Gran Bretaña y Argentina, Cameron y Macri…

 

soriano

«La historia no se repite, pero rima» Me acordé de esta frase de Mark Twain cuando el domingo pasado leí esta nota en Página 12. Porque las instituciones del Reino Unido y de nuestro país son profundamente distintas. Y todavía más la cultura política. Pero aquí Marcelo Justo hace unos paralelos ingeniosos entre el Brexit y la elección del Mauricio. Y hay algo que menciona al principio: que en los dos países hay un sector con nostalgia de una época dorada “cuando las cosas eran como deberían ser”. Como que “imperios eran los de antes”.

De todos modos, la utilidad del texto es que nos ayuda a ver algunas características de la elección en que una mayoría votó por abandonar la Unión Europea. Como dije en otras notas, es un acontecimiento importante, mucho más allá de sus consecuencias inmediatas (que no son tan inmediatas, en realidad). Les copio esto, y prometo más material;

Hace años, un prestigioso especialista británico en América Latina, Victor Bulmer Thomas, me habló de los paralelos que encontraba entre Gran Bretaña y la Argentina del siglo XX. Una de las cosas que más le impresionaba a este académico, autor de “The Economic History of Latin America Since Independence” y otros títulos sobre la región, era el mito en ambos países de una época dorada y perdida: la identidad nacional atrapada en esa sensación de nostalgia. El Brexit y la elección de Mauricio Macri en noviembre pasado permiten encontrar nuevas similitudes entre ambas sociedades.

1. Voto ajustado, sociedades polarizadas.

La victoria del Brexit fue ligeramente más holgada que la de Mauricio Macri en la segunda vuelta. Macri obtuvo un 51,34 por ciento de los votos contra el 48,66 por ciento de Daniel Scioli. Los Brexit obtuvieron un 51,9 por ciento contra un 48,1por ciento de los pro-europeos. En ambos casos la campaña mostró a sociedades divididas en mitades irreconciliables. El lector dirá con razón que esto sucede siempre en votaciones entre dos partes a todo o nada, sean segundas vueltas electorales o referendos. Pero aguánteme unas líneas y verá que el paralelo se extiende tanto que Brexit y macrismo hasta usan casi literalmente las mismas palabras.

2. El voto castigo y alternativo.

En la victoria de Macri hubo un voto netamente antikirchnerista: muchos capaces de votar al diablo antes que a un candidato K. Curiosamente alguien con el historial de Macri, representó para ciertos sectores un voto alternativo y de protesta. En el Brexit se produjo el mismo fenómeno. Representantes del más rancio pensamiento de derecha –desde el ex alcalde Boris Johnson o el ministro de Justicia Michael Gove hasta el líder del xenófobo UKIP, Nigel Farage– se presentaron como símbolos del voto antiestablishment capaz de dar voz a los más postergados. En el cinturón industrial del Norte de Inglaterra, históricamente laborista, los votantes se inclinaron por el Brexit. En algunas villas miserias y en la provincia de Buenos Aires sucedió algo similar con el macrismo. Dado el éxito del multimillonario Donald Trump en Estados Unidos con una fórmula parecida habría que preguntarse si estamos ante una tendencia profunda en las democracias occidentales.

3. Los arrepentidos y el Hashtag.

Con los antecedentes políticos de los ganadores tanto allá como acá, apenas sorprende que muy pronto aparezcan una gran cantidad de votantes arrepentidos. En el Reino Unido se popularizó esta semana el hashtag #regrexit (amalgama de regret –lamento– y Brexit). En los medios aparecieron numerosos votantes que dijeron que habían votado contra el gobierno y que jamás habían pensado que ganaría el Brexit. El caso más asombroso es el del ex editor del The Sun, el furiosamente antieuropeo Kevin Mc Kenzie, quien confesó este miércoles que sentía el arrepentimiento del que compró algo que no quiere (“buyer’s remorse”), y la sensación de que hay que tener cuidado con lo que uno desea. “Tengo miedo a lo que se viene: ¿acaso soy el único?”, confesó.

También en Argentina aparecieron muy pronto arrepentidos del voto a favor de Macri. A pocas semanas de su asunción estaba la campaña en Facebook “yo voté a Macri y me arrepiento”, el célebre tuit de la periodista deportiva Mona Mosi (“oficialmente despedida. Yo voté el cambio y me la estoy comiendo doblada”) y numerosos videos que daban cuenta de un arrepentimiento inútil (¿buyer’s remorse?). El paralelo se extiende asombrosamente a un equivalente nacional del editor del The Sun: el conductor radial Baby Etchecopar.

4. Adiós a las promesas de campaña.

El voto antiestablishment de Macri y de los Brexit se sostuvo con promesas y pegadizas consignas de campaña. El hallazgo más brillante de Cambiemos fue la Pobreza Cero, una manera de robarle la bandera de la justicia social al kirchnerismo y sacarse al mismo tiempo el tufillo a derecha. En el caso del Brexit, un tradicional autobús rojo de doble piso recorrió el Reino Unido con la siguiente consigna que repetían sus políticos en cada entrevista: “We send the EU 350 million pounds a week. Let’s fund our NHS instead”.

La promesa se basaba en una mentira abierta porque la contribución real británica era la mitad, pero el mensaje de fondo era que –millones de libras más o menos– el dinero ahorrado iría a financiar al estatal Servicio Nacional de Salud (NHS). El macrismo en Argentina y los Brexit en el Reino Unido ya dieron marcha atrás con sus promesas y eligieron la misma palabra de raíz latina para justificar el cambio. Las promesas eran “aspiraciones”, señaló el jefe de Gabinete argentino, Marcos Peña Braun. A unos 10 mil kilómetros de distancia su colega Brexit, el ministro de Salud, Chris Grayling, indicó ayer que la inversión de lo ahorrado en el servicio nacional de salud era “aspirational”. ¿Diferencias entre ambos? Sí, en la televisión británica y otros medios cuestionaron duramente a Grayling y le recordaron palabras textuales de la campaña, algo que dejó al ministro de salud sin respuesta. Nada equivalente en Argentina.

5. El proyecto del miedo.

El macrismo y los Brexit acusaron a sus rivales de querer intimidar al electorado con una “campaña del miedo”. En el debate presidencial Mauricio Macri le dijo a Daniel Scioli que parecía un columnista de 6,7,8 por decir que él iba a devaluar, los precios se iban a disparar y el empleo de muchísimos argentinos estaba en peligro. Los Brexit también atacaron a los pro-europeos por lo que denominaron project fear. En el caso argentino, la presunta “campaña del miedo” se quedó cortísima respecto a la realidad que vive el país a poco más de seis meses de electo Macri. En el caso británico, hubo exageraciones apocalípticas de algún que otro ministro de David Cameron, pero las mayoría de las predicciones se cumplieron puntualmente: volatilidad de la libra esterlina, desplome de la Bolsa, la incertidumbre generalizada y la muy probable recesión que hoy admiten algunos de los Brexit, entre ellos el más rabioso de todos, Nigel Farage“.

Anuncios

14 Responses to Gran Bretaña y Argentina, Cameron y Macri…

  1. Teodorico dice:

    Me quedé pensado en el párrafo 2. Es cierto el paralelismo entre el voto a favor del Brexit de la clase obrera y el furor Trump visto como oposición al mismo establishment del que procede.

    Sí me hace ruido la asimilación al voto a Macri (en algunos casos muy fuerte) en villas y localidades del conurbano. No es que esté en desacuerdo, lo que no comparto es la sorpresa al respecto.

    En efecto, fue algo que se vino cocinando por años, y no entiendo como no se pudo observar, o al menos intentar contrarrestar. Las elecciones en la Ciudad iban demostrando que el voto macrista crecía en los barrios de menor poder adquisitivo y villas. Y sin querer sonar antipático, desde 2005 se veía claro que iba a utilizar su experiencia exitosa como presidente de Boca (el club “popular” por antonomasia), para venderse como gestor eficiente. Lo que va a hacer Tinelli en, tal vez, 10 años.

    También hacía tiempo que se venía hablando del nuevo votante del conurbano, procedente de una clase trabajadora ahora convertida en clase “media-baja” que se iba a decantar por el candidato que le prometiera mejor estabilidad a su actividad privada y que (ahora que le iba mejor) empezaba a ver con desconfianza tanto la aparición (léase visibilización) de nuevos pobres, así como las políticas que entendía asistencialistas (aunque también lo beneficien). El llamado “pibe-gol”, que primero optó por Massa, era lógico que una vez éste fuera de carrera iba a preferir a Macri.

    Me acuerdo que tanto Crisis con Anfibia advertieron hasta el hartazgo: basta de burlarse de los globos amarillos. Detrás de eso se esconde un armado partidario que por fin se decidieron a hacer. Y esta vez era en serio…

    • ricardo j.m. dice:

      Sí, en la televisión británica y otros medios cuestionaron duramente a Grayling y le recordaron palabras textuales de la campaña, algo que dejó al ministro de salud sin respuesta. Nada equivalente en Argentina.

  2. victorlustig dice:

    paralelos, o, picking the cherry, esa nota parece el viejo dialogo llueve en Argentina? llueve en Nurburgring, el mal tiempo es global

    cuando necesito Brexit es a) , cuando necesito Brexit es b)

    en fin, parece C5N

  3. Daniel Eduardo Arias dice:

    Buen artículo, ya lo recirculé por ahí.

    Lo que subraya Teodorico es una de esas verdades de cajón: en el conurbano faltó entramado barrial antimacrista. Pero entiendo que en dominios tan pésimamente gobernados por Scioli, era difícil hacer entramado sciolista. El delfín puesto de candidato por la compañera CFK no era, no es, no fue jamás el dinámico y saltarín Flipper, sino más bien un gran cetáceo varado -y muerto, y oliendo- mucho antes.

    Las ballenas varadas dan titulares pero no ganan elecciones.

    Creo que habrá historias particulares que explican, aunque no del todo, el caso de cada país donde triunfa la derecha hablando de derechos de trabajadores que, de todos modos, piensa dejar sin laburo al día siguiente de asumir.

    Pero el texto (¿es de Marcelo Justo?) es claro, el fenómeno del Macritrumpismo Brexit es mundial y trasciende las anécdotas locales.

    Los británicos del corredor industrial norte, hoy “regrexistas” (qué genio verbal tienen estos turros) se preparan para votar a Maggie Thatcher II, es decir a doña May, una torie grave que le copia a la dama férrica hasta el modo de escupir, como diría Borges. El pobrerío Brit se prepara a elevar su tropezón anterior una potencia desconocida.

    Pero mientras la Britannia laburante se retuerce las manos de ansiedad, no es la nomenklatura de Farage la que le dio un golpe de estado intrapartidario, sino la de un tipo bravo, honesto y atado a los intereses económicos de sus bases, como le sucede al laborista Corbyn. O tempora, o mores!

    No entendí el telegrama encriptado de Víctor Lustig, pero me sucede casi siempre. Víctor, por favor deje un segundo ese I-phone o al menos póngale un teclado, y al teclado, póngale un poco de gramática. Cuando lo hace, suelen aparecer ideas interesantes.

    • victorlustig dice:

      si lee el punto 4 usa el brexit para compararlo con algo de aca, para denostarlo, si lee el punto 5 usa lo opuesto para exactamente lo mismo.
      no es lo que se dice coherente el que escribe, para usar un ejemplo, se compara lo que sirve para la idea que desea transmitir y se deja al menos sin comparar, lo que no sirve, si es que es un panfleto, si es algo serio, se usa todo y se aclara

      pero, entiendo, es pagina12

  4. David (idu) dice:

    El proyecto del miedo estuvo tanto en el macrismo como en el kirchnerismo – sciolismo.

    Ergo, punto 5, bochado.

    • eduardo dice:

      Bochado ? , que el Macrismo llamara campaña del miedo a las alertas de Scioli que finalmente no solo se cumplieron sino que se quedo corto no convierte eso en el proyecto del miedo.

      • Teodorico dice:

        Es que a un segmento considerable de votantes eso no le importó, ese es el problema.

        El tema no es como lo quisiera llamar Macri (o Durán Barba), el problema es que sectores de la clase media urbana respondieron a esas alertas con burlas. Una vez más, una estrategía que falló en una elección que se disputaba voto a voto.

        Y ya se sabía que existía un amplísimo segmento de “voto suicida”: voto a la peor mierda que pueda existir, con tal de ver perder al candidato (que yo asimilo) cristinista. ¿Tampoco sabían que eso iba a pasar?

        Lamentablemente, en ciertas coyunturas más que “tener razón” vale más la capacidad de comunicarlo. Sino es llegar siempre a la final, jugar bien, pero que vachaché, el 9 se erra goles hechos.

  5. mem dice:

    Permitime, Abel, plantear una diferencia respecto de lo que sostiene Marcelo Justo. Si algo no distingue a quienes votaron a Mauricio Macri el año pasado es una sensación de nostalgia de una época pasada y dorada, todo lo contrario: Macri era el cambio, una promesa de futuro frente a una fuerza política que se había anquilosado y cerrado en sí misma. Recuerdo a Scioli intentando convencernos que el cambio era él, pero era muy dificil convencer a los votantes de ello, mientras el FpV “vendia” pasado…

  6. ricardo j.m. dice:

    ya dije que se decide por lo que se sabe y se sabe por lo que se entera

  7. Silenoz dice:

    Hay que reconocer que la derecha sabe muy bien como encontrar los chivos expiatorios y endilgárselos a los populistas…..

    En el caso Europeo laburan el inconsciente diciéndole a su población que la falta de laburo es por la inmigración descontrolada, más inmigrantes aumentan la fuerza de trabajo que hace caer el salario (precio del factor trabajo) inmigración que muchísimas veces hace lo que los autóctonos no están dispuestos a hacer.

    Y ocultan debidamente que esa falta de trabajo se debe al austericidio + relocalizaciones de plantas fabriles + timba

    Para quien no la haya visto y tenga tiempo sugiero Un día sin mexicanos

    En nuestro caso sucede algo similar pero con los “grone” además de la “inmigración descontrolada”, subvencionar a los planeros quitando así recursos a quienes con el sudor de su frente no están mejor por las politicas populistas que tiran mi guita o la de los jubilados por la canaleta del juego, la droga, delincuencia y otros “bien pensamientos” republicanos similares

    PD:“Pero aguánteme ….” ja ja.. grandioso el cro. Marcelo Justo

  8. Edgardo Arrivillaga dice:

    El presidente argentino Mauricio Macri esta desarrollando una exitosa gira por Europa que culminará en los Estados Unidos. Los objetivos de Macri consisten en potenciar las convergencias entre el desgastado Mercosur y la mutilada Unión Europea. Rápidamente ha percibido que los intereses argentinos se encuentran nuevamente más cerca de Alemania y algo más lejos de Francia. Ocurre que la Francia profunda que generalmente vota a la derecha se protege de las exportaciones carneas y lácteas que le permitirían a la Argentina ser sumamente competitiva. En ese sentido el encuentro con el presidente Hollande tiene menos relevancia que el almuerzo celebrado con la canciller Ángela Merkel. Una situación accesoria es el plan Argentina Siria que ya fue inicialmente bosquejado por la ex presidente Cristina Kirchner. El plan consiste en recibir a tres mil ciudadanos sirios y darles oportunidades de trabajo, implantación y desarrollo tal como hizo la Generación del 80 con los europeos emigrados. De hecho Macri está más cerca de Konrad Adenauer que de Willy Brant. En la Argentina este plan que desarrollé en una nota mucho más extensa que se titulaba Una oportunidad estratégica para la Argentina, tiene unos factores en oposición. Entre ellos la Side, el Ministerio de Defensa y el Ministerio de Seguridad Interior porque por la naturaleza de sus funciones están preocupados por la posibilidad del Isis en el país. Yo estoy menos preocupado. En lo estratégico la gira de Macri es ambiciosa y tiene la brillantez que le aporta la mejor funcionaria de su gabinete, la ingeniera Susana Malcorra. La gira sólo estuvo ligeramente empañada por una treintena de lumpenes argentinos que viven de la seguridad social alemana y que lo acusaron no podía ser de otra manera de derechista, reaccionario y otras imbecilidades kirchneristas. También reivindicaron a una señora que se llama Milagro Sala que está detenida y así seguirá por un largo tiempo. En esta comedia de errores se destaca que nadie sabe en Alemania quién es Milagro Sala pero todos saben perfectamente quien es el presidente argentino Mauricio Macri y las complementaciones que se pueden plantear con la Argentina y un Mercosur que si deja de ser un trapecio para la exhibición de las piruetas de los derechos humanos en un tiempo razonable se convertiría en la quinta economía del mundo. Edgardo Arrivillaga

    • Silenoz dice:

      ‘Sátamente cro. Eduardo…..

      Ninguna duda de lo exitosísima de la gira….. al menos el tilingo… ooohhh que diga el sr. presidente no le pidió perdón a ningún “schumpeteriano” que nos cagara hace algunos años….

      Y celebro que haya Ud. también descubierto y puesto en valor la catadura de nuestra canciller…. al menos esta vez parece que los asesores de vestuario estuvieron más atentos….

      Saludos cro. hasta la “quinta economía del mundo” y más allá

  9. vale dice:

    Estimado Arrivillaga:
    En primer lugar le cuento, que la argentina no se construyó con “extranjeros” sino con nativos, naturalizados o por opción ( siempre argentinos todos) , que nunca más dejaron esta patria porque la sienten suya y la construyen cada día.
    Entre otras cosas , contamos con una enorme comunidad vasca, que desde que vinieron aquí, jamás volvieron a pisar españa.( tengo el orgullo de portar apellido vasco- ARGENTINO, en esta comunidad que hoy es argentina y que de lo plural hizo el singular que nos caracteriza ).
    En segundo lugar, le contaré , que, siendo argentina un país de paz y convivencia armónica con todas las comunidades extranjeras ( menos con los de poncho colorado claro está:::) no tenemos miedo a ningún inmigrante, excepto a uno, pero esto es otro tema, (será que nos gusta la gente de trabajo.)
    En alemania no saben quién es Milagro Sala, cosa que me tranquiliza y además no me sorprende , porque los países europeos no tienen buena “cultura general, en cambio sí saben quién es Hitler y el Dr . Menghele, en argentina también lo sabemos , porque en las escuelas se enseña eso , para evitar repetir historias nefastas, muchos alemanes-argentinos por opción, también conocen esa historia ( de primera mano) , será por eso que nunca más quisieron volver a pisar europa, (descendiente de aquellos que huyeron del fuhrer, aún siendo alemanes) es mi marido y padre de mis hijos.
    Nosotros no tenemos miedo a ningún extranjero de donde sea, porque estamos muy acostumbrados a tratar amablemente a todos nuestros vecinos ( menos al de poncho colorado, claro, porque sabemos que es el que siempre genera los problemas que solemos tener).
    Por lo que veo es usted, un “ciudadano del mundo” por lo cual , en parte entiendo su desarraigo “de estilo casual” del que hace alarde aquí; no sabe lo que se pierde, no sabe lo lindo más allá de las dificultades cíclicas ( que todo país las tiene y padece, por supuesto) que es sentir, que uno tiene una patria, máxime tan codiciada y hermosa, que hemos heredado de los comechingones, tobas, guaraníes, patagones y chibchas , incas, entre otros, gauchos y criollos e inmigrantes europeos de bien y de trabajo, ya que ellos , gente de trabajo y de confianza, la han construido muchos siglos atrás, ladrillo sobre ladrillo, lucha tras lucha, para que hoy sea esta maravilla cultural que aquí le cuento y de la que nos sentimos y de los que hemos heredado las estrategias de supervivencia que hacen que aún boqueando , esta patria nuestra siempre vuelva a resurgir de las cenizas que dejan sucesivos despojos provocados por los “verdaderos amigos de lo ajeno” que nunca faltan ( siempre aparece algún descarriado) en todas las épocas.
    Debido a esto será que no nos impresionan los que tienen como única actividad leer libros “culturosos” para matar el tiempo que les sobra, es que somos gente de trabajo, cultura ….y de confianza.
    UN abrazo ARGENTINO, desde las alturas de este mundo.tan complejo que nos toca vivir .
    Le deseo una vida bien vivida.( aunque sea mucho pedir…).
    vale

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: