Los días finales de la Unión Europea

obama merkel

Todos los incurables tienen cura Cinco minutos antes de la muerte” Uno recuerda este verso voluntarista de Almafuerte/Ricardo Balbín, pero las indicaciones de la agonía del sueño/ideal/proyecto de Monnet, Schumann y una generación de líderes europeos de la segunda posguerra son muy fuertes.

Creo que vale mucho la pena que los suramericanos reflexionemos en el asunto. Podemos elegir, en la siguiente década, estrategias puramente nacionales. El resultado inevitable será la condición de satélites en el “Nuevo Orden Mundial” (que, a pesar de los delirios conspirativos en Internet, no tiene nada de nuevo. Está en vigencia desde hace al menos tres décadas).

O buscar una estrategia de conjunto. Muy difícil. El dictamen de Toynbee sigue en pie “Las confederaciones laxas (acuerdos aduaneros, pactos,…) duran poco. Evolucionan hacia una confederación más fuerte o se disuelven“.

Un par de noticias de ayer me impulsaron a este posteo:

Obama alienta en Europa un resistido acuerdo comercial

Barack Obama pisó suelo alemán por quinta vez para promover la mayor zona de libre comercio del mundo: un área con 800 millones de potenciales consumidores que quedarían bajo la órbita de la polémica Asociación de Libre Comercio e Inversiones (TTIP) entre Estados Unidos y la Unión Europea.

En Hannover, ciudad del norte de Alemania donde inauguró la mayor feria industrial del mundo, Obama habló de “una enorme oportunidad de fortalecer el espacio transatlántico” y de impulsar el crecimiento y la creación de empleo. “No creo que se vaya a ratificar de aquí a fin de año”, reconoció el mandatario, quien no obstante se mostró confiado en que las negociaciones iniciadas en 2013 estén cerradas antes de que termine su mandato, dentro de ocho meses. “Las diferencias son cada vez menores”, subrayó Obama.

El TTIP “es bueno para la economía alemana y es bueno para la economía de Europa”, subrayó por su parte la canciller alemana Angela Merkel durante una conferencia de prensa conjunta. “El mundo entero se va a orientar en las normas que acuerden Europa y Estados Unidos”, señaló Merkel, tras destacar que “me alegra que el presidente Obama apoye las conversaciones, pero nosotros también tenemos que hacer nuestra parte”.

… El sábado, unas 40 mil personas (80 mil según los organizadores) protestaron en Hannover bajo la consigna “paremos el TTIP” y “por un comercio mundial justo”. Según un estudio de la fundación Bertelsmann, solo el 17% de los alemanes considera que el TTIP es positivo, contra un 33% que lo ve negativo. Otras encuestas confirman que la mayor parte de los detractores del tratado se encuentra justamente en Alemania, una de las principales economías exportadoras. Estados Unidos es el principal comprador de productos “made in Germany” y los analistas coinciden en que la economía germana es una de las ganadoras de la globalización. Pero no lo ven así la mayoría de sus ciudadanos, que desde hace décadas sufren las consecuencias de “la mayor concentración de la riqueza”, la caída constante del salario real y “la disminución del bienestar de la clase media y baja”.

Esta otra:

Un ultraderechista es el principal ganador de las elecciones en Austria

Por primera vez en la historia democrática de Austria el futuro presidente no será ni socialdemócrata ni democristiano, los dos partidos tradicionales del país alpino. Norbert Hofer, candidato ultraderechista por el Partido Liberal (FPÖ), se llevó el 35,4% de los votos y se enfrentará en mayo en segunda vuelta al ecologista Alexander Van der Bellen, que quedó segundo con el 21,3% de lo escrutado.

La victoria holgada de Hofer contradice todas las encuestas de las últimas semanas, en donde Van der Bellen era favorito. El FPÖ es un partido euroescéptico, xenófobo y populista, y su triunfo se da en unas elecciones que se vieron marcadas por la crisis de refugiados en Europa. “Necesitamos controlar nuestras fronteras. Austria no es la seguridad social de medio planeta”, había dicho el candidato durante su campaña.

Los partidos tradicionales, llamados la “gran coalición” de gobierno, sufrieron una histórica derrota electoral. El democristiano Andreas Khol quedó cuarto con un 11,2% de los votos, mientras que el candidato socialdemócrata Rudolf Hundstorfer fue quinto con un 10,9%. El actual presidente, el socialdemócrata Heinz Fischer, deja el cargo en julio tras dos mandatos de seis años.

A principios de año, e impulsados por las posiciones cada vez más radicales del FPÖ, los dos partidos que se encuentran actualmente en el gobierno endurecieron las políticas migratorias. Instauraron límites máximos de acogida y cerraron las fronteras a los países vecinos, dos medidas que fueron criticadas en Bruselas y en Alemania. Sin embargo, y a pesar de estos cambios, el creciente descontento social a raíz de la situación migratoria y económica llevó a que cada vez más votantes se inclinaran por el FPÖ“.

3 respuestas a Los días finales de la Unión Europea

  1. Capitán Yáñez dice:

    ¿Arde el IV Reich?

  2. victorlustig dice:

    miedo al oso ruso y quizas mas miedo a la inmigracion del sur

  3. […] poco comenté en el blog que Barack Obama se reunió con Ángela Merkel para impulsar la llamada “mayor zona de libre […]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: