Brasil: se rompió el pacto democrático

antropofagia

Ayer el Senado de Brasil aprobó la destitución de la presidente Dilma Rousseff, y puso fin a 13 años de gobiernos del Partido de los Trabajadores (PT). Ustedes se interesan en política -obvio, si están visitando este blog. Entonces, habrán leído mucho -una pequeña parte aquí mismo- sobre el proceso que llevó a este desenlace. Y leerán mucho más sobre lo que siga, porque la historia no tiene puntos finales.

Aquí lo tocaré brevemente, pues mi enfoque esta vez es otro. Es cierto que entiendo y comparto el rechazo que se siente ante un grupo de políticos corruptos que aprovecha la oportunidad de repartirse cargos, privilegios y -esperan- impunidad ante acusaciones judiciales en marcha. Mirando a nuestro continente, también comparto la preocupación ante la ofensiva regional -estimulada desde afuera de la América del Sur- que se ha desatado sobre gobiernos muy distintos entre sí. Que por supuesto cometieron errores, pero no los mismos.

Para resumir con una imagen, porque, como digo,  no es el punto de este posteo: Lula y Dilma Rousseff, Néstor y Cristina Kirchner y Hugo Chávez y Nicolás Maduro han gobernado de forma muy diferente en cada caso, y se han apoyado en bases de poder también diferenciadas. Pero los sectores que los enfrentan con más encono, los que elevan a los Michel Temer, Mauricio Macri o Henrique Capriles, aún al breve golpista venezolano de 2002, Pedro Carmona, tienen discursos muy parecidos. Hay una Internacional, al menos ideológica, y esta no se plantea llegar a ser “el género humano”.

Pero no voy a indignarme porque existan sectores de las sociedades latinoamericanas “globalizados”, sin proyectos nacionales. Pienso que sería como indignarme porque vivo en las primeras décadas del siglo XXI. Uno vivió en algunas del siglo XX, y, créanme, también tenía problemas.

Lo que quiero hacer ahora es marcar -como digo en el título- que – más allá de marcos legales o seudo legales- fue una ruptura de un pacto que hace posible la democracia. Se puede decir que se ha violado la constitución, si entendemos como Ferdinand Lassalle que una constitución es la relación entre los factores reales de poder que rigen en una sociedad determinada.

Se dan cuenta que no estoy hablando de un problema jurídico, y mucho menos del constitucionalismo social que estudia mi amigo el profesor Cholvis. He enlazado el texto de la famosa conferencia que pronunció Lassalle en Prusia, en 1862, y les recomiendo, con tanta insistencia como el legendario Manolo Barge, que la vuelvan a leer. Todo lo que es necesario saber de política en una sociedad moderna está esbozado ahí.

Desde este enfoque “lassalliano”, hay una constitución no escrita que sería el pacto que permite que las diferentes clases de una nación convivan entre sí. Como sus intereses son distintos, y también lo son sus actitudes y valores, el límite para la convivencia democrática es, simplemente, lo que pueden aceptar sin recurrir a la violencia. Las “clases prósperas” siempre quieren más -es la naturaleza humana- pero la presión política y social de los de abajo -las huelgas, las protestas, el voto- han conseguido poner, en algunos países y en algunos tiempos, ponerles límites y mejorar la distribución. A su vez, los trabajadores han debido aceptar muchas veces, y recientemente más a menudo, compromisos y retrocesos, pero el límite son sus necesidades básicas. En los países democráticos.

En Latinoamérica la democracia ha sido una planta frágil. Si en los ´80 empezó a extenderse en nuestro continente se debe más al fracaso de las guerrillas y de los crímenes y estupideces de los gobiernos militares (de los cuales el que tuvimos aquí se llevó el premio). Pero la “densidad nacional”, el patriotismo común no ha echado, todavía, raíces lo bastante fuertes. Nuestras “clases prósperas” están demasiado globalizadas. O, en la jerga que utilizaban esas dictaduras, son “apátridas”.

De todos modos, durante tres décadas ha existido en nuestros países -con defectos y trampas- un compromiso democrático. Hace unos cuantos años dije en este blog que Raúl Alfonsín había hecho posible la democracia en Argentina cuando en 1983 demostró que al peronismo se lo podía vencer en las urnas. Por las tres décadas anteriores, el antiperonismo estaba convencido que eso era imposible, y no podía permitir elecciones libres.

Este compromiso ha permitido, por ejemplo, que en los dos países más grandes de la América del Sur hayan gobernado, en uno por 13 años el PT, y en el otro por 12 años el Frente para la Victoria. No estoy diciendo que esas dos experiencias fueron positivas en todos sus aspectos (No lo fueron). Y por cierto mantuvieron compromisos y transas con sectores económicamente poderosos, abiertamente la brasileña. Está implícito en esas reglas de juego tácitamente aceptadas. El sueño de la Revolución fue derrotado en nuestro continente. Y en los países donde se suponía que había triunfado… se desarrollan nuevas formas de capitalismo.

La derrota electoral del FpV en Argentina puede considerarse parte de estas reglas de juego. En mi opinión, a pesar de las confusiones y oportunismos, será más fácil de superar para el peronismo -que fue su conducción política y el sector más numeroso, por lejos- que el viraje globalizador de un hombre suyo, Carlos Menem, en los ’90.

Lo que está sucediendo en Brasil, es diferente. No tanto por la parte del PT, que deberá superar errores y corrupciones. Nada nuevo, para cualquier fuerza política popular. Lo más grave, entiendo, es que la camarilla que se ha apoderado del gobierno carece de legitimidad electoral y, peor, moral. Y enfrenta un gravísimo y continuo deterioro de su economía. No parece posible que consigan mantener “gobernabilidad” en esta situación.

Se abre un período de inestabilidad estratégica en la América del Sur, en tanto el país que tiene aproximadamente la mitad de su territorio y la mitad de su población no encuentra un camino claro. El camino de la violencia está cerrado para los opositores: ante los recursos de un estado moderno en la vigilancia y la represión, resultaría trágico para los que lo emprendan y para el conjunto del pueblo (ya sucedió). Pero la resistencia sorda de mayorías cada vez más enajenadas derrota a las burocracias más resueltas. Ese fue el final de la dictadura militar brasileña.

Resulta visible que Lula es la figura que puede volver a expresar las esperanzas populares, mientras los (muy numerosos) sectores que hoy lo rechazan o lo odian se desilusionan con lo que ayudaron que pase (De esto en Argentina tenemos una experiencia de 18 años). Me gustaría que argentinos y brasileños, desde nuestras respectivas realidades, nos ayudásemos a encontrar los caminos. Pero eso ya no es una especulación apoyada en razonamientos históricos. Es algo menos y más: una esperanza.

Anuncios

34 Responses to Brasil: se rompió el pacto democrático

  1. Daniel Eduardo Arias dice:

    Tremendo texto. Para aficharlo en las paredes.

  2. Antonio Caporale dice:

    Brilanre e inteligente tu análisis hay algo en común cuando los pueblos a través de sus gobiernos se creen que es para siempre y cuando los pierden ahi empiezan a reaccionar es el aleaje del que habla el compañero peronista boliviano lineras . Abel llamame por favor

  3. y gracias abel por la “dica”.

    copié los rchivos para leer más tarde, xq creí serían unas pocas páginas pero resultó un poquito más.

  4. victorlustig dice:

    Abel, no es por polemizar (si el pinet me diera) con el anfitrion, pero me parece que en el exceso de defensa del regimen de Dilma (lleno de chorros, como pareceria ser) se le han deslizado dos cosas

    a) Los digamos arreglos del FpV con los powers that be (a pesar de la chachara revolucionaria)

    b) Auqnue no le guste, a mi tampoco, son todos o casi todos chorros, no hubo denuncias de fraude electoral en Brasil, asi que legitimidad electoral tienen. decir eso de no legimitimidad es el inicio de un camino que conocimos muy bien en los 60s (cierta9 en los 70s (no tan cierta), y, en cierto modo es por paralelismo, empezar la ruta cristinista de ganamos pero la mayoria no nos voto, digo

    saludos cordiales

    PS por el resto, ya dije que no me da el pinet (palabra vieja si la hay)

    • horca dice:

      Lustig, sos un golpista y un pelotudo. Sé que las reglas del decoro impiden insultar, pero también impiden legitimar golpes de Estado.

      • Mariano T. dice:

        Horca: Nada menos parecido a un golpe que lo que pasó ayer en Brasil.
        100% legal, 100% institucional. Todo por votos. Ambos países tuvieron golpes de verdad, así que esta comparación solo los deja en ridículo, al menos ante los que tienen la edad de haber vivido un golpe.
        El PT ganó elecciones en coalición con otros partidos. Si eso no le hubiese gustado, podrían haberse presentado solos. Pero no lo hicieron, así que su mayoría era relativa.
        Se rompió la coalición, así que esa mayoría devino en iluoria. Agreguemos el escándalo de producción, con medio PT procesado (no Dilma, que parece estar limpia), y sobre todo la enorme recesión.
        Así que chau Dilma. Si recupera su prestigio, o no aumenta el de sus sucesores, volverá en 2 años. Todo bem, todo legal

      • victorlustig dice:

        he tenido finos maestros como vos, por ejemplo, un camporista en su primer dia de trabajo preguntando, aca se puede echar gente?
        vos, sabes que es un golpe de estado? o te lo conto Larroque?

      • Raúl C. dice:

        Son dos los golpistas. Ya va a aparecer alguno más.

      • Mariano T. dice:

        Raul es un innovador en el lenguaje. Las palabras “golpista”,”nazi”, “procesista”,”peronista”, etc tiene para él un significado diferente que para la mayoría de la gente.
        Está en su derecho, el problema es que el lenguaje y los significados son convenciones para comunicarse. Espero que nunca haya usado esa “creatividad” en ingeniería.

      • Raúl C. dice:

        “… esta comparación solo los deja en ridículo, al menos ante los que tienen la edad de haber vivido un golpe.”

        Claro, esto es cierto para los que solamente se informan por Clarín, La Nación y la Rede Globo.

        El que tiene 3 (tres) minutos de tiempo para ir a Wikipedia puede enterarse rápidamente de que hay otras formas de golpe.

        https://es.wikipedia.org/wiki/Golpe_de_Estado_blando

        Sin hablar de la enorme bibliografía sobre el tema, que hace innecesario cualquier uso creativo del lenguaje.

        Es la evolución: lo mismo que pasar de las flechas a las armas de fuego y después a los misiles. El objetivo es el mismo.

        En Brasil, esta movida no solo se hace para quitar del poder a la presidenta que ganó las elecciones.
        Se hace para aplicar el programa del partido que perdió las elecciones.
        Es decir: es una movida para orientar al país según los que perdieron las elecciones.

        Lo creativo es darle un nombre que no sea ‘golpe’.

    • Rogelio dice:

      Estimados Abel y Víctor:

      El post me ha llevado a revisar algunos antecedentes que manejamos en el ámbito tributario y me ha parecido oportuno compartirlos porque también interesan entre nosotros:

      Tomé como ejemplo, la publicación de AFIP : “La ciudadanía fiscal: sus factores estructurantes” (AFIP, Estévez et alter, 2008) http://goo.gl/PLz03S

      Los autores distinguen dos dimensiones: ciudadanía política y ciudadanía fiscal.
      También apelan a la metáfora contractualista:
      – existe un Contrato o Pacto Social entre el Estado y los ciudadanos.
      – el Estado garantiza a los ciudadanos un conjunto de derechos y bienes públicos (políticos, económicos, sociales, …) y como contrapartida los ciudadanos se comprometen a cumplir las normas y a contribuir materialmente al sostenimiento del Estado (Pacto fiscal).

      Y afirman que el Contrato o Pacto es incumplido (y eventualmente se rompe) cuando el Estado:

      • no provea los bienes públicos (representación política, seguridad, justicia, defensa, salud, educación, trabajo, …) que la Constitución política (Contrato Social) le impone;
      • no tenga capacidad para aplicar los recursos recaudados en destinos que beneficien al conjunto social o lo haga a favor de sectores privilegiados;
      • imponga contribuciones en forma inequitativa;
      • (…)

      Si el nivel de incumplimiento no garantiza un piso mínimo de cohesión social, provoca la quiebra del pacto y de la noción de ciudadanía fiscal.
      El ciudadano considera que ya no es razonable pagar impuestos.

      La referencia anterior habilita a graduar el análisis del Pacto dependiendo de los niveles de incumplimiento hasta alcanzar un umbral que implica la efectiva ruptura.

      Saludos

      • Silenoz dice:

        Mmmmm..

        Mire cro. no concuerdo del todo con esos argumentos que se me ocurren bastante románticos, con reflejos de pensamiento ortodoxo y, sobre todo, exculpatorio suponiendo una “buena fe” de los ciudadanos víctimas del incuplimiento del contrato.

        1- El estado puede volcar infraestructura y servicios a pérdida como se ha visto y ve, sólo necesita no vulnerar los criterios de sustentabilidad de su déficit y así podrá elegir entre liquidarlos (déficit 0), obtener superavits o seguir manteniéndolos sin que genere problemas siempre y cuando respete los criterios citados anteriormente. Con lo cual la decisión es principalmente política

        2- Por eso a mi entender, el objetivo de la politica fiscal es SIEMPRE redirigir flujos de guita entre distintos sectores, indistintamente de la “ideología” de la adminisitración de turno, o sea también una decisión política

        3- No me quiero meter en cuestiones sico/sociológicas pero me parece que la evasión y -a veces- el incumplimiento impositivo son reflejos instintivos del “cristiano” antes que una respuesta defensiva ante el iincumplimiento del contrato debido a la otra parte

        4- Ojo ne leí todo pero lo pregunto don Rogelio: los autores ¿consideran la posibilidad que los ciudadanos sean los que rompan el contrato?
        A la vez los autores ¿consideran que ciertas administraciones evitan de cobrarles impuestos a sus burguesías para evitarse conflictos, descargando de esta manera la responsabilidad en nación y, de paso, evitar ser “los malos de a pelicula”? No se si le suena esta situación

        Creo sí que el estado NO cumple una parte del contrato al menos cuando no controla y no pena debidamente la evasión -de todo tipo- y cuando “imponga contribuciones en forma inequitativa” como bien afirma el autor

        Saludos

      • Rogelio dice:

        Estimado Silenoz:

        Cuando leí lo de la ruptura del “Pacto Democrático en Brasil” me pregunté cuáles eran la característica del pacto mentado.
        Tuve bien presente el sentido realista en que F. Lasalle entiende “Qué es una Constitución”, habida cuenta que en todas ellas, los capítulos sobre “declaraciones, derechos y garantías” son la enunciación formal del Pacto.

        Cacao
        Entonces, me pregunté si en Brasil las características del “pacto democrático brasileño” son las que describe Jorge Amado en sus novelas “Cacao” o “Tocaia Grande”.
        Al fin y al cabo, el nordeste brasileño tiene mucho peso en el sistema político brasileño: en tiempos recientes han salido de ahí presidentes como Sarney y Collor de Melo.

        Nuestra propia historia
        Por otra parte, conociendo en detalle cuál ha sido la estructura de la recaudación tributaria en la provincia de Buenos Aires en lo que va del siglo:
        – el 80% de los recursos propios provienen del impuesto a los Ingresos Brutos;
        – se redujeron a su mínima expresión histórica los impuestos patrimoniales: Inmobiliario y Automotores;
        me pareció útil mencionar un cuaderno del Instituto de Estudios Tributarios, Aduaneros y de la Seguridad Social de la AFIP por tratarse de una publicación oficial del organismo tributario del Estado Argentino producida en 2008 bajo la presidencia de CFK.
        Y lo compartí en el blog porque el enfoque de los autores permite evaluar que, en el “toma y daca” implícito en cualquier pacto, es posible establecer grados de cumplimiento que superan el reduccionismo del blanco o negro.

        La tradición política peronista
        Provengo de una tradición política peronista y como usted sabe “el peronismo no es estatista”.
        Desde el origen hemos planteado que la acción nacional es ejercida por un sujeto múltiple y diverso.
        Por eso nuestra fórmula: “Gobierno centralizado, Estado descentralizado y Pueblo libre y organizado” que en la verdadera constitución argentina (en el sentido de Lasalle que recuerda Abel) sigue teniendo vigencia y peso político efectivo: de ahí el poder de los sindicatos, de los espacios territoriales y de los movimientos sociales.
        No se nos escapa que cierto “estatismo” enmascara el manejo del Estado por intereses corporativos, burocracias administrativas, culturales y nomenclaturas que usan las palancas del poder en exclusivo beneficio propio.
        Con seguridad usted recuerda la crítica que siempre hicimos al “capitalismo de estado”.

        Para sacarse las dudas, no estaría mal que descargue y le pegue una leída al trabajo de Estévez, porque al fin y al cabo ha sido producido por un organismo oficial durante la “década ganada”, no le parece? 😉

        Un saludo cordial
        PS: reitero aquí una invitación que hice días atrás, en un comentario al post sobre Rusia y China, para que alguno de los especialistas en economía que participan en el foro de Abel (Usted, Magan, Lustig y otros ilustres) nos expliquen brevemente sobre la llamada “Paradoja Triffin” https://goo.gl/m6H5uz
        Estimo que será útil para ayudarnos a comprender algunos fenómenos que estamos observando a nivel global.

      • Silenoz dice:

        Ja ja..

        Pierda cuidad cro. Rogelio, como es un tanto largo prometo leerlo, ojo no es que considere errado el abordaje “científico” ponele que se le quiere dar, sólo quiero remarcar que soy más proclive al “tranfugismo” antes que el “protesto” por falta de cumplimiento de algún contrato.

        Y los autores intentan buscar una explicación a lo que denominan ”“ciudadano a medias”” de manera muy pertinaz se preguntan ”¿por qué
        existen ciudadanías con mejor comportamiento tributario que otras?”
        pero prejuiciosamente debo reconocer (por que leí algunas pocas páginas introductorias) me parece que nos quedamos cortos con el ”contrato social incumplido” como principal motivo….

        En cuanto a tu PS que citás no lo había visto pero respecto al dilema de Triffin algunos comentarios:

        1. Se basa en la emisión con respaldo en oro, al respecto vuelvo a reiterar lo que comenté anteriormente: si alguna vez hubo emisión de dinero con respaldo en metales (oro y plata) éste fue, de hecho, dejado de lado para cuando el BC de Inglaterra tuvo que ayudar a la cra. Reina ante algunas desavenencias con el cro. Napoleón.
        La eliminación tardía del patrón oro es la defunción formal de algo que si alguna vez existió duró muy poco tiempo, legalizando, formalizando entonces lo normal, o sea el dinero fiduciario bajo la clara conveniencia yanqui ofcors

        2. Por supuesto que el esquema trae tensiones pero quienes más lo sufren, a mi entender, son todos los países del mundo excepto los yanquis.

        3. Todavía no quebró ningún país por no poder afrontar sus deudas en la moneda que emite, por eso los países desarrollados a pesar de sus déficits tiene buenas calificaciones crediticias. Y esto se debe en parte, a que tienen la posibilidad de financiarse fuera de su país en la moneda que emiten. (Japón, Alemania inclusive Canadá o economías más chicas como Nueva Zelanda) esto es lo que esta buscando China.

        4. Y no olvide compañero que mucha gente o “vecinos” compran oro al sólo efecto de atesorar para después, en algún momento…. ¡¡¡¡volver a comprar dólares!!!. Al final de cuentas la oz. se cotiza en dólares al igual que otras commodities y, por si fuera poco, la mayoría de las manufacturas, provengan de donde provengan.

        Pero para no aburrirte con cháchara sugiero esta nota hecha por un verdadero especialistas El poder del dólar
        Cortito, al pié y que lo entiendo todo’mundo.. como Dio’ manda ja ja…

        Por eso, muchos piensan o sueñan en verdad, sobre una pérdida acelerada de poder del imperialismo yanqui, pero me parece que falta… y mucho… “el que viva lo verá” como dice el anfitrión pero puedo apostar bastante fichas que ninguno de nosotros lo habremos de ver.

        Saludos

    • Silenoz dice:

      ”si el pinet me diera”

      Y…..

      ”regimen de Dilma (lleno de chorros, como pareceria ser)”
      Dos falacias:
      1) generaliza apresuradamante
      2) el condicional del verbo “parecer” no da prueba de la existencia de la afirmación primera, sin embargo se lo usa como argumento….

      En cuanto a TU:
      a)
      buehhh que vos que votaste al tilingo pero ”ojalá que gane scioli” corra por izquierda o la troskeé…. es una falacia del tipo “victorlustig-um” (ja ja…)

      b)
      1) persiste con argumentos defectuosos por lo indicado más arriba donde dice “Dos falacias”

      2) Confunde todo por que no se está cuestionando la “legitimidad de origen” de los hacedores del golpe, en todo caso se cuestiona SUS ACTOS durante toooodo el impeachment a la cra. Dilma y que los llevó a ocupar lugares para los cuáles NO fueron elegidos. Desde la legitimidad de un cargo (que no se cuestiona) se hicieron actos ilegítimos (que son los cuestionados)

      3) A consecuencia de lo anterior, se termina derrapando mal y muchísimo más allá del alambrado inclusive, al afirmarse que si no se reconoce la legitimidad que vos aducís (de la que no se habla por cierto) llegaremos nuevamente a la emergencia de hechos violentos, una nueva falacia (y van….) ya que no está claro por qué aceptar la ilegitimidad que citás inexorablemente o se darán chances que se genere un tipo de violencia ”que conocimos muy bien en los 60s (cierta9 en los 70s (no tan cierta)” (“cavit” o lo que sea que hayas querido decir.. ja ja…)

      Maso coincide, sigue el rumbo, se desprende (¿será por casualidad?) de algunso argumentos de la nota de La Prensa sobre la emergencia de subversivos….

      Y si… en estas concuerdo con vos, NO DA

      PD1: tiene razón en calentarse el cro. horca…ja ja
      PD2: ¿y la energía, y los 40 000, y la emisión, y el déficit, y el segundo semestre, y la república, y pérez corrida, y el Totó… y candela?

      • victorlustig dice:

        al pasar, me cansas cuando escribis tanto diciendo lo mismo (sofista?9
        si, pareceria dije, chorros, o no es el argumento que usaron para definir el “golpe” blando, todos procesados y a Dilma la rajan por redirigir partidas en forma ilegal (Nunca lo desmintio bai de uai)
        si, si los diputados son legitimos, y, sus actos no son ilegales, por que decir sus actos son ilegitimos? por que no te gustan? arma un partido y gana elecciones, ponele

        es que dije 60s y 70s por que probablemente la mitad de aca no tienen idea que la violencia nacio con Tacuara, sabias no? mejor dicho, en el 56, pero eso es muy lejos, y, como todo el mundo sabe, quizas vos tambien, para el 77/78 no quedaba violencia salvo la de estado, o no?

        baideuai, sigo sonriendo , los 40000 palos que tiraron les rompio el modelo

      • victorlustig dice:

        me olvide, la foto de Maduro de ayer, es legitima?

      • Juan el Bautismo dice:

        ma gavte la nata

  5. Carlos G. dice:

    Muy buen post para no perder la perspectiva histórica del mediano plazo. (como ya se ha dicho, en el largo plazo… estaremos todos muertos)
    Para los que peinamos canas y no tenemos tanto tiempo el presente es abrumador.

  6. Mariano T. dice:

    Asume un gobierno muy cuestionado, y con una legitimidad subjetiva muy dudosa.
    Pero nunca hay que olvidarse que el poder Legislativo es tan poder como los otros, y tiene la atribución de que con 2/3 puede descabezar a los otros dos poderes(presidente, vice y SCJ entera), además de expulsar a los propios legisladores que se les plazca. No hacen falta las pruebas que necesita un proceso judicial para condenar, ni carga de la prueba, ni presunción de inocencia ni nada. Son juicios “políticos”. Es la mera ¿tiranía? del número.
    Hay docenas de antecedentes en todos los regímenes presidenciales (en los parlamentarios con la mitad+1 cambiás al PM).
    En la Argentina hemos destituido a jueces de la Suprema Corte, un vice, diputados q por delito de opinión pasaron directo del recinto a la carcel, y deberíamos haber echado a Isabel cuando se planteó el tema (faltaron los votos, q es lo q determina culpabilidad o inocencia).
    En el resto del mundo es parecido. Collor de Melo, Lugo, Bucaram, y debe haber muchos otros casos. Nixon se salvó renunciando, y Clinton por una docena de votos.
    Después estan las consideraciones políticas, que son las que menciona Abel. Tan políticas y subjetivas como los juicios políticos.
    Si se rompe la coalición que sacó a Dilma, la situación económica empeora, y Temer cae más en su popularidad, los brasileros lo recordarán como una tarde aciaga. Si la economía mejora, la coalición se afirma, y Temer crece en popularidad, será considerado un punto de inflexión hacia algo mejor. La política es resultadista.

  7. vale dice:

    Excelente y esperanzador Abel! gracias por este escrito que resulta claro y entendible para neófitos como yo! y devuelve las ganas de creer, aunque por mi parte, me sigue haciendo un poco de ruido, esto de llamar “legitimidad democrática” nada más que a un recuento de votos, o al respaldo a decisiones unilaterales de un poder ( P.E.N) mentiroso que promete una cosa y acaba haciendo otra, “negociando” ese respaldo con parte de otros poderes del “estado” eso es la mayor corrupción y traición a la patria que he visto en mi vida dado que patria
    ( fratria) somos todos y todas y no un grupúsculo , los que habitamos el territorio argentino.
    Voy a imprimir y leer bien a fondo este artículo, dejando de lado el desánimo que siento y mis representaciones previas de las cosas
    ( como esto que acabo de decir más arriba para comprenderlo bien) y encontrar “un lugar en el mundo” otra vez.
    Y creo que Antonio tiene razón, el “creer que es para siempre” o como vulgarmente decimos ” que tenemos la vaca atada”.( craso error insalvable en política muchas veces intencional?).
    En cuanto a lo de “mayorías” dudo que lo sean….no confundamos ruido con cantidad de nueces….decía mi abuelo: ” en este mundo traidor, nada es verdad ni es mentira, todo es según el color, del cristal con que se mira” no podemos quedarnos con la lupa de una encuesta porque perdemos de vista el bosque.
    abrazo a todos y todas.

  8. horca dice:

    Lula es la figura que puede expresar a las mayorías en Brasil. CFK lo es en Argentina.

    Coincido con el texto. Extrapolo la conclusión anterior porque me parece que no deberíamos dar demasiadas vueltas cuando el enemigo tira fuerte. Allanan municipalidades…

    • Mariano T. dice:

      CFK es minoría en Argentina. Expresa a sus seguidores

      • Flics dice:

        Ah, bueno… “expresa a sus seguidores”… y el papa a los budistas?… Che, que le pones al trator?…

      • Silenoz dice:

        Ja ja ja…

        ¡¡¡¡Grosísimo el companheiro Flics!!!

        Medalla de oro, diploma, trofeo de la FA Cup y to’o… ja ja

      • Mariano T. dice:

        A veces hay que aclarar todo. horca dijo que CFK expresa a las mayorías. Si expresa a sus seguidores es entonces la expresión de una minoría. Entendés ahora? O te hago un dibujito?

  9. Vivo en Brasil hace unos años, un par de comentarios.
    – Dilma ganó cagando en el 2014. La clase media y alta en general y especialmente en las grandes ciudades (San Pablo, Rio) votaron por Aecio.
    -La economía venía amagando recesión en el 2014, cuando Dilma asume el 2do mandato había una presión muy fuerte de los medios para ajustar. El conocido “hay que tomar medidas duras pero necesarias”. “Sino ajustan se pudre todo”, etc. Acá básicamente lo que dice Globo es palabra santa.

    – Dilma cede a las presiones/chantajes y pone a un neoliberal en economía, que procede a ajustar.

    – Obvio, el ajuste profundiza la recesión, baja la actividad, sube el desempleo, baja la recaudación, etc.

    – Los medios dicen que el problema no es el ajuste, sino que estan ajustando “sin convicción”.

    – A todo esto, el Sr. Cunha (que parece que es dueño de medio congreso) se desentiende con Dilma. Se empieza a hablar de impeachment aunque nadie al principio lo tomaba a serio.

    – Dilma pierde el apoyo de sus votantes aunque lógico tampoco gana el apoyo de la clase media anti-PT, cuyo odio al PT es visceral.

    – El nivel de interés en la politica en Brasil es en general mucho mas bajo que en Argentina. El nivel cultural también, esto puede sonar prejuicioso/discriminatorio pero es la impresión que tengo hasta ahora. A mucha gente simplemente no le interesa lo que esta pasando, muchos creen que no va a cambiar nada. Varios en la clase media/media-alta creen cualquier medio justifica el fin de rajar al PT. Los que entienden las implicancias de esto y están preocupados por el futuro son minoría.

    – La bancada de derecha y los evangelistas en el congreso son un caso aparte. Hay tipos que salieron de un sketch de Capusotto.

    – Los medios ya le estan cobrando a Temer que ahora sí, tiene que tomar las “medidas duras pero necesarias” que todos sabemos cuales son, “modernizar la ley laboral”, entregar el
    petróleo, etc, etc.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: