Una reflexión desde el kirchnerismo

desierto

Voy a copiar un posteo de otros, porque estoy de acuerdo con lo que dice y me parece importante. Pero antes, un par de aclaraciones mías.

1.- Lo de “kirchneristas”, en justicia, nos abarca a todos los que apoyamos a los gobiernos de Néstor y Cristina. Como lo de “menemistas”, con el mismo criterio, nos abarca a todos los que apoyamos (incluso Néstor y Cristina) al gobierno de Carlos Menem. Algunos empezamos a construir una oposición interna (en la que tuvieron un rol importante Néstor y Cristina) después de su reelección en 1995. Como otros hemos cuestionado, desde adentro, muchas medidas de las gestiones K. Pero eso no disminuye la responsabilidad: ambas experiencias, las dos, fueron posibles porque las bancamos.

(La culpa no debe atormentarnos, en todo caso. Los políticos que, con y sin historia peronista, se opusieron desde afuera a Menem, contribuyeron en su gran mayoría al triunfo de la Alianza, en 1999. Los resultados no me impresionan favorablemente).

2.- Entonces, cuando digo “desde el kirchnerismo” en el título me refiero a que los compañeros del blog Néstornautas, de la Corriente Kirchnerista de Santa Fe, tienen -en parte por razones de edad- una historia distinta de la mía. Su concepción del peronismo es inseparable de su experiencia kirchnerista. También por razones de edad, son muchos los militantes en todo el país que están en ese caso. El peronismo debe asumirlo, si le interesa el futuro.

Aclarado esto, copio. Y, seguro, agrego algo mío al final.

“Autocrítica”: Es la palabra de moda y el telón de fondo de cada fractura hacia el interior del dispositivo kirchnerista: autocrítica. Se supone que se refiere al análisis de las causas de la derrota electoral ante Macri, y se sobreentiende que se le exige al núcleo duro K, y en especial a Cristina. Aunque a veces se evite decirlo con todas las letras.

Si bien nunca termina de quedar claro si la autocrítica se reclama por los errores de campaña o de la gestión (que seguramente han existido, e influyeron en el resultado tanto como los otros) está claro que desde esa lectura la responsabilidad principal (si no exclusiva) de la derrota sería del kirchnerismo, y en especial de Cristina. Al menos no se ven pedidos de autocrítica en otra dirección, ni tampoco abundan quienes la hagan por iniciativa propia.
.
En plena campaña se hablaba del “bombeo” a Scioli, y se decía que Cristina prefería que ganara Macri, para convertirse en la referencia natural de la oposición. A meses vista, muchos de los que esgrimían ese argumento parecen bastante cómodos con Macri, y buscan su lugar en el nuevo orden. Scioli (más prudente quizás) se llamó a silencio.
 .
Tomemos por ejemplo el caso de Bossio y su bloque: se ocupa de aclarar en cuanta oportunidad tiene que su límite era la Cámpora, y por eso se fue; pero a juzgar por lo que viene haciendo en el Congreso no fueron su límite ni los fondos buitres, ni el blanqueo ni el desguace del fondo de la Anses, ni la posibilidad de quebrar el sistema previsional, medidas todas que acompañó con su voto. Son raros y difusos a veces, los límites.
 .
Nada indica que la salida del Movimiento Evita del bloque del FPV repita el mismo patrón, pero hay cosas que también en ese caso resultan difíciles de entender; como por ejemplo que no puedas convivir en el bloque de diputados con Héctor Recalde, pero sí con Urtubey en el Consejo Nacional del PJ. Dicho esto porque se habla de la necesidad de articular una fuerza popular efectiva y capaz de oponerse a las políticas de Macri. 
 .
El disparador en teoría es el rechazo a la corrupción y el caso López, como si no hubiera impactado en el conjunto del kirchnerismo. De hecho, uno días antes el bloque de diputados en su conjunto (incluyendo a los legisladores del Evita) repudiaron en forma contundente a López y exigieron que se haga justicia, y pocas horas después hacía lo mismo el bloque del Parlasur (otra vez, sin fisuras y codo a codo Taiana con el “Chivo” Rossi) pidiendo su expulsión, que no prosperó por una zancadilla de “Cambiemos”.
 .
No hubo entonces allí cobertura institucional para la corrupción, o miradas para el costado; y cuando en Diputados se discutió el inverosímil desafuero a De Vido (autorizando un allanamiento que nadie pidió), los legisladores del Evita se fueron, no votaron a favor. Ese mismo día se trataron la ley del arrepentido y la de la extinción de dominio, supuestas panaceas en la lucha contra la corrupción. Y el bloque del FPV las acompañó, aunque en las mismas condiciones en las que en el 2004 Néstor Kirchner acompañó las leyes de Blumberg: corrido por los acontecimientos, y acaso siendo copartícipe el día de mañana, de su fracaso. 
 .
Lo que marcan estos hechos es que, por buenas que sean las razones de alguien para marcar una posición y tomar distancia, no se puede desentender del momento elegido para hacerlo. Y en éste caso la ruptura sucede a pedir de Macri, en su beneficio y por la agenda que él impone. Más cuando se alega que no hay diferencias ideológicas con el FPV, pero que el problema es la falta de autocrítica por la derrota electoral. Así el objetivo de construir una fuerza que se le oponga con eficacia se aleja, no se acerca. 
 .
Nada de lo dicho debe entenderse en el sentido de que nos negamos a reconocer que Cristina haya cometido errores: está más que claro a ésta altura que ya nada es ni puede ser igual que lo que era en diciembre, ni siquiera la conducción de Cristina, que ya no es indiscutida, ni mucho menos. Y la primera condición de toda conducción es que sea aceptada como tal por el conjunto, o por el mayor espectro posible.
 .
La derrota en un punto horizontaliza, genera estados deliberativos (saludables, hasta cierto punto) y cada uno cree que tiene la estrategia correcta para salir adelante. Lo que no está claro es si además tienen los votos, que es lo que hace falta para ganarle a Macri; si ese es verdaderamente el objetivo.

Está más que claro que con las “plazas militantes”, las charlas en el Instituto Patria, el “Frente Ciudadano” y recostarse sobre el núcleo íntimo de los “leales” no alcanza; y que desde la muerte de Néstor para acá está faltando muñeca y política, traducida incluso en “rascadas de lomo” cuando hace falta. 

Como también están sobrando salidas a los medios a desmarcarse, como si eso garantizara salvarse de la guadaña o del “carpetazo”: pregúntenle si no a Abal Medina, que luego de tomarse el trabajo de hacer de puntero del PRO para conseguirle a Macri los votos necesarios para los nuevos jueces de la Corte, fue procesado por el “Fútbol Para Todos” junto con Capitanich y Aníbal Fernández: la fuerza de tareas macrista de Comodoro Py no distingue entre “kirchneristas rabiosos” y “opositores racionales”.

 Por estas horas en las redes sociales todos arman sus propias listas de “traidores” y “leales”, y abundan los que señalan que los traidores son inventos de Cristina; algunos para señalarles su inconsecuencia, otras para criticar el dedo de la conducción. El tema es que en un punto todo (“traidores” y “leales”) somos en el kirchnerismo “inventos” de Néstor y CFK; porque fueron ellos los que nos interpelaron a participar y sumarnos, desde cualquier lugar y experiencia previa.

Nada impedía pensar o criticar antes, mucho menos ahora cuando -como dijimos- la derrota “iguala”, pero sin perder de vista nunca el contexto (desfavorable, adverso, francamente hostil) y el objetivo. Discutamos todo y rompamos lo que haya que romper pero con la agenda nuestra, no con la de Carrió; y sin perder de vista al gobierno de Macri, que no se va a detener a esperar que nosotros arreglemos nuestros entuertos para seguir con lo suyo.

Y mientras tanto la pregunta -tan sencilla como incómoda- que Cristina invitaba en Comodoro Py a hacerle a la gente de a pie (incluyendo a los que votaron a Macri, sobre todo a ellos) sigue más vigente que nunca: ¿están mejor o peor que hace seis meses?

Las negritas en el texto son mías. No porque quiera remarcar alguna responsabilidad en especial. Es porque ahí se habla de dificultades actuales y hacia el futuro. Esas son las críticas y “autocríticas” que sirven. No las que se hacen con el diario del día siguiente: ahí todos somos directores técnicos. Sino las que se refieren a opciones a tomar ahora.

El otro punto que quiero señalar es que -si bien las razones públicas que dio el Movimiento Evita para su alejamiento suenan bastante idiotas- lo de la falta de diálogo interno en el bloque de diputados nacionales es algo que son muchos los que lo dicen. Y apuntan a uno de los lados, el que rechaza que (hemos) cometido errores.

Anuncios

26 respuestas a Una reflexión desde el kirchnerismo

  1. Norberto dice:

    En particular sobre el Evita, el martes del convento tuvimos una reunión con el Chino, que manifestó ante un público muy K, que ella seguía siendo la conductora, sin embargo el Evita tiene problemas, son territoriales y como tales pactan con quienes gobiernan el territorio o el espacio, Vidal y Stanley, por lo que necesitan despegarse de la mala palabra Kirchner, y pegarse al PJ, y lo demuestran en esta reunión

    http://radiocut.fm/audiocut/reunion-de-cristina-y-el-movimiento-evita/

    Sin embargo y pese a su negativa, La Presidenta es la única que no discute al frente, las grandes agachadas de estos seis meses del pejotismo lo han convertido en algo más repulsivo que el gobierno, volvieron a vender las banderas como ya lo habían hecho en los noventa, en una recaída que ni por gobernabilidad se justifica, porque un sólido bloque opositor les hubiera dado más resultado, y plata, que los puchos logrados en estos meses.
    La conclusión es que se sienten más cómodos contra el pueblo que con él, y de eso no se vuelve.
    Nunca menos y abrazos

    • Rogelio dice:

      Estimados Abel y Norberto:

      Quién tiene poder para criticar
      Siempre me pareció que la “autocrítica” es un privilegio reservado para los grandes pensadores que se bastan a sí mismos.

      En política, “la crítica” la ejerce el soberano y en nuestro tiempo lo hace principalmente a través del sufragio.

      Después, puede ocurrir que los aludidos se sometan a la crítica en forma práctica. O bien puede ser que no la acepten.
      Entre nosotros todavía hay algunos contumaces que insinúan que “el pueblo no sabe votar” o que “el pueblo vota contra sus propios intereses”.

      Crítica 2013 y final de ‘UyO’
      Como hay memorias frágiles, conviene recordar que la crítica comenzó en las elecciones 2013 de medio término, cuando fue descartada la re-reelección y se dio final a la aventura “UyO” (por efectos de la voluntad popular).
      A partir de entonces fue posible restablecer la personería jurídica del Partido Justicialista de la provincia de Bs.As. que había sido puesta en riesgo por incompetencia o mala intención de quienes tenían la obligación inexcusable de preservarla.

      Críticas 2015 y 2017
      Los efectos del sufragio 2015 están en evolución y desarrollo.
      En poco más de 12 meses, a mediados de 2017, habrá una nueva evaluación crítica y también se realizará a través de la poderosa herramienta del voto.

      Saludos

    • claudia dice:

      Comparto bastante tu visión. Cuando hay un PJ que invisibiliza (nunca fuiste más que una anomalía y ya te erradiqué), no larga verdadera invitación a acompañarlo en situación de simetría (en parte comprensible por la rienda corta que padeció anteriormente), vota legislativamente en contrario de los intereses de su gente renunciando a constituir bloque fuerte y no tiene en su constitución actual ni un gramo de capacidad de inspiración popular, no da para suponer que será acompañado por quienes advierten esas defecciones.
      Además los escenarios se presentan novedosos: jamás en la política argentina se había inaugurado un sistema de extorsiones a tan gran escala. Y tal giro de la praxis política no tiene más destino que la propia implosión. Por eso digo que son tiempos interesantes para la Historia Argentina. No se sabe en qué mutará la clase política. Ni quiénes ni cuántos acompañarán esa órbita libre, fuera de cauce conocido, por la que se decidió. Saludos.

      • Norberto dice:

        Es un placer estar de acuerdo, si hay interna hay que organizarse para vencer a los colaboracionistas, si no la hay, hacerlo para hacer lo mismo desde fuera, tenemos mucha gente capaz y leal para encarar un nuevo gobierno que nos vuelva a dar años felices.
        Nunca menos y abrazos

  2. claudia dice:

    Excelente artículo. Impecable. Muy honesto.

  3. y dale con la autocrítica.
    la entrega del país no se debió a errores propios, no más que los que se cometen cuando se gobierna sitiado.
    somos sólo uno de los tantos estados que nos creímos soberanos que estamos siendo llevados de nuevo al … redil.
    mejor dicho, a la senzala.
    y los capangas que nos llevan, superbien pagados y por ende igual de entusiastas, lo están logrando gracias a tanto purista trasnochado.
    porque los midiotas los votaron pero son los “nuestros” los que ahora los ayudan.
    por dinero y poder pero lamentablemente también por estupidez.

  4. Capitán Yáñez dice:

    Mi siempre muy estimado blogger no más en jefe, quien esto escribe allá por comienzos de los turbulentos ´70 era un adolescente quinceañero que oscilaba entre el “compromiso político” y la “música progresiva”. Por entonces fue que apareció una canción de Michael Nesmith & The First National Band que iba contra todo lo que era yo por entonces… pero que me conmovió hasta la médula. Una melodía dulzona, muy comercial, escrita y cantada por el hijo de la inventora del “liquid paper” devenida multimillonaria. Su hijo, el tal Michael Nesmith, era, por tanto, mltimillonario por herencia. Por si eso fuera poco, Nesmith había sido uno de los Monkees, uno de los tantos “grupos de rock” que los yanquis inventaron para contrarrestar a los Beatles, que les habían afanado el negocio de la “música joven”. Se sabe: los yanquis y el arte nunca se llevaron bien.
    Hete aquí que la canción en cuestión, Silver Moon, contenía una fracesita que, como tantas otras cosas, descubrí, con el tiempo, qué era lo que me había impactado. Me llevó veinte años, dos concubinatos y un matrimonio… soy lento de entendederas, qué se le va a hacer… “irse y dejar ir”, decía por ahí el bueno de Michael.
    Y así es, nomás. Si te querés ir… hacé un bolso y andate. El que trate de retenerte engendra un Barreda. ¿Se entiende?
    Vale para el Evita… y para Messi.
    Irse y dejar ir.
    Como bien sabés, soy hincha fanático e irredento del glorioso Estudiantes de La Plata. Al que no entienda, a pedido puedo contarle la historia de Agustín Orión, actual arquero de Boca que se fue de San Lorenzo de manera escandalosa después de una venta frustrada al Napoli itálico… y recaló en el Pincha Campeón del 2010 con Sabella de técnico y la Brujita Verón como capi di tuti capi…
    Irse y dejar ir… ¡grande Nesmith!
    El punto, por supuesto, es… porqué alguien quiere irse. Y, como cuestión colateral… ¿vale la pena el esfuerzo de retenerlo?
    ¿Estamos peor que hace seis meses? Si. ¿Y entonces?
    Pues… cien Formosas… de lo contrario pasarán años (en mi caso… veinte) antes de engendrar una respuesta.
    O más: fueron -entre otros- los hijos de los mineros galeses a los que la Thatcher basureó hace treinta años los hacedores del Brexit.
    Tratemos de no tardar tanto.
    Y si, ya sé… “si vamos sólo con los buenos…”. Un asunto es quien somos “nosotros”… o sea… los que “vamos”. Otro asunto es saber quienes son “los que vienen con nosotros”.
    ¿Suena muy “orga”?
    No creo.
    Hay que saber… a quienes dejar ir.

  5. Politico Aficionado dice:

    Reconozco que la foto, que nos recuerda a la bíblica travesía del desierto, puede estar apuntando a lo que nos espera. No sería la primera.

    Tal vez lleve cuarenta años, tal vez sólo cuatro. No todos tendrán la fortaleza de no abandonar la empresa o buscarán atajos. Alguno remedará al (falso) profeta Vandor cuando decía: “Hay que estar contra Perón para salvar a Perón”.

    Los que tengan fé verán la Tierra Prometida.

  6. guido dice:

    Coincido con la mayor parte del artículo pero me parece, en particular en esa parte que ponés en negrita, que le falta un paso más.

    Por supuesto que los “pedidos de autocrítica” (del otro) son falaces. Se trata de encontrar un culpable. Por supuesto que entre quienes acusaron al kirchnerismo de ir a menos hay gente como Urtubey, o como no pocos sciolistas, algunos de ellos ex-funcionarios provinciales lo suficientemente deficientes en su gestión pública concreta como para aportar, lo menos, alguna décima a las urnas del PRO.

    Pero creo que en el texto persiste la dificultad para mirar de frente el problema, que solo se bordea respetuosamente o se deja suelto como implícito: “la primera condición de toda conducción es que sea aceptada como tal por el conjunto, o por el mayor espectro posible”. Ok, y la segunda es que el presunto conductor conduzca, que exista, que haga algo, que camine, que negocie, que hable, que represente, que exista. Cristina decidió no hacerlo. Vaya uno a saber si como resultado de alguna estrategia demasiado refinada para los mortales comunes o porque está cansada, porque le piace, o porque no sabe muy bien que hacer. Eso es un hecho. Cristina no está conduciendo.

    “El pj”, que vuelve a ser ese espantajo malévolo para muchos de los que transitaron estos años acompañando el proceso político del que “el pj” fue el principal pliar, está sujeto a fuerzas centrífugas desde el momento mismo de la derrota. Y es lógico que así sea. Pero hay que ser demasiado ciego o aficionado a la negación para no ver que solo marginalmente existe cierta voluntad de deshacerse del kirchnerismo (de CFK) “como un lastre” (expresión de los medios). Más bien al contrario, la mayor parte del peronismo ha acompañado (aún engorda el menguante bloque de diputados), o tratado de acompañar un proceso de reordenamiento que no implique más rupturas traumáticas.

    La ruptura con el Evita es algo más que la continuidad del desgranamiento: es la evidencia de que CFK no quiere o puede conducir ni aún a los propios (¿o no es el Evita, junto con la Cámpora y -desde hace unos 10 minutos- NE la expresión más clara del kirchnerismo “duro”?). Todo el que conozca alguien del Evita sabe la tristeza y la conmoción que implicó la decisión de su dirigencia. El costo, como organización, que esta decisión implicó aún no es posible de medir. No se fueron porque sí, saben lo que arriesgan.

    Y también tiene costos para el (resto del) peronismo lo que probablemente suceda esta semana: la disolución de hecho del bloque del FPV y su reemplazo por una multitud de pequeños bloques autónomos que acuerden o disientan ley por ley. Si se asume ese costo es sencillamente porque no se puede reemplazar el debate interno en la labor legislativa por llamadas teléfonicas sobre la hora a un grupo de elegidos (aunque en este grupo haya alguien tan respetado como Recalde) y un posteo en facebook señalando fieles y réprobos.

    La estrategia de conducción que está siguiendo Cristina (en la hipótesis de que realmente sea una estrategia y no sencillamente una decisión de retiro) es sencillamente suicida. Y es inmoral pretender que todo el mundo la acompañe por mero respeto a su figura tanto como miserable acusar de traidor -una expresión bélica- al que quiera construir de otra forma.

    Lo que sigue, de cualquier modo, no es prometedor. Cristina sigue siendo la líder más importante del peronismo, no existe otro dirigente que por si solo concite la adhesion que ella genera. Y es una adhesión bien ganada. Pero el kirchnerismo expulsivo solo no puede. Y el resto del peronismo solo…tampoco. La decisión de Cristina de no conducir garantiza al menos dos mandatos consecutivos de los liberales en el poder ejecutivo nacional. Mala suerte.

    • Norberto dice:

      Saquemos a Cristina, ¿vender las banderas una y otra vez es el modo en que el pejotismo quiere enamorar?
      No les gusta la Cámpora, pero en ella están los Recalde que en su momento rechazaron una comisión de veinte millones de dólares para trabar una Ley, o el león que defendió el tema buitres hasta el último día, Kicillof, para que los caciques de la liga de gobernadores lo vendiesen por un plato de lentejas, ademas escaso, y mucha de la gente a la que no se la puede acusar de entrega o colaboracionismo.
      ¿Que espera Guido, que vuelvan a votar en tropel la flexibilización laboral por que se quedaron con hambre y necesitan un poco más de lentejas?
      No son traidores, nunca fueron peronistas, el partido fue la misa por París, eso está en su alma, y yo soy uno más de los objetos vendidos, entre otros por dos dirigentes que manejaron el sistema de seguridad social, y otro cuyo hijo fue segundo de uno de ellos.
      El mejor ejemplo es López, quien no sólo tranzó con las empresas, está bastante difundido que la plata la sacaba tanto de aprobar las obras públicas que financiaba el Estado Nacional pero que ejecutaban Provincias y Municipios, como de anticipar la llegada de los fondos para el pago de los certificados de obra, y que no siempre se aplicaban de inmediato a ese propósito. Entonces hay demasiados que ahora silvan mirando hacia arriba con algo demasiado sucio abajo como para que la liga de gobernadores incapaz de defender una sola conquista, un solo derecho o una sola persona merezcan nuestro apoyo y voto.
      Si va al corte de radio de mi primer comentario, encontrará la respuesta de La Presidenta al Evita, y tal vez entienda algunas cosas de su proceder con respecto a los caciques que casi no tienen indios, mas allá de sus clientes.
      NUnca menos y abrazos

      • guido dice:

        Yo no quiero sacar a nadie, es ella la que no está conduciendo nada.

      • Rogelio dice:

        Estimado Guido:

        No hay motivos para sorprenderse porque con muchísima anticipación, a mediados de marzo 2014 (6 meses después de las elecciones de medio término de 2013), hizo público el aviso:

        “… el 2015 no es prioridad para el kirchnerismo puro”.
        Completo => http://goo.gl/MgC8eG

        Saludos

      • Norberto dice:

        Rogelio, respetuosamente porque lo considero uno de los más valiosos aportes en estos intercambios de ideas, si algo precipitó el derrumbe del pejotismo es la multitud de caciques sin tribu que lo componen, y como tales dispuestos a vender pasado, presente y futuro de quienes dicen representar, y no representan ni defienden.
        Pasado por los Jueces que aceptaron en la Corte Suprema para convalidar lo actuado por el antiperonismo gobernante, presente por desmembrar el sistema de seguridad social y futuro por aceptar un endeudamiento riesgoso e inútil, cuyo objeto es convertirnos nuevamente en colonia, y que deberá pagarse con nuevas generaciones sometidas por ese yugo.
        Hoy para completar esta opinión sobre el pejotismo, que como dice Ud veremos cómo sobrevive, si como creo y dice Ricardo en un comentario, les está dejando soga para que se ahorquen, vea esta noticia sobre uno de los protectores de López, que primero junto con Alperovich quiso instalarlo como Diputado Nacional, y después lograron hacerlo por el Parlasur

        http://www.letrap.com.ar/nota/2016-6-27-tiempista-manzur-zafo-de-la-causa-qunita-y-decreto-el-fin-del-kirchnerismo

        Si como es evidente nos cierran la interna, iremos por fuera, o si la Concordancia así lo determina, votaremos en blanco, no a los que nos han vendido al peor postor y por mucho menos que treinta monedas, porque detrás de Bossio y Romero, no sólo estuvo Urtubey, también estuvieron Gioja y Pignanelli.
        Nunca menos y abrazos

      • Mariano T. dice:

        Rosatti es peroncho. Lo que pasa es que parece que no es chorro.

      • Norberto dice:

        ¿No es chorro?
        ¿O es que no está acusado de tal con la colaboración de la prensa y gran parte del Poder Judicial, todos a órdenes del Poder Real?
        Para que entre denunciadores seriales y parte del Poder Judicial armen causas como en una vulgar comisaría de barrio, y que la prensa adicta acuse, juzgue, sentencie, y propale, en este país que Cambiamos para extorsionar sin asco, negar defensa y acceso de otras voces que lo hagan, no se necesita más que el acuerdo del Poder Real local, y por supuesto, la orden o la autorización de La Embajada.
        Las operaciones de servicios, periodistas y jueces y fiscales son tan evidentes y sucias, que solo Uds las pueden justificar, pero para su desgracia el Libro Negro de la Segunda Tiranía lo que escribió en el ’56 la Comisión Nacional Investigadora y está al alcance de cualquiera para ver qué ni imaginación tienen, episodios de corrupción tienen todos los gobiernos, corrupción generalizada en beneficio de la minoría que protegió Madison, es parte indivisible del Gobierno de Macri, como lo fue de los gobiernos del riojano, de Martínez de Hoz y de la Fusiladora.
        Nunca menos y abrazos

  7. Chiclana dice:

    “No hubo entonces allí cobertura institucional para la corrupción” doce años tardaron, pero al final cuando López, y el FPV, estaba descubierto, se animaron y hablaron contra la corrupción.
    Control de daños tardío.

    • Silenoz dice:

      Pufff otro “prospect” que revolea la tanga con una indignación de peluqueria…. y decime ¿cuánto vas a tardar vos para darte cuenta de la corrupción de la asociación ilícita de tilingos que nos gobiernan -y que votaste a 4 manos-? o ¿no fuiste entuavía al endocrinólogo? ja ja…

      • Chiclana dice:

        Te recomiendo frenar esa necesidad de contestar todo y rápido, el intento de quedar como divertido e inteligente da más patético.
        “cobertura institucional” decía el párrafo, te lo escribo de vuelta a ver si lo entendés: “No hubo entonces allí cobertura institucional para la corrupción”.

  8. ricardo j.m. dice:

    irse es renunciar a lo que obtuviste estando dentro, sino es traicion.

    traducidos para bobos pro y obsecuentes varios, si te coges una mina sin separarte es traicion si te la coges despues de separarte es irse. o a que te la pongan a vos como es este el caso

    aca se votan listas no nombres y ningun payaso diputado del evita llego ahi por ser del movimiento evita. y sus militantes deben decidir si militan un proyecto de pais o son empeados bobos de persico y navarro.

    vuelvo a decir lo que dije cuando me fui de la militancia peronista en la agrupacion de moreno.

    con lameculos y kioskeros no hay union ni organizacion a lo sumo una sociedad boba de intereses pelotudos.

    y eso es lo que se nota hoy que cristina los deja hacer, hacen boludeces por que su razon de estar donde estan no es ninguna de las que profesan de chamuyo, es solo que si tienen que laburar se mueren de hambre por inutiles.

    y la prueba es asi como el kirchnerismo no estallo en pedazos cuando se comenzo a gobernar para los deseos de la derecha y el satus quo hoy el evita despues de esa decision no explota, ergo son un club de amigos o empleados de un supermercado.

    por lo que parece cristina lo entendio asi por fin y los deja caminar bajo el viejo dicho de que si queres conocer a alguien dale poder y dejalo andar que solo se va a mostrar.

    cristina es la unica persona de la argentina que no necesita ninguna organizacion para hacer politica por que representa un modelo de pais que no necesita mas que haber existido para mostrar su verdad en terminos de calidad de vida de un pueblo y capacidad de gestion de un estado.

    y encima comparado con esta imbecilidad revulsiva que vivimos hoy

    espero que cristina lo haya entendido y la proxima vez haya mas dirigencia militante y menos jetones en busca de chapa.

    igual este es un pueblo donde despues de tener gratis a guisti enrique y burruchaga te compra carisimo a biglia banegas y demaria

    un pueblo sin memoria es un pueblo idiota

  9. victorlustig dice:

    yo solo voy a copiar, deconstruyendo algunos renglones o parrafos, y algun agregado

    El tema es que en un punto todo (“traidores” y “leales”) somos en el kirchnerismo “inventos” de Néstor y CFK; porque fueron ellos los que nos interpelaron a participar y sumarnos, desde cualquier lugar y experiencia previa. (sic) Entiendase bien, kirchnerismo, no, peronismo

    De Vido (autorizando un allanamiento que nadie pidió) No habia sido un juez y no lo dejo entrar? en el debate lo mostraron, que se yo

    y aca, de Guido, la definicion operativa de kirchnerismo
    Pero el kirchnerismo expulsivo solo no puede.

    y asi fue, expulsivo, ahora esperando a Godot

    vieron que vuelve el peronismo?

    saludos a todos

    PS podria seguir deconstruyendo el manifiesto del XX Congresoo, o, el de Nestornautas, seria divertido, pero lo cierto es que asi como el peronismo sin peron fue una boutade desarmada por Isabelita (nada menos) en la eleccion de Mendoza, el kirchnerismo como estadio superior del peronismo duro, hasta Lopez.

    Parrafo aparte merece la definicion de Abal Medina por parte de kirchneristas confesos, quizas hasta peor que la de Bossio

    • Silenoz dice:

      ¡Y la IV Internacional…. la IV Internacional!… y, por qué no, las tácticas del Manchukuo

      Podés “seguir deconstruyendo”… semejante epísteme de capataz eficiente es imposible de frenar

      ¿y los 40 000 y la lu’ al final del tunel? ja ja ja….

  10. claudia dice:

    Me quedo con que al Peronismo, si le interesa el futuro, no le conviene desconocer la base etaria de su militancia, cuyo crisol organizativo han sido mayormente las experiencias gubernamentales kirchneristas. Otras orgas, por el contrario, tienen buenos antecedentes previos y es precisamente desde esa historia, que pueden pretender una mejor negociación de su peso específico.
    Con respecto al tema de las oportunidades, me parece que hay dos cauces de hábito: o se mira el conjunto de las circunstancias previendo plazos, o se mira la situación de proximidad temporal, la propia urgencia corporativa. Y como nunca se negocia una evolución desde la debilidad sino desde la fortaleza, puede suceder que ese salto cualitativo contradiga el prisma ampliado de un objetivo mayor sostenido por la totalidad. Pero nótese que digo negociar y esto presupone una disposición previa entre dos partes. La pregunta es de qué “partes” estamos hablando.
    El Evita es numeroso y sus bases, ante la falta de conducción y el embate de lo real, han de estar crujiendo. Por eso es razonable que deba abocarse a conformarlas con un rediseño de su status. Aunque para ello se sumerja en un territorio peligroso sobre cuya opacidad muchos le advierten. La reunión de 5 horas con su otrora líder fue una clara excepcionalidad y sorprende el resultado final.
    Pero lo cierto es que todas las organizaciones están reclamando la designación de una conducción de emergencia para evitar mayor dispersión.
    En cuanto al silencio de Cristina me parece que no hay que ser tan ingenuo. Es una decisión racional y no intuitiva, claramente. Pues nadie dinamita temporal o definitivamente su poder por cansancio y, menos, quien supo ser super-ejecutiva, se queda sin saber qué hacer. Como bien dice Abel, más arriba, esta gente con su interpelación, nos creó a la mayoría. Por lo que la anomia no les es un estado concebible. Tiendo a suponer, por el contrario, álgidos temas de seguridad jurídica, personal y hasta geopolítica que impiden la verbalización de su situación real. La visible inermidad de Cristina (líder por quien muchos dijeron incinerarse o romper todo si su suerte cambiaba para mal y ahora otean gruesos cables de barco para llegar a puerto) le hace comprender que respecto de sí y de su familia… ESTÁ SOLA. Al igual que lo está Milagro Sala. SOLA.
    En fin, comprendo que son tiempos de ambigüedad pero éstos no habilitan la hipocresía. Se puede transitar lo imprevisible con dignidad enarbolando razones adultas para justificar una decisión.
    En cuanto al PJ, también éste es su momento reorganizativo. Y asumo que aún cuando haga suyos muchos postulados practicados por el Kirchnerismo, no se decide en cuanto a la asimilación de los cuadros y militantes supervivientes de la anterior administración. En fin, la fascinación por masas disponibles es tentadora pero no hay que olvidar que se precisa de un elemento claramente inspirador para movilizarlas. Mis saludos.

    • guido dice:

      Muy bueno Claudia.
      No te das una idea cuánto quisiera creer que hay alguna explicación racional a ese mirar distante a la pulverización de una mayoría que hubo y a una probable reconstitución de otra con un sentido diferente. Pero, francamente, no la veo.

      • claudia dice:

        Claro que hay una explicación para la quietud de Cristina, Guido, pero las bases no accederemos a esas razones, porque intuyo son de gravedad. Y anclo esta sospecha en la resucitación de esa vieja Caja de Pandora antidemocrática, engrosada diariamente tracción a DNU, lo que sumado a mucha sedición fuereña, se orienta a demoler la integridad y libertad de los mandatarios que encararon procesos de redistribución y reparación en el subcontinente. Creo que a pesar de la distancia, Cristina sigue contando con muy buena información de lo que sucede tras bambalinas gubernamentales. Y en función de eso, la quietud que a todos nos exaspera.
        Los Kirchner fueron eficaces acumuladores de poder, Guido, no veo a Cristina renunciando a esa vocación tan personal porque sí. Infelizmente, es del interés de Cambiemos mantenerla atenazada judicialmente y en criogenia política a fin de alimentar un relato tan polarizado como inestable. Y supongo que así como nosotros la observamos, ella ha de hacer lo propio con las estructuras que se le subordinaron en el pasado. Saltando a la vista la poca disposición del PJ para ofrecer espaldas a quien los dominó con rienda corta en el anterior período. Un PJ que, más que congelada, la quiere vender como souvenir de época.
        Cristina tiene capital eleccionario, todos lo sabemos. El tema es quiénes hoy en el Peronismo le habilitarían la franquicia para activar ese capital. Porque es básicamente capital de sufragio. Claramente, no aquellos que sueñan con hacerse de esos caudales creyéndolos disponibles.
        Y en cuanto a lo dicho sobre oportunidades para la continuidad o despegue de las agrupaciones, dije que algunas de ellas ven en éste su momento de redefinición y despegue. Algo que por lógica sucede cuando estás fuerte y el ambiente general tiembla. Pero tampoco descarto lo que dice Sile más abajo: que en realidad sea un movimiento desesperado ante probable merma interna de no presentar resultados a las bases. En el caso de tratarse de endeblez – y por qué no, de carpetazos sobrevolando – , entonces esas diásporas no harán otra cosa que agudizar la debilidad de la agrupación.
        En el comentario anterior Intenté ser respetuosa especialmente con las bases del Evita y con quienes por aquí valoran su larga trayectoria, por eso no fui más cruda. Pero a no confundirse, personalmente, repudio lo que acaban de hacer sus dirigentes.

  11. Silenoz dice:

    A mi entender la lógica de no perder de vista el objetivo, se desvirtúa porque surge el reflejo pavloviano alojado en la memoria histórica y que sirve de justificación al fundamentalismo territorialista.

    El calzón del algo así como “debemos negociar por las urgencias de nuestros representados y los gastos y sueldos que pagar” es justificar el limosneo relativamente aceitado que el neoliberalismo tiene preparado para estos casos: el asistencialismo focalizado (aka control de daños)

    Hay dos problemas: este control de daños es peor que un mero parche y se asume por defecto una situación de debilidad que inhibe cualquier negociación, presuponiendo que la fortaleza es debilidad. ¿No me querés girar tarasca? ‘tons “girame” gendarmes cuando te los pida ¿ok?

    Esta aparente fase del sálvense quien pueda y la tan mentada unidad es “pour la galerie”
    Atomizarse para después unirse o decir que se sigue perteneciendo a algo a lo cual se renuncia -como le oí decir ayer a Pérsico en lo de Zloto- resulta tan idiota -y pelotudo agrego- como cuando la asociacion ilícita de tilingos gobernantes te dice que busca la pobreza 0 y hace todo lo posible para generar más pobres. O cuando expone que busca empleo de calidad y hace lo necesario para aumentar el desempleo o cuando buscan bajar la inflación aumentándola primero

    Creo que algunos sectores dentro del P necesitan que CFK no tenga la más mínima incidencia porque si hubiere un “mano a mano” con ella o con algún delfín consensuado ponele, me parece que los Urtubey et al y ciertos dinosarios territoriales van al muere.

    En fin, a todo esto me parece que a la larga o la corta la “ideología” subyace y la dispersión y posibilidades futuras no se solucionan con la emergencia de un líder sin antes abordar, un chacho al menos, lo primero… uuuuiiiiii la p… se me escapó…

    Saludos

  12. […] movidas suyas deban verse solamente en el marco de las necesidades de sus estructuras. Si bien, como ya dije hace dos semanas, “las razones públicas que dio para su alejamiento (del bloque del FpV) suenan bastante […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: