El odio que vemos. En Mendoza, por ejemplo

robo1

Según discretos emisarios, el Papa Francisco está preocupado por el revanchismo. Y en ese sentido hace llegar algunas advertencias. Es valioso, y se agradece. Pero, aunque uno vacile en corregirle un término a un papa, tengo que decir que lo de revanchismo no me parece adecuado. En los doce años K, como en general en los treinta y dos de democracia, existen personas que, por razones justas o injustas, sienten que tienen deudas personales a cobrar. Pero son pocos, comparados con el registro histórico anterior.

Lo que encuentro es mucha gente con odio, y una impunidad para manifestarlo. Esto es evidente en el mundo digital – vean los “comentarios” en los foros de los medios – pero ahí es relativamente inofensivo. Lo peligroso es cuando pasa en el mundo real. Y en los últimos tiempos esto se está viendo, especialmente fuera del “mostrador de Dios”, la Capital Federal.

Recién recibo un mail de Marcelo Padilla, poeta, peronista “envenenado” pero no orgánico, periodista, infrecuente colaborador del blog que me hace llegar la foto de arriba y esta nota de Zepa:

En la madrugada de hoy, 22 de marzo, cerca de las 2:30, el sociólogo y escritor Marcelo Padilla sufrió un sospechoso robo en su casa, mientras dormía con sus hijos.

Los delincuentes forzaron la reja de una ventana, ingresaron a la vivienda y se llevaron algunos bienes.

Padilla, cronista de nuestro medio, comunicó lo sucedido en su cuenta de Facebook: “mi barrio es tranquilo y alquilo hace casi dos años una casa vieja que tiene rejas. No me enteré desde que vivo aquí de ningún robo en la cuadra (aunque sé que puede pasarle a cualquiera) pero anoche me reventaron la reja y la ventana y me robaron cuando dormía con mis hijos”.

Además del robo, quienes irrumpieron en el hogar se ocuparon de dejar un mensaje: rayaron e hicieron unos orificios sobre un retrato de Eva Perón que posee el escritor.

Padilla vinculó el hecho con su posicionamiento político frente al gobierno de Alfredo Cornejo. “Responsabilizo al Gobernador de la provincia por este hecho, justamente porque vengo denunciando sus políticas de persecución y ajuste, porque vengo reclamando me paguen lo que me deben en el Canal Acequia. Porque participo en la marchas en apoyo a los docentes y despedidos del estado y difundo los reclamos de los trabajadores en Mendoza”, señaló en su perfil de Facebook.

Desde ZEPA expresamos solidaridad con nuestro compañero y exigimos a la justicia el esclarecimiento de lo sucedido y la identificación de los responsables“.

Anuncios

5 respuestas a El odio que vemos. En Mendoza, por ejemplo

  1. Abel B. dice:

    Ya me corrigen en el blog de Artemio! Acá cerquita, en Saavedra, pasan estas cosas
    http://rambletamble.blogspot.com.ar/2016/03/represion-en-barrio-mitre.html

    En esto no parece haber odio con pretexto político. Es brutalidad, nomás

    • Mariano T. dice:

      Pagina 12 se queja de la policía impidió el linchamiento de un presunto violador (en intento).
      No era que estaba mal linchar?

  2. Esta siendo muy fea, la revancha de los ganadores. Casi que nos están haciendo arrepentir de haber sido tan políticamente correctos. Cuando siempre fuimos para ellos y todos los medios: Feos, Sucios y Malos. Esto no está para nada bueno. Pero como siempre, vamos a empezar de nuevo. A pesar de todo. La primera estación será en 2017 y el 2019 nos encontrará, reconstruyendo un destino colectivo. Nuestra solidaridad con Marcelo Padilla, desde Rosario.

  3. ricardo j.m. dice:

    un abrazo al cumpa marcelo

  4. claudiad dice:

    Digamos que el hecho es llamativo (máxime si los atacantes saben que hay una familia en el interior y es un barrio tranquilo, como se describe). Una militancia declarada y repelente para ciertos retrógrados, puede ser suficiente aliciente para un acto de violencia. En algunos casos es una modalidad intimidatoria que envía un mensaje: “mirá qué fácil entramos y salimos de tu intimidad”.
    Por el bien de Marcelo, espero que se haya tratado solamente de un robo sin connotaciones de vendetta política (perjuicio que llama a mi solidaridad, igualmente, sea cual sea su origen).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: