La izquierda europea y los populismos latinoamericanos. Habla un ruso

Yuriev_day

Después de repasar las noticias, y algunas llamadas, pensé postear “Los gobernadores se van definiendo“, para hacer pendant con la carta de Teresa García que subí anoche. Pero siento que el blog está demasiado metido en el frasco de la interna peruca (Además, que lo que se enfrenta en el peronismo son gobernadores vs diputados “sin tierra”, o que el tema principal es el acuerdo con los fondos buitre… sólo en el periodismo más superficial). Entonces, prefiero acercarles este reportaje, que fue publicado el domingo en Página 12, pero que ha tenido poco eco en las discusiones políticas.

Creo que merece ser escuchado. No porque esté de acuerdo con la mayor parte de lo que señala, sino porque es una mirada original e interesante sobre la izquierda europea, los movimientos xenófobos de ahí, y también sobre los populismos latinoamericanos. En particular, el peronismo. Es la mirada de un intelectual de izquierda ruso. Y aunque no es orgánico de Putin -más bien, al contrario- uno se da cuenta que desde Rusia la mirada es diferente a la que estamos habituados en encontrar en la izquierda europea occidental.

Boris Kagarlitsky dirige el Instituto de Globalización y Movimientos Sociales en Moscú. Además realiza actividades en el Instituto Transnacional; es cofundador del Partido del Trabajo, y fue investigador en el Instituto de Estudios Políticos Comparativos de la Academia Rusa de Ciencias, además de ser autor de numerosos libros. Aquí el reportaje:

“-En los últimos 30 años, la historia de la izquierda está relacionada con la frustración, el tremendo desastre, y la desmoralización que, técnicamente, provocó el colapso de la Unión Soviética”. Pero la izquierda en Occidente ya tenía problemas: “Falló en entender los cambios que estaban sucediendo; cambios que no necesariamente eran negativos para la izquierda, como el crecimiento de las nuevas clases medias, el debilitamiento de la clase obrera, el advenimiento de nuevas tecnologías, y nuevas burguesías. No estaba preparada para un ataque a gran escala por parte del neoliberalismo. El problema es que la izquierda se volvió conservadora, su estrategia se basó en la defensa del Estado de Bienestar, en vez de pensar en nuevos proyectos”.

–¿Y más cerca a nuestros días?

–En los años 2000, comenzó a recuperarse con nuevos movimientos de izquierda, y nuevas generaciones de activistas, pero no había conceptos políticos alternativos. Irónicamente, se presentaban como un paso adelante tras el marxismo clásico, y describían como un logro el hecho de contar con distintas minorías, el feminismo, nuevas utopías y visiones, pero en realidad estaban regresando al premarxismo, que refleja la declinación de la izquierda, la declinación de las bases sociales. La fragmentación es un tremendo desastre. La izquierda no combatía por el poder. Se perdió el gusto por el poder. Estuvimos tan preocupados con la idea de no ser estalinistas que todos se movieron en dos extremos opuestos: eran estalinistas, en el sentido de querer centralizar y controlar todo, e imponerte sobre los demás, y esto es malo, o bien se movieron al extremo, y se dejó de hablar de cómo usar el poder del Estado para lograr ciertos objetivos.

–¿También en América latina?

–En América latina, sí se combatió por el poder, pero como un elemento de la coalición populista. La izquierda fue el componente intelectual, y funcionó en un primer momento pero les faltó profundidad o encontraron resistencia, como sucedió en Venezuela, donde hubo una gran resistencia de la burocracia del Estado y otros sectores. Quizás ahora el chavismo haga una segunda lectura por haber dejado ir a los consejeros de izquierda y a los sindicatos. Se perdió completamente el momento de transformar el movimiento. Hubo un progreso real pero en vez de transformar la sociedad, redistribuyeron los recursos de forma muy paternalista.

–¿Y en Europa?

–Lo que está sucediendo en Europa ahora es la latinoamericanización de la política. Debido a las nuevas reformas liberales y a la descomposición social, están surgiendo movimientos populistas sin una estrategia clara, y que mezclan elementos de izquierda y de derecha. El Frente Nacional de Marine Le Pen es un animal muy extraño. Está generalmente identificado desde la izquierda como un partido de derecha. Pero eso es un gran error. Nunca han leído sus textos. Yo los leí y lo primero que encontrarás es que usan el estilo de propaganda de la izquierda. Si miras a los resultados de las recientes elecciones, árabes y negros están votando masivamente a Le Front National, porque la propaganda que utilizan es: si quieren mejorar su vida (los inmigrantes de primera y segunda generación), entonces debemos impedir que sigan llegando inmigrantes. Marine Le Pen logró presentarse como la defensora de los desprotegidos… En América latina lo entenderán bien porque allí hubo movimientos que integraron elementos de izquierda y de derecha, tal como sucedió con el peronismo.

–¿Cómo explica que el gobierno griego de Syriza haya llegado al Estado y con un fuerte apoyo popular pero no logre imponer sus políticas?

–No quisieron hacer nada. En un punto, tienes que hacer una decisión política, lo que significa romper ciertas reglas. No se trata de cuan radicales son tus objetivos o tu lengua, sino si puedes hacer un quiebre con las reglas actualmente fijadas y las obligaciones que tienes, y el riesgo que tomas para hacerlo. Su comportamiento estuvo basado en la lógica de minimizar los riesgos. Tsipras podrá decir que mantiene el control del Estado, pero para la izquierda europea, Syriza falló.

–¿Cómo describiría la situación política en Rusia, en el contexto de la crisis económica?

–Hace poco estuve en Voronezh (capital de una región en el centro de la parte europea de Rusia), hablando con la burocracia local y ellos dicen suficiente es suficiente, las regiones se están ahogando. Se está destruyendo todo el potencial para desarrollarlas por culpa de las políticas de austeridad, por la reforma educativa y por quitar los incentivos. Las primeras víctimas conscientes de la austeridad no son la gente pobre sino los burócratas, y aquellos que controlan las regiones y que tratan de que no se desmorone todo. Los primeros que empezarán la rebelión no son los pobres del fondo, que sufren económicamente pero no sabe bien que está sucediendo. Será más como en las revoluciones de la edad media: el rey, Putin, está bien, pero queremos que todo lo demás cambie.

–¿Qué se puede esperar de las elecciones presidenciales el año que viene?

–Hablan del 2017 como si fuera a suceder lo mismo que en 1917, pero yo pensaría más en el ejemplo la revolución francesa. La sociedad está muy fragmentada, con movimientos populares, estructuras débiles, entonces lo que hay que hacer es juntarlos, y aprender de la experiencia de las revoluciones previas y de la experiencia de los momentos previos. Alguien tendrá el coraje y la determinación suficientes para romper los límites, y cuando un país, un grupo o una persona lo haga y obtenga algún tipo de éxito, entonces otros seguirán el ejemplo“.

4 respuestas a La izquierda europea y los populismos latinoamericanos. Habla un ruso

  1. Coni dice:

    Resulta posible establecer algunos paralelismos con nuestra realidad:

    – “Si miras a los resultados de las recientes elecciones, árabes y negros están votando masivamente a Le Front National, porque la propaganda que utilizan es: si quieren mejorar su vida (los inmigrantes de primera y segunda generación), entonces debemos impedir que sigan llegando inmigrantes”. Trocar “inmigrantes” por “ascendidos socialmente” y se tendrá a buena parte del 51% que optó por Macri.

    – ” En un punto, tienes que hacer una decisión política, lo que significa romper ciertas reglas. No se trata de cuan radicales son tus objetivos o tu lengua, sino si puedes hacer un quiebre con las reglas actualmente fijadas y las obligaciones que tienes, y el riesgo que tomas para hacerlo”. NK y la reestructuración de la deuda, por citar sólo un ejemplo.

    – “Las primeras víctimas conscientes de la austeridad no son la gente pobre sino los burócratas, y aquellos que controlan las regiones y que tratan de que no se desmorone todo”. ¿Teléfono para los gobernadores e intendentes excesivamente concesivos con el oficialismo?

    Pareciera que el camarada Boris también se refiere a nosotros.

  2. Mariano T. dice:

    Justamente si fuera “orgánico de Putin”, habría que descartar que este señor fuera de izquierda. Pero hay un párrafo que, aún contradictorio, lo identifica como izquierdista en Rusia. Lo que no se entiende es como supone que puede haber un cambio de fondo, de origen insurrecional o algo así, manteniendo al rey en Versailles.

  3. victorlustig dice:

    como para llorar el fin del comunismo etc prefiero Años Interesantes de Hobsbawn

    forzar paralelos a veces es malo

    PS el fenomeno es universal, en los 10s eran los cocoliches, en los 40s los cabecitas negras, en los 70s los paraguayos, y asi siguiendo (permitaseme forzar la analogia y fechas).
    De paso, NK NO rompio las reglas, solo negocio la ruptura de Rodriguez Saa, en rigor, las siguio escrupulosamente, eso si, era un cultor de miren lo que hago y no lo que digo.

  4. julio dice:

    Juan B Alberdi dice,
    exhibir una tragedia, es matar esa tragedia, convirtiéndola en
    doble tragedia…

    para un peronista, discutir/dialogar sobre la izquierda,
    es volverse al 1930 argento; y proponer una casa mejor que la del vecino,
    a lo Juan Domingo, como lo venían realizando Licurgo, Plutarco y
    tantos otros; hoy mismo, lo plantea y lo practica un vasco
    Guillermo Dorronsoro

    De todas maneras, sorprende la reincidente vanguardia rusa;
    y, que, además del latinoamericanismo, también está el socialismo
    Chino y su buen ejemplo (inclusión social ascendente:
    achicamiento de humildes o clase baja y
    agrandamiento/desarrollo de clase media o laburantes;
    movimiento inmenso de pymes y sindicatos).

    Saludos muchachos!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: