Keiko Fujimori o P. P. Kuczynski ¿alguien dijo “avance de la Derecha en Latinoamérica”?

perú

Ayer fue la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Perú, para decidir si Keiko Fujimori o Pedro P. Kuczynski es el próximo Presidente. A esta hora (1:00 a.m.) parece que será PPK, pero todavía es muy dudoso. Como sea, debe interesarnos. Es un país importante en la América del Sur -algo más de 31 millones de habitantes, uno de los que tiene mayor diversidad biológica del mundo y mayores recursos minerales- y está unido al nuestro por lazos históricos profundos. Por casi 300 años, la mayoría de los suramericanos éramos peruanos -parte del Virreinato del Perú. Después, desde la Guerra de la Independencia hasta la de las Malvinas, hubo ocasión de mezclar nuestras luchas.

Es de esperar entonces que en un blog que le dedica espacio a la política internacional, y cuyo autor está convencido de la conveniencia y la necesidad de construir una unión estrecha de naciones en la América del Sur, se escriba sobre esto. El único argumento en contra es que ya fue hecho: El tucumano Ricardo Tasquer, en su blog Los huevos y las ideas, ha hecho un análisis lúcido de la actualidad política peruana y sus raíces, todo lo completo que puede hacerse desde Argentina. Lo recomiendo. Y una vez que se haya definido el actual “empate técnico”, los medios los abrumarán con datos y anécdotas.

Por eso, lo que me interesa aquí es explorar lo que insinué en el título: si el hecho que en Perú, un país con una tradición de izquierdas populares desde el viejo A.P.R.A. -y también con una experiencia de nacionalismo militar, la “Revolución Peruana”- las opciones hayan sido la nostalgia por una experiencia autoritaria, eficaz en la represión y con políticas económicas cercanas a la receta “neoliberal” y un candidato que ES la receta “neoliberal”, confirma “un avance de la Derecha” o, aún, “una restauración conservadora” en nuestra región (como un montón de articulistas, de diversos grados de progresismo, ya lo están anunciando).

En un plano superficial, sí. Después de todo, desde el triunfo de Hugo Chávez en las elecciones de Venezuela de diciembre 1998, se inició en América del Sur un ciclo de gobiernos populistas / progresistas. Se pueden mencionar a Argentina, Bolivia, Brasil, Ecuador, además de Venezuela. Y con menos “populismo”, es decir, con un rechazo menos enconado de sus sectores sociales más prósperos, al Chile de la Concertación y al Uruguay del Frente Amplio. Con muchas diferencias entre sí, pero que compartían políticas de un discreto distribucionismo hacia los más humildes y una afirmación de identidad latinoamericana.

También se puede marcar, como un dato menos importante para la población en general, pero si significativo para la política, que todos esos gobiernos ofrecieron un lugar a la Izquierda, es decir, a los cuadros, provenientes en su gran mayoría de los sectores medios, que se identifican con alguna variante de esa ideología y con los valores del progresismo. No las palancas decisivas del poder estatal, eh; tampoco la pavada, dirían en mi barrio.

Los analistas externos, con algo de razón, identifican ese aparente ciclo con el aumento de los precios de las materias primas por la irrupción de China en el mercado global (no cabe duda que sus exportaciones proporcionaron fondos para esas políticas sociales), y, hasta cierto punto, con el posterior auge de (algunos) “mercados emergentes”.

Por eso, muchos se tientan con ver una especie de determinismo: se acabó el crecimiento “a tasas chinas” de las exportaciones primarias, y los gobiernos que alentaron las expectativas (y el consumo) de los sectores tradicionalmente postergados, sufren el descontento popular y son reemplazados por experiencias de Derecha.

Como ya dije, es plausible… en un plano superficial. Sirve para los medios extranjeros -para sus públicos, Latinoamérica es más o menos una sola realidad- y para los medios locales, que agregan los adjetivos de acuerdo a su agenda. Pero ese determinismo pasa por alto la capacidad de los liderazgos y la eficacia de las gestiones. No es realista no tomar en cuenta, por ejemplo, la diferencia en los resultados de las gestiones de Evo Morales y de los sucesores de Chávez. También me siento obligado a decir -yo que he criticado, con ganas, políticas de CFK- que su manejo de la economía se demostró mejor, por lejos, que el de Dilma. Ambas están hoy fuera del gobierno, pero el porcentaje de apoyo popular que conservan es muy distinto.

(Sé que no es simpático señalarlo; no es “políticamente correcto”, especialmente en el discurso de “izquierda”, en el que, cuando las cosas van mal, son los manejos malignos de una Derecha todopoderosa que somete al Pueblo inerme. Da para victimizarse, pero siempre me pareció una actitud idiota).

El otro factor que destruye, apenas se analiza en profundidad, la visión de una “ola de Derecha” es que -aunque tiene sentido hablar de una Civilización Latinoamericana, y que América del Sur es una obvia unidad geopolítica- … sus realidades nacionales son muy distintas. Tanto como las de Formosa y Neuquén, para dar ejemplos de diferencias en una unidad mayor.

Perú es una muestra elocuente: el A.P.R.A. sigue siendo -aunque debilitado y deslegitimado para muchos por sus experiencias pasadas (Alan García fue, en sus dos mandatos separados, primero el Alfonsín y luego el Menem de su país)- el único partido político con alcance nacional y más o menos orgánico, se ha visto reducido a negociar bajo cuerda con Keiko. Verónika Mendoza, la dirigente de izquierda con mejor desempeño en la primera vuelta, con arrastre en el interior andino, apoyó en el balotaje a Kuczynski…

Sin olvidarnos que el Presidente actual, Ollanta Humala, subió al gobierno como una expresión de un nacionalismo militante, con apoyo de Chávez. Y llevó adelante una política no demasiado distinta de las que -probablemente- P. P. K. o Keiko llevarían adelante.

Un dato básico, y -estimo- el factor decisivo para estos condicionamientos de las propuestas políticas en Perú es su estructura socioeconómica. Una “república de Lima” (la región con una modernización superficial), un interior atrasado, y las inevitables migraciones internas. Sólo las exportaciones – con precios no tan buenos como años atrás, pero todavía mejores que los niveles históricos – ofrecen a los peruanos posibilidades reales de mejoras. Cualquier gobierno debe partir de esa realidad (lo que no significa que sus políticas sociales no sean distintas).

Las perspectivas políticas en Argentina y en Brasil son muy otras -también diferentes entre sí, por supuesto- porque sus realidades nacionales lo son. Lo que tienen en común es un sector industrial y un mercado interno limitados pero imposibles de ignorar.

En nuestro caso, el experimento “neoliberal” (lo llamo así para simplificar su clasificación; no es injusto, en especial en relación a sus objetivos) de Macri resulta ya insoportable para los que no tienen ingresos más o menos seguros en las periferias urbanas del Gran Buenos Aires, Córdoba, Rosario, Mendoza… Paulatinamente, va afectando al empresariado pequeño y mediano. Me parece evidente que esta situación no es sostenible en el actual esquema político. Lo que no quiere decir que lo que lo reemplace esté predeterminado. Eso dependerá de la calidad del (los) liderazgo(s) político(s).

Anuncios

3 respuestas a Keiko Fujimori o P. P. Kuczynski ¿alguien dijo “avance de la Derecha en Latinoamérica”?

  1. fdfsfd dice:

    La periferia de Cordoba y Mendoza voto a Macri.

    • Abel B. dice:

      También, buena parte de la periferia bonaerense. No creo que esa adhesión resiste a la inflación, la merma en la actividad económica y al desempleo. En ninguno de los 3 lugares.

  2. José dice:

    Cierto Abel, el verdadero “avance de la derecha” es cuando los dos candidatos en un ballotage son de derecha neoliberal… así nos fue

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: