El peronismo, ahora

Compañia_anillo

Esto que estoy escribiendo es la continuación de la 1° y la 2° parte de Argentina, a la distancia. Pero tengo que reconocer, de entrada, que en este tema, la actualidad del peronismo, mi alejamiento no me aportó ninguna percepción especial.

Atención: Estoy convencido que se entiende mejor al peronismo si se conocen, se profundiza en las experiencias de otros pueblos, sus parecidos y diferencias. No conocemos un idioma a fondo hasta no saber de otros, de cómo las palabras que designan las mismas cosas tienen referencias distintas. En un ejemplo que ya usó otro, “wood” o “forest” no son exactamente lo mismo que “bosque“. Y el alemán “Wald” lleva otra carga.

Pero eso es para reflexiones teóricas, sin urgencias. Estas anotaciones quisieron enfocar la interacción entre las expectativas y los proyectos que hoy se despliegan en Argentina. Y algunos comentarios, valiosos, me recordaron la angustia por respuestas que muchos de nosotros sentimos.

Lo que pasa es que hoy el peronismo está, otra vez, en uno de sus períodos de redefinición. No tengo dudas que su historia y su identidad -que ya es una parte de la identidad argentina (en lucha y fertilización mutua con las otras partes, claro)- aseguran que va a seguir teniendo una presencia poderosa por largos años. Ahora, qué clase de presencia, eso depende de las decisiones que se tomarán (que tomaremos los argentinos).

No es que todo sea tan indefinido. El peronismo, desde su origen, ha sido la expresión política de los de abajo, y eso condiciona. Pero durante un poco más de ’70 años, en el poder, en el llano, o perseguido, ha tenido manifestaciones muy distintas.

Corresponde entonces que, en compensación por tanta palabrería, les diga en la forma más concreta posible lo que veo hoy en ese “inorgánico y difuso peronismo” que mencioné al comienzo de estos tres posteos.

Después de la derrota electoral del año pasado -cuando perdió la Presidencia de la Nación, y el segundo bastión en importancia, la gobernación de Buenos Aires- en el peronismo quedaron unos núcleos de poder débilmente unidos por esa historia en común. Y, en la mayoría de los casos, por la procedencia de sus votantes, no lo olvidemos.

Están los gobernadores e intendentes, los bloques legislativos nacionales y provinciales y un Partido Justicialista -cuya recuperación puede contarse como uno de los poquísimos éxitos en la etapa Macri, pero que no es un poder en sí mismo sino una mesa de discusión y, en algún caso, un vocero. Está el sindicalismo -el sector con mayores recursos- pero que no muestra interés en conducir la política. Están los movimientos sociales, todavía con una cierta capacidad de movilización. Y está la ex Presidente, Cristina Kirchner, con conocimiento popular, un discurso claro, y una relación emocional con la más numerosa (de lejos) militancia peronista y con la mayoría de los que un amigo llamó “peronistas  domiciliarios”. Los que no pertenecen a ninguna agrupación, pero votan por el peronismo.

Ninguno de estos núcleos de poder está conduciendo el conjunto. Un motivo, el menos importante, curiosamente, es que ninguno tiene hoy el poder suficiente. Él otro, el decisivo, es que no les interesa hacerlo ahora, porque la suerte, como proyecto de poder, de la experiencia Macri todavía no está definida.

Esta afirmación provoca, y es natural, rechazo en los muy numerosos sectores que ya han sido golpeados con dureza en sus ideales y/o sus bolsillos por las políticas aplicadas desde diciembre. Y que le exigen al peronismo respuestas. El problema es que, salvo en las fantasías de comandantes de escritorio, no puede darlas.

Aún situaciones económicas límites, crisis gravísimas, como la explosión inflacionaria y la paralización de la economía con Alfonsín, la recesión y el desempleo con De la Rúa (que ya había empezado en el 2° gobierno de Menem), tardaron más de dos años en debilitar en forma terminal a esos gobiernos. Y la (muy mala) situación actual está lejos de esos pozos.

Naturalmente, esta es una verdad estadística. Que en las situaciones personales es una mentira. Al que ha perdido su empleo no puede importarle si los otros desempleados son cien mil o un millón. Es su realidad la que está arruinada. Y si es peronista, sentirá bronca, odio, con los dirigentes que no le dan respuestas. CFK se salva, por ahora, porque tiene un discurso intransigente, y además está lejos. Igual, también pagará un precio, a la larga.

Son los costos de la política como vocación. El hecho es que el peronismo deberá definir programas, alianzas, y -antes que ninguna otra cosa- quién conducirá al conjunto, para poder proponer con seriedad una alternativa para la Argentina. Por suerte, es pragmático, y no se dividirá por discusiones ideológicas (que las tiene, por supuesto). La gran mayoría de los dirigentes del peronismo, y, cuando llegue el momento, sus votantes, se unirán en torno del/de la que pueda ganar. Es decir, convencer a la mayor cantidad de argentinos.

Como ya dije otras veces en el blog, los tiempos señalan el mecanismo que lo irá definiendo con certeza. El año próximo tendremos elecciones en todas las provincias y en la Capítal. Sus resultados dirán quiénes son los hombres y mujeres que serán las caras del peronismo que viene.

Ah, y algo más importante: Feliz día de la Patria.

Anuncios

12 Responses to El peronismo, ahora

  1. Diego dice:

    ¿Cuánto aguantaremos con la cabeza adentro de la pileta sin ni siquiera nombrar a Massa?

    • Norberto dice:

      ¿El Employee que pedía a los gritos expulsar a los de la Campora del Estado, sabiendo que eso daba lugar a todas las arbitrariedades posibles?
      Me parece que el Gran Jefe está hablando de peronismo y no de payasos que hasta atribuyen una frase del Viejo a Elisa Avelina,
      Nunca menos y abrazos

    • Politico Aficionado dice:

      Massa es del PRO.

  2. valeu!!!!!!!!!
    sindicalismo y clase política que sí se importan!
    programa y banderas para arrancar.

    SINDICATOS: La clase trabajadora se apresta para la lucha. Plenario de la Corriente Sindical Federal reúne a 50 gremios

    en pájaro rojo, 24/05/16

  3. ricardo j.m. dice:

    tan lejos como la diferencia entre la tasa de interes de las lebac entre hoy y el 2001, ya hoy no pueden pagar y estan de invento
    y no es una cuestion de perspectiva es real, ni en el año 2000 se mandaba comida podrida a los comedores de los colegios en la pba

    esta crisis es peor se afanaron 80 mil millones con el dolar futuro los del pro . se afanaron toda la guita en dos meses y ahora no tiene para pagar las tasa.

    en la argentina a lo que hacen los peronistas hoy se le llama obsecuencia pero con su nombre real comedores de desechos organicos humanos.

    el sindicalismo y la dirigencia puesta a dedo por servini de cubria en el pj hacen politca con el hambre del pueblo porque todos saben que un paro con movilizacion se lleva puesto al gobierno y prefieren matar de hambre a millones antes de quedar mal con los dueños de la argentina

    estan esperando que clarin les diga cuando.

    cuando volvamos a ser una patria en vez de un negocio para pocos festejaremos.

  4. Politico Aficionado dice:

    ¡PERÓN VIVE!
    ¡EVITA VIVE!
    ¡NÉSTOR VIVE!
    ¡VIVA CRISTINA!
    ¡VIVA LA PATRIA!

  5. Laura Podetti dice:

    Muy buen análisis por más duro que parezca. Pienso que la autocrítica es fundamental, se perdieron miles de votos por decisiones equivocadas a último momento. Que haya muchos arrepentidos por el momento no sirve de nada. Desensillar hasta que aclare pero en vigilia. La situación regional y mundial no ayuda y fue un factor más de castigo. Los mas vulnerables pagan el precio de los errores. Viva la Patria
    .

  6. Politico Aficionado dice:

    Hoy en la Plaza de Mayo, contando a Mauricio, serían una docena de personas. Michetti y Triacca tranquilamente podrían haber corrido una carrera de sillas de ruedas hasta la Catedral.

    Hemos conocido otras Plazas.

  7. claudia dice:

    Bueno, no te dimos la bienvenida, Abel, así que vayan los parabienes por el regreso (¿se pudo comprobar si en la Luna hay viento como para flamear una banderita?).
    Ahora en serio, muy buen post. Duro y realista pues… es lo que hay. Es así, los tiempos de la Historia son de distinta naturaleza que aquellos de los hombres particulares. Y una de dos: o la realidad desata sus demandas y las dilaciones de una tortuosa reorganización se sustancian de un patadón… o nos espera todavía más tiempo como inermes marineros de cubierta en la goleta de un Mauricio decidido a happening por entre los 40 Bramadores.
    Igualmente el tema sindical está muy verde. Quizás haya que aceptar los reparos de la izquierda que asistió al Plenario. Si la lista de oradores se amañó privando esas voces alternas, no es el mejor dato para la constitución de un Frente Ciudadano. Está piola aclamar ¡Paro Nacional! … pero qué linda ocasión se desaprovechó para acordar una fecha puntual (quizás, un hecho revelador de las dificultades para consensuar sin previas roscas sectoriales). Por otra parte, el anunciado alejamiento de Moyano de la CGT, para agosto, me huele taaan mal… ni los pingües chanchullos de la AFA me lo justifican. Saludos.

  8. […] aclarar lo que afirmo, me remito a la descripción coyuntural del peronismo que hice este miércoles: “Después de la derrota electoral del año pasado -cuando perdió […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: