La boleta que viene

 

reforma política

Con algo de tonito triunfal, los medios (los paraoficialistas) nos informan que “Después de cien años, la Argentina se encamina a dejar atrás la boleta partidaria de papel y reemplazarla por la boleta única electrónica, el mismo sistema que ya se usa en la provincia de Salta y en la ciudad de Buenos Aires“.

Hay algo aquí de ese amor cholulo por los chiches electrónicos que se muestra en los que hacen la peregrinación a Miami, o, más modestamente, a Santiago de Chile. También hay algo más profundo, inconsciente: la rabia con la injusticia que los peronistas ganen con más frecuencia las elecciones les convence que debe haber algo malo en el sistema que lo permite.

Pero el tema es más importante que el marketing de un juguete caro. Trata de la forma en que votamos. En estos días vemos problemas más urgentes. Hasta más estratégicos. Y -atención- pienso que ésta no es la parte más delicada, y peligrosa, de la reforma que propicia el gobierno. Sobre eso voy a escribir más adelante. Pero -después de todas las luchas- la gente va y vota. Y esos votos hay que contarlos.

Entonces -reconociendo que ya el mismo columnista informático de La Nación, Ariel Torres, había advertido de los peligros del voto electrónico– me parece oportuno acercarles el análisis de mi amigo Jorge Landau, apoderado histórico del PJ nacional y bonaerense. Ya lo tienen todos los gobernadores y los diputados peronistas, hoy lo tendrán los radicales y el gobierno. Corresponde que lo tengan ustedes.

“En Argentina coexisten hoy cuatro sistemas distintos para emitir el voto:

a.- Boletas múltiples de papel provistas por los partidos: hasta ahora utilizada en casi todo el país.

b.-Boletas únicas de papel separadas por categoría: en Santa Fe.

c.- Boleta única en papel para todas las categorías: en Córdoba.

d.- Boleta electrónica impresa: en Salta y CABA.

Si bien resulta lógico tratar de homogeneizar el modo de votación en uno de los sistemas, no parece racional elegir una alternativa sin hacer un diagnóstico previo que fundamente la opción y descarte los otros sistemas. Presentado como lo hace el gobierno parece más el argumento de venta de un producto antes que un proyecto de ley. En los fundamentos contrapone solo el voto electrónico a las boletas múltiples soslayando la consideración de la boleta única en papel.

El sistema de boletas múltiples provistas por los partidos y supletoriamente por la justicia ha funcionado de manera regular en los últimos 33 años en la Argentina. Pese al robo de boletas, ha resultado un sistema imparcial ya que permitió  siempre la legitimidad de los ganadores en todos los niveles y en consecuencia la existencia de oficialistas  y opositores así como su pacífica alternancia. Esto ocurre porque el sistema de boletas múltiples en papel se apoya en  un mecanismo de control cruzado entre los fiscales de los distintos partidos y una autoridad designada por la justicia electoral.

En cada elección nacional que se realizó en el país, la cifra de mesas anuladas siempre es ínfima; incluso en las últimas tres elecciones nacionales la Justicia electoral no registró denuncias sobre robo de boletas. Con sus imperfecciones, este sistema de boletas múltiples permitió  que hayan surgido legítimamente dos presidentes radicales, dos peronistas, Macri, gobernadores, intendentes y legisladores de distinto signo a lo largo de estos años de vida democrática.

OBJECIONES A LA PROPUESTA DE BOLETA ÚNICA ELECTRÓNICA

NO HAY DIAGNÓSTICO. Se intenta cambiar un mecanismo que funciona bien sin realizar ningún diagnóstico previo del actual sistema político y electoral ni tampoco del de votación. En los fundamentos del proyecto solo se consigna de modo general que “hay un amplio consenso para reformar al instrumento de votación” atento al robo de boletas y a la necesidad que los fiscales de los partidos garanticen la fluida provisión de las mismas. En las modificaciones propuestas se traspasa la provisión del instrumento de votación desde los partidos hacia el Estado. Se omite realizar un diagnóstico porque eso implicaría necesariamente exponer a un análisis el resultado de utilizar boletas únicas en papel en Santa Fe y Córdoba. En síntesis, se contrapone el sistema actual de boletas múltiples al mecanismo de boleta única electrónica soslayando las experiencias de Córdoba y Santa Fe que son de boleta única en papel.

NO ES DE ACCESO PÚBLICO. Esto significa que la alternativa propuesta no le facilita el control a cualquier ciudadano en cualquier etapa del proceso, como sucede con las boletas de papel tanto únicas como múltiples. Este proyecto delega esta tarea en el Estado y eventualmente en los fiscales informáticos de los partidos. El Tribunal Constitucional de Alemania declaró inconstitucional la utilización del voto electrónico, precisamente porque: “…el ciudadano debe poder controlar los pasos esenciales del acto electoral y la determinación del resultado de manera fiable y sin conocimientos técnicos especiales“. Esto significa que el sistema debe ser público.  Por eso se descartó recientemente en Bélgica porque se trata de un sistema que no le permite la fiscalización al común de la gente lo que conspira contra la transparencia del sistema y por ende a su credibilidad pública. Los sistemas de boleta en papel que se usan en el país todos son de acceso público.

PODRÍA COMPROMETER EL CARÁCTER SECRETO DEL VOTO. Los consultores informáticos sostienen que el chip de cada boleta al ser emisor de radio frecuencia (RFID) permite la lectura a distancia. Eso implica vulnerar el secreto del voto. Esta característica fue el principal fundamento de la decisión del gobierno de Holanda en el año 2008 para apartarse del sistema de voto electrónico que utilizaron durante más de veinte años.

ESTA EN RETROCESO EN EL MUNDO. Pocos países lo utilizan aún: Venezuela, Filipinas, Estonia, Brasil y la India sobre un total de ciento noventa y cinco. Ha sido rechazado fundadamente por el Tribunal Constitucional de Alemania. No sólo Alemania y Holanda han vuelto a la boleta de papel sino que recientemente Paraguay y Bélgica lo han abandonado. Francia, Gran Bretaña, Finlandia, Australia, Irlanda e incluso el 66 % del padrón de EEUU vota manualmente con boleta de papel y un lector electrónico.

ES MUY CARO. No hay datos públicos fehacientes sobre el costo que tuvo su utilización en Capital Federal pero proyectando el costo que tuvo en Salta (71 millones de pesos) puede estimarse que su costo para todo el país podría estar en alrededor de $ 4.500 millones, o sea unos 300 millones de dolares.

Las elecciones del año pasado con doble vuelta implicaron un aporte por impresión de boletas múltiples de papel de  398 millones de pesos o sea 26 millones de dólares. No hay datos de impresión de boletas únicas de papel pero se consideran considerablemente menores.

ES UNA MARCA REGISTRADA. La Boleta Única Electrónica BUE no solo es el nombre de un sistema privado reflejado en un proyecto de ley, sino que también es una patente registrada en la Dirección Nacional de Marcas, dependiente de la Administración Nacional de Patentes, por la empresa Magic Software Argentina SA en 2008 bajo la denominación AR04605981 como boleta de voto electrónico, la que fue utilizada en Salta, Capital Federal y Chaco.

Anuncios

15 respuestas a La boleta que viene

  1. José dice:

    “Magic Software Argentina” desde su nombre ya exime de mayores comentarios

  2. victorlustig dice:

    desde que empezo dije no sirve (FWIW) y, hay dos cosas fundamentales en esto

    a) El software es falible, siempre lo es, hasta el encandilamiento de todos no les permite decirlo, no lo menciona su amigo Landau

    b) la auditoria de software es una cosa cara, muy cara, muy lenta y muy propensa a errores, recuerdo haber hecho uno de los primeros SOX en Argentina y una cosa que me preguntaron fue, como sabes que Oracle suma bien?

    dos cosas interesantes

    a) Nadie pero nadie menciona esto

    https://es.wikipedia.org/wiki/Error_de_divisi%C3%B3n_del_Intel_Pentium

    b) https://en.wikipedia.org/wiki/List_of_Easter_eggs_in_Microsoft_products

    y, quien asegura que no hay ni a) ni b) nicomo diria el amigo Rumsfeld, lo desconocido desconocido

    Y, para hacer software sin errores, los americanos (del norte) gastaron millones y millones de dolares en esto, medio infructuosamente

    https://es.wikipedia.org/wiki/Ada_(lenguaje_de_programaci%C3%B3n)

    Repito, creo que la unica forma en que seria mas confiable tecnicamente es que lo interno fuero hecho todo con logica discreta, stateless (No Juan, estudia o lee el link de abajo)

    http://www.cs.ucf.edu/~skhan/Teaching/CDA3103_Summer2014/slides/Lecture10/LogicDesign.pdf

  3. Chiclana dice:

    En contra de la BUE. A favor de la boleta única papel.

  4. marcelo ignacio dice:

    Ajá, todo muy claro. Pero, ¿por qué la boleta única es mejor que las boletas múltiples? ¿Cuál es la ventaja?

    Teóricamente, le ventaja es que el elector tiene más control sobre su propia elección, ya que debe optar activamente por cada una de las listas que elija. Quiero decir, si al tipo le gusta el candidato a presidente de Cambiemos, los diputados del FPV y los concejales del PO, puede armar la lista de su gusto en segundos. Y no hay ningún elemento que lo incite a decir “má sí, pongo la lista completa y sanseacabó”. Desde este punto de vista, es un avance de la democracia representativa.

    Pero las elecciones no son sólo un ejercicio de democracia, sino la elección de tipos que tienen que gobernar. La lista completa facilita la “gobernabilidad”, ya que tiende a que los gobiernos tengan mayorías en sus poderes legislativos. Y también facilita que los gobiernos locales (intendentes, gobernadores) tengan apoyo en las instancias superiores (gobiernos provinciales, gobierno nacional). Siempre es muy complicado gobernar un municipio con el gobierno provincial en contra, o una provincia con el presidente en contra. Las boletas únicas facilitan esas situaciones inestables.

    Idealmente, estas situaciones inestables deberían llevar a la negociación permanente, que permita alcanzar consensos. Sería un gran avance en la cultura democrática del país: gobiernos ideológica o partidariamente opuestos negociando cada uno desde su propia posición ideológica o partidaria, y llegando a acuerdos.

    No obstante, en la práctica, la forma estándar de solucionar este problema de “gobernabilidad” es negociar con el que está abajo tratando desde una posición de poder, y negociar con el que está arriba desde una posición de sumisión. Eso significa que los gobiernos de signo político opuesto terminan alineándose con el gobierno provincial o nacional (sobre todo con el nacional), llevando adelante las políticas que quiere el gobierno nacional. Los pocos que se hacen los locos son sistemáticamente aplastados vía recursos fiscales y nula obra pública. Es decir que los votantes que llevaron a esos gobiernos locales quedan sin representación porque sus gobiernos se alinean con el gobierno nacional.

    La boleta única, al favorecer la dispersión de los votos en varios partidos, y al promover situaciones políticas inestables que sólo se pueden resolver por medio de la alineación con la gallina de arriba. Desde ese punto de vista, favorece un retroceso de la democracia representativa.

    Entre ventajas teóricas y desventajas prácticas, opto por resolver estas últimas: sigue siendo mejor el sistema de boletas múltiples.

  5. Leandro dice:

    Los que votaron esta mierda sabian claramente que esto estaba en el menu. A hacerse cargo, nada de “siempre dije que era malo”, “no apoyo” y demás bolufrases para sacarle el culo a la jeringa. VOS SABIAS, VOTANTE PRO.

  6. claudio Maxl dice:

    A la posibilidad cierta d fraude se suman la falta d habito d sectores sociales bajos y muy mayores con el uso d informatica lo q podria inhibirlos d asistir al comicio. Ese proyecto d B.U.E. debe abortar antes d nacer.

  7. gustavo piazza dice:

    Boleta electrónica
    Primero, la reforma del sistema eleccionario, sorprendentemente, está liderada por el beneficiario del sistema anterior, que llegó a ganar con un margen muy acotado de votos, en una elección que no fue cuestionada.
    Sorprendentemente, o no tanto después de la dictadura, éste país “infuncionable” para tantos twiteros pagos, ha demostrado una salud envidiable en su expresión democrática.
    He participado en todas las elecciones acontecidas desde el ´83. Para alguien que recién pudo ejercer su derecho al voto a los 22 años, el respeto por la importancia del voto que iba a emitir, sólo encontró, y desde entonces hasta ahora, el reflejo del respeto del resto de los que nos juntamos en una mesa ése día. A tomar mate, ahora a jugar con el celu, pero cuando se fue la gente y nos encerramos en ésa aula, y lo digo después de haber actuado como presidente de mesa, fiscal y fiscal general, sólo he encontrado respeto, el respeto de ciudadano a ciudadano que creí que se podría haber perdido después de la dictadura.
    Como en el democrático sistema judicial de base en EEUU, la decisión última de la transparencia del comicio reside hoy en ciertos ciudadanos nombrados más o menos al azar, que se conocen en ésa situación, y que, conscientes de su deber cívico, ejercen la democracia más plena que tenemos.
    De hecho, he tomado por costumbre terminar el comicio agradeciendo a mis compañeros eventuales por haber ejercido sus deberes y derechos con tanta altura cívica.
    Entonces, volvamos a lo principal. Hay muchos desastres que arreglar en ésta Argentina. Nos podríamos concentrar en lo deficiente del sistema ferroviario, incluso podríamos mejorar sustancialmente las autopistas y en general construcción vial que nos ahorre miles de toneladas de carburante ante interminables atascos de tránsito.
    En cambio, el sistema electoral funciona bien. Gastar un montón de plata en cambiar un sistema que funciona bien no es lo deseable.
    No significa que el sistema no pueda mejorar. La boleta única en papel podría cumplir con el requisito de ser barato y bueno.

    Se ha comparado al retroceso macrista con otros retrocesos anteriores. Con la dictadura del ´76, con la del ´55, con la década infame del ´30 y hasta, viendo los carros de asalto y la persecución general en todo el país, con una reedición feroz del genocidio de Roca.
    Como sea, no vaya a resultar que ésta vez CAMBIEMOS del “fraude patriótico” al “fraude electrónico”.

  8. vale dice:

    Estimado Gustavo, la consideración de los desastres empieza por la consideración de las condiciones en que vive la mayor parte de la ciudadanía en este país.
    En segundo lugar, la contemplación de los salarios
    En tercer lugar la propiedad de nuestros recursos naturales y las tierras.
    En cuarto lugar la posibilidad de acceder a trabajos dignos y salarios justos
    La lista sería enorme hasta llegar en último lugar ( no esencial para preservar la vida sobre la tierra, pese a tener trabajo ) a la consideración de un cambio de procedimiento electoral que por múltiples razones, entre ellas la gran proporción de los habitantes de nuestro país que no poseyeron jamás acceso a la tecnología y no saben de qué se trata, sería inviable por múltiplees razones más.
    Creo que este gobierno adolece de una falla reiterativa en el momento de establecer prioridades, que es lo primero que debe solucionar. No se puede “modernizar” un estado en el cual una gran masa de población no puede acceder en igualdad de condiciones a los recursos básicos para la supervivencia.
    Desde mi humilde opinión hay una gran diferencia entre gobernar un estado ( cosa pública) y apropiarse del mismo estafando la voluntad popular que emitió su voto de confianza a unas promesas que jamás se cumplieron ni habría intención de hacerlo.
    El voto electrónico, es una nueva estafa…..y ya van….????
    saludos

  9. […] este blog se hizo un modesto aporte, al acercarles aquí y aquí las críticas de Jorge Landau, apoderado consuetudinario del Partido Justicialista y experto en […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: