Un espejo en Inglaterra

Jeremy-Corbyn-

En la gran tragicomedia del Brexit asistimos a una sucesión de episodios… melodramáticos. Mi impresión es que todavía falta para que tengamos claro el argumento. Pero algunos de los “sketches” son interesantes.

Por ejemplo, la sesión de hoy en la Cámara de los Comunes, y el cuestionamiento que el primer ministro (renunciante) Cameron, le hace al jefe de la oposición Corbyn, por su manejo confuso en la campaña del referendum (?).

Aclaro que lo de “espejo” que puse en el título es una metáfora: Ese debate en particular no tiene nada que ver con nosotros, y los personajes son muy distintos. Pero la situación en que se encuentra el líder opositor y su partido… tiene algún eco entre nosotros, me parece.

Fíjense como lo cuenta, al pasar, La Nación:

Corbyn perdió ayer una moción de confianza de los diputados de su partido por 172 a 40 votos, pero reiteró que no piensa dimitir y que confía en el apoyo de los militantes, que le dieron un respaldo abrumador en las primarias del partido en setiembre de 2015.

Al líder laborista le reprochan ser incapaz de seducir al electorado, y ponen como ejemplo el 37% de laboristas de todo el país que se desmarcaron de la línea oficial del partido y votaron el jueves a favor de la salida del Reino Unido de la Unión Europea, alineándose con el ala más derechista del Partido Conservador y con el partido anti-inmigrantes UKIP.

Corbyn perdió así su primer gran desafío desde que fue elegido en septiembre de 2015. Ya lo han abandonado más de la mitad de sus “ministros a la sombra”, como se conoce a los voceros de las diferentes áreas de la oposición“.

Da la impresión que el problema de los liderazgos y los niveles medios orgánicos, estatales o partidarios- no ha cambiado mucho desde hace 25 siglos.

11 respuestas a Un espejo en Inglaterra

  1. Capitán Yáñez dice:

    ¿No será poco 25 siglos?
    Convengamos en que la caripela del muchacho está más para Lombroso y Freud (con perdón…) que para el análisis de un vulgar peatón.
    En cuanto a discordancias… “los mercados” llevan dos días de “rebote con fuertes alzas”… con Brexit y bombas en Turquía incluidos. Entre nos, podemos leer en Ámbito ¡en simultáneo! (ahora mesmito) que según el INDEC la economía está estancada mientras que La Bolsa (sic) “tocó nuevo máximo histórico” (sic… recontrasic… diría El Politólogo). Se vé que las expectativas racionales de “los inversores” tampoco son para vulgares peatones.
    En fin, mi siempre muy estimado blogger en jefe… que el tal Corbyn, los ingleses y los europeos se las arreglen como puedan. Me sigue preocupando -y mucho… qué digo mucho… muchísimo- la reverenda hijoputez perpetrada por el jefe del bloque de diputados del PROceso, el Honorable Diputado de la Nación don Nicolás Massot en el asunto INTA Marcos Juárez. El tal Massot también fue “elegido democráticamente”.
    Bué… también Bossio lo fue. Yo que sé…

    • Mariano T. dice:

      Mas que hijaputez es ignorancia y descuido. Pero ese proyecto no tiene futuro, me parecen graves y estúpidos los fundamentos

  2. Casiopea dice:

    Así es, Abel, este ballet llamado Brexit apenas acaban de levantar el telón. Andan por la escena de apertura con gran desfile, gran, de todo el elenco seguido de un tímido pas de deux de los bailarines principales, que todavía ni empiezan a mostrarnos su don para captar la escena con coreografías complicadas y piruetas para marear al más guapo. Faltan los tres actos y el final no está escrito.

    En mi opinión, aunque es un juego de alto riesgo para todos los involucrados, para la UE esto es una crisis existencial. Más allá de lo inmediato, GB tiene mucho que ganar si puede negociar quedarse en el mercado común sacándose de encima las regulaciones y las obligaciones tan fastidiosas de la UE, y es posible que tenga un aliado en Alemania para eso, sencillamente por todo el intercambio mutuo que hay. Es lo primero que dijeron Cameron y el mismo Farrage en el parlamento europeo (entre abucheos), y lo que intimó Merkel cuando dijo que ‘no hay que apurarse’. De lograrse eso, GB se quedaría con el pan y la torta y no perdería los pedazos ahora en duda de Escocia e Irlanda del Norte. Si no lo logran, les va a ir muy mal pero no por eso a la UE le va a ir mejor.
    Por otro lado dudo, que para la UE sea posible otorgarle un estatus especial a GB sin un terremoto interno mayor del que ya hay. Italia ya está intentando aprovechar la volteada para salvar a sus bancos insolventes. Marine Le Pen es partidaria del Brexit y del Frexit, y está bien posicionada para las elecciones que vienen pronto.
    En lo personal, me cuesta creer que 17 millones de británicos sean xenófobos y racistas, pero reconozco que probablemente sea el componente minoritario xenófobo y racista lo que les dio esta victoria inesperada en un voto que siempre se vio venir parejo. Pero el problema de fondo es que el euro es tóxico en la ausencia de una unión fiscal, y que no están dadas las condiciones para una unión fiscal. Antes de ver el final de este bodrio vamos a ver mucho zafarrancho.

    • Casiopea dice:

      Y me olvidé de Corbyn, Cameron y Cia., los líderes inhallables del pueblo británico. Evidentemente, Corbyn con su “euroescepticismo” estaba más sintonizado con el votante laborista de a pie que la jerarquía del partido laborista. Cuando los partidos no reflejan a sus bases, se producen estos quiebres. Cameron quiso ponerle un dique a Farrage, y le salió el tiro por la culata. No es el primer político que se incendia por su propio ubris, ni será el último. Pero igual no son más que emergentes de algo que se vienen cocinando desde hace rato, que es el desencanto con la UE.

  3. José Mercado dice:

    “ministros a la sombra” -> Ay, ay, ay: “The SHADOW Cabinet is a feature of the Westminster system of government. It consists of a senior group of opposition spokespeople who, under the leadership of the Leader of the Opposition, form an alternative cabinet to that of the government, and whose members SHADOW or mark each individual member of the Cabinet.” O sea: “Gabinete Sombra” o “Ministros Sombra”.

    • Abel B. dice:

      José M., se ha ganado el lugar de corrector de pruebas honorario del blog de Abel. El horror que marca surge de “copiar y pegar” el texto de La Nación! Qué diría don Bartolo…

  4. Charrua dice:

    El despelote interno de los laboristas es absolutamente increíble.
    Me da la impresión de que el FPTP hace dificil la formación de facciones ideológicas dentro de la bancada de un partido (no imposible, difícil) y combinado con elecciones internas medio cerradas, se puede crear este fenómeno de aislamiento de ciertos sectores de un partido. Por algo, un sistema tan creado para forzar el bipartidismo como el Westminteriano ha terminado con una ensalada de partidos.

    • Mariano T. dice:

      Me parece que el problema es que el referndum partió horizontalmente ambos partidos. Y las figuras principales de cada uno perdieron

      • Casiopea dice:

        No sé si es tan horizontal. Hay grietas en todas las direcciones. Es cierto que los laboristas de a pie votaron por el Brexit, pero también hay poderosos que favorecen el Brexit como Rupert Murdoch y otros archimillonarios, y dicen también que muchos hedge fund managers. Soros, en cambio, apoyó el Remain. Por ahí pareciera que hay un acuerdo (por distintos motivos) entre algunos de muy, muy arriba con muchos de bien abajo. También está el clivaje entre jóvenes y gente mayor, que votaron distinto, y lo que es clase media parece haberse inclinado por el Remain y perdieron. Fuesen tories, laboristas o liberales, parece que el voto se basó más en percepciones de la situación que en la línea partidaria, sobre todo los laboristas porque los tories ya venían divididos por ese tema. En alguno de los artículos que leí sobre el colapso de la dirigencia británica decían que el sistema de partidos existente no está reflejando a la sociedad. Y a eso tenés que agregarle las tremendas diferencias si considerás los votos por “país”, es decir, si mirás cómo votaron ingleses, escoceses, galeses, etc. Es feo el asunto por donde lo mires.

  5. Daniel Eduardo Arias dice:

    Ocasiones en que Corbyn manifestó su euroescepticismo proletario no faltaron. ¿No fue el Guv’nor Abel quien recordó que chirrió de sobra contra el destrato hacia Grecia por Alemania, y que descalificó -creo que con justicia- a la UE como una alianza con serios problemas de representación?

    Lo cierto es que Corbyn es más “Old Labour”, un representante de un proletariado remanente condenado a la desocupación en el actual cuadro industrial de la UE. Es una clase obrera con poco futuro, tanto afuera como adentro de la UE, porque es la propia burguesía inglesa (cada vez más financiera y menos fabricante de cosas) la que viene cerrando fábricas a lo bestia desde épocas de Maggie Thatcher. Y continúa.

    De la pérdida de identidad industrial de Inglaterra podríamos hablar siglos, pero desde Thatcher en adelante crearon un comercio de exportación casi digno de un emirato petrolero: vivían vendiendo gas y petróleo del Mar del Norte (je, un poco devaluados ya por décadas de explotación, pero de propiedad escocesa, si se arma bardo separatista). Y la Londres financiera, que siempre existió, se devoró a la industria, así como aquí la City porteña destruyó PyMES, y continúa.

    ¿Alguien creyó que íconos automotrices británicos como Morris Mini, Rolls Royce, Bentley, Land Rover o Jaguar terminaran en manos de Volkswagen y BMW, mientras los alredor de 180 otros fabricantes de autos que supo tener el Reino Unido ya eran propiedad de Chrysler, Ford, GM y siguen las firmas? Las firmas y los cierres de fábricas, por supuesto.

    En el caso inglés, la reconversión cultural de sus mandones de la fábrica a la extranjerización de marcas y activos y a la más atroz bicicleta financiera desmanteló CASI TODA la industria local. Incluso la de armas, la considerada más “intocable”, a un punto que resulta difícil de creer.

    Hoy el futuro caza multipropósito de la RAF es el F-22 Raptor estadounidense en sus distintas versiones y van siendo dados de baja los Typhoon y los Harrier, de diseño y construcción británicas. Eso en el país que diseñó aviones emblema como el Spitfire, el Mosquito y siguen las firmas.

    Los destructores clase Daring de la Royal Navy usan misiles crucero Harpoon, también yanquis, y los submarinos misilísticos clase Vanguard emplean cohetes balísticos Trident, diseño y fabricación de Lockheed Martin, if anyone should ask.

    Me parece legítimo que Corbyn se atornille a su puesto porque allí lo pusieron sus embroncadas bases obreras. Que son muy distintas por intereses y pensamiento a los cuadros intermedios, en general niños bien formados en la escuela del “New Labour” de Tony Blair, (bad luck to his mother, añado), una muchachada siempre dispuesta a alinearse con El Poder Que Sea en contra de sus propios gronchos rubios, que van quedándose sin lugar en el mundo.

    Pobres viejos obreros laboristas, destinados a ser reemplazados por chinos o por robots, según la complejidad de lo que todavía hacen hoy. Y con Farage convenciéndolos de que el problema es que los van a dejar sin laburo los turcos… que hace cuatro décadas tratan -con chances inicialmente nulas, y desde entonces decrecientes- de ser miembros de la UE…

    Pienso en todo esto y recuerdo la Avellaneda en que crecí, tan llena de fábricas que hoy son depósitos, shoppings o baldíos. Y en mis amigos peronchos hoy desocupados o rosqueando por algún cargo, tipos cuyos padres reinaban, fuera como laburantes o como dueños de fábrica, en el viejo planeta textil del municipio de San Martín…

    ¿No nos pasa lo que a los ingleses? El proletariado desaparece o se vuelve chino.

    Como sea, a Corbyn lo re-banco. Es uno de esos viejos leones leales, como lo fue Tam Dalyell, MP por Northumbria, quien en 1983, y en medio de la rechifla del resto del parlamento, denunció el ataque nuclear Polaris planificado por Thatcher contra Córdoba en caso de que les hundiéramos demasiados barcos en Malvinas, el año anterior.

    No quedan tipos así.

  6. Casiopea dice:

    La prensa inglesa seria no suele ser histérica. Para eso tienen sus tabloids, que son de los peores del mundo, creo. Pero hoy los “serios” decían que hay “traiciones dignas de Shakespeare”, y que los políticos de House of Cards parecen Teletubbies al lado de lo que se está viviendo en el Parlamento británico. Eso solo da la pauta de que estamos ante un acontecimiento portentoso.
    No es para menos, me parece. Boris Johnson se bajó de la puja por el puesto de primer ministro por el lado tory, los laboristas están en pleno colapso y la primera ministra de Escocia se encontró con que España se va a oponer con uñas y dientes a negociar un estatus separado para Escocia (léase Cataluña). Rajoy fue clarísimo: se negocia con el Reino Unido, no con Escocia. Cola de paja, que le dicen.
    Curiosamente, Francia se perfila con una postura propia respecto de la “libertad de movimiento” en la negociación del Brexit. Sigo insistiendo en que esto puede ser el principio del fin de la UE, porque el Brexit puede llevar las ya graves contradicciones internas al punto de quiebre. ¿Será también el fin del Reino Unido tal como lo conocemos? No lo sé, depende de lo que pase en el Continente. Mientras tanto, hasta donde yo sé, la Reina no ha dicho ni mu.

    http://www.telegraph.co.uk/news/2016/06/30/freedom-of-movement-reform-on-the-table-for-brexit-talks-suggest/

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: