El peronismo después de las derrotas – CFK

delacroix

Sobre la vigencia del peronismo he escrito mucho en este blog. En realidad, es uno de sus temas centrales. Supongo que por eso conviene que recurra al resumen que hizo hace dos meses un prestigioso politólogo, Julio Burdman:

El peronismo no está en declive, ni en vías de desaparición: sufre diferentes cambios, y se va adaptando a los tiempos. En sus diferentes manifestaciones -algunas más conservadoras, otras más progresistas- representa dos grandes cuestiones en la Argentina política. Es el partido de los sectores populares. Y es el partido del interior del país. Aún perdiendo las elecciones, como ocurrió el año pasado, fue el partido más votado en los sectores populares, y el que ganó más provincias e intendencias.

En la política argentina tiene que haber partidos, y tiene que haber representación de las demandas de los pobres y las provincias. Construir un partido que pueda reemplazar al peronismo en ese doble rol es, como sabemos, algo enormemente difícil“.

Estas afirmaciones me parecen evidentes. ¿Termina aquí la discusión, entonces? Bueno, no. Eran igualmente ciertas en el pasado, desde las primeras elecciones en que participó, en 1946. Pero, a pesar de ellas, fue derrotado en las elecciones presidenciales de 1983, 1999 y el año pasado, 2015. En esas dos primeras ocasiones, hubo a continuación un replanteo profundo de su sistema de poder  interno y del proyecto que le planteaba a la sociedad (En realidad, también pasó lo mismo cuando la derrota no fue electoral: entre el fracaso del Operativo Retorno en 1964 y la “peronización” de la juventud de los sectores medios a fines de los ´6o, esas transformaciones fueron aún más grandes).

Un punto en el que no se puede insistir demasiado es que esos cambios, los que se producen en la forma en cómo se construye poder interno y se llega a conducir el conjunto, y los que llevan a la elaboración de un nuevo proyecto, no son independientes uno del otro.

Tener esto claro es necesario para responder a los que preguntan, con buena fe, cuál es el programa, la propuesta que el peronismo va a hacer. Eso lo decidirá, como siempre, la puja interna. También conviene saber que -cómo sucede siempre en la Historia- muchas veces los mismos actores de esas pujas no presienten, al comienzo, cómo será la etapa del peronismo cuyas bases están construyendo.

Seguramente, casi todos los cuadros que empezaron la Renovación en 1984 -en el proceso que Stephen Levitsky bautizó -simplificando demasiado- “Del partido sindical al partido clientelista, 1983-1999“, no imaginaban que el resultado final sería el menemismo.

También hay que decir que el resultado no depende de las cualidades o falta de ellas de los individuos, aunque sean un factor. Pesan, y mucho, las circunstancias globales. Y -por suerte- hay otro factor: una memoria de la experiencia fundacional del peronismo demasiado fuerte para que no resuenen las tres banderas históricas: justicia social, independencia económica, soberanía política. No son ineludibles -lo sabemos- pero siempre están ahí.

Todo esto va a modo de introducción para explorar lo que nos interesa, no como historiadores sino como argentinos: cuáles podrían ser las transformaciones que vienen en el peronismo. No es un tema que se puede resolver en un posteo, claro, pero sí creo que hay algunos elementos que hacen pensar. Como en la famosa historia de Sherlock Holmes, los indicios significativos están en lo que no sucede.

Cristina Kirchner es, guste o no, la figura más relevante del peronismo actual. Ex presidente de la Nación, líder de una militancia numerosa y entusiasta, y poseedora de una adhesión popular importante (como señalé hace pocos días, ningún estudio serio la pone por debajo hoy de un 30%). También, es cierto, tiene una imagen negativa, un fuerte rechazo en otro sector, que probablemente tampoco puede estimarse en menos de (otro, claro) 30%. Pero esto, en política, no disminuye en absoluto su relevancia.

Puede ser, sin embargo, que explique la falta de eco que tiene su propuesta, fuera de sus seguidores. Porque CFK -que simboliza por sí misma y por el recuerdo de su gestión una determinada versión del peronismo- ha hecho un mismo llamado en las apariciones y convocatorias, cuidadosamente espaciadas, que ha hecho.

(Vale la pena, me parece, interrumpir para aclarar lo de “cuidadosamente espaciadas”. El antimacrismo emocional -para no hablar de los militantes que perdieron sus lugares en el Estado- exigen una conducción siempre presente. El problema con ese pedido -Perón enfrentó ese mismo problema en su exilio- es que el conductor, lejos del poder, sólo puede ofrecer palabras. El adversario tiene el Estado y sus recursos. Entonces, demasiada presencia lleva al desgaste).

Como sea, desde el 13 de abril, en su primer regreso a Buenos Aires después de su alejamiento de la Presidencia, hasta el reciente reportaje con agencias internacionales, Cristina ha insistido en una misma idea: un frente opositor sin definición política, que reúna a todos los que estaban mejor durante su gobierno de lo que están ahora (que, resulta evidente, es una considerable mayoría). La llamó, en esa primera ocasión, Frente Ciudadano.

Bueno, las únicas realidades que llevan ese nombre, en el mundo real y en el virtual, están formadas por sus seguidores entusiastas. Que son muchos, pero están lejos de ser esa mayoría. Más importante que la suerte de una etiqueta convencional, es el hecho que ninguna expresión política o social se ha sumado hasta ahora a un hipotético frente opositor, más allá de las que adherían desde antes al kirchnerismo.

Es explicable. No por una falta de voluntad o de capacidad de la militancia, sino por una barrera política concreta. La misma dimensión política de CFK hace que sea, por más discreta que se muestre, la inevitable referencia de esa oposición. Por ahora, los que están dispuestos a encolumnarse detrás de ella son (una parte de) los que ya la seguían antes del 10 de diciembre del año pasado.

Esto no quiere decir que su convocatoria ha caído en el vacío. Lo que el “cristinismo”, para llamarlo de algún modo, puede lograr es conformar un sector cohesionado y motivado. Si lo consigue, será un actor muy importante en la próxima e inevitable -dentro o fuera del PJ- interna del peronismo. Pero no permite vislumbrar lo que puede ser una nueva propuesta, fuera de la reivindicación de las políticas de los gobiernos Kirchner. Que, al haber concluido en un gobierno Macri, fuerzan, aún a los más fervientes K, a enfrentar un replanteo.

Como reconocí al principio, esta exploración va a llevar muchos posteos, mientras ustedes y yo tengamos paciencia. En el próximo, quiero analizar otros indicios: lo que está pasando y, sobre todo, lo que no está pasando en el PJ.

(Continuará)

Anuncios

24 Responses to El peronismo después de las derrotas – CFK

  1. Norberto dice:

    Deja Ud una pregunta que deberían formularse los “no K” Gran Jefe, por qué el Gobierno de Cristina desembocó en el del botarate entre otras cosas debido a que durante toda su campaña reivindicó todo aquello que después por odio de clase destruyó, con el poco disimulado entusiasmo de los “peronistas” colaboracionistas territoriales clientelistas en su apoyo.
    Y al hacer promesa y fe de los avances, conquistas y derechos recuperados o adquiridos, con la ayuda de La Embajada y su Employee para dividir el voto peronista, y la de la zigzagueante actitud del candidato impuesto por la liga de gobernas, hoy con entusiasmo alineados detrás de su nuevo leader PRO para ser la alternancia del sistema, o como dirían los radichas con nostalgia, el régimen.
    Por eso el rejunte que propugnan da la fea sensación que es para oponerse al retorno de Cristina, por cuya suerte no han movido un dedo, que para hacerlo contra Isidoro Blanco Villegas y su pandilla de robber barons con el que demuestran sentirse demasiado cómodos como oposición light. Y es allí donde da lo mismo Gioja, Pichetto, Bossio o Massa, todos los que la estructura del pejotismo, incluyendo al inefable Guillermo, quieren rejuntar como para lograr hacer fuerza en una no deseada interna, que es muy probable los ponga en su lugar.
    Nunca menos y abrazos

  2. Carlos Boyle dice:

    Me parece Abel que no está claro (raro) lo que pretende el post. Arranca bien con el planteo filosófico de Levitsky pero después derrapa cuando se extenúa hablando de Cristina que hoy día es como la tía viuda y millonaria, sin hijos que todo los sobrinos quieren heredar pero ninguno se la banca.
    Yo hubiese seguido con los del partido sindical que deviene clientelar, solo con eso tiene varios posteos. Por ejemplo el futuro de esa transición, (el peronismo es el primero que la capitaliza en el mundo y la puede explotar a su favor hasta ahora) ya que el futuro de esa transición está atado al futuro del peronismo. Porque esa transición es la versión criolla del paso de la cultura del trabajo a la rentista; que es un fenómeno mundial y que aquí se lo supo ver desde los ochentas. El peronismo acompaño ese proceso sin advertir que atentaba contra uno de sus tres pilares y tal vez el más importante, el sindical.
    Isaela Constantini recuerda que Aerolíneas cambió de manos del estado a la privada, luego de privado a privado, luego a sociedades mixtas para volverse a estatizar. Que ninguna estructura quedó viva en esas idas y venidas salvo la sindical que siempre estuvo. Simplificando mucha la cosa, podríamos decir que la historia de Aerolíneas es la de su sindicalismo. Habría que estudiar por qué esa resistencia no se pudo llevar a cabo en otros ámbitos.
    Creo que el ejemplo vale también para la estructura propia del peronismo. Pero esto no tiene que ver con el peronismo en sí sino con las formas de producción que han cambiado y cómo los movimientos sindicales mundiales se adaptaron a esos cambios. Hoy para aumentar la producción no hace falta incorporar más personal, sino invertir más capital. La mano de obra del trabajador tiene menos peso relativo que antes. En otras palabras, el capital a partir de la tecnología tiene más peso en desmedro de los trabajadores. El sindicalismo trata de adaptarse a esas circunstancias. Los Moyano (especialmente Facundo) son un emergente de esa metamorfosis. ¿ Pero esto le ha hecho bien al partido?
    Creo sinceramente que el cambio de paradigma afecta al peronismo en una de sus tres columnas básicas, esto se traduce en una pérdida de fuerza en la calle. El clientelismo, si está bien, pero no tiene nada que ver con la historia. ¿Dónde quedó refugiado el peronismo en el 45 o a principio de los ochentas? Yo creo que tendría que seguir buscando por allí.

    • Silenoz dice:

      ”Hoy para aumentar la producción no hace falta incorporar más personal, sino invertir más capital. La mano de obra del trabajador tiene menos peso relativo que antes. En otras palabras, el capital a partir de la tecnología tiene más peso en desmedro de los trabajadores.”

      Esto no es así y une confusamente ciertos fenómenos con otro dejando un deja vu de marxismo residual típico del progresismo “liberal de izquierda”, explicaciones que se tornan dogmáticas cuando se deja de auscultar la realidad, pero como decía Jack, vayamos por partes:

      1- ”Hoy para aumentar la producción no hace falta incorporar más personal, sino invertir más capital”

      Si así fuera no se entiende la persistencia en el fenómeno de re localizaciones de los eslabones de las cadenas globales de valor en la búsqueda de la abundante dotación de trabajadores y su baja “retribución” en aquellas regiones, países que cuentan con esa “ventaja comparativa”. Que no es, por cierto, nuestro caso

      Una mayor “maquinización” provee mayor productividad que se traduce en una mayor tasa de ganancia del empresario “ceteris paribus o no” con la dotación de trabajadores.
      A la fecha el relativo alto desempleo se debe a una falta de demanda como decía el cro. Keynes, antes que la emergencia de una gobernanza de las máquinas

      La década depredada es un claro ejemplo en contrario de la afirmación, nuestro país y Brasil como “abanderados” en la disminución del desempleo

      2- ” La mano de obra del trabajador tiene menos peso relativo que antes”

      Más allá de lo que se quiere decir, el fenómeno que se observa en los paises industrializados es que la participación de los salarios en el ingreso total y en el excedente económico ha disminuido vs. el ingreso de los “capitalistas”. Y esta disminución se debe a políticas cuyos objetivos son debilitar el poder de negociación y organización de los sindicatos y NO POR UN AUMENTO DE LA ACUMULACIÓN DE CAPITAL y, en consecuencia, un aumento de su retribución a costa del factor trabajo como aduce el marxismo dogmático (“ el capital a partir de la tecnología tiene más peso en desmedro de los trabajadores”)

      Devuelta, en la década depredada la participación de los salarios en el ingreso y en el excedente económico, a contra mano de la inercia mundial, ha aumentado

      En nuestro país la acción de gobierno de los K ha revigorizado una de las ”columnas básicas” cosa que ningún sindicalista puede negar, con lo cual no necesariamente debería haber ” una pérdida de fuerza en la calle”, todo lo contrario. De hecho las movilizaciones recientes dan una muestra palmaria en contrario y que va más allá de los sindicatos

      Aquellos que presentan rémoras de marxismo deberían notar de una buena vez por todas que, si bien la “lucha de clases” en términos marxistas, la “víscera más sensible” en términos peronistas, sigue vigente, no ASÍ LA CONCIENCIA DE CLASE clásica del marxismo, conciencia que no existió más allá de los otrora laburantes entre anarcos-fascistas-comunistas inmigrantes de la “Uropa”.

      Si debemos hablar de conciencia de clase, esta será en todo caso burguesa, nuestros laburantes nunca se identificaron con el típico obrero en mameluco y camisa arremangada con un martillo en la mano, en este aspecto, desde el vamos, caló profundamente el “american way of life”y su auto realización

      Con todo, a pesar de esta revigorización del MOO, no parecen estar en condiciones de liderar al peronismo, las idas vueltas sobre la unificación y el emergente triunvirato, son una clara muestra de los titubeos, cabildeos respecto a la actitud a tomar frente a un gobierno que en el fondo sólo busca debilitarlos. El peronismo del ’45 y los ’80 quedó allá…. en el ’45 y los ’80… segundas partes nunca fueron buenas y la naturaleza del laburante tiene las características propias del momento en el que vive y que poco tiene tiene de la “conciencia de clase” típica del marxismo

      • guillermo p dice:

        Sile: Ud. sabe mucho de economía y política y por eso puede decir cosas como ” dejando un deja vu de marxismo residual típico del progresismo “liberal de izquierda””.
        Pero aunque Marx no necesita que lo defiendan y yo no soy Marxista, Ud. no puede decir “y NO POR UN AUMENTO DE LA ACUMULACIÓN DE CAPITAL y, en consecuencia, un aumento de su retribución a costa del factor trabajo como aduce el marxismo dogmático”
        Justamente las tesis de Marx eran muy enfáticas respecto a que la única fuente de plusvalor era el trabajo “VIVO” y eso explicaba la secular tendencia a la reducción de la tasa de ganancia a medida que aumentaba la relación capital/trabajo.
        Vea que llega a la misma conclusión cuando explica la necesidad de deslocalización empresaria buscando mano de obra abundante y barata. ¿Tendría razón Carlitos?

        Un abrazo.

      • Silenoz dice:

        Estimado guillermo p

        Le agradezco su apreciación pero sólo sé que de economía y política SÉ nada, por ello carezco de una comprensión razonable de las conductas de las personas y menos aún predecir su “albedrío”

        Antes de intentar explicar por qué creo que la situación mundial no es entendible vía el enunciado marxista, considero pertinente resaltar al cro. Marx como una de las mentes más brillantes que haya dado a luz la humanidad, su explicación del capitalismo de su época es brillante y cierra todos los flancos posibles. Por supuesto, después de muchos estudios se han encontrado lados flacos y algunos conceptos válidos a pesar del paso del tiempo, pero así y todo, no le quita mérito alguno, tan sólo demuestra que es “humano”.

        Además mi crítica NO ES HACIA EL CRO. MARX sino a sus “folouers” dogmáticos que aplican sus enunciados teóricos antes de, como decía anteriormente, auscultar la realidad

        El enunciado marxista dice algo así como que una disminución de las remuneraciones al factor trabajo se deben a un aumento de las remuneraciones al factor capital. Esto maso quiere decir que hay una acumulación de capital que aumenta su stock (maquinarias ponele) en detrimento de los laburantes.

        Esta idea lleva implícita un creciente progreso técnico que propicia una mayor productividad y, a la postre, una mayor tasa de ganancia del capitalista. (desde el punto de vista de Marx, después esta tasa cae lo que lleva a las crisis pero bueno, no es el caso analizarlo ahora)

        Ahora bien, si esto fuera cierto la proporción de stock de capital/PBI debería haber crecido y esto ¿ fue realmente así?

        Stock de capital neto sobre PBI [1]

        patrones similares se observan en otros países (Stirati 2013, p. 194)

        Lo que se puede apreciar es TODO LO CONTRARIO, la tendencia se mantiene o cae.
        O sea, el stock de capital sigue una determinada trayectoria por la cual tiende a su reposición y no mucho más.

        Este comportamiento es consistente con las flojas tasas de crecimiento del producto (PBI)
        US – Tasa de crecimiento anual (línea en negro tendencia)

        “If in the 50’s and 60’s the average growth rate was above 4 percent, in the 70’s and 80’s dropped to around 3 percent. In the last ten years, the average rate has been below 2 percent and since the second quarter of 2000 has never reached the 5 percent level”
        http://www.tradingeconomics.com/united-states/gdp-growth-annual

        Area Euro – Tasa de crecimiento anual (línea en negro tendencia)

        http://www.tradingeconomics.com/euro-area/gdp-growth-annual

        En resumen: el stock de capital en el mejor de los casos NO CRECE, siguiendo la trayectoria de los magros incrementos del producto debidos a una floja performance de la demanda (en términos keynesianos), con lo cual NO PUDO HABER AUMENTOS DE LA RETRIBUCIÓN DEL CAPITAL –vía su aumento en el stock- en perjuicio de los trabajadores.

        El equivocado no es Marx sino sus seguidores que dogmáticamente aplican sus enunciados en forma acrítica y después no pueden entender y menos aun, dar una explicación razonable de lo que está sucediendo

        ‘tons ¿cómo sería el asunto?

        A modo introductorio y muy por encima, otros indicadores están marcando lo sgte.
        Productividad y compensación laboral (USA) [2]

        Evolución de los salarios reales por grupo (USA) [2]

        La “plusvalía choreada” y la creciente divergencia entre los ingresos del “top 1%” son las consecuencias de las políticas implementadas (austeridad, flexibilización laboral, relocalizaciones de plantas fabriles, desempleo, falta de actualización de SMVM, paritarias por empresa o directamente su eliminación, desregulación, libre movilidad de capitales etc.) a partir de mediados del ’70 – principios de los ’80 tendientes a debilitar el poder de negociación de los sindicatos, en forma directa e indirecta

        Como dice la cra. Stirati [1]:
        “In other words, it could be the case that the changes in labour and capital income shares, the increase in top managerial incomes (particularly in the US) and in incomes from capital at the top of the income distribution are interconnected, and that they all result from a ‘wage squeeze’ triggered by changing policies and institutions”

        Saludos

        PD: la teoría valor – trabajo presenta varios problemas, inconsistencias, como este comentario es un tanto extenso si te interesa por acá hay unos buenos “papers” al respecto

        [1] Piketty and the increasing concentration of wealth: some implications of alternative theories of distribution and growth – Antonella Stirati

        [2] Understanding the Historic Divergence Between Productivity and a Typical Worker’s PayWhy It Matters and Why It’s Real

      • victorlustig dice:

        mucho bla bla, mientras tanto, en el mundo real

        “The Foxconn factory has reduced its employee strength from 110,000 to 50,000, thanks to the introduction of robots. It has tasted success in reduction of labour costs,” said the department’s head Xu Yulian.

        http://www.scmp.com/news/china/economy/article/1949918/rise-robots-60000-workers-culled-just-one-factory-chinas

        bai de uai, Foxconn fabrica los iphone, etc

        ahora, si me hablas de camisetas, espera un par de años nomas

        en fin

      • Silenoz dice:

        Ja ja..

        ‘scuchame padawan eficiente:

        1-sos impertinente, por que acá se habla de otra cosa que me pa’, no casaste un pomo…

        2-con todo, no te olvides que acá te atendí con el neoludismo y por acá con el determinismo teconológico….

        Seguimos con las mismas taras conceptuales…. A otro lado con el “cherri piking”… conmigo no lustig.. conmigo no…

    • Silenoz dice:

      Precisamente Boyle, lo que implica esa nota es la incapacidad de los trabajadores por apropiarse alguna porción de la “plusvalia” ganada a partir de las mejoras en la productividad.

      Dos cuestiones al respecto:
      1- la obtención de una determinada tajada de dicha plusvalía o excedente económico se disputa,a través de la puja distributiva entre capitalistas-trabajadores. Y su resultado depende del poder de negociación, organización de los sindicatos + la “actitud” del gobierno frente a esta disputa

      La imposibilidad de los trabajadores de apropiarse de una parte mayor implica debilidad de los mismos en dicha puja Y NO POR UNA MAYOR ACUMULACIÓN DE CAPITAL.

      Fijate que antes del ’73 hubo (mayor) aumento de la productividad y crecimientos similares de los salarios reales

      ¿qué cambió de una época a la otra? lo que decía arriba: la implementacion de políticas tendientes a debilitar en forma directa e indirecta- el poder de negociación de los sindicatos

      Como dice la nota, urge :
      “Reestablishing the link between productivity and pay of the typical worker is an essential component of any effort to provide shared prosperity and, in fact, may be necessary for obtaining robust growth without relying on asset bubbles and increased household debt.”

      Y para ello es vital:” (…) restoring decent and improved labor standards, restoring the minimum wage to a level corresponding to half the average wage (as it was in the late 1960s), and making real the ability of workers to obtain and practice collective bargaining”

      2- Que no impacte el 80 y pico % de incremento de la productividad en casi ¡¡¡¡40 años!!!, los “30 años dorados” tuvieron mucho mejor desempeño.

      De hecho la cra. paula Bach se preguntaba por acá (https://abelfer.wordpress.com/2016/04/25/posteos-recomendados-de-otros-blogs/#comment-80367) por qué la tasa de crecimiento de la productividad ha sido tan magro en estas últimas décadas

      Algunos intercambios al respecto con la cra. se puede ver en

      https://abelfer.wordpress.com/2016/06/02/la-industria-y-el-campo-una-vieja-discusion-de-sordos/#comment-81507

      https://abelfer.wordpress.com/2016/06/20/sacando-pasaje-en-el-titanic/#comment-82576

      • victorlustig dice:

        querido Sile
        basicamente la ciencia dice que un solo ejemplo en el sentido opuesto invalida cualquier teoria, y,por eso las teorias son falsables, preguntale al tano eso, por eso nacieron los epiciclos, para poder zafar de los ejemplos en contrario, los epiciclos no existen, ergo, etc,
        ahora bien, como la economia no es una ciencia, podemos buscar mas datos
        http://blog.euromonitor.com/2013/04/the-impact-of-automation-and-robotics-on-the-global-labour-market.html
        ponele
        vos, seguis saraseando con las maquinas que producen maquinas (esa era la frase del tano no?)

        te copio el ultimo parrafo

        Automation can save money on wages paid to staff, and also on labour taxes paid to the government. This can increase profits and competitiveness amongst companies which use them at a time when profit margins are generally being squeezed by rising manufacturing and transportation costs. It can be used to fill labour shortages: China is rapidly increasing its use of automation to counteract the predicted decline in its labour force due to the effects of its one child policy. It can also improve countries’ competitiveness by boosting labour productivity. Japan, one of the key users of automation saw its labour productivity rise from US$67,481 in 2007 to US$94,234 in 2012;

        On the other hand, the growing use of robotics and automation can contribute to long term structural unemployment, which means unemployment that can often be long term as it is part of a fundamental shift in the skills needed by an economy. This can weaken consumer spending and consumer confidence levels.

        de que hablamos con el cherry picking? espera 10 años y las camisetas no se fabrican mas en Birmania (es el ultimo grito de la moda de sweat shops)

        tas muy ludita vos che

  3. claudio Maxl dice:

    Q Cristina ostente ‘solo’ un tercio d votos no la invalida como la mas firme aspirante a la presidencia 2019, el contrabandista con un 24% PASO es presi. La clave 2019 sera la polarizacion ‘despolarizada’, a ver: polarizacion x modelos q parte al electorado al medio, ‘despolarizada’ xq el neoliberalismo tendra 2 opciones: PRO y Frente Reo_Vandor. X polarizacion d modelos (lo q estupidamente Scioli desecho en primera vuelta) se alcanza tranka el 40%. la existencia d 2 aspirantes d semejante volumen electoral en el polo neoliberal asegura q ninguno alcance el 30%.

    • claudia dice:

      Me gusta lo del Frente Reo_Vandor, ja ja, muy ocurrente. En cuanto a Massa convengamos que no es fácil seguir la pista de sus inclinaciones más profundas (me refiero a sus alianzas, de su ideología nadie tiene duda); en verdad, tiene todo para levantarse en un puño al Peronismo tradicional que ya le dio muestras de “afecto”. Pero es proverbial su adhesión tenaz al nicho descafeinado que lo contuvo y le dio identidad difusa pero propia; la reciente alianza con el GEN parece responder mejor a su “conservadurismo con pecas peronistas”. Y si bien descuenta que las jerarquías peronistas seguirían su crecimiento inercial, no deja de ser dato cierto que supo perder tiempos preciosos por mantenerse en su particular limbo. En ese sentido parece mucho más bicho De la Sota. Lo que no quiere decir que bajo Massa no latan esperanzas pan-peronistas con ganas de efectivizarse y puedan torcer el timón de sus preferencias (el convite a Daer para integrar esa truchada de trípode cegetista da cuenta de eso).
      En cuanto a Cristina, coincido con el post respecto de su atracción-repulsión de sendos 30% terminantes. Pero es la única que, a ojos populares, “es y parece” un político de raza y “es y parece” un conductor. Un pequeño dato que perfora inconscientes masivos más allá de ese 30% fiel.
      En fin, la realidad que enfrentaremos tendrá la última palabra sobre cómo se comporten los hechos y las adhesiones, si son previsibles o repentinas. Aventurar el 2019 es fantaciencia, con la creatividad negativa y exorbitante de Cambiemos generando catástrofes. Y en ese futuro incierto, no sé si el debate será entre modelos o entre espantos. Saludos.

      • claudio Maxl dice:

        Creditos a su autor: lo del Frente Reo_Vandor es creacion del cumpa Adan d Ucea, es perfecto como sintesis d ese neoduhaldismo. 2019 se define en 2017 y no keriendo pecar d soberbio, estuve adelantando desde el año pasado q sucederia con la economia si el neoliberalismo (gradualista sciolista u ortodoxo macrista) tomaba control del pais, algunos me bardeaban llamandome Brodita x el escenario q trace para 2016 y los hechos me dieron la razon, a esta altura ya se puede pensar q transitaremos 2017 con depreflacion, y como dijeran los troskos, cuanto peor mejor, cuanto peor para el contrabandista mejor para los argentinos, 2017 es nuestro, eso si a operar fuertemente para q Massita no intente despegarse frente a la sociedad d su cogobierno con el contrabandista, si se logra instalarlo mediaticamente como el soporte legislativo d Macri q posibilito todas las leyes q estan destruyendo al pais, ya podemos pensar q 2017 es nuestro. Saludos.

    • Norberto dice:

      No es solo un tercio, eso tal vez lo sea para unas legislativas con el peornismo no alineado, si estuviéramos ante unas ejecutivas, se puede tener mala imagen, pero lo que realmente decide al tercio difuso es gobernabilidad, eficiencia y a quien se defiende.
      Pruebas al canto 1995 con Menem, atentados y corrupción sistémica y real a la vista de todos, pero con una clase media confortable en ese entorno, saca la diferencia necesaria para que no haya segunda vuelta.
      Hoy están empujando a la clase media rápidamente a la pobreza por ingreso y/o energética, después de haber sido rescatada de ella y estar confortable durante mas de una década, y los mismos que hasta ayer hablaban de ineficacia y corrupción, hoy hablan de las condiciones del mercado mundial que ocultaban cuidadosamente, entonces de ese tercio, recatemos no mas de un tercio, por lo que vemos hasta ahora el Employee solo agrega simpatías y parte de los votos PRO a su caudal de octubre, y su colaboracionismo, al igual que el del pejotismo, genera desconfianza, para el ’17 las promesas a los jubilados habrán quedado a la vista como un engaño mas, idéntico al de Ganancias, y es probable que allí se recupere otro cinco por ciento, o sea un escalón importante para el ’19, eso sin contar que los “machos” entiendan que sin nosotros los de a píe, a ellos les espera el confinamiento territorial o el llano, como le sucedió a De La Sota cuando después de hablar de cordobesismo al ganar la gobernación en el ’11, tuvo que recular en chancletas porque por primera vez el kirchnerismo hizo pata ancha en la provincia, demostrando ser el hecho maldito de la partidocracia.
      Nunca menos y abrazos

  4. claudio Maxl dice:

    Ah, me olvidaba, SENADOR PBA 2005: FPV Cristina 45%. PJ 20%. UCR+PRO+ARI 22%. Me juego a q se repite en 2017.
    http://www.elecciones.gov.ar/estadistica/archivos/2005/BSAS_TOTAL_23_Oct_2005.pdf

    • claudia dice:

      Estimado Claudio: ¿te parece probable que el Peronismo nacional le ofrezca una candidatura a Cristina si está en fase de despegarse de ella? El bonaerense puede que sí, no lo descartaría totalmente. Pero no olvides que en esa franja hay que colocar a Randazzo, a Scioli como prenda de paz, y si Massa asumiera el control eleccionario de la fórmula, también tiene laderos de gran exposición pública para colocar – Solá, Alberto Fernández y la lista sigue -… ¿dónde cabría una Cristina en una grilla tan sobrepoblada?). Pero además pesa el tema jurídico, mirá si el Poder Judicial (la siempre oficiosa Servini de Cubría mediante) se perdería de inhibirla para cargos públicos y la dejarla postularse tan lindamente. A menos que Cambiemos la considerara fundamental para forzar espantos, ahí sí te la creo. Convengamos, por otra parte, en que el griterío que aflora en blogs en estos últimos días acerca de tomar tangentes propias, no concita demasiadas adhesiones. Pero no hay nada cerrado con moño, por supuesto. Saludos.

  5. Daniel Eduardo Arias dice:

    A Abel me gusta leerlo, incluso desde algún desacuerdo aquí y allá, por algunas frases reveladoras y/o brillantes.

    De este posteo, me quedo con una sobre las escuetas exposiciones públicas de CFK en estos días: “Vale la pena, me parece, interrumpir para aclarar lo de “cuidadosamente espaciadas”. El antimacrismo emocional -para no hablar de los militantes que perdieron sus lugares en el Estado- exigen una conducción siempre presente. El problema con ese pedido -Perón enfrentó ese mismo problema en su exilio- es que el conductor, lejos del poder, sólo puede ofrecer palabras. El adversario tiene el Estado y sus recursos. Entonces, demasiada presencia lleva al desgaste.”.

    El día que logre escribir una frase así, o incluso pensarla, cuelgo la fusta.

  6. Voces dice:

    No se sienta menos Daniel, sus aportes en tecnología son brillantes.
    También tenga en cuenta que Abel tiene sus años y la experiencia aporta.

  7. claudia dice:

    “Lo que el “cristinismo”, para llamarlo de algún modo, puede lograr es conformar un sector cohesionado y motivado. Si lo consigue, será un actor muy importante en la próxima e inevitable -dentro o fuera del PJ- interna del peronismo. Pero no permite vislumbrar lo que puede ser una nueva propuesta, fuera de la reivindicación de las políticas de los gobiernos Kirchner. Que, al haber concluido en un gobierno Macri, fuerzan, aún a los más fervientes K, a enfrentar un replanteo.”

    Estimado Abel: ¿y cuál es la nueva propuesta del Peronismo tradicional? O lo digo de otra manera…¿qué hay de nuevo en el Peronismo tradicional para que el Kirchnerismo tenga que salir a diferenciarse proponiendo algo más de lo que hizo antes?
    ¿Por qué sería poca contribución reivindicar lo que se hizo en esas tres administraciones donde una gran mayoría de la población elevó su nivel de vida y aspiraciones?
    La nueva propuesta del Peronismo tradicional que reniega del Kirchnerismo…¿involucraría alguna invención política aplicada que desconocemos?

    Digo esto aclarándote que por supuesto creo que hacen falta replanteos y objetivos mucho más lejanos que la pragmática seguida cuando Gobierno. Sabés que suscribo a muchos de tus criterios y difiero en otros pocos que ya expuse sobradamente. Y entre mis acuerdos, también aprecio que lo que resistió como Kirchnerismo, debe rediseñar objetivos (¡o diseñarlos por primera vez!, ya que muchas acciones ni se planearon, saliendo dictadas por la urgencia y la creatividad forzada).
    Indudablemente, entre los replanteos más ríspidos, figura la Tangente (sigue picando fuerte y tal vez no haya nadie que la detenga de seguir distanciándose el Peronismo tradicional de una corriente que lo oxigenó cuando boqueaba). Así como también adeudan abordarse: una profundización ideológica; la reevaluación de la territorialidad (si es que no hay una más propicia a los fines de esa corriente) y las vías para accederla (aunque sabés que creo en la supervivencia natural de las ideas con prescindencia de materialidades). Y por Dios que no digo que del Kirchnerismo haya emanado filosofía alguna , qué va, pero puede decirse que sí reinterpretó pragmáticamente postulados iniciales del Peronismo que andaban apolillados. Y no vinieron esas reinterpretaciones de la genética tradicional peroncha. Ahí hubo creatividad nueva.
    Por supuesto, los gobiernos kirchneristas fueron vertebrados por decenas de miles de cuadros peronistas tradicionales, una aportación innegable. Pero respecto de lo suscitado después, esas adhesiones e identificaciones simbólicas tan fuertes, éso, es privativo de los líderes que lo encabezaron.
    Lo que se le critica al Peronismo tradicional desde este posicionamiento reciente, es el desapego virulento sobre la experiencia transcurrida. Ahora, si la respuesta dada por los territoriales y orgánicos tradicionales , a cuyo poder territorial, legislativo y administrativo contribuimos quienes votábamos a Cristina y en su momento a Néstor, es un gracias por los servicios prestados,armen, preséntense y ganen internas, tendremos entre gauchos desprolijos un complejo Día de la Tradición (tan igual como en remotos pasados…).
    Y otra: si convenimos en que el Kirchnerismo fue vertebrado con legítima sangre peroncha de octanaje tradicional además de las nuevas aportaciones… el replanteo va para todos ¿verdad? Porque la derrota, la sufrimos todos… porque gobernábamos todos (altos, flacos, tradicionales y heréticos, chorros también) ¿O ahora el Kirchnerismo tiene que apropiarse de la derrota y llevársela allí donde sus huesos decidan irse a descansar?
    Mis saludos.

    • Abel B. dice:

      Paciencia, Claudia. Lea la continuación prometida, que trataré de escribir después de uno o dos posteos en el medio. (Pensándolo bien, es lo mismo que debería responder a Carlos Boyle)

  8. ricardo j.m. dice:

    la verdad no veo porque amerite ningun replanteo que suceda lo que advertiamos en la campaña.

    es ridiculo

    ahora resulta que como estar mejor es volver al pasado es culpa de los que hicieron ese pasado al que todos quieren volver

    les convendria hacer elecciones ahora y no perder por paliza

  9. […] la continuación de mi … borrador sobre el peronismo que saldrá de esta última derrota. Como ya me referí a CFK, corresponde que dé mi evaluación sobre el PJ. Su Consejo […]

  10. […] la primera parte de esta exploración di por sentado la vigencia del peronismo, como la opción política que votan “los de […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: