Crónicas del peronismo

PERON-Y-EVITA-

Para un blog que pretende ser reflexivo, estoy dedicando mucho espacio a las internas del peronismo bonaerense. Ya había reconocido esto, pero hay razones objetivas, y algo de satisfacción de mi ego, también.

Empiezo por las primeras: El peronismo es una fuerza importante en la historia y en el presente de la realidad política argentina. Y es mayoritaria, por lejos, entre las opositoras. Tiene una razonable chance de volver al gobierno nacional, si elige una estrategia acertada. Y es evidente que, en lo inmediato, las definiciones en la Provincia de Buenos Aires en los próximos doce meses tendrán un peso mayor en la elección de la estrategia. Más: en decidir si habrá o no una estrategia común. Por lo que se juega allí, y por quiénes juegan.

Ayer hubo dos noticias. Ninguna de las dos es sorprendente -muy rara vez lo son, aunque el periodismo trata siempre de anunciar algo “nuevo”. Precisamente porque no “caen del cielo” las dos muestran desarrollos y tendencias muy expresivos de la realidad del peronismo.

Después de las dos crónicas,  profundizo un poco más y me palmeo en la espalda:

Los que bancan a Cristina

Pablo Ibáñez, en Ámbito:

“Sólo pueden entrar los conducidos por Cristina”, dice Mario Secco y ríe de su ocurrencia. Aclara, igual, que es bien cierto: “Es sólo para el cristinismo duro”, agrega el intendente de Ensenada que recibe mañana a la ex presidente en lo que, se da por hecho, será la primera escala de una gira que la llevará por distintos lugares de la provincia de Buenos Aires.
.
El acto se bautizó, con un dejo setentista, “Primer Plenario Regional de Dirigentes de Base Cristina Conducción”. Lo de Cristina Conducción es el dato sintomático: los ultra K buscan refutar las posturas y dictámenes surgidos de distintos sectores del peronismo respecto de que la ex presidente lidera pero no conduce.
.
“Varios que decían eso empezaron a poner marcha atrás. Porque Cristina es, digan lo que digan, la que mejor mide…” torea Secco, que no duda en plantear que la ex presidente puede ser candidata el año que viene en la provincia de Buenos Aires. El alcalde de Ensenada integra un scrum de dirigentes con dominio territorial que se mantuvo, en estos meses, alineada con el esquema K. En ese grupo aparecen, además, Jorge Ferraresi (Avellaneda), Juan Patricio Mussi (Berazategui) y Francisco “Paco” Durañona (San Antonio de Areco).
.
La baja a ese distrito será con dos menúes: un acto en el barrio Mosconi, junto a una cooperativa de trabajadores, y luego un encuentro en el Teatro Municipal que será a puertas cerradas para unos 400 dirigentes de la región (La Plata, Berisso, Brandsen y Magdalena, entre otros), una especie de “clase magistral” a la que entrarán sólo referentes ultra K. “Una charla de la conductora con los que nos sentimos conducidos por ella…”, precisó Secco.

Bajo fuego judicial, mientras avanzan varias causas en su contra, la expresidente promete una ronda de actos casi de campaña que, dicen a su lado, apuntan a levantar el perfil político para “salir de la agenda judicial en la que la quiere meter el macrismo”. En paralelo, su hijo, el diputado Máximo Kirchner, fijó su propia hoja de ruta: el sábado estuvo en La Plata y en San Isidro, la semana pasada había encabezado un “plenario” con dirigentes de ATE Capital y seguirá con esas rondas.
.
Según confiaron ayer en el Instituto Patria -donde recibió al intendente de Comodoro Rivadavia, Carlos Linares; a integrantes de Madres de Plaza de Mayo-Linea Fundadora y a una militante de la villa 31 a la que desde el Gobierno se acusó de haber participado en la agresión a Mauricio Maci en Mar del Plata-, la ex presidente tiene previsto regresar al sur en estos días y recién en septiembre retomaría otros actos en la provincia.

“Muchos intendentes vieron que Cristina se empezó a mover y se asustaron”, dice un operador K con euforia, aunque admite que eso puede derivar en que un sector acelere un acuerdo con Sergio Massa, que potenció sus diálogos con caciques del conurbano. “Sergio está atento a lo que haga Cristina porque teme que se polarice la elección del año que viene y eso lo perjudique…”, confió un alcalde que habla seguido con el tigrense.
.
El factor Cristina es dinamita: rompe todo. Son varios los alcaldes que advierten que no integrarán ningún espacio político que esté bajo el manejo de la expresidente y de “La Cámpora”. Otros, menos, ponen como límite pactar con Massa. Hay, incluso, una tercera posición: ser la pata peronista del PRO. Todo, por ahora, es teoría, ensayo y error“.

Los que también, los que no, y los que quizás

Marcelo Veneranda, en La Nación:

“Ya nos podemos poner de acuerdo en un lugar y una hora para juntarnos”, bromeaba ayer, al salir del edificio anexo del Senado bonaerense, uno de los protagonistas de la reunión que convocó a todas las fracciones en las que quedó dividido el peronismo tras la derrota electoral de diciembre. En realidad, la broma no era tal: aunque ya compartieron algunas fotos, el martes fue la primera vez que el kirchnerismo duro, el peronismo “dialoguista” y las líneas intermedias del PJ y el Frente para la Victoria se juntan para definir una agenda de trabajo común.

La unidad sigue muy lejos, pero ayer al menos recordaron que todos hablan dialectos de un mismo idioma, que puede servir para coordinar el trabajo tanto en la Legislatura bonaerense como en el territorio.

El Gobierno aportó el insumo para facilitar esa conversación: el tarifazo fue el tema más comentado a lo largo del mesón que compartieron intendentes identificados con el kirchnerismo duro, como Jorge Ferraresi (Avellaneda) y Francisco Durañona (Areco); otros que muestran un costado más conciliador frente a Cambiemos, como Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Juan Pablo de Jesús (Partido de la Costa) y Mariano Cascallares (Almirante Brown), y quienes caminan varias cuerdas, como Verónica Magario (La Matanza), Patricio Mussi (Berazategui) y Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas).

También dijeron presente el titular del PJ bonaerense, Fernando Espinoza; los referentes de los seis bloques en los que el Frente para la Victoria quedó dividido en el Senado y la Cámara baja provinciales, y el diputado nacional Carlos “Cuto” Moreno, entre otros. La sorpresa la aportó Mónica López, diputada provincial que abandonó el massismo en 2015 y férrea antikirchnerista.

Frente al tarifazo, además de compartir detalles de los amparos que varios intendentes y el bloque de diputados del FPV-PJ presentaron ante la Justicia, la expectativa estuvo puesta en la decisión que la Corte Suprema podría tomar mañana. El pronóstico más deseado fue que el máximo tribunal obligue al Gobierno a realizar las audiencias públicas.

Insaurralde fue el miembro informante del segundo tema del encuentro: el proyecto para que los intendentes manejen sus propias policías. No se profundizó, pero el grupo quedó en juntarse la semana que viene, realizarle algunos cambios al proyecto y -mensaje para la gobernadora María Eugenia Vidal- avanzar con la ley.

“Cuto” Moreno ofreció detalles del debate sobre reforma electoral en el Congreso nacional, un tema sensible para la maquinaria del peronismo bonaerense, que se muestra reacia a los cambios. Quedaron en enviar una delegación a dialogar con los senadores nacionales del FPV.

El proyecto de ley de obras públicas que impulsa Vidal más el armado de una comisión para unificar una postura del peronismo frente al presupuesto 2017 (y no repetir los descalabros internos del año pasado) completaron el temario.

Pero la postal compartida fue el hito más festejado de la jornada. “Empieza una nueva etapa. Hace un mes era impensado juntarnos todos”, celebró Espinoza. “La intención es volver a funcionar como un grupo, para no sorprendernos con los acuerdos que un sector haga por su cuenta”, completó, en diálogo con LA NACION. Se refería a los acuerdos con Cambiemos o el massismo.

“Entre el encuentro de Ituzaingó [del 12 de julio], la presentación del proyecto de policías municipales y la reunión de ayer vamos encontrando un ámbito para buscar acuerdos y ordenar el trabajo legislativo”, agregó Cascallares a LA NACION. “A partir de una agenda común podemos darles solidez a los 36 votos que tenemos. Y a los legisladores nos sirve ver que también se ordenen los intendentes”, completó el diputado Walter Abarca, jefe del bloque FPV-PJ.

La suerte de este intento del PJ de sellar las fracturas que dejó 2015 se verá en los próximos meses. De hecho, ayer se evitó profundizar en los debates, para evitar que surgieran grietas. Hasta se acortaron los tiempos de la reunión. Por si acaso, empezó más tarde de lo previsto y terminó antes de lo agendado“.

¿Significa todo esto que Cristina Kirchner encabezará una lista en las PASO de la provincia de Buenos Aires del próximo agosto? ¿Que el espacio PJ-FpV estará unido para realizar esas PASO? No. Sólo muestra que son posibilidades que nadie, amigo o enemigo, que planifique en serio puede dejar de tomar en cuenta.

Porque ambas se apoyan en realidades: CFK tiene hoy un importante -aproximadamente un 30 %, en tanto puede medirse para una fecha tan lejana- adhesión popular en Buenos Aires (tiene también un importante porcentaje de rechazo, pero, noblemente, Macri hace todo lo posible para que se vaya desvaneciendo).

Y porque los dirigentes políticos del peronismo (Cristina también, por supuesto) saben que sólo si mantienen acuerdos razonables entre sí pueden tener alguna chance frente al poder del Estado nacional y el provincial. (El proyecto de un partido nuevo -sobre el que quizás opiné con ligereza- sólo tendría alguna viabilidad, en Buenos Aires, si lo encabezase CFK. En el resto del país, ninguna. Y la ex presidente tiene demasiada experiencia en el peronismo y en la política para lanzarse con liviandad a esa aventura).

Y toso modestamente antes de decir que este blog ha insistido todos estos meses en apuntar esas dos realidades.

Si me dan algún crédito, entonces (con tasas menores que las Sturzenegger, eh) acepten también esta otra obviedad: No será la dirigencia política ni tampoco los militantes los que decidirán sobre el liderazgo de Cristina ni sobre el arrastre que conserve un peronismo unido. Serán los votantes -que en su gran mayoría no se interesan mucho en la política- los que tendrán la última palabra sobre ambas cosas.

Anuncios

8 respuestas a Crónicas del peronismo

  1. ricardo j.m. dice:

    cual es el clivaje basico del entuerto peronista hoy?

    no, en el pais de la comida nadie tiene que pasar hambre

    y, si. porque bla bla bla bla la campora

  2. Norberto dice:

    “”Lo unico que no te recomiendan es que no apagués el televisor, y eso que los plasmas consumen mucha electricidad. Apagá un cacho la tele, mirá lo que pasa a tu alrededor y te vas a dar cuenta que es necesario tener pensamiento propio porque te convierte en alguien más libre”, cerró Cristina.”

    http://www.eldestapeweb.com/el-ironico-comentario-cristina-contra-macri-el-aumento-la-manteca-n20047

    Los analistas con intereses y broncas personales deberían tomar nota de esta frase, teléfono Pablo Ibáñez, su realidad no es la realmente existente, y lo que es peor para los colaboracionistas y sus secuaces aún falta un año de desastres socioeconómicos para los sufridos votantes que desgastará, como una escofina en madera blanda, el soporte a las políticas pensadas e instrumentadas en la confianza de la teoría del derrame y la inversión de lo obtenido mediante la transferencia de los ingresos de las mayorías de la sociedad a los más ricos.
    El principal soporte que le queda a este Gobierno es la esperanza de mejoras por parte de los mayores de cincuenta, es decir de los viejos de mierda, en particular de los jubilados que creen pertenecer a los alcanzados por la Reparación Histórica, Mentira Histórica debería llamarse, pero de aquí a un año esa esperanza se habrá desvanecido definitivamente, y su opción será por la prioridad del momento, o sea comida, medicamentos o servicios, porque al ritmo actual de disminución del poder adquisitivo de los haberes, solo servirán para una de esas tres cosas, y entonces caerá en la volteada no sólo el Gobierno, sino también, para gran parte de esa masa de votos, la oposición complaciente.
    Entonces la rosca de los enanos y sus operadores mierdáticos solo será un recuerdo, y hasta los más chúcaros deberán optar por quien ostenta un núcleo duro y es opción por la firmeza de las convicciones, aún para quienes tengan actitudes críticas sin llegar al odio del otro núcleo duro.
    Vayan preparando el asado de apuesta, concedo en poner buen vino.
    Nunca menos y abrazos

  3. claudio Maxl dice:

    Bien Dominguez con Navarro: no estaremos con ninguna d los 2 opciones neoliberales, si hay diferencias en el peronismo las resolveremos en interna. Clarisima la exclusion al Frente Reo_Vandor y la apuesta a la unidad.

    • horca dice:

      Qué bien que Domínguez quiera resolver las cosas en una interna. La vez pasada las quiso resolver en Canal 13, vía Lanata y vía Tinelli. Salió todo mal. Perdió e hizo perder. Muchas gracias Domínguez.

      • claudia dice:

        Bien apuntado, horca. Perdió e hizo perder. No, si resulta que ahora nos vamos a lobotomizar olvidando las operetas recientes… más lo quisieran. Saludos.

  4. horca dice:

    Ay, estas noticias sobre reuniones y reuniones y reuniones de intendentes y diputados y… Digámoslo, los compañeros del peronismo dudoso hacen mil cónclaves y ni un hecho político. Viven en una rosca histérica porque (estimo) se formaron en los 80 y tienen la cabeza quemada. Ni figurones: figuritas. Nos aporta más Hebe escapándose de la policía en una combi.

    Consigna para la etapa: dame un ruidazo y te regalo todos esos cónclaves de la nada.

    Unidad, unidad… la pregunta es bajo la conducción de quién. La única persona que tiene votos y pruebas sobradas de defender al pueblo argentino es CFK. Massa tiene votos pero es un proyanqui declarado, Scioli no se sabe qué tiene, Randazzo es un fanático de sí mismo y el PJ se ha convertido nuevamente en ariete de políticas antipopulares: rifaron la Argentina votando a favor de los buitres y punto.

    CFK + unidad = no nos para nadie. La unidad sola no gana. Y menos la “unidad colegiada” de Gioja con no sé quién. En el conurbano no conocen a Gioja. Intendentes hay muchos, son todos iguales y no pueden conducir un pepino porque, hablando mal y pronto, no tienen caja propia y dependen de la sobada para asfaltar una calle. Además, son muchos. Salvo que seas tigrense y tengas casino y countries a los que cobrarles impuestos… o eximirlos a cambio de. “Ventajas comparativas” que le dicen.

    • claudia dice:

      “Nos aporta más Hebe escapándose de la policía en una combi”. Ja ja!!! Sos ocurrente, horca. Una ironía amarga, la tuya… pero posta. Saludos.

  5. José dice:

    “Porque Cristina es, digan lo que digan, la que mejor mide” ¿Igual que lo era Scioli?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: