Eligiendo al Papa nuclear

fritz-goro-atomic-energy

VBK-GROSSI

Esta es la 2° parte del artículo de Daniel Arias (cliquee aquí para leer la 1°, si no lo hizo ya). Me parece oportuno ponerla por separado, porque es una lección jugosa de política internacional (y hacen divertidas las historias que podemos leer en Internet sobre conspiraciones para poner en marcha un Gobierno Mundial. Algunos de sus ministerios están funcionando desde hace rato).

Los puntos a favor del argentino

La OIEA, agencia vienesa, replica en términos generales el ecosistema de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Pero los que eligen en cónclave papal al Director General  del OIEA no son las cinco potencias del Consejo de Seguridad de la ONU (EEUU, Rusia, Francia, Reino Unido, China). A esos hay que caerles muy bien, pero votan los 35 miembros de la Junta de Gobernadores del OIEA, entre ellos muchos que forman parte del Nuclear Suppliers’ Group (NSG), los países que exportan fierros atómicos industriales bajo salvaguardias. El embajador argentino Rafael Grossi preside esa banda del NSG. Y en ella tiene muchos fans, incluido casi entero –de yapa- el Consejo de Seguridad. ¿Por qué?

En ese Vaticano vienés de OIEA nadie ignora que nuestro compatriota fue el hombre decisivo, a fuerza de inteligencia y trato igualitario, que hizo que Irán depusiera su sofisticado programa de enriquecimiento de uranio a “grado bomba”. Eso significa un 90% de uranio 235, muy físil, contra un 10% del isótopo 238.

Grossi pudo por méritos personales, pero también por denominación de origen. Para plantarse ante los mullahs o los generales más furibundos de la Guardia Revolucionaria Iraní, es mejor ser argentino que yanqui o alemán. Y paso a explicar por qué.

Por empezar, fue la principal PyME nuclear argentina, INVAP, la que cumplió en 1987 el mandato de la ONU de reconvertir el reactor de investigación de la Universidad de Teherán. Es un aparato de 5 megavatios que tenía un núcleo de uranio enriquecido a grado bomba, e INVAP le hizo otro de enriquecido al 20% (“grado reactor”, en la jerga). Este último combustible, militarmente inútil, es radiológicamente “menos picante” y obliga a dotarse de un núcleo más voluminoso. Ello supone a su vez un rediseño radical de la planta para que ésta no pierda sus prestaciones anteriores científicas e industriales. Los iraníes obtuvieron de Argentina un reactor prácticamente nuevo. Y anda “joya”.

Pero 12 años antes de eso, en 1979, Argentina había desarrollado en secreto una plantita de enriquecimiento en 1979 en la quebrada de Pilcaniyeu, en medio de la nada de la estepa rionegrina. “Pilca” es una instalación “de difusión gaseosa” o primera generación, más atrasada que las “de centrífugas” (2° generación) que los iraníes construyeron desde los ‘90, y además mucho más modesta, de escala no-militar. Pilca se completó poco antes de la Guerra de las Malvinas, cuando el país no imaginaba siquiera que ésta tendría lugar. INVAP se fundó, entre otros fines, para hacer Pilca.

Lo importante es para qué demonios quería hacer Pilca nuestro país: aunque fue decisión de un contraalmirante (Eduardo Castro Madero, doctor en física nuclear, además) marca una política de estado libre de delirios militaristas, y fundacional: venía desde mucho antes de él y se continuó después. Pese a tener el know-how para iniciar, de haberlo querido, un plan de armas, en 1982 la Argentina se bancó, apretando las muelas, que la Royal Navy se viniera a reconquistar las islas con 5 destructores tipo 42 –como los dos hundidos, los HMS “Sheffield” y “Coventry”- dotados de minibombas de hidrógeno antisubmarinas WE177 (que no se usaron).

Pero sólo haberlas traído al Mar Argentino fue una violación taxativa del Tratado de Tlatelolco de 1969. Ese papelito, por lo que vale, tiene 33 países firmantes –entre ellos Argentina e Inglaterra-, y declara solemnemente a Sudamérica y el Caribe como zona libre de armas nucleares.

En la humillación de la posguerra y con su Programa Nuclear en derrumbe, Argentina supo usar su pequeña planta de Pilca para exportar sus pequeños reactores nucleares multipropósito. Campo en el que hoy es –todavía sigue siendo- el número uno mundial.

No es un sinsentido lógico. La doctrina no explicitada, pero conocida por aquellos cuyo oficio es saber estas cosas, de la Argentina ante el mundo se resume más o menos así desde 1950: “Tenemos el know-how como para hacer la bomba. Sin embargo, nos resulta más redituable abstenernos, porque una carrera armamentista regional nos pudriría la economía. Pero ojo con pisarnos demasiado la cabeza”. Más de un partido diplomático de truco la Argentina lo ganó con este ancho de espadas, sin jugarlo ¿O acaso hasta 1982 no pescábamos o explorábamos por petróleo impunemente en aguas hoy kelpers? Y Whitehall, la cancillería británica, estudiosamente distraída.

La Dirección de Asuntos Nucleares y Desarme (DIGAN), grupo de la Cancillería Argentina fundado en 1984 por el embajador Adolfo “Chin-chín” Saracho, tenía su propio discurso ante los primeros clientes nucleares de la Argentina: Perú, Argelia y Egipto. Fue: “Cómprenle tranquilos a INVAP. Ningún competidor resentido del hemisferio norte los puede dejar sin combustible y apagarles el reactor. EEUU, Francia o Rusia nos dan todo el uranio enriquecido al 20% que pidamos, con tal de que no reabramos y aumentemos la capacidad de ‘Pilca´”.

Y eso funcionó. En el “business” nuclear, para vender un caballo tenés que garantizar el pasto. Por aquellos años de despegue de nuestras exportaciones, el entonces jovencísimo Grossi era uno de los veinteañeros trabajólico-patrióticos con que Saracho pobló la DIGAN. Si uno conoce el ambiente, no eran diplomáticos comunes. Tremendos acometedores. Tropa de élite.

Si “Pilca” le dio el pase, INVAP tomó la pelota como Maradona, desde abajo, y no paró. Luego de su campaña en el Tercer Mundo, la firma rionegrina empezó a vender sus reactores en el Primero: a Australia en 2000, a Holanda en 2008 (aunque eso sigue en pelea) y en 2014, a Coqui Pharma, una empresa privada de radio farmacología de los EEUU. Construirle a una firma de ese país dos reactores de pileta abierta (invento estadounidense) es venderle hielo a los esquimales, amén de una prueba de que el mundo no es unipolar, y también de que hay que preguntarse qué se habrá fumado Francis Fukuyama cuando dijo que la historia se terminó. La nuestra sigue, gracias.

Todo eso era Grossi para los iraníes: una prueba viviente de la supervivencia de un Programa Nuclear exiliado por 5 presidentes y 20 años, como el argentino, y de que la historia atómica persa tal vez podría continuarse exitosamente en forma de tecnología civil.

Como demostración de la idea, con Atucha II terminada y tres centrales más a construir (foto del Programa Nuclear a fines de 2015), se necesitaría mucho más uranio enriquecido. Por ello la CNEA, sin que los EEUU chirriaran siquiera, venia investigando activamente en dos líneas más avanzadas de enriquecimiento: la de centrífugas o segunda generación, llamada “La Moulinex” en los pasillos de aquí, y la de láser (tercera generación, y aquí “la Lamparita”). Todo bajo salvaguardias e inspecciones de OIEA: legal, punto.

Entonces, Grossi para los mullahs y generales es un “proof of concept”, la demostración experimental de que aunque cerraran sus plantas militares de enriquecimiento en Natanz y Fördu y se allanaran a visitas “full scope” por el inspectorado de OIEA, ellos quizás también podrían reciclar a la larga su inmensa inversión en “know how” nuclear en otros fierros. Fierros que resucitaran su economía, en lugar de pudrirla.

Tienen cómo resucitar. No todos pero algunos de los petróleos persas, digamos el “Mediterranean Sidi Kerir Light” son más livianos y “dulces” (bajos en azufre) que el “West Texas Intermediate” o el “North Sea Brent”, los considerados “benchmark” o de referencia en el mercado mundial. A esta calidad súmese que en cantidades brutas Irán es la 5° reserva mundial petrolífera. Las plantas de enriquecimiento de Natanz y Fördu le costaron a Irán tragarse, por bloqueo total entre julio de 2012 y enero de 2015, exportaciones que incluso al valor deprimido de hoy redondearían U$ 250 mil millones/año. Eso en un país desértico, de 87 millones de habitantes, alimentariamente improductivo y sin industrias. Los estragos sociales del bloqueo fueron los imaginables.

De modo que Grossi, a cargo de los equipos negociadores del OIEA  le ofreció a quienes mandan en Teherán una retirada elegante y creíble, haciéndoles saber a ellos –y al mundo- que negociaba con un estado soberano y no con uno derrotado, como Irak. Entre el odio iraní a Israel y el riesgo de implosión del propio estado, los mullahs y generales fueron reculando en chancletas, y por la cornisa, guiados por el argentino. Hoy ya les empieza a entrar plata. Las teocracias militares podrán ser un horror, pero peores para sus ciudadanos –y para el mundo- son los estados fracasados. ¿Otro estado fracasado menos, ése fue el logro de Grossi? Puede ser, y en OIEA, ámbito científico si los hay, eso se sabe.

El mundo lo ignora alegremente, pero en términos climatológicos, no puede haber guerras nucleares chicas. Desde 2005, con Mahmoud Ahmadineyad de presidente, Irán venía cruzando amenazas de exterminio con un país situado a tiro de misil mediano, Israel. Y desarrollando misiles también. Entre 2005 y 2012 el planeta entero estuvo en peligro.

El asunto es que Israel tiene gobiernos crecientemente beligerantes, amén de un arsenal atómico ilegal, secreto y considerable desde mediados de los ’60. Y de vectores ni hablar: posee desde misiles de crucero hasta balísticos y submarinísticos. No les falta nada. El Stockholm International Peace Research Institute (SIPRI), “think tank” de referencia en armas, estima que Tel Aviv dispone de entre 200 y 800 cabezas termonucleares, lo suficiente como para transformar centenares de ciudades iraníes en otras tantas playas de estacionamiento en un par de horas. Para la ONU y la OIEA semejante garrote es flagrantemente ilegal, tanto como los de la India, el de Pakistán o el de Corea del Norte… pero la ley nunca es igual para todos.

La diferencia entre leyes humanas y naturales es que las segundas no sólo se cumplen, sino que son igualitarias. Un intercambio nuclear entre Israel e Irán, incluso limitado únicamente a esos dos países (un absurdo político), generaría un “invierno nuclear” de duración a discutir en todo el hemisferio norte, debido al hollín inyectado en la estratósfera por “tormentas de fuego” simultáneas devorando al ras centenares de ciudades.

Con suficientes millones de toneladas de hollín, la iluminación solar disminuiría, la fotosíntesis colapsaría, y con ella los ecosistemas terrestres y marinos, así como la producción agropecuaria y pesquera. Debido al débil intercambio de aire inter-hemisférico, el sur también ligaría lo suyo, aunque más tarde y menos. Los estados-nación débiles probablemente se derrumbarían, y los poderosos, no se sabe. Moriría de hambre y frío o debido a guerras por alimento una parte sustancial de la humanidad. Sin comerla ni beberla, literalmente.

Esa película no pasó. Pudo haber pasado. Viena lo sabe.

(Continuará)

 

Anuncios

10 Responses to Eligiendo al Papa nuclear

  1. Rafael Grossi a la OIEA!!! Gracias Abel y por tu intermedio a Daniel Arias. Espero ansiosa la próxima entrada sobre este tema. Todos los peronistas, calientes, tibios y fríos deberíamos empezar una campaña Nacional para que Argentina lo postule!!!

  2. ram dice:

    Bueno, si para tener chance en èsto del “Papa” nuclear hace falta la intervenciòn del estadista experto en la ingesta de bigotes o en las lesiones por boludear, chau al “Papa”, bah!, ni siquiera monaguillo…
    Transitando como estamos esta “revoluciòn” de la alegrìa dicharachera, del globito y la frase de postercito (de JOSE LUIS Borges, eh!)…. hablar de átomo, centrales nucleares, procesos y tecnologìa, no, muy denso, recontrachequeadamente aburrido y, para colmo, esa yapa indeseable, de polìtica, soberanìa, lugar e inserciòn (de verdad) en el mundo, no, por dió, demasiada asquerosidad. Mejor seguir violando la memoria de Freddie Mercury….

    • Capitán Yáñez dice:

      No creo que a Freddie le esté preocupando tal violación.
      Estos hacen cosas mucho peores.
      A instancias del bloque de concejales del PROceso de Marcos Juárez el Honorable Diputado de la Nación por el PROceso Massot (si… Massot) presentó un Proyecto de Ley para, en salvaguarda del medioambiente amenazado muy seriamente por la agricultura contaminante no sólo de tierras sino también de aguas y etc. etc., expropiar 150 hectáreas del INTA Marcos Juárez.
      Más allá de cual sea el curro que se esté cociendo en Marcos Juárez… estos tipos son verdaderamente unos hdmp

  3. Rogelio dice:

    Abel:

    Después de haber leído los 2 primeros capítulos de Daniel Arias surge un abanico de cuestiones e interrogantes; me parece que es positivo: porque indica que el post abre alternativas hacia el futuro.

    Por ejemplo, durante la lectura me pregunté:
    ¿ Cómo influyen en la cuestión la doctrina y el poder relativo actual de nuestras FFAA ?

    Luego de esta pregunta, es natural plantearse la confección de un “mapa de interesados” (entre nosotros, argentinos) en que Rafael Grossi sea Director General de la OIEA.
    ¿ Qué sectores estarían a favor ? ¿ Por qué ?
    ¿ Cuáles estarían en contra ? ¿ Por qué ?

    Saludos

  4. Daniel Eduardo Arias dice:

    Lo más interesante viene mañana, valiente muchachada del blog. Se van a agarrar la cabeza.

  5. CV dice:

    Favor con favor se paga…

    Igualmente, no coincido con la evaluación política q hace Daniel Arias de la situación Israel-Irán.

    Es obvio que hubiera supuesto riesgos no despreciables que Irán continuara con su programa nuclear, y es obvio que de ambos lados hay una retórica que realmente mete mucho miedo, pero no creo que sea cierto que “Entre 2005 y 2012 el planeta entero estuvo en peligro.”

    Para salir de ese contexto “caldeado”, por toda su “impredecibilidad”, King Jong-un ha sido suma sumamente “prudente” ya teniendo capacidades… Lo habrá asesorado Dennis Rodman?

  6. Alcides Acevedo dice:

    Ay, ay… Arias…

    Para arrancar quiero decir esto: el “misterioso suceso” del programa nuclear argentino se debe a que eramos (junto a Sudáfrica) la retaguardia nuclear de Alemania, en fin, una derivación de la guerra fría, hay que recordar también que Siemens tenía un 25% del capital societario cuando se fundó INVAP ¿me siguen?

    ¿Y Atucha I? esa central es única en el mundo (los alemanes hicieron un prototipo pequeño en su país) y está optimizada para producir la mayor cantidad posible de plutonio como residuo, complemento de esta (y después de Atucha II) se construyó en Ezeiza (y nunca se inauguró) una planta de reprocesamiento que nos costó la bicoca de 400 millones de dólares de aquella época.
    ¿se entiende? ¿para qué queríamos plutonio?

    Bueno vamos al punto: que INVAP vaya a vender alguna vez otro reactor es algo bien dudoso, con los coreanos de KAERI de por medio es difícil, ya ganaron varias licitaciones en Jordania, Grecia y Holanda para construir y modificar reactores de investigación y están construyendo en Emiratos Arabes Unidos cuatro reactores de potencia de diseño propio… y como frutilla tienen en desarrollo un reactor muy parecido al CAREM. Definitivamente juegan en otra liga y seguramente pueden ofrecer buen financiamiento.

    El tema nuclear fue un lindo sueño posibilitado, como dije antes, por el contexto político internacional favorable, digamos también que los recursos invertidos de ninguna manera generaron un repago medianamente razonable… si el principal motivo de orgullo tecnológico de Argentina resultó una ruina econó,ica se explica bien por qué vivimos hundidos en la miseria.

  7. […] y la más preocupante, del artículo de Daniel Arias (estas son la primera y la segunda). Porque describe lo que están haciendo algunas empresas gigantescas en el campo de  la energía […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: