 30% en 2017, que además es un lindo año para endeudarse, porque hay pocos pagos y cae parte de la deuda reestructurada que dejara el Gobierno Popular.
    Ojo.

    • Tilo Zuma dice:

      En efecto, Marcelo. Los Alegres Revolucionarios se caracterizan por su enorme capacidad de daño. Daño para con el país, sus trabajadores, su desarrollo, su soberanía.

      ¿Cómo pudo votarse ésto?

      ¿Falta mucho?

  4. clemente dice:

    Aceptando todas las advertencias, que lucidamente don Abel expresa, sobre tiempos, estrategias, conducciones y demás, resulta evidente que la Marcha Federal provocó por mérito propio y de todas las organizaciones que participaron, un llamado de atención para el gobierno y para los que pretendemos volver a serlo.
    Aún en la diversidad y fragmentación mostrada, en pos de una “unidad” díficil de lo sindical y lo político, además de las organizaciones sociales, que hoy no aparecen tan contenidas por razones obvias, después de haber perdido la conducción del estado, quienes decidieron apoyar la marcha y el acto, parecen expresar la intención de que aún en las diferencias, se debe poner un freno a las medidas económicas del gobierno del alegre ingeniero. Y que además, el nivel de organización sindical, social y política es superior a lo que a veces se supone, y probablemente el 2001 opere a favor en tal sentido. La memoria, sumada a la cuestión de que dificilmente tengamos vocación de masoquistas, hacen difícil aceptar mansamente, las condiciones ruinosas que se ofrecen como proyecto político de futuro.
    Por lo demás, salvo el espejismo massista que por supuesto, es la gran amenaza para construir una nueva opción a favor de la mayoría de los argentinos, la centralidad política de Cristina, impide un nivel mayor de fragmentación, aunque muchos necios aún no lo admitan.

  5. victorlustig dice:

    la marcha convocada por el kirchnerismo tuvo un exito absoluto, nadie lo puede negar, y eso que llovia
    ah cierto, esta la hicieron los sucios feos y malos

  6. claudia dice:

    A destacar estas dos joyitas:

    La tuya: “Pero para ganar espacio en la oposición, hay que ser el opositor más eficaz. Y si no es posible, por lo menos el más definido.”

    La de Natanson: “Desde sus comienzos, el PRO se construyó como un partido que, en contraste con las fuerzas tradicionales, se iba a destacar por su capacidad de gestión: lo que no sabíamos era que su mejor gestión iba a ser la gestión del pasado.”

    Huelga decir algo más. Saludos.

  7. ricardo j.m. dice:

    a ver tengo que elegir en medio de una recesion inflacionaria entre:

    “nos tenemos que juntar” a ver “quien” de los cumpa “contiene” las ” ideas superadoras” a ” futuro”

    y

    tengo todos los cargos, todas las decisiones politicas tomadas y en capacidad de funcionamiento desde el primer dia para resolver todas las peticiones expresadas en la oposicion popular.

    el kirchnerismo es la idea superadora capitalista del capitalismo que hoy vivimos en argentina, no hay mas dentro del sistema para el lado de nuestra base politica.

    estos gatos vienen de chamuyo montados en el ” re-alto” de la shegua mala a superar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: