Crónicas de la guerra mediática

La_Gazeta

Sobre este tema se ha escrito mucho en los 8 años y meses desde que Néstor Kirchner y el Grupo Clarín rompieron relaciones. Tal vez demasiado. Porque muchos argentinos politizados -incluyendo comunicadores K y anti K- parecen haber llegado a creer que la realidad es lo que se dice en los medios. No es así.

Pero es una parte importante de la realidad. Por eso esta crónica, un poco indignada, en la que Carlos Marino, el fundador de Letra P, pasa revista a los batallones de uno y otro lado, es un resumen valioso. Ah, el texto de Marcos Peña a que hace referencia está aquí, en su página de Facebook. Una observación al final.

“El jefe de Gabinete, Marcos Peña, se hizo cargo de una faena curiosa –o, al menos, novedosa-: explicitar y explicar la estrategia de comunicación del gobierno del presidente Mauricio Macri. Lo hizo a través de un artículo posteado este domingo en su cuenta de la red social Facebook, en el que abunda en proclamas republicanistas que ningún demócrata que se precie se atrevería a cuestionar. El problema de esta pieza de propaganda es que está incompleta. Le falta el cómo: cómo la administración PRO les otorga centralidad a los “medios independientes” y cómo hizo para desmontar el aparato mediático paraestatal que había construido el kirchnerismo. Y, en definitiva, cómo los métodos aplicados para llevar a la práctica los postulados fundamentales del plan diseñado y exhibido por Peña impactan (negativamente) en la pluralidad que el funcionario señala como objetivo prioritario.

Dice el Jefe de Gabinete: “Creemos en una lógica comunicacional distinta al gobierno anterior. Dijimos durante muchos años que el abuso de la publicidad oficial, las cadenas nacionales, los medios paraestatales, la agresión a periodistas y medios de comunicación no eran compatibles con un estado democrático, pluralista y defensor de la libertad de expresión. Por eso en estos cuatro meses desarmamos todo ese aparato y terminamos con la guerra con el periodismo.

Algunas consideraciones necesarias sobre este párrafo clave del Manifiesto Peña: El jefe de Gabinete se refiere a los medios creados o alimentados con frondosa pauta oficial en los años del kirchnerismo. Concretamente, los diarios, las radios, los portales de noticias y los canales de televisión de los grupos Indalo (de Cristóbal López), 23 (de Sergio SzpolskiMatías Garfunkel), Crónica (de los hermanos Olmos) y Diario Popular/Noticias Argentinas (de Jorge Fascetto), entre otros.

El Desmonte: El 28 de marzo pasado, Letra P contó cómo el secretario de Comunicación Publica de la Nación, Jorge Grecco, había echado a los gritos a algunos de esos empresarios, convocados a su despacho de Balcarce 50 como miembros de la Asociación Federal de Editores de la República Argentina. La pelea fue en diciembre y constituyó el anticipo de un plan de ajuste para esas empresas: el achicamiento drástico de la pauta oficial y de la utilización de los enormes saldos a favor del Estado por canjes de deudas impositivas a cambio de publicidad.

Para que se entienda: el Gobierno desmontó el aparato mediático paraestatal K asfixiando a esos medios, los empujó a situaciones límite a las que reaccionaron de forma dispar. Szpolski tomó el camino más fácil: liquidó todo. En el camino, por ejemplo, le vendió CN23 a Cristóbal López, que echó a más de un centenar de empleados. Y el caso más emblemático de esta debacle fue el diario Tiempo Argentino, que fue salvado por sus trabajadores y este domingo volvió a imprimirse bajo la conducción de una cooperativa.

Resultados del operativo desmonte:

  1. Centenares de trabajadores de prensa en la calle o en situaciones de incertidumbre y precariedad laboral.
  1. Sofocamiento de los únicos medios críticos del Gobierno.

Autor del plan: Marcos Peña, el mismo que este domingo, en su posteo incompleto de Facebook, proclamó el “estado democrático, pluralista y defensor de la libertad de expresión”.

UN CLUB EXCLUSIVO.Creemos que son centrales los medios de comunicación independientes para el buen funcionamiento de una democracia.

Algunas consideraciones sobre esta frase, también medular en el Manifiesto Peña: Como contracara del ahogamiento del conglomerado construido por el kirchnerismo para oponer voces amigables a la crítica de los “medios hegemónicos concentrados”, el macrismo salió rápidamente al rescate de los “medios independientes”, que son un pequeño puñado de grandes corporaciones.

  1. Desguazó la Ley de Medios para terminar con el “hostigamiento” al Grupo Clarín. El desmembramiento del holding que establecía la norma del kirchnerismo fue rápidamente archivado.
  1. Hizo prescribir las críticas históricas que el PRO había descargado sobre el régimen de canje de deudas impositivas por espacios de publicidad y el 15 de febrero lo prorrogó hasta el 31 de marzo, pero no para todos: los que se habían acogido al sistema establecido por la ex presidentaCristina Fernández de Kirchner no podían hacerlo en esta nueva etapa. Cinco días después de la firma del decreto por parte de Macri, Peña y el titular de la AFIP, Alberto Abad, el diario La Nación, que quedaba en condiciones de licuar una deuda con el fisco de 400 millones de pesos, publicaba su investigación sobre los desmanejos de Cristóbal López. O sea: periodismo independiente puro.
  1. Con las reformas (por decreto) a las leyes de Servicios de Comunicación Audiovisual y de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), le allanó el camino al Grupo Clarín para quedarse con el 100% de las acciones de Nextel, operación que concretó a fines del mes de enero.
  1. El Gobierno les entregó a Clarín y a Telefe, y después de un pataleo también a América, de los mendocinos Daniel Vila y José Luis Manzano, la transmisión de los partidos más importantes de cada fecha del Torneo de Primera División. El Estado aporta recursos para la logística de esas producciones y paga buena parte de los sueldos de los periodistas y técnicos que trabajan en ellas, y las empresas se quedan con todo lo que recaudan por publicidad. La versión oficial señala que, para entrar, pagaron un canon de 180 millones de pesos, y se estima que facturarán el doble. Eso sí: ahora podrían perder esos privilegios en manos del magnate estadounidense Ted Turner, que llega con recomendación de la Casa Blanca para quedarse con el fútbol criollo, aunque es muy probable que nunca haya visto ni diez minutos de ese deporte tan ajeno al gusto norteamericano.

Mientras tanto, centenares de medios se arreglan con las sobras o, en muchos casos, boquean asfixiados por la indiferencia oficial. Porque el gobierno de Marcos Peña, el mismo que se presenta encomendado a la misión patriótica de reconstruir “un estado democrático, pluralista y defensor de la libertad de expresión” – el mismo, también, que borró toda la producción del portal estatal Infojus antes de sepultarlo en el olvido-, se ha encerrado en un club de amigos que han tenido la virtud –una vez más- de interpretar cuál es la independencia que deben ejercer en esta hora de la historia nacional.

La pluralidad, por ahora, “te la debo”, diría el Presidente”.

Sólo me interesa agregar, como alguien con interés en la comunicación política, que yo creo que el discurso del Jefe de Gabinete que Marino contesta no es principalmente una pieza de propaganda. Aunque los medios amigos lo manejen como tal.

Pienso que M. P. usa Facebook para desarrollar un discurso (como siempre; esta vez va con su firma) dirigido a la interna del PRO. Está promoviendo, me parece, una estrategia determinada. Que no es la del Grupo Clarín ni la de Carrió.

Anuncios

21 respuestas a Crónicas de la guerra mediática

  1. El Corrector dice:

    Mucho bla, bla, pero si a lo mejor no hubiera llovido 10 días antes de las elecciones ganaba Scioli.

  2. José Mercado dice:

    “Rara temporum felicitas, ubi quae velis sentire et quae sentias dicere licet.” -> “Raros son esos tiempos felices en los que se puede pensar lo que se quiere y decir lo que se piensa”

  3. JoaquinEsnaola dice:

    De que se queja ?

    Cuantas veces apreto “delete” porque no le gustaba una opinion,
    una idea o una critica ?
    Cuantas veces dejo a sus alcahuetes de turno hacer leña del arbol caido ?
    Vaya y reflexione, reflexione mucho que le va a hacer bien a Ud,
    y a todo el pequeño ejercito de alcahuetes a sueldo que revolotea por estos lares.

    Ahh, y no se moleste en publicarlo, aprete “delete” otra vez,
    en forma estocastica, que tanto incentiva al cruce de opiniones…

    Donde los amigos opinan 40 lineas pero los enemigos solos unas pocas porque no vale la pena “invertir tiempo” en opinar cuando la opinion es ajustada por “probabilidad de publicacion”.

    ………………………………………………………………..
    “Al amigo todo, al enemigo ni justicia”…
    Ando mal de memoria asi que quizas Ud me pueda recordar a quien pertenece la frase.

    • Silenoz dice:

      Ja ja ja ja…

      ¡Qué cara está la batata!

      Ahhhh bai de uei.. don Abel… ¿por dónde paso por mis haberes respectivos a mis “revoloteos”? ja ja…

    • Jorge dice:

      Lo mejor de Esnaola era el dulce de batata, que ademas venía en lata. Los más viejitos lo conocimos siendo niños peronistas.

    • JoaquinEsnaola dice:

      “El blog de Abel NO ha emprendido una cruzada por el derecho humano a decir estupideces.”
      ……………………………………….

      Despues de leer a estos dos comentaristas sus opiniones sobre la “batata”, el dulce de batata y demas, uno se pregunta si es cierta la aseveracion del administrador del Blog.

      En caso de ser cierta, queda la duda de que considerara el Sr Fernandez estupideces.

      Sabra el lector sacar sus conlusiones.

      • Silenoz dice:

        Sabe lo que pasa estimado el lema del “ala jacobina” (© don Abel) es:

        “ui DU NOT taik prisoners” (énfasis agegado)

      • Politico Aficionado dice:

        “No le pegués a batata, porque batata es mi amigo”. (De una canción de los ’60).

    • vale dice:

      No sé a quién pertenecerá esa frase don esnaola, pero sí sé que esta que le dedico es de brtolt Brecht, espero la disfrute

      “El peor analfabeto es el analfabeto político.
      No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos.
      No sabe que el costo de la vida, el precio del poroto, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas.
      El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política.
      No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales.”

      Bertolt Brecht
      saludos emocionados
      (Me hace acordar esa frase a los mercenarios que hoy marchan contra lula y no se dan cuenta que lo estan haciendo contra sus propios intereses….sin palabras)

  4. Marcelo Arndt dice:

    Los peronistas tendrían que callar 25 años que son mas o menos los que ya gobernaron 10 y medio de Menem dos de Duhalde y 12 de los Kichner un cuarto de siglo gobernando mal y todavía opinan y critican.

  5. Abel B. dice:

    Estimados:

    No quiero apropiarme de laureles indebidos. El blog de Abel NO ha emprendido una cruzada por el derecho humano a decir estupideces.

    Es que lo de Joaquín me emocionó, al ponerme en un lugar equivalente al de Marquitos Peña. Hay diferencias, sin embargo. Él tiene presupuesto.

  6. Alberto González dice:

    Es extraordinario constatar que ante argumentos (discutibles como todos) estos muchachos lo único que hacen es insultar. Es tan difícil expresar lo que se piensa sin descalificar?. Realmente alguien puede creer que aporta algo opinando de esa manera?. Lo único que cabe pensar es que a falta de argumentos, los insultos, las frases hechas y la pobreza conceptual son las únicas herramientas que manejan. Ah, Joaquín, con respeto: los acentos también forman parte del idioma. ( “apreto” no existe en castellano).

  7. Capitán Yáñez dice:

    Anda ensañado el gorilaje republicanista.

  8. Raúl C. dice:

    Abel:
    Un párrafo intrigante:

    “Está promoviendo, me parece, una estrategia determinada. Que no es la del Grupo Clarín ni la de Carrió.”

    ¿Cómo sería eso?

    • Abel B. dice:

      Marcos Novaro, intelectual orgánico oficialista si los hay, la explica acá:
      http://www.politica.com.ar/blog/2016/04/25/cristina-vuelve-a-ensenarnos-los-usos-del-amor-del-odio-y-de-la-desconfianza/

      Traduciendo al lenguaje de mi barrio, dice “Mejor no jodamos demasiado con los juicios a CFK y figuras notorias del peronismo, o puede salir el tiro por la culata”

      En cambio, la Dra. Carrió y, evidentemente, el Ctdor. Magnetto prefieren seguir adelante. Total, los costos, si hay, los paga Macri

      • Raúl C. dice:

        Abel: ahora entendí, sobre todo por su frase final sobre los costos.

        Este Novaro es otro de estos columnistas inexplicables.
        No sé cómo hace para reducir el tema a una cuestión de amor irracional, como si los seguidores de Cristina no se hubieran beneficiado todos estos años con una vida algo mejor. Y no sintieran que están empeorando ahora mismo.
        Ni sé cómo puede ignorar olímpicamente el repiqueteo mediático en favor del odio y de la grieta.
        O decir lo más fresco que hubo un ‘perjuicio manifiesto a los intereses populares’ (que sí estarían siendo amparados por el gobierno actual).
        No hay caso: en tantos años, nunca logré acostumbrarme a la coexistencia de un nivel intelectual medio-alto con la deshonestidad, la mentira y la ceguera para todo lo que no entre en un esquema estrecho.

      • claudiad dice:

        El artículo de Novaro tiene su novedad aunque se acompaña de los peores refritos antediluvianos como inevitable soporte. Pero es una obrita inteligente. Porque detrás de la pregunta sobre la conveniencia de la continuidad de enjuiciamientos, viene, en realidad, una oda a la ley del arrepentido. Eso es lo que en realidad está pidiendo Novaro. Por eso cierra el artículo con la verdadera razón que lo orientó desde el principio:

        “(…) construir confianza (…) requiere de elementos y condiciones por completo diferentes a los que insumen el amor y el odio Supone aceptar que seguiremos persiguiendo fines distintos pero que podemos compartir algunos instrumentos, acciones y reglas. Y aceptar que la justicia presupone siempre un cierto grado de perdón (…) Para quebrarla hay que dar confianza a los que quieran saltar el charco: necesitamos es un buen número de inconsecuentes que acepten correr ese riesgo (…) es por completo imprescindible algún buen ejemplo para alimentar el impulso reformista (…) al igual que sucedió en la transición de 1983, hará falta la colaboración de al menos una parte de los implicados en el antiguo orden (¿colaboraron los militares, el Antiguo Orden, con Alfonsin? – esto sí es una novedad…).

        Pero para postular lo último necesita manipular una serie axiomas rengos, hijos dilectos del negacionismo que le endilga a la oposición real. Axiomas que por fuerza obliga a compartir a los “peronistas desapasionados” (por cualquier cosa que no sean los sándwiches y las pingües “cajas”, aclaremos). Así que se sucederán sin pudicia un montón de presupuestos para cerrar el silogismo tullido del final, como ser:

        – Los adversarios desconfían de la ley en tanto límite (son salvajes); son impulsados por fe ciega (son fanáticos); a los ojos del resto del mundo están requemados (cargan estigma visible);

        – El gobierno actual es el inicio de una regeneración moral del país y existe una clara superioridad moral en los reformistas… que debe objetivarse (a través de juicios ejemplarizadores que lleven sí o sí a éxito – apuremos a los arrepentidos, please -);

        – No hay buenos ni malos. Sino… colaboradores (de preferencia del Antiguo Orden, por favor).

        – En el país hay pocos objetos de amor compartidos (camisetas futboleras, Malvinas y poco más). Ni hablar de conceptos universales como soberanía, solidaridad, justicia social, igualdad, por ejemplo; no, eso no llama a amor alguno, eso está en territorio de la Fe irracional, bruta y salvaje.

        – En esta transición las pasiones son muy minoritarias. La enorme mayoría se orienta según criterios más prudenciales (por eso hoy casi linchan a Zanini y en la calle los votantes de Mauricio viven pidiendo mano dura y hasta muerte de kirchneristas, bolivianos y pobres).

        – justicia y reformas no son fáciles de conciliar, reduciéndose la cuestión a “si soy justo no reformo, ergo, tengo que ser injusto. Mientras me sirvo de la “Justicia” para reformar y ser… injusto. Menudo dilema amarillo.

        – construir confianza (…) requiere de elementos y condiciones por completo diferentes a los que insumen el amor y el odio.
        Ergo, seré indiferente. A los Otros. Que se jodan.

        Notable Novaro. Hay que reconocer que se está ganando muy bien sus mangos. Aunque no creo que Peña lo subvencione todavía. Pero lo hará, seguramente. En fin. Saludos.

  9. Politico Aficionado dice:

    Creo que nos está haciendo falta una buena caracterización de la oposición al FPV, digo de los que nos derrotaron en las urnas.

  10. […] Ignacio Fidanza, han causado preocupación en Mauricio Macri y su equipo de comunicación (De ahí las recientes reflexiones de Marcos Peña). Lo curioso, dice LPO, es lo que no ocurre: “los principales medios ya no les dan […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: