Sembrando terrorismo

isis

El terrorismo -o, como a los generales en el Atlántico Norte y guerreros de escritorio en todos lados les gusta llamarlo “la guerra asimétrica”- ya es un dato permanente en el mundo en que vivimos. Se escriben multimillones de palabras sobre el tema, claro, pero la mayor parte está envuelta en dos discursos básicos “es una cosa horrible, que hacen gentes perversas” / “es una cosa horrible, pero también es horrible los niños que mueren cuando los aviones de los países “occidentales” bombardean”.

Ambos son ciertos, pero… son envoltorios. Conviene encarar los hechos, además de juzgarlos. Acerco este artículo de Eduardo Febbro en Página 12 porque es un resumen breve de tres raíces del terrorismo “yihadista”. Los datos de Febbro son correctos: hay hechos puntuales, concretos, que están en el origen de lo que está ocurriendo. También pienso que es un análisis incompleto: estas raíces crecieron en un suelo abonado por la mezcla de viejas corrientes del Islam, el salafismo, el takfirismo, con la tecnología y el nihilismo del “Occidente” moderno. Pero la nota es un buen punto de partida. Luego tal vez agregue otras miradas.

Ben Laden y el entorno teórico de Al Qaeda están obteniendo una horrenda victoria póstuma a través del Estado Islámico. Las miles y miles de personas que mueren en atentados en varias regiones del mundo son víctimas de 1) un origen teórico común, 2) una decisión estratégica fundacional pactada por Estados Unidos y Arabia Saudita y 3) un error garrafal cometido en Irak luego de la invasión de 2003. Esos tres elementos van a diseñar el espantoso mundo en el cual vivimos.

El jihadismo que conocemos hoy se nutre de tres fuentes. En primer lugar, es hereditario de la política que Washington y Riad implementaron a finales de los años 70 (1979) mediante la cual islamizaron, con la ayuda de Bin Laden, la resistencia interior contra la invasión soviética de Afganistán. Por ese diseño pasó también, aunque con otras intenciones, una multinacional argentina, Bridas, cuando, antes que los enceguecidos norteamericanos, va a descubrir la utilidad de los talibanes en su proyecto de trazar el recorrido de un gasoducto de cerca de 1500 kilómetros que iba dese Turkmenistán hasta Pakistán.

En segundo lugar, los atentados en Occidente se inspiran en una obra teórica de 1.600 páginas escrita por Abou Moussab al-Souri, el teórico de la tercera jihad y ex mano derecha de Ben Laden. Este sirio nacido en Alepo hace 60 años plasmó en en el libro “Llamado a la resistencia islámica mundial” lo que el Estado Islámico está llevando a cabo en la realidad, o sea, la Jihad global del pobre. La obra, aún accesible en internet, se ha convertido en una biblia y en el manual de iniciación básico para todos los candidatos a la guerra santa contra Occidente.

El tercer elemento es la invasión de Irak, la disolución de la policía y el ejército iraquí decidida por un analfabeto de las relaciones internacionales, el administrador civil de Irak, el norteamericano Paul Bremer; el montaje posterior de un gobierno iraquí de mayoría chiíta pero tan violento como corrupto; y el aislamiento de la minoría sunnita en el seno de la cual estaban los altos mandos del ejercito iraquí, los servicios secretos, los miembros del partido Baaz y la policía, hoy espinas dorsales del Estado Islámico.

Pero la cuna es siempre una combinación de la confrontación durante la llamada Guerra Fría entre las dos potencias, Estados Unidos y la entonces Unión Soviética, los intereses gasíferos y petroleros, Irak y el extremismo islamista, el cual, con la ayuda de Arabia Saudita, Estados Unidos y Pakistán, será propagado, armado y entrenado por la primera potencia mundial con el objetivo de desalojar al ejército rojo de Afganistán. Todos los hechos terminan componiendo el eslabón de una cadena que llega hasta nuestros sangrientos días y en la cual el libro de Abou Moussab al-Souri es una pieza fundamental. El “Llamado a la resistencia islámica mundial” es, ante todo, el producto del desacuerdo entre Osama Bin Laden y Abou Moussab al-Souri, nombre de guerra con el que remplazó al auténtico, Mustafá Setmariam Nassar. Al-Souri estaba totalmente en contra de actos terroristas tentaculares y espectaculares como el que Bin Laden cometió en Estados Unidos en septiembre de 2001. Para él, ese tipo de estrategia sólo podía acarrear consecuencias destructoras porque accionaban dos resortes de una potencia con una capacidad de intervención militar enorme: primero, el aumento de los créditos militares; luego, la invasión de los llamados “territorios cuna”, es decir, Afganistán. No se equivocó, el 11 de septiembre atrajo a Estados Unidos a Afganistán y esa expedición militar terminó con el desmantelamiento casi total de Al Qaida. La ex cabeza pensante de Bin Laden criticó a su jefe en un correo electrónico donde decía: “nuestro hermano fue contaminado por la enfermedad de las pantallas, los flashes, sus admiradores y los aplausos”. Abou Moussab al-Souri propuso cambiar la meta y apuntar no hacia los Estados Unidos, país muy alejado y potente, sino hacia lo qué el llamaba “el vientre blando” de Occidente, es decir, Europa.

Para ello, el sirio -más tarde nacionalizado español en virtud de su matrimonio con una española–, inventó el término de “nizam la tanzim”, un “sistema pero no una organización”: es decir, una estructura terrorista compuesta por células auto gestionadas, sin lazo con un órgano central, una suerte de jihad horizontal autónomo, separado de cualquier idea piramidal. Ya hemos visto su eficacia en los últimos años. Internet y las redes sociales serán en esa visión otro aporte clave porque ambos, en la idea de al-Souri, ocupan el lugar de las mezquitas o los imanes. Sin contacto físico, sin frecuentación de lugares vigiladas, los individuos se empapan en esa opción.

En su libro, Abou Moussab al-Souri calculó las consecuencias en el seno mismo de las sociedades occidentales: confrontación racial, xenofobia y exclusión por parte de los occidentales y, por consiguiente, radicalización de los musulmanes víctimas del racismo. Por curioso que parezca, ninguno de los muy publicitados servicios de inteligencia de las potencias mundiales prestó la debida atención a ese libro. No sólo aún se lo encuentra en Internet sino que, además, tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, las decenas de think tank que se crearon en Washington para pensar el mundo gozaban de créditos millonarios pero sufrían de una falencia absurda: en esos think tank casi nadie hablaba árabe.

El Estado Islámico aplicó con letra de sangre esa yihad horizontal pero también introdujo blancos nuevos que no estaban en el libro de Al-Souri: Arabia Saudita, Yemen, Túnez, Libia, Turquía y Rusia con el atentado contra el avión ruso derribado el 31 de octubre de 2014 por el ISIS. Las peregrinaciones de Abou Moussab al-Souri no están tampoco exentas de interés para comprender las barrabasadas cometidas por los servicios de inteligencia. El sirio fue arrestado en 2005 por los servicios secretos de Pakistán cuando huyó de Afganistán y entregado a Estados Unidos. Washington tenía la perla entre sus manos pero se la entregó a la Siria de Bachar el-Assad en 2011 (otras fuentes hablan de 2007). Assad lo liberó el mismo año con una intención semejante a la que llevó a Washington a armar la resistencia afgana: islamizar las revueltas árabes que estallaron en 2011 y, con ello, restarles legitimidad. Hoy nadie sabe donde está.

El perfil de guerra confesional que Estados Unidos, Arabia Saudita y Pakistán trazaron en torno a Afganistán explotó en las manos de todos. Ningún cerebro de la CIA o la NSA previó la expansión posterior. La mayoría de los llamados “hombres más buscados” por Estados Unidos fueron, en su momento, aliados de esos tres países. Los llevaron a Pakistán, los adiestraron en las famosas escuelas coránicas de Peshawar y luego los soltaron en Afganistán con armas en las manos. “El enemigo es fuerte y poderoso, nosotros somos pobres. La guerra será extensa”, escribió Abou Moussab al-Souri en su libro. El Estado Islámico se empapó en esa literatura y llevó a la realidad esa guerra “nizam la tanzim”, es decir, el sistema de lobos solitarios que azota a Occidente. Su yihad descentralizada se extiende ahora por las capitales del Viejo Continente, y más allá: la matanza de Niza, el atentado en el aeropuerto de Turquía, el atentado en el aeropuerto de Bruselas, las matanzas de París, y, en estas horas, tal vez Munich. Abou Moussab al-Souri conocía muy bien ese “vientre blando” de Occidente. Vivió exiliado en Francia, en Londres y luego, con su esposa, en Andalucía. Abou Moussab al-Souri presidió el nacimiento de las dos primeras yihad e inventó la tercera. La primera se articuló contra el ejército soviético en Afganistán: la segunda contra la invasión norteamericana de Irak en 2003 y, esta, la tercera, una fuerza heredera de cada uno de esos hechos, el Estado Islámico, la siembra en occidente. La obra de Abou Moussab al-Souri no habría tenido la influencia que tuvo si Estados Unidos y sus lacayos no hubiesen despertado y alimentado el islamismo radical, si no hubiesen luego fracturado de una manera espantosa Irak. A ello se le sumaron la exclusión, el racismo y el desprecio de que son objeto los musulmanes en Europa. Las palabras de al-Souri se convirtieron en semillas de bombas humanas que no sólo destrozan vidas en París sino, también, en Irak donde, casi en silencio, centenas de vidas humanas desaparecen tragadas por bombas activadas hace mucho por las potencias occidentales.

33 respuestas a Sembrando terrorismo

  1. Ñandú dice:

    Es un análisis incompleto porque faltan los orígenes.
    Hace tiempo le envié un trabajo que realicé para una maestría inconclusa, sobre los orígenes de la violencia en Iraq. Estaba fechado en 2004 y creo que el análisis de Febbro lo actualiza.

  2. Daniel Eduardo Arias dice:

    Definitivamente, una mirada distinta, oblicua y nueva sobre un tema por el cual han rodado demasiadas aplanadoras de opinión. Mucha información que ignoraba totalmente. ¡Muy bueno!
    .

  3. José Mercado dice:

    “… al ejército rojo de Afganistán.” -> El “Ejército Rojo de Obreros y Campesinos” fue la denominación oficial de las fuerzas armadas organizadas por los bolcheviques durante la Guerra Civil Rusa en 1918. Duró hasta 1946 cuando viene modificada en “Ejército Soviético”.

  4. horca dice:

    Febbro pude ser completo o incompleto, pero, ¡qué bien escribe!

  5. David (idu) dice:

    No sé si lo que diré es “neoplatónico”, pero veamos:

    Qué mejor para el terrorismo islámico en general, y el ISIS en particular, que explotar las debilidades de Occidente:

    1) Amar la vida
    2) La culpa del colonialismo
    3) La culpa por llevarse el petróleo árabe.
    4) El “bienpensamiento” progre sobre los pobres tipos que viven y piensan, y actúan como hace 14 siglos

    Todos estos items, a ellos les iimportan un rábano.

    No solo eso: son TODAS muestras de debilidad. (Ejemplo el cura ochentón asesinado, siendo un hombre que ayudó a los musulmanes).

    Por eso son los ganadores de esta guerra, a largo plazo.

    El suicidio es un arma increible.

    Que encaja perfectamente con el suicidio simbólico de Occidente.

    • Raúl C. dice:

      Sigue con lo que señalé el año pasado: los Protocolos de los Sabios del Golfo Pérsico…

      Porque hay que tener la misma, exactamente la misma mentalidad de los que escribieron lo de ‘los sabios de Sión’, para decir las cosas que usted dice…

      Ahora resulta que, por ejemplo, la familia musulmana de clase media urbana que piensa en tener un chico más, mejorar de empleo, cambiar de departamento y comprarse un auto para ir de vacaciones a una playa del Mediterráneo (y son decenas de millones…) ‘en realidad’ son terroristas que nos amenazan.

      Menos mal que los que tienen poder de decisión no lo escuchan ni leen a usted.
      Por ahora no piensan tirar bombas nucleares ‘preventivas’ sobre los países árabes (o musulmanes, se’ todo igual…).

      Es cierto que algunos líderes religiosos de algunos países pueden conseguir formar terroristas suicidas.
      ¿Cuántos? ¿Uno por cada diez millones de musulmanes?

      ¿Está seguro de que en ‘Occidente’ no se podría limar el cerebro a algunos cientos de ‘occidentales’ cristianos o judíos para que vayan a hacer atentados a Ryad, Aden, Dubai o donde sea?

      La naturaleza humana es una sola, salvo para los racistas y los supremacistas.

      • David (idu) dice:

        Gracias Raúl por ayudarme a pensar.

        Está bueno lo de los “Protocolos de los Sabios del Golfo Pérsico”

        El sentido del humor no debe abandonarnos jamás.

        Vayamos a la “familia musulmana”:

        No, amigo. Son buena gente.

        Pero de algún lugar misterioso salen los muhaydines suicidas. A veces son nativos de Oriente. Otras son ciudadanos franceses o alemanes o de cualquier país europeo, de segunda y hasta tercera generación.

        Y se supone que todos vienen de alguna “familia”.

        Lo que distingue a estos asesinos de otros más habituales en las películas de Hollywood, es su desprecio por su propia vida, la que ofrendan felices por Mahoma.

        Y se han visto muchas familias del “mártir” que festejan con caramelos y grandes festejos su ida al Paraíso, siempre y cuando se hayan cargado la mayor cantidad de judíos (o infieles en general) posibles.

        Es un motivo de orgullo para ellos, no lo disimulan, y sus servicios de noticias los filman con alegría y pasión, para deleite de una desconocida cantidad de los 1.200 millones de musulmanes que habitan el Orbe y miran TV.

        Son diferencias de cosmovisiones, con o sin “protocolos”.

        Tampoco creo que nos “amenazan”. Van al grano directamente. Ese es uno de los secretos del “éxito”.

        Bueno, es habitual que quienes vemos más allá de la esquina no seamos escuchados, y mucho menos por los que “tienen poder”. No es nuevo en la Historia.

        ¿Alguien escuchó a las organizaciones judías de Europa cuando pedían por favor a los aliados bombardear las vías ferroviarias hacia Auschwitz? No lo hicieron hasta el último día de la Guerra (luego tampoco).

        Lo de las bombas nucleares “preventivas” no es solución. ¿Las arrojarían en algún barrio musulmán de Marsella o Niza o París?

        Si quieren conocer cómo manejar este tema antes de que nos metan otro bombazo en Buenos Aires, pueden asesorarse con Putin (que hasta ahora no utilizó bombas atómicas, aunque sus métodos “disuasorios” o directamente “represivos” son bastante convincentes). KGB al fin…

        No es lo mismo “árabe” (22 países) que islámico (56 países). En eso también coincidimos.

        Efectivamente, un suicida por cada 10 millones de musulmanes, nos dan 120 suicidas potenciales. Esta cuenta ya fue hecha, y los resultados de estos últimos años son compatibles con esas cifras. Al menos en órdenes de magnitud… podrían ser 1.200 también, ya que como se sabe, el fenómeno va en aumento. Recordemos que los mártires utilizan mucho un arma las nuevas tecnologías: redes sociales, e Internet.

        Si, por supuesto que el maldito Occidente podría cometer atentados en esos lugares que vos decís. Pero por razones culturales irán sin el afán suicida. Algo útil para que no tengan total éxito. Te habrás dado cuenta que no hay operativos con israelíes suicidas, por ejemplo.

        Y si bien coincidimos (nuevamente) en que “la naturaleza humana es una sola”, no lo es la cultura y sus respectivos fanatismos históricos.

        Que en general son “supremacistas”. En este caso, de Mahoma.

        Buen finde, hermano Raúl. Que Alá sea contigo.

  6. Juan el Bautismo dice:

    David coincido, hay que masacrar a los porteños. Las expresiones horribles que inventan, despues pasan a ser expresiones argentas, “la mame de chico”, “declarando en pija”, haganse el favor…
    Parecen españoles

  7. Mariano T. dice:

    El problema son las religiones. Europa dejó de tener guerras civiles al laicizarse y casi deshacerse de ellas. Quedó solo el nacionalismo y el fascismo, pero son emociones menos intensas que la religión.
    Nosotros seguimos el mismo camino, y EEUU es muy religioso lamentablemente, pero a la vez nuy plural,lo que favorece un Estado neutro.
    Extremo Oriente, después de la derrota japonesa y Mao, también. Queda solo la India.
    Y después estan estos barbudos de m..Pensar religiosamente es vivir en el siglo 16. Pero no hay una cabeza, tipo Felipe II, para tratar de negociar, o un Papa.
    En Europa son muy civilizados, pero me temo que la tendencia es que los atentados los van a hacer caer en una especie de fascismo. Tal vez en una década la noticia sean los pogroms, y que demuestren que entre la espada y la pared, en elfondo son los descendientes de los autores de San Bartolomé.(y de la “solución final”). No van a perder.

    • Roberto dice:

      El problema no son las religiones. el problema es el imperialismo genocida occidental. Si te tomas el trabajo de contar cuanto muertos hay desde 1800 en adelante y no en guerras religiosas, ta vas a llevar una sorpresa. El capitalismo salvaje es una bestia que no vive sin asesinar, sin violar, sin secuestrar y ejecutar, sin torturar. Es por eso que si te fijas cuales son las principales ramas de la producción que generan riquezas materiales, verás que son las fábricas de armamentos, la droga en todas sus variantes, la prostitución. Y todas esas producciones se mueven en un marco que siempre desata la violencia criminal. No es es el principal negocio del ISIS -Europa (porque el petróleo que roba el ISIS a sangre y fuego se lo compran los europeos, los cuales son así copartícipes de ese negocio bañado en sangre y por eso europa tiene mucho que ver con la creación de esas bandas criminales terroristas). Dices Mariano que pensar religiosamente es vivir en el siglo 16. Tampoco es cierto. Si en realidad piensas religiosamente –es decir, y estoy que aclararlo, como pensaban Moisés, Cristo o Mahoma– te encontrarás con agradables sorpresas en cuanto a como sus sociedades se desarrollaron en paz, armonía, entendimiento con el resto de la sociedad que buscaba la justicia y que no oprimía a otros. Pero cuando la religión se “politizó” en el mal sentido de la palabra, es decir, cuando el egoísmo de ciertos individuos usaron las religiones para valerse de ellas como un arma política de opresión y una forma de llenarse de oro, aplastando al que sea, allí se armó la podrida. Pero entonces la cuestión es al revés. Es decir, cuando la religión dejó de ser tal, violada o adulterada de su transmisión primigenia, es decir, cuando se convirtió en política pero manteniendo la careta o la vestimenta de “religión”, es entonces que aparece eso de que “la religión es el problema”. Ni la primera o segunda guerra mundial la hicieron las religiones y ahí nomás tienes unos 120 millones de muertos. Suma a eso la guerra de Corea, la guerra de Vietnam, el genocidio de Camboya, el genocidio de Sudáfrica, las guerras en Mozambique, en Angola, en Mali, en Somalia, en Eritrea, en Ruanda, en el Congo, en el decenio de 1970 en hispanoamérica, en Malvinas, en Afganistán, en Irak, la guerra impuesta a Irán por Saddam Hussein por mandato del imperio occidental, la guerra del Chaco paraguayo, entre Bolivia y Paraguay organizada por las petroleras (Standard oil) y seguramente me olvido de más de una, y verás que te llevas una gran sorpresa. Además, en Europa dejaron de haber grandes matanzas cuando tuvieron la “habilidad” de robar hasta el cansancio las riquezas del resto del mundo y los europeos vivir como pashás. Y cuando eso se les termine, en una de esas vuelven a mostrar su lado salvaje. Dios quiera que no.

      • Mariano T. dice:

        Roberto: Casi nada decente en términos filosóficos se inventó fuera de Europa (tal vez la India compita). Mahoma, el cristianismo, el judaismo y la mayoría de las demás religiones lejos de vivir en armonía, vivieron de genocidio en genocidio durante siglos. Sin la efectivivdad genocida que proporciona la ciencia y la técnica, que prosperan en la medida de que el hombre se deshace del pensamiento mágico y religioso.
        Los conceptos más sublimes como libertad,como derechos del hombre en tanto que hombre (no hijo o favorito de ninguna deidad), provienen de ahí.
        Es una lástima que una caterva de barbudos no tengan el desarrollo intelectual y cultural para entender eso. Vamos todos a sufrir mucho por eso.

      • Roberto dice:

        Respondo aqui a la siguiente nota de Mariano, porque no encuentro donde hacerlo:
        Mariano T. dice:
        agosto 2, 2016 a las 22:11
        Roberto: Casi nada decente en términos filosóficos se inventó fuera de Europa (tal vez la India compita). Mahoma, el cristianismo, el judaismo y la……..

        Te digo Mariano que es evidente que no leiste algunos de los países en donde el occidente genocida sembró, muchísimas más muertes que lo que tú llamas “las religiones”. Te dije que hagas la cuenta, sencillamente sumar, y verías que lo que tú dices no es así. ¿Quién te crees que inventó la supuesta guerra religiosa llevada adelante por las Cruzadas? Pues ese occidente que te parece tan bueno. ¿Quién te crees que arrasó con casi toda la población de varios países de Africa? Ese Occidente que tanto te gusta, de la mano o con las ideas del evolucionismo de Darwin, bajo las forma de darwinismo social, que ahora dicen que Darwin no tiene nada que ver con el mismo. Y como te decía, no contemos desde la revolución industrial en adelante, porque la sangría a la que metió el mundo occidental no tiene perdón. Bueno, este tema no lo toco más pues ya está suficientemente hablado.

      • David (idu) dice:

        Hola Roberto:

        Si de hacer números se trata, bueno, Stalin (Ese muchacho era Occidente, Oriente, o alguna cosa intermedia?) evaporó a 20 millones de rusos.

        Pero le ganó Mao Tse Tung, con 80 millones de chinos. (Ese parece que no fue Occidente, decididamente).

        El pobre Hitler queda en un deshonroso tercer puesto con 8 millones de alemanes. Si: Occidente.

        Antes del mortífero Siglo XX, no hubo masacres mejores. Cosas de la tecnología, pero no del odio.

        Y lo que vino después: Corea, Argelia, Vietnam, guerras interislámicas, etc, ni de lejos suman tantos muertos: Apenas el camboyano Pol Pot con 2 millones de camboyanos liquidados, bien lejos de Occidente.

        Así que, esta altura del partido, digamos 2016 tenemos que tomar una difícil decisión: Todos los que escribimos aquí, o vivimos en la Argentina, ¿Somos Occidente?

        ¿Y si formáramos parte del eje Buenos Aires – Cracas – Teheran, dejaríamos de ser Occidente?

        Tal vez por eso hay tantos occidentales europeos que, hartos de las armas occidentales, de la política occidental, de la tecnología occidental, y del darwinismo social de Occidente, se sumen de una buena vez al ISIS y terminemos con Occidente. Uno por uno de los occidentales, bajo el cuchillo de la Sharia.

        Como vos y yo.

        Este tema de la pertenencia, y el peso de la Historia, es un garrón, hermano.

        Saludos.

      • Mariano T. dice:

        Justamente Las Cruzadas (un equivalente de la Jihad)son un ejemplo de lo que pueden hacer las religiones.
        El alma de Europa era religiosa y fanática en esa época.
        Llevar el darwinismo fuera de sus límites científicos y aplicarlo a las ciencias sociales y humanas, también generó creencias que llegaron al fanatismo. No es culpa del pobre Darwin, por supuesto. Pero la mezcla entre darwinismo, positivismo y determinismo, aunque son antagónicos, creó muchas monstruosidades del siglo 20. Y en vez de matar a la religión con indiferencia, se dedicaron a reemplazarla, lo que es una acción religiosa en si misma.

  8. Roberto dice:

    La nota del “blog de Abel; pensando en voz alta” (https://abelfer.wordpress.com/2016/07/28/sembrando-terrorismo/) bajo el título “Sembrando el terrorismo”, dice que el escrito de Febbro en “Página 12” (http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-305035-2016-07-23.html) –“Confrontación confesional, xenofobia y exclusión”–, que reproduce, es un “buen punto de partida” para el análisis del caso. Creo que para nada es un buen punto de partida. Veamos.
    Dice: “Ben Laden y el entorno teórico de Al Qaeda están obteniendo una horrenda victoria póstuma a través del Estado Islámico”. ¿Cuál es o dónde está la victoria póstuma de Ben Laden? Si existiera tal victoria, sería la del imperialismo occidental, porque Ben Laden fue y será (si sigue vivo) una herramienta de los genocidas de Occidente. Ben Laden nunca dejó de ser una creación y personero del imperialismo. Hasta tal punto, que no tuvo nada que ver directamente con el atentado del 11/9, aunque sí fue usado su nombre para el plan del gobierno de Bush. Hasta tal punto esto es así, que ni lo mataron ni su cuerpo fue tirado al mar. Simplemente, esto fue otra operación de bandera falsa. Hablar de una “victoria póstuma” de Ben Laden es lo mismo que decir que era enemigo del imperialismo, algo absolutamente falso. Pero además, ¿en dónde estaría esa victoria de Ben Laden? No la obtiene en ninguna parte del mundo. Y menos que menos en Medio Oriente. Y donde supuestamente la obtuvo –Libia– están prácticamente arrepentidos del desastre a que dieron lugar. ISIS, al-Qaeda, al-Nusra, etc, retroceden en todas partes, van de derrota en derrota, después de efímeros –aunque brutalmente destructivos y asesinos– avances. Por otra parte, ¿a qué “entorno teórico de al-Qaeda” se refiere la nota? Porque el supuesto entorno teórico no es sino el creado por el imperialismo occidental a través de otra herramienta a su disposición: el wahabismo. Y como todos saben, el wahabismo es un invento que bajo el disfraz de “corriente islámica” encierra una doctrina contraria al Islam. El wahabismo es al Islam lo mismo que lo fueron los mercaderes ingleses a la lucha por la independencia en las colonias de España. Es el enemigo disfrazado de amigo.
    Luego dice: “Las miles y miles de personas que mueren en atentados en varias regiones del mundo”. Se supone que habla de los atentados llevados a cabo por supuestos “islamistas”, como el ISIS y sus iguales. Esto tampoco es así. “Las miles y miles de personas que mueren en atentados (islamistas)” se concentran casi totalmente en la zona del Medio Oriente, porque esa es la zona de la que ahora quieren adueñarse definitivamente los genocidas de Occidente. Y dice que todos esos muertos tienen “un origen teórico común” pero no lo expone. Y achaca los muertos también a “una decisión estratégica fundacional pactada por Estados Unidos y Arabia Saudita”. ¡Pero, sugestivamente, no incluye en esa “decisión estratégica” a la Unión Europea y a Israel! ¿Por qué será? Después habla de “un error garrafal cometido en Irak luego de la invasión de 2003” y dice que los tres puntos mencionados “van a diseñar el espantoso mundo en el cual vivimos”. ¡Absolutamente incorrecto! Todo el horror que se vive en el mundo no proviene de ahora, sino de la política genocida imperialista desarrollada “con más esmero” a partir de la revolución industrial (mitad del siglo XVIII y principios del siglo XIX). Dicho en otras palabras, lo que sucede con el llamado “yihadismo” no es más que parte de un plan más amplio y profundo que se sintetiza en la frase de James Carville “la economía, estúpido”. Lo que sucede en Medio Oriente es la continuación de la política económica inglesista de Bernardino Rivadavia en Argentina, de la Guerra del Opio en China, de la I y II Guerra Mundial, del genocidio belga en el Congo y Namibia entre 1885 y 1909, del genocidio francés en Argelia, de la invasión y matanza en Afganistán, del destrozo y matanzas en la ex Yugoslavia, del genocidio manipulado aparentemente por Francia en Ruanda, de las matanzas en Mali, República Centroafricana, de la guerra de Malvinas, etc., etc. Y no olvidemos que el imperio genocida occidental intentó el desarrollo del “yihadismo” –pero fracasó– en la región autónoma Uigur de Sinkiang (China) así como en Chechenia y otras zonas del Cáucaso.
    La nota retoma luego la misma idea en otros marcos:
    (I). El “yihadismo” de hoy día en Medio Oriente. Aquí vuelve a pasarse por alto a la Unión Europea y a Israel. ¿Casualidad? Vaya uno a saber….
    (II). Los atentados en Occidente. En este marco habla de un “teórico de la tercera yihad” –M. al-Souri– y dice que su teoría se está haciendo realidad a través de lo que denomina “la Jihad global del pobre”, por lo que sus escritos “se han convertido en una biblia y en el manual de iniciación básico para todos los candidatos a la guerra santa contra Occidente”. El grado de disparate de esto es increíble. Y digo “disparate” pensando que quien escribe es honesto. De lo contrario, otro sería el adjetivo… Veamos. ¿Por qué no empieza por definir claramente qué es el “yihadismo” y el “Estado Islámico”? Al no hacerlo, le hace el juego, consciente o no, a ese engendro teórico de M. al-Souri. No explicar claramente que el llamado “Estado Islámico” ni es estado ni es islámico y que la llamada “Jihad” de los terroristas no tiene nada que ver con el Islam, lleva a colaborar, de manera consciente o no, con el terrorismo. Ahí nomás, añade una barbaridad espectacular: “el Estado Islámico está llevando a la realidad la Jihad global del pobre”. Y es una barbaridad porque lo que hacen los terroristas del ISIS no tiene nada que ver con la yihad de la que habla el Corán. La llamada “yihad” del ISIS no es más que una hábil invención de los “think tank” (laboratorios de ideas elaboradas por expertos) de Occidente, quienes lo pergeñaron, organizaron y echaron a rodar. Está claro que el autor de la nota no tiene la más mínima idea de lo que es la “yihad” según el Corán. Y sobre llovido mojado, pues afirma que se esta haciendo realidad la “jihad global del pobre”. ¿Tendrá alguna idea de lo que escribió? Para empezar, no se trata de lo que él dice sino de una matanza, un genocidio llevado a cabo por los imperialistas de Occidente con tropa disfrazada de musulmana. Además, aunque aquí se pondría la palabra “pobre” como sinónimo de “mayoría” o de “gran parte del pueblo”, la verdad es que lo que está sucediendo no lo desarrollan ni los pobres ni el pueblo de ningún país del Medio Oriente sino una banda de criminales ignorantes del Islam. Pero no solo se trata de una banda de criminales ignorantes del Islam sino que la inmensa mayoría de ellos son extranjeros que fueron a invadir Libia, Siria, etc., en el papel de mercenarios, asesinos y ladrones a sueldo. Se trata de unos 30 mil o más terroristas provenientes de más de noventa países, captados por el dinero y el palabrerío hueco del wahabismo antiislámico de Arabia Saudita, y armados/respaldados por Turquía, EEUU, la Unión Europa, Israel, Jordania y las demás monarquías de la península arábiga. De todo esto Febbro no dice ni una palabra. Repito, todo esto se vería muy claramente si el autor hubiese empezado por explicar qué es el llamado “Estado Islámico”, de donde surge, porqué surge, para qué surge.
    (III). La invasión de Irak. Culpa de todos los desatinos de la misma a una sola persona (Paul Bremmer). ¿Está en sus cabales el autor de la nota? En verdad, ¿puede creer que una sola persona decidiría la política a seguir en Irak? ¿No le llamó la atención que es la misma política seguida, por ejemplo, en Libia? ¿También en Libia lo decidió solo una persona? ¡Por favor! Todo lo que pasó en Irak, al igual que en Libia y en general en Siria, fue y es parte de un plan que no lo decidió una persona sino el conjunto de los diseñadores de las criminales políticas imperialistas. Políticas que tienen como elementos indispensables golpear; matar; destruir; violar; crear todo tipo de divisiones entre los miembros de un mismo país, de una misma etnia, de una misma religión, etc; hacer retroceder a la zona en donde meten sus garras a la época de los cavernícolas, como lo hicieron en Libia, lo están haciendo en Siria y lo intentaron hacer en Líbano. Y todo eso para, luego de aplicar a fondo el “masacra y divide para reinar”, robar todo lo posible, corromper todo lo posible, sembrar veneno todo lo posible (por ejemplo, balas y explosivos con uranio empobrecido).
    Pero nada de todo lo dicho entra en el análisis del autor de la nota. ¿No se da cuenta que los imperialistas de occidente debían hacer todo eso para luego montar la llamada “yihad”, el llamado “Estado Islámico”, el llamado “al-Nusra”, etc? ¿Por qué en su escrito no hace ninguna investigación de quién o qué es al-Nusra, ese ente abominable considerado “la oposición moderada” por los imperialistas occidentales genocidas? Pero además, y muy extrañamente, en tanto considera “islámicos” a todos esos terroristas, no hace ningún análisis respecto al 95% de lo que se da en llamar “islámicos del mundo”. Habla de “extremismo islamista” sin definir primero qué es Islam y qué no es Islam. Es como si jugaríamos con cartas marcadas, es decir, preparadas para la trampa. Y el que calla, otorga… Presenta a al-Souri casi como un genio: “la obra (su libro)….. se ha convertido en una biblia y en el manual de iniciación básico para todos los candidatos a la guerra santa contra Occidente”. ¿Tiene idea Febbro de lo que está diciendo? ¿Cómo es posible que presente a la mano derecha de Ben Laden –agente excelso del imperialismo occidental– así? Las posibilidades con al-Souri serían dos. Se trata sencillamente de otro agente del imperialismo genocida al que se le hace escribir tal o cual cosa, o es uno de los tantos wahabitas antiislámicos ignorantes del Islam que trabajan, de hecho, para los intereses imperialistas occidentales.
    ¿Es posible que Febbro no tenga en cuenta que se fue demostrando que prácticamente todas las acciones llevadas a cabo por esos terroristas supuestamente islámicos son de bandera falsa, incluido el atentado contra las torres gemelas así como los cometidos en aeropuertos europeos, Turquía, Orlando, Niza, Normandía, Bruselas, París, etc?
    En fin, se puede seguir analizando esta nota pero creo que con lo dicho basta. Solo tomo las oraciones finales del escrito que dicen: “Las palabras de al-Souri se convirtieron en semillas de bombas humanas que no sólo destrozan vidas en París sino, también, en Irak donde, casi en silencio, centenas de vidas humanas desaparecen tragadas por bombas activadas hace mucho por las potencias occidentales” y las parafraseo:
    Las palabras inventadas por los “think tank” del genocida imperialismo occidental y presentadas como dichas por un teórico islámico (al-Souri), se convirtieron en semillas de bombas humanas que no sólo destrozan vidas en París sino, también en otras partes del mundo y en Irak donde, casi en silencio, centenas de vidas humanas desaparecen tragadas por bombas activadas hace mucho por los mismos imperialistas genocidas de Occidente.
    Resumiendo, así como es bastante fácil enredar una madeja de hilo pero lleva mucho tiempo y maña desenredarla, así también parecería que es fácil escribir cosas como estas que llevan a conclusiones que se alejarían de la realidad y que luego lleva tiempo ponerlas en el marco correspondiente para que la realidad se pueda ver con cierta claridad. Hemos visto que hasta mentiras puntuales o “incorrecciones” han llevado a perder elecciones, dejar de lado a una persona, etc. Ni hablar que análisis fallidos, repetidos una y otra vez, llevarían a perder la realidad de los hechos con bastante facilidad. Y no solo el análisis sino el propio título de la nota de Febbro irían en un rumbo equivocado. ¿De qué “confrontación confesional” habla? Este es un error que juega a favor del imperialismo genocida de Occidente. ¿De qué xenofobia habla? Este es otro delirio impuesto por el imperialismo genocida de Occidente. Y lo mismo sucede con el término “exclusión”. Febbro, le sugiero que corra el tarro o desvíe el chorro. Si no lo hace usted sabrá porqué.
    Por lo tanto concluyo que esta nota para nada sería “un buen punto de partida” para entender lo que sucede y qué es el supuesto “terrorismo islamista”. Más bien la consideraría un buen punto de partida para la confusión, para llevar a que se enrede y se vuelva difícil aclarar todo lo que tiene que ver con este tema. Y a río revuelto ganancia del pescador, es decir, del imperialismo occidental genocida.
    Por último, a quien le interese, puede ver un artículo que considero interesante sobre las raíces de los grupos terroristas, titulado «“ISIS”, “CALIFATO ISLAMICO”, “EI”, “AL QAEDA”, ETC: ¿CUÁLES SON SUS RAÍCES?»:

    Roberto Verttuti – verttuti@gmail.com — 31/07/2016

    • Mariano T. dice:

      Lo de que Monsanto haya comprado Blackwater, o Academi, es un viejo hoax desmentido hace 2 o 3 años.
      http://www.voltairenet.org/article179751.html
      El resto es el viejo conspiranoiquismo (o conspirapintoresquismo) de siempre.

    • David (idu) dice:

      Tal vez me perdí en una lectura tan extensa, y mis limitaciones en comprensión de textos.

      Así que humildemente pregunto:

      1) ¿Cómo logra el Imperialismo que los familiares de los “mártires” islámicos festejen con caramelos y festejos en las calles de sus respectivas naciones su ida al Paraíso, luego de la correspondiente masacre de infieles?

      2) ¿Cómo logra el Imperialismo que NINGÚN imán de relevancia en el mundo islámico CONDENE PÚBLICA Y EXPLICITAMENTE y EN SUS PROPIOS PAÍSES ISLÁMICOS, los actos de “ajusticiamiento” de infieles?

      3) ¿Cómo logra el Imperialismo que muñecos como Ahmadinejad, jefe político de Irán, a la vista y paciencia del Ayatollah (autoridad religiosa que está por encima del Presidente), que va a “borrar de la faz de la Tierra a Israel”? (Lo de que no entendemos farsi, ya está gastado, espero una respuesta más inteligente)

      4) ¿Cómo logra el Imperialismo que cuando se matan europeos los medios informen “Atentado terrorista en París”, pero esos mismos medios, cuando ocurre exactamente lo mismo en Tel Aviiv informen “Diez israelíes muertos luego de una explosión en Tel Aviv. El presunto atacante fue asesinado”?

      Gracias desde ya.

  9. Roberto dice:

    Mariano, no te quedes en lo accesorio –si Monsanto compró o no Academi– ni en la opinión sin argumento –conspiranoiquismo–, pues haces lo mismo que hizo Febbro al decirme por mail:

    “Senor
    Leo su correo y me asombro de la cantidad de errores, burradas y vicios ideolôgicos que contiene. Asombroso”.

    Por eso le respondí, lo mismo que te digo a ti ahora:

    Roberto Verttuti
    15:33 (hace 23 horas)

    para efebbro
    Estimado Febbro: Interesante su respuesta. ¡Pero no refuta ninguna idea, ninguno de mis conceptos o “burradas”, nada de nada! Es sorprendente. Pero bueno, el que calla otorga. Le deseo lo mejor. Roberto

  10. David (idu) dice:

    Como decía hace algunos días (ver mi comment de julio 28, 2016 a las 23:02), si quieren saber cómo manejar este horrible asunto, pregúntenle a Putin.

    Acaba de declarar:

    “I Swear If They Bomb Russia, In Half An Hour Every Muslim Will Die”

    ¿Alguien se le animará?

    http://americantoday.news/swear-bomb-russia-half-hour-every-muslim-will-die-vladimir-putin/

    • Roberto dice:

      Hola David: Mira, yo creo, más que creo estoy seguro, que Putin (el mejor estadista del mundo actualmente) jamás pudo decir que si los terroristas bombardean Rusia en medio hora morirían todos los musulmanes. Y sostengo que no pudo decir algo así porque Putin sabe muy bien que los terroristas disfrazados de musulmanes son soldados del imperio genocida de occidente y no de algún país musulmán o corriente islámica. Putin hace alianza, tiene alianzas con Siria e Irán y está tejiendo alianzas con otros países con regímenes islámicos. Hasta haría una alianza con Turquía, la Turquía del asesino Erdogan protector hasta ayer nomás de los grupos terroristas. El ajedrez mundial está muy movido pero Putin jamás pudo decir lo que dices que dijo.

      • Mariano T. dice:

        Putin es un típico nacionalista ruso, en la escuela de los grandes nacionalistas rusos desde el siglo 16(en forma ininterrumpida).
        A la rebeldía islámica chechena la borró de la faz de la tierra, no es un hombre de muchos escrúpulos al respecto.
        Hará las alianzas, y las romperá, en la medida que piense que le conviene en términos de su plan de engrandecimiento de Rusia. En Siria demostró tener una actitud más responsable y constructiva que los americanos.
        Yo mismo pensaba hace 2 años que la vieja política occidental de apoyar sanguinarios tiranos en cada país, que mantuvieran sus países en un puño (como en Iraq, Egipto, Libia y Siria) era inaceptable y que existían chances de democrtaización una vez derrocado el tirano.
        Estaba equivocado de cabo a rabo. La sabiduría europea de preguerra comprendía más el alma de esos países.

      • Roberto dice:

        Hola David: No niego que te bases en fuentes. Pero tú mismo dices que no sabes si la traducción es fiel. y en American Today no he visto mención a eso. Más aún. Ponen lo que tú mencionas como título entre comillas, pero en el texto que sigue nada se habla de ello. Te cuento que ya me encontré con esta “sorpresa” más de una vez, incluso en lugares increíbles. En cuanto a las características de Putin, diferimos bastante. Putin no arrasó con todos los musulmanes de Chechenia sino con un grupo de terroristas. Es cierto que hubo “daños colaterales” pero los europeos de preguerra, que a ti te caen bien, hicieron cosas mucho peor que esa. Una cosa es hablar desde la teoría o desde una oficina o la casa y otra es hablar desde un puesto de decisión, más aún cuando la decisión apremia. Te lo digo porque de eso algo sé. Para el caso creo que vale la “proporcionalidad” de Mao, motivo por el cual no estaba de acuerdo con Stalin en muchas cosas. Mao hablaba del 50% y el 50%. Si lo bueno era más del 50% de las acciones-decisiones de un individuo, estado, etc., lo hecho era bueno. Y si era lo malo y no lo bueno mayor al 50%, lo hecho o decidido es malo. En nada de lo que hace o dice el ser humano hay “pureza química”. En lo sociopolítico no hay pureza, exactitudes totales, sino que las cosas siempre son relativas. Y ahí entra el 50% y 50%. En cuanto a Erdogan, coincido contigo que es un mono con navaja. Más vale hay que cuidarse. En cuanto a Trump, veremos dijo el ciego mientras leía un papel en blanco bajo la luz de un farol apagado..

      • David (idu) dice:

        Hola Roberto:

        Antes de publicar algo, busco fuentes. No las de infinitos blogs que copian y repiten dichos, reales o ficticios, sino fuentes periodísticas de (más o menos) reconocido prestigio.

        Por eso puse dos links: Amerocan Today y un tramo de su discurso por Youtube.

        Obviamente no sé ruso, y desconozco si la traducción es totalmente fiel.

        Ahora bien: un tipo que para liquidar 12 viudas chechenas en el teatro de Moscú, gasificó a 700 espectadores, es capaz de decir lo que dicen que dijo, y mucho más.

        Poco le importa a Putin si los terroristas provienen de los países islámicos, o de las comunidades islámicas de 3era generación en Europa.

        Y ya que hablamos de Turquía: Ojo con Erdogan, quien solo podría ser detenido en la rápida islamización radicalizada del gran país de la OTAN… no por Obama, sino por…. ¡Putin!

        O eventualmente por Donald Trump. Pero por ahora eso es ficción.

        Así que, si bien siempre queda la duda, Putín SI pudo decir lo que digo (junto con los medios mencionados), que dijo.

  11. Roberto dice:

    Hola David: Creo que estás haciendo tautología al mencionar a Stalin, Mao, Pol Pot. Yo te presentaba las víctimas de la 1ª y 2ª guerra mundial más todas las demás que no fueron producto de “las religiones” (independientemente se produjesen en “oriente” u “occidente”) y te decía que sumaban mucho más que las producidas por las supuestas guerras religiosas. Y digo supuestas, porque, por ejemplo, las devastadoras guerras entre católicos y protestantes en Europa (1524-1697) tenían como motivo real, aunque velada, una cuestión económica. Los principios católicos –aunque parezca mentira a muchos-, impedían teóricamente la explotación del hombre por el hombre. Y en el protestantismo se montaron los capitalistas-industrialistas incipientes que querían tener “la bendición religiosa” para la explotación del hombre por el hombre. Luego hablas de guerras interislámicas: ¿me puedes decir cuáles son ellas? Creo que estás equivocado. Yo te argumento frente a lo que tu dices de guerras religiosas. Y no mezclo si son de Oriente u Occidente. El resto de lo que hablas no entra en esta temática. Saludos

    • David (idu) dice:

      Bueno, Roberto, puedo equivocarme.

      Hice mal en hablar de “guerras interislámicas” porque corría el riesgo de que alguien me cuestionara algo tan difuso, como efectivamente acaba de suceder.

      Pero cuando lo escribí pensaba en una guerra específica, que no quise mencionar taxativamente porque estaban involucrados nuestros amigos de Teherán.

      Pero bueno, ahí va: la guerra interislámica entre Irak (sunnitas) e Irán (chiitas) de la década de 1980 costó UN MILLÓN de muertos. De los cuales 800 mil, fueron los súbditos del Ayatollah Khomeini, (Incluido un número indefinido de preadolescentes iraníes utilizados como barreminas delante de los blindados)

      Por ahora nombré una sola guerra. Si querés más, basta con googlearlas.

      Saludos.

      • Roberto dice:

        Hola David: Con todo respeto te digo que creo que te equivocas de nuevo. La guerra impuesta (si, impuesta) por Saddam Hussein a Irán, no tuvo de religiosa absolutamente nada. Primero, debes tener en cuenta que Saddam Hussein era tan sunnita como yo puedo ser marciano. No te olvides que S. H. llega al poder como cabeza del partido Baaz, el cual se denominaba “partido baaz árabe socialista”. Por lo tanto, de islámico ni el blanco del ojo. Además, S. Hussein odiaba al islam pero se apoya en los “sunnitas” por el simple hecho de que eran la mayoría del pueblo irakí. Pero él, de musulmán, ni las uñas de los pies. Al surgir la llamada revolución islámica iraní, Hussein entiende que eso entrañaba un peligro para su papel de mandamás en la zona. Ya previendo eso antes de que triunfe la rev. isl. iraní, Jomeini, refugiado en Irak, se tiene que ir de alli porque le avisan que lo van a matar. Para nada era una cuestión religiosa sino absolutamente una cuestión política. Al ver los imperios de occidente lo que significaría un Irán islámico y revolucionario, preparan a Hussein para que masacre a esa revolución. Y repito, no porque sea islámica sino porque no correspondía a los planes del imperio occidental en la zona. Los iraníes pierden más de un millón de ciudadanos en esa guerra. (No sé cuantos pierdieron los irakíes). Y en cuanto a lo que dices sobre los preadolecentes que lucharon, no te olvides que con el glorioso general Guemes peleaban niños de la más tierna edad y que debido a ello un general español dijo: “a un pueblo que pelea así, hasta con sus niños, jamás podremos derrotarlo”. Eso se ha dado en casi todas las guerras en casi todo el mundo. Y la guerra fue no solo impuesta sino sostenida en especial por Francia, al punto que Mitterand dijo “Hussein no puede perder esta guerra” y cuando a punto de capotar pasó a apoyarlo con todo. No hubo prácticamente guerras interislámicas. Lo que sí hubo fue matanzas de los sunnitas en el poder perpetradas contra los shiitas. Pero en número, en cantidad, una mínima expresión al lado de las realizadas/provocadas por el imperio genocida occidental.

      • David (idu) dice:

        (Uf esto ya es decididamente un abuso)

        Bueno, Roberto:

        Veo que conocés algo del tema, y te debo mis respetos, aunque no estemos de acuerdo.

        Que la gilada da la vida por el Tirano sin pedirle credenciales fehacientes de enviado de Alá o de Mahoma, lo dije en otra parte de este posteo.

        O sea, que hubo dos tiranías que utilizaron a sus respectivas giladas como carne de cañón.

        No hacés más que confirmarlo. Me importa un rábano si Sadam Hussein era creyente. Como tampoco me importa que Bashar Al Assad, el buenazo carilindo carnicero de Siria sea realmente laico, como su padre de la dinastía alawita, pero aliados a los chiitas.

        Muy interesante lo de los niños en las guerras.

        Muchos de los preadolescentes iraníes, iban con cartones puestos a modo de protección en las bolas, a los efectos de llegar lo más enteros posibles al Paraíso, y no hacer papelones con las 70 vírgenes.

        Algunos dicen que es esto un mito urbano (al igual que las 800 mil llaves de plástico fabricadas en Corea por orden de Khomeini para que los niños lleven de amuleto colgado del cuello, con obvia referencia a la apertura de las Puertas del Paraíso), ya que para nuestra mentalidad es inconcebible (recordá que somos occidentales cartesianos)

        El mismo Adolf, previo a su caída, fue filmado mientras alentaba a niños nazis (en perfecta formación), que serían su última linea de defensa.

        Muy tierno todo. Si aplicamos tu frase, habría que aprender de memoria Mi Lucha ¡YA!

      • Roberto dice:

        Hola David: Yo también le pido perdón a Abel por el abuso. Solo, para terminar, te digo que lanzas al aire tantas cosas y suposiciones y mezclas tanto las cosas que es imposible hablar ni tratar ningún tema así. Saludos

  12. Roberto dice:

    Hola Mariano: Creo que no es como dices. Si investigas las Cruzadas, verás que fueron lanzadas no para reconquistar Jerusalén y la cuna de Cristo, como se decía, sino para lanzar hacia allí a miles y miles de campesinos y burgueses que debido a la situación de miseria en Europa iban a producir un estallido social y posiblemente barrer a los regímenes existentes: una vez más, la economía, en este caso disfrazada de “religión” (“El alma de Europa era religiosa y fanática”), lleva a la matanza humana. En cuanto al darwinismo, era una necesidad del capitalismo de esa época. Por eso lo promocionan. En la web podrás encontrar un libro titulado “Los Desastres Producidos por el Darwinismo a la Humanidad”, el cual aclararía bastante esto. En cuanto a lo que dices que el “darwinismo, el positivismo y el determinismo es una acción religiosa en si misma”, no tiene nada que ver con las religiones monoteístas, con los mensajes y guía para la humanidad traída por Moisés, Jesús y Mahoma. Saludos

    • David (idu) dice:

      Con el perdón (o no) de Abel por mis inundaciones en este noble Blog, voy a coincidir en parte contigo, Roberto:

      Si, es posible que todas las motivaciones de guerras sean económicas, ya lo dijo el gran Karl.

      El problema es otro: la gilada que pone su vida, lo hace por la RELIGIÓN, no por los negocios de los tiranos.

      La virtud de TODAS las religiones (incluidas las políticas), es precisamente esa horrible manipulación de las almas bellas.

      “La banalidad del Mal” y “El silencio de los buenos”, como dijera Hanna Arendt

      • Roberto dice:

        Respeto tus convicciones pero tus criterios son desacertados. Por ejemplo, no puedes hablar de “La virtud de TODAS las religiones (incluidas las políticas)” porque entonces ya no manejamos los criterios establecidos. Por religiones se entiende todo lo que enfoca a lo metafísico (más allá de los físico, de lo material) y por política, en el sentido que estamos hablando, ¡¡más material y más despojado de cuestiones espirituales o metafísicas imposible!! Acepto que desprecies la religión y que tengas como a un dios a Karl. Pero decir que las religiones se dedican a ,manipular las “almas bellas” en tanto que la política quedaría por fuera o tendría sus excepciones “beatíficas” es algo que lo puede sostener pero que impide seguir hablando. Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: