Adrián cumple 50

anda-a-cantarle-a-gardel-alejandro-losada-aquarius

Este es un posteo nostálgico, nada más. Soy lo que sociólogos y sicólogos llamarían future oriented, pero me permito algunos momentos sentimentales.

Hoy, a 50 años de la Revolución Argentina (por la locación geográfica), estoy viendo que los comunicadores se enfocan en Ilía, el presidente radical derrocado. Los que apuestan a la “convivencia democrática” (si no tienen que convivir con algunos, claro) elogian sus virtudes republicanas a la antigua (que las tenía, como no). Los (blogueros) que creen que hay que polarizar, marcan los crímenes a los que su gobierno estaba asociado (y lo estaba. Pero en esos tiempos… Como Borges cuenta que en su juventud escuchó de un guapo “En mis tiempos, don ¿quién no debía una muerte?“).

En mi memoria ha quedado más nítido -porque el color es más oscuro y sin matices- ese intento de imitar en Argentina la dictadura desarrollista brasileña, y el general, bastante estúpido, que asumió la Presidencia, Juan Carlos Onganía. Más oscuro, no por la interrupción del proceso democrático (con proscripciones y cárceles) que es lo que choca -y con buenas razones- a la sensibilidad actual. Es porque uno ve ahora que Argentina entró en una pendiente que la llevaría al abismo de las masacres de diez años después.

Recomiendo la novela que ven en la imagen de arriba Andá cantale a Gardel, de Alejandro Losada, y que leíamos muchos a comienzos de los ´70. Creo que todavía pueden conseguirla en Mercado Libre. Fue escrita después del Cordobazo, del asesinato de Vandor. Cuenta muy bien las ilusiones de los funcionarios que se lanzan a usar el Estado sin controles y sin límites, el lento acostumbrarse a los privilegios y los negocios que trae, y la sensación de estar en medio de un remolino de conspiraciones, fuera de control. Sobre todo, la desilusión al comprobar que los ideales se convierten en palabras vacías. Nada que no conozcamos, pero permite comprobar que todavía no estamos en esa pendiente.

Supongo que ahora tienen dos preguntas: ¿Quién es Adrián? Adrián es el nombre del bebé de Rosemary, que, a juzgar por la famosa tapa de Time (“God is dead“) que aparece en una escena de la película, habría nacido el 28/6/66. Parece apropiado.

La otra es ¿De qué demonios (también apropiado) está nostálgico? Y, uno era joven en ese tiempo.

RosemarysBaby

16 respuestas a Adrián cumple 50

  1. Beatriz dice:

    Recuerdo el impacto de esa mañana terrible al abrir el diario El mundo, que publicaba a Mafalda y ver ese único, laaaargo y doloroso cuadrito donde se veia la carita de la nena asustada y asombrada diciendo: Y eso que me enseñaron en la escuela…
    Largas discusiones con mi viejo, radical de la línea de Sanmartino diciéndole que al partido no le importaba defenderlo, al contrario.
    Cuántas cosas hemos vivido y todavía parece que no aprendemos.

  2. David (idu) dice:

    El golpe estaba medio cantado. Era una costumbre natural.

    Cuando les decía a mis amigos de la facultad que no había que hacer el juego a los golpistas, y sugerí no manifestar por el “presupuesto universitario”, mis amigos, que eran todos “progres modelo década del `60”) me mandaron a la mierda.

    La manifestación universitaria se hizo, finalmente.

    Nos quedamos sin “presupuesto”, parece.

    Y dos meses sin clases, mientras se “limpiaban” las universidades, los restos de la cultura “subversiva”.

    Y echamos del país a los mejores profesores e investigadores científicos.

    Una “dictablanda” (así se la llamaba). Y todos felices: nos habíamos sacado de encima a “la tortuga”, y nos gobernaba ¡por fin! un gobierno “fuerte”.

    Se acababa, como se decía “la política de comité”

    Santiago Pampillón se llamó el primer estudiante muerto.

    Ensayo general de lo que vendría 10 años después.

    “Dictadura-dura”

    • Raúl C. dice:

      Como siempre, hay que venir a refutar mentiras.

      Yo estuve en la manifestación más grande de las que se hicieron por el presupuesto.
      Adherían los 3 claustros y las autoridades.
      Fue un acto grande y pacífico. No hubo ningún problema.
      El acto no era contra el gobierno. Al contrario: había bastante probabilidad de que las autoridades escucharan los reclamos.
      Corría 1964, no había clima de golpe, públicamente al menos.

      ¿Así que los universitarios tuvimos la culpa del golpe del 66?

      Tengo una duda: no sé si le faltan jugadores o nos toma por estúpidos.

      Mezcla (¡siempre mezcla para confundir!) esa manifestación con el golpe mismo y con el fascismo que se desató.

      Parece no recordar que todas las ‘fuerzas vivas’ (gran empresa, bancos, multinacionales, ‘el campo’, el ‘Circulo rojo’ de la época) conspiraron de lo lindo (por ejemplo, las multis de medicamentos), alentaron a los militares, los aplaudieron e hicieron grandes negocios con ellos.

      Igualito que en 1976.
      Y (sin militares), igualito que en los 90’s y absolutamente igualito que ahora…
      Por más que niegue todo lo evidente.

      • David (idu) dice:

        “Lo esencial es invisible a los ojos”

        (Antoine de Saint-Exupèry)

        —————–

        Nota al pie:

        Las manifestaciones por el presupuesto de las que hablo fueron en 1966. Y claro que había clima de golpe.

        (No conozco anteriores porque yo no estaba en la Universidad antes de ese año)

        De ningún modo los universitarios fuimos culpables del golpe. Ni los dentistas, ni los kiosqueros, ni los zapateros, ni los pedicuros.

        O sea, nadie. O sea, todos.

        Porque los golpes no vienen de la nada: no los trae la cigüeña.

        A menos, claro, que me falten jugadores…

        Aunque tampoco soportamos salir subcampeones…

        Triste lo de Messi. Perdimos la oportunidad histórica de desplazar al turro de Maradona como Dios de la Argentina.

      • Raúl C. dice:

        La culpa del golpe no ‘la tenemos todos’.
        Eso es ni más ni menos ***lo que dicen los golpistas***.
        Siempre ‘la culpa la tienen los derrocados’.
        Pero si el derrocado es Illia y por alguna conveniencia política actual hay que reivindicarlo, entonces ‘la tuvimos todos’.

        Ni hace falta que lo diga. Para eso está Mariano Grondona, que lo hace mucho mejor que usted.

      • David (idu) dice:

        Oh, Raúl!

        Grondona ya no es lo que era. El pobre quedó no muy bien post ACV.

        Y si encima lo sigue haciendo mejor que un servidor, bueno, me arruinaste el finde.

        Al pobre Illia lo reivindiqué desde que era presidente. No me hizo falta esperar medio siglo para darme cuenta de que lo que estuvimos viviendo durante las décadas posteriores fue una verdadera mierda.

        Reitero: ya no quedan dirigentes como Illia.

        Y creo que por merecimiento propio. Si.

  3. Ay!!! El Bebé de Rosemary!!!. Yo también era joven. Té comprendo, Abel.

  4. Leandro dice:

    Lo llamativo es que los mismos sectores que promovieron el golpe contra illia, los mismos mismitos intereses, hoy lograron acceder a la presidencia, y en el colmo de la caradurez, homenajean al tipo al que, de ser contemporáneos, le hubieran salido a cacerolear.

    • Raúl C. dice:

      En La Nación dicen lo más sueltos de cuerpo que… ¡el golpe lo dio el peronismo!
      (Es verdad aunque usted no lo crea…). En el diario que ha tenido a Mariano Grondona como columnista estrella, para no nombrar más detalles de sus actitudes ante los golpes militares…

      • David (idu) dice:

        No puedo asegurar que Perón deseara la destitución de Illia, aunque sí elogió a Onganía. Tal vez por su condición militar…

        Pero que en la asunción de Onganía estuvieron casi todos los popes sindicales peronistas puede verse en las fotos De todos los diarios.

        Incluso Clarín (Ja!)

    • David (idu) dice:

      No sé si son los mismos “intereses”. Puede ser.

      No obstante dichos “intereses” parecen haber perdurado durante décadas, incluso muy cómodas con los numerosos gobiernos peronistas.

      Salvo los últimos años, en que desarrollamos una nueva burguesía Nacional… algunos de cuyos máximos representantes están presos o procesados…

      • Leandro dice:

        Las razones (economicas) que motivaron el golpe a illia son exactamente las mismas por las que el macrismo criticó al kirchnerismo, y las medidas aplicadas ahora exactamente las mismas, con los mismos objetivos y beneficiando a los mismos sectores, que las que se aplicaron luego del golpe a illia.

        Que usted “no sepa” que son los mismos intereses o es una demostracion de ignorancia politica absoluta, o de cinismo y una particular destreza para hacerse el boludo.

      • David (idu) dice:

        Querido Leandro:

        A tu edad también estaba lleno de certezas.

        Llegando al último tramo del pomo de dentífrico, me quedan más preguntas que respuestas.

        Los intereses razones económicas controlan el devenir de todo el Mundo.

        Pero como es sabido, nosotros no somos parte del “mundo”.

        Somos una especie única, destacable, irrepetible, soberbia.

        Los mejores. Los ganadores morales.

        Los intereses económicos y las burguesías nacionales los (las) migramos a voluntad del Monarca, de un plumazo (o varios), a pura fuerza de bolsos de “físico”.

        Genios somos. Eso.

        El mundo nos es ajeno. “Y Dios vio que era bueno”.

  5. Raúl C. dice:

    Abel, soy otro que rememoró su juventud al leer su post.

    También fui uno de los que abrió ese día el diario ‘El Mundo’ y vio a Mafalda.

    ‘Andá cantale a Gardel’ lo leí cuando salió.
    Me intrigó mucho el tema de las conspiraciones. Nunca pude enterarme de qué hablaba, ni quién era el autor ni qué fue de él después. ¿Alguien sabe?

  6. Edgardof dice:

    Todos parecen recordar el golpe al “democrático” Illia, tan democrático que pudo asumir con el Peronismo proscripto, y cuando intentaron que el Gral. Perón regresara a su patria, se apresuró a rogarle a los militares brasileños que frenaran su retorno.

    • David (idu) dice:

      Es todo verdad, Edgardof:

      Un golpe a un gobierno democrático (con o sin comillas) es malo siempre. Y agrego:

      1) Illia no proscribió al peronismo. Ya venia proscripto de antes. No obstante durante su gobierno hizo acercamientos importantes con los referentes peronistas.

      2) El regreso frustrado de Perón tiene tantas lecturas como intérpretes de esa época. Imposible que viniera un Perón proscripto por ley. De que eso se cumpla se podía encargar Illia (con o sin ayuda de los militares brasileños), o directamente los militares argentinos por las suyas.Tanto, que terminaron echándolo al buenazo de Illia.

      3) De paso te ayudo: Illia ganó apenas con el 25% de los votos. (Bueno: Kirchner con el 23%). Paradojas de la política…

      Postdata:

      Illia fue un ejemplo de gobierno democrático. Y su decencia está fuera de todo cuestionamiento. Ya no quedan personas como él.

      Paseaba por las ciudades sin custodia y entraba a los bares a charlar con los parroquianos. Eso lo ví yo.

      Hasta crecimos a tasas “chinas”, y sin duda “más que kirchneristas” (en especial en estos días en que parece que les pagamos a los bonistas por PBI mucho más que lo que hubiese correspondido, porque las “tasas kirchneristas” no eran tan “chinas” como se nos decía desde el INDEC inexistente y su alquimista Guillermo Moreno.

      Paradojas de las matemáticas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: