Las dos realidades del terrorismo

atentado-niza

Es inevitable encarar ahora este tema en un blog que recoge mis reflexiones sobre los temas que me llaman la atención. Eso sí, no voy a escribir sobre el atentado de ayer en Niza: desde anoche los medios están llenos de detalles. Y van a seguir, por varios días más.

Sólo señalo lo obvio: esos sangrientos detalles; las víctimas elegidas al azar, sin ninguna conexión consciente con la “causa”; la horrible familiaridad del instrumento: un camión; todo provoca que nadie pueda sentirse a salvo, y sirve de excusa para medidas extremas de seguridad y represalias aún más extremas. Por eso, los abundantes sitios “conspirativistas” en Internet estarán llenos en los próximos días de teorías sobre atentados de “falsa bandera” y los verdaderos culpables, que serían la CIA, el FSB, el Mossad, el Club Bilderberg y/0 los Rosacruces. Hasta serían creíbles algunas, pero los también abundantes sitios afines al terrorismo que se proclama islámico mencionarán las represalias que habían anunciado “contra Francia”. En resumen: el instinto de muerte del que hablaba el tío Sigmund está muy vigente.

Como sea, la capacidad y la obligación de la inteligencia humana es controlar los instintos. Entonces, quiero decir -desde mi vasta ignorancia, pero menor que la de la mayoría de los medios- que el  terrorismo que se proclama islámico (no quiero hablar ligeramente de una religión que entre sus mandamientos dice “quien salvara una vida, fuera como si hubiera salvado las vidas de toda la humanidad” Corán 5:32) abarca hoy dos realidades completamente distintas.

Una es el llamado Estado Islámico, o califato. Surge y se desarrolla entre la mayoría sunnita de los pueblos de lengua árabe del viejo Imperio Otomano. Cuando las fronteras artificiales que marcaron hace 100 Sykes y Picot por cuenta de Inglaterra y Francia, y los estados nacionales -Irak, Siria, el Líbano- que se formaron dentro de esas fronteras, son destruidos por las políticas y las fuerzas militares “occidentales”. Lo mismo está pasando, algo después, en el Norte de África, en Libia.

Es irónico, porque el Estado Nación como lo conocemos es una creación histórica de Europa. Pero los intereses geopolíticos de EE.UU., Israel, las potencias europeas, decretaron en distintos momentos que esos estados nacionales árabes eran perjudiciales, de hecho o potencialmente, a sus intereses. Entonces, era esperable – ya Toynbee lo especulaba, 80 años atrás- que una parte de esos pueblos, frustrados y humillados, se volcaran a una versión extrema y militante de su fe. Que es su identidad.

Esos mismos motivos geopolíticos hicieron que usinas “occidentales” fomentaran ese fundamentalismo. Pero no caigamos en la tontería de pensar que miles de hombres y mujeres matan y mueren porque son “agentes”. Tienen sus propios odios e injurias a vengar. Sobre todo, sienten que su identidad está siendo pisoteada. Y hay una tradición de combatir por su fe.

Ha pasado una y otra vez, a lo largo de los siglos. La historia del wahabismo es sólo una de ellas. Las características propias de la variante del ISIS son el uso del terror como propaganda a través de técnicas muy modernas y muy occidentales: Youtube, Twitter (sobre esta última debo decir que usa técnicas sofisticadas que ninguna empresa emplea todavía en nuestro país).

Este aspecto está ligado profundamente a la otra realidad del terrorismo actual. A Medio Oriente han acudido muchos voluntarios nacidos en “occidente”. Sobre todo europeos, muchos estadounidenses, algunos latinoamericanos…

Esto, entonces, no se origina en el Islam, aunque encuentren allí la respuesta, o el pretexto, para su alienación. Es un problema de la civilización occidental (y, en bastante menor medida, de la rama, el “offshoot” que somos en Latinoamérica).

El “Estado Islámico”, en tanto realidad militar, tendrá una solución militar, probablemente proporcionada por Rusia con el acuerdo discreto de EE.UU. Como la tuvo el wahabismo como fenómeno militar, a manos de las tropas del egipcio Mehemet Alí (la faz religiosa permaneció. Siempre permanece). Pero el terrorismo que se proclama islámico que llevan adelante quienes han nacido en Europa… es un problema que se resolverá en Occidente. O no se resolverá.

Anuncios

15 Responses to Las dos realidades del terrorismo

  1. Jose dice:

    Cuando Francia lleva tropas a Chad o Sudán no se trata de terrorismo, sino de “defender la libertad”

  2. JoaquinEsnaola dice:

    Muy bueno saber de que lado esta Ud en este tema tambien,
    Sr Abel Fernandez.

    Esto es entre Ud y yo nomas.
    Haga lo de siempre y censure nomas.

    • Abel B. dice:

      Nunca censuraría una estupidez como este comentario suyo, Joaquín. No es que me falten; aparecen a cada momento voluntarios para comentar estupideces, como puede verse.

      Pero de una ceguera rencorosa como ésta… son raras. Casi perfectas.

  3. Juan el Bautismo dice:

    Estado Islamico, condensacion, producto, respuesta, consecuencia, del sunnismo ‘tomando conciencia’ despues de casi un siglo de ser apenas ficha del decadente tablero de poder occidental, en vez de esa suerte de abanderados mundiales sagrados contra cualquier cuco mediooriental, judios, kurdos, democratas chiíes pun intended, etc.
    Grave lo de Turquia, en mucho tiempo no se prendian todas las alertas en serio. Otro movimiento de ficha contra el ‘solapado-a-la-vista’ estadoislamismo turco. Si esto no es la Tercera Guerra que profetizaba mi amigo el Papa y el Guille pasa raspando

  4. marcelo ignacio dice:

    El problema son los musulmanes; el problema es que no son perros que se pueda apalear, son personas. La pretensión de las potencias occidentales es aplastar toda rebelión y obligarlos a aceptar cosas que para ellos son inaceptables. Empezando por la prepotente expansión de Israel a costa de los árabes, un proceso que continúa hoy, ahora mismo. Pero que no se limita a eso: también ven como inaceptable que se les obligue a ser occidentales (hablo de burkas, de velos y de prácticamente cualquier cosa que los identifica como musulmanes) y de la intromisión permanente en todos los procesos políticos dentro del mundo musulmán.

    Los musulmanes reaccionan violentamente, y Occidente sólo promete más violencia. Cada tanto los musulmanes organizan un ejército, que es aplastado por las fuerzas occidentales. Pero la violencia no se pierde, sólo se transforma: al fracaso de la opción militar sigue, automáticamente, la apelación a la opción terrorista. Ante cada nuevo atentado, todos y cada uno de los gobiernos occidentales sólo prometen venganza, violencia, guerra. Nunca se ofrece diálogo, sólo imposición por la fuerza.

    ¿Qué les hace pensar que si aplastan al ISIS no va a aparecer otro grupo terrorista a tirar tiros, poner bombas o atropellar turistas con camiones? Los musulmanes son mucho más de mil millones: aún si solamente un 1% de esos tuvieran el valor y la decisión de lanzarse al terrorismo ¡son 10 millones de potenciales terroristas! Aún si sometieran al 99% de esos, quedan aún cien mil, y aún si sometieran al 99% de esos cien mil, aún habría mil. Y mil terroristas son mucho más que suficientes para realizar todos los ataques terroristas que ha habido esta década.

    Al fin y al cabo, ¿qué diferencia hay entre un terrorista árabe en Francia y un soldado occidental en Siria? Uno está respaldado por un país, tiene armas carísimas en la mano y lleva el uniforme todos los días de su estancia en Siria. ¿Y qué, eso lo hace más legal, le da más derecho a matar a otros? Un ejército es una organización formada por hombres, armas e infraestructura, que trata de causar el mayor daño posible a su enemigo para forzarlo a hacer lo contrario de lo que hace. Exactamente lo mismo que un grupo terrorista.

    Dicho de otro modo, un militar en territorio extranjero es un terrorista. Eso es el ejército yanqui: un ejército de terroristas.

    ¿Hay alguna solución? Sí, la hay, pero Occidente se niega a ofrecerla: la paz, el diálogo. Tratarlos como a iguales, dejarlos ganar algo a cambio de lo que ceden. Para empezar, frenar a Israel, obligarla a devolver al menos una parte de lo que ha estado ocupando. Y luego escuchar sus ofertas de paz, sus pedidos, su exigencia de seguir siendo ellos mismos, de evolucionar desde su propia experiencia. Fijar ellos mismos los límites entre los estados, y no quedar atados al reparto absurdo de las monarquías de principios del siglo XX.

    Mientras tengan a mano sus ejércitos, los gobiernos occidentales seguirán apelando a la violencia militar, y los musulmanes seguirán respondiendo con la violencia terrorista. Un proverbio latino decía “si quieres la paz, prepárate para la guerra”. Ese proverbio nunca fue realmente eficaz (Roma imperial nunca conoció más de 26 años de paz consecutivos), y hoy lo es menos que nunca. Si se preparan para la guerra, si tienen a mano el recurso de la guerra, sólo obtendrán guerra y terrorismo.

    Si quieren la paz, prepárense para la paz.

  5. guido dice:

    Bien al centro de algo que sorprendente no es obvio: no es un problema “externo”, ni siquiera en el sentido de ser consecuencia de acciones europeas en otras latitudes. Hay una serie crisis en la sociedad europea.

  6. Casiopea dice:

    Parece que fracasó el intento de golpe en Turquía, lo cual indicaría que Erdogan se va a fortalecer. Eso es mala noticia para Assad, y quizá también para ISIS, porque la postura de Erdogan ha ido deslizándose de tolerante a hostil, y por el lado de ISIS también, como se vio en los últimos atentados. Sobre estas cosas no hay que opinar en caliente, pero la verdad es que asusta lo que pueda pasar. Todos los actores principales están jugando a dos puntas, o tres o más. Rusia es el mejor aliado de Assad, Turquía está en la OTAN, los kurdos están haciendo su juego, mama mía.

    • Eduardo dice:

      Lo que realmente asusta para los que vivimos en estas latitudes es lo que vaya a hacer el inepto que tenemos de presidente en su afán de “pertenecer” , basta con escuchar declaraciones de Avruj acerca del atentado en niza preparando lo que viene. “Argentina no puede ser indiferente al terrorismo” tiene que haber una respuesta común contra…
      Ya sabemos como termina esto . . .

    • Norberto dice:

      Me permito tener dudas sobre afirmaciones tan simples, que el golpe suceda luego del acercamiento entre Turquía y Rusia y de los atentados yihaidistas en ese país da para pensar, y mucho.
      Que en ese tablero entren sirios y kurdos, solo le da mayor complejidad, y posiblemente alguna de las razones de la asonada.
      Nunca menos y abrazos.

  7. […] único resumen que puedo hacer, y aproximado, estaba contenido en el posteo que subí ayer, sobre el terrorismo llamado “islámico”. El uso del terror en Medio Oriente, y en Turquía, es feroz e inhumano, ciertamente, pero tiene […]

  8. Diego dice:

    Más allá de estar de acuerdo con casi todo el post, poner uno de los pocos versículos “humanitarios” del Corán es ignorar que este libro es bastante explícito con lo que debe hacerse con los que no forman parte de la comunidad islámica, particularmente judíos y cristianos. Explícitamente, o rendición incondicional (sumisión) o combate hasta la muerte. Hay más de 100 versículos que instan a eso en un libro no tan largo como la Biblia.

    Que ambos libros avalen esos tipos de comportamientos, por más que los moderados los ignoren, no borra lo escrito y, dependiendo de las circunstancias tanto individuales como sociales, siempre habrá quien tome al pie de la letra lo que está escrito. Después de todo lo dictó Dios, ¿no? Él sabe lo que está escribiendo.

    Por otra parte, el cristianismo mal que mal acepta la separación del Estado y de la Iglesia. Al islamismo no le llegó todavía la Ilustración.

    • Juan el Bautismo dice:

      si chupa alcohol o come chancho no es musulman Dieguite

    • ricardo j.m. dice:

      si pero el cristianismo fracaso en el mundo munsulman concreto, el espacio fisico, fue negado por los pueblos que ahi vivian, nunca fua una religion de oriente aunque nacio el cuento ahi siempre lo fue de europa y el coran arranca en el 600-610. no me acuerdo el dia de la vision de mahoma. mas o menos tras 200 o los ultimos años de imperio romano cristiano.

      y aparte no hay dios monoteista posible que no inste a sus creyentes a la defensa de su fe en contra de otros monoteistas es la base de todo. existo por que me niegan.sino porque se preocuparian de que crean en mi.

      el problema es siempre el mismo el terrorismo los que votan a macri siempre es el problema de que es imposible de que los boludos solo se afecten a si mismos con sus boludeces.

      si los terroristas se mataran entre ellos y los boludos que votaron a macri fueran los unicos que pagan los tarifazos , la devaluacion, la transferencia de ingresos a los mas ricos etc, no habria ningun problema salvo el real que los boludos son boludos.

  9. David (idu) dice:

    O sea que:

    Occidente sería responsable de las matanzas interislámicas y del “yihadismo” violento : (Obsérvese que no utilicé la palabra “terrorismo”).

    Todo a partir del problema territorial generado por el tratado Sykes-Picot.

    Pero antes de ese tratado pasaron algunas cositas:

    La mencionada jihad post Mahoma, que llegó a España y Francia. Precediendo por mucho (y dando, digamos, justificacion) a las Cruzadas.

    Y que el Imperio Otomano invadió media Europa Oriental, llegando a Viena, en el siglo XVII. Esta no es una historia de ahora, o del siglo XX.

    También hubo la invasión de los árabes a Europa, que duró 800 años, hasta que los Reyes Católicos los expulsaron, echando a perder la gloriosa gesta del General Yebl Al Tarik que invadió la Península Ibérica, gracias a quien el estrecho lleva su nombre, españolizado: Gibraltar.

    También dicen los muchachos de la Jihad que deben sí o sí volver a Al Andalus (mal llamada España).

    Lo dicen con claridad meridiana los muchachos del ISIS: “Y os digo España es la tierra de nuestros abuelos y vamos a abrirla (sic), si Dios quiere, con el poder de Alá”,

    Y de paso, podemos releer algunas perlitas de la Sagrada Escritura:

    Corán 8:12: Cuando vuestro Señor inspiró a los ángeles: “Yo estoy con vosotros. Confirmad, pues, a los que creen! Infundiré el terror en los corazones de quienes no crean. ¡Cortadles el cuello, pegadles en todos los dedos!”.

    Y esta otra, imperdible:

    Corán 9:29: Combatid contra quienes, habiendo recibido la Escritura [judíos y cristianos] , no creen en Alá ni en el último Día, ni prohíben lo que Alá y Su Enviado han prohibido, ni practican la religión verdadera, hasta que, humillados, paguen el tributo directamente!

    ¿Cómo se conjuga esto con la bella frase de “salvar una vida…” etc?

    Mucho antes de Sykes – Picot y sin problemas territoriales de por medio, la violencia fue una constante en el Islam (desde la muerte del Profeta hasta nuestros días) gracias a la pelea familiar de Mahoma, que dio lugar a dos vertientes irreconciliables: chiitas y sunnitas.

    Bueno, también hubo violencia en Occidente.

    En lo personal no tengo un afecto incondicional por Occidente: mataron a más ancestros míos que todos los que podrían matar Hezbollah y Hamas con sus 100.000 misiles apuntando al corazón de Israel.

    Más probable es que se maten entre ellos: Hamas es sunnita financiado por Arabia Saudita (y Occidente, de paso), mientras que Hezbollah es chiita, financiado por Irán.

    Dicen las lenguas más sarcásticas que esta semana pasó algo muy malo:

    -) Un atentado en Niza

    Pero que al día siguiente pasó algo peor:

    -) Una foto de un muchacho obeso en bermudas, prendiendo una vela, suplicando por “paz” frente a la embajada francesa de Londres.

    “Una muestra de la decadencia y debilidad de occidente (dicen) frente a la motivación, decisión, creencia, martirio, y muuuuuucho tiempo, de la Jihad”

    Decadencia francesa a partir de Argelia. Decadencia nortamericana a partir de Vietnam.

    El Islam se va a morfar (se está morfando) a Occidente con hummus y shawarma.

    Gracias a la ceguera del iluminismo europeo, liderado por Francia, que con la quintacolumna islámica en sus países (¡ gracias Macri por traer 3.000 a nuestras costas !), sigue creyendo que fustigando a Israel por todos los medios posibles se van a ganar el amor y respeto del Islam expansivo.

    Apoyando a la “Jihad” en la ONU, dominada en número por los países dictatoriales del Cuarto Mundo.

    Mentalidad del Siglo VI, con plata, armas y marketing social del Siglo XXI.

    Por eso los muchachos del ISIS reclutan a toda clase de frustrados y resentidos de Occidente, que van entusiastamente a cortar cuellos infieles, disfrutando de su cuarto de hora en las redes sociales.

    Mientras nuestra clase media intelectual y progresista, cree que eso es bueno.

    ¡Lo que les (nos) espera!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: