El misterio del tipo de cambio

leroux

El estimado y tradicional comentarista, MAGAM, que desde hace tiempo cuestiona en el blog tanto las políticas económicas “ortodoxas” como las inspiradas en un “keynesianismo chabón”, cumplió con su promesa y acercó este -breve- análisis sobre el tipo de cambio y una aparente paradoja que estamos viviendo.

Por mi parte, espero que sea el primero de una serie.

Tipo de cambio “real”

Quiero comenzar resaltando que considero a la macroeconomía como una disciplina con un fuerte entramado de lo social con las matemáticas. Además es compleja en el sentido que en la misma intervienen una variedad de agentes y consideraciones, las que siempre deberían analizarse de manera integral. Para facilitar y no apilar conceptos en un solo post, ahora solo trataré de focalizarme en uno de los fenómenos, que es el actual dilema del Banco Central (BC) y del gobierno: como hacer para mantener un tipo de cambio real competitivo, o al menos estable. Finalmente sugiero una serie de medidas para abordarlo.

Analicemos la siguiente paradoja: “tenemos una economía que se contrae, que tiene una alta tasa de inflación, pero que muy sorprendentemente se aprecia el tipo de cambio real a buen ritmo”. Si lo incorporaron como algo natural o lógico, piénsenlo un poco más porque no lo es.

Como mencioné, estoy dejando afuera varios agentes y aspectos, que luego podremos ir incorporando. Ahora focalicémosnos en la política del Banco Central de querer mantener el precio del dólar interviniendo en el mercado de cambio (el mes pasado compró unos 1500 millones de U$D, con la consecuente inyección de pesos).

Ahora esto no termina ahí, como sucedía en el 2007, donde todavía nuestra moneda estaba depreciada, había una economía en crecimiento, teníamos superávit comercial, las divisas excedentes no tenían comprador y se las quedaba el BC inyectando esos pesos, los cuales quedaban circulando (esos pesos en buena medida todavía eran demandados, no quiero entrar en más detalles, pros/cons, que los había). En el presente, en realidad desde hace un tiempo, esa demanda de pesos no existe, más bien todo lo contrario y por lo tanto debe salir el BC a absorber pesos. Como todos ya saben, lo hace principalmente vía la emisión de LEBACS, que ahora rinden el 34% y habían llegado al 38%. O sea que el BC está preocupado por el crecimiento de la base monetaria y trata de reducirla, y este es el principal mecanismo.

Si me siguen, podrán notar que esas compras de divisas (incrementan las reservas) tienen un efecto neutro en la base monetaria, porque si bien inyecta pesos para obtenerlas, luego las recupera con la emisión de LEBACS.

Veamos lo que sucede con los capitales financieros/especulativos, que no compran esos pesos para erogarlos en la economía real, sino para colocarlos en LEBACS, dado el atractivo por sus altos rendimientos. Se puede decir que estos “inversores” directamente cambian divisas (dólares) por (LEBACS) pesos pactados a un determinado tiempo. Luego de ese periodo recupera pesos, que se incrementaron al 35% anual, y que vuelve a convertir en dólares. Si no hubo ningún salto o cambio importante en el tipo de cambio nominal, digamos que se mantuvo, estos inversores obtuvieron una renta en dólares del 35%.

El BC nunca redujo ni incrementó la base monetaria, no obtuvo ningún beneficio, de hecho todo lo contrario porque el inversor se llevó más dólares de los que puso inicialmente, o sea los que liquidó inicialmente más la renta que obtuvo en pesos.

¿Es magia? ¿El BC crea dólares de la nada? ¿Es sostenible este proceso?

Por supuesto que no es sostenible, los dólares extras necesarios para pagar la rentabilidad de estos inversores salen principalmente de las colocaciones de deuda en divisas de las provincias y de las liquidaciones del sector agroexportador.

Las provincias están colocando deuda en el exterior (en divisas), pero necesitan erogar fundamentalmente pesos (solo una fracción de esos pesos vuelven inmediatamente al dólar, sea vía ahorro, importaciones, viajes al exterior, etc, etc).

Las provincias, a diferencia de los inversores, una vez que liquidaron los dólares obtenidos vía préstamos, no los pueden volver a recomprar sino luego, de a montos acotados y en un periodo largo para realizar los pagos de esa deuda, donde el tipo de cambio nuevamente estará en el lugar que le corresponde (ciclos típicos que tuvimos, ahora muy apreciados, luego muy depreciados). Lo que significa mayores costos para las provincias, que deberán recaudar muchos más pesos para volver a comprar esos dólares que deben devolver. Por lo que la fiesta de los inversores la termina pagando la sociedad y sin obtener absolutamente ningún beneficio. El otro precio que paga en el presente, es tener un tipo de cambio que incentiva fuertemente la importación de bienes y servicios y de forma indiscriminada, ya que no siempre es conveniente proteger solo con barreras y aranceles (definiendo a dedo que importar y que no, podríamos decretar nuevamente el 1 a 1).

Por lo que mis sugerencias serían, primero que nada, que en las circunstancias actuales el BC no compre dólares, a menos que tenga pensado un mecanismo para hacer desplazar el tipo de cambio, y poder volver a vender los dólares a los inversores a un mayor precio.

Otra sugerencia es que las provincias salgan a fondearse exclusivamente en pesos, en todas las variedades que quieran, dollar linked, Badlar+algo o CER+algo. Además de evitar lo anterior, se evita una inyección de pesos al ser liquidadas en el BC. Este esquema es neutro monetariamente, ya que tomarían y erogarían en pesos, donde el BC queda excluido. Y evitan tener que bancarse la carga parasitaria de los inversores, además que las erogaciones del gobierno son fundamentalmente para bienes y servicios locales, que además es lo que deberíamos incentivar.

También eliminar la hipocresía de que las divisas que nos presta el BID, el FMI o el BM son para resolver problemas alimenticios o de vivienda de los pobres, cuando el problema es de organización interna, ya que son suministros fundamentalmente locales. Los pobres/población solo se queda con las deudas, pues las divisas se las quedan y emplean otros que sí demandan bienes y servicios del exterior, o simplemente fugan. No necesitamos importar alimentos, como sí lo necesitan países con sequías, superpoblación, en guerra o con hambrunas.

Una tercer sugerencia es crear un fondo soberano con las retenciones a las agroexportaciones. Pues en este momento, tener más o menos retenciones solo define quienes consumen esos bienes y servicios del exterior (son divisas). Este es un tema más complejo que no voy a abordar acá, pero sigo convencido que sería una medida superadora y tiene un gran peso en la definición del tipo de cambio real, entre otros beneficios que no voy a ahondar.

La última sugerencia, y que parece ya estaría teniendo en cuenta el BC, es ir reduciendo las tasas de las LEBACS. Se necesita muy buen pulso, y cierto poder de fuego en el mercado cambiario, que ya lo tiene. Debería ir bajando las tasas de forma tal que el tipo de cambio nominal suba a un ritmo similar a la inflación. Con pulso fino me refiero a que debería tratar de hacerlo casi sin intervenciones en el mercado de cambios, solo con la tasa. La intervención en el mercado de cambios debería quedar como segunda herramienta para cuando el mercado se hace el loquito, solo casual y ajuste fino para emparejar/matchear el ritmo del tipo de cambio y la inflación.

Se darán cuenta que estoy dejando fuera la inflación, que debería abordar en otro post pero que también debería reducirse. Al día de hoy no trae ningún beneficio, de hecho complica en varios aspectos, ya que es una inflación tradicional, no como en la década pasada. Y un tercer post estaría enfocado en el crecimiento económico, sobre todo tendiendo al desarrollo. Está claro que los tres temas van de la mano y deben abordarse en conjunto, el orden y separación que hago es simplemente para que sea mas claro, en ningún aspecto denota prioridades.

  • Tipo de cambio real
  • Inflación
  • Crecimiento económico
Anuncios

30 respuestas a El misterio del tipo de cambio

  1. ricardo j.m. dice:

    ayudando a patroncito creyendole que o que lo que hace es por la patria o la economia o alguna razon que no sea afanarse todo.

    el problema del tipo de cambio es que es una herramienta de saqueo, no es un probema economico a menos que la ideologia que gobierna hoy sea una fuerza de la naturaleza.

    no hay ningun problema de tipo de cambio si no fugo miles de millones de dolares por mes del sistema.

    para estos craneos anti k nunca el problema es la delincuencia de los ricos siempre es un tema tecnico.

    seria como la version economica de mirta preguntando y vos que hiciste para que te pegara? hiciste algo malo?

    se agradece el trabajo pero el chamuyo para la convertibilidad y la dolarizacion ya lo escuchamos.

    el problema del tipo de cambio es ser el unico pais imbecil y cipayo que usa una moneda extranjera para transacciones internas.

    hay que sacar el dolar de la calle , acrecentar las reservas de oro nacionalizando toda su explotacion extraccion y refinamiento y volver a ahorrar en lo que ahorraban los pobres antes de martinez de hoz.

    cuando una bruta sin primaria como mi abuela no era tan estupida como para no ahorrar comprando oro durante toda su vida y haber con ello sobrevivido desde martinez de hoz hasta cavalo vendiendo o empeñando anillos, cadenitas y crucifijos.

    aunque tambien nuestros grandes craneos intelectuales economicos pueden aceptar la realidad del fracaso de la ideologia economica dominante y dejar de hablar boludeces consensuadas en el sentido de las cosas impuesto desde ella.

    pero no que se enoja el patron.

    pd: si, mi abuela era italiana

  2. David (idu) dice:

    Excelente posteo, Magam.

    Solo observaría que las soluciones que vos sugerís, convertirían al populismo macrista en todo lo contrario.

    No lo van a hacer.

    Y como siempre, las deudas las pagarán las sucesivas generaciones, como viene sucediendo desde hace varias.

    No hay ni reclamo social ni voluntad política DE UN ESTADISTA CAPAZ (ambas cosas vienen íntimamente ligadas) para cambiar nuestra pertinaz decadencia, solo disimulada (y sostenida) por una riqueza natural incomparable.

    Es lo que nos gusta, finalmente.

  3. José Mercado dice:

    «“Tenemos una economía que se contrae, que tiene una alta tasa de inflación, pero que, muy sorprendentemente, aprecia el tipo de cambio real a buen ritmo”» -> No alcanzo a percibir la paradoja: ¿la dinámica devaluación > inflación > apreciación no es perfectamente lógica en una economía dolarizada? Nuestros bienes transables internacionalmente son los mismos que se consumen en el mercado interno. O se inventa un mecanismo para despegar los precios externos de los internos o el proceso es inevitable.

    • Mariano T. dice:

      Todo lo contrario. En todo el mundo una parte del costo de los bienes que se consumen en el mercado interno es transable internacionalmente. Para la mayoría, hay que importar una parte de ellos. Para algunos, entre los que nos contamos, se exportan. Eso es una ventaja para el consumidor, por

      • Mariano T. dice:

        ..que se supone que van a ser más baratos que en los otros países. Aunque juegan otros factores 1) Los costos de elaboración y comercialización. 2) Los productos no transables.

  4. JoaquinEsnaola dice:

    Los modelos de estabilización con tipo de cambio administrado siempre deprimen el tipo de cambio real al inicio y lo recuperan después. Al revés de lo que ocurre con los modelos de estabilización con tipo de cambio fijo.

    A su propuesta 1 (no comprar mas dolares). El tipo de cambio real caería aun mas. En sus propias palabras el BCRA esta comprando dolares. Se agravaría la recesión. De alguna manera el BCRA le esta poniendo un piso al dolar para que no caiga mas. Exportadores agradecidos e importaciones no tan baratas.

    A la propuesta 2. El mercado de credito en pesos no existe crédito a 5 o 10 años. La tasa de interes seria astronómica.
    Esto no quiere decir que yo este de acuerdo con el endeudamiento externo en dolares de las provincias. Me parece un gravísimo error. Es volver otra vez al “pecado original”, endeudarse en moneda dura cuando las provincias no generan dolares. Si analiza situaciones internacionales similares hay países emergentes que han prohibido a sus provincias, estados, o unidades subnacionales, el acceso al crédito internacional en moneda dura.

    La propuesta 3 no se entiende: fondo soberano con el producido de las retenciones ? El país tiene 5 % de deficit sobre producto y utiliza hasta el ultimo peso/dolar que recauda y mucho mas en financiar el gasto.

    A la propuesta 4. Ud mismo lo dice, en la medida que las expectativas de inflación se reduzcan, la tasa de interés de las LEBACS se reducirá también. Recuerde que la alta tasa de LEBAC es a 30 días. Los rendimientos se reducen significativamente para plazos mas largos.
    Con respecto a las ganancias financieras de corto plazo no son mas que el costo de un país sin crédito e inflación del 30 % anual.
    No escuche a ninguno de esos analistas rasgarse las vestiduras por las ganancias que el gobierno anterior les dio a través de los bonos ajustables por dolar oficial en un país donde la brecha cambiaría era superior al 70 % y se sabia que en algún momento del futuro Scioli, Macri o quien fuera la iba a cerrar. Ergo, 70 % de ganancia en dolares asegurada. Solo tenían que vender dolares a través del contado con liquidación y suscribir los bonos que emitía el gobierno ajustables por dolar oficial.

    En resumen:
    En términos generales quizás yo hubiera financiado algún punto mas del producto con emisión (inflación) y algún punto menos con deuda en dolares. Pero hubiera habido otros problemas.

    Esta “morfina” del endeudamiento en moneda dura ya la conocemos. Lo que no conocemos es si esta vez se la va a utilizar mejor de lo que se la utilizo en el pasado.

  5. Silenoz dice:

    Lo que pasa es que este esquema es más de lo mismo por que no escapa de la usual concepción monetarista ortodoxa y, encima, sus consecuentes graves fallas al desconocer las particularidades de cualquier economía periférica con su atávica dificultad en conseguir moneda dura que, ofcors, no emite.

    Es importante la bibliografía de autores “sajones” pero suelen presentar carencias manifiestas para solucionar nuestros problemas por que parten de las particularidades de sus países que NO se acercan a las nuestras, por eso nuestro keynesianismo es “chabón” © Abel, tampoco es para preocuparse demasiado, en su momento Alemania, Japón, USA, Corea también lo fueron, y China lo sigue siendo.

    Una de las fallas de tipo ortodoxa en su faz monetarista es insistir en los estados (“efecto neutro”) del BC, poner demasiado énfasis en los pesos que emite, o sea recargar en los “pases y asientos” de dicha institución en cuanto a la responsabilidad en conseguir una tipo de cambio real competitivo.

    “Devaluando” vía disminución de la tasa de interés y sin intervenir en el mercado de cambios en un contexto como el actual es estimular la fuga y seguir alimentando la inflación en un marco de restricción externa. Creo que quedó bien claro que nuestra economía tienen todos sus precios dolarizados y cómo son los “pass-zru” con los sinceramientos y salidas exitosas de cepos

    Por otro lado llama poderosamente la atención a pesar de la abundante evidencia relativa a la esterilización practicada en estos meses, que todavía refloten pensamientos que abreven en algún supuesto inflacionario debido a los “excesivos pesos circulantes”

    Otra de las fallas, en este caso muy grave (al igual que el Schaurzeneger PROcesado que no quiere más dólares) es la recomendación sugerida de que ”el BC no compre dólares” ya que no tiene en cuenta ciertas particularidades atávicas de nuestro país

    “Eguen”, cualquier periférico como nosotros y más aún en la coyuntura actual, lo que se requiere es estabilizar la economía, cuya inestabiidad, como siempre, proviene por problemas derivados de la restricción externa.

    Bajo este aspecto la primer regla de oro y “rule of thumb” inclusive, es sentarse sobre la mayor pila posible de dólares posible con lo cual SIEMPRE hay que comprar dólares, cuanto más grande sea el toco menores presiones devaluatorias y corridas cambiarias y mayor autonomía para administrar el mercado spot (tipo de cambio actual) y futuros lo que brindará un horizonte con mayor certeza, menor incertidumbre influyendo y apaciguando las “expectativas de los agentes”

    Para no irnos demasiado atrás en el tiempo, notar que tanto la inestabilidad alfonsiniana como su opuesto, la estabilidad del mendeznismo se baso en la relativa carencia/abundancia respectivamente de dólares .

    Y más aún en el contexto actual donde los dólares “timba” debido al mejor equipo de los últimos 50 años, libre remesa de utilidades, con una balanza comercial que podrá ser superavitaria pero con una holgura no del todo confiable, en la medida que se intente desarmar este medio ambiente timbero, habrá presión sobre los dólares comerciales primero y, si no alcanzan, las reservas después, que podrán generar presiones devaluatorias –y consecuente pasaje a precios- ante la posible escasez de divisas. Cuando esos dólares se vayan ¿de dónde van a salir los dólares para cuando ” el mercado se hace el loquito”? ¿más deuda? ¿más timba y entrar así nuevamente en un esquema Ponzi?

    Habría una contradicción en el posteo: no se quiere intervenir comprando dólares pero hay que tener espaldas –o sea dólares- para enderezar a los oportunos loquitos

    Como bien comentan por acá [1]: durante la época del tándem Lavandina-ex de Luli Salazar no se quería intervenir el mercado cambiario comprando dólares que “sobraban” para no abandonar el esquema de tipo de cambio competitivo. Hoy, tanto el procesado presidente del BC y el “compañero” MAGAM recomiendan no comprar dólares para no emitir pesos por que suponen presiones inflacionarias

    Además poner énfasis en los “pases mágicos” u hojas de balance (emisión de pesos, compra de dólares) del BC no tiene sentido ya que desde el punto de vista de dicha institución son tan sólo ” acreditaciones contables en las cuentas corrientes que los bancos tienen en el BCRA. Dado que, a su vez, los bancos no prestan en función de dichas disponibilidades sino en función de la demanda crediticia, la calificación de sus clientes y sus modelos de negocios, la posibilidad de un exceso de demanda agregada como consecuencia del efecto monetario del sector externo es como mínimo operativamente inconsistente

    Lo resaltado en negrita no es algo aludido directamente en el posteo pero sí muy pertinente de acuerdo a la tesis en boga del “empleado medio” de González Fraga y su “suporter”: el “rodado vicepresindencial” (© Nestornautas ja ja….)

    La hdputez del endeudamiento provincial en dólares para cuestiones en pesos, es malo por la presión en las divisas que no emitimos y NO por las causas que se indican, los créditos del BM o BID terminan siendo flujos continuos de dólares que sirven para pagar los vencimientos de esos mismo préstamos y con unas tasas irrisorias, son pequeños financiamiento a bajo costo pero por montos que no suelen ser importantes.

    Y, ya que estamos, estos préstamos NO SON equiparables a los otrora provenientes del FMI, no sólo por sus tasas sino, principalmente por sus condicionamientos políticos económicos, importante error conceptual.

    En definitiva, con esta receta aunque sea incompleta, no parece claro que se pueda al menos parcialmente, tener un tipo de cambio competitivo.

    Es más, a mi entender no opera sobre ninguno de los andariveles por los cuales se llega al atraso cambiario y que son distintas velocidades entre devaluación – inflación.

    Y a pesar de enunciarse que ” intervienen una variedad de agentes y consideraciones” , no se tiene en cuenta ciertos fenómenos telúricos vernáculos sobre los cuáles hay que cabalgar o desarmar como el sgte:

    Como se puede apreciar, existe una relación inversa casi simétrica entre salario real y tipo de cambio, a mayor salario menor tipo de cambio y esto tiene mucho que ver con el cariz “ideológico” del gobierno + el poder de negociación de nuestro sindicatos + bajo desempleo.

    La moraleja es que es relativamente sencillo tener un tipo de cambio competitivo con un mercado interno deprimido y con alta desocupación (2002) ya que los “pass-zru” son menores, el gran problema a resolver -sin cagar a los mismos de siempre- es cómo tener un tipo de cambio competitivo con bajo desempleo y sindicatos con relativamente alto poder de negociación y ruptura de talope en una economía cuyos precios están todos dolarizados

    De acuerdo a lo de arriba y en la coyuntura actual, devaluaciones del calibre que sean NO habrán de generar un tipo de cambio real competitivo, como se puede apreciar actualmente donde se habla otra vez de “atraso cambiario”

    Y presentar como paradoja la situación actual es no tener en claro los mecanismos inflacionarios estructurales: tipo de cambio primero, tarifazo en segundo orden y paritarias en menor medida

    La dificultad para conseguir un tipo de cambio real competitivo sin poner en recesión el mercado interno no es menor por eso la receta convencional en un ambiente como el actual no sirve de nada, más allá de transferir ingresos para que después –dicen y creen algunos- gotee

    Saludos

    [1] <a href="http://www.eleconomista.com.ar/2016-05-lecciones-del-pasado/” rel=”nofollow”>Lecciones del pasado

    • Eduardo dice:

      Me quedé con lo de que la economía tiene sus precios dolarizados , ojalá ! De esa forma no veríamos los ridiculos precios y aumentos de los precios en dólares que vemos todos los días.

      • JoaquinEsnaola dice:

        Una vez nos quisieron hacer creer hasta con la policia que se podia “pesificar”. Y fue en serio. Ahora nos explican que los precios están dolarizados. En fin.

    • Silenoz dice:

      Mmm..

      Una aclaración que no debería pero la papanateada de la batata lo amerita por las dudas

      Precios dolarizados significa que los precios de venta están fijados en dólares y en el mercado interno, se multiplican por el tipo de cambio. Por ej. supongamos que el litro de aceite se cotiza internacionalmente a u$s 1 x lt., a un tipo de cambio de $15 x dólar, su precio interno será $15. Por ellos las devaluaciones povocan aumentos de precios inmediatos y el “pass-zru” (pleno o parcial) depende de la situación del mercado interno

      Lo mismo se puede decir del precio del pan, fideos, leche, carne, hierro, acero, etc. donde sus precios de referencia son X dólares por Tn.

      Más aún en la industria donde el componente importado (bienes intermedios y de capital) es muy alto.

      2da. moraleja: La ventaja de ser el granero o supermercado del mundo se transforma en maldición por que nuestros productos exportables son bienes salarios que consumimos. A diferencia de, por ej. el cobre o el petróleo que, hasta donde sabemos NO SE MORFAN

      Ahora bien, que los precios están dolarizados NO LES IMPIDE a determinadas firmas vender sus productos en el mercado interno a un precio EN DÓLARES MAYOR que el internacional. Como esto ñatos suelen ser monopolios/oligopolios tienen el poder de fijar precios que condicionan a tooooodas las industrias que dependen de ellos (por ej. las empresas proveedoras de insumos difundidos, cemento, hierro, plásticos en general) influyendo en el costo sistémico general

      Esa posibilidad depende de varios factores como el poder de mercado de la firma (usualmente monopolios, oligopolios) y el poder de compra de la población que convalidará dichos precios o no

      3ra. moraleja: los precios usualmente NO SON EL PUNTO DE INTERSECCIÓN ENTRE LA OFERTA Y DEMANDA

  6. ricardo j.m. dice:

    En cuanto Macrì fue consultado por sus empresas offshore, Sideco dejó de cotizar en Bolsa para ocultar sus balances y el Gobierno impulsó el blanqueo.

    sin fuga no hay problemas de tipo de cambio.

  7. MAGAM dice:

    Gracias Abel por publicarlo. Hay muchos temas que se desprenden y serían interesantes de postear, diría que casi para escribir un libro. Mantengo al menos el compromiso de escribir un par de líneas sobre el tema inflación y en un tercer post tratar el crecimiento económico. De nuevo, van todos de la mano. El objetivo es propiciar el desarrollo de este país para que tengamos una mejor calidad de vida.

    Mi frustración no pasa porque no compartan estos conceptos, sino porque no los entiendan. Ya que debemos empezar por ahí para luego poder debatir.

    Saludos!

    • David (idu) dice:

      El poder explicar economía en términos sencillos es un desafío de los grandes.

      Mucha gente dice convencida: “Con Cristina estábamos mejor”.

      Como la bomba no explotó como con De la Rua, entonces…

      Dificil de explicar, Magam.

  8. victorlustig dice:

    La ventaja de ser el granero o supermercado del mundo se transforma en maldición por que nuestros productos exportables son bienes salarios que consumimos. A diferencia de, por ej. el cobre o el petróleo que, hasta donde sabemos NO SE MORFAN

    esto decididamente es lisergico

    o, es una confesion que le hubiera encantado exportar petroleo o repartir desde el estado la alimentacion, como, digamos Maduro

    • Mariano T. dice:

      Totalmente de acuerdo. Hay dos temas
      1) Lo que se exporta, en general son materias primas alimenticias, o sea productos que se usan para fabricar alimentos, que luego van a góndola. La incidencia del bien transable es muy variable. Muchas veces una devaluación incide más en el packaging, los aditivos, o las expectativas de ganancia de algunos eslabones comerciales, que lo que influencia directamente en la mp
      2) De última los bienes transables lo son tanto en el país exportador como en el importador. En ambos el tipo de cambio tiene influencia. La diferencia es que normalmente en el primero son más baratos, sobre todo en commodities. O sea que la “maldición” es una bendición

    • Silenoz dice:

      “lisergico”

      ja ja… creo que en esta oportunidad sí AMBOS tienen idea de lo que hablan….

      Bai de uei Lucy in the Sky with Diamonds

      #YoNoLeoASilenoz

  9. Mariano T. dice:

    No entiendo el enamoramiento con el dolar barato. Eso deja solo al agro y algunas industrias que hacen commodities industriles como casi únicas proveedores de divisas.
    Obligan a poner medidas arancelarias y paraarancelarias para proteger la industria, que a causa de eso recibirá muchos insumos por encima de sus competidoras externas. Esto la transforma en una industria cara, dedicado al mercado externo, y debilita el consenso industrial.
    Cualquiera sea el mecanismo, no tienen que dejar atrasar el TC real, podemos discutir si hoy esta bien o es barato, pero me preocupa dentro de 6 meses o 12.

    • David (idu) dice:

      El dolar barato enamora a los gobiernos.

      Efectivamente, le quita competitividad (además de la poca que tiene en relación a los bienes primarios) a la industria nacional, en especial a la competitiva con productos importados.

      Pero les da a los gobiernos una sensación de “¿vieron qué bien estamos?”, que es irresistible.

  10. MAGAM dice:

    No se enamoran, tampoco entienden algunos procesos y no lo pueden controlar. Creo que simplemente es incapacidad, igual que los K.

    Por eso siempre he insistido, las finanzas del gobierno deben llevarse en 2 monedas. Les ayudaría mucho, pues son un peso pesado en el mercado cambiario.

    No quiero extenderme, pero recaudan en 2 monedas, erogan en 2 monedas y se financian en 2 monedas. Si estos balances no están individualmente equilibrados presionan fuertemente el tipo de cambio.

  11. Silenoz dice:

    MAGAM en lugar de tratar de incapaces me parece más interesante analizar por qué o de de donde viene esa incapacidad a la que hacés referencia.

    La primera regla es no tomar por boludos o ignorantes a cualquiera de los dos (K o el CEOfascismo)

    A la vez, de una vez por todas, tenés que entender que incurrir en un atraso cambiario o un tipo de cambio real competitivo no siempre es una decisión que se reduce a tener un par de cuentas en estado positivo o en verde, que la decisión corre por la exclusiva voluntad del ejecutivo de turno y que nada ni nadie puede hacer torcer su rumbo.

    Pero para ello lo primero que tenés que hacer es reconocer y quitarte el artefacto monetarista de raigambre ortodoxa con el cuál intentás analizar este problema por que, a mi parece, NO TE PERMITE ver las causas de los recurrentes atrasos cambiarios

    • Silenoz dice:

      Vayamos a los estados contables del BC

      Veamos un abordaje simple de la balanza de pagos (BP) de cualquier BC, el mismo está compuesto por expos – impos (X-M), rentas netas ( R entradas y salidas ), capitales netos (entradas y salidas C)

      ‘Tons tenemos que:
      BP=[ (X-M) + R] + C

      (Lo encerrado entre corchetes es la cta. cte.)

      Ahora bien, BP es igual a la variación de las reservas (VR) con lo cual el estado contable es:

      VR=[(X-M) + R] + C
      O sea:
      0=VR-[(X-M) – R] – C

      Supongamos algunas situaciones donde la cta. cte. es negativa ‘tons se emparda con capitales C, otra en donde la cta. cte. es positiva que suple la salida de capitales ¿cuál de las dos situaciones es la más beneficiosa para la economía?

      Técnicamente cualquiera ya que le balanza de pagos está saldado, sin embargo NO ES LO MISMO tener superavit en la balanza comercial que “financian” fugas o pago de intereses de deuda que tener déficit en la primera cubierto por entrada de capitales

      A la vez supongamos que entran capitales pero por el otro lado estos salen ya sea comprando propiedades en “Maiami” o a engrosando ctas bancarias en Panamá, si las balanza comercial es deficitaria se pierden reservas.

      De hecho superavit en la cta. capital (C +) tampoco es un buen síntoma por que nada indica sobre su destino, no es lo mismo entradas para comprar hierros y ladrillos que timbear con LEBACS

      Ahora bien, supongamos que entran capitales, si la cta. cte. es positiva se engrosan reservas o pueden servir para pagar deuda o financiar déficit comercial

      Pasemos a un análisis más sofisticado:

      Vos tenés que el patrimonio neto (PN) es igual a la suma de activos (A) menos pasivos (P)
      O sea:
      PN=A-P

      La condición para que esto sea positivo es que A > P

      Ahora bien dentro de A tenés:
      Las reservas (R) + letras intransferibles del gobierno (LIG)+bonos públicos en moneda extranjera (BPe)+bonos públicos en moneda local (BPl)+ adelantos transitorios al gobierno (ATG)
      A esto hay que aplicarle el tipo de cambio a algunos de ellos, en consecuencia los activos son:
      A=(R+LIG+BPe).TC + BPl + ATG

      Los pasivos (P) comprenden:
      La base monetaria (BM)+letras de esterilización(LE)+cualquier pasivo en moneda extranjera(sP)
      O sea: P=BM+LE+sP.TC

      En donde TC indica el tipo de cambio
      Poniendo todo junto:
      PN=A-P=[(R+LIG+BPe).TC + BPl + ATG]-( BM+LE+sP.TC)

      Si seguista hasta acá decime ¿de qué cuernos te sirve esta cuenta?

      La forma que se presentan los balances no nos indica demasiado porque la “contabilidad creativa” disimula los déficits y superávits, sin embargo no es lo mismo tener algún déficit (sea patrimonial o cuasi fiscal) en dólares o pesos, es difícil deducir las implicancias macro a partir de este menjunje porque cualquier gobierno te toquetea cualquiera de estos componetes y te salda in eternum cualquier “aujero “ que se produzcan en activos (reservas por ej.) para saldar cualquier desvío en cualquier tipo de pasivo en moneda extranjera (sP).

      Es más ¿puede ser viable un país con BC con patrimonio neto NEGATIVO?

      Con toda seguridad no me vas a decir que Chile o Suiza están derrumbados o peor que nosotros

      Para ver los efecto reales en la economía hay que analizar los mecanismo de sustentabilidad tanto en moneda que emite el BC como la que no. Para no divagar demasiado: respecto a los dólares SI es pertinente el doñarosismo neustadt-iano mientras que para los pesotes NO, entran otros mecanismos que no expongo por que esto es demasiado largo.

      Conclusión: la entidad contable del BC en su conjunto no indica nada relevante al menos para evaluar macro-económicamente la situación de un país, sin embargo cada uno de los rubros que la conforman tienen su propia gravitación y con significados distintos.

      Desde este punto de vista tampoco se puede aludir a financiamientos en 2 monedas o lo que sea, es más ni siquiera se financia, lo que se refleja son entradas/salidas de la guita que cubren “aujeros” o apilan reservas. No hay ningún financiamiento ni nada por el estilo

    • Silenoz dice:

      Fetichismo de la tasa de interes
      El PROcesado presidente del BC cree que manipulando la tasa de interés puede “manejar” la inflación y vos MAGAM suponés que con el mismo instrumento podés tener un tipo de cambio real competitivo. Tedible Madcelo el poder de la varita mágica

      En un contexto como el actual ante la escasez de reservas (que están peor que hace 6 meses atrás) bajar la tasa implicaría que los “mercados” desarmen posiciones en pesos y, con un grado de certeza determinado, se volcarán a dólares –que son escasos- y posterior fuga, presionando sobre el stock de las primeras

      Si los mercados “perciben” que el toco de reservas llegan a cierto umbral mínimo comenzarán a apostar que el BC deberá devaluar con lo cual pueden surgir corridas, fuente de inestabilidad que se trasmite a precios.

      En definitiva la baja de tasa incidirá en el tipo de cambio de un modo indirecto y por la actual coyuntura de las reservas y NO POR ALGÚN MECANISMO QUE RELACIONE DIRECTAMENTE a la tasa de interés con el tipo de cambio. A la inversa, tasas de interés positivas atraen capitales lo cual tiende a apreciar la moneda EN LA MEDIDA QUE NO SE LOS COMPRE inyectando pesotes, las tasa NO APRECIÓ el dólar sino la decisión económica del BC de no comprarlos en el mercado de cambio

    • Silenoz dice:

      La decisión “soberana” de tener un tipo de cambio real competitivo

      Si bien los gobiernos tienen armas para conseguir este tipo de cambio -en donde el valor del dólar no es la única- esto no significa que esta autarquía no está sujetos a limitaciones.

      Es más, los gobiernos neo liberales desde los milicos hasta el helicóptero, han promovido deliberadamente apreciación del tipo de cambio, y muy probablemente esta tilingocracia CEOfascista haga lo mismo.

      Y en este aspecto no se puede soslayar el deseo político de ganar elecciones, el mecanismo de apreciación cambiaria en un ambiente de nulo o muy poco crecimiento del salario real con apertura importadora y promoción del crédito –sin importar su tasa-, promueve un cierto bienestar por que “abarata” y permite el consumo de bienes por aumento del salario en relación a dólares pero NO por el crecimiento del salario real. El laburante gana más dólares por que se aprecia la moneda local o diminuye el valor del dólar

      Un claro ejemplo de esta dinámica fue la “plata dulce”, las “12 cuotas” del mendeznato, y la última década brasileña donde la apreciación de la moneda (real o pesos) permite aumentar el salario en dólares con precios de bienes importados constantes, más aún con crecimientos del salario –modestos y mucho menores a los nuestros en el caso brasileño- y con auge del crédito aunque sea a tasa usurarias.

      Sin embargo con un tipo de política que busca aumentar los salario reales (paritarias, subas del SMVM, transferencias, salario indirecto, poder de negociación de los trabajadores) suele suceder lo que te pasé en el cuadro anterior (relación inversa tipo de cambio salarios reales), los salarios suelen aumentar a una mayor velocidad que el tipo de cambio y si mantenés o acelerás la tasa de devaluación corres riesgo que la inflación se espiralice. Y esto sucede ¿casualmente? en épocas de bajo desempleo (durante el Alfonso y del ’55 al ’83)

      Ahora bien ¿cómo fue el manejo del tipo de cambio del kernerismo?

      Tipo de cambio (http://www.bcra.gov.ar/Estadisticas/estprv010001.asp?descri=20&fecha=Fecha_Ref&campo=Tip_Camb_Ref)

      02/01/2003 3,3625

      02/02/2007 3,0577

      03/01/2011 3,9738

      10/12/2015 9,7488

      NK APRECIÓ un casi 10%

      CFK 1 depreció un casi 8%

      CFK 2 depreció un 145%

      Inflación
      Tomando la tasa de inflación más alta desde 20011 inclusive hasta 2015 con 25% ponele (https://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Evoluci%C3%B3n_del_%C3%8Dndice_de_Precios_al_Consumidor_en_Argentina ) me da una inflación 27 % promedio

      Si no hice mal la cuenta la inflación en el período (5 años) fue del 159% de punta a punta

      Por el motivo que sea, la shegua -y el “sorru”- aceleró la devaluación, sin embargo la inflación la superó y en esto tiene mucho que ver no sólo el efecto de la variación del tipo de cambio en una economía con precios dolarizados sino además un ambiente de puja distributiva que se resuelve vía precios

      Lo mismo sucede en este momento con el agravante del espantoso aumento de tarifas que presiona aún más en los costos definiendo en “pass-zru” total (del 100% o más arriesgo para el caso de monopolios, oligopolios, proveedores de insumos difundidos) y menor a medida que se desciende en el nivel de empresas condicionadas por la competencia y teniendo como clientes el mercado interno

      ¿Entendés por que decir “hay que tener un tipo de cambio competitivo” es fácil pero cuando metés las patas en el barro es complicado y tu “autarquía” se esfuma?

      Existen un montón de condicionantes (ganar elecciones, ideología, sindicatos muy rompe bolas, bajo desempleo, miedo a una hiper etc) por fuera del espectro estrictamente económico en donde a veces 2+2 DEBE dar algo distinto a 4, y que te impiden lograr el objetivo. Una cosa es lo deseable y muy otra lo “posible”.

      • David (idu) dice:

        Bueno Sile.

        Lograste que viole mi solemne promesa de #noleoasilenoz

        Lo cual me valdrán reprimendas en tu jerigonza “españoglesa” o “igleñola”.

        Y bueno. Todo para decir que el kirchnerato llevó la subvaluación del dólar a un nivel superior al del menemato.

        Claro, más que tus lucubraciones matemáticas, que valoro como discípulo putativo de Rey Pastor, declaro que:

        Menem sacó de mercado a 1/3 de mis productos industriales competitivos con similares importados.

        Cris logró sacarme 1/2 de mis productos. “Genia”.

        Ahora, devaluta mediante, he mejorado mi competitividad, solo que el teléfono no suena desde hace 3 meses.

        Alegría! !!

      • Silenoz dice:

        Lo que pasa es que este tipo de cosas está fuera de tu comprensión Davidenko.. y más en tu estado ja ja…

        Con respecto al “teléfono” te doy algunos tips:
        1-llamá a tu operador telefónico
        2-pedí un “crédito puente” a tu “banco amigo”
        3-gestioná un Repro al rodado ministerial
        4-Jodete ja ja…

        Saludetes papantas

        #YoNoLeoASilenoz

      • David (idu) dice:

        Yo no leo a Silenoz

  12. […] a presentar sus ideas. Que procedió a hacer. Hace unas tres semanas subí -con algunas reservas- la primera parte de su trabajo. Reservas, porque sentía que había demasiado sin demostrar, apoyado solamente en nociones de […]

  13. […] intenté transmitir en los dos posts anteriores, el “tipo de cambio real”, la “inflación” y el “crecimiento económico” están muy relacionados entre sí. Solo […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: