Una pregunta sobre el macrismo

presidente-Mauricio-Macri

Esta semana subí Lo que queda del kirchnerismo. Un posteo que tuvo bastante repercusión, según informa WordPress, pero quedó sin terminar. Bueno, ya no tengo tiempo -casi al pie del avión- para tratar de completarlo, pero quiero dejar planteada una cuestión que había querido encarar y no lo hice.

Porque no lo había empezado, en realidad, en respuesta a lo que escribió Natanson del kirchnerismo, aunque terminé esbozando algunas ideas sobre eso. El impulso vino de un posteo de los amigos de Artepolítica, que salieron a contestarle aquí, planteando que, al contrario de lo que afirmaba el director del Dipló, Macri no era una “nueva derecha”, que su gobierno tenía una identidad profunda con las derechas clásicas argentinas.

No estoy de acuerdo. Quiero decirlo a pesar que encuentro en esa nota que subieron a Artepolítica aportes inteligentes para entender la realidad actual. Y es incontestable esto que dicen: “Si en la campaña (Macri) puso énfasis en mostrarse desapegado de ataduras ideológicas, a poco de andar abrazó preconceptos clásicos de la derecha. Por mencionar algunos: que al Estado le “sobran” empleados, que el futuro es un sueño individual, que hay que recortar el gasto público, que lo que “no tiene que ser del Estado como los subsidios” deberá ser eliminado o que para garantizar la certidumbre empresaria es necesario construir una Línea Maginot contra un proyecto de ley que protege los puestos de trabajo“.

Es cierto que esto es lo que se plantea desde la “derecha” -usualmente disfrazado como “sentido común”- desde que Álvaro Alsogaray logró convertirse en su vocero. Y que se hizo hegemónica cuando Martínez de Hoz derrota a los “desarrollistas” del tipo de Díaz Bessone. Que estaban tan dispuestos a reprimir como los “liberales”, pero tenían otra idea del Estado nacional.

Una buena descripción del asunto lo hizo en un comentario el amigo Silenoz, que, criticado por bardear con sarcasmo despectivo a los que contradicen -o ignoran- los conceptos que propagó el economista Piero Sraffa, brinda aportes valiosos a los que se molestan en entenderlos.

Traduzco al estilo del blog esta intervención suya: “Respecto a la continuidad del estatismo, ésta se pudo apreciar desde el ’55 hasta el ’76, ya que los militares no retiraron al Estado de la actividad económica. Al contrario, ocuparon los cargos en las empresas estatales, ampliando su faz regulatoria e inclusive intervencionista.

El problema era Perón, y no los sindicatos como tales (a menos que fueran muy peronistas). En esa época, si bien había alta inflación, represión brutal, y “había que pasar el invierno”, los gobiernos militates, y los civiles condicionados, trataron de sostener el empleo y, en la mayoría de los casos, el salario, cediendo a la presión del Movimiento Obrero.

Una de las diferencias notables de esas épocas respecto a la actual y que quizás explique en parte las otras, es que el “mainstream” del pensamiento económico asumía la existencia de los estados de bienestar keynesianos. Y en el contexto interno la extranjerización de la economía recién empezaba, y nuestra burguesía a medias industrialista intentaba expandirse, necesitando así un mercado interno relativamente dinámico.

Después cambiaron los vientos...”

El fenómeno que expresa Macri resulta en buena medida de esa extranjerización de la economía. En la actualidad, la mayoría de los representantes más influyentes del poder económico (lo que el mismo Macri bautizó públicamente como “el Círculo Rojo”) no son, estrictamente, empresarios, sino gerentes, CEOs, de las filiales locales de empresas transnacionales. Y una porción considerable de los sectores medios altos y altos, no tiene vínculos profundos, o no cree tenerlos, con un proyecto nacional.

Entonces, la pregunta que la realidad nos plantea -y que no será ni sencillo ni rápido responder- es cómo aquellos que sí se siente comprometidos con ese proyecto, con la construcción de una Nación, convencerán, sumarán a sectores empresarios. Y a cuáles. Porque lo que parece evidente es que la economía, y las transformaciones necesarias, no se pueden hacer solamente con militantes entusiastas de corazón puro. Mao lo ensayó, con los Guardias Rojos, y tuvo que llegar Deng para terminar con la pavada.

Anuncios

19 respuestas a Una pregunta sobre el macrismo

  1. vale dice:

    http://kontrainfo.com/?p=1650
    algo mas sobre el macrismo

  2. David (idu) dice:

    Copio dos frases tuyas, Abel (1 y 2), y luego una mía (3) de “En lo que queda del kirchnerismo” (en donde podríamos reemplazar “derecha” por “neoliberalismo”

    1) “Si en la campaña (Macri) puso énfasis en mostrarse desapegado de ataduras ideológicas, a poco de andar abrazó preconceptos clásicos de la derecha. Por mencionar algunos: que al Estado le “sobran” empleados, que el futuro es un sueño individual, que hay que recortar el gasto público, que lo que “no tiene que ser del Estado como los subsidios” deberá ser eliminado o que para garantizar la certidumbre empresaria es necesario construir una Línea Maginot contra un proyecto de ley que protege los puestos de trabajo“.

    2) “Respecto a la continuidad del estatismo, ésta se pudo apreciar desde el ’55 hasta el ’76, ya que los militares no retiraron al Estado de la actividad económica. Al contrario, ocuparon los cargos en las empresas estatales, ampliando su faz regulatoria e inclusive intervencionista.

    3) ¿Neoliberal el gobierno que prohibe Uber, no entendiendo la modernidad, que sigue prohibiendo que Amazon te mande por courier una comprita, con el imbécil argumento de que por ahí viene droga?

    ¿Neoliberal un gobierno que mantiene YPF pública con sueldos fastuosos a costa del contribuyente, en plena baja del precio del petróleo?

    ¿Neoliberal un gobierno que sostiene Aerolíneas Argentinas tal cual como estuvo bajo la égida del pibe Recalde?

    ——————————

    Evidentemente, si lo 3) tiene algo de cierto, lo cual es comprobable, podríamos aventurar que Macri no es tan de “derecha”.

    Que Macri se haya desprendido de menos del 1% de los empleados del Estado no configura una “política de derecha”, sino un pase de facturas al gobierno anterior por nombramientos supernumerarios y claramente quintacolumnistas.

    Lo de “recortar el gasto público”, está por verse: está nombrando a los “suyos”, tal vez con sueldos más discretos respecto del derroche precedente.

    Tampoco habla de privatizar.

    Lo del ingenio por robar con la obra pública, requerirá de mucha mayor creatividad que la que han tenido sus antecesores, lo cual también parece poco probable.

    La “Línea Maginot” lo único que logrará es acelerar despidos ahora, y demorar inversiones. Lo cual tampoco parece muy de “derecha”. Por ahí veta esa ley estúpida, pero no le veo suficiente coraje como para “derechizarse” tanto, sin ventaja alguna con vistas a las elecciones de 2017.

    Quedaría lo de reducir los subsidios a las empresas amigas, lo cual no se si es de derecha o de izquierda.

    Muy cierto Abel, que los militares fueron intervencionistas.

    Si seguís evolucionando así, terminarás coincidiendo conmigo en el carácter “populista” de los milicos, y de Macri, obviamente.

    Saludos.

    • mem dice:

      Ya estan pensando privatizar, David. Lei articulos la semana pasada que planteaban q el gobierno estaria evaluando privatizar Aerolineas…
      En mi opinion Macri es tan de derecha como el riojano, como los militares, como Alsogaray, es un gobierno conservador que como no puede decir todo lo que querria decir porque se pondria en evidencia entonces no habla, polariza con Cristina, asi piensa seguir tirando hasta que el agua le llegue al cuello…
      Ayer en el programa de Navarro mostraron q Macri habia dicho en una entrevista algo asi como q las personas debian poder contratar sin temor a la conflictividad y concluyeron q sin dudas, sin mencionar la palabra flexibilizacion laboral, es lo q estaba planteando… Hay q prestar atencion a eso tambien.

      • David (idu) dice:

        Si privatizan Aerolíneas, se funde, o la sostiene el Estado…

        Eso no es derecha…

        Derecha es que desaparezca por ser inviable.

      • mem dice:

        Entiendo que qué es derecha y qué es izquierda es bastante subjetivo, Macri expresa una nueva derecha y otro día la seguimos

      • Politico Aficionado dice:

        Todas las líneas aéreas de este planeta son deficitarias, sin embargo los estados las subsidian y sostienen. Vaya uno a saber porqué.

    • Juan el Bautismo dice:

      David, pregunto, para el futuro que prefieres, un peronismo que te alienta a participar y expresarte pero te censura o un peronismo que te permite total libertad pero no te da ni cinco de pelota por no sentirse cuestionado por tus boludeces.
      Te pregunto para incorporarlo a la autocritica peronista.

      • David (idu) dice:

        Si perteneces al segundo grupo de peronistas, es para mi un honor.

        Chau.

  3. Rogelio dice:

    Abel:

    Insumo crítico
    En una reunión politica en la que participé durante la semana, alguien afirmó que el “insumo crítico” para los argentinos es hoy “el proyecto”.
    Quería significar que NO tenemos proyecto. O que no tenemos claridad sobre el proyecto. O que está confuso y necesita recrearse.

    Si así fuera, se trata de dirigir la mirada hacia el futuro, tratando de percibir los desafíos, necesidades y oportunidades que ya se pueden percibir como “pequeños puntos sueltos en el horizonte.

    Quién es el sujeto?
    ¿Quiénes son necesarios para esa mirada orientada al futuro?
    Son las numerosas organizaciones vertebrales de la nación, que potencialmente tienen capacidad para unir los puntos sueltos en el cuadro de una estrategia asociativa: trabajadores, empresarios, técnicos, artistas, científicos, activistas sociales, comunicadores,…

    Espacios de encuentro
    Entonces, el “insumo crítico” para los argentinos pasa a ser la edificación de espacios de encuentro donde las organizaciones vertebrales puedan colaborar entre sí para percatarse del futuro e ir articulando paso a paso las decisiones que nos permitan afrontarlo con razonables chances de éxito.

    En nuestra experiencia histórica hemos sido testigos, en más de una oportunidad, de situaciones donde nos preguntamos colectivamente…. ¿ cómo sigue ? y pudimos encontrarle respuestas positivas.

    Saludos y buen viaje

  4. Ñandú dice:

    Creo que es un tema para, primero, la acción política; luego para la teorización que surja de ella.
    Si no resolvemos este tema en la práctica y en un tiempo de relativa inmediatez, tal vez luego sea tarde

  5. victorlustig dice:

    Abel
    podriamos decir que el anterior gobierno intento construir un empresariado con los Spolsky, Baez, Lopez et altri, mas los subsidios a las multinacionales (GM por ejemplo, ojo, eso es mundial).
    Naufrago en la proverbial chapucheria, visto a quienes eligio.

    Deng, practico (debe haber sido peronista por lo practico) dijo no importa con que guantes cace mientras cace ratones (mas o menos era asi) y uso 10 años de mano de obra casi manumitida en Shenzen para dar el impulso a la China actual. No era posible aca por cierto, y, afortunadamente.

    Rumbo aca? vaya a saber, la tecnologia, a pesar de Silenoz y su amado (y perimido)Sraffa va en contra de la integracion y subida social en funcion de la integracion, cada vez es mas barato automatizar y no todos podemos ser diseñadores.

    La agricultura y sus derivados? a pesar de todo el cacareo, para hacer algo genetico hace falta capital, y, Monsanto esta apretando mucho ahora, sera divertido de ver como colisionan gobierno y multis en ese tema (recordemos Cristina saco la ley de semillas, gratis)

    Pero, el nucleo principal es si es posible la construccion de una burguesia de clase media (perdon por la palabra burguesia), quizas la epoca se asemeje a la cual donde desaparecieron las guildas, y hubo un interregno de muchos años, las guidas eran la clase media de la edad idem, o, que la clase media sea solo un momento en la historia, vaya a saber

    muy gloom para domingo feliz viaje

  6. Juan el Bautismo dice:

    que Silenoz, Vitor (en su inutil afan de hacer Peronxplotation) y ayer Guillermo Moreno esten tocando el mismo tema es solo una casualidad

  7. Daniel E. Arias dice:

    En nuestra alta burguesía (¿burocracia no sería mejor) de CEOs de multinacionales, en respuesta a la pregunta que dejó picando Abel, ahí no hay con quién negociar nada que involucre cierta defensa del interesante estado-país que supimos o podríamos ser.

    Respecto de los dueños de PyMES, los que generan la mayor parte del empleo industrial real, perdieron demasiado terreno y no poca materia gris. En épocas de Martínez de Hoz, y de modo recrudecido con Cavallo 1.0, 2.0 y 3.0, la Argentina se quedó sin aduanas y estas pequeñas patronales perdieron toda motivación “progre”.

    A saber, durante los períodos más proteccionistas de nuestra economía -¿empieza en los ’40?- los pequeños industriales metalúrgicos, metalmecánicos, textiles, químicos y otros- sabían que de algún modo, los aumentos salariales que sus obreros les sacaban a cara de perro del bolsillo derecho, les volvían por el bolsillo izquierdo por el aumento de capacidad de compra de un mercado interno notablemente cerrado.

    Todos hemos hecho nuestro lamento por la muerte de Aldo Ferrer, el anteúltimo argentino que creyó que, incluso en medio de la arrasadora presión exportadora de Asia y de la débacle política de los gobiernos que intentaron darle entidad al Mercosur, se podía volver al “vivamos con lo nuestro”.

    Particularmente, yo no creo que a Ferrer haya que homenajearlo, sino entenderlo y aplicarlo. China o no China, la recesión mundial está forzando a los grandes bloques que lograron una cierta integración (Europa, en mucha menor medida el NAFTA) al proteccionismo. Incluso dentro de los bloques mentados, los perdedores de la integración (México, Grecia) pagan un precio tan alto, que demuestran por el absurdo que más no es necesariamente mejor.

    Y dentro de cada bloque, mirando con la lupa, los perdedores sociales de los países ganadores tampoco están contentos con la mega-integración. Como ha dicho tantas veces Abel, son ex-obreros yankis y franceses los que hoy votan a la “derecha antisistema” como Trump y Marine Le Pen. Han estad siendo reemplazados por 400 millones de chinos que antes de Deng eran campesinos, y ahora son obreros industriales en las multinacionales de raíz estadounidense o europea que se mudaron a sitios como Guangdong con banderas, fábricas y cañones. El obrero yanki que antes levantaba con la pala en la GM o en la Zenith (¿se acuerdan de la Zenith?) hoy, con los muchachos de Silicon Valley fabricando todo el hardware en China, se ha vuelto “white trash”. Y vota a Trump porque cree, pobre gil, que ese nuevo tribuno de la plebe le devolvería el empleo. Cosa que no figura en los planes de Trump, entre otras cosas porque con la deuda externa de los USA en manos del Partido Comunista Chino, no hay cómo negociar la vuelta del trabajo desde China.

    El dato que me interesa, como argentino, es que el ex-obrero y el actual granjerito francés le dicen a sus gobiernos que no quieren firmar ningún acuerdo de libre comercio con los USA, y máxime lleno de cláusulas secretas. Mientras Trump gana votos con lo mismo: promete proteccionismo. No va a ganar estas elecciones, pero probablemente obligará a Hillary Clinton a cerrar UN POCO las importaciones industriales de los USA, y a usar la empolvada legislación de “American Buy”.

    La crisis de 1930 la pudieron solucionar de algún modo los estados que se abroquelaron tras sus aduanas, los imperios que trataron de ganar el control del mercado mundial y la política global con la 2da guerra, y los paisitos como el nuestro que aprovecharon la plata ganada en la guerra y la capacitación de sus recursos humanos para dotarse de una industria. Que no fue tan liviana como se cree (al menos en el caso argentino).

    El “populismo militar” en nuestro país tuvo intenciones largas y patas relativamente cortas. En su segundo gobierno, Perón es menos distribucionista que en el primero. El el tercero nos regaló a Isabel y a Celestino Rodrigo.

    Los militares procesistas mantuvieron buena parte de las empresas estatales, pero no tanto por el ínclito nacionalismo de Díaz Bessone, de patas cortísimas, sino por las uñas largas de la alta oficialidad. Efectivamente, jamás gozó tanto de eso de ser simultáneamente generales y gerentes de las grandes empresas públicas, y en buena medida, para vaciarlas. Fue el endeudamiento masivo de YPF en épocas de Martínez de Hoz la que la transformó, durante un tiempo, en la única petrolera del mundo que daba pérdida. Ninguna otra lo hacía, incluso con el crudo relativamente barato de épocas de Reagan. No recuerdo haber escuchado quejas del “sector nacionalista” del Ejército. Ni hablar de la Armada o la Aeronáutica, que jamás lo tuvieron.

    Por eso soy un ferrerista desorientado. ¿Qué clase social argentina se beneficiaría directamente de un timonazo proteccionista? ¿Y además, cuál tiene la organización, la conciencia política, y la autoridad para mandarse semejante desafío? ¿Y hacer todo eso en épocas en que el andamiaje político regionalista de toda Sudamérica cruje y se derrumba bajo el ataque judicial, mediático y político mejor coordinado que se vio desde los ’70?

    Soy ferrerista, quevacé, jefe Abel. Pero un ferrerista bastante deprimido. Por falta de otros ferreristas.

    Pero si alguien puede ver en el creciente proteccionismo de los grandes bloques el aliciente para reconstruir de algún modo nuestro proteccionismo anterior, cuenta con mi voto.

    • Politico Aficionado dice:

      No se sienta solo, Daniel. Estoy decididamente con Ud.

    • Raúl C. dice:

      Pese a todo, creo que hay muchos ferreristas. Así me considero yo. Algunos quizá no saben que lo son.

      • Rodrigo dice:

        A mí también me gusta mucho Aldo Ferrer. No soy todólogo, con lo cual tengo que confesar que mi formación económica es muy deficiente. Me gusta Ha-Joon Chang, Karl Polanyi (el de “La gran transformación”), Aldo Ferrer… ¿Alguna recomendación bibliográfica del público conocedor para enriquecerme? Incluyendo autores críticos que discutan con el amigo Aldo. No “diálogo de sordos” sino discusión. Saludos y disculpas a Abel por el off topic!!

    • David (idu) dice:

      Cramba! Otro “ferrerista” (muá) infiltrado en las entrañas nac & pop !!!

      ¡Danger!

  8. Silenoz dice:

    ¡Oiga! No se habrá ido a Panamá ¿no? o alguna otra roca flotando en los océanos de porái… ja ja…
    Se agradece la cita don Abel y aprovecho por acá para desearle un buen viaje…. traiga lo que quiera pero no sanguchitos…. dejemos “pasar el el invierno”.

    Saludos

  9. vale dice:

    Macri sostiene que “no hay relato” y sin embargo sus voceros nos cuentan un cuento de hadas, digo cuento de hadas figurando la ausencia total de correlato en la realidad y la ausencia absoluta de sentido).
    “nosotros los cuidamos” “nosotros trabajamos para ustedes” ” en abril las cosas van a empezar a cambiar”…”el segundo semestre será otro país” “habrá empleo” “el miércoles empezamos a sancionar la ley de laa canasta familiar” ” ya hemos acordado con los empresarios para que bajen los precios” “bajaremos ni bien pisemos el gobierno” ” la educación es nuestra prioridad” “esta será les prometo la revolución de la alegria” ” no hay desempleo sino correcciones” et., etc, etc…..
    No es acaso este un relato?
    La diferencia de relatos con el gobierno anterior, es que el gobierno anterior, relataba sentidos de acciones de gobierno, de políticas públicas, y sociales concretas y tangibles, plan nacer, plan conectar igualdad, suh, plan pregresar, plan procrear, plan de atención a la mujer embarazada, plan de salud para todos y todas, atención odontológica, plan pymes…..etc etc etc
    Se podía o no , tal vez, coincidir con el sentido de esas politicas, pero es estúpido y falaz negar que estaban ahi, solo porque a alguien no le gustan; aerolineas era del estado y volaba a toda hora para todos los puntos cardinales, los precios cuidados estaban concretamente en los supermercados diariamente, la carne NUESTRA CARNE, era accesible….
    hoy hay relato sí claro que lo hay, pero hasta el dia de la fecha….es un cuento de hadas con el sentido ingenuo de alimentar la fantasía de los niños que viven otro mundo.
    Los que sostienen esa ausencia de sentido o son orates o son gente con muy mala intención, que además, nos subestiman demasiado.
    saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: