Y en eso llegó Daniel

marcha 24 3

Nuevamente me disculpo por un título fantasioso. Me tenté porque la nota que me llamó la atención es de este domingo en Página 12. Y Página en estos meses está muy sciolista, aunque el que fue candidato del Frente para la Victoria tenga poco que ver con el mitológico Comandante. Será que como Troilo -ya lo dije- siempre está llegando. O simplemente, siempre está.

Como sea, comparto con ustedes esta crónica del informado Nicolás Lantos. Creo que la blogosfera K no la comenta. Y mucho menos la blogosfera no K. Como de costumbre, una reflexión mía al final.

La interna del peronismo no es un camino en línea recta sino más bien un sendero con vueltas, atajos y algunas curvas inesperadas. La procesión de más de treinta dirigentes peronistas que el jueves marcharon juntos, a la cabeza de la masiva columna del Movimiento Evita, no fue solamente un hecho “inédito” en la historia de las manifestaciones por el Día de la Memoria, tal como lo describen sus organizadores. Además fue una señal hacia adentro de un PJ que transita una etapa de reorganización institucional y política, indicando que cambió el escenario.

A partir de esta semana no hay dos sectores en esa pugna, ahora son tres: el espacio que hizo su bautismo esta semana en Plaza de Mayo y se referencia en Daniel Scioli, Jorge Taiana y un grupo de intendentes del conurbano bonaerense propone una postura intermedia entre el oficialismo light de Juan Manuel Urtubey y el Bloque Justicialista y la intransigencia que plantea el kirchnerismo más férreo. Si bien todavía se trata de una foto y algunas charlas informales, desde el jueves se suceden chats y llamadas telefónicas para armar un próximo encuentro, que sume más rostros a los que marcharon por Diagonal Sur.

La idea no es “pelearse con nadie”, sino ofrecer una alternativa que facilite una salida de unidad, bajo la idea de que si el peronismo “se polariza y se rompe por los extremos” terminará licuando su representatividad social y poniendo en serio riesgo su performance electoral en el 2017, particularmente en la provincia de Buenos Aires. “La prioridad no es poner un candidato a conducir el partido sino llevar la interna a buen puerto”, explica uno de los armadores del espacio, que además busca repetir la misma alianza a nivel distrito en varios municipios de la provincia.

La idea surgió del seno del Movimiento Evita, que vio la marcha del 24 de marzo como la ocasión para expresar también un fuerte apoyo a la unidad del PJ: “Teníamos una idea de conformar una cabecera para nuestra columna que expresara nuestra posición política, de forma plural, diversa”, explicó el referente de ese espacio Fernando “Chino” Navarro. El diputado bonaerense aseguró que la composición refleja mayormente al conurbano bonaerense porque “faltó tiempo para armar algo con otras provincias y sindicatos”, pero que esas conversaciones ya están en marcha.

Pronto se sumaron a la propuesta el senador Juan Manuel Abal Medina y la diputada Cristina Alvarez Rodríguez. Ella fue la responsable de acercar al armado a tres figuras con peso específico: Scioli, ex candidato presidencial del Frente para la Victoria; Fernando Espinoza, presidente del PJ bonaerense; y Verónica Magario, intendenta de La Matanza. Otro legislador, Leonardo Grosso, fue el encargado de acercar a los intendentes de la primera sección: Gabriel Katopodis (San Martín), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas) y Gustavo Menéndez (Merlo).

Taiana invitó al ex juez de la Corte Suprema Eugenio Zaffaroni y al ex presidente de la Biblioteca Nacional Horacio González, quien finalmente no asistió por motivos de salud. También, al ex titular del Banco Central Alejandro Vanoli. Hubo dos ex secretarios de Derechos Humanos de la provincia: Edy Binstock y Remo Carlotto. Algunos marcharon juntos toda la tarde. Otros, como Espinoza y Magario, acompañaron un rato y regresaron a sus respectivas columnas de origen.

“Es sólo una foto, las fotos son eso. Pero en el caso nuestro forma parte de una película. Desde hace años nosotros planteamos una política muy amplia, de brazos abiertos. Para mantener el 54 % del 2011 había que abrir los brazos y nosotros por el contrario tuvimos dificultades para mantener sectores que se fueron alejando. Hoy es imprescindible conseguir una unidad para tener las mayorías que necesitamos para enfrentar al gobierno de derecha de Macri”, planteó Navarro.

“No queremos pelearnos con nadie. Proponemos terminar con las divisiones para trabajar por la unidad –agregó el ex diputado Mario Oporto, que también formó parte de la columna–. Nuestro adversario está afuera y no adentro del PJ. Si esto se polariza y se rompe por los extremos nos quedamos con poca representatividad. El peronismo no es ni vanguardia iluminada ni conservadurismo popular”. El desafío, aseguró, es encontrar “una unidad que no deje a nadie afuera y en la que nadie hegemonice” el espacio.

La tarea es complicada: se trata de acertar cuál es el cable que desactiva la bomba de tiempo que cuenta los segundos que faltan para el 8 de mayo, día en que caduca el mandato de las actuales autoridades y están previstas las elecciones internas o la consagración de una fórmula que mantenga la integridad de un peronismo a punto de estallar en mil pedazos. “Si los dirigentes no tenemos capacidad y aptitud para construir unidad, la unidad la va a construir el pueblo en la lucha y en la calle –concluyó Navarro–. Los que lo entiendan estarán adentro y los que no, lo mirarán desde la vereda”.

Mi reflexión: La relación del Movimiento Evita -el más numeroso y organizado de los movimientos sociales- con el anterior gobernador Scioli lleva largos años. Pero esta es una apuesta -relativamente- nueva. DOS ya no gobierna la PBA. Su activo político es que es una de las dos caras del Frente para la Victoria más conocidas por los votantes. La otra, por supuesto, es CFK.

Parece evidente -salvo para los anticristinistas envenenados- que ella convoca a la mayoría de los militantes identificados con el peronismo. Más aún, si se considera al conjunto del FPV. Pero también despierta reservas entre algunos gobernadores, muchos dirigentes sindicales, y los dirigentes territoriales que están fastidiados con el método verticalista de armado de listas.

Este proyecto de Scioli, Taiana, el Movimiento Evita, y parte del todavía poderoso peronismo del conurbano -La Matanza asoma en la foto de arriba- aspira a ser confiable para ambas realidades del peronismo. La confianza, como diría Frank Underwood, no es un producto de consumo masivo en la política. Pero hay algo que obliga a una definición temprana, y no es la interna del 8 de mayo, donde creo que se puede llegar a una lista común para este viernes 8 de abril (Aquí el confiado soy yo).

La clave es que en las elecciones del año que viene se eligen diputados y senadores de cada provincia. No habrá candidatos nacionales en las boletas ¿Quién encabezará la de la Provincia de Buenos Aires, por ejemplo?

Anuncios

9 Responses to Y en eso llegó Daniel

  1. Capitán Yáñez dice:

    Y dale con Pernía…
    (Con un escote más amplio, la rubia arrasa con cualquier padrón masculino. Y que las comentaristas manden al INADI, no hay problema).

  2. Jose dice:

    Por mi que siga de largo

  3. Politico Aficionado dice:

    Entiendo y estoy de acuerdo con el planteo central de unidad. Pero creo que los dirigentes que ante el planteo de Patria o Colonia carraspean y empiezan a explicar que no hay que apegarse a categorías pasadas de moda, harían mejor en irse con Massa o Macri. Con la rubia podríamos hacer una excepción.

    • Raúl C. dice:

      Ya dijo con todas las letras Marangoni (en La Nación) que ante la disyuntiva ‘Patria o buitres’ había que buscar ‘una opción superadora’…
      (Ya la encontraron: los buitres superaron a la patria).

  4. vale dice:

    Si todo el peronismo se uniera, tanto en compartir los éxitos en torno a sus banderas, como en la responsabilidad de sobrellevar sus fracasos de gestión; cuando solo haya tres banderas y eso sea excluyente y decisivo para legislar, cuando los que no las respeten, sean expulsados sin más de sus filas, cuando la justicia social, la soberanía política y la independencia económica sean el norte de cualquier decisiòn de las gestiones en gobierno, en las cámaras, y en la calle y dejen de existir los acomadaticios que cualquier colectivo los deja bien en el senado y en diputados, cuando se deje de apoyar la entrega por parte de algunos de siempre; cuando la moral peronista se mantenga bien alto…..seguramente la patria peronista será realidad invencible sostenida por el orgullo de ser peronista.
    Es hoy x hoy el partido con mejor performance para lograrlo, pero hace falta una limpieza profunda de los saboteadores para quienes un cargo en la primera fila parece ser más importante que una doctrina.
    El pueblo espera eso….con la ficha en la mano.
    saludos

    • Chiclana dice:

      No pude evitar relacionar todo este discurso con “Sucesos argentinos”. Cinta patinando cuando arranca, un poco de ruido de fondo y la película blanco y negro.

  5. horca dice:

    Mi opinión: al igual que durante las elecciones, el acercamiento Scioli-Evita-Matanza es un pasatiempo sin consecuencias y sin novedades.

    Recordemos:

    1-Scioli le promete a Pérsico el “ministerio de la Economía Popular”. El Evita sale a decir que Scioli era el mejor presidente de los próximos (o pasados) 50 años. La relación se hiela cuando lleva, el manco, a su “gabinete” al programa de Sylvestre. Y el Ministerio nuevo no estaba. Oh.

    2- Scioli se apoya más en el binomio Domínguez-Espinoza que en Aníbal-Sabbatella, lo que se rubrica en el hecho de que a Domínguez también le ofrece un ministerio (si no me equivoco) luego de la derrota en la interna.

    Esto no es ninguna unidad de nada, ninguna síntesis. Reacomodamientos para los próximos 20 minutos. Scioli va donde lo invitan, estuvo en Avellaneda con Ferraresi: podría ir a Corea del Norte si lo convocan. El Evita, los grandes corredores por izquierda de Cristina pero que ahora piden moderación… le votan el presupuesto (la deuda brutal) a Vidal. Y Espinoza que no entiendo ya qué cargo tiene, ex intendente, presidente del PJ, no sé.

    Respecto de la interna, mientras La Cámpora es intransigencia y Bossio es traición, está el grupo de Insaurralde que sería moderación “joven” y el grupo éste que sería “moderación contra La Cámpora”. Huevadas.

  6. Jose dice:

    ” tuvimos dificultades para mantener sectores que se fueron alejando” Obvio, se fueron alejando al ritmo de las políticas que se fueron implementando. Y de las candidaturas que fueron “surgiendo” desde la dedocracia.

    • Raúl C. dice:

      Qué fracaso terrible, con 4 años de desgaste del poder (después de otros 8 años de desgaste del poder) se perdió por 51 a 49…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: