El peronismo después de las derrotas – El PJ

consejo

En la primera parte de esta exploración di por sentado la vigencia del peronismo, como la opción política que votan “los de abajo”. Además de lo que comenté ahí, y de los argumentos en los laaargos debates que este blog subió en 9 años, hay un dato práctico: para enfrentar a la coalición oficialista en las elecciones del año que viene, no parece posible que otras fuerzas, con otras identidades, sumen aunque sea cerca de los votos que reunirán las que en las distintas provincias -probablemente con diferentes siglas- reivindiquen una identidad peronista.

Nada es para siempre. No se puede descartar que otra expresión política alguna vez ocupe el lugar que el peronismo tuvo, para bien y para mal, estos 70 años. Pero en doce meses, más o menos… No lo creo.

Por supuesto, el peronismo, como todas las cosas vivas, cambia. También para bien y para mal. No fueron iguales, ni podían serlo porque el país y el mundo habían cambiado, el peronismo fundacional del ´45/55, el peronismo de base sindical que le dio continuidad después y perduró hasta los ´80, la dramática experiencia de Perón en los ´70, el de Menem, el de los Kirchner. No corresponde “meterlos en la misma bolsa” en su valoración. Sus consecuencias para el pueblo y para la Patria tampoco fueron las mismas.

Pero decir que una o dos de esas son las “auténticas”, y las otras falsificaciones, es a mi entender un gesto de soberbia ideológica bastante estúpido. Los votantes las eligieron, y ese era el criterio fundamental para su fundador. También para la Sra. Realidad.

Insistí en esa primera parte con algo que vengo planteando hace tiempo en el blog, y que resulta obvio si uno lo piensa: la nueva versión del peronismo, cuando (y si) vuelva a gobernar, será decidida por la puja interna. Con alguna participación externa, cómo no. El criterio decisivo será, nuevamente, lo que sus votantes acepten.

Hoy en el peronismo -siempre diverso y en evolución- aparecen dos realidades políticas fundamentales. Lo dicen los medios y esta vez tienen razón… en estos meses y en la superficie, al menos. Cristina Kirchner, la militancia y los (pocos) dirigentes que se referencian en ella, y el sector de la población que la identifica con una experiencia que valoran, por un lado. El Partido Justicialista, los gobernadores y los (muchos) dirigentes que se referencian en él, y la mayoría de los aparatos territoriales, por el otro.

Aclaro “en la superficie” porque si uno aparta el ruido mediático y algunas declaraciones de dirigentes, la cosa no es tan así. No es sólo que todos hablan con todos, tanteando candidaturas, alianzas… En las estructuras políticas provinciales del peronismo -que son las que protagonizarán las elecciones del año próximo- la separación entre quienes reivindican la conducción de CFK y los que no… es menos rotunda de lo que pueden imaginar los de afuera.

En las provincias que gobierna el peronismo, la referencia es el goberna. Y como faltan más de tres años para su previsto reemplazo o reelección, no hay oposición interna abierta. Aún el kirchnerismo cordobés, chúcaro si los hay, acepta en la práctica la hegemonía de De la Sota-Schiaretti. Donde no gobierna el PJ, lo más frecuente es que las distintas agrupaciones mantengan acuerdos y hagan actos y movilizaciones en común. Cuando hay divisiones en los bloques provinciales, como en la legislatura de Buenos Aires, más que la mayor o menor cercanía con Cristina pesan ambiciones y rivalidades.

Tal vez el ejemplo más sugestivo es el de la C.A.B.A. Porque por lo menos la mitad de los votantes porteños del Frente para la Victoria en las anteriores elecciones, si no más, estaban más identificados con la experiencia kirchnerista con el peronismo tradicional. Pero el P. J. Capital está manejado, sin enfrentamientos graves, por los aparatos de La Cámpora (“cristinistas”), UPCN-Lista Blanca, SUTERH (sindicalismo tradicional) y varias agrupaciones territoriales. Los militantes veteranos de la Capital pueden recordar peleas internas mucho más enconadas que las actuales.

No hay “unidad de concepción”, es cierto. Pero sí hay acuerdos en las oficinas y en la calle. Como dice el poeta, no los une el amor, sino el espanto. O sea, Macri.

Todo esto no significa que la distinción entre esas dos realidades políticas -Cristina y el Consejo Nacional del PJ, simplificando mucho- no sea real. Vaya si lo es. El de CFK es un liderazgo, como se describió en ese posteo anterior, basado en la adhesión popular y una militancia fervorosa. No tiene hoy estructuras sociales detrás, como los gremios que el peronismo conservó o recuperó después del ’55. Esto lleva a una estrategia de enfrentamiento frontal con el gobierno, porque no está obligada a defender (negociar por) bases de poder. Le conviene a ella, porque refuerza esa adhesión entre los perjudicados por el gobierno. Y le conviene a Macri, porque refuerza la adhesión del anti kirchnerismo cerril.

El Consejo Nacional no lidera nada. Su legitimidad es legal, y es aceptada por el conjunto (anche Cristina, tácitamente) por la necesidad de contar con una herramienta legal. Aunque cuenta con representación sindical en su seno, el gremialismo, aún el mayoritario peronista, no está más comprometido con él que con CFK. Expresa, sí, la suma de los respaldos que tienen en sus respectivos distritos (todos) los gobernadores y (la mayoría de) los intendentes peronistas (esto también es una simplificación, eh). Su estrategia, si se puede llamar así, está condicionada por la necesidad y el deseo de mantener en el PJ a los dirigentes locales que quieren una buena relación con Macri (como Menem la tuvo con Alfonsín) y a otros que sólo están interesados en conservar sus distritos. En realidad, el C. N. es visto por ellos, y se ve a sí mismo, como una transición a la futura conducción, que surgirá de los que ganen en esas elecciones del año que viene.

¿Es una situación estable? En mi opinión, no. El peronismo hoy no tiene un mensaje claro y coherente para la sociedad, aparte del que emite, espaciadamente, Cristina. Hay, es cierto, una cantidad importante (¿un 50 %?; en el sindicalismo bastante más) en la franja de militantes, activistas y dirigentes locales que no aceptan incondicionalmente -lo digan en público o no- una conducción de CFK y/o tienen reservas con La Cámpora o Nuevo Encuentro. ¿Y? Ya se sabe, o debería saberse, que la negación no es suficiente. Falta una propuesta, o el comienzo de una. (Algunas autoridades del PJ están conscientes de eso: de ahí la Declaración de Formosa. Pero es un vaso de agua en el Sahara).

¿Qué es lo que cambiará este mapa, creo, bastante antes de marzo del año que viene? El resto de la sociedad argentina. Si el peronismo es el partido de los de abajo, el “medio”, que en noviembre votó en buena parte para Macri, va a empezar a dar señales de hacia dónde se inclinará. Y el de “los de arriba”, ahora que tiene el gobierno ¿va a quedarse conforme? No está en la naturaleza humana. La dirigencia del sindicalismo peronista, que piensa -muchos de ellos- que la política no es hoy su problema inmediato, debe leer este editorial de La Nación de ayer y preocuparse.

25 respuestas a El peronismo después de las derrotas – El PJ

  1. victorlustig dice:

    lamentablemente, como en tantas cosas, no cambiaron los marcos legales de nada en la decada ganada, en fin, otra muestra de inutilidad, o, que muchas cosas solo fueron bells and whistles

    eso permite el ultimo parrafo de La Nacion

    • Silenoz dice:

      “no cambiaron los marcos legales de nada”

      ¡¡cuánta verdad!! los “marcos legales” como salvaguarda de … dee…. buehhh eso…

      Gracias a los “marcos legales”:

      zafamos que tergivesaran la carta orgánica del BC retorciendo su interpretación y colando las metas de inflación

      zafamos de que se tumbe la LMSCA

      zafamos que recauchuten la ley de tierras

      evitamos que modifiquen la ley cerrojo y todo lo relacionado a los buitres

      zafamos que revienten el fondo de la Anses..

      Además del rol de primer NO peronistas de Perón (o algo así) ¿también sos el primer NO sampay-ista de Sampay? (o algo así)

      Hablando de inútiles:
      ¿no se supone que tenés que justificar las “muestra de inutilidad” de la tilingocracia que votaste? por que hasta donde sé, yo voto al tilingo pero “ojalá que gane scioli”

      Saludos FORJA-ianos

      • victorlustig dice:

        que se yo, para citar algo de actualidad

        24065 sigue igualita
        20744 sigue igualita (con eso das pie a que le digan antigua, ponele)
        24076 sigue igualita
        17319 en vigencia

        te recuerdo que estuve a favor de estatizar las AFJP

        la ley de medios (disculpa eh no me acuerdo el numeor) es de 1980 por los contenidos, ni menciona Internet, ponele, eso es peor, ni saben leer

        queres que siga?

    • Jaime dice:

      El último párrafo de la Nación:

      La reforma laboral es, sin duda, uno de los puntales del cambio estructural que puede llevar a la Argentina al Primer Mundo que nunca debió abandonar.

      ¿Todo fue cotillón y papel picado?… mientras tanto Barañao y su estamento social siguen el baile

  2. julio dice:

    Persistencias, constancias vivenciales…

    Madrazas Políticas
    Florentina Gómez Miranda UCR y
    Eva Duarte de Perón,
    una va pariendo 2,2 millones de hijos afiliados radicales;
    la otra, la negrita linda dio a luz 3,5 millones de perucas;
    por su parte,
    Garré/Meijide parieron 150 mil frentegrandistas;
    Alicia Moreau de Justo, parió 125 mil socialistas cachetones;
    Juliana Awada del pro, tiene 105 mil hijitos y
    La Cristina tiene 90 mil niños/as/x/@…

    la mano abierta sobre la constitución,
    la mano abierta con los trabajadores;
    más que una jura,
    es una vida comunitaria justa;
    el Hombre humanista y cristiano
    todos los días se juramenta ante el firmamento de sus convicciones,
    es decir,
    se sabe absuelto, libre y determinado
    a realizarse dentro de una comunidad realizada.

    Saludos muchachos.

  3. horca dice:

    No estoy de acuerdo con algo: que el cristinismo es ultraopositor porque “puede” (carece de responsabilidades ejecutivas) y el PJ es pactista porque “no le queda otra”. Creo que esto es derivado de una posición que en política existe: hacer lo que vos creés sin importar el costo, vale decir, jugártela. Ohhhh. Sí, se puede hacer esto. Aunque lo niegue toda la sub-sabiduría pejotista en la que, ya vemos, no se puede confiar nada.

    Yo caracterizaría toda la interna así: estamos viviendo la discusión no saldada entre el peronismo de los 70 y el peronismo de los 80. Son dos generaciones políticas. Unos se formaron en la lealtad, las convicciones, el coraje, y los otros se formaron en la rosca, el quiebre ideológico, la cobardía y el oportunismo.

    Los que hoy están con Cristina son todos los que no mamaron la basura de la Renovación ni el festival del menemismo. Es decir, pocos. Pocos dirigentes. Y muchísimos militantes.

    El problema de hoy es que los “dirigentes” tienen la lógica de los 80, o sea, son la generación del miedo. Y por eso rifan el país a los buitres y revientan ANSES. Por miedo. Y se aíslan de sus bases. Yo, por ejemplo, nunca me voy a olvidar de lo que votaron estos hijos de puta y se los voy a cobrar ni bien pueda. Es sólo un punto de vista personal. Pero sepan que existe.

  4. ricardo j.m. dice:

    esta todo arreglado para que el año que viene el pj le transe diputados al pro por guita como hacen ahora y el sindicalismo peronista es el sindicalismo pro. fijate que se les cagan de risa desde el gobierno a los pelotudos estos, amenazan con un paro si no hay” señales”

    señales quieren o sea ¿ que pasa conductor, adonde vamos amo macri?

    y la respuesta es el link que pone abel que ya todos leimos el domingo menos los sindicalistas porque respuesta cero.

    en todos los gremios y sindicatos de rama privada echaron gente y rebajaron sueldos, el sindicalismo peronista , bien gracias.

    pero lo mejor es escuchar y leer a los obsecuentes de ricos que se oponian a todo. criticar las cosas que no se hicieron cuando se oponian a hacerlas.

    en medio de una crisis politica de desgobierno, con una recesion estable y para durar, un endeudamiento colosal por generaciones, una destruccion sistematica de cualquier tipo de emprendimiento economico que no sea el establecido en la dictadura, con politicas activas de control de poblacion tipo gestapo boba y despues de un fraude electoral mas grande que el de menem, el tema de la semana es la pelea con tinelli.

    las garantias constitucionales estan suspendidas para quien no sea del pro, no importa, los calendarios de vacunacion estan suspendidos para quien no sea rico, no importa, la pobreza no tiene medida puesto que el 70×100 de los sueldos no alcanzan a llegar a fin de mes, no importa.

    lo que importa es quien va a ser diputado.

  5. Silenoz dice:

    ”El de CFK es un liderazgo (…)No tiene hoy estructuras sociales detrás, como los gremios que el peronismo conservó o recuperó después del ’55. Esto lleva a una estrategia de enfrentamiento frontal con el gobierno, porque no está obligada a defender (negociar por) bases de poder”

    Mmmm…. no se… no me convence la idea por la cual se facilita una táctica de confrontación frontal en la medida que no se tenga “estructuras sociales” que representar y sostener. Es más, a mi entender la NO utilización de esta táctica resultó inútil y muy, pero MUY, costosa.

    Si convenimos que cualquier gobierno, a la larga o la corta, debe evitarse la litigiosidad, esa responsabilidad se transforma en fortaleza, además en ningún manual de negociación se aconseja que la parte más débil deba concurrir en estado de sumisión sino todo lo contrario ya que, de otra manera, no hay negociación directamente. O sea, seamos corporativos pero hagamos buen uso de ello, como corresponde.. digo….

    Aquellos que ” está[n] obligad[os] a defender (negociar por) bases de poder” a la fecha tiene muy acotado su “corporativismo” frente a un gobierno que re significó al estado como ”cosa” en términos Poulantzas-ianos (el estado como instrumento manipulable por una sola clase o fracción y que no posee ninguna autonomía)

    Algo similar pero más visible sucede con los cumpas donde las bases (a excepción de las correspondientes al inefable filósofo rural Venereas ©Politologo supongo por una cuestión si se quiere cultural por su lejanía de los centros urbanos) ya están poniéndose un tanto impacientes, resalto un hecho no demasiado comentado -excepto, creo, por el estimado cumpa Norberto- de lo sucedido hace poco con el “fusible” cro. Puimato….. o por qué no el paso al costado del filósofo camionero.. quien te dice…

    En resumen, a aquellos ” dirigentes locales que quieren una buena relación con Macri” y aquellos que ” está[n] obligad[os] a defender (negociar por) bases de poder” (gobernas, intendentes, sindicalistas) inexorablemente les están socavando, con prisa y sin pausa

    Las fracciones o clases dominante en el “ámbito de disputa”, cambiando las correlaciones de fuerza, le han respondido a todos aquellos que esperaban hacer uso de su corporativismo y, como bien señalás, conforme a la naturaleza humana, van con prisa y sin pausa por lo que queda de “las bases”

    En fin, me parece que quedan pocas excusas para que ciertos dirigentes mantengan ese temor de que los califiquen como golpistas, tal como respondiera Schmidt –creo- la semana pasada a Navarro cuando éste les preguntaba el por qué de su pasividad frente a esta demolición de ¿derechos?

    PD: por las dudas aclaro que cuando me refiero al corporativismo no lo hago de forma despectiva, como –casi- todas las cosas tiene su lado malo y ¿bueno? Ja ja…

  6. […] todos muy digitalizados, se darán cuenta) el texto de una declaración. Como recién había subido este posteo, donde sostenía que el Partido Justicialista era bastante menos monocolor de lo que parecía en […]

  7. José dice:

    El Peronismo que viene. Después de las dos derrotas siempre salió por derecha. Primero con Menem y luego con Duhalde.

    • Chiclana dice:

      Será que el peronismo es de derecha

      • Raúl C. dice:

        Exactamente.
        Por esa razón lo odian: la SRA, la CRA, la AEA, la UIA, la Asociación de Bancos, la Bolsa de Comercio, el diario La Nación… sí, la izquierda los odia.

      • Chiclana dice:

        La UIA y la Asociación de bancos se le escapo ¿no? el campo solo después de la ley “desojizadora” ja.

      • Raúl C. dice:

        Lea todas las declaraciones de esas organizaciones de bien público, ahora.
        Es decir, lea lo que ahora dicen en público y antes decían en privado.

  8. Marcelo dice:

    Permítanme tematizar algunas de las cuestiones planteadas desde el interior unitario y sojero (Rosario).
    .
    a) Creo que el Pocho que arrancó en el 43, se ganó la lotería en el terremoto de San Juan cuando conoció a Evita y se hizo gigante cuando leyó bien la posguerra y lo que había que hacer con la plata del Tesoro Nacional. Entendió la importancia de apoyarse en las masas, inventó el tercerismo y reconociendo algunos límites, sondeó con fuerza la tolerancia del sistema. No pudo (¿supo?) traducir en conciencia los desconocidos niveles de bienestar alcanzados y finalmente, como creía que la organización vence al tiempo, se dejó imaginar a distancia durante 18 años .

    b) El Pocho imaginario que alentó las más diversas ilusiones sobre si mismo, mantuvo la ilusión del Movimiento y de un horizonte de leche y miel, con Juancito de regreso. Lamentablemente el regreso no lo puso al frente de un conjunto dócil y obediente de obreros peronistas, sino en el medio de la disputa que sostenían -al menos- una decena de interpretes de Perón, todos celosos guardianes “del Peronismo” que habían ayudado a recuperar y revivir. Creo que se fue de viaje cuando le cayo la ficha de que, por no haber podido traducir en conciencia los desconocidos niveles de bienestar alcanzados 18 años atrás, los Peronistas se habían comido al Peronismo.

    c) Videla y Martínez de Hoz le lavaron la cara al pasado, a Perón, al Peronismo y a los Peronistas en solo 8 años, dejando una estela de desolación y muerte que conmovió al mundo. Alfonsín, con su actitud de “buen burgués” terminó confirmando que las historias inconclusas siempre te siguen y Menem, empezó a vender las joyas de la abuela, justo cuando el salario promedio rondaba los U$D 25 y la inflación de Febrero del 89`casi toca el 300% mensual. Después de la asfixia viene el alivio y durante 10 años a nadie parecía importarle mucho ni los medios ni los fines ni las consecuencias del “salariazo”. Aunque hoy parezca ciencia ficción, Moyanito y algunos pocos dirigentes gremiales parecían ser los únicos que aguantaban los trapos. Al rescate vinieron otros liberales que no comían pizza con champagne, pero que no les temblaba el pulso para mandar la policía montada a las plazas, con las consecuencias conocidas.

    d) Un Duhalde aplomado se propuso a ordenar un poco el rancho sin molestar mucho a los padrillos del gallinero y -justo es reconocerlo- por lo menos dejó habitable una habitación, cocina y baño. Como nadie confiaba mucho en el pasado ni en el presente, le tiró la mochila a un muchacho del sur, que finalmente dio el batacazo. Y empezó otra historia, cuyos monumentos más importantes -aunque en riesgo- todavía están en pie: Pagó las deudas y empezó a repartir las cartas de otra manera, repatrio la ilusión generando 5 millones de empleos y un despegue fenomenal del comercio, la industria, el turismo, la ciencia y la educación. La política salió a la calle otra vez y cuando también se fue de viaje, la piba de la Plata se puso el cuchillo en la boca y pateo el tablero consolidando una burguesía obrera como nunca antes. Sin embargo, al igual que sus predecesores, tampoco pudo traducir la bonanza generalizada en niveles elevados de conciencia y en todo el país, gran parte de los obreros y la clase media mas bacana de Latinoamérica se vistió de amarillo y se suicidó.

    e) Para hacerle honor a mi identidad política, les dejo la visión escueta del Peronismo que me corresponde, ya que como buen compañero, también soy propietario de un pedazo. Y como no puede ser de otra manera, también les dejo mis temores, que son estos: o cuidamos y mantenemos en la Patagonia hasta julio de 2019 a esta chica valiente y caprichosita que nos llenó de dignidad durante todos estos años, dejando que la burocracia traidora y todos los que trajeron la peste diriman sus mezquindades con los liberales, conduciendo la protesta o aplastados por las consecuencias de su complicidad criminal, o hacemos lo que quiere el enemigo y la ponemos de escudo humano a Cristina para salvarle el pellejo y el patrimonio a los traidores. Creo que son así las cosas, y en lo que a mi respecta, los que votan buitre, leyes regresivas y se juntan con los muchachos de Cardenal Newman, no son de mi barra.
    Prefiero 30 diputados enojados y en un rincón del parlamento diciendo a todo que NO, que a mil Masa, Bossio, Randazo, Moyanito, Barrionuevo, el Momo, Ottavi, etc. Los que trajeron la peste están apestados y los quiero lejos.
    Otra vez mas -como cuando era pibe- le pongo todas las fichas a los mejores y sepulto de mi memoria a estos unitariazos traidores. Ellos ya tienen quienes los adulen desde las columnas de Clarín, La Nación, Infobae, Ambito y los 265 medios que posee el enemigo.
    Perdonen la lata compañeros, pero me desvela la bronca.

    • claudia dice:

      Muy buena síntesis, Marcelo, y adhiero a tu visión, como muchos otros por aquí. Ahora, la chica valiente, viene de dar el portazo en la jeta, esta noche, a los que la querían de escudo humano (pero condicionada y de rodillas). Y a los que la ningunearon con perentorias autocríticas que no se atreverían a aplicarse a sí mismos. No los necesita. Ésa es la realidad que nadie pareció considerar: que ya está en otro estadío. Regalándole a la sociedad su prescindencia para que ésta delibere qué cuernos desea para sí. Destetando a los referentes dependientes para que evolucionen y propongan algo de su propio cuño y creatividad. Licenciando de toda expresión de adhesión o repudio a los levantiscos Esmeraldas (“si quiere llamarme que me aclare primero qué quiere”, Katopodis dixit; despreocupáte, pibe, ni te pedirá la hora). Librando, también, a su suerte territorial y compleja a los demás caciques bonaerenses (anche a los que vociferaron “Cristina no me conduce”). Dejando que patinen en la indefinición o la contradicción de principios, los motonautas y provinciales de turno. Para que entre todos construyan los proyectos que sus electorados necesitan. Relevándose del peso infernal de ser elemento de tracción, invariablemente repudiado después. Y está bien. ¿Qué es eso de tener que asegurarles un 30% de base electoral mínima? Lo dijo clarito: al Poder no lo define la posesión de un cargo; la residencia de Olivos y la Rosada son meros atributos del Poder, pero no son su esencia.
      Pero tampoco olvidó a los gordos (chica memoriosa): ¿por qué obtenían mejores paritarias conmigo que con los actuales? – les dijo. Porque era el Estado el que las concedía y hasta propiciaba, respondió rapidito.
      Bueno, ahora ríndase, unos y otros, a sus propios resultados, territoriales y simbólicos. Todo bien, Cristina. Tendrán lo que merezcan. Y se tendrán entre sí, los que se merezcan, también.
      Mis saludos.

  9. vale dice:

    Me gusta tu comentario marcelo, cortito y al pie.
    Me dio gusto leerte

  10. Marcelo dice:

    Gracias Vale. Sería buena cosa que el campo popular corrija la brújula, porque se viene la noche y el enemigo no ha perdido el rumbo ni pierde tiempo discutiendo cuestiones menores. En 206 años de vida, esta Patria pasó 170 bajo el comando de la oligarquía y los dueños de la Argentina y solo 30 orientados a la dignificación de las mayorías.
    El que no aprendió que es estratégico saber con claridad contra quien estas luchando, para qué lo haces y al lado de quienes te vas a posicionar, o no entendió nada o juega para el enemigo..
    A los “moderados – aggiornados de siempre” que piden autocrítica pública y se rasgan las vestiduras por TN y cualquier medio que les preste un segundo de tele, que los perdone Magoya. Yo no.

  11. marcelo, hablaste por mí.

    y muchos más.

    • Marcelo dice:

      Que suerte que andamos en el mismo bote, Analía ! Mirá la mano que le dieron al Pijuí de Tandil los traidores…con 22 disputados en el congreso y 4 senadores aprobó todas las leyes entreguistas y liquidadoras que presento, y a nosotros nos ponen la agenda y tenemos que discutir como salames si el peronismo cuando pierde sale por derecha, por Paseo Colón o por Avenida Alberdi !! A otro perro con ese hueso, no hay que prenderse en discusiones distractivas…se viene la noche !!!
      Un puesto industrial en Rosario (que vive de eso) costaba U$D 11.000 en 2002. El mismo puesto hoy sale 120.000 crearlo. Es decir, Puesto caído, es puesto dormido para siempre.

  12. vale dice:

    esto es el peronismo para el pueblo, en el alma de la patria no existe la derrota….siempre se vuelve a empezar, a pesar de las llagas, muchos por dentro y por fuera les ponemos una ficha….
    créanlo es verdad lo que les digo, una verdad sorprendente en una ciudad gorila como esta…
    para ustedes compañeros:

  13. Marcelo dice:

    ¿La viste con Navarrito, Claudia? Que fácil que te pone en “orsai” la Compañera !!!
    Me da tanto gusto verla cómoda en esa posición, y poniéndole el cuerpo al tilingaje…
    A fin de año, cuando tengamos medio palo de desocupados, a los chinos de Pitrola mangando en el parking de Coto, Carrefour y Libertad, a la UOM, SMATA y la UOCRA sin margen para negociar paritarias arriba del 20% y con parte de los “invisibles” (los 5 millones de bolicheros que trabajan su quiosco, almacén, verdulería, etc.) con las persianas bajas, buena parte de esa dirigencia “Judas” que hoy putea tres veces a La Piba Valiente antes del primer mate, va a entender que “cuidar el empate”, es un análisis berreta y que el agua llegó al río.
    Serán millones los que extrañen el paraíso perdido, y mientras sean gente común y no saquen el carnet de dirigente arrepentido, les abro los brazos.
    Falta poco para que los pingos salgan a la cancha, ahí se verá como y con que material se construye poder real, quienes acumulan con qué política y quienes no, en fin, las cartas están tiradas y hay que jugarlas. Hoy nos toca cobrar, pero los “souvenirs” están por todas partes y encarnados en la vida de millones de argentinos que no quieren perder nada. Distinto era cuando veníamos de 40 años en el fondo del tarro, cuando cualquier miguita era un premio. Para bien y para mal, hoy estamos mucho mejor parados que en otro momentos de la historia, y hay que ver como funciona ahora el discurso “conserva” de “estamos mal pero vamos bien”. ¿Qué intriga, no?.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: